Home  >  Noticias  >  Los tres primeros, t [...] del mundo

Recibir nuestro newsletter

Registrarse ahora

 

Su email no será entregado a terceros

Facebook Twitter RSS

Patrocinador oficial

  • Mutuelle Des Sportifs
  • Azimut Communication

Proveedores oficiales

  • Sea & Co
  • FFVISAF
  • TOLRIP
  • SailingNews.tv

Colaboradores

Noticias

Los tres primeros, tras la esquina del mundo

bwrjorgeandreu271214jyat1871.jpg
• Con el paso del Neutrogena y el GAES Centros Auditivos hoy, ya son tres los barcos de la Barcelona World Race que han doblado el cabo de Hornos y han comenzado a ascender por el Atlántico rumbo a la Ciudad Condal • El Cheminées Poujoulat, líder de la regata, navega con rumbo NE para evitar un anticiclón frente a las costas de Uruguay • Guillermo Altadill (Neutrogena): “El paso de Hornos ha sido complicado, con hasta 50 nudos de viento y olas enormes” • Anna Corbella (GAES Centros Auditivos): “Gracias al Gran Sur por dejarnos pasar y ver la naturaleza en su más puro estado” El podio provisional de la Barcelona World Race navega ya en el océano Atlántico y empieza la remontada hacia el Norte. El Cheminées Poujolat, que por cuestiones meteorológicas sigue ganando este, mantiene una ventaja de 919,7 millas sobre el Neutrogena, que ha superado el cabo de Hornos en la madrugada de hoy (a las 02:12 UTC). A 122,4 millas de su popa, el GAES Centros Auditivos ha dejado atrás el mítico cabo con una diferencia de sólo 10 horas y 20 minutos. Al principio de la vuelta al mundo a dos, en el descenso del Atlántico, para ir al Sur había que pasar por el Oeste. Ahora, el Cheminées Poujoulat ha invertido la máxima y continúa escalando hacia el Este, una decisión táctica en su intento por esquivar una alta presión formada en Buenos Aires y que se mueve a su encuentro y podría frenar su avance. En estos momentos, Bernard Stamm y Jean Le Cam navegan a 13 nudos de media con viento de 20-25 nudos del suroeste. Dos en un día El cabo de Hornos ha sido el protagonista indiscutible del día de hoy. La punta más al sur de Chile ha brindado viento, oleaje y corrientes al Neutrogena y al GAES Centros Auditivos. A las 3:12 hora de Barcelona (23:12 de la noche del 27 de febrero en Chile) Guillermo Altadill y JoséMuñoz han superado el mito chileno con mar gruesa de 4-5 metros y vientos de 40 nudos. Diez horas y veinte minutos después, Anna Corbella y Gerard Marín repetían la gesta, pasando a poco más de 6 millas del cabo de Hornos y a una velocidad media de 16 nudos. Esta mañana, Altadill ha descrito así su séptimo paso por el último gran obstáculo del océano Pacífico: “Íbamos con bastante vela, llegaron unos chubascos de 45-50 nudos, tuvimos que trasluchar varias veces en mitad de la noche con olas enormes que se forman con la corriente que hay en el cabo de Hornos. La verdad es que no pudimos celebrar nada, al contrario, nos dimos una paliza a trasluchadas… El barco se fue de arribada, trasluchó sin querer, una ola nos cruzó el barco… Así que celebraciones, hubo pocas”. Para Anna Corbella y Gerard Marín, el paso del GAES Centros Auditivos por Hornos ha sido toda una liberación, tal como reflejaban sus caras y sus voces en videoconferencia. “Pasar Hornos es el punto culminante, es empezar a concluir. La sensación de que lo más difícil ya ha pasado es, como bien dijo Bernard [Stamm], mentira. Ahora nos queda una semana muy complicada pero en el aspecto emocional la sensación es de que las cosas serán más fáciles a partir de ahora. Una vez pasas Hornos ya vas rumbo a casa. Sabes que cada día quedan menos millas en dirección a Barcelona, y esto motiva mucho. Queda mucha ceñida, pero ahora mismo estamos bastante eufóricos”, ha admitido Marín. Por s u parte, Corbella ha sido consciente de la gran diferencia de tiempo al paso por Hornos respecto a su actuación en la Barcelona World Race 2010-2011. A pesar de que en aquella ocasión era obligatorio pasar por el estrecho de Cook entre las dos islas de Nueva Zelanda, 12 días menos de Barcelona al cabo de los cabos es motivo de sorpresa y alegría, porque no llevaba la cuenta: “¿Doce días, en serio? ¡Ostras que buena noticia! Tengo la sensación desde el principio de que estamos yendo más rápidos. Y hemos tenido bastante suerte con la meteorología, pero aún nos quedan 7.000 millas y nos puede pasar de todo”. En un email, la catalana se ha despedido del Gran Sur, “donde las pequeñas cosas se vuelven grandes, donde uno puede recrearse observando la belleza y la soledad del mundo...”. “Pocos sitios conozco como éste, y dejarlo atrás es en parte una alegría (ya que se acaba el frío, el viento y las olas salvajes) pero por otro lado pienso si alguna otra vez podré volver a ver esto, quizás no...”, se preguntaba Corbella. “Sólo podemos dar las gracias a toda la gente que nos ha ayudado a llegar hasta aquí y sobre todo a este Sur por dejarnos pasar y por dejarnos ver la naturaleza en su más puro estado”, concluía. Ahora la incógnita es qué harán el Neutrogena y el GAES Centros Auditivos respecto al anticiclón que está esquivando el líder. Si pasan por el Este de las Malvinas tendrán vientos portantes pero podrán verse atrapados por la alta presión. Sin embargo, por el Oeste de Malvinas, más cerca de la costa sudamericana, evitarían el anticiclón pero a costa de tener que navegar con el viento en contra. En otro mundo Por detrás de los tres barcos decabeza, a una semana de camino de Hornos, el We Are Water y el One Planet, One Ocean & Pharmaton están inmersos en un frente frío con entre 25 y 30 nudos del Norte, que les permite avanzar a más de 16 nudos. Su perseguidor, el Renault Captur, está detrás de este frente frío, aprovechando una borrasca al sur que le proporciona viento portante del Oeste de entre 30 y 35 nudos. En un email de a bordo, Jörg Riechers y Sébastien Audigane han explicado su situación tras las reparaciones en Nueva Zelanda: “El Renault Captur recupera millas poco a poco […] aunque el barco no está en su mejor forma. En efecto, el nuevo timón no tine el mejor perfil del mundo (lo cual hubiese sido imposible en 24 horas), la caña es muy dura y es casi imposible conducir con normalidad”. Tras dejar ayer el puerto de Bluff con ganas de entrar de lleno en regata, Nandor Fa y Conrad Colman no han tenido suerte a bordo del Spirit of Hungary, ya que Eolo se ha negado a soplar para ellos. Han avanzado sólo 147 millas en 24 horas, a una media de 5,1 nudos, al verse atrapado en una alta presión justo al sur de Nueva Zelanda. Sin embargo, según las previsiones, pronto podrán entrar bajo la influencia de una borrasca que llega del SO.

Mostrar toda la rúbrica


Aviso legal | Mapa del website      ©2012-2017 Azimut Communication - Diseño del web & Kioskos interactivos  - design based on v1 by OC Sport