Home  >  Noticias  >  El auténtico Hornos [...] Neutrogena

Recibir nuestro newsletter

Registrarse ahora

 

Su email no será entregado a terceros

Facebook Twitter RSS

Patrocinador oficial

  • Mutuelle Des Sportifs
  • Azimut Communication

Proveedores oficiales

  • Sea & Co
  • FFVISAF
  • TOLRIP
  • SailingNews.tv

Colaboradores

Noticias

El auténtico Hornos espera al Neutrogena

bwr1415d181284.jpg
• Altadill y Muñoz se enfrentarán al temido y venerado cabo entre esta noche y mañana por la mañana con 40 nudos de viento • El GAES Centros Auditivos seguirá, previsiblemente, la estela del Neutrogena unas seis horas después • El Atlántico reporta las condiciones más duras para el Cheminées Poujoulat en lo que lleva de vuelta al mundo • El Spirit of Hungary vuelve a la competición tras 62 horas de parada técnica en Nueva Zelanda En el océano Atlántico, el líder de la Barcelona World Race, el Cheminées Poujoulat, aplaza su subida hacia el Norte y arrumba hacia el Este para bordear una alta presión formada a la altura de Buenos Aires, pegada a la costa argentina. Con ello, Bernard Stamm y Jean Le Cam se han visto obligados a enfrentarse a una baja presión que les ha traído las condiciones más duras desde el inicio de la regata de vuelta al mundo a dos. También condiciones extremas serán las que tendrán esta noche Guillermo Altadill y José Muñoz en su paso por el mítico cabo de Hornos, a bordo del Neutrogena, en segunda posición. “Tenemos 45 nudos de viento y el barco va a más de 30 nudos”, ha explicado Stamm esta mañana en videoconferencia. Tras 58 días en alta mar, la entrada en el Atlántico supone, mentalmente, el inicio del fin. Aún así, Stamm ha sido categórico: “Lo digo desde hace tiempo, es la parte más complicada d el recorrido.Empieza a haber fatiga del material. Uno cree que se ha terminado [cuando pasas Hornos], pero no, en absoluto. Hemos enganchado un flujo que nos permite avanzar. Pero nos cuesta ir rápidos, las olas son realmente grandes”. Hornos confirma el mito Viento sostenido de más de 40 nudos, ola cruzada y de noche. Así se enfrentará el Neutrogena a un cabo de Hornos que es familiar tanto para Guillermo Altadill como para José Muñoz. Altadill se medirá por séptima vez con el cabo que ha calificado como símbolo de la historia de la vela oceánica. Mientras tanto, Muñoz, que navega en casa, cruzará por segunda vez en regata un cabo que para él es mítico, “algo que uno siempre anhela poder pasar”. Esta mañana, Altadill ha avanzado cómo atacará Hornos: “No apuntaremos hacia Hornos, sino que quizás apuntaremos un poquito más arriba. Entonces tendremos que hacer una trasluchada para bajar hacia el sur y otra para dejar Hornos por babor […]. La corriente estará en contra, por lo cual habrá momentos en que la corriente, con el viento y las olas, formaran olas demasiado grandes y, por eso, lo más seguro es que trasluchemos a estribor para ganar sur unas 40 millas antes del cabo”. Por su parte, Muñoz ha reconocido que van al límite. “ Creo que, si va todo bien, podríamos seguir en esta posición –ha dicho el chileno-. Tenemos un contrincante detrás bastante cerca. Estamos intentando llevar el barco al cien por cien y el barco lo está sufriendo un poco. Siempre estamos buscando la mejor forma y la más rápida de llevarlo”. Tras ellos, a casi 120 millas, el GAES Centros Auditivos ha navegado a una media de 12’4 nudos en las últimas 24 horas y podría superar cabo de Hornos con seis horas de diferencia respecto al Neutrogena. Cuestión de vientos Una baja presión en mitad del océano Pacífico es la que está marcando el ritmo de tres barcos que pelean por la cuarta plaza. El We Are Water pierde millas de ventaja sobre el One Planet, One Ocean & Pharmaton, que se sitúa a 154,8 millas, mientras ambos barcos navegan con medias que oscilan entre los cinco y ocho nudos de velocidad. Actualmente el viento, para ellos, sopla de componente norte noreste y empieza a reportarles mayor fuerza. En sexta posición, el Renault Captur intenta ganar Sur mientras lidia con una baja presión que le ha acompañado en las últimas horas, con condiciones muy difíciles. “El Renault Captur salta sobre olas de 4-5 metros. Por suerte los tripulantes no sufrimos mal de mar”, han escrito Jörg Riechers y Sébastien Audigane. El barco germano francés describió durante el día de ayer un rumbo NE y esta mañana ha trasluchado arrumando al SE y encarando la baja presión, a 11 nudos de media con dos rizos en la mayor y el génova pequeño. De vuelta a la rutina Tras 62 horas de parada técnica, el Spirit of Hungary ha soltado amarras hoy a las 12:00 horas UTC y vuelve a navegar desde las 13:30 horas UTC. Durante más de dos días de trabajo frenético, Nandor Fa y Conrad Colman han aprovechado para poner a punto el barco. Ambos patrones, ayudados por un familiar de Colman, han realizado reparaciones en la quilla, en el bloqueo de la vela mayor, en los sistemas eléctricos y en las velas del barco. Actualmente navegan a una media de 7,4 nudos, con condiciones meteorológicas que se presentan flojas en su salida de la isla sur de Nueva Zelanda.

Mostrar toda la rúbrica


Aviso legal | Mapa del website      ©2012-2017 Azimut Communication - Diseño del web & Kioskos interactivos  - design based on v1 by OC Sport