IMOCA http://www.imoca.org Últimas noticias sp-SP <![CDATA[LA 8ª VENDÉE GLOBE BAJA EL TELÓN CON UNA EMOCIONANTE CEREMONIA DE CLAUSURA]]> http://www.imoca.org/default.asp?mode=articles&id=1911 Mon, 15 May 2017 00:00:00 GMT http://www.imoca.org/default.asp?mode=articles&id=1911 La ceremonia de clausura de la 8ª Vendée Globe se celebró este sábado 13 de mayo en Les Sables d'Olonne, en presencia de los 29 patrones participantes. Esta excepcional y emocionante velada puso un broche de oro a una edición magnífica. Ya está fijado el inicio de la 9ª Vendée Globe: la salida será el 8 de noviembre de 2020, a las 13h02.   La 8ª Vendée Globe ya ha acabado. Sus héroes han sido agasajados por última vez en Les Sables d’Olonne, ciudad de salida y de llegada de la vuelta al mundo en solitario y sin escalas. Organizada por el Consejo del Departamento de la Vendée, la ceremonia de clausura permitió revivir la gran aventura de la vuelta al mundo en solitario. Se palpaba la emoción entre los 29 patrones de la Vendée Globe 2016-2017, que asistieron todos ellos a la velada.    “Estamos todos emocionados de volver a Les Sables d’Olonne”. Los primeros en subir al escenario fueron los 11 patrones que por desgracia se vieron obligados a retirarse: Paul Meilhat, Morgan Lagravière, Sébastien Josse, Kojiro Shiraishi, Bertrand de Broc, Stéphane Le Diraison, Vincent Riou, Thomas Ruyant, Enda O’Coineen, Thomas Ruyant et Tanguy de Lamotte. Su presencia es un recordatorio de que estar en la línea de salida de la Vendée Globe ya es todo un éxito, pues la inversión y los sacrificios necesarios para montar un proyecto de estas características y presentarse en la línea de salida son muy grandes. A continuación aparecieron los navegantes clasificados entre la 11ª y la 18ª posición: Fabrice Amedeo, Alan Roura, Rich Wilson, Dídac Costa, Romain Attanasio, Conrad Colman, Pieter Heerema y Sébastien Destremau. “Me siento muy honrado de estar aquí y todos nosotros estamos emocionados de volver a Les Sables d’Olonne. Hacía ya tiempo que no nos habíamos visto todos. Esta noche me saltan las lágrimas”, declaró el suizo Alan Roura, resumiendo perfectamente el sentimiento general. Después se agasajó a los patrones que acabaron entre la 4ª y la 10ª posición: Jean-Pierre Dick, Yann Eliès, Jean Le Cam, Louis Burton, Nandor Fa, Eric Bellion y Arnaud Boissières. “Esta ceremonia permite volver a sumergirse en los momentos inolvidables vividos el pasado invierno. Esta noche siento un gran orgullo de estar junto a navegantes que eran mis ídolos cuando era niño”, subrayó Louis Burton. “Revivimos las emociones que experimentamos navegando, y también durante la preparación”, confirmó Yann Eliès. “¡Y te entran las ganas de pensar en la 9ª edición”, explicó Bellion, 9º clasificado y primer rookie de la última Vendée Globe, a quien Bruno Retailleau, Presidente de la Región Pays de la Loire entregó un trofeo especial. “Me descubrí a mí mismo en esta Vendée Globe. Fue maravilloso encontrar recursos inesperados. Te sientes grande, fuerte, es fabuloso”, exclamó un entusiasmado Eric.  Tres héroes para un podio Jérémie Beyou, 3º de la Vendée Globe fue el siguiente: “Es difícil expresar en palabras lo que hemos vivido. Pasas por todo tipo de emociones. Pero el espíritu humano es grande: solo recuerdas los momentos buenos. Dentro de cuatro años volveré a estar aquí, con un barco nuevo; tengo mucha suerte…” Después el micrófono pasó a Alex Thomson, 2º tras un épico duelo con Armel Le Cléac’h: “¿Estáis preparados para un ganador británico en 2020?”, preguntó a los presentes. El último en subir al escenario fue el gran vendedor, Armel Le Cléac’h, que recibió el Trofeo de manos de Yves Auvinet, Presidente de la Vendée Globe. Emocionado también, Armel recordó su increíble aventura: “El duelo con Alex fue de una intensidad increíble. Después de acabar segundo en dos ocasiones, he conseguido ganar. No lo olvidaré jamás. Nunca eres el mismo cuando acabas una Vendée Globe.” Tras la tradicional foto de familia, los patrones participaron en una última gran parada en la avenida del puerto, ante el público, tan numeroso como entusiasta. ¡Nos vemos el 8 de noviembre de 2020 en la salida de la 9ª Vendée Globe! Yves Auvinet clausuró la velada poniendo de relieve el positivo balance de la Vendée Globe 2016-2017: “Quiero resaltar la suerte de nuestro departamento de tener un evento que se nos envidia, y con motivo. Me siento feliz de que los 29 patrones hayan regresado sanos y salvos. Gracias por la alegría que aportáis al público, dais un buen ejemplo de humanidad. Esto nos da fuerza para hacerlo aún mejor en el 2020. Y ya os lo anuncio desde ahora mismo: la salida de la 9ª Vendée Globe será el 8 de noviembre de 2020, a las 13h02…”.  [Leer más]]]> <![CDATA[La FNOB presenta en París el Anuncio de regata de la Barcelona World Race 2018-2019]]> http://www.imoca.org/default.asp?mode=articles&id=1910 Fri, 12 May 2017 00:00:00 GMT http://www.imoca.org/default.asp?mode=articles&id=1910 La FNOB (Fundació Navegació Oceànica Barcelona) ha presentado esta semana el Anuncio de Regata de la Barcelona World Race 2018-2019 en la Asamblea General de la clase IMOCA, celebrada en París el 26 de abril, tras acordar con la clase IMOCA el nuevo formato de la regata. El Anuncio de Regata de la Barcelona World Race 2018-2019, que zarpará el 12 de enero de 2019, fue presentado por Xosé-Carlos Fernández, Director General de la FNOB, miembro de la Asamblea General y del Consejo de Administración de la Clase IMOCA. El equipo técnico de la FNOB ha trabajado los últimos seis meses con la clase IMOCA así como con la organización de la Vendée Globe para consensuar el nuevo formato de la Barcelona World Race. El objetivo del trabajo conjunto entre los organizadores de ambas regatas es conseguir una mejor coordinación entre la Barcelona World Race y la Vendée Globe, así como recoger las sugerencias de los equipos de la clase IMOCA con respecto al formato ideal de la regata española. La FNOB ha querido atender las demandas del mercado, es decir, de los equipos participantes potenciales, a fin de favorecer una mayor participación y alcanzar nuevos territorios de patrocinio. El documento ha sido acogido muy positivamente y, en los próximos días, el Director General de la FNOB tiene previsto llevar a cabo entrevistas con los equipos que ya han manifestado su interés. Entre las nuevas reglas, la cuarta edición de la Barcelona World Race constará de dos etapas: Barcelona-Sydney-Barcelona, y la clasificación final será con la suma de los tiempos de ambas. La ciudad australiana será parada obligatoria, donde los equipos podrán reparar y volver a poner a punto los barcos y sustituir al co-patrón si se desea.(sometido a aprobación definitiva por parte de la RFEV)Organizada por la Fundació Navegació Oceànica Barcelona (FNOB), cuyos patrones son el Ajuntament de Barcelona, la Cambra de Comerç, la Fira de Barcelona y el Port de Barcelona, la Barcelona World Race, como en las últimas ediciones, forma parte del Campeonato del Mundo IMOCA, con coeficiente 8 y con la categoría ISAF Major Event. Sobre la Fundació Navegació Oceànica Barcelona (FNOB)La Fundació Navegació Oceànica Barcelona (FNOB) es una institución pública creada en 2005 con el objetivo desarrollar, en el territorio y a través de la vela oceánica, proyectos de valor entorno a sus cuatro ejes estratégicos: el Deporte, la Formación, la Ciencia y la Empresa/Industria, contando para ello con la implicación y colaboración del tejido universitario, institucional y empresarial de Barcelona. La entidad -constituida por el Ajuntament de Barcelona, Fira de Barcelona, Port de Barcelona y la Cambra de Comerç de Barcelona- ha organizado varias regatas oceánicas, entre las que destaca la Barcelona World Race, una vuelta al mundo a dos que, con tres ediciones a sus espaldas, la primera de ellas en 2007, se ha convertido en uno de los pilares, con la Vendée Globe, del Campeonato del Mundo IMOCA OCEAN MASTERS. Asimismo, también ha organizado el récord Nueva York-Barcelona, la Vuelta a España a Vela en IMOCA y la Europa Warm’Up.   Para más información, contactar con:ARENALIA ComunicaciónLaia Jardí · + 34 628 673 970 · ljardi@arenalia.comEguzkiñe Añón · + 34 609 027 747 · eanon@arenalia.comLluis Gubern · +34 699 563 954 · lgubern@arenalia.comFNOB Fundació Navegació Oceànica BarcelonaCarlos Clastre · +34 607 277 341 · cclastre@fnob.orgMaria Godoy · +34 699 632 742 · mgodoy@fnob.org[Leer más]]]> <![CDATA[LA ASAMBLEA GENERAL IMOCA CONFIRMA LA APUESTA POR LOS FOILS]]> http://www.imoca.org/default.asp?mode=articles&id=1908 Wed, 03 May 2017 00:00:00 GMT http://www.imoca.org/default.asp?mode=articles&id=1908 La Asamblea General de la IMOCA se ha celebrado este miércoles 26 de abril en París, en la sede de la Federación Francesa de Vela. Había mucha expectación ante esta Asamblea porque, además de realizar el balance de una buena temporada culminada con el final de la Vendée Globe, tenía que aprobar las reglas fijadas para los cuatro próximos años y validar así las estrategias técnicas y lanzar los proyectos para la próxima temporada. Un año 2016 excepcional La edición 2015-16 del Campeonato IMOCA Ocean Masters acabó con una Vendée Globe excepcional; con 29 patrones en la salida, 18 en la llegada, 10 nacionalidades representadas, 7 IMOCA60 equipados con foils, una competición extraordinaria, un podio disputado hasta las últimas millas, proyectos aventura con los que se identifica mucho público y cifras de repercusión récord para la regata y los equipos. Esta octava edición de la vuelta al mundo es un éxito aplaudido unánimemente y confirma la posición de líder que ocupa la Clase IMOCA entre las clases oceánicas. Jean Kerhoas, que preside la Asociación desde 2013, presentó su informe y subrayó las buenas decisiones que marcaron los últimos cuatro años, especialmente en cuanto a seguridad y fiabilidad. La implementación de los mástiles y quillas estándar han cumplido los objetivos, y ninguno de los 6 barcos que los llevaban ha sufrido percance alguno al respecto. Otro punto importante de las preocupaciones de la clase IMOCA es el desarrollo de su campeonato del mundo IMOCA Ocean Masters que desde 2013 se organiza con la empresa OSM y el apoyo de Sir Keith Mills. A este respecto, el éxito de la regata transatlántica New York-Vendée (Les Sables d’Olonne) parece haberse hecho un hueco en el seno del programa y formará parte de los calendarios de las próximas temporadas. En este final de ciclo, muchos IMOCA60 en venta han encontrado comprador, y la mayoría de estos han anunciado su objetivo de participar en la próxima Vendée Globe 2010 y otras regatas de preparación. Por otra parte, el anuncio realizado la semana pasada de la llegada de un nuevo patrocinador, Charal, al lado de Jérémie Beyou y la construcción de un barco nuevo confirman también de manera muy clara todo el dinamismo de la Clase IMOCA. La apuesta por los foils Desplegados por primera vez en los IMOCA60 durante 2015, los foils han sido objeto de animados debates. Esos apéndices han demostrado muy pronto no solo que son fiables y tienen un buen rendimiento, sino también son un elemento de comunicación muy potente durante las competiciones. Con cuatro IMOCA60 provistos de foils en las cuatro primeras posiciones de la Vendée Globe, esa opción tecnológica ha superado el examen, y es muy lógico por tanto que la Asamblea General haya reforzado esa apuesta, al autorizar más posibilidades de reglaje de esos apéndices para optimizar su uso. La estabilidad de las reglas guio las propuestas del comité técnico para las evoluciones, y las nuevas reglas, aprobadas por una amplia mayoría, ya están en vigor hasta 2021. Entre las decisiones adoptadas por la Asamblea cabe destacar que a partir de ahora los patrones navegarán con una vela menos y también que se han realizado algunos ajustes para favorecer la seguridad gracias a la experiencia de las últimas Vendée Globe y Barcelona World Race. Un programa de regatas aprobado hasta la Vendée Globe 2020 La Asamblea aprobó su programa de regatas para el ciclo IMOCA Ocean Masters establecido para los próximos cuatro años para permitir una mejor preparación para la Vendée Globe, y optó por la estabilidad con las clásicas Rolex Fastnet Race, Transat Jacques Vabre y Ruta del Ron, y reitera su apoyo a la Barcelona World Race, cuyo Anuncio de Regata fue presentado por el Director General de la FNOB, Xosé-Carlos Fernandez. Un formato renovado para la vuelta al mundo a dos con salida en Barcelona, que incorpora una escala en Sydney y que empezará el 12 de enero de 2019. Laura Legoff, Directora General de la Vendée Globe confirmó el interés de