Home  >  Noticias  >  ¡Preparados, listos, ya!

Recibir nuestro newsletter

Registrarse ahora

 

Su email no será entregado a terceros

Facebook Twitter RSS

Patrocinador oficial

  • Mutuelle Des Sportifs
  • Azimut Communication

Proveedores oficiales

  • Sea & Co
  • FFVISAF
  • TOLRIP
  • SailingNews.tv

Colaboradores

Noticias

¡Preparados, listos, ya!

© Lloyd Images
© Lloyd Images

Para los patrones, los vientos flojos y maniobrar en zonas sin viento puede ser mucho más difícil que navegar con mal tiempo. Las condiciones serán pues especialmente complicadas en la primera regata de la temporada 2015-16 del Campeonato del Mundo IMOCA Ocean Masters, la Rolex Fastnet Race, que el domingo empieza en Cowes, en la isla de Wight a las 12h10, hora local (13h10 en España).

Las previsiones meteorológicas anuncian un viento superflojo, ni una rachita antes del miércoles. Los barcos estarán a merced de las brisas térmicas y de las mareas. Según los navegantes, hará falta el doble de tiempo del habitual para que los barcos grandes cubran las 600 millas del recorrido que da la vuelta a la roca de Fastnet, al suroeste de Irlanda, antes de poner proa a Plymouth, al suroeste de Inglaterra.

Este año se celebra el 90 aniversario de la clásica bienal del Royal Ocean Racing Club, la mayor regata de altura del mundo en cuanto a participación, con un número récord de regatistas, con más de 350 tripulaciones, entre las que hay equipos de prestigio llegados de todos rincones del planeta.

En la línea de salida habrá ocho IMOCA 60, pero el interés se centrará sobre todo en los dos más recientes: el Safran, con Morgan Lagravière y Nicolas Lunven, y el Banque Populaire de Armel le Cleac’h y Erwan Tabarly. Esos dos barcos están equipados con foils en forma de ‘L’ concebidos para ‘levantar’ parcialmente el barco fuera del agua. Pronto se montarán foils de ese tipo en otros barcos diseñados por VPLP-Verdier, cuya botadura es inminente. Pero nadie conoce aún su rendimiento en las diferentes condiciones de viento y mar, o si llegarán a desplegar todo su potencial antes de la Vendée Globe, dentro de poco más de un año.

La Artemis Challenge del pasado jueves, 50 millas alrededor de la isla de Wight, fue ganado por Vincent Riou y Sébastien Col con el PRB, un IMOCA 60 ‘convencional’. El Banque Populaire y el Safran acabaron 5º y 6º respectivamente.

“Para nosotros era interesante comparar nuestra velocidad con la de los demás”, confiesa Armel le Cleac’h. “Íbamos cuartos en las Needles (el punto más occidental de la isla de Wight), poco detrás del PRB y del Quéguiner-Leucémie Espoir. Después el viento subió hasta 20 – 22 nudos, 70 – 80°; desplegamos el foil y cogimos buena velocidad. Pero en la otra costa fuimos de ceñida; era difícil mantener el rumbo y había mucha corriente, y perdimos dos posiciones respecto del Safran y el SMA.”

¿Así pues, los foils son el futuro? “Tienen potencial”, mantiene Le Cleac’h. “Durante la Artemis Challenge había muchas maniobras, y eso era difícil para nosotros, pero nuestro barco está concebido para la Vendée Globe y no podemos aún sacar conclusiones. Después de la Transat Jacques Vabre veremos si va bien y si pueden optimizarse o si debemos volver a una solución clásica.”

Lo esencial antes de la Vendée Globe será pasar tiempo probando los foils, y la mejor forma de hacerlo es corriendo regatas. Por eso Le Cleac’h se alegra de las regatas suplementarias previstas en el Campeonato del Mundo IMOCA Ocean Masters: la Transat B2B en diciembre y la New York-Vendée en 2016. 

