Home  >  Noticias  >  SEMANA 9 DE LA VENDÉ [...] DE PIEL

Recibir nuestro newsletter

Registrarse ahora

 

Su email no será entregado a terceros

Facebook Twitter RSS

Patrocinador oficial

  • Mutuelle Des Sportifs
  • Azimut Communication

Proveedores oficiales

  • Sea & Co
  • FFVISAF
  • TOLRIP
  • SailingNews.tv

Colaboradores

Noticias

SEMANA 9 DE LA VENDÉE GLOBE: CUERPOS CANSADOS Y NERVIOS A FLOR DE PIEL

bpstart4790bd.JPG

Dentro de una semana aproximadamente sabremos quién es el gran vencedor de la octava Vendée Globe. De momento la ventaja es de Armel Le Cléac’h, pero el desenlace sigue muy indeciso, porque Alex Thomson está demostrando ser muy tenaz. Los dos líderes han salido de las calmas ecuatoriales y no hay nada decidido a más de 2.700 millas de la llegada en Les Sables d’Olonne. Su resistencia mental está sometida a una dura prueba, y los cuerpos están cansados… Hablando este mediodía en el Vendée Live, Jérémie Beyou, 3º, se mantiene al acecho cuando se aproxima al Ecuador, mientas los inseparables Yann Eliès y Jean Le Cam intentan volver a pegarse a Jean-Pierre Dick para lograr una posición al pie del podio. Detrás de Nandor Fa, que esta mañana ha doblado el cabo de Hornos en 8ª posición, se desarrollan varios duelos en el Pacífico, entre los que destaca el que enfrenta al decano y al benjamín de la Vendée Globe, Rich Wilson y Alan Roura…

Rompecabezas, pero no rompe-barcos

Tras 64 días de mar, se nota el cansancio físico y mental de los 18 navegantes que siguen en regata. “De vez en cuando se echa en falta un poco de tono, lo que no pasaba en la salida”, admite Jérémie Beyou (Maître CoQ). Mentalmente también se deja notar el peso de las numerosas jornadas pasadas en condiciones espartanas y hostiles, especialmente en los dos hombres en cabeza, cuyos nervios están siendo sometidos a prueba por una remontada del Atlántico compleja desde el punto de vista estratégico.

Armel y Alex han salido (por fin) de las calmas ecuatoriales. En una situación meteorológica ‘clásica’, deberían avanzar de ceñida en condiciones rompe-barcos. La realidad es muy distinta, porque navegan con un suave flujo del sector Este. Son condiciones menos agotadoras para el material, pero muy exigentes para los navegantes, que tienen que estrujarse las meninges. De lo que trata es de avanzar hacia el Norte, pero deslizarse al Este de una depresión que circula en medio del Atlántico y perturba los alisios.

Las diferencias han hecho la goma, pero de momento Armel Le Cléac’h (Banque Populaire VIII) conserva un colchón sobre Alex Thomson (Hugo Boss). Buena noticia para el británico: la navegación hasta Les Sables d’Olonne debería ser amurados a estribor. Así Alex podrá apoyarse en su foil aún entero. ¡El partido no ha acabado!

Jérémie Beyou, al acecho

Tiene ganas de meterse en la lucha final y está dispuesto a explotar el menor desfallecimiento de Armel y de Alex. Jérémie Beyou, 3º a más de 500 millas de los dos líderes, aún cree en sus posibilidades. “Delante están a 500 millas, y detrás, a 800; es pues lógico que mire hacia delante, sobre todo teniendo en cuenta que he recortado 500 millas a los líderes. Ahora veremos cómo se portan las calmas ecuatoriales conmigo”, dice Jérémie. Esta mañana ha encontrado una zona tormentosa. Aún no está en las calmas ecuatoriales, con las que sufrió en su bajada del Atlántico. El escenario parece que esta vez le es más favorable, porque las calmas parecen ahora más estrechas que con los primeros. Beyou pronto estará de vuelta en el hemisferio Norte, tras  cruzar el Ecuador durante la noche.