la SAEM Vendée en participar junto a la Clase IMOCA en las reflexiones que se lleven a cabo para reforzar la coherencia de las regatas del circuito IMOCA Ocean Masters a largo plazo. Caras nuevas La Asamblea General 2017 de la IMOCA fue también la oportunidad de acoger a nuevos miembros y nuevos proyectos, como la germano-francesa Isabelle Joschke, el alemán Boris Hermann, que navegará con el gallardete del Yacht Club de Monaco a bordo del barco con foils ex Gitana16, y Pierre Lacaze y Yoann Richomme, que participarán en la Transat Jacques Vabre del próximo noviembre con el diseño de Lombard con el que Samantha Davies tomó la salida de la Vendée Globe 2012. El nuevo Consejo de Administración, que se encargará de dirigir la Clase IMOCA en su evolución y sus decisiones estratégicas para el futuro, es más joven y más internacional. En efecto, excepto Alex Thomson, que fue reelegido como miembro del Consejo de Administración por noveno año consecutivo, el consejo acogió ayer a los patrones Conrad Colman, Tanguy De Lamotte y Paul Meilhat, así como al Team Manager del equipo No Way Back, Antoine Mermod, que fue elegido para el cargo de Presidente. Motivada para proseguir el desarrollo de la Clase en un sentido continuista con las orientaciones adoptadas desde hace varios años, mejorando su funcionamiento interno, la Asamblea dio un voto de confianza a nuevos representantes y confirma su voluntad de apertura internacional con la llegada del más francés de los neozelandeses. Tras cuatro años de llevar la gestión y el desarrollo de la Clase IMOCA, el mandato del Presidente  saliente, Jean Kerhoas, no fue renovado y los tres miembros restantes, Vincent Riou, Jean Le Cam y Luc Talbourdet, que trabajaron a su lado, expresaron su deseo de retirarse del  Consejo. Las próximas semanas permitirán a este nuevo equipo ponerse en marcha antes de posicionarse sobre los ejes de desarrollo que desearán dirigir.  Antoine Mermod, Presidente de la Clase IMOCA: “Estoy muy satisfecho de haber sido escogido para dirigir el nuevo consejo de administración elegido por los miembros de la Clase IMOCA. La clase va muy bien gracias a la calidad del trabajo llevado a cabo durante los últimos cuatro años por Jean Kerhoas y su equipo. En estos momentos tenemos unas reglas aprobadas hasta 2021 y un programa de regatas que nos lleva hasta la próxima Vendée Globe. A la clase llegan nuevos patrones, se construyen nuevos barcos y la mayoría de patrones que han brillado en la última Vendée Globe optimizan sus barcos o cambian de barco para ser más competitivos. La temporada 2017 debería traernos regatas magníficas, con el colofón de la Transat Jacques Vabre en noviembre.”   Programa IMOCA Ocean Masters 2017-2020: 2017 Rolex Fastnet Race / Transat Jacques Vabre 2018 New York – Barcelona / Ruta del Ron 2019 Barcelona World Race / Rolex Fastnet Race / Transat Jacques Vabre 2020 New York – Vendée / Vendée Globe  [Leer más]]]> <![CDATA[Campeonato del Mundo IMOCA Ocean Masters: El triunfo de Armel Le Cléac’h]]> http://www.imoca.org/default.asp?mode=articles&id=1900 Thu, 16 Mar 2017 00:00:00 GMT http://www.imoca.org/default.asp?mode=articles&id=1900 Asistencia récord, patrones de mil personalidades y podio magnífico. La 8ª Vendée Globe, que ahora acaba, pasará sin duda a la historia como una de sus ediciones más bonitas. Sobre todo para Armel Le Cléac’h, que en su tercer intento ha conseguido inscribir su nombre en el palmarés. La victoria de Armel Le Cléac’h, maestro de los océanos y de los nervios tras 74 días, 3 horas, 35 minutos y 46 segundos de regata, nadie la discute. Y eso que fue muy disputada. En cabeza desde mediados de noviembre, el patrón del Imoca60 Banque Populaire VIII cabalgó mucho tiempo solo por los mares del Sur antes de que, cuando los sistemas meteorológicos volvieron a repartir juego, el líder viera cómo se echaba sobre él Alex Thomson (Hugo Boss), segundo a tan solo 15 horas escasas de él. Cuatro días después, Jérémie Beyou (Maître-CoQ) completó ese podio de acento bretón y galés. Caía la noche, glacial y mágica, cuando Armel Le Cléac’h cruzó la línea de llegada el pasado 19 de enero, antes de remontar el mítico canal de Les Sables d’Olonne para saborear su triunfo. El patrón bretón no fue el único que superó su reto en esta edición. La clase IMOCA ha demostrado que acertó al imponer a los barcos nuevos mástiles y quillas estándar, de una fiabilidad ya probada y que no han impedido que el vencedor estableciera un nuevo récord de la Vendée Globe, al mejorar en cuatro días el establecido por François Gabart (Macif) en 2013. Finalmente los foils, tema central de esta edición tan acalorada, han demostrado ser el arma fatal de esta edición, por cuanto han monopolizado sin discusión los cuatro primeros puestos de la clasificación. Esos nuevos alerones no son ajenos al hecho de que Armel Le Cléac’h suceda a Jean le Cam como campeón del mundo IMOCA. Por primera vez en la historia de la clase, el podio del campeonato del mundo 2015-2016, establecido tras cinco regatas, es un corta-y-pega del de la Vendée Globe. Lo que demuestra, por si alguien lo dudaba aún, que esas pruebas antes de la gran prueba nunca han sido tan importantes en la preparación y la formación de nuestros campeones.      [Leer más]]]> <![CDATA[PUNTO FINAL: SÉBASTIEN DESTREMAU, 18º DE LA VENDÉE GLOBE ]]> http://www.imoca.org/default.asp?mode=articles&id=1898 Wed, 15 Mar 2017 00:00:00 GMT http://www.imoca.org/default.asp?mode=articles&id=1898 Sébastien Destremau (TechnoFirst-faceOcean) se ha adjudicado la decimoctava y última plaza de la Vendée Globe, este sábado 11 de marzo de 2017, a las 1 horas, 40 minutos y 18 segundos, después de 124 días, 12 horas, 38 minutos y 18 segundos de regata, a la velocidad media de 9,47 nudos. El patrón de Toulon finaliza así la octava Vendée Globe, 50 días después del vencedor, Armel Le Cléac’h (Banque Populaire VIII), llegado el pasado 19 de enero. Con 29 participantes en la salida y 18 en la llegada, una cifra que no se había alcanzado nunca, la octava edición de la Vendée Globe consigue un nuevo récord en la historia de la regata.  Nacido en Bretaña hace 52 años, el navegante echó sin embargo sus raíces en el sur de Francia, en Toulon. Tras una preparación olímpica en Flying Dutchman, este navegante oceánico participó en diversas regatas de primera línea con tripulación, como la Volvo Ocean Race y la Sydney–Hobart. Reconvertido en asesor, Sébastien también creó una revista en vídeo que cubre la actualidad de la vela. Optó por inscribirse en la Vendée Globe como un aventurero, un reto personal finalmente superado en esta vuelta al mundo de cuatro meses, solo alrededor del planeta. Su barco TechnoFirst-faceOcean Comprado en 2015 en un puerto de Sudáfrica, el Imoca60 TechnoFirst-faceOcean, construido en 1998, ya tenía dos Vendée Globe bajo su quilla, con Josh Hall (9º en 2000-2001), y más tarde con Steve White (8º en 2008-2009). Tras una travesía desde Ciudad del Cabo hasta su base de Toulon, Sébastien Destremau se clasificó para la vuelta al mundo en la Calero Solo Transat en abril de 2016, entre Lanzarote y Newport. Con el barco más antiguo de la flota, sin quilla basculante ni orza, un presupuesto más que ajustado, un mástil roto y sustituido pocas semanas antes de la salida, Sébastien no se desanimó ni renunció a presentarse al pie del Everest de los océanos: “Es un concentrado de sencillez, ¡es una bicicleta sin cambio de marchas!”, advirtió el navegante antes de la salida del 6 de noviembre. Repasamos su regata. Un motor de arranque recalcitrante Mientras se navega sin más presión que la de llevar hasta el final de la aventura, detrás de toda la flota pese a un intento de recortar el recorrido cerca de la costa africana, el motor de arranque se rompe a la tercera semana de regata. Gracias al sistema inventado por Michel Desjoyeaux, Sébastien consigue reparar y puede volver a usar su motor, indispensable para llenar los lastres del barco. Un dispositivo como un cortacésped, que requiere casi una hora de preparativos cada vez que se arranca el motor, pero con el que el patrón aventurero deberá conformarse hasta el final de su periplo. Cuando lleva un mes de regata y se aproxima al cabo de Buena Esperanza, el navegante de Toulon es alcanzado por Dídac Costa (OnePlanet- OneOcean), que había salido cuatro días más tarde de Les Sables-d’Olonne por sus problemas de electrónica. “Reconforta iniciar esta primera zona del Gran Sur con Dídac justo al lado… Podemos estar pendientes uno del otro e intervenir si es necesario, porque tendremos 35 nudos hasta el fin de semana.” Sin embargo, el español se escapa. En el momento de entrar en el océano Índico, es Romain Attanasio (Famille Mary – Etamine du Lys) quien, tras una parada de dos días para reparar sus timones, se une a Sébastien para una navegación a dos hasta Leuwin, el segundo cabo de la Vendée Globe. A finales de diciembre, Pieter Heerema (No Way Back), frenado al hacer rumbo hacia el norte para evitar un temporal, se une al tándem que cierra la flota a la altura de las costas australianas. Desde la salida, Sébastien envía cada día un vídeo y muestra su sorpresa por la dureza de la prueba: “Hay que constatar que seguimos en pie… Me cuesta creerlo, pero es la verdad. Somos tíos normales que hacemos cosas inhumanas…”  Solo en la segunda parte de la regata Antes de emprender la travesía del Pacífico, Sébastien decide pararse fondeado en Tasmania el 3 de enero para comprobar el estado de su barco. Cuando reemprende la regata tres días después, acumula un retraso de 1.000 millas respecto de Pieter Heerema y su No Way Back. A partir de ese momento, TechnoFirst-faceOcean navegará aislado del resto de la flota, en 18ª y última posición. Pese a ello el patrón está tranquilizado respecto del estado de su barco, que lleva con prudencia con el J3 y 2 rizos en la mayor. “Nunca me he lamentado de reducir trapo, nunca… Claro que vamos menos rápido, pero seguro que iremos mucho más lejos”, asegura en una conexión. El 29 de enero, cuando Destremau dobla Hornos, el tercero y último cabo, los seis primeros participantes de esta edición 2016-2017 de la Vendée Globe ya están en el pantalán de Port Olona y el séptimo, Louis Burton (Bureau Vallée), se encuentra en las Azores. Pieter Heerema (No Way Back) está a la altura de Argentina, 1.200 millas delante y Sébastien reconoce tener una mezcla de sentimientos al pasar la gran roca que anuncia la remontada del Atlántico y la última cuarta parte de la aventura. “Me ha gustado el océano Austral, lo dejo con tristeza porque me encontraba bien con los albatros como única compañía. Pienso en Moitessier y lo comprendo, experimento ese cuestionamiento sobre la tentación de quedarse en el mar.” “Bienvenido a la oficina… ¡Hasta mañana a las ocho”  Pero Sébastien no piensa recorrer indefinidamente los océanos, porque con la ayuda de una percha fabrica una llave para cerrar simbólicamente la puerta detrás de él. De hecho, es la excusa para escribir un mini-guión por parte de este campeón de los vídeos, a quien le encanta filmarse cada día, compartiendo comentarios, reparaciones, momentos de pasión y de cabreo. Las filmaciones iniciadas con un “Bienvenido a la oficina” acaban muchas veces con un “Hasta mañana a las 8”. La remontada del Atlántico no es precisamente placentera. Al revés, el hambre hace mella en el patrón del TechnoFirst-faceOcean en las últimas dos semanas de su periplo. Corto de provisiones, se raciona y solo hace una comida al día, y no son sus infructuosos intentos de pescar al curricán mientras navega en el anticiclón de las Azores lo que le permite llenar su estómago. Sébastien dedica entonces su tiempo libre a pulir la letra de una canción dedicada a su Vendée Globe, escrita por algunos amigos y acompañada de un viodeoclip. He aquí algunos extractos: “Los vencedores son todos los que han podido acabar…” o “Los chubascos curten al navegante…” No es seguro que esta obra musical entre en los Cuarenta Musicales, pero este sábado por la mañana la remontada del mítico canal promete ser épica, al menos tanto como este navegante atípico, que seguro que no dejará de imaginar una nueva llave simbólica en su estela, como la mejor forma de iniciar una nueva página es su vida de aventurero.  [Leer más]]]> <![CDATA[EL HOLANDÉS PIETER HEEREMA, 17º DE LA VENDÉE GLOBE]]> http://www.imoca.org/default.asp?mode=articles&id=1897 Tue, 07 Mar 2017 00:00:00 GMT http://www.imoca.org/default.asp?mode=articles&id=1897 El holandés Pieter Heerema (No Way Back) ha cruzado la línea de llegada de la 8ª edición de la Vendée Globe a las 22 horas, 26 minutos y 12 segundos (hora española) del jueves 2 de marzo de 2017. De esta forma se clasifica en 17ª posición y completa su vuelta al mundo en 116 días, 9 horas, 24 minutos y 12 segundos. Pieter recorrió 29.747 millas sobre el agua, a una velocidad media de 10,60 nudos.    