Home  >  Noticias  >  RICH WILSON CULMINA [...] EGUNDA VEZ

Recibir nuestro newsletter

Registrarse ahora

 

Su email no será entregado a terceros

Facebook Twitter RSS

Patrocinador oficial

  • Mutuelle Des Sportifs
  • Azimut Communication

Proveedores oficiales

  • Sea & Co
  • FFVISAF
  • TOLRIP
  • SailingNews.tv

Colaboradores

Noticias

RICH WILSON CULMINA LA VENDÉE GLOBE POR SEGUNDA VEZ

© Olivier Blanchet / DPPI / Vendée Globe
© Olivier Blanchet / DPPI / Vendée Globe

Rich Wilson (Great American IV) ha cruzado la línea de llegada de la 8ª Vendée Globe este martes 21 de febrero de 2017 a las 13 horas, 50 minutos y 18 segundos (hora española). Consigue así la decimotercera posición de esta Vendée Globe 2016-17, vuelta al mundo que ya había completado en 2008 (clasificado en novena posición). Su tiempo de regata es de 107 días, 48 minutos y 18 segundos; el patrón norteamericano ha recorrido 27.480 millas sobre el agua, a la velocidad media de 10,70 nudos. 

Licenciado en Matemáticas por Harvard y en Ciencias por el MIT (Massachussetts Institute of Technology) en Boston, su ciudad natal, Rich Wilson es también un navegante emérito que se dio a conocer en 1980 al ganar la prueba Newport-Bermudas. A partir de los años 90 del siglo pasado, usa la vela como apoyo educativo y establece diversos récords: San Francisco-Boston, Nueva York-Melbourne y Hong Kong-Nueva York a dos a bordo del Great American, un trimarán de 60 pies; en Estados Unidos lo siguen miles de escolares y de adultos. A sus 58 años, ya era el decano de la Vendée Globe 2008-2009, que completó en 121 días. De vuelta en esta octava edición con un programa educativo, Rich Wilson navega a a bordo del plan Owen Clarke de 2006 con el que Dominique Wavre participó en las dos últimas Vendée Globe (Mirabaud).  Formidable embajador de la Vendée Globe en los Estados Unidos, a sus 66 años es nuevamente el decano de esta edición 2016-2017. Repasamos su regata.

Un pequeño grupo internacional en los Mares del Sur

El segundo día de regata Rich saca su caja de herramientas para sustituir un carro de sable en el raíl del mástil, y después para taponar una gran fuga de aceite de la bomba del hidrogenerador. En el Ecuador, que cruzó el 19 de noviembre por duodécima vez, se encuentra en el puesto 21. En una ocasión en que alcanza una larga punta de velocidad a 25 nudos, envía este mensaje: “No entiendo cómo los líderes pueden aguantar el estrés que engendra semejante ritmo!” Al entrar en el océano Índico el 6 de diciembre, el patrón del Great American IV se enfrenta de nuevo a problemas con el hidrogenerador. Por suerte Rich Wilson se aprovecha de un vecindario agradable: navega en un pequeño grupo, tan multigeneracional como internacional, en compañía del benjamín suizo Alan Roura (la Fabrique), los cuarentones franceses Eric Bellion (CommeUnSeulHomme) y Arnaud Boissières (La Mie Câline), así como el navegante-músico irlandés Enda O’Coineen (Team Ireland). En este periodo antes de Navidad el norteamericano disfruta mucho intercambiando correos electrónicos y charlando por VHF con esos navegantes que prácticamente no conocía antes de la salida.

Segunda parte de regata agotadora

A la altura de Nueva Zelanda, el 31 de diciembre, el patrón del Great American sufre una nueva avería, esta vez en el piloto automático. Cuando dobla el cabo de Hornos el 17 de enero, las condiciones meteorológicas son extremadamente violentas. El navegante confiesa que se siente desmoralizado y muy cansado. “No puedo hacer nada en el barco, porque me tengo agarrar constantemente”, comenta en una conexión telefónica. Después es una situación radicalmente opuesta la que se presenta en su proa para remontar el Atlántico. A finales de enero, en la latitud de Río de Janeiro, el patrón norteamericano reconoce su frustración de estar atrapado en una encalmada inaguantable y se muestra desolado por estar dando vueltas sobre sí mismo sin avanzar durante horas y horas. Tiene que esperar hasta el 5 de febrero para volver al hemisferio Norte.

En una ocurrencia antes de la salida, Rich Wilson había avisado maliciosamente: “En caso de que Donald Trump salga elegido, me quedaré más tiempo en el mar”. Sin embargo, con una media de un poco más de 10 nudos, estas últimas 24 horas el Great American IV ha ido más rápido de lo previsto. No cabe ninguna duda de que Rich será objeto, él también, de una acogida triunfal en el canal de Les Sables-d’Olonne, ¡porque culminar el Everest de los océanos a los 66 años es una proeza inédita!

Las primeras palabras de Rich Wilson en el pantalán:

“Es maravilloso estar de regreso aquí. Ver la Francia y todos esos franceses aquí. Es maravilloso ver a Eric (Bellion) y a Alan (Roura). Eran mis hermanos en el Sur. Nos contactábamos por mail casi cada día. En esta edición había mucha más comunicación entre los patrones que en 2008-2009 – Koji, Fabrice, Nandor, Stéphane y Dídac, que estaba inmediatamente detrás mío. Hemos hablado de todo. Esta vez era un poco más duro, porque soy un poco más viejo. El barco era más fácil con los lastres de agua. Se pueden usar los lastres antes que tomar un rizo, que era lo que tenía que hacer cada vez con mi barco anterior. Lo que marca mi regata es que estaba completamente gris todo el tiempo. Gris. Gris. Todo gris. Era deprimente. Hace 4 o 5 días el sol salió durante 20 minutos. Me precipité fuera para tomar un poco el sol en la cara y las manos. Aparte de esto, estaba gris siempre. ¡Era duro!

