Home  >  Noticias  >  ALEX THOMSON, HUGO B [...] 2016-2017

Recibir nuestro newsletter

Registrarse ahora

 

Su email no será entregado a terceros

Facebook Twitter RSS

Patrocinador oficial

  • Mutuelle Des Sportifs
  • Azimut Communication

Proveedores oficiales

  • Sea & Co
  • FFVISAF
  • TOLRIP
  • SailingNews.tv

Colaboradores

Noticias

ALEX THOMSON, HUGO BOSS, SEGUNDO DE LA VENDÉE GLOBE 2016-2017

finishhb2nd7869bd.JPG

Alex Thomson cruzó la línea de llegada de la 8ª Vendée Globe este viernes 20 de enero de 2017 a las 8 horas, 37 minutos y 15 segundos, hora española, 15 h 59 min y 29 s después del vencedor, Armel Le Cléac’h. En su cuarta participación en la Vendée Globe (3º en 2013, retirada en 2004 y 2008), el británico ha imprimido un ritmo infernal y ha batido el récord de distancia recorrida en 24 horas con 536,81 millas engullidas a una velocidad media de 22,4 nudos. Privado de su foil de estribor desde el 19 de noviembre, Alex ha sabido mantener hasta el final la presión sobre su adversario Armel Le Cléac’h.

El británico Alex Thomson acaba esta Vendée Globe 2016-2017 en segunda posición, tras un duelo extraordinario con Armel le Cléac’h: el suspense ha durado hasta el último día de la regata. Su velocidad media sobre el recorrido teórico de 24.500 millas ha sido de 13,64 nudos. Pero en realidad el Hugo Boss ha recorrido 27.636 millas sobre el agua, a una velocidad media de 15,39 nudos. Este viernes por la mañana acaba por tanto la cuarta vuelta al mundo en solitario de Alex Thomson, de 42 años, quien tras dos abandonos en 2004 y 2008, subía al tercer cajón del podio en 2012-2013, inmediatamente detrás de… Armel le Cléac’h.

Antes de la salida del pantalán de Port-Olona, el monocasco negro con foils ya era objeto de la admiración de muchos, incluidos numerosos expertos. El regatista británico, que navega bajo los colores de Hugo Boss desde hace casi 15 años, es un personaje mucho más extrovertido que su rival bretón, que se ha comportado como un metrónomo en esta Vendée Globe. Su audacia y su talento deportivo lo atestiguan los célebres vídeos Andando por el mástil, Andando sobre la quilla y Andando por el cielo. El IMOCA con foils de aspecto vanguardista diseñado por Guillaume Verdier y el gabinete VPLP y construido por el astillero inglés Green Marine, ha demostrado un potencial de velocidad superior al de todos sus competidores.

Una vuelta al mundo exprés

En esta octava edición de la Vendée Globe, el duelo empezó desde el principio de la regata, porque Alex Thomson estaba en cabeza el 7 y 8 de noviembre, más tarde durante 13 días, del 12 al 26 de noviembre, así como el 26 de noviembre, y el 1 y 2 de diciembre. Pero Armel ya no le permitió este privilegio hasta la llegada. El 15 de noviembre, estableció un nuevo récord a su paso por el Ecuador: 9 días, 7 horas y 12 minutos, es decir, 1 día y 4 horas menos que el anterior, en poder de Jean Le Cam desde 2004. El británico estaba entonces tres horas delante de Armel Le Cléac’h y aún aceleró más, por cuanto el 19 de noviembre estaba 133,70 millas delante del futuro vencedor: fue la mayor diferencia que le pudo infligirle, pero entonces rompió su foil de estribor…

Pese a esta avería, el 24 de noviembre Alex Thomson franquea la longitud del cabo de Buena Esperanza tras 17 días 22h y 58 min de navegación, pulverizando el récord de Armel Le Cléac'h en 2012 por más de cinco días. Aún tiene una ventaja de 4h 22 minutos sobre su perseguidor. Perjudicado por su avería del foil de estribor, Alex Thomson ve cómo su adversario favorito gestiona a la perfección las transiciones entre los sistemas meteorológicos: a su paso por la longitud del cabo Leeuwin ya le cede cinco horas.

