Home  >  Noticias  >  ROTURA DE MAYOR, FIN [...] ROTHSCHILD

Recibir nuestro newsletter

Registrarse ahora

 

Su email no será entregado a terceros

Facebook Twitter RSS

Patrocinador oficial

  • Mutuelle Des Sportifs
  • Azimut Communication

Proveedores oficiales

  • Sea & Co
  • FFVISAF
  • TOLRIP
  • SailingNews.tv

Colaboradores

Noticias

ROTURA DE MAYOR, FIN DE REGATA PARA SÉBASTIEN JOSSE Y EL IMOCA60 EDMOND DE ROTHSCHILD

© The Transat bakerly - Gitana SA
© The Transat bakerly - Gitana SA

Este miércoles 4 de mayo, poco después de medianoche, mientras navegaba a la altura del cabo de Finisterre con 25-30 nudos del sector Nordeste en una mar manejable, Sébastien Josse sufrió una trasluchada violenta tras desconectarse la caña. En la maniobra, la vela mayor –la vela principal y verdadero motor de 160m2- quedó seriamente dañada y no puede usarse. Son daños que no suponen ningún peligro inmediato para el navegante ni la estructura del 60 pies, pero que sin embargo lastran completamente el rendimiento y por tanto desaparece el interés de atravesar el Atlántico en regata. Por eso, tras consultarlo con sus armadores -Ariane y Benjamin de Rothschild- y su equipo de tierra, Sébastien Josse ha decidido retirarse de The Transat bakerly y poner rumbo a las costas españolas, concretamente a Vigo, en Galicia, donde pronto se reunirá con miembros del Gitana Team.

Tras zarpar de Plymouth el lunes 2 de mayo a las 15h30, Sébastien Josse realizó un inicio de regata notable, en el que consiguió explotar su foiler de última generación para colocarse en dos ocasiones como líder de los IMOCA delante de Vincent Riou (PRB) y Armel Le Cléac'h (Banque Populaire VIII). El ritmo era intenso y el trío de cabeza aprovechó las buenas condiciones meteorológicas que ofrecía esta primera parte de la transat para volar hacia el cabo de Finisterre. Fue al pasar por esa punta, reputada por los vientos fuertes y la mala mar, cuando llegó la avería.

En una comunicación con su equipo de tierra, Sébastien Josse no escondía ni su decepción de tener que renunciar a esta magnífica regata que es la Transat inglesa, ni su frustración de no poder seguir el enfrentamiento iniciado con Vincent Riou y Armel Le Cléac'h desde los primeros compases de regata: “He roto los sables y el cuerno de la mayor –el que permite aguantar la forma de la parte alta de la vela- en una trasluchada un poco demasiado violenta al desconectarse la caña. Pese a todas las precauciones, son cosas que por desgracia pueden suceder en esos puntos sensibles. Todo sucede muy rápido, quizás en diez segundos. Como avería no es nada espectacular, pero la sentencia es inapelable: sin mayor, es imposible imaginarse ir a ningún sitio en regata… Evidentemente es muy decepcionante. Cuando las cosas se paran así, brutalmente, siempre es muy complicado. Estaba metido de lleno en el partido, en contacto con Armel y Vincent. El barco estaba muy bien preparado y nos mostraba que es realmente bueno. Además es muy frustrante porque ya habíamos superado lo más duro de esta primera parte de regata. Tuvimos viento fuerte toda la tarde –por encima de los 30 nudos- pero se estaba calmando progresivamente y aún tenía que amainar más en las próximas tres horas. Lo he arriado todo y en estos momentos me dirijo hacia Vigo, que se encuentra a unas 80 millas de mi posición. Pero sin mayor es difícil ir a más de 8-10 nudos, por lo que no llegaré allí antes de mañana por la tarde”, declaraba el patrón del Gitana Team.

Retirada pues tras una treintena de horas de regata mientras batallaba en cabeza de la flota. Por desgracia, la historia parece repetirse con tan solo seis meses de intervalo. Pero el parecido termina aquí, porque los hechos son totalmente distintos. En la Transat Jacques Vabre, el hijo menor de los Gitana había sido botado apenas dos meses antes (en agosto, N. de la R.) y al barco aún le faltaba puesta a punto, consecuencia de su juventud. El equipo dirigido por Cyril Dardashti se puso inmediatamente manos a la obra para permitir a Sébastien Josse volver a hacerse a la mar en condiciones óptimas. Esos esfuerzos dieron sus frutos a partir del mes de diciembre, porque el patrón del Edmond de Rothschild se impuso en solitario en la Transat de regreso, St-Barthélémy Port-la-Forêt, y consiguió así su preciosa cualificación para la Vendée Globe. Tras un paso por el astillero durante el invierno centrado en la optimización, el monocasco 60 Edmond de Rothschild estaba por fin a punto para demostrar sus capacidades. Pero la rotura y las averías son inherentes a un deporte mecánico como son las regatas oceánicas, y aún más en unos monocascos tan técnicos.

Al igual que con la magnífica reacción de que hicieron gala el navegante y los miembros del Gitana Team el pasado noviembre tras el episodio Jacques Vabre, el equipo de las cinco flechas no piensa bajar los brazos. Ahora el objetivo es reparar lo más rápidamente posible la vela dañada para permitir a Sébastien Josse volver a zarpar hacia Estados Unidos. Porque si The Transat bakerly para él ya es historia, la New York - Vendée (Les Sables d'Olonne), la segunda cita de la temporada 2016, sigue plenamente a su alcance.  La salida de esta transatlántica de Oeste a Este está prevista para el próximo 29 de mayo.


www.gitana-team.com

 


www.gitana-team.com

Mostrar toda la rúbrica


Aviso legal | Mapa del website      ©2012-2017 Azimut Communication - Diseño del web & Kioskos interactivos  - design based on v1 by OC Sport