Home  >  Noticias  >  Semana 6 de la Vendé [...] lanetarias

Recibir nuestro newsletter

Registrarse ahora

 

Su email no será entregado a terceros

Facebook Twitter RSS

Patrocinador oficial

  • Mutuelle Des Sportifs
  • Azimut Communication

Proveedores oficiales

  • Sea & Co
  • FFVISAF
  • TOLRIP
  • SailingNews.tv

Colaboradores

Noticias

Semana 6 de la Vendée Globe: Cinco grandes batallas planetarias

© Vincent Curutchet / DPPI
© Vincent Curutchet / DPPI

Si el enfrentamiento Francia-Inglaterra entre el Banque Populaire VIII y el Hugo Boss ha perdido intensidad desde hace 48 horas (esta noche la diferencia es de casi 400 millas), detrás, en el Pacífico Sur, no faltan ingredientes para vibrar, comerse las uñas y batir palmas. En estos momentos, y bajo los cielos más inhóspitos del planeta, se libran cinco magníficas batallas. Beyou/Meilhat, Eliès/Dick/Le Cam, O’Coineen/Roura/Wilson y Attanasio/Destremau. ¡Hagan juego, señoras y señores, se admiten apuestas en esta octava Vendée Globe!

Jérémie Beyou (Maître CoQ) y Paul Meilhat (SMA): ¡No me abandones!

Esos dos llevan 22 días sin separarse un ápice. Jérémie Beyou y Paul Meilhat se encontraron muy cerca uno del otro antes del cabo de Buena Esperanza y ya no se han vuelto a separar. Un matrimonio que ya había vivido grandes momentos en 2012, por cuanto el Maître Coq es el ex Banque Populaire de Armel Le Cléac’h (con foils añadidos este año) y el SMA es el antiguo Macif de François Gabart. Este sábado 17 de diciembre de 2016, tras 14.000 millas recorridas desde Les Sables d’Olonne (es decir, casi 28.000 km), menos de dos millas separan a los dos Imocas que se juegan una plaza del podio de la 8ªVendée Globe.

Yann Eliès (Queguiner-Leucémie Espoir), Jean-Pierre Dick (StMichel-Virbac), Jean Le Cam (Finistère Mer Vent): Los tres mosqueteros

Los separan menos de 100 millas. El trío se ha reagrupado después de que Jean-Pierre Dick jugara su opción de pasar por el norte de Tasmania. Blandiendo sus foils como si de espadas se tratara, el navegante de Niza se ha marcado una impresionante remontada de 500 millas para unirse a sus camaradas de juego, y está empeñado en sobrepasar a Yann Eliès, que se encuentra a 45 millas de su proa. Jean Le Cam parece en un gran momento de forma con su barco, que no ha sufrido grandes daños. La pelea está garantizada. Thomas Ruyant (Le Souffle du Nord Pour le Projet Imagine), octavo, debería sufrir mañana con una tormenta, pero aún no ha dicho su última palabra sobre su capacidad de unirse a los tres mosqueteros.

Enda O’Coineen (Kilcullen Voyager Team Ireland), Alan Roura (La Fabrique), Rich Wilson (Great American IV): El decano, el benjamín y el flautista

Estos tres navegan en un paquete de menos de 120 millas. Rich Wilson, que disputa su segunda Vendée Globe (9º en 2009) es el decano de esta edición 2016 (63 años) y aguanta el ritmo del más joven, Alan Roura (23 años), un novato endiabladamente tenaz.  “Estoy contento de estar con Rich (Wilson) y Enda (O’Coineen). Son supernavegantes, me siento frustrado de ver cómo Enda se larga tan rápido, ¡pero tengo 23 años, mi barco tiene 16, y estoy muy orgulloso de lo que estoy haciendo!” subrayaba este mediodía el suizo en el Vendée Live. Apenas 10 millas separan al irlandés Enda O’Coineen y Alan en la clasificación. Habrá batalla, sobre todo porque Enda, el flautista, tiene problemas informáticos que penalizan su estrategia.

Romain Attanasio (Famille Mary-Etamine du Lys) y Sébastien Destremau (TechnoFirst-faceOcean): Lucha en la cola

A más de 6.600 millas de Armel Le Cléac’h, los dos últimos no tiran la toalla. Romain Attanasio tiene una ventaja de 40 millas sobre Sébastien Destremau. En sus viejos barcos de 1998 aún les queda mucho camino por recorrer, pero este enfrentamiento les permite seguir compitiendo. Es importante para seguir sacando todo el potencial a sus monturas. Habrá que seguirlos, porque los dos son, ante todo, verdaderos regatistas.

Stéphane Le Diraison se dirige a Melbourne tras romper su  mástil el sábado 17 de diciembre

Stéphane Le Diraison, Compagnie du Lit-Boulogne Billancourt:

“Cuando rompo, cuando fallo en una maniobra, lo asumo. Pero esto es difícil de digerir. Había 25-26 nudos de viento, navegaba con prudencia, con dos rizos en la mayor. El barco salió disparado en una planeada, oí un crac, pensé que era un outrigger. Salí urgentemente para coger la caña y vi que ya no tenía mástil. La explicación es un loop (hebilla de unión) de burda que cedió. El mástil se rompió en dos pedazos. En plena noche, con mala mar, el mástil daba golpes, las velas estaban en el agua. Luché para que no se agujereara la cubierta, era un infierno. Me pillaban las olas rompientes. Lo eché todo al agua, la mayor, el aparejo. Puse el motor, descansé dos horas; he comido y ahora me ocuparé de la botavara y pondré el tormentín en este trozo de palo de 7 metros. Me dirijo a Melbourne.”

 

Encuentre el resumen de la semana 6 de la Vendée Globe en imágenes:

Fuente: Vendée Globe


Mostrar toda la rúbrica


Aviso legal | Mapa del website      ©2012-2017 Azimut Communication - Diseño del web & Kioskos interactivos  - design based on v1 by OC Sport