Morgan Lagravière (Safran) no puede más que confirmarlo. “De momento, lo que podemos decir es que el rendimiento de nuestro barco en ceñida no es bueno, pero funciona bien con vientos portantes. Los foils funcionan bien con un ángulo de viento de entre 90 y 135°, con un mínimo de 15 nudos. Cuanto más sopla, mejor va, pero aún no lo sabemos muy bien. Queremos ganar experiencia en regata con otros barcos. Después de la Transat Jacques Vabre veremos dónde estamos y tomaremos una decisión a fin de tener el mejor barco para la Vendée Globe.”

Lagravière se congratula también del nuevo Campeonato del Mundo IMOCA Ocean Masters. “Lo tradicional de ‘una transat al año’ no basta. Queremos más regatas. Para nuestros patrocinadores es mucho más importante estar en regata en el agua que en el astillero.”

Para Yann Elies, la Rolex Fastnet supone su primera regata al frente al frente de su propio proyecto IMOCA 60 tras su abandono forzado a bordo del Generali durante la Vendée Globe 2008. La casualidad quiere que su Quéguiner-Leucémie Espoir sea el antiguo Safran, el mismo a bordo del que Marc Guillemot lo asistió en aquella ocasión. “Estoy contento de haber vuelto, y aún más en ese barco”, dice Elies, que corre con Charlie Dalin, segundo detrás suyo en la Solitaire du Figaro.

Tras comprar el barco, Elies lo ha equipado con nuevas orzas, parecidas a las del SMA, y en septiembre tendrá una nueva quilla.  Bromea: “¡No quiero ser quien pierda la tercera quilla en este barco! Nuestro objetivo es ser tan rápidos como el PRB. Tenemos la misma forma de casco, las mismas orzar. Ahora tenemos que hacer progresos en ceñida.”

A Elies aún no le convencen los foils. “Pueden avanzar rápido, pero solo a partir de 20’; habrá que verlos en diferentes condiciones para sacar una conclusión final.”

Queguiner – Leucémie Espoir está considerado el más ligero de los IMOCA 60 y debería destacar en las condiciones previstas en esta regata. “Creo que será muy complicado con poco viento y muchas transiciones,”  prevé Elies.

Recién llegado al circuito IMOCA Ocean Masters, Paul Meilhat lleva la caña del SMA,  vencedor tanto de la Vendée Globe 2012 como de la Rolex Fastnet en 2013. Comparte el timón con su entrenador, que es ni más ni menos Michel Desjoyeaux, doble vencedor de la Vendée Globe.

Meilhat prefiere esperar un poco antes de juzgar los foils. “Contra el viento están lejos del rendimiento de los barcos antiguos, pero al largo pueden ir muy rápidos. Sus resultados no son regulares, pero eso mejorará.”

En el SMA podrían instalarse foils parecidos, pero como apunta Meilhat, eso requeriría tiempo, sería caro y quizá ya es demasiado tarde para la Vendée Globe.

A bordo del Initiaves-Cœur, el patrón Tanguy de Lamotte se toma muy en serio su rol de terapeuta, para permitir que su copatrona británica, la navegante Sam Davies, se recupere de la Volvo Ocean Race y vuelva a la práctica de una tripulación reducida sin la asistencia de toda su tripulación femenina. “Intentaremos conseguir un buen resultado en esta Rolex Fastnet Race, pero lo más importante es clalificarse, aprender a conocer el barco y prepararse de forma óptima para la Transat Jacques Vabre.”

“Espero que haya poco viento en esta Fastnet, para que haya mucha táctica. Su deseo puede verse satisfecho, quizá incluso demasiado…


IMOCA Ocean Masters World Championship
Rolex Fastnet Race


IMOCA Ocean Masters World Championship
Rolex Fastnet Race

Mostrar toda la rúbrica


Aviso legal | Mapa del website      ©2012-2017 Azimut Communication - Diseño del web & Kioskos interactivos  - design based on v1 by OC Sport