El primer holandés en la historia de la regata puede felicitarse de haber realizado el sueño de su vida, porque hoy cumple un reto personal. Sexagésimo sexto patrón que termina una Vendée Globe, a sus 65 años Pieter Heerema es un hombre de negocios en el campo de las plataformas petrolíferas y también un navegante con experiencia, acostumbrado a navegar con tripulación. El Imoca con foils No Way Back es uno de los barcos más modernos de la flota, pues se trata del ex-Vento di Sardegna, construido originalmente para el italiano Andrea Mura, un plan VPLP-Verdier botado en la primavera de 2015. En una entrevista poco antes de la salida, Pieter confesaba que se había embarcado en un reto inmenso: “No tengo experiencia, soy uno de los de más edad, por lo que los riesgos de romper son aún más grandes. He dedicado mucho tiempo y energía en este proyecto porque quiero dar la vuelta al mundo. Es un poco absurdo debutar en un barco superpotente, el más moderno, el más físico, pero es un desafío tecnológico, porque estos barcos son fabulosos.” Tras un programa de entrenamiento de seis semanas en las Canarias, seguido de dos regatas transatlánticas en solitario -la Calero Solo Transat (entre Lanzarote y Newport) y la Nueva York-Vendée – el patrón holandés zarpó de Les Sables-d’Olonne el 6 de noviembre con otros 28 participantes. “Ansia de descubrir el potencial del barco” Ya en el golfo de Vizcaya, el barco amarillo y negro sufre sus primeros problemas, que afectan al timón, la fijación de la mayor y la electrónica. En cuanto al patrón, tiene dolores de espalda durante varios días. No Way Back cruza el Ecuador el 19 de noviembre en 25ª posición, detrás de Eric Bellion (CommeUnSeulHomme) y delante de Alan Roura (La Fabrique), en una flota que se ha alargado mucho desde su paso por Portugal. “Cuando todo funciona, el barco es rápido y es muy interesante, tengo ansia de descubrir todo su potencial. He tenido vientos fuertes en el Atlántico, pero no lo controlaba del todo. En el Sur, con el viento y las grandes olas espero sacarle todo su jugo”, confía Pieter en una conexión antes de abordar el océano Índico. A partir del cabo de Buena Esperanza, No Way Back traza una trayectoria en zig-zag muy al norte y su patrón lucha con unos pilotos automáticos que se resisten a funcionar correctamente. Es entonces cuando se ve superado por Dídac Costa (One Planet-One Ocean) y Romain Attanasio (Famille Mary - Etamine du Lys). Al final del 2016 el holandés frena su barco para dejar pasar una depresión enorme y a partir de entonces prosigue su regata alrededor del mundo en lucha con Sébastien Destremau (technoFirst-faceOcean).   Dobla el cabo de Hornos el 24 de enero, tras 79 días de navegación, cuando los tres primeros barcos de la Vendée Globe –Banque Populaire VIII, Hugo Boss y Maître CoQ- ya están amarrados en el pontón de Port-Olona. El patrón del velero amarillo y negro se apresta entonces a enfrentarse a una remontada del Atlántico muy incómoda. Pasada la emoción de haber doblado el tercero y último gran cabo de la prueba, se nota el cansancio: “A nivel de competición, pocas veces he estado en contacto con mis rivales. Mis problemas de material me han obligado a disminuir la velocidad o a dar importantes rodeos. Solo aprovecho el 60% del potencial de No Way Back… Eso da muchos pantocazos y los choques me preocupan”, reconoce. Atrapado en las calmas ecuatoriales, Pieter Heerema regresa al Atlántico Norte el 10 de febrero y se sigue peleando con su sistema electrónico de navegación. Una llegada obstaculizada por el temporal Cuando se prevé su llegada a Les Sables d’Olonne a finales de febrero, una última depresión se interpone en el camino del navegante. Este debe esperar a la altura de La Coruña para dejar pasar el temporal que castiga las costas atlánticas: “Doy vueltas sobre el agua y he de tener paciencia. Las olas son increíbles, es como en el océano Austral con sus grandes crestas… He colocado una antena AIS de emergencia, porque la antena principal cayó del mástil. Cuando solo faltan dos o tres días para llegar, la idea de que tendré que pasar algunas jornadas suplementarias en la mar es difícil de aceptar… La gente quizás diga que ya he pasado 110 días en la mar y que unos pocos días de más no son gran cosa, ¡pero para mí sí que lo son!” En la línea de llegada, el único navegante holandés de la Vendée Globe hasta la fecha, acaba la regata en penúltima posición y tiene que esperar una noche más frente a Les Sables-d'Olonne antes de que la marea le permita embocar el canal de entrada hacia las 8 de la mañana del viernes. A Sébastien Destremau, el decimoctavo y último participante de esta edición 2016-2017, se le espera dentro de una semana para una última remontada del mítico canal.[Leer más]]]> <![CDATA[EL “CRAZY KIWI" CONRAD COLMAN, 16º DE LA VENDÉE GLOBE]]> http://www.imoca.org/default.asp?mode=articles&id=1896 Sat, 25 Feb 2017 00:00:00 GMT http://www.imoca.org/default.asp?mode=articles&id=1896 El neozelandés Conrad Colman ha añadido una nueva página en la leyenda del Everest de los océanos cuando ha cruzado la línea de llegada de esta octava edición con aparejo de fortuna, este 24 de febrero de 2017, a las 15 horas y 41 segundos (hora francesa). Conrad Colman (Foresight-Natural Energy) logra la decimosexta plaza de la Vendée Globe, que ha recorrido en 110 días, 1 hora, 58 minutos y 41 segundos, a la velocidad media de 10,57 nudos a lo largo de 27.929 millas.  Conrad Colman, aparejador y velero profesional, ha podido fabricar uno de los aparejos de fortuna más impresionantes de la historia de la regata a partir de su botavara rota, el tormentín y una parte de su vela mayor. Hasta ahora Solo Philippe Poupon e Yves Parlier habían cruzado la línea de llegada de la vuelta al mundo en solitario con aparejo de fortuna mientras seguían en regata (otros, como Stéphane Le Diraison y Loïck Peyron también instalaron aparejos de fortuna para traer sus barcos). De esta manera ha podido conseguir su objetivo de ser el primer patrón que termina una Vendée Globe sin usar energía fósil. En su lugar ha utilizado un motor eléctrico innovador, paneles solares y un hidrogenerador para almacenar la energía en las baterías. Antes de su salida de Les Sables d’Olonne, Conrad Colman declaró: “El objetivo es ser coherente con mi manera de pensar. En Nueva Zelanda era muy consciente del agujero de la capa de ozono. Me he vuelto vegetariano, no porque me gustaban los corderitos, sino porque estaba preocupado por el impacto de tanta producción y tanto consumo.” A lo largo de esta regata, Conrad ha demostrado su talento y su capacidad de sobreponerse a las averías. Ha encontrado una forma innovadora de reparar el hidráulico de la quilla tras los estragos que amenazaban con poner fin a su regata. Un incendio dañó el sistema eléctrico del Foresight Natural Energy, y dejó el piloto automático fuera de combate. Un día tuvo que subir tres veces al mástil para reparar las velas. Y eso pese a tener el recuerdo de su padre, que falleció al caer de su mástil. En medio del océano, cerca del Punto Nemo, Conrad se encontró en el centro de una de las mayores tormentas de la prueba. Su estay se había soltado cuando se rompió el eje de su fijación, su IMOCA estuvo volcado varias horas en medio de grandes horas con rachas de 40-45 nudos. Necesitó cuatro días de trabajo para reponer el barco en condiciones, y esto permitió que su antiguo copatrón de la vuelta al mundo a dos, Nandor Fa, se distanciara delante de él.  Rotura del mástil antes de la llegada También conviene recordar que Conrad es el primer patrón neozelandés que termina la Vendée Globe. Este hecho marca la consecución de un sueño, que empezó hace más de diez años, cuando se desplazó de Estados Unidos a Francia tras una carrera profesional y estudios al otro lado del Atlántico, el país natal de su añorado padre. Colman trabajó en el sector náutico para desarrollar sus conocimientos. Antes de la salida explicaba cómo lo había hipotecado todo para participar en esta regata. Encontró un IMOCA 60, un plano del sudafricano Angelo Lavranos, usado entonces para salidas diurnas en Bretaña. Tuvo que trabajar mucho para optimizar ese monocasco y diez días antes de la salida del 6 de noviembre, Conrad aún no tenía el dinero para una participación minimalista. Pero siguió decidido y, gracias a un apoyo de la empresa londinense Foresight Group en el último momento, el patrón neozelandés pudo efectuar algunas optimizaciones suplementarias. Tras la rotura de su mástil el pasado 10 de febrero, cuando navegaba en décima posición a 250 millas al oeste de Lisboa, Conrad Colman construyó e instaló un aparejo de fortuna que le ha permitido recorrer las 740 millas que le faltaban hasta la llegada a Les Sables-d’Olonne. Esa rotura se produjo cuando atravesaba el último temporal antes de la llegada, que preveía cruzar en décima posición unos días después. En aquel momento su regata cambió radicalmente y después sus reservas de comida se acabaron, obligándolo a comer las raciones de emergencia de la balsa salvavidas; ¡hace dos días confesó por radio que solo le quedaban dos galletas secas!    [Leer más]]]> <![CDATA[ROMAIN ATTANASIO, 15º DE LA VENDÉE GLOBE]]> http://www.imoca.org/default.asp?mode=articles&id=1895 Sat, 25 Feb 2017 00:00:00 GMT http://www.imoca.org/default.asp?mode=articles&id=1895 El patrón del skipper de Famille Mary-Etamine du Lys ha cruzado la línea de llegada de la octava Vendée Globe este viernes 24 de febrero de 2017 a las 11 horas y 6 minutos (hora española). Romain Attanasio consigue así la decimoquinta plaza de la vuelta al mundo en solitario, que ha completado en 109 días, 22 horas y 4 minutos, a la media de 10,83 nudos en un recorrido sobre el agua de 28.569 millas. A sus 39 años, Romain, que nunca había navegado en el Gran Sur ni había pasado más de tres semanas seguidas en el mar, es el quinto debutante que concluye esta edición de la regata. Miembro del Pôle Course au Large de Port La Forêt, vivero pilar de la clase Figaro que acumula una decena de regatas de la Solitaire en su haber, hizo sus pinitos en Imoca durante la Transat Jacques Vabre 2015 (acabó noveno). Romain Attanasio acaba de terminar esta Vendée Globe 2016-2017 con el antiguo Initiatives Cœur de Tanguy de Lamotte, un legendario barco de 1998 que ya ha participado en cinco vueltas al mundo (tres Vendée Globe y dos Around Alone). Una parada de dos días en Sudáfrica El público recordará la colisión del Famille Mary-Etamine du Lys con un objeto no identificado el 5 de diciembre al sur de Buena Esperanza. El navegante anuncia a la Dirección de Regata que los dos timones de su barco están dañados y decide subir hacia Ciudad del Cabo para llevar a cabo una reparación. El patrón invierte más de un día para llegar a la bahía de Simontown, donde coge una boya para emprender un trabajo de envergadura. Romain instala su único timón de repuesto en babor y repara el otro, que estaba en un estado calamitoso. “Mi segundo timón estaba muy deslaminado, ahora reemprenderé mi regata con un timón y medio”, explica en un vídeo que muestra la extensión de los daños, así como la forma en que los ha reparado. Pese a la frustración de no poder librar una verdadera competición con sus rivales, Romain aprovecha la increíble experiencia que supone la Vendée Globe y, frente a las dificultades, reconoce el mérito de su compañera, Samantha Davies, cuarta en la Vendée Globe 2008-2009, a bordo del Roxy: “Descubro el valor de su actuación y aún admiro más lo que consiguió”. El pequeño grupo formado por Alan Roura (La Fabrique), Enda O’Coineen (Killculen Voyager-Team Ireland) y Rich Wilson (Great American IV) se ha escapado en los mares del Sur y Romain prosigue su ruta con el español Dídac Costa (One Planet One Ocean), llegado desde detrás de la flota –recordemos que salió cuatro días más tarde que los demás, consecuencia de su avería del 6 de noviembre. El patrón del Famille Mary-Etamine du Lys sufre la sentencia que hizo célebre Michel Desjoyeaux: “La Vendée Globe es comerte un marrón cada día”; su barco, que pronto cumplirá 20 años y tiene muchas millas bajo su quilla, acumula las averías. “¡Sabía que la Vendée es difícil, pero no tanto!” explica Romain en una conexión. Se lleva un gran susto el 18 de enero, cuando se cae violentamente sobre el barco mientras estaba subido a la botavara: “Me caí de espaldas, y perdí el conocimiento; me he imaginado lo peor, pensando en los accidentes que habían tenido Yann Eliès (en 2008 N. De la R.) y Paul Meilhat (en 2015 N. de la R.)