Home  >  Noticias  >  SEMANA 10 DE LA VEND [...] PARA GANAR

Recibir nuestro newsletter

Registrarse ahora

 

Su email no será entregado a terceros

Facebook Twitter RSS

Patrocinador oficial

  • Mutuelle Des Sportifs
  • Azimut Communication

Proveedores oficiales

  • Sea & Co
  • FFVISAF
  • TOLRIP
  • SailingNews.tv

Colaboradores

Noticias

SEMANA 10 DE LA VENDEE GLOBE: 48 HORAS PARA GANAR

unnamed.jpg

A 600 millas de la llegada, que sigue estando prevista para el jueves, Armel Le Cléac’h no se limita a resistir a la constante presión de Alex Thomson y ahora tiene una ventaja de 75 millas. Armel ya está en la latitud de Les Sables d’Olonne, pero los dos líderes tendrán que ir a virar más al Norte, probablemente hasta la entrada en el canal de La Mancha. Por su parte, Alan Roura y Rich Wilson han doblado el cabo de Hornos.

Esta mañana las pantallas de Armel Le Cléac'h indican una latitud bendita para los circunnavegadores: 46 grados Norte. Es la latitud de Les Sables d’Olonne. En otras palabras, el líder Banque Populaire VIII está “delante”, 600 millas mar adentro del faro de Les Barges, de la boya Nouch Sur y del canal tan deseado. Pero ya sabemos que no se puede ir por la ruta directa: para rodear una burbuja de vientos débiles y aprovechar una rolada del viento hay que ir a virar muy al Norte, probablemente hasta la entrada del canal de La Mancha, antes de poder dirigirse hacia Les Sables d’Olonne con un viento del Nordeste que se anuncia glacial. La jornada de mañana miércoles será por tanto decisiva, y no se deje de abrigarse mucho el jueves para ir a recibir a los héroes: ¡en esta época, el Nordeste hiela hasta los huesos! ¿En qué orden? Aún no está decidido, porque el momento de la virada será decisivo y seguro que Alex lo seguirá intentando hasta el último momento. Solo falta cubrir el 2% del recorrido y la ventaja de Armel es ahora superior al 10% de la distancia que falta por recorrer (75 millas de ventaja frente a 600 millas que faltan), proporción bien conocida por los regatistas y corredores de la clase Figaro, a partir de la cual se puede empezar a creer seriamente en las posibilidades de victoria.


Colman y Amedeo votan por Le Cléac’h


Pero faltan dos noches de navegación, algo más de 48 horas de regata y todo es posible. Habrá tráfico, mercantes, pesqueros… y evidentemente no lo sabemos todo del potencial real de los barcos –dicho sea de paso, podemos apostar que después de la llegada nos enteraremos de muchas cosas sobre averías que los líderes se habrán encargado cuidadosamente de esconder o de minimizar. Una driza o una escota que salta, un mal momento elegido para virar-; y hay que añadir un Alex Thomson que no dará su brazo a torcer… En fin, que todo es posible. Por ejemplo, cuando el viento amaine, Armel Le Cléac’h debería ser el primero en frenar y Alex podría aprovecharlo para reducir distancias. De momento, los dos líderes han frenado un poco (¡de todas formas, han cubierto 480 millas en un día!), y ahora mismo empatan en velocidad, a 17 nudos de media esta mañana.


¿Y qué piensan los otros participantes de este increíble duelo final? Esta mañana hemos contactado con Conrad Colman y Fabrice Amedeo ¡y no les apetecía responder! De todas formas, los dos apostarían por Armel Le Cléac’h. Para Conrad Colman, “Alex Thomson lleva el cuchillo entre los dientes y hará todo lo posible para superar a Armel. Pero me parece que si a Armel se le apoda ‘el Chacal’ es por algo, tiene unas millas de ventaja y me parece que no dejará pasar a nuestro amigo británico.” Fabrice Amedeo opina igual: “Es difícil de decir… Alex va a tope y vuelve con fuerza, pero creo que Armel tiene armas para defender su posición. Y es un estratega de mucho cuidado. Creo que estará disputado hasta el final, que irá muy justo, pero que aguantará.” Esto es lo que dicen las encuestas, ¡aunque la actualidad más reciente nos enseña que siempre hay que desconfiar de ellas! Tanto para Alex como para Armel, la batalla final ya ha empezado, es intensa y no acabará hasta dentro de dos días, cuando esta Vendée Globe tendrá que designar un solo vencedor. ¿De unas pocas millas o de unas pocas esloras? Ya veremos.


El benjamín y el decano han doblado Hornos


Evidentemente, todo el resto de la flota ha perdido terreno respecto de los líderes en estas dos extraordinarias singladuras que han encadenado Thomson et Le Cléac’h. Pero esto no cambia nada de momento a una clasificación muy estable. Mar adentro, a la altura de Agadir, Jérémie Beyou (Maître CoQ, 3e) ha frenado un poco, pero de todas formas progresa a casi 14 nudos. No le sucede lo mismo a Jean-Pierre Dick (St Michel-Virbac), cuarto. Atormentado por una zona de transición, no llega a los 10 nudos y ve cómo Yann Eliès (Quéguiner-Leucémie Espoir), siempre acompañado por Jean Le Cam (Finistère Mer Vent, 6º) se le acerca a menos de 200 millas. Yann estimaba ayer que podría quizás acercarse a un centenar de millas de Jean-Pierre… Louis Burton (Bureau Vallée) anda bien – 16 nudos– a 400 millas del Ecuador y se prepara para enfrentarse a las calmas ecuatoriales.


Mucho más lejos, en el Atlántico Sur, Nandor Fa (Spirit of Hungary) en medio del océano, Eric Bellion (CommeUnSeulHomme) cerca de las costas sudamericanas, y Conrad Colman (Foresight Natural Energy) en una trayectoria intermedia siguen haciendo frente a una zona de altas presiones que dificulta su progresión. Pero esta mañana Conrad ha encontrado un poco de viento y se lamenta de las tres velas que perdió en el Gran Sur y que ahora echará mucho de menos para la remontada del Atlántico.


Entre Hornos y las Malvinas, la felicidad acompaña a Fabrice Amedeo (Newrest-Matmut), que acaba de izar más trapo y sigue luchando con Arnaud Boissières (La Mie Câline), cerca de la isla de los Estados. El benjamín suizo Alan Roura (La Fabrique) dobló ayer, a las 17h39, el cabo de Hornos, seguido esta madrugada (a las 3h57) por el decano de la regata, el norteamericano Rich Wilson (Great American IV). El más joven y el más veterano de esta Vendée Globe inician su remontada final.

 

Así pues, esta mañana solo quedan cuatro barcos en el Pacífico: Dídac Costa y Romain Attanasio (One Planet One Ocean y Famille Mary-Etamine du Lys, respectivamente) separados por un centenar de millas a un poco menos de 1.000 millas al Oeste del cabo de Hornos. Pieter Heerema (No Way Back) y Sébastien Destremau (Technofirst-FaceOcean) siguen avanzando en el tren de cola de la flota, en medio del Pacífico.

 

¡La semana 10 de la Vendée Globe en imágenes!

 

Mostrar toda la rúbrica


Aviso legal | Mapa del website      ©2012-2017 Azimut Communication - Diseño del web & Kioskos interactivos  - design based on v1 by OC Sport