Home  >  Noticias  >  ARMEL LE CLÉAC’H, BA [...] 2016-2017

Recibir nuestro newsletter

Registrarse ahora

 

Su email no será entregado a terceros

Facebook Twitter RSS

Patrocinador oficial

  • Mutuelle Des Sportifs
  • Azimut Communication

Proveedores oficiales

  • Sea & Co
  • FFVISAF
  • TOLRIP
  • SailingNews.tv

Colaboradores

Noticias

ARMEL LE CLÉAC’H, BANQUE POPULAIRE VIII, GANADOR DE LA VENDÉE GLOBE 2016-2017

finishbp1st7842bd.JPG

Armel Le Cléac’h cruzó la línea de llegada de la 8ª Vendée Globe este jueves 19 de enero de 2017 a las 16 horas, 37 minutos y 46 segundos, hora española. En su tercera participación, el patrón del Banque Populaire VIII completa una actuación excelente y establece un nuevo récord de esta vuelta al mundo en solitario en monocasco: 74 días, 3 horas, 35 minutos y 46 segundos (es decir, 3 días, 22h y 41 min menos que François Gabart en 2013).

Su velocidad media sobre el recorrido teórico de 24.500 millas ha sido de 13,77 nudos. De hecho, Armel ha recorrido 27.455 millas sobre el agua a una media de 15,43 nudos. Segundo en dos ocasiones en el Everest de los océanos (en 2008 y en 2012), el bretón de 39 años, nacido en Saint-Pol-de-Léon, alcanza por fin su grial.

Armel Le Cléac’h, vencedor de la Transat Bakerly entre Plymouth y New York en 2016 en su IMOCA con foils, logra por fin su gran objetivo al conseguir el triunfo en la vuelta al mundo en solitario, después de haber sido segundo detrás de Michel Desjoyeaux en 2008-2009, y más tarde detrás de François Gabart en 2012-2013. Desde la salida de Les Sables-d’Olonne el pasado 6 de noviembre, el bretón de St. Pol de Léon ha tenido que echar mano de todos sus recursos de doble vencedor de la Solitaire en Figaro para contener hasta la llegada los asaltos del tenaz británico Alex Thomson a bordo del Hugo Boss. Ha sido una fantástica batalla de barcos con foils alrededor del planeta, que estos dos grandes campeones y sus equipos preparaban meticulosamente desde hacía dos años con el único objetivo de ganar.

Triunfo de la estrategia y del rigor para un navegante amante de los retos

Antes de la salida, el patrón del Banque Populaire VIII exponía su sentimiento sobre su condición de favorito: “Lo que marca la diferencia es el navegante, el mejor será quien cometa menos errores en el agua. Salimos como pioneros, porque hasta la fecha ningún monocasco de 60 pies ha dado la vuelta al mundo con foils. Estoy entre los favoritos, pero no soy el único; ha habido 4 transatlánticas desde que navego a bordo del Banque Populaire VIII y yo he ganado una…” De acuerdo con su fama, el Chacal no soltó su presa, pero su perseguidor británico tampoco soltó gran cosa, confirmándose como su fiel rival desde el 7 de noviembre, el día siguiente de la salida, porque desde entonces Armel y Alex intercambiaron la posición de líder. “En un barco en modo guerrero y aventurero”, asegura el navegante bretón con mentalidad de acero, que además se había preparado físicamente mejor que nunca.

Una batalla controlada de cabo a rabo

Desde la salida de Les Sables d’Olonne, los foilers aprovechan las condiciones tónicas para ofrecer algunas sesiones de gran velocidad a más de 30 nudos y al paso por Cabo Verde se perfilan distintos grupos, después de las opciones de posicionamiento en las Canarias. Armel Le Cléac’h navega en cabeza con Vincent Riou (PRB). Sin embargo, es el misil negro de Alex Thomson quien domina el descenso del Atlántico: el Hugo Boss cruza el Ecuador 3 horas antes de Armel en el Banque Populaire VIII, mejorando de paso el récord en poder de Jean le Cam ¡desde 2004!

Siempre codo a codo en el Atlántico, Armel Le Cléac’h y Vincent Riou ponen carbón en sus máquinas para ir a la caza de Alex Thomson; van rápidos, pero el navegante británico mantiene 133 millas de ventaja a la altura de Brasil. Sin embargo, el patrón galés sufre un golpe de mala suerte: el 19 de noviembre anuncia que ha perdido su foil de estribor tras una colisión con un OFNI. Pese a ello, cinco días después entra en cabeza en el océano Índico, con 4 h 22 minutos de adelanto sobre Armel y establece un nuevo récord en Buena Esperanza, mejorando el tiempo de François Gabart en 2012.