…. Afortunadamente, todo va bien, no estoy herido.” Duelo hasta el final con Dídac Costa Romain Attanasio dobla el cabo de Hornos el 20 de enero, tras 75 días de regata, y sigue su duelo  con el catalán Dídac Costa, que se encuentra 100 millas por delante. Los dos rivales incluso están casi de lado varias veces en la remontada del Atlántico. Pasan el Ecuador el 7 de febrero y el Famille Mary-Etamine du Lys sufre un nuevo contratiempo: una colisión (una más) con un OFNI ocasiona la rotura de una orza. “Hay una pequeña vía de agua en la caja de la orza, pero no me impide seguir, solo será molesto para ceñir. Hay que aguantarse, son cosas de la vida. Realmente no tengo suerte, porque es la tercera vez que choco con algo, ¡es increíble! Cruzo los dedos para que no suceda nada más, pero llegaré a Les Sables pase lo que pase.” Pues sí, pese a romper la pieza que sujeta el extremo de proa de la botavara al palo, la víspera de su llegada, y tras sobrepasar a un Conrad Colman (Foresight Natural Energy) con aparejo de fortuna unas pocas horas antes de cruzar la línea de llegada, Romain ha llegado a Les Sables d'Olonne este viernes 24 de febrero, en 109 días y unas cuantas horas.  [Leer más]]]> <![CDATA[La Vendée Globe de Didac Costa]]> http://www.imoca.org/default.asp?mode=articles&id=1894 Thu, 23 Feb 2017 00:00:00 GMT http://www.imoca.org/default.asp?mode=articles&id=1894 6 de noviembre de 2016. Todas las emociones y dificultades vividas desde los primeros compases de su proyecto hasta por fin estar en la línea de salida de la Vendée Globe estaban empezando a disiparse. Poco a poco Didac Costa fue encontrando el ritmo con un barco que conoce muy bien. Y de repente estuvo claro que algo no iba bien. Cuando miró el interior del barco el nivel de agua ya llegaba a la altura del motor. Entre la tensión, el estrés y la emoción se había olvidado de subir la toma de agua del tanque de lastre y se salió la manguera por donde se achica. Las baterías y el motor se inundaron. Didac supo inmediatamente que no tenía más alternativa que dar la vuelta. Habían transcurrido únicamente 90 minutos desde la salida, desde el inicio de una mezcla de aventura y desafío por el que tanto había luchado. A las 18:00 horas de ese 6 de noviembre, Costa llegaba al pantalán de Port Olona. Además de su reducido equipo de tierra –formado por sólo tres personas-, allí estaba el cuerpo de bomberos de Les Sables d'Olonne. Costa es bombero profesional en Cerdanyola del Vallès (Barcelona) y eso había creado un vínculo fuerte entre colegas antes de la salida. Fue gracias a la rápida reacción de los bomberos de Les Sables que Didac y su equipo contactaron con un mecánico, un auténtico mago de la ingeniería, que les advirtió: "Si no salvamos el motor inmediatamente – y tenemos menos de tres horas para hacerlo- la regata se ha acabado".  Rápidamente se puso manos a la obra y, sin exagerar, salvó la regata de Didac. "Sin él, su pronta respuesta y su intervención, Didac no habría soltado amarras de nuevo", reconoce el director del proyecto, el catalán Jordi Griso. La solidaridad mostrada con el equipo español fue extraordinaria, recordando en esta edición más que nunca el espíritu de la Vendée Globe. No fue sólo que otros equipos estuviesen ahí en un primer momento, sino también que los bomberos de Les Sables d’Olonne se involucraron al 110%, a veces incluso con gestos de apoyo moral como unas pizzas cuando Didac y su equipo no habían comido, o un café cuando llevaban horas y horas sin dormir o un té cuando el frío del invierno francés arreciaba. El mismo gurú de la ingeniería ideó un plan: cambiar el sistema de carga utilizando dos alternadores acoplados al motor en lugar de la generatriz dañada. Tres días después, el barco estaba listo para salir de nuevo. Pero había mucha mar en las inmediaciones de la salida, por no hablar de los más de 40 nudos del Golfo de Vizcaya, así que su equipo casi tuvo que frenar a un ansioso Didac Costa para que saliese 24 horas más tarde. Cuando por fin soltó amarras de nuevo, el viernes 10 de noviembre a 12:40 horas, Costa estaba 1.134 millas por detrás del líder y a 770 millas del rival más cercano, el francés Sébastien Destremau.  Inicialmente, durante toda la bajada por el Atlántico, sacó provecho de unas condiciones favorables. De hecho sólo hizo una trasluchada. Presionó a tope. Su preocupación inicial de que pasaría toda la regata solo, era infundada. Aún así, durante la primera semana y media, el cuarto español de la historia en competir en la Vendée Globe, en absoluto miraba los partes de posiciones. Se decantó por navegar su barco, el IMOCA One Planet One Ocean, tan rápido como pudiese. En el Atlántico Sur sus esfuerzos fueron recompensados ​​y el 7 de diciembre, estando 850 millas al Oeste de la latitud del cabo de Buena Esperanza (Sudáfrica) adelantaba a Destremau, pasando a ocupar la vigesimosegunda plaza de la flota. Dos días más tarde, también pasaba a Romain Attanasio. El patrón francés, un reconocido navegante solitario de la clase Figaro, navega a bordo del Famille Mary-Etamine du Lys, un barco de la misma edad -16 años- y con el mismo potencial de velocidad que el de Didac Costa. Attanasio tuvo que desviar su recorrido hacia una bahía al Este de Ciudad del Cabo (Sudáfrica) para reparar los timones. Y allí estaba Costa para aprovechar la oportunidad de pasarle. En el Océano Índico, Didac Costa cogió un buen ritmo, empujó su barco con fuerza y ​​ extendió su ventaja de poco más de 200 millas sobre el francés a las 450 millas que tuvo en el cabo Leeuwin, al sur de Australia. Su velocidad media durante 24 horas fue en varias ocasiones mayor de 16 nudos, estando cerca de alcanzar las conseguidas junto a Aleix Gelabert durante el mismo periodo en la vuelta al mundo a dos que disputaron juntos en 2014-15: la Barcelona World Race. Pero una vez al sur de Australia, los problemas técnicos de Costa empezaron a doler de verdad. Debido a un más que limitado presupuesto, Didac sólo había podido comprar una vela mayor y un J2. El resto de velas ya habían completado al menos una vuelta al mundo. Sin ir más lejos, en la bajada por el Atlántico, cuando literalmente cruzaba el Ecuador, explotaba el J1. En tres días brutales perdió tres velas más: la MDTK (gennaker pequeño de viento), el J3 y el FR0 (código cero fraccionado). De hecho, su moral alcanzó su punto más bajo hasta el momento y seguramente, si no hubiese sido por el igualado e intenso Match Race con Romain Attanasio, la Vendée Globe de Didac Costa no hubiese sido tan emocionante y cautivadora. El duelo fue subiendo en intensidad desde el Sur de Australia, cruzando el Pacífico, doblando Cabo de Hornos y subiendo del Atlántico Sur al Norte. Mantuvo a los dos patrones altamente motivados día tras días, semana tras semana, hasta las últimas semanas de competición. El ritmo era agotador para ambos. Costa pensaba todo el tiempo que él era el más débil, confesando en varias ocasiones a su jefe de equipo que estaba seguro de que la experiencia de Attanasio en la clase Figaro prevalecería. "Pero le voy a hacer sufrir. Voy a hacerle trabajar a tope para pasarme” escribía en un correo electrónico a Griso. Al Sur de Australia, Costa sufrió una serie de averías. Después de que fallase un tornillo en el brazo del timón, tuvo que reemplazar el brazo hidráulico del piloto automático y el software no lo reconocía por lo que se volvió loco. Didac estaba peligrosamente fatigado y desmoralizado. “Tengo que dormir. Estoy muy cansado", decía a Griso. Attanasio se puso entonces 100 millas por delante. Por debajo de Nueva Zelanda, se rajaba la vela mayor del One Planet One Ocean, por lo que Costa navegó sin ella durante  48 horas. En Cabo de Hornos, el 20 de enero, Attanasio estaba 100 millas por delante de Costa. Pero subiendo la costa sudamericana el duelo fue muy parejo. En un punto en la latitud de Uruguay estuvieron a menos de media milla de distancia, se grabaron mutuamente y luego hablaron a menudo por la VHF. Pero el patrón francés también sufrió más fallos mecánicos, perdiendo una quilla de deriva. Al final, tal y como sucedió con el duelo entre el ganador de esta edición Armel Le Cléac'h y el segundo clasificado Alex Thomson, la ventaja se mantuvo a favor del líder. Didac Costa logró que a la altura de las Islas Canarias su distancia con Romain Attanasio fuese de más de 400 millas. El duelo entre ambos ha sido sin duda una de las historias destacadas de esta octava edición de la vuelta al mundo en solitario sin escalas ni asistencia. 23 de febrero de 2017. Didac Costa se convierte en el segundo español en la historia en terminar la Vendée Globe. Y en el primer catalán en dar la vuelta al mundo en solitario. Chapeau! Source: M&M - Andi Robertson, Helena Paz[Leer más]]]> <![CDATA[RICH WILSON CULMINA LA VENDÉE GLOBE POR SEGUNDA VEZ]]> http://www.imoca.org/default.asp?mode=articles&id=1893 Thu, 23 Feb 2017 00:00:00 GMT http://www.imoca.org/default.asp?mode=articles&id=1893 Rich Wilson (Great American IV) ha cruzado la línea de llegada de la 8ª Vendée Globe este martes 21 de febrero de 2017 a las 13 horas, 50 minutos y 18 segundos (hora española). Consigue así la decimotercera posición de esta Vendée Globe 2016-17, vuelta al mundo que ya había completado en 2008 (clasificado en novena posición). Su tiempo de regata es de 107 días, 48 minutos y 18 segundos; el patrón norteamericano ha recorrido 27.480 millas sobre el agua, a la velocidad media de 10,70 nudos.  Licenciado en Matemáticas por Harvard y en Ciencias por el MIT (Massachussetts Institute of Technology) en Boston, su ciudad natal, Rich Wilson es también un navegante emérito que se dio a conocer en 1980 al ganar la prueba Newport-Bermudas. A partir de los años 90 del siglo pasado, usa la vela como apoyo educativo y establece diversos récords: San Francisco-Boston, Nueva York-Melbourne y Hong Kong-Nueva York a dos a bordo del Great American, un trimarán de 60 pies; en Estados Unidos lo siguen miles de escolares y de adultos. A sus 58 años, ya era el decano de la Vendée Globe 2008-2009, que completó en 121 días. De vuelta en esta octava edición con un programa educativo, Rich Wilson navega a a bordo del plan Owen Clarke de 2006 con el que Dominique Wavre participó en las dos últimas Vendée Globe (Mirabaud).  Formidable embajador de la Vendée Globe en los Estados Unidos, a sus 66 años es nuevamente el decano de esta edición 2016-2017. Repasamos su regata. Un pequeño grupo internacional en los Mares del Sur El segundo día de regata Rich saca su caja de herramientas para sustituir un carro de sable en el raíl del mástil, y después para taponar una gran fuga de aceite de la bomba del hidrogenerador. En el Ecuador, que cruzó el 19 de noviembre por duodécima vez, se encuentra en el puesto 21. En una ocasión en que alcanza una larga punta de velocidad a 25 nudos, envía este mensaje: “No entiendo cómo los líderes pueden aguantar el estrés que engendra semejante ritmo!” Al entrar en el océano Índico el 6 de diciembre, el patrón del Great American IV se enfrenta de nuevo a problemas con el hidrogenerador. Por suerte Rich Wilson se aprovecha de un vecindario agradable: navega en un pequeño grupo, tan multigeneracional como internacional, en compañía del benjamín suizo Alan Roura (la Fabrique), los cuarentones franceses Eric Bellion (CommeUnSeulHomme) y Arnaud Boissières (La Mie Câline), así como el navegante-músico irlandés Enda O’Coineen (Team Ireland). En este periodo antes de Navidad el norteamericano disfruta mucho intercambiando correos electrónicos y charlando por VHF con esos navegantes que prácticamente no conocía antes de la salida. Segunda parte de regata agotadora A la altura de Nueva Zelanda, el 31 de diciembre, el patrón del Great American sufre una nueva avería, esta vez en el piloto automático. Cuando dobla el cabo de Hornos el 17 de enero, las condiciones meteorológicas son extremadamente violentas. El navegante confiesa que se siente desmoralizado y muy cansado. “No puedo hacer nada en el barco, porque me tengo agarrar constantemente”, comenta en una conexión telefónica. Después es una situación radicalmente opuesta la que se presenta en su proa para remontar el Atlántico. A finales de enero, en la latitud de Río de Janeiro, el patrón norteamericano reconoce su frustración de estar atrapado en una encalmada inaguantable y se muestra desolado por estar dando vueltas sobre sí mismo sin avanzar durante horas y horas. Tiene que esperar hasta el 5 de febrero para volver al hemisferio Norte. En una ocurrencia antes de la salida, Rich Wilson había