Home  >  Noticias  >  PUNTO FINAL: SÉBASTI [...] E GLOBE

Recibir nuestro newsletter

Registrarse ahora

 

Su email no será entregado a terceros

Facebook Twitter RSS

Patrocinador oficial

  • Mutuelle Des Sportifs
  • Azimut Communication

Proveedores oficiales

  • Sea & Co
  • FFVISAF
  • TOLRIP
  • SailingNews.tv

Colaboradores

Noticias

PUNTO FINAL: SÉBASTIEN DESTREMAU, 18º DE LA VENDÉE GLOBE

@ JM Liot
@ JM Liot

Sébastien Destremau (TechnoFirst-faceOcean) se ha adjudicado la decimoctava y última plaza de la Vendée Globe, este sábado 11 de marzo de 2017, a las 1 horas, 40 minutos y 18 segundos, después de 124 días, 12 horas, 38 minutos y 18 segundos de regata, a la velocidad media de 9,47 nudos. El patrón de Toulon finaliza así la octava Vendée Globe, 50 días después del vencedor, Armel Le Cléac’h (Banque Populaire VIII), llegado el pasado 19 de enero. Con 29 participantes en la salida y 18 en la llegada, una cifra que no se había alcanzado nunca, la octava edición de la Vendée Globe consigue un nuevo récord en la historia de la regata. 

Nacido en Bretaña hace 52 años, el navegante echó sin embargo sus raíces en el sur de Francia, en Toulon. Tras una preparación olímpica en Flying Dutchman, este navegante oceánico participó en diversas regatas de primera línea con tripulación, como la Volvo Ocean Race y la Sydney–Hobart. Reconvertido en asesor, Sébastien también creó una revista en vídeo que cubre la actualidad de la vela. Optó por inscribirse en la Vendée Globe como un aventurero, un reto personal finalmente superado en esta vuelta al mundo de cuatro meses, solo alrededor del planeta.

Su barco TechnoFirst-faceOcean

Comprado en 2015 en un puerto de Sudáfrica, el Imoca60 TechnoFirst-faceOcean, construido en 1998, ya tenía dos Vendée Globe bajo su quilla, con Josh Hall (9º en 2000-2001), y más tarde con Steve White (8º en 2008-2009). Tras una travesía desde Ciudad del Cabo hasta su base de Toulon, Sébastien Destremau se clasificó para la vuelta al mundo en la Calero Solo Transat en abril de 2016, entre Lanzarote y Newport. Con el barco más antiguo de la flota, sin quilla basculante ni orza, un presupuesto más que ajustado, un mástil roto y sustituido pocas semanas antes de la salida, Sébastien no se desanimó ni renunció a presentarse al pie del Everest de los océanos: “Es un concentrado de sencillez, ¡es una bicicleta sin cambio de marchas!”, advirtió el navegante antes de la salida del 6 de noviembre. Repasamos su regata.

Un motor de arranque recalcitrante

Mientras se navega sin más presión que la de llevar hasta el final de la aventura, detrás de toda la flota pese a un intento de recortar el recorrido cerca de la costa africana, el motor de arranque se rompe a la tercera semana de regata. Gracias al sistema inventado por Michel Desjoyeaux, Sébastien consigue reparar y puede volver a usar su motor, indispensable para llenar los lastres del barco. Un dispositivo como un cortacésped, que requiere casi una hora de preparativos cada vez que se arranca el motor, pero con el que el patrón aventurero deberá conformarse hasta el final de su periplo. Cuando lleva un mes de regata y se aproxima al cabo de Buena Esperanza, el navegante de Toulon es alcanzado por Dídac Costa (OnePlanet- OneOcean), que había salido cuatro días más tarde de Les Sables-d’Olonne por sus problemas de electrónica. “Reconforta iniciar esta primera zona del Gran Sur con Dídac justo al lado… Podemos estar pendientes uno del otro e intervenir si es necesario, porque tendremos 35 nudos hasta el fin de semana.” Sin embargo, el español se escapa. En el momento de entrar en el océano Índico, es Romain Attanasio (Famille Mary – Etamine du Lys) quien, tras una parada de dos días para reparar sus timones, se une a Sébastien para una navegación a dos hasta Leuwin, el segundo cabo de la Vendée Globe. A finales de diciembre, Pieter Heerema (No Way Back), frenado al hacer rumbo hacia el norte para evitar un temporal, se une al tándem que cierra la flota a la altura de las costas australianas. Desde la salida, Sébastien envía cada día un vídeo y muestra su sorpresa por la dureza de la prueba: “Hay que constatar que seguimos en pie… Me cuesta creerlo, pero es la verdad. Somos tíos normales que hacemos cosas inhumanas…”