Cuando navegan cerca de las Kerguelen, los líderes tienen la agradable sorpresa de poder intercambiar unas palabras con los pasajeros de un helicóptero de la Marina francesa que ha acudido a filmarlos. El 3 de diciembre, Armel Le Cléac’h envía un mensaje a tierra: “Hoy es un día especial, es el cumpleaños de mi hijo Edgar, hace 6 años”. Pero sobre todo este 3 de diciembre el Chacal se coloca en cabeza de la prueba y ya no dejará esta posición durante 47 días, es decir, hasta la misma línea de llegada.

En el cabo Leeuwin, tras 28 días y 20 horas de regata, Alex Thomson sigue al acecho, a unas 100 millas del espejo de popa de Armel Le Cléac'h, el patrón del Banque Populaire VIII, quien por su parte mejora en más de 5 días y 14 horas el tiempo de François Gabart en 2012. Tras un Pacífico hábilmente negociado por el líder, ya son 819 millas y 48 horas las que separan a Armel de su tenaz perseguidor, que se aproxima al cabo de Hornos. Tras la retirada de los rivales anunciados como los más peligrosos, especialmente Vincent Riou y Sébastien Josse, la remontada del Atlántico se anuncia más que nunca como un match-race. “¡He sacado el champán por mi tercer paso por el cabo de Hornos en IMOCA y estaba muy frío!” pregona orgullosamente Armel Le Cléac’h.

La incertidumbre de la remontada hacia Les Sables

El juego de la goma que se estira y se encoge según las evoluciones meteorológicas, pone a prueba los sólidos nervios del patrón de Banque Populaire, porque el avión de caza Alex Thomson no afloja ni un átomo la presión. “58 días de regata, no puedo negaros que hay fatiga física y mental. Las maniobras son más difíciles, la batalla en el agua con Alex sigue ahí, es pues una presión hasta el final. Desde mi paso del cabo de Hornos, no puede decirse que esta remontada del Atlántico me sea favorable. Tras haber perdido parte de mi ventaja en el Atlántico Sur, ahora las calmas ecuatoriales también favorecen a Alex Thomson. Pero sigo teniendo un centenar de millas de ventaja, y lo importante es estar delante en Les Sables”, se lamenta Armel.

Como una capa más de presión sobre los nervios del líder, ¡el 16 de enero Alex Thomson bate el récord de distancia recorrida en 24 horas, al cubrir 536,81 millas a una media de 22,36 nudos! Pero el metrónomo Armel no se deja impresionar y, aunque está en la latitud de Les Sables d’Olonne, se ve obligado a rodear por el norte una zona sin viento, antes de poder lanzarse a la línea de llegada. Con su temible perseguidor, el patrón del Hugo Boss, siempre pisándole los talones, Armel Le Cléac’h acabará su tercera Vendée Globe como un figarista, con noches sin dormir para mantener el control; este será el precio de su triunfo. Armel Le Cléac’h cumplirá 40 años el próximo 11 de mayo, la víspera del reparto de premios de la octava Vendée Globe. Recibirá el mejor de los regalos de cumpleaños, este trofeo que anhela desde hace diez años.

 

Las primeras palabras del vencedor:

“Estoy bien, pero estoy cansado porque esos últimos días no he tenido descanso y desde esta mañana hace mucho frío… La presión empieza a relajarse desde hace unas horas ¡y eso sienta bien!”

“Me doy cuenta de que he hecho algo enorme… Mi remontada del canal seguro que será muy distinta de la de hace cuatro años. Sé que habrá mucha emoción y compartiré ese momento con todo mi equipo.”

“Es mi tercera Vendée Globe, era el que había ido a buscar a todas… Alex Thomson ha sido un adversario temible.”

“En el Pacífico estaba en fase con la meteorología, me sentía muy bien. Tengo un hook de driza que se rompió y eso me impidió usar una vela en el Pacífico, y después tuve miedo de que se rompieran también los otros hooks.”

“Pensaba haber abierto el agujero en el cabo de Hornos, pero todo ha ido contra mí, el anticiclón en el Atlántico Sur me cerró el camino, después las calmas ecuatoriales me fueron desfavorables, más tarde la zona de transición de la depresión a la altura de las Canarias fue un caos, cada vez todo le favorecía a él y nada a mí, era duro de aguantar porque cada vez estaba más cerca. No tenía otra opción. Tras haber doblado el cabo de Hornos con 800 millas de ventaja, no me esperaba tener este guión durante un mes, ni esta presión hasta el final.”

 


Mostrar toda la rúbrica


Aviso legal | Mapa del website      ©2012-2017 Azimut Communication - Diseño del web & Kioskos interactivos  - design based on v1 by OC Sport