Home  >  Noticias  >  Llegan las depresiones

Recibir nuestro newsletter

Registrarse ahora

 

Su email no será entregado a terceros

Facebook Twitter RSS

Patrocinador oficial

  • Mutuelle Des Sportifs
  • Azimut Communication

Proveedores oficiales

  • Sea & Co
  • FFVISAF
  • TOLRIP
  • SailingNews.tv

Colaboradores

Noticias

Llegan las depresiones

Photo: Brian Carlin
Photo: Brian Carlin

Anoche la flota de la Transat Saint Barth / Port-la-Forêt se dividió en dos. Los tres líderes traslucharon para ir en busca de un frente depresionario en formación frente a las costas canadienses, mientras sus tres perseguidores prefirieron seguir su camino hacia el este, para deslizarse debajo de otro centro depresionario, más pequeño. El irlandés Enda O’Coineen (Currency House Kilcullen) sigue avanzando de ceñida, en un régimen de alisios que van amainando. 

“El cielo acaba de cubrirse, la mar se ha vuelto caótica, el viento ha girado 40° a la derecha… En una hora el ambiente ha cambiado mucho,” explicaba Morgan Lagravière (Safran) a mediodía de este miércoles. Después de tres días de hacer rumbo al norte, los navegantes solitarios han encontrado lo que habían venido a buscar: viento portante, cielo gris, frío...

Así pues, esta Transat Saint Barth / Port-la-Forêt ha cambiado de decorado, pero no de clasificación. Sébastien Josse (Edmond de Rothschild) sigue abriendo la marcha, por delante de Paul Meilhat (SMA) y Morgan Lagravière (Safran). El segundo grupo lo encabeza Thomas Ruyant (Le Souffle du Nord).

1 flota, 2 opciones de ruta, 3 situaciones

Podían elegir entre dos rutas. Una, al norte, era un poco más larga pero con bastante más viento, un flujo de 30 a 35 nudos esperado para mañana, chubascos y un frente que negociar; la otra, más directa y más alejada de los centros depresionarios, con una brisa inferior a 20-22 nudos esperada para los próximos días.

El grupo de los tres barcos de cabeza ha optado por la primera estrategia. Sébastien, Paul y Morgan traslucharon anoche para aproximarse a un sistema depresionario activo. Thomas Ruyant (Le Souffle du Nord), el más nordista (tanto en sentido literal como figurado) de los sudistas, Fabrice Amedeo (Newrest – Matmut) y el canadiense Eric Holden (O Canada) han elegido condiciones más manejables.

El irlandés Enda O’Coineen (Currency House Kilcullen) aún no tiene posibilidades de deslizarse con spi. De ceñida - través, disfruta aún de la dulzura tropical para ganar Este, en una ruta cercana a la ortodrómica.

¿De simple a doble?

Si los nordistas deciden explotar al máximo las condiciones esperadas en su zona de navegación, las velocidades de sus IMOCA60 podrían alcanzar una veintena de nudos, sobre todo el próximo fin de semana, al acercarse a las Azores. En la ruta sur, en cambio, los velocímetros podrían no superar los 10 nudos. Las 200 a 250 millas de diferencia lateral (60 en distancia a la llegada) entre esos dos grupos parecen llamadas a evolucionar.

Lo importante, es llegar

Trasluchar o no era sin duda un cambio decisivo que cada patrón habrá negociado, o no, en conciencia, cada uno con sus prioridades y su experiencia de navegación en solitario. El objetivo para todos ellos es llegar a Port-la-Forêt habiéndose clasificado, tras haber explotado al máximo esas 3.400 millas mano a mano con su IMOCA 60 para descubrir todas sus sutilezas y hacerlo suyo.

Morgan Lagravière (Safran): “¡Me lo paso en grande! Es superintenso, pero reflexiono, navego con prudencia y lo compruebo todo dos veces”

“Globalmente, ha sido muy movido desde el principio, con condiciones muy distintas. Ahora acabamos de negociar una nueva transición meteorológica. A media jornada, el cielo se ha cubierto en el plazo de una hora, la mar se ha vuelto caótica, el viento ha girado 40° a la derecha. Acabo de ponerme un cortaviento que no había usado desde el inicio de la regata. ¡Era lo que habíamos venido a buscar!

Estoy muy contento de mi regata. Hago mi ruta, miro muy poco lo que hacen los demás. Juego con las armas de que dispongo. Hago una regata conservadora, pues el objetivo primordial es llegar al final. En esos barcos un error llega fácilmente y puede tener consecuencias. Reflexiono, navego con prudencia y lo compruebo todo dos veces, sistemáticamente, antes de cada maniobra. Por ejemplo, anoche había 20-25 nudos, iba con spi, empezó a arreciar y preferí arriar…

Esta primera experiencia en solitario en IMOCA60 es una buena sorpresa. La regata no está acabada ni mucho menos, ¡pero me lo estoy pasando en grande! Los días pasan super-rápido, el ritmo es intenso, es muy interesante.

No tengo miedo de lo que vendrá, porque las condiciones seguirán siendo manejables (se anuncian 30 a 35 nudos). Cuando hay viento, tenemos velas pequeñas planas, que son más fáciles de manejar que las grandes velas embolsadas… ¡Y además por fin haremos una ruta que nos acerca a la llegada!”

 


Mostrar toda la rúbrica


Aviso legal | Mapa del website      ©2012-2017 Azimut Communication - Diseño del web & Kioskos interactivos  - design based on v1 by OC Sport