Home  >  Noticias  >  JEAN-PIERRE DICK, CU [...] NDÉE GLOBE

Recibir nuestro newsletter

Registrarse ahora

 

Su email no será entregado a terceros

Facebook Twitter RSS

Patrocinador oficial

  • Mutuelle Des Sportifs
  • Azimut Communication

Proveedores oficiales

  • Sea & Co
  • FFVISAF
  • TOLRIP
  • SailingNews.tv

Colaboradores

Noticias

JEAN-PIERRE DICK, CUARTO DE LA VENDÉE GLOBE

© Vincent Curutchet / DPPI
© Vincent Curutchet / DPPI

Este miércoles 25 de enero, a las 14 horas, 47 minutos y 45 segundos (hora española), Jean-Pierre Dick ha cruzado en cuarta posición la línea de llegada de la octava Vendée Globe. El patrón del StMichel-Virbac ha completado su vuelta al mundo en solitario en 80 días, 1 hora, 45 minutos y 45 segundos. Gana al final la batalla del trío infernal que ha formado con Yann Eliès (Quéguiner-Leucémie Espoir) y Jean le Cam (Finistère Mer Vent), en una regata casi al contacto desde el océano Índico. Jean-Pierre Dick ha recorrido 27.857 millas a la velocidad media de 14,50 nudos.

Para su cuarta participación en la prueba, Jean-Pierre Dick –que había sido sexto en 2004-2005, se había retirado en 2008 y había conseguido una cuarta plaza en 2012-2013- se dotó de un foiler de última generación. El veterinario de Niza, reconvertido en bretón, afinó aún más su preparación con la esperanza de mejorar su resultado en esta octava Vendée Globe. Por desgracia, tras una buena fase tras la salida recompensada con una segunda posición no lejos del líder Alex Thomson (Hugo Boss), una mala opción táctica cerca de la isla de Madeira hizo retroceder a Jean-Pierre Dick hasta el decimosegundo puesto. El grupo de cabeza pone los pies en polvorosa y evita quedarse clavado en las calmas ecuatoriales, mientras todo lo que puede hacer Jean-Pierre es alcanzar a Jean Le Cam, entonces noveno. Esos dos patrones se convierten en inseparables, hasta el punto que el sorprendente Jean bautiza la situación como “duelo del Rey Jean y el Caballero negro”. Jean-Pierre Dick está evidentemente decepcionado: “Mis camaradas están ahora 1.000 millas delante. ¡Hay que estar zen!”

Zona prohibida y estrecho de Bass

En el océano Índico, el patrón hace hablar a su foil, surfeando con 35 nudos de viento a lo largo de la Zona de Exclusión Antártica (ZEA) y recupera millas a Yann Élies. Por desgracia para Jean-Pierre, un descuido le hace franquear la línea roja de esta zona prohibida por las Instrucciones de Regata y debe dar media vuelta para reparar su error, un error que le cuesta muchas millas duramente ganadas. Después, en una jugada tan original como inédita en la Vendée Globe, el patrón de Niza consigue recuperar su lugar en el seno de ese trío infernal: para evitar una virulenta depresión antes de entrar en el Pacífico, StMichel-Virbac pone proa al estrecho de Bass, situado entre Australia y Tasmania, lo que supone una ruta considerablemente más larga y salpicada además de peligrosos bancos de arena. La operación demuestra valer la pena y al final coloca de nuevo al Caballero negro en contacto con sus dos mejores enemigos, víctimas de un frenazo en la enorme tormenta austral. Para Jean-Pierre Dick, 2016 termina en el cabo de Hornos: entonces es cuarto, 700 millas detrás de Jérémie Beyou (Maître CoQ) y 130 millas delante de Jean le Cam (Finistère Mer Vent).

Una remontada del Atlántico difícil

En las duras condiciones de la remontada del Atlántico, los tres navegantes intercambian varias veces la 4ª, la 5ª y la 6ª posición. El 13 de enero, el patrón del StMichel-Virbac, más rápido con sus foils, establece el nuevo récord entre el cabo de Hornos y el Ecuador en 13 días, 3 horas y 59 minutos. Mientras, los grandes expertos Yann Eliès y Jean Le Cam no dan su brazo a torcer, ni siquiera frente a un foiler de última generación.

“Tengo que esforzarme, porque me enfrento a los mejores figaristas del circuito, que entre los dos suman seis victorias en La Solitaire du Figaro. Son extraordinarios en la regata al contacto”, confiesa Jean-Pierre durante una conexión radiofónica. Los tres patrones navegan en un pañuelo, duermen poco, revisan una y otra vez los reglajes de las velas y vigilan el mar, con mucho tráfico. En la última recta el Caballero negro cae en su barco y se abre la barbilla: tiene que colocarse tres grapas como puede entre los saltos de su monocasco, que va lanzado a 20 nudos... Pero lucha hasta el final para conservar esta cuarta posición, a la vez que disfruta volando sobre sus foils.

Un final muy disputado

“Tengo que acertar la buena estrategia. ¡Y seguro que es la de la paciencia! Será muy frustrante, porque Yann y Jean tienen más viento portante, por lo que recortarán rápidamente su retraso. Si llego con 10 millas de ventaja sobre mis dos rivales en la línea de llegada ya será un éxito”, afirma Jean-Pierre Dick la víspera de la llegada. Cuando el IMOCA azul y naranja cruza la línea en la famosa boya Nouch Sud, la proa de Yann Éliès está a 12 millas de Les Sables-d’Olonne y la del Rey Jean a una treintena de millas. A sus 51 años, el navegante Jean-Pierre Dick no ha podido ganar la Vendée Globe con la que sueña, pero el gentleman sailor, como lo bautizó Loick Peyron, consigue un buen resultado al acabar su vuelta al mundo detrás de tres enormes campeones.

 

 

 


Mostrar toda la rúbrica


Aviso legal | Mapa del website      ©2012-2017 Azimut Communication - Diseño del web & Kioskos interactivos  - design based on v1 by OC Sport