Jean-Pierre Dick (StMichel-Virbac) aguanta en 4ª posición. Yann Eliès (Quéguiner-Leucémie Espoir) y Jean Le Cam (Finistère Mer Vent) se van intercambiando la 5ª plaza de clasificación en clasificación. Situados ya frente a Brasil, los dos están juntos desde… ¡el Sur de Nueva Zelanda! Está en juego acabar entre los cinco primeros. Según Yann Eliès, “es una barrera importante. Será una tontería, pero en la página de acogida de la Vendée Globe solo figuran los cinco primeros”. A más de 1.000 millas por detrás, Louis Burton (Bureau Vallée) ha tenido un día complicado, atrapado en una zona sin viento a la altura de Uruguay, Pero tiene margen sobre su inmediato perseguidor.

Cuatro duelos en el Pacífico

A las 7h38 (hora española) de esta mañana Nandor Fa (Spirit of Hungary) dobló el cabo de Hornos por quinta vez en su carrera de navegante, la segunda en la Vendée Globe (la primera fue en la edición 1992-1993). Ahora le toca la larga remontada del Atlántico.

Esta noche diez participantes aún navegan en el Pacífico. Un Pacífico que hace honor a su nombre, porque las condiciones son relativamente ‘clementes’.

Eric Bellion (CommeUnSeulHomme) y Conrad Colman (Foresight Natural Energy) son los próximos participantes esperados en el cabo de Hornos, en principio dentro de dos días, el miércoles 11 de enero. Esta será la segunda vez para Eric y la tercera para Conrad. Los dos están disputando una dura batalla, empujados por un buen viento regular del Suroeste.

En medio del Pacífico, otro duelo enfrenta al decano y al benjamín de la Vendée Globe, Rich Wilson (Great American IV), de 66 años, y Alan Roura (La Fabrique), de 23. Están al alcance de VHF y a veces hablan por este medio, como explicaba este mediodía Rich en el Vendée Live. Los dos van a la caza de Fabrice Amedeo (Newrest-Matmut) y Arnaud Boissières (La Mie Câline) que este fin de semana han vivido horas difíciles sin viento, pero que ya han arrancado. Ellos también navegan en contacto, porque apenas los separa una decena de millas.

Más atrás, se desarrolla otra batalla entre dos patrones que han sabido sobreponerse a los problemas de averías y prosiguen la aventura: Dídac Costa (One Planet One Ocean) y Romain Attanasio (Famille Mary-Etamine du Lys) ocupan la 15ª y 16ª plaza, respectivamente. “Para Dídac es estimulante tener a Romain cerca”, subraya Jordi Griso, el jefe de equipo del patrón español. “Esto le permite comparar las opciones estratégicas. Además, los dos barcos son de la misma generación y los dos están un poco dañados”.

Dos patrones más solos cierran la marcha. Pieter Heerema (No Way Back) progresa al Sudeste de Nueva Zelanda, 1.000 millas delante de Sébastien Destremau (TechnoFirst-faceOcean), que ha superado la mitad del recorrido y experimenta la felicidad de una buena marcha tras su parada en Tasmania.

 

Han dicho:

Armel le Cléac’h, Banque Populaire VIII

“Sigo esperando el viento, que es bastante flojo. La situación no está nada clara. Desde hace dos/tres días nos cuesta progresar hacia el Norte. Nos enfrentamos a una actividad tormentosa desde el Ecuador. Las calmas ecuatoriales han subido con nosotros. Se han ido formando nubes y chubascos a medida que progresábamos. Desde ayer ya no hay demasiados chubascos, pero está muy tapado, muy nuboso. Esta noche aún me ha llovido. Ahora sigue estando un poco cargado a la altura de Cabo Verde. Veremos cómo evolucionan las cosas durante la jornada. No es nada sencillo. No es el esquema clásico. Estamos en una situación meteorológica realmente anormal en esta época del año, y no sé por qué, se escapa de mis conocimientos en meteorología (risas). Físicamente, aguanto, no tengo que hacer grandes maniobras, sino más bien pequeños reglajes, es más difícil mentalmente. Es difícil de asumir ver cómo a Alex le ha ido mejor que a mí en las calmas ecuatoriales, pero eso es lo que hay. De momento estamos delante, ¡hay que mantener esta ventaja!”

