Home  >  Noticias  >  Tanto en mar como en tierra

Recibir nuestro newsletter

Registrarse ahora

 

Su email no será entregado a terceros

Facebook Twitter RSS

Patrocinador oficial

  • Mutuelle Des Sportifs
  • Azimut Communication

Proveedores oficiales

  • Sea & Co
  • FFVISAF
  • TOLRIP
  • SailingNews.tv

Colaboradores

Noticias

Tanto en mar como en tierra

Foto: Jean-Marie Liot / DPPI
Foto: Jean-Marie Liot / DPPI

En esta parte final de la Transat Saint-Barth / Port-la-Forêt la regata se corre tanto en tierra como en la mar. En la mar, Fabrice Amedeo (Newrest – Matmut), esperado mañana en Bretaña, y Enda O’Coineen (Currency House Kilcullen) registran buenas medias: delante del frente, navegan a 15 – 17 nudos hacia la llegada. En las Azores, solitarios y equipos se afanan y/o echan mano del freno con un mismo objetivo: cruzar la línea de llegada antes de Navidad.

Los días pasan, pero el temporal permanece. Hoy, como ayer, las condiciones de navegación en el golfo de Vizcaya son duras, y en las Azores, impracticables.

Permanecer delante del frente

A 24 y 36 horas respectivamente de la línea de llegada, Fabrice Amedeo (Newrest – Matmut) y Enda O’Coineen (Currency House Kilcullen) devoran las millas: 370 el patrón irlandés, 325 el francés. Delante del frente, con 40 a 45 nudos primero y 50 durante el día Enda O’Coineen, y con 30 a 35 nudos Fabrice Amedeo, los dos aprovechan al máximo sus máquinas, pese a la fatiga acumulada y a un material que ya no está operativo al 100%. No tienen más remedio que correr todo lo que pueden: el objetivo es no dejarse atrapar por la depresión.

Al patrón del Newrest – Matmut se le espera el sábado por la tarde en Port-la-Forêt.

Stand-by en el temporal

Horta, 17 de diciembre de 2015: la mar está desatada, el viento sopla a 40 – 45 nudos, los efectos venturi entre esas islas volcánicas acentúan aún más el carácter dantesco de esta naturaleza furiosa. “El espectáculo es magnífico”, explican los equipos de tierra de los patrones, “pero estamos muy contentos de estar en tierra…”

Morgan Lagravière (Safran) está materialmente listo para volver a salir. Mañana por la tarde parece perfilarse una ventana meteorológica, pero hay que confirmarlo. Hay olas de 10 metros en medio del frente y no se calmarán en unas pocas horas.

Para Thomas Ruyant (Le Souffle du Nord), el problema es distinto. El temporal y las infraestructuras portuarias de Ponta Delgada no permitían sacar rápidamente su IMOCA60 del agua. Eso será posible a las 8 de la mañana del lunes. El equipo de Lorient prevé sacar la quilla, cambiar la rótula del palier de la quilla y volver a colocarla durante el día, a fin de botar de nuevo el barco hacia las 4 de la tarde y, si es posible, permitir a Thomas volver a salir inmediatamente en regata. Semejante timing debería permitirle cortar la línea de llegada antes de las 21 horas 18 minutos y 17 segundos del 25 de diciembre y acabar así clasificado en esta tercera prueba del Campeonato del Mundo IMOCA Ocean Masters. Recordemos que Thomas ya ha conseguido su cualificación para la Vendée Globe, teniendo en cuenta las 1.500 millas recorridas en solitario en la transat.

Eric Holden (O Canada) no tiene aún un diagnóstico completo del estado de su barco. Además de su problema del palier de la quilla, ha perdido o roto varias velas y su radar está dañado. Tras una necesaria y reparadora noche de sueño, el patrón canadiense tomará las decisiones pertinentes. Está en ello, igual que el equipo Safran, muy eficazmente respaldado por el equipo de Armando Castro, responsable de la marina de Horta.

Es el juego de las regatas oceánicas. Hay que aprender a espabilarse con los medios de a bordo, sean cuales sean las condiciones meteorológicas. Según la opinión compartida por todo el mundo, esta transat de regreso a Europa habrá sido dura, exigente moral, física y técnicamente, y aún no ha terminado.

Morgan Lagravière (Safran), contactado esta mañana por teléfono.

“Va mejor, aún no es perfecto, porque estamos bloqueados aquí. Aún queda una tercera parte del recorrido por cubrir. Es frustrante estar aquí cuando el barco ya vuelve a estar operativo. Analizaré los ficheros meteorológicos para encontrar un agujero favorable, pero en cualquier caso, el final será duro. Los trenes de depresiones han generado una mar de fondo enorme, que no se apaciguará de la noche a la mañana. Habrá que apañárselas así, sé que no será agradable. Por eso estudiaré bien la situación antes de zarpar y evitaré tomar riesgos inútiles. 

Globalmente, es un momento bastante difícil: un proyecto que se montó rápidamente con este barco adopteunskipper.net, una primera travesía del Atlántico, en solitario, en condiciones muy fuertes, la avería, y ahora el stand-by… Es intenso, muy rico en aprendizaje, pero no precisamente agradable.”

Enda O’Coineen (Currency House Kilcullen) – mensaje del día

“Hoy puedo revelaros un gran secreto que me transmitió un viejo y gran navegante cuando yo era niño. “Escúchame, pequeño, el secreto de una buena navegación es evitar las rocas.” Ese consejo es, evidentemente, una metáfora para aplicar en el día a día. Las únicas rocas que he tenido que evitar tras zarpar de Saint-Barth han sido las Azores, ¡y por eso he sobrevivido hasta aquí!

Así pues, todo va bien a bordo de Currency House Kilcullen tras un día sin nada especial. Incluso he podido volver a tocar la trompeta. El viento sigue soplando a 30 nudos, incluso más, y continúo planeando sobre, y a través de, esas majestuosas olas, tan bien conservadas por la Asociación de Residentes del Atlántico.

No olvidéis nunca el gran secreto, ni de día ni de noche, haga viento, lluvia o niebla.”

 


Mostrar toda la rúbrica


Aviso legal | Mapa del website      ©2012-2017 Azimut Communication - Diseño del web & Kioskos interactivos  - design based on v1 by OC Sport