avisado maliciosamente: “En caso de que Donald Trump salga elegido, me quedaré más tiempo en el mar”. Sin embargo, con una media de un poco más de 10 nudos, estas últimas 24 horas el Great American IV ha ido más rápido de lo previsto. No cabe ninguna duda de que Rich será objeto, él también, de una acogida triunfal en el canal de Les Sables-d’Olonne, ¡porque culminar el Everest de los océanos a los 66 años es una proeza inédita! Las primeras palabras de Rich Wilson en el pantalán: “Es maravilloso estar de regreso aquí. Ver la Francia y todos esos franceses aquí. Es maravilloso ver a Eric (Bellion) y a Alan (Roura). Eran mis hermanos en el Sur. Nos contactábamos por mail casi cada día. En esta edición había mucha más comunicación entre los patrones que en 2008-2009 – Koji, Fabrice, Nandor, Stéphane y Dídac, que estaba inmediatamente detrás mío. Hemos hablado de todo. Esta vez era un poco más duro, porque soy un poco más viejo. El barco era más fácil con los lastres de agua. Se pueden usar los lastres antes que tomar un rizo, que era lo que tenía que hacer cada vez con mi barco anterior. Lo que marca mi regata es que estaba completamente gris todo el tiempo. Gris. Gris. Todo gris. Era deprimente. Hace 4 o 5 días el sol salió durante 20 minutos. Me precipité fuera para tomar un poco el sol en la cara y las manos. Aparte de esto, estaba gris siempre. ¡Era duro! Pillé todas las calmas que hay en el Atlántico. El Atlántico no se acababa nunca. Hace ocho años dije que nunca más. Es verdad que es duro. Es el recorrido perfecto, la prueba deportiva más estimulante que existe. Mi objetivo era acabar la regata y trabajar para SitesAlive, porque nos siguen 700.000 jóvenes. Lo fabuloso de esta regata es el apoyo del público y toda esa gente en el canal de entrada. Me acuerdo que la primera vez que alguien me dijo “Si acabas la regata, eres un ganador”. Creo que es verdad. También podría citar a Thomas Jefferson. Cuando era embajador en Francia decía que tenemos todos dos países, el nuestro y Francia. Creo que también es verdad.” Rueda de prensa de Rich Wilson “La regata era realmente dura. La Vendée Globe es el acontecimiento deportivo más grande del mundo. La Superbowl es una acción de 1 hora, y nosotros damos la vuelta al mundo. Espero que cada vez se interese más gente. El apoyo de los franceses es excepcional.” 5ª mejor ruta “Si he hecho las mismas millas que Armel, ¿por qué él llegó hace un mes (risas)? Respecto de la vez anterior, creo que el barco era más potente, pero que también tiene unos lastres más sencillos. Cada día he anotado cuántas vueltas hacía con el grinder y la media estaba entre 1.200 y 3.000. es duro para los músculos.” “No estoy seguro de que todas mis decisiones hayan sido acertadas. Cometí algunos errores en el Sur. Tengo la impresión de entrar en todas las zonas sin viento. Hice un vídeo en un momento para mostrar que daba vueltas. Hice millas de más, por lo que me sorprende de haber recorrido tan pocas.” “No comprendía cómo los demás podían correr tanto. Mi velocidad me daba miedo todo el rato. No comprendo cómo los líderes pueden ir tan rápido y aguantar semejante estrés. Era frustrante, porque incluso cuando intentaba no navegar de my forma muy conservadora, no conseguía seguirlos. También me hubiera gustado que Armel o Jean le Cam me dieran clases.” “Cuando recibí el barco, Dominique Wavre me preguntó si quería saber la velocidad máxima del barco. No quería espantarme, pero lo escribió en un papelito. Me dije que si veía un 3 en la columna de las decenas, me iría a llorar debajo de la mesa de cartas. En el papel estaba escrito 35,7 nudos. Una tarde en la bajada del Atlántico alcancé 31,3 nudos. Dos semanas después, llegué a 32 nudos, pero no sé cuándo fue. Brian Thompson decía que se alcanzaban las velocidades más elevadas bajo piloto automático, porque este no tiene miedo.” No me lesioné durante la regata. He comido bien, pero dormir era complicado. Esos barcos son violentos, te puedes hacer daño si no te agarras. Siempre tenía un sitio para agarrarme. Puse grip de la empuñadura de raqueta de tenis. Al final de la regata tenía problemas de piloto, por lo que tenía que intervenir a menudo y llevaba un casco para ir. Me gusta hacer buenas maniobras. El placer también es ver las estrellas, pero no las he visto. El cielo estaba realmente gris todo el rato.” “Hablé por VHF con un barco militar brasileño. Después vi que Eric se había escapado. Después ya no vi nada más. Pensaba que estaba solo en el mundo.” “Hay una diferencia entre la soledad y sentirse solo. Las velas son gigantescas, y muy pesadas. Es un trabajo de demonios. Tenía una entrenadora, pero no era suficiente para navegar en ese tipo de barco.” “Creé mi programa educativo en 1993. Creo que ese tipo de programa se basa en situaciones concretas. Este año la web estaba en 4 lenguas. El principio de Site Alive es conectar a los estudiantes con la realidad con el apoyo de profesores especializados. Teníamos a 15 personas que escribían para nosotros. La gente podía plantearnos preguntas. Teníamos a una experta en geología lunar y la gente podía dirigirse a ella directamente.” “No pensaba ser una fuente de inspiración para las personas de más edad. Pero mientras se pueden hacer cosas, hay que hacerlas. Es una obligación. Se ha hablado mucho de mi edad, pero Nandor Fa, que tiene 63 años, llegó hace dos semanas. Si hubiera un premio para la relación edad/resultado, sería para Nandor Fa.” “Soy uno solo con el barco. El barco no es nadie sin mí, y yo no soy nadie sin él, somos un equipo. Estaba muy bien preparado. Solo hice pequeñas reparaciones. No quería decir a los otros participantes que tenía un problema con la trinqueta. Dídac y Romain me han recuperado después del cabo de Hornos.” “La comunicación era muy importante durante esta Vendée Globe. He hablado con muchos patrones por mails. Es lo que hace tan especial esta regata.” “Tardaré varios meses en reponerme, pero me siento bien.” “A veces en el mar estamos cansados o frustrados. Pensamos que Neptuno nos persigue. Intentaba llorar para sentirme mejor, para reducir esa presión, pero no podía. Lo conseguí cuando Lauren me mandí una foto de una escuela de la India en la que se veía a alumnos con pins de Sites Alive. Es por eso que he hecho esa aventura.”    [Leer más]]]> <![CDATA[ALAN ROURA, DUODÉCIMO DE LA VENDÉE GLOBE]]> http://www.imoca.org/default.asp?mode=articles&id=1892 Mon, 20 Feb 2017 00:00:00 GMT http://www.imoca.org/default.asp?mode=articles&id=1892 El patrón suizo Alan Roura ha cruzado la línea de llegada en Les Sables d’Olonne el lunes 20 de febrero de 2017 a las 9 horas, 12 minutos y 32 segundos (hora española), y consigue así la duodécima posición de esta Vendée Globe, vuelta al mundo que culmina por primera vez, pocos días antes de cumplir 24 años. Su tiempo de regata es de 105 días, 20 horas, 10 minutos y 32 segundos. El patrón de La Fabrique ha recorrido 28.359 millas sobre el agua, a una velocidad media de 11,16 nudos. Tras una infancia en la orilla del lago Lemán primero y una travesía del Atlántico y del Pacífico en su adolescencia, Alan pronto se lanzó a cumplir sus sueños de correr regatas oceánicas. A los 13 años optó por cesar su escolarización para proseguir su aprendizaje en la escuela de la vida y comprarse su primer barco. A sus 20 años participa en su primera regata oceánica en solitario, la Mini Transat 2013 (travesía del Atlántico en solitario, a bordo de un velero de 6,50 metros de eslora). El año siguiente, repite en solitario en la legendaria Ruta del Ron. En 2015, corre a dos la Transat Jacques Vabre. Tres caminos que le permiten aprender y que lo llevan a la salida de la 8ªVendée Globe. Alan Roura, que celebra su cumpleaños el 26 de febrero, es el participante más joven en la historia de la Vendée Globe. Su barco, el Superbigou, fue imaginado y construido en 1997 por su compatriota Bernard Stamm, que consiguió con él dos triunfos en la vuelta al mundo en solitario con escalas. Después de las fuertes emociones de la salida, Alan Roura entra en la competición en el grupo de cola. Durante el descenso del Atlántico el navegante suizo opta por la buena opción, al oeste de las Canarias, pese a los estresantes momentos a causa de los numerosos buques mercantes. Galopando con vientos portantes a una media de 16 nudos, se permite superar a Rich Wilson (Great American IV), Kojiro Shiraishi (Spirit of Yukoh) y Romain Attanasio (Famille Mary - Étamine du Lys) al paso por el archipiélago de Cabo Verde. En las calmas ecuatoriales La Fabrique sufre una avería de la antena Fleet y durante varios días no puede disponer de todos los ficheros meteorológicos. Tiene que acercarse a la costa brasileña para poder cargar así el software necesario para reparar el sistema. El rodeo le significa perder mucho terreno respecto de sus rivales.  Descubrimiento del Gran Sur Alan Roura descubre las duras condiciones de los mares del Sur, con vientos que alcanzan los 50 nudos y una mar de fondo impresionante, y tiene que hacer frente a un problema que afecta a la fijación del timón de estribor. Tras una nueva sesión de reparación, el joven acelera para reintegrarse al pelotón. El 20 de diciembre el patrón de La Fabrique acaba la travesía del océano Índico y, cuando supera la longitud del cabo de Leeuwin por Navidad, entra en el Pacífico en duodécima posición. Mientras navega en un pequeño grupo de cinco barcos, el 2 de enero el navegante informa a su equipo que ha chocado con un OFNI y que se ha roto su timón de estribor. El incidente provoca una vía de agua en la popa que hay que taponar antes de cambiar el timón. Arnaud Boissières (La Mie Câline) y Fabrice Amedeo (Newrest-Matmut) se escapan por delante del suizo, frenado por la avería. La pérdida de su máquina de afeitar nos permite descubrir sus imágenes con una barba que crece día a día. Alan dobla el cabo de Hornos el 16 de enero, tras 71 días de regata. Las últimas pruebas El 29 de enero, un winch se arranca de su base durante una maniobra y el patrón de La Fabrique se ve forzado a una nueva sesión de reparación. Cruza el Ecuador el 3 de febrero, tras 89 días de regata, y regresa al hemisferio Norte para enfrentarse a un final en el Atlántico que somete sus nervios a una dura prueba, porque las previsiones meteorológicas evolucionan constantemente y dificultan la elección de la ruta. Decide dar un rodeo por el oeste para evitar las condiciones anticiclónicas. En los últimos días Alan Roura se ve muy frenado en una zona de altas presiones. “Encontrarse bloqueado tan cerca de la meta es realmente atroz. No avanzo, he tenido hasta 24 mercantes alrededor esta noche; pasan a 200 metros de mí, ¡es horrible!” asegura un desolado Alan, poco antes de culminar su vuelta al mundo. El patrón de La Fabrique, que acaba su primera Vendée Globe, está decidido a volver en 2020 con un barco más competitivo y resume así su experiencia: “Hay una parte de miedo, pero al menos he hecho una buena Vendée Globe. He luchado todo lo que he podido. Puede volver con la cabeza alta.”        [Leer más]]]> <![CDATA[FABRICE AMEDEO, UNDÉCIMO, CULMINA SU VENDÉE GLOBE]]> http://www.imoca.org/default.asp?mode=articles&id=1891 Mon, 20 Feb 2017 00:00:00 GMT http://www.imoca.org/default.asp?mode=articles&id=1891 Fabrice Amedeo a bordo del Newrest-Matmut ha cruzado la línea de llegada de la octava Vendée Globe en undécima posición, el sábado 18 de febrero de 2017 a las 10 horas y 3 minutos (hora española). El navegante solitario ha terminado su primera vuelta al mundo en 103 días, 21 horas y 1 minuto. Ha recorrido 27.700 millas a la velocidad media de 11,10 nudos. Segundo debutante clasificado de esta octava Vendée Globe después de Éric Bellion, Fabrice Amedeo navegaba (como otros doce participantes) con un barco concebido en 2008. El navegante, que escribe en las columnas de Le Figaro cuando está en tierra, cumplirá 39 años el próximo viernes. Se había propuesto usar sus talentos de reportero para hacer descubrir al gran público la magia de las regatas oceánicas, y ha conseguido plenamente su objetivo. De hecho, durante los tres meses de esa aventura alrededor del mundo el navegante-periodista ha alimentado cada día su blog (http://www.reportersdularge.com) con escritos y bellas imágenes. Las buenas condiciones del principio de la regata fueron una entrada en materia ideal para el navegante que hacía su primera vuelta al mundo en IMOCA. En 18ª posición de la flota que en el descenso del Atlántico, el patrón del Newrest-Matmut parece disfrutar: “Estoy muy contento, creo que he hecho bien de asumir mis convicciones por lo que se refiere a la ruta elegida y pronto negociaré las calmas ecuatoriales”, escribe. A Fabrice Amedeo le gusta cuidar especialmente su ruta y vuela hacia el cabo de Buena Esperanza, mientras se mantiene en medio del pelotón. Un momento inspirado le permite ocupar transitoriamente la cabeza de este pequeño grupo, pero pronto lo supera un Louis Burton (Bureau Vallée) que pone una marcha más. Deportista y poeta Fabrice Amedeo descubre el Gran Sur, progresa en el océano Índico e intenta ganar millas a Arnaud Boissières (La Mie Câline), su rival más cercano. “Con Arnaud nos mandamos dos o tres mails diarios, nos estamos haciendo amigos, es muy agradable.” Pese a la competición, el patrón del Newrest-Matmut da más importancia a la filosofía de conservación del material y aprovecha también los momentos de tranquilidad para soltar su vena poética. El reportero oceánico explica tanto sus dudas como sus éxitos en el terreno deportivo, y a veces comparte los paisajes mágicos que descubre y hace reflexiones sobre la luna, o los albatros. Sin embargo, las numerosas depresiones australes, con vientos que a menudo alcanzan los 50 nudos, vapulean al navegante y su montura. La vela mayor del Newrest-Matmut se desgarra a lo largo de tres metros, y eso obliga al patrón a seguir a poca velocidad. Pierde terreno y Alan Roura (La Fabrique) y Enda O’Coineen (Team Ireland) lo adelantan. Entre dos depresiones, el reportero se convierte en reparador y en alpinista para reparar su mayor, y más adelante se sube al mástil varias veces. A principios de enero lo que perjudica al navegante son problemas de la antena fleet, pero pese a ello consigue reengancharse al pelotón a la altura de Nueva Zelanda. Una cometa en el Pacífico El 7 de enero, Fabrice Amedeo causa sensación al enviar unas imágenes inéditas filmadas en el Pacífico. Gracias a una cometa que había embarcado, el navegante gana altura aprovechando unas condiciones ideales: “Iba recto a un largo, ¡era perfecto para filmar!” El 16 de enero, las rachas de más de 50 nudos acompañan al navegante, que figura en undécima posición, dobla el cabo de Hornos y comenta con sus lectores: “He vivido un gran momento de mi vida. Había esa luz violeta sobre las montañas de la Patagonia, el sol se escondía por el horizonte. Estaba a unas 20 millas de la roca y cuando he visto esas montañas me he quedado anonadado. Nunca me había emocionado tanto al ver tierra… He vivido una verdadera sensación de plenitud y ese sentimiento de estar en simbiosis con mi barco, con lo que vivía; tenía la impresión de estar en el sitio que me correspondía.” La tortura de la remontada del Atlántico El anticiclón de Santa Helena supone para Fabrice el suplicio de las calmas y de la lentitud, la peor pesadilla de los navegantes: “Es sin duda alguna la parada más dura que he conocido desde la salida de esta Vendée Globe. Durante horas he tenido cero nudos de viento; moralmente era una verdadera tortura.” A la altura de Mauritania, las condiciones son horribles, con una mar formada, y el navegante confiesa estar “como un verraco”. Como no ha embarcado suficiente comida, empieza a racionarse y ya no puede hacer tres comidas al día. Tras cruzar el Ecuador después de 88 días de regata, las últimas millas en el golfo de Vizcaya las afronta en pleno anticiclón. Siente miedo cuando escapa por los pelos a una colisión con un mercante al norte del cabo de Finisterre y los vientos erráticos ponen a prueba su paciencia hasta la misma línea de llegada en Les Sables d’Olonne. Al tocar tierra tras su proeza, Fabrice Amedeo ha demostrado que las regatas oceánicas son tanto un deporte de alto nivel como una aventura que hace soñar al público. Rueda de prensa de Fabrice Amedeo (Newrest Matmut). Alimentación:  “De hecho, hace 15 días que me alimento muy poco. Empezaba a tener vértigos. Incluso contacté a Jean-Yves Chauve, el médico de la regata. Me estaba debilitando. El hecho de llegar aquí y con esta increíble acogida, me siento en plena forma. Es fantástico, estoy en una nube.” Se hace largo “Desde hace dos días estaba ansioso por terminar. Era largo. Nuestro grupo no se ha visto favorecido por la meteorología. Las barreras anticiclónicas no se han portado bien con nosotros. Pese a todo, me decía que había que aprovecharlo.” Objetivo:
 “Mi primer objetivo era personal. Es una búsqueda de lo más profundo de mí mismo. Quería cotejarme a los grandes navegantes que siempre he admirado. La bajada del Atlántico siempre es embriagadora, pero esta vez no me paré en Brasil. Era algo nuevo y difícil. Además, soy periodista y me gusta compartir lo que hago. Estoy bien en el agua, quería compartir mi entusiasmo y mi felicidad. Los momentos difíciles pasan y al final queda la felicidad. He llorado, y después he gritado de alegría tras haber superado las pruebas.” Una vida al día 
 “Varias veces he dicho que tenía la impresión de vivir una vida en un solo día. La Vendée Globe tiene un potencial fenomenal. Te expones a lo más salvaje de la naturaleza. Ha estado a la altura de lo que imaginaba.” Un vistazo sobre los demás 
 “Siento mucha admiración por Armel y Alex. He vivido su aventura con más tranquilidad. Cuando estás en tierra, te haces una idea de lo que hacen, pero cuando estás en el agua, enfrentado a los elementos y a lo que hay que hacer, entonces su actuación toma su verdadero valor. También tengo mucha compasión por los que están detrás, porque para ellos aún es más largo. Pero al menos tienen la suerte de estar más tiempo en la mar.” Averías “Primero rompí la vela mayor, y después tuve un problema de hook. Era culpa mía: tenía más de 50 nudos, quería navegar solo con el J3 y por tanto tenía que arriar la mayor. Pasé 2/3h con viento de través. Todo iba bien, y me metí en la litera. De hecho, la vela había hecho una bolsa, que frotó contra la parte antiderrapante de la bañera y se hizo un desgarro de 3 metros. Tened en cuenta que montar un mueble de IKEA el domingo para mí ya es todo un desafío, y que cuando mi boat-captain me decía que cogiera las herramientas, tenía que tener paciencia. La superación de uno mismo es también uno de los problemas de cada día. Después tuve el problema de subir al mástil. Las drizas se habían entremezclado. Detesto subir al palo, porque tengo vértigo. Se aclararon, pero una semana después me iba a pillar la cola de una depresión. Quería arriar el genáquer, pero era imposible. Llamé a mi equipo y me dijeron que tenía que subir. No me lo pensé dos veces: me puse el casco, el arnés, y arroba. Es una de mis grandes victorias.” Hornos “El cabo de Hornos lo hice en dos tiempos. Inmediatamente antes tuve una depresión con 50 nudos. He navegado con prudencia para una primera Vendée Globe. Pero hay un momento en el que no te puedes echar atrás. Aguanté 55 nudos y fue como una revelación. Soy capaz de hacerlo y el barco lo vive muy bien. Es algo positivo, porque he aprendido. Me digo que dentro de cuatro años quizás navegaré como en Hornos y no como en el Índico. El cabo de Hornos es el Grial. Por fin estaba allí. Estaba en la cabina, salí y vi las montañas de la Patagonia. Nunca me he sentido tan contento de ver tierra. Doblarlo era un objetivo personal. Era una liberación psicológica. Después hay una transición climática rápida y dejé el Sur detrás. Fue un gran momento de mi vida.” “Hornos era una liberación. Abrí la cabina y ventilé. Durante 37 días no me preocupé mucho de mí mismo. No me lavé los dientes a menudo, casi no me cambié. El Sur me robó una parte de humanidad. Thomas Coville me había dicho que tenía una tabla de excel para el Sur, para evitar el debilitamiento, para contar cuántas veces comes, cuántas veces te cambias, etc. Me dije que ese tío está enfermo. Después comprendí lo que había dicho. Al conservar una parte de humanidad, puedes rendir mejor.” Una verdadera amistad con Arnaud Boissières “Con Arnaud nos conocíamos sin conocernos. Sabía que era agradable, pero no habíamos tenido la oportunidad de conocernos de verdad. En el Atlántico competimos e intercambiamos algunos mails. Cuando llegamos al Índico, empezamos a apoyarnos. Hablábamos bastante de la vida en general. Hemos arreglado el mundo de forma epistolar. Sobre la marcha nos hemos hecho amigos. Ahora ha acabado delante, pero sé que dentro de 4 años yo estaré delante de él (risas)… Cuando haces la Vendée somos un poco distintos, un poco sensibles. Ahora somos importantes para uno y para el otro.”      [Leer más]]]> <![CDATA[ARNAUD BOISSIÈRES, 10º DE LA VENDÉE GLOBE]]> http://www.imoca.org/default.asp?mode=articles&id=1890 Mon, 20 Feb 2017 00:00:00 GMT http://www.imoca.org/default.asp?mode=articles&id=1890 El patrón de La Mie Câline ha cruzado la línea de llegada de la octava Vendée Globe este viernes 17 de febrero de 2017 a las 9 horas, 26 minutos y 9 segundos. Arnaud Boissières consigue así la 10ª plaza de la vuelta al mundo en solitario, que ha culminado en 102 días, 20 horas, 24 minutos y 9 segundos, a la velocidad media de 11,4 nudos en un recorrido de 28.155 millas. Mascota de los habitantes de Les Sables-d’Olonne, ciudad en la que se instaló hace 10 años, Cali –diminutivo de Calimero, el apodo de Arnaud desde su adolescencia- ha completado su tercera Vendée Globe consecutiva. Séptimo en 2008-2009, y después octavo en 2012-2013, esta vez navegaba con el ex Paprec-Virbac de Jean-Pierre Dick, un Imoca construido en 2007.  “Una buena Vendée Globe es ante todo una Vendée Globe acabada… Mi objetivo es estar entre los diez primeros”, anunció antes de la salida. Con problemas de material desde las primeras horas de regata (la rotura del cierre del lastre provocó una inundación y daños en la electrónica), Arnaud Boissières ya no cierra la caja de herramientas durante tres meses. La Mie Câline navega en medio del pelotón hasta el Ecuador y se coloca en un pequeño grupo de diez participantes, encabezados por Louis Burton (Bureau Vallée) en el Atlántico Sur. En vigésima posición al cabo de un mes de regata, fiel a su deseo de acabar ante todo, Cali opta por una regata conservadora para dosificar su montura. “A veces tengo ganas de dejarme llevar, pero me reprimo”, escribe. Arnaud, conservador en el Gran Sur Fiel a su fama, el océano Índico martiriza a la flota diseminada e incita a Arnaud a la prudencia, más que al ataque. El grupo de diez se convierte en un club de cinco, que Cali comparte con Fabrice Amedeo, Conrad Colman, Nandor Fa y Stéphane Le Diraison, mientras Louis Burton aprieta el acelerador y deja atrás a sus compañeros. Es entonces cuando La Mie Câline sufre una avería en el carro de la escota de la mayor, que perjudica al navegante hasta el final de su regata. Un encuentro con una ballena provoca también daños menores, que obligan a Arnaud a hacer muchas reparaciones para mantener su barco en buen estado. “En algunos momentos tengo la impresión de navegar al 60% del potencial del barco, y eso me pone de los nervios”. Posteriormente en el Pacífico, mientras el patrón de La Mie Câline sigue una trayectoria muy al norte en un bordo conservador, Conrad Colman y Nandor Fa ponen los pies en polvorosa, y Stéphane Le Diraison se retira. “A partir de entonces regateo conmigo mismo… Me presiono menos y me digo que los hay más desgraciados que yo”. En 11ª posición al acercarse al cabo de Hornos, su acercamiento a Fabrice Amedeo (Newrest-Matmut) reconforta a Arnaud y aporta un poco de pimienta a su navegación en solitario. Emulación amistosa con Fabrice Amedeo La Mie Câline dobla el cabo de Hornos el 18 de enero, en el 60º día de regata. Newrest-Matmut está apenas unas esloras delante de él. “Es un enfrentamiento amistoso más bien agradable; con Fabrice nos escribimos mucho… ¡Nunca había tenido tantos intercambios en una Vendée Globe!” Muy cerca uno del otro, el patrón de La Mie Câline recupera la undécima plaza a su compañero de ruta. Si las calmas ecuatoriales se muestran relativamente clementes, las condiciones en el Atlántico Norte son muy penosas. “Me parece que vamos a batir los récords de lentitud, vamos a dar la vuelta rodeando el archipiélago de las Azores; hay olas de 3-4 metros por el través y 32-33 nudos de viento”, explica Arnaud a la Dirección de Regata. En cuanto a la alimentación, mientras Fabrice Amedeo está obligado a racionarse, Arnaud está tranquilo: “Tengo comida hasta el 17 de febrero”, explica en una conexión. La pérdida de mástil de Conrad Colman afecta al navegante: “Me da miedo”, confiesa. Finalmente, Arnaud culmina su periplo de 102 días en solitario con vientos evanescentes. Tras acabar su tercera Vendée Globe se reencuentra feliz con Leo, su bebé de 4 meses, que está muy cambiado; pero ya sabemos que él ya piensa en una cuarta vuelta al mundo… Arnaud Boissière en rueda de prensa “No hay regata