Home  >  Noticias  >  El líder de la Barce [...] lar Hornos

Recibir nuestro newsletter

Registrarse ahora

 

Su email no será entregado a terceros

Facebook Twitter RSS

Patrocinador oficial

  • Mutuelle Des Sportifs
  • Azimut Communication

Proveedores oficiales

  • Sea & Co
  • FFVISAF
  • TOLRIP
  • SailingNews.tv

Colaboradores

Noticias

El líder de la Barcelona World Race, a punto de doblar Hornos

bwr1415d181576.jpg
• A bordo del Cheminées Poujoulat, los experimentados Bernard Stamm y Jean Le Cam se enfrentan a uno de los pasos marítimos más peligrosos del planeta • Se mantiene la tensión en la lucha por el segundo puesto entre el Neutrogena y el GAES Centros Auditivos, que podrían llegar a Hornos entre el sábado y el domingo • Sustos a bordo del We Are Water: el barco traslucha solo con Willy Garcia colgado en lo alto del mástil y colisiona con un objeto flotante no identificado que daña una pala del timón • El neozelandés Conrad Colman, a unas horas de pisar su tierra natal para la parada técnica del Spirit of Hungary El líder de la Barcelona World Race, el Cheminées Poujoulat, doblará el cabo de Hornos previsiblemente esta noche, pasada la medianoche (hora de Barcelona). Al pasar el tercero de los tres grandes cabos de la vuelta al mundo a dos, el suizo Bernard Stamm y el francés Jean Le Cam abandonarán el inmenso océano Pacífico e iniciarán el retorno hacia Barcelona, con la remontada por el Atlántico que les deberá llevar al estrecho de Gibraltar. La historia cuenta que en 1788 la fragata HMS Bounty de la Armada Británica recorrió sólo 85 millas en 31 días mientras intentaba doblar la punta más austral del continente americano. Exactamente 31 días son los que van a tardar Bernard Stamm y Jean Le Cam en recorrer el Gran Sur, el océano Índico y el Pacífico juntos, desde la longitud de cabo de Buena Esperanza (Sudáfrica) hasta el más peligroso de todos los pasos marítimos del planeta. El Cheminées Poujoulat navega con vientos de 20-25 nudos del SO y se encuentra ya a menos de 150 millas náuticas de la longitud del cabo chileno. Y parece que el tiempo será benévolo con los líderes de la Barcelona World Race. Es un alivio para los dos navegantes, que en anteriores experiencias han tenido problemas en estas aguas, situadas en la latitud 56º S. Jean Le Cam ha pasado cuatro veces por Hornos, y en una de ellas volcó y tuvo que ser rescatado por un rival, Vincent Riou. También es el quinto paso de Hornos para Bernard Stamm, que en su primera experiencia rompió la quilla del barco justo delante. “Vamos a festejar el paso por Hornos un poco como hicimos con Nochevieja. Porque pasemos por Hornos no vamos a dejar de hacer caminar el barco, porque es aquí donde tenemos más trabajo”, ha advertido Stamm, a lo que Le Cam ha añadido: “Hay grandes olas y puede que el viento aumente por efecto de la costa. Todo depende de las condiciones. Antes había muchos barcos a los que el paso les costaba mucho porque no podían subir de ceñida”. Los skippers del Cheminées Poujoulat no se sienten tentados de hacer una parada técnica al pasar tan cerca de tierra: “No merece la pena, y no es necesario. Bernard y yo conseguimos ir arreglando todas las cosas que no funcionan bien. No podemos llamar al electricista, al fontanero… lo hacemos todo nosotros. Y, además, Bernard sube muy bien al mástil”. El Neutrogena, el más rápido A unos cuatro días de alcanzar Hornos, el Neutrogena y el GAES Centros Auditivos siguen navegando a un ritmo muy alto, separados por sólo 50 millas. Los dos barcos han recorrido casi 400 millas en las últimas 24 horas y mantienen un rumbo parejo en dirección Este. Guillermo Altadill y José Muñoz han sido los más rápidos durante la mañana, con una media de 17,4 nudos, frente a los 15,3 nudos de Anna Corbella y Gerard Marín, que cuentan con algo menos de viento. En cuarta posición, el We Are Water sigue