Home  >  Noticias  >  Al límite del hielo

Recibir nuestro newsletter

Registrarse ahora

 

Su email no será entregado a terceros

Facebook Twitter RSS

Patrocinador oficial

  • Mutuelle Des Sportifs
  • Azimut Communication

Proveedores oficiales

  • Sea & Co
  • FFVISAF
  • TOLRIP
  • SailingNews.tv

Colaboradores

Noticias

Al límite del hielo

© Jacques Vapillon
© Jacques Vapillon

Los barcos líderes de la Barcelona World Race avanzan a buen ritmo muy cerca de la longitud de las islas Crozet. Situado entre la zona de exclusión antártica y una zona de altas presiones al norte de ésta, el Neutrogena, segundo clasificado, se ha visto obligado a trasluchar con frecuencia para tener un buen ángulo con el viento del Oeste que le viene justo por la popa (por detrás), mientras que el primero, el Cheminées Poujoulat, tiene una pequeña ventaja, con vientos del SW que le han proporcionado un ángulo más adecuado. Esto permite al dúo Jean Le Cam-Bernard Stamm navegar con el viento más de través, directo hacia el Este, hacia la longitud de Crozet, donde debería llegar mañana alrededor del mediodía. Guillermo Altadill y José Muñoz pasarían unas ocho o nueve horas más tarde.

El GAES Centros Auditivos está en una situación parecida a la del Neutrogena, unas 400 millas atrás. Navega bastante cerca de la zona de exclusión, de modo que Anna Corbella y Gerard Marín también están obligados a hacer algunas trasluchadas, navegando en zigzag, con buen viento del Oeste.

En cuarta posición, el Renault Captur está muy cerca de cruzar la longitud del cabo de Buena Esperanza, con buena velocidad, muy próximo también al límite de seguridad, por lo que Jörg Riechers y Sébastien Audigane deberán trasluchar al NE.

Audigane ha reconocido que evitar la zona de exclusión supone todo un reto táctico y estratégico. “Tengo la impresión de que levanta un muro alrededor de todo el Sur. Dentro de unos días, tendremos un anticiclón bastante importante que nos cortará la ruta”, ha apuntado el francés.

En anteriores ediciones de la Barcelona World Race no existía esta zona de exclusión antártica para evitar los hielos flotantes. En su lugar, se situaban diferentes 'puertas' de paso obligatorio para la flota. Son dos formatos diferentes para evitar un mismo riesgo, topar con icebergs o con los temidos growlers, trozos de hielo que se desprenden de éstos, y que, sumergidos, son indetectables. Audigane ha mostrado sus dudas sobre cuál de los dos métodos de seguridad prefiere: “Con las puertas podría haber sido más fácil. Pero son las reglas, las hemos aceptado y por el momento no nos molesta. Habrá que valorarlo después de la regata”.

Por su parte, su compañero Jörg Riechers se ha mostrado satisfecho con los primeros días en los Cuarenta Rugientes, mientras esperan la oportunidad para poder atacar al GAES Centros Auditivos: “Tenemos un tiempo agradable, 20 nudos de viento, no hace demasiado frío, el sol brilla. Es perfecto. Es menos duro de lo que pensaba. Las olas son bastante altas, hemos tenido entre 20 y 30 nudos de viento todo el tiempo, pero aún no hace frío. Hace dos días hacía mucho más frío pero en este momento el Gran Sur está e n modo vacaciones, es bastante agradable navegar aquí ahora. [...] Estamos a unas 500 millas del GAES Centros Auditivos, pero esperamos recortar un poco en los próximos ocho días. Creemos que se meterán más que nosotros en el sistema de la alta presión. Así que esperamos cogerles un poco. Volver a la lucha por la tercera plaza estaría bien”.

Los más rápidos, los más ilusionados

El We Are Water, que ha sido el barco más rápido durante la pasada noche, tiene todavía fuerte viento del NW, con muy buenas condiciones para navegar de través directo hacia el Índico. Los hermanos Bruno y Willy García están disfrutando de su primera entrada en el Gran Sur, con velocidades de entre 18 y 19 nudos.

“La verdad es que teníamos ganas de estar aquí, porque aunque sea duro, nos hace mucha ilusión. Seguramente todavía nos espera lo peor, porque hasta ahora... Está siendo duro, muy mojado y húmedo, pero el barco es tá respondiendo muy bien. Es como un alisio muy fuerte, muy húmedo y muy frío”, ha explicado Bruno Garcia esta mañana en videoconferencia.

Bruno se ha mostrado contento con el rendimiento de su IMOCA We Are Water hasta ahora: "Tenemos pequeñas cositas que no funcionan, sobre todo en lo referente a electrónica y puesta apunto. Pero hemos podido llegar hasta aquí sin ellas y es probable que continuemos así. En cuanto a las velas, estamos yendo muy bien. Todavía estamos descubriendo las configuraciones de muchas cosas, pero el barco va muy bien".

Los hermanos García avanzan hacia el Este con una motivación extra, llamar la atención sobre los proyectos de la Fundación We Are Water. Por eso, cada vez que cruzan uno de los meridianos de las zonas donde esta organización desarrolla su labor, sienten un pequeño impulso moral: "Nos hace mucha ilusión llevar el mensaje de la Fundación We Are Water. Nos explicaron una se rie de proyectos solidarios que ellos están llevando a cabo y coinciden con muchos meridianos que vamos a cruzar. Hemos cruzado ya el meridiano de Marruecos y de Guinea Bissau y esta noche cruzamos el meridiano de Ghana. En todos ellos hay proyectos de We Are Water, que tratan de mejorar las condiciones del agua, tanto de saneamiento como de acceso a agua potable [...] La verdad es que los meridianos que vayamos cruzando con el We Are Water los recordaremos mucho porque nos hace mucha, mucha ilusión llevar un mensaje solidario y de ayuda a pueblos que lo necesitan”.

En sexta posición, el One Planet, One Ocean & Pharmaton tiene viento más del Oeste y más moderado y Aleix Gelabert y Didac Costa deberán trasluchar dos o tres veces hacia Buena Esperanza.

El Spirit of Hungary, todavía en buenas condiciones de navegación, está unas 50 millas al sur de la isla de Gough, promediando unos 14 nudos.


IMOCA Ocean Masters
Barcelona World Race

Mostrar toda la rúbrica


Aviso legal | Mapa del website      ©2012-2017 Azimut Communication - Diseño del web & Kioskos interactivos  - design based on v1 by OC Sport