Y la travesía del Pacífico no le es favorable cuando los dos líderes tienen que rodear un anticiclón mal posicionado justo encima de la Zona de Exclusión Antártica: el patrón del Banque Populaire VIII aprovecha su pequeña ventaja y abre una buena brecha: el 25 de diciembre, Alex Thomson pasa el cabo de Hornos casi dos días después y con 819 millas de retraso sobre el primero. Pese a las sucesivas recuperaciones del británico durante toda la remontada del Atlántico, después de las Malvinas, a la altura de Brasil, en las calmas ecuatoriales, a su paso por las Azores y hasta la víspera de la llegada, Armel Le Cléac’h está a un tiro de piedra, pero siempre delante. ¡Y eso que el 16 de enero por la mañana el Hugo Boss establece un nuevo récord de distancia recorrida en 24 horas, con 536,81 millas a una media de 22,4 nudos!

El 18 de enero, la víspera de la llegada en Les Sables d’Olonne, el patrón británico está tan solo 40 millas detrás de su rival francés, siempre luchando por la primera posición: “Intento hacer funcionar mi anemómetro (que impide el buen funcionamiento del piloto automático). Pero ya no me quedan posibilidades de alcanzar a Armel. No me concentro en la llegada, sino en lo que hay que hacer para que los pilotos automáticos funcionen y yo pueda dormir. He pasado la noche en blanco y estoy muy cansado…” declara el solitario, que acabará su magnífica regata al amanecer, tras verse obligado a hacer bordos para acabar su cuarta Vendée Globe en segunda posición.

 

Las primeras palabras de Alex Thomson:

“Es magnífico, sobre todo acabar. Hace 24-36 horas sabía que había terminado y que Armel ganaría. En 3 días solo he dormido 5 horas, y no he pegado ojo desde hace 24 horas. ¿El foil? Son cosas que pasan, es parte del juego de la Vendée Globe. Tenía cierta frustración, pero ahora ya no pienso en ello. No ha sido fácil. Esta regata no me ha gustado tanto como la anterior edición. ¡Quiero dormir! Pero sé que, si duermo, me despertaré dentro de una hora. Tercero, segundo… ya veremos cómo sigue. Me gustaría montar un proyecto competitivo. Armel es una máquina. Un gran navegante. Ha sido segundo dos veces. Era necesario que ganara. Es una persona muy modesta, muy agradable. Su equipo ha hecho un supertrabajo.”

“Es el éxtasis. Los últimos días parecían no acabar nunca. Es magnífico estar en Les Sables con este tiempo tan bueno. No quiero hablar más de la frustración que he sentido. Era difícil acercarme a Armel. Sabía que tenía que pasar algo excepcional para pillarlo. El foil ha desaparecido por completo, no queda nada. Creo que después de los daños el agua hizo el resto y finalmente un día pude retirarlo. Esta regata ha sido dolorosa, sobre todo mentalmente después de la pérdida del foil. Pero ese dolor se olvida rápidamente. Los mensajes de apoyo en Facebook me han estimulado. En la anterior Vendée Globe perdí 8 kg, pero esta vez en el cabo de Hornos tenía la impresión de haber ganado peso. Fue fabuloso batir el récord (de las 24 horas). Paso miedo cuando el barco acelera, y en ese momento estoy sudando. La acogida aquí es fabulosa. ¡Y la fiesta de después es aún mejor! Unos días antes te dices que no tienes ganas de ver a tanta gente, pero ahora con el buen tiempo es increíble. Yo era el cazador, y él, el cazado. Esto ha tenido que ser horrible para Armel. Se merece esta victoria. ¡Felicidades, Armel!”


Mostrar toda la rúbrica


Aviso legal | Mapa del website      ©2012-2017 Azimut Communication - Diseño del web & Kioskos interactivos  - design based on v1 by OC Sport