Jérémie Beyou, Maître CoQ

“No he salido del chubasco. Estoy bajo la lluvia, pero al menos avanzo. No sé si es una buena noticia. Si el chubasco progresa conmigo hacia el Norte, me costará salir. La noche ha sido complicada. He visto cómo crecían las nubes antes de quedarme completamente parado. He recortado más de 500 millas de retraso respecto de los líderes, por lo que estoy más tentado de mirar hacia delante. Hay que ver cómo paso las calmas ecuatoriales. Tenía la sensación de que serían un poco más clementes conmigo. Estaba un poco sorprendido de quedarme parado así esta mañana, cuando aún no he llegado a ellas. Aún pueden pasar cosas en la remontada. Delante están a 500 millas, y detrás, a 800: es lógico, pues, que mire hacia delante. Físicamente empieza a notarse. De vez en cuando echo en falta un poco de tono, lo que no pasaba en la salida. En la salida estás fresco, pero técnicamente ahora lo controlas mejor, haces las maniobras con naturalidad. Solo falta un poco de empuje. Hay periodos en que maniobras poco, y otros en los que no paras. Además, no tengo pupas, o sea que va bien. En cuanto a las velas, no tengo problemas. No tengo trinqueta de viento, pero tengo un código 0 que uso actualmente. Esto me permite salir de las encalmadas.”

Rich Wilson, Great American IV

“Anoche hablé con Alan por VHF. En este momento tengo suerte con el viento. El programa pedagógico que llevo está hecho para animar a los jóvenes, los estudiantes. Es más fácil hacerlo a través de una gran aventura como la Vendée Globe. Si los jóvenes se interesan, es más fácil trabajar en clase. Estoy muy satisfecho del apoyo del ministro de Educación francés. Creo que hay 30 países que participan y siguen ese programa. Es increíble. En Estados Unidos, mucha gente se ha interesado por esta regata única.”

Eric Bellion, COMMEUNSEULHOMME

“En solitario, es otro cabo de Hornos. Lo pasé por primera vez hace 12 años. Estaba nervioso como un niño antes de la noche de Reyes. Y ahora es exactamente la misma sensación. Ya conozco la forma y el lugar, pero la manera de llegar es distinta. Os puedo decir que ahora es difícil. He estado a punto de no contestaros porque me ha pillado una línea de chubascos de 45 nudos con granizo y olas enormes. Todo el barco está empapado, es duro. He luchado toda la noche y toda la mañana. Ahora empieza a calmarse. Llevo tres rizos e intento frenar al máximo. El cabo de Hornos es magnífico, pero lo tienes que sudar. Espero pasarlo mañana por la mañana, pero dejaré que pase el temporal.”

Enda O'Coineen, Kilcullen Voyager-Team Ireland

“Solo los franceses pueden inventarse una regata tan loca, una aventura semejante y atraer a un joven irlandés (risas). ¿Que qué siento ahora? Era una aventura, un reto y me siento privilegiado por haber participado en él. Me arriesgué y asumo la responsabilidad. Estoy orgulloso de no haber necesitado pedir ayuda. Es un poco como la vida, si caes tienes que saber levantarte. Pienso en el futuro. Hay varias posibilidades. El SMA pronto llegará a Nueva Zelanda en un mercante, procedente de Tahití. Me han propuesto comprarme el barco en su estado actual, y esto es muy tentador. La otra posibilidad es transportar el barco a Auckland. De todas formas, no tengo prisa, mi familia de momento no me espera…”

¡La semana 9 de la Vendée Globe en imágenes!

 

 

 


Mostrar toda la rúbrica


Aviso legal | Mapa del website      ©2012-2017 Azimut Communication - Diseño del web & Kioskos interactivos  - design based on v1 by OC Sport