su afanoso camino en zig-zag, trasluchando cada seis-siete horas para poder aprovechar los vientos del Oeste que le empujan por detrás. “Llevamos las últimas 1.200 millas trasluchando, y cada trasluchada supone media hora de esfuerzo, tanto de día como de noche, por lo que corta un poco el ritmo de descanso”, ha explicado Willy Garcia esta mañana en videoconferencia. Los barceloneses empiezan a mirar por el espejo retrovisor, ya que el One Planet, One Ocean & Pharmaton se les ha acercado ya a 215 millas, cuando hace una semana la ventaja era de 692. Aleix Gelabert y Didac Costa se benefician de vientos del NO de unos 20 nudos de intensidad que les permiten mantener una ruta más directa hacia el Este, lo que ha sido clave en la recuperación que han protagonizado estos últimos días. Trasluchada desde la platea Además, Bruno y Willy Garcia han tenido que afrontar algún que otro contratiempo en las últimas horas: “Hemos golpeado con un objeto flotante que dañó una de las palas del timón, que hemos tenido que reparar”, ha relatado Willy. Otro susto para el We Are Water se produjo durante una subida al mástil de rutina: “Era una visita de revisión, pero cuando estaba arriba el piloto automático nos hizo una jugada, trasluchó solo y nos fuimos de abatida con todo lo que conlleva, el barco atravesado… Yo lo presencié muy bien desde la platea del barco, desde arriba, mientras el pobre Bruno tuvo que hacer de hombre orquestra. Fue un pequeño susto y una clase de gimnasio gratis para Bruno”. A bordo del One Planet, One Ocean & Pharmaton, Aleix Gelabert y Didac Costa están concentrados en la persecución del We Are Water, aunque ahora también miran por su popa. “Ahora tenemos un nuevo perseguidor, el Renault Captur, que desgraciadamente tuvo que parar en Nueva Zelanda –ha escrito Didac en un correo electrónico-. Supongo que tarde o temprano nos alcanzará y nos pasará, pero a pesar de esto, preferimos navegar y competir con barcos cerca, puesto que la estrategia y el día a día se viven con mayor intensidad. ¡Nos alegramos de su vuelta!”. En su vuelta a la competición -ayer por la mañana-, Jörg Riechers y Sébastien Audigane han navegado durante la mañana a unos 14 nudos de velocidad, mientras se dirigen al Sur para coger vientos portantes, bordeando una depresión. “Es una buena oportunidad para acercarnos al We Are Water, que está muy hacia el sur y se verá ralentizado por este sistema”, ha escrito en un mensaje Audigane, contento con el rendimiento del barco con el nuevo timón. “Nuestro objetivo, ahora, es recuperar la cuarta posición. Todavía queda mucha ruta por delante y lo deberíamos poder hacer”, ha añadido el francés. A u nas horas de Nueva Zelanda Por último, a bordo del Spirit of Hungary Nandor Fa y Conrad Colman continúan su camino hacia Bluff, el puerto de Invercargill, adonde llegarán sobre las 19:00 horas UTC (las 20:00 en Barcelona). “Soplan 44 nudos en el paso de un pequeño frente frío –ha informado el joven neozelandés, a punto de pisar su tierra natal-. La visibilidad es casi nula gracias a la lluvia ¡y se supone que es verano en el hemisferio Sur! A pesar de la fría bienvenida, estamos excitados por llegar a Bluff y empezar nuestra parada técnica”. En tierra, les esperan familiares y amigos de Conrad con todo lo necesario para dejar el barco en perfecto estado: recambios para solucionar el bloqueo de la vela mayor y para las velas, y electrónica y componentes para la quilla. Su objetivo es volver a zarpar en 24 horas, el tiempo mínimo de parada que marca el reglamento. Este tiempo le irá muy bien a Nandor Fa par a recuperarse después del corte en la cabeza que sufrió en una de las subidas al mástil, y que su compañero tuvo que suturarle.

Mostrar toda la rúbrica


Aviso legal | Mapa del website      ©2012-2017 Azimut Communication - Diseño del web & Kioskos interactivos  - design based on v1 by OC Sport