 Solo en la segunda parte de la regata

Antes de emprender la travesía del Pacífico, Sébastien decide pararse fondeado en Tasmania el 3 de enero para comprobar el estado de su barco. Cuando reemprende la regata tres días después, acumula un retraso de 1.000 millas respecto de Pieter Heerema y su No Way Back. A partir de ese momento, TechnoFirst-faceOcean navegará aislado del resto de la flota, en 18ª y última posición. Pese a ello el patrón está tranquilizado respecto del estado de su barco, que lleva con prudencia con el J3 y 2 rizos en la mayor. “Nunca me he lamentado de reducir trapo, nunca… Claro que vamos menos rápido, pero seguro que iremos mucho más lejos”, asegura en una conexión. El 29 de enero, cuando Destremau dobla Hornos, el tercero y último cabo, los seis primeros participantes de esta edición 2016-2017 de la Vendée Globe ya están en el pantalán de Port Olona y el séptimo, Louis Burton (Bureau Vallée), se encuentra en las Azores. Pieter Heerema (No Way Back) está a la altura de Argentina, 1.200 millas delante y Sébastien reconoce tener una mezcla de sentimientos al pasar la gran roca que anuncia la remontada del Atlántico y la última cuarta parte de la aventura. “Me ha gustado el océano Austral, lo dejo con tristeza porque me encontraba bien con los albatros como única compañía. Pienso en Moitessier y lo comprendo, experimento ese cuestionamiento sobre la tentación de quedarse en el mar.”

“Bienvenido a la oficina… ¡Hasta mañana a las ocho”

 Pero Sébastien no piensa recorrer indefinidamente los océanos, porque con la ayuda de una percha fabrica una llave para cerrar simbólicamente la puerta detrás de él. De hecho, es la excusa para escribir un mini-guión por parte de este campeón de los vídeos, a quien le encanta filmarse cada día, compartiendo comentarios, reparaciones, momentos de pasión y de cabreo. Las filmaciones iniciadas con un “Bienvenido a la oficina” acaban muchas veces con un “Hasta mañana a las 8”.

La remontada del Atlántico no es precisamente placentera. Al revés, el hambre hace mella en el patrón del TechnoFirst-faceOcean en las últimas dos semanas de su periplo. Corto de provisiones, se raciona y solo hace una comida al día, y no son sus infructuosos intentos de pescar al curricán mientras navega en el anticiclón de las Azores lo que le permite llenar su estómago. Sébastien dedica entonces su tiempo libre a pulir la letra de una canción dedicada a su Vendée Globe, escrita por algunos amigos y acompañada de un viodeoclip. He aquí algunos extractos: “Los vencedores son todos los que han podido acabar…” o “Los chubascos curten al navegante…” No es seguro que esta obra musical entre en los Cuarenta Musicales, pero este sábado por la mañana la remontada del mítico canal promete ser épica, al menos tanto como este navegante atípico, que seguro que no dejará de imaginar una nueva llave simbólica en su estela, como la mejor forma de iniciar una nueva página es su vida de aventurero.

 


Mostrar toda la rúbrica


Aviso legal | Mapa del website      ©2012-2017 Azimut Communication - Diseño del web & Kioskos interactivos  - design based on v1 by OC Sport