Pillé todas las calmas que hay en el Atlántico. El Atlántico no se acababa nunca. Hace ocho años dije que nunca más. Es verdad que es duro. Es el recorrido perfecto, la prueba deportiva más estimulante que existe. Mi objetivo era acabar la regata y trabajar para SitesAlive, porque nos siguen 700.000 jóvenes. Lo fabuloso de esta regata es el apoyo del público y toda esa gente en el canal de entrada. Me acuerdo que la primera vez que alguien me dijo “Si acabas la regata, eres un ganador”. Creo que es verdad. También podría citar a Thomas Jefferson. Cuando era embajador en Francia decía que tenemos todos dos países, el nuestro y Francia. Creo que también es verdad.”

Rueda de prensa de Rich Wilson

“La regata era realmente dura. La Vendée Globe es el acontecimiento deportivo más grande del mundo. La Superbowl es una acción de 1 hora, y nosotros damos la vuelta al mundo. Espero que cada vez se interese más gente. El apoyo de los franceses es excepcional.”

5ª mejor ruta

“Si he hecho las mismas millas que Armel, ¿por qué él llegó hace un mes (risas)? Respecto de la vez anterior, creo que el barco era más potente, pero que también tiene unos lastres más sencillos. Cada día he anotado cuántas vueltas hacía con el grinder y la media estaba entre 1.200 y 3.000. es duro para los músculos.”

“No estoy seguro de que todas mis decisiones hayan sido acertadas. Cometí algunos errores en el Sur. Tengo la impresión de entrar en todas las zonas sin viento. Hice un vídeo en un momento para mostrar que daba vueltas. Hice millas de más, por lo que me sorprende de haber recorrido tan pocas.”

“No comprendía cómo los demás podían correr tanto. Mi velocidad me daba miedo todo el rato. No comprendo cómo los líderes pueden ir tan rápido y aguantar semejante estrés. Era frustrante, porque incluso cuando intentaba no navegar de my forma muy conservadora, no conseguía seguirlos. También me hubiera gustado que Armel o Jean le Cam me dieran clases.”

“Cuando recibí el barco, Dominique Wavre me preguntó si quería saber la velocidad máxima del barco. No quería espantarme, pero lo escribió en un papelito. Me dije que si veía un 3 en la columna de las decenas, me iría a llorar debajo de la mesa de cartas. En el papel estaba escrito 35,7 nudos. Una tarde en la bajada del Atlántico alcancé 31,3 nudos. Dos semanas después, llegué a 32 nudos, pero no sé cuándo fue. Brian Thompson decía que se alcanzaban las velocidades más elevadas bajo piloto automático, porque este no tiene miedo.”

No me lesioné durante la regata. He comido bien, pero dormir era complicado. Esos barcos son violentos, te puedes hacer daño si no te agarras. Siempre tenía un sitio para agarrarme. Puse grip de la empuñadura de raqueta de tenis. Al final de la regata tenía problemas de piloto, por lo que tenía que intervenir a menudo y llevaba un casco para ir. Me gusta hacer buenas maniobras. El placer también es ver las estrellas, pero no las he visto. El cielo estaba realmente gris todo el rato.”

“Hablé por VHF con un barco militar brasileño. Después vi que Eric se había escapado. Después ya no vi nada más. Pensaba que estaba solo en el mundo.”

“Hay una diferencia entre la soledad y sentirse solo. Las velas son gigantescas, y muy pesadas. Es un trabajo de demonios. Tenía una entrenadora, pero no era suficiente para navegar en ese tipo de barco.”

“Creé mi programa educativo en 1993. Creo que ese tipo de programa se basa en situaciones concretas. Este año la web estaba en 4 lenguas. El principio de Site Alive es conectar a los estudiantes con la realidad con el apoyo de profesores especializados. Teníamos a 15 personas que escribían para nosotros. La gente podía plantearnos preguntas. Teníamos a una experta en geología lunar y la gente podía dirigirse a ella directamente.”

“No pensaba ser una fuente de inspiración para las personas de más edad. Pero mientras se pueden hacer cosas, hay que hacerlas. Es una obligación. Se ha hablado mucho de mi edad, pero Nandor Fa, que tiene 63 años, llegó hace dos semanas. Si hubiera un premio para la relación edad/resultado, sería para Nandor Fa.”

“Soy uno solo con el barco. El barco no es nadie sin mí, y yo no soy nadie sin él, somos un equipo. Estaba muy bien preparado. Solo hice pequeñas reparaciones. No quería decir a los otros participantes que tenía un problema con la trinqueta. Dídac y Romain me han recuperado después del cabo de Hornos.”

“La comunicación era muy importante durante esta Vendée Globe. He hablado con muchos patrones por mails. Es lo que hace tan especial esta regata.”

“Tardaré varios meses en reponerme, pero me siento bien.”

“A veces en el mar estamos cansados o frustrados. Pensamos que Neptuno nos persigue. Intentaba llorar para sentirme mejor, para reducir esa presión, pero no podía. Lo conseguí cuando Lauren me mandí una foto de una escuela de la India en la que se veía a alumnos con pins de Sites Alive. Es por eso que he hecho esa aventura.”

 

 


Mostrar toda la rúbrica


Aviso legal | Mapa del website      ©2012-2017 Azimut Communication - Diseño del web & Kioskos interactivos  - design based on v1 by OC Sport