más bonita que la Vengée Globe.” “Esta 10ª posición me sabe a victoria. Era un reto. Quería acabar entre los 10 primeros, y lo consigo tras luchar mucho. Es una victoria colectiva, con patrocinadores que han creído en mí. Todos tenían su sitio entre la muchedumbre del canal. Es la prueba de que ha funcionado.” “A veces me filmaba y no parecía contento, cuando la realidad es que lo estaba mucho. Esta llegada es más bonita que en mis dos otras Vendée Globe. Me había entrenado menos, quizás era más duro, ¡pero lo hemos hecho! Y eso que había empezado mal con mis problemas, tan solo unas horas después de la salida.” “He hablado mucho con mi barco. Ayer pasamos cuentas, delante de Les Sables. Este barco había corrido la Vendée Globe y se había retirado. Durante esta vuelta al mundo lo reconfortaba cuando sufría, y él hacía lo mismo conmigo. Fui a buscarlo a Barcelona hace un año. Cuando lo traje, no tenía a mis patrocinadores, pero tenía un comité de recepción. Y gracias a eso pude ir a ver a David Giraudeau. ¡Venga, tráete tus cookies a bordo, que nos vamos a dar la vuelta al mundo!” “Cuando Thomas Coville batió su récord, me preguntaron si me gustaría navegar en trimarán. No estoy tan loco. Lo que me gusta es salir con otros barcos. Aunque haya hecho una regata menos buena que hace cuatro años, tengo ganas de volver a correrla.” “Cuando navegas con invitados, como hice en septiembre, les hacemos subir la mayor, para bromear. Y después nos reímos tranquilamente. Durante la regata la he tenido que arriar completamente cinco veces. Cuando estás en los mares del Sur, con 30 nudos, has estado haciendo reparaciones durante tres horas, estás empapado, te duelen las manos, tienes un momento de decaimiento. Pero lo remontas. La quinta vez solo lo hablé con Fabrice y con mi mujer. A mi mujer porque quería hablarlo con alguien, y con Fabrice porque estábamos los dos. Si no lo dije es por pudor por mi barco.” “También tuve un problema de faldón a popa. Le dije a mi barco que había algo que colgaba, y me dijo que no era grave y continuamos. Michel Desjoyeaux decía que esta regata es un problema al día. Incluso si exagera un poco, cuando te vas a una Vendée Globe, no dices “todo irá bien”.” “No tengo ganas de revivir algunas pequeñas roturas materiales. Sobre todo las que hubiera podido evitar. En un proyecto con un presupuesto controlado, hay que optar y renunciar a cosas. Yo soy quien tiene la última palabra y la culpa es mía. Todas las pequeñas cosas que te amargan la vida en la Vendée Globe, son cosas que no son caras.” “Me encanta comunicarme con los otros participantes. Algunos no contestan. Fabrice me contestaba. Nuestros barcos eran casi iguales. El de Fabrice lo llevaba Jean le Cam en la anterior edición y por esto estaba un poco hecho a medida. Pesa 500 kilos menos que el mío. Hablábamos mucho, con toda franqueza. Hablábamos de los nuestros, de nuestros patrocinadores, de nuestras mujeres. Hablamos como personas normales, y en ese medio eso hace bien. Alan (Roura) también me ha escrito mucho. Tiene 23 años y una sinceridad y una clarividencia increíbles. La Vendée Globe también es eso.” “Delante han sido impresionantes. Los dos líderes han hecho una etapa de Figaro. Vi sus imágenes en las Kerguelen, se diría que son los bancos de imágenes que se hacen antes de la regata. ¡Y Alex va con genáquer! Y además saca su bandera inglesa cuando ve el helicóptero.” “Creo que los foils prometen. La Vendée Globe evoluciona, pasa por eso. Es increíble. Además, no basta con tener el barco de Thomson para hacerlo como él. También me ha impresionado Jérémie Beyou.” “Claro que me gustaría un foiler para la VG 2020. ¿Es posible? No lo sé. Tenerlo un año antes no es posible. Hay que aprender a navegar con él. Como cuando había cambiado de barco y había entrenado con Vincent Riou. No cambias de barco de regata como cambias de coche de carreras.” “No voy a una Vendée Globe para ir a la guerra, voy porque me da sensaciones que no había sentido antes. Me gusta mucho. Pero en esta jornada de recompensa no hay que olvidar los momentos difíciles. He llorado, de rabia, de desesperación. Detrás de cada momento difícil llega un arco iris. Solo por eso quiero volver a hacerlo.” “Siempre he creído en mis sueños. Animo a los jóvenes. Siempre hay que creer en ellos.” “Mañana iré a recibir a Fabrice (Amedeo). Nos hemos hecho buenos amigos.”    [Leer más]]]> <![CDATA[BELLION, 9º DE LA VENDÉE GLOBE Y PRIMER NOVATO]]> http://www.imoca.org/default.asp?mode=articles&id=1889 Tue, 14 Feb 2017 00:00:00 GMT http://www.imoca.org/default.asp?mode=articles&id=1889   Éric Bellion (CommeUnSeulHomme) ha cruzado la línea de llegada de la octava Vendée Globe el lunes 13 de febrero de 2017 a las 17horas, 58 minutos y 20 segundos (hora española). Noveno de la general y primer novato de esta edición, el navegante de 40 años completa su vuelta al mundo en 99 días, 4 horas, 56 minutos y 20 segundos, en un Imoca de la generación del 2008 –el ex DCNS-. Éric acaba así un recorrido de 28.048 millas sobre el agua, a una velocidad media de 11,78 nudos. Navegante amateur e instructor en gestión de empresas, Éric Bellion participaba a su primera Vendée Globe para llevar un mensaje sobre la riqueza de la diferencia. Antes de la salida, el pasado 6 de noviembre, el novato cuadragenario describía su visión de la navegación en solitario como un viaje iniciático: “Voy a ver si soy capaz de hacerlo, tendré una respuesta cuando lo intente. Lo más difícil es desarrollar la confianza en sí mismo, pero esa es la clave… Esta aventura es la fusión entre los experimentos para conocer mis límites y mi participación en la sociedad tal como la entiendo.” Éric ha enviado desde el barco numerosos vídeos que atestiguan ese recorrido personal de tres meses. Las primeras dudas Es pues en plena reflexión sobre sus capacidades y las de su barco como Éric Bellion emprende la bajada del Atlántico, bien acomodado en el grupo que cierra la marcha. CommeUnSeulHomme navega por las avenidas exteriores en una trayectoria muy al oeste para entrar en las calmas ecuatoriales, donde se encuentra con Romain Attanasio (Famille Mary-Etamine du Lys), que se convierte en su compañero de ruta. Juntos ponen rumbo al sur, hablan por VHF y se vigilan atentamente. Éric quiere seguir en contacto con otros navegantes, porque le falta confianza. El patrón descubre que su barco puede hacerlo mejor que navegar en el puesto 22, pero duda de sus propios medios: “Aún no tengo los automatismos de los solitarios. Intento frenar un poco el barco, ¡pero este solo quiere una cosa, lanzarse!” Las revelaciones del Sur Después, al inicio del océano Índico, Éric prueba distintos reglajes y se hace con su montura. Progresa en la estela de Arnaud Boissières cuando, con una racha muy fuerte, el barco se tumba brutalmente provocando la rotura de mecha de un timón. Durante 12 horas, el patrón lleva a cabo una penosa sesión de reparación que le permite reemprender su regata, equipado tanto con un nuevo timón como con una mayor confianza en sí mismo. Por Navidad, para evitar un gran temporal, Éric Bellion navega al ralentí y se encuentra con el suizo Alan Roura y el irlandés Enda O’Coineen, en un trío que se inmortaliza en la videoesfera. Más tarde, el patrón de CommeUnSeulHomme acelera el ritmo en el Pacífico, dobla al pequeño grupo formado por Fabrice Amédéo, Arnaud Boissières y Rich Wilson, antes de superar también al neozelandés Conrad Colman. En novena posición en el cabo de Hornos el 11 de enero –es decir, dos días después de Nandor Fa y 19 después de Armel le Cléac’h-  Éric saborea su aventura: “Ya no soy la misma persona; hay un cambio radical. ¡Las depresiones me daban miedo, pero ahora adoro pelearme con ellas!” Remontada agotadora del Atlántico La travesía posterior a Hornos y la remontada a lo largo de Brasil le cuestan agotadoras maniobras. Éric se tiene que deshacer de las algas que se pegan a su quilla, superar infernales zonas de calma que se intercambian con rachas de viento tan violentas como imprevisibles. Después tiene que afrontar, como sus compañeros, el tren de depresiones del Atlántico Norte. “Vivo en un infierno, esta última parte de la Vendée Globe es la más dura, no me había preparado para esto.” La última semana de navegación pone a prueba hasta el límite las fuerzas del patrón; su motor se resiste a arrancar y tiene que economizar el gasto de energía; por si fuera poco, tiene que reparar la desalinizadora mientras se acerca al cabo de Finisterre. A 48 horas de la llegada, cuando navega en condiciones dantescas y con vientos de 70 nudos, Éric se entera de la pérdida de mástil de su más inmediato perseguidor, Conrad Colman. En ese momento se rompe el raíl de la mayor de CommeUnSeulHomme, y el navegante tiene que acabar su regata con velamen reducido. Al entrar en el canal de Les Sables-d’Olonne, Éric Bellion puede saborear a placer la culminación de esa vuelta al mundo y una liberación ganada a pulso.   Eric Bellion, CommeUnSeulHomme: “Me he traído tantas cosas… Tendré que hacer un inventario. En tres meses he vivido lo que en tierra se vive en 10 o 15 años. En la vida tienes preocupaciones, y tienes que ser creativo, pero en una Vendée Globe eso pasa cada día. Cada día tienes un problema y tienes que encontrar una solución para resolverlo. Cada día tienes nuevas experiencias. Cada día descubres una nueva faceta de tu personalidad. Me he traído fuerza, antídotos para el miedo, ganas, fuerza creativa. Tengo la impresión de que mi visión de la vida tiene 360°. La Vendée Globe me ha cambiado la vida. El miedo ha estado presente en toda la Vendée Globe, pero de la misma manera que la felicidad y muchos otros sentimientos. El miedo no es un tabú. Cuando te vas a dar la vuelta al mundo en solitario en un 60 pies, si no tienes miedo es que tu cabeza no funciona como las de todo el mundo. El miedo alimenta la creatividad. También hay el miedo a tener miedo. Hace unos pocos días aún me preguntaba cómo conseguiría acabar. Hace tres años estaba en la Antártida y me dije que haría la Vendée Globe. No había navegado nunca en solitario. Ahora no sé si lo haría. Fui a ver a Michel Desjoyeaux, compré un barco. De repente te ves rodeado de un equipo y estás en el canal con decenas de miles de personas. Tardé cinco días en aclararme. Estaba petrificado. Los IMOCA son barcos especiales. Después ya fue mejor. Bajé el Atlántico, encontré mis puntos de referencia. ¿Pero soy capaz de ir a los mares del Sur? Me decía “No has convencido a 14 mecenas para pararte aquí”. El clic llegó en la zona de las Kerguelen, con una gran depresión que llegaba muy al Norte. O me sometía a los elementos o reaccionaba, es decir dirigirme al Norte y surfear la depresión. “¡Basta ya de estar acojonado!” Me cogió de pleno un gran temporal. Tuve un problema de motor y tuve que resolverlo en medio del temporal. A partir de entonces empecé a escuchar a mi barco. Mis camaradas me llevaban 200 millas y los alcancé en dos días. No he buscado nunca el resultado, sino solo la armonía con mi barco. Es tan increíble que he visto que salía disparado en cuanto le soltabas la rienda. Había pasado de un universo de sumisión a un universo de acción. Para mí, el barco es una persona. Lo asumo. El barco nos proporciona protección, desplazamiento, comida, seguridad. ¿Cómo no vas a humanizar ese barco? Tiene sentimientos. Está contento, no está contento. Cuando hay un mal reglaje, me lo hace saber, choca con las olas. Se llama CommeUnSeulHomme, pero tiene otro nombre, Ruahatu, es un dios polinesio de la mar. Ha habido muchos choques con OFNI. Pero me sentía protegido. Hablaba a los peces y a los pájaros y el camino estaba claro, despejado. El océano me ha dejado pasar. No he disfrutado con la idea de llegar. Estaba tenso como un arco hasta la línea de llegada. Me decía que tenía que seguir vigilando, que podía pasar cualquier cosa. Me había preparado para llegar, pero como consecuencia de los problemas me prohibí pensar en ello. Hablaba al océano. Y decía “ok, tú decides; si hay que pasar dos o tres días más en la mar, tú decides”. De hecho, me he colado por un agujerito muy pequeño. No haré otra Vendée Globe y eso ha hecho que esta sea única. Saboreaba cada instante, también cuando estaba metido en un berenjenal. Armel es un campeón fuera de lo común. No me atrevo ni a imaginarme lo que han vivido Alex y él. Son extraterrestres. Es el sueño de participar a mi discreto nivel con deportistas extremos. Me sentía muy cerca de Alan Roura y de Rich Wilson. Alan, lo que hace es extraordinario. Lleva un barco viejo y está en un grupo de barcos más recientes. Ese chico es increíble, tiene un talento extraordinario. Y Rich no solo hace la Vendée Globe a sus 66 años, sino que además educa a millones de estudiantes. Me tomaré unos días de vacaciones y comeré con cada uno de los patrones para que podamos hablar.”    [Leer más]]]> <![CDATA[NANDOR FA, OCTAVO DE LA VENDÉE GLOBE]]> http://www.imoca.org/default.asp?mode=articles&id=1888 Tue, 14 Feb 2017 00:00:00 GMT http://www.imoca.org/default.asp?mode=articles&id=1888 El húngaro Nandor Fa (Spirit of Hungary) ha cruzado la línea de llegada en Les Sables d’Olonne el 8 de febrero a las 11 horas, 54 minutos y 9 segundos (hora española). Consigue así la 8ª plaza en su tercera participación en la Vendée Globe. Su tiempo de regata ha sido de 93 días, 22 horas, 52 minutos y 9 segundos. Ha recorrido 27.850 millas a una media de 12,35 nudos. Magnífica actuación de este húngaro de 63 años, que en 1993 fue el primer no francés que acabó una Vendée Globe, en 128 días. Veinticuatro años después, completa otra vez la vuelta al mundo en solitario. En Les Sables-d’Olonne se reencuentra con su esposa, Irene, y sus dos hijas. Lilli y Anna, sus más fervientes puntales. Nandor Fa, que empezó su carrera en los lagos de Hungría, había dado una primera vuelta al mundo en 1985-1987 a bordo de un barco de crucero de 31 pies. Cuando se encontraba en la zona del cabo de Hornos, escuchaba las conversaciones de los solitarios de la BOC Challenge 1986-1987, y tomó la decisión de ser él también un regatista oceánico, en solitario y a bordo de un barco que concibió y construyó él mismo. El 6 de noviembre, de nuevo con un barco construido con sus manos en 2013, en un astillero de Hungría, Nandor Fa está presente en la línea de salida de la octava Vendée Globe. Sin embargo, a la altura del cabo de Finisterre el patrón del Spirit of Hungary se siente un tanto frustrado, mientras navega en 21ª posición. Durante su primera semana de regata tiene problemas con su sistema informático y ha de superar problemas de energía. Afortunadamente, al Este de Madeira remonta a la 18ª posición y, aprovechando los alisios, sigue progresando hasta la 16ª plaza a la altura de las Canarias. Nandor Fa mantiene una dura batalla en el océano Índico con Stéphane Le Diraison; en el día 26 de regata, se rompe su genáquer y esta vela de proa le impide alcanzar al patrón de Compagnie du Lit. Al sur de Australia pierde a su compañero de travesía cuando Stéphane Le Diraison rompe el mástil, y el navegante húngaro se encuentra aislado: Louis Burton (Bureau Vallée) se encuentra 600 millas delante suyo, mientras Conrad Colman (Foresight- Natural Energy) está a 650 millas detrás. Tras los abandonos de Stéphane Le Diraison, Thomas Ruyant (Le Souffle du Nord pour le Projet Imagine) y Paul Meilhat (SMA), el Spirit of Hungary prosigue su regata en octava posición, puesto que mantiene desde el 25 de diciembre hasta la llegada en Les Sables-d’Olonne. Pese a una colisión con un OFNI, que daña la vela de su quilla, una trasluchada involuntaria que le origina la pérdida de otra vela, un motor quemado y daños irreversibles en su antena de GPS, el navegante prosigue su magnífica regata detrás de Louis Burton. El 9 de enero de 2017, Nandor Fa dobla por quinta vez el cabo de Hornos y, pocos días después de su paso por la mítica roca, sufre un fuerte temporal en el Atlántico Sur: afronta violentas rachas de viento, de más de 60 nudos. El golfo de Vizcaya le prepara un último escollo en su recorrido, con olas de 4 a 6 metros, con un viento manejable, pero fuerte. Nandor Fa, que antes de la salida había anunciado que esta octava Vendée Globe sería el punto final de su carrera de regatista oceánico, puede ahora retirarse como una persona feliz, a sus casi 64 años.    [Leer más]]]> <![CDATA[LOUIS BURTON, SÉPTIMO DE LA VENDÉE GLOBE]]> http://www.imoca.org/default.asp?mode=articles&id=1887 Thu, 02 Feb 2017 00:00:00 GMT http://www.imoca.org/default.asp?mode=articles&id=1887 Louis Burton (Bureau Vallée) ha cruzado la línea de llegada en Les Sables d’Olonne este jueves 2 de febrero de 2017 a las 8 horas, 47 minutos y 49 segundos (hora española). Se adjudica así la séptima posición de esta Vendée Globe 2016, vuelta al mundo que completa por primera vez, tras su retirada en la edición 2012-2013 a consecuencia de la colisión con un pesquero. Su tiempo de regata es de 87 días, 21 horas, 45 minutos y 49 segundos, tras serle aplicada una penalización de 2 horas por la rotura involuntaria del plomo del árbol de la hélice, que tuvo lugar dos días antes de la llegada. Ha recorrido 27.477 millas sobre el agua, a la velocidad media de 13,00 nudos.  Con su IMOCA construido en 2006 y siempre apoyado por Bureau Vallée, su fiel patrocinador desde 2010, Louis Burton llegó a la salida de la Vendée Globe 2016 con un buen nivel de preparación. “Me he fijado un objetivo entre la décima y la duodécima posición… Me gustaría también cumplir otro reto: acabar en menos de 84 días, el tiempo de Michel Desjoyeaux en 2008 con un barco de la misma generación”, anunció el navegante en Les Sables-d’Olonne. El primer objetivo del navegante lo cumplió de sobras, y le faltó poco para ver realizado también el segundo. Líder del pelotón En teoría, sus rivales más directos eran Tanguy de Lamotte, Bertrand de Broc, Stéphane le Diraison, Thomas Ruyant, Arnaud Boissières, Fabrice Amédéo y Kito de Pavant quien, como él, navegaban en monocascos construidos para la Vendée Globe 2008. Desde los primeros días de regata, Louis Burton se instaló entre los líderes de esa flotilla de barcos de segunda generación. Tras un rápido descenso hacia el Ecuador, con el velero amarillo y verde en decimotercera posición, Burton se mantiene siempre en la primera mitad de la clasificación. En cuanto llega a los mares del Sur, se pone líder del pelotón y desde la llegada al océano Índico ya no deja de figurar entre los 10 primeros. A medida que se producen diversos abandonos, Louis Burton navega solo en séptima posición y mantiene una buena velocidad, e incluso en el Pacífico incrementa su ventaja sobre sus inmediatos perseguidores, Nandor Fa y Conrad Colman. Pese a verse contrariado por numerosas averías y largas sesiones de reparaciones a bordo, Louis nunca pierde  su buen humor: “¡He estado leyendo Germinal y no tengo ningún motivo para quejarme!” Louis Burton, cabohornero En el cabo de Hornos, que dobla por primera vez el 58º día de regata cómodamente asentado en la séptima posición, el patrón del Bureau Vallée saborea su felicidad de abandonar el océano Austral y emprender la remontada hacia Les Sables-d’Olonne. Al acercarse a las calmas ecuatoriales, lleva una ventaja de unas 1.500 millas sobre su inmediato perseguidor, Spirit of Hungary: “Estoy un poco aislado entre Nandor Fa detrás y el dúo Jean Le Cam - Yann Éliès delante; esto elimina un poco de emoción, pero tiene la ventaja de no ponerte presión, de poder hacer avanzar el barco con un mayor margen de seguridad y seguir atento”. Propulsado desde las Azores hasta la entrada del golfo de Vizcaya por un fuerte flujo del Suroeste, Louis Burton navega delante de una buena depresión y cubre la distancia de 349 millas en 24 horas. Louis Burton acaba su Vendée Globe detrás de Yann Eliès, 5º, y de Jean le Cam, 6º, dos de los participantes con más experiencia del circuito, que también navegaban con barcos clásicos de orzas rectas. Y mañana… No es necesario preguntar al patrón cuáles son sus proyectos para el futuro, por cuanto Bureau Vallée y Louis Burton ya anunciaron el pasado mes de noviembre la compra del Banque Populaire VIII, el IMOCA con foils con el que Armel le Cléac’h ha ganado esta octava Vendée Globe.  Arnaud Boissières (La Mie Câline), que sigue en regata, ha comentado del patrón de Bureau Vallée: “Louis ha hecho una regata extraordinaria; ¡en el Sur ha mantenido un ritmo muy bueno a 18 nudos durante mucho tiempo! Tenemos barcos con un potencial parecido y me ha dejado muy atrás, pero estoy contento por él porque antes de zarpar él y su patrocinador compraron el barco bueno.” Es un magnífico presagio sobre el futuro que a sus 31 años se abre ante el patrón del Bureau Vallée.  Louis Burton y Servane Escoffier, padres de dos niños adorables, Edith y Lino, se consagrarán a partir de ahora a las regatas oceánicas en IMOCA con un nuevo bebé, que además está provisto de foils en los lados para volar mejor. Nos alegramos de saber que volveremos a encontrar a esta pareja de navegantes en la próxima Transat Jacques Vabre.[Leer más]]]> <![CDATA[JEAN LE CAM, SEXTO DE LA VENDÉE GLOBE]]> http://www.imoca.org/default.asp?mode=articles&id=1886 Thu, 26 Jan 2017 00:00:00 GMT http://www.imoca.org/default.asp?mode=articles&id=1886 No es por casualidad que Jean Le Cam es uno de los patrones más populares entre el público. El rey Jean ha protagonizado esta octava edición de la Vendée Globe tanto por su resultado deportivo y su increíble duelo con Yann Eliès, como por sus sentencias cultas y sus vídeos sin parangón. Repaso a la regata de un navegante legendario llegado este miércoles a las 17 horas, 43 minutos y 54 segundos. En su cuarta participación en la Vendée Globe, Jean Le Cam no ha logrado por poco rebajar la mítica barrera de los 80 días, por cuanto ha terminado en 80 días, 4 horas, 41 minutos y 54 segundos, a una media de 14,10 nudos sobre las 27.141 millas recorridas por el Finistère Mer Vent, inmediatamente detrás de Jean-Pierre Dick y Yann Éliès, los otros dos mosqueteros de “su Vendée”. Era la tercera vez que el navegante cruzaba la línea de llegada del Everest de los océanos, tras su magnífica segunda posición en 2004-2005 y un 5º puesto en 2012-2013 (retirada en 2008-2009). Sin embargo, pese a su impresionante palmarés, Jean Le Cam no estaba seguro de poder participar en la regata, por falta de patrocinadores. Es sobre todo gracias a un financiamiento participativo que pudo estar en la línea de salida y dejar constancia de su experiencia. El clac-clac-clac Mientras su Finistère Mer Vent, ex-vencedor de la Vendée Globe a manos de Michel Desjoyeaux, está amarrado en el pontón antes de la salida, Jean se fija un objetivo realista y extraordinariamente preciso: “Me sitúo entre los 10-12 primeros sobre el papel; probablemente habrá 5 delante, por lo que puedo acabar 6º o 7º.” Aunque no destaca en la salida, Jean Le Cam no se relaja. De hecho, ya está luchando con Yann Éliès el tercer día de regata. Los primeros momentos son difíciles, no hay que desengancharse ¿y qué mejor que un festín para subir la moral? “Hoy la he hecho gorda: Buey con zanahorias, bombones, chicharrones. Y además he encontrado la mantequilla”, se felicita. Mientras Yann Éliès se cuela por un agujerito y se larga, Jean lucha con Jean-Pierre Dick y Thomas Ruyant. Mientras tanto, su récord hasta el Ecuador, que ostentaba desde 2004, lo rompe Alex Thomson (Hugo Boss) tras 9 días, 7 horas y 2 minutos de navegación. El británico mejora así en 1 día y 4 horas el registro de Jean Le Cam. El decimoquinto día de regata marca el inicio de su célebre “clac, clac, clac”. El vídeo de la cámara de Jean triunfa en las redes sociales e incluso en la pequeña pantalla. Esta sentencia se usa tanto en el resto de la regata que casi logra destronar el eslogan yes we cam. A los internautas les gusta. Vídeos divertidos Veinte días después del inicio de la prueba, el Vendée Live conecta con el patrón del Finistère Mer Vent. “Una maniobra bien hecha es una maniobra sin problemas.” ¡Elemental, mi querido Watson! Si el rey Jean dobla el cabo de Buena Esperanza en 23 días, 10 horas y 21 minutos, el Índico se muestra bajo distintas caras. A veces el tiempo es agradable, en otras ocasiones hay mar cruzada con vientos que pueden alcanzar los 60 nudos. Supera el cabo Leeuwin en 34 días 7 horas y 28 minutos. El 12 de diciembre, a la altura de Tasmania, Jean le Cam tiene que limitarse a resistir. Frena para dejar pasar una fuerte depresión con vientos que pueden llegar a los 60 nudos. Imposible evitarla por completo, porque abarca todo el pasillo entre Tasmania y la Zona de Exclusión Antártica (ZEA). Es cuestión de gestionarla lo mejor posible. Jean se queda muy al Sur y bordea la zona de los hielos. La opción era buena, porque consigue pillar a sus compadres de delante, que han encontrado condiciones más complicadas. Con la tormenta por popa y olvidada, la inmensidad del Pacífico se abre ante la proa del Finistère Mer Vent. “¡Firmin, por favor, no cojas esta ola! Firmin es bueno, pero a veces hace un poco lo que le da la gana. En estos momentos tengo algunos problemas con el personal”, bromea Jean al hablar de su piloto automático. Por Navidad, falta una semana para que Jean doble el cabo de Hornos. “Estaba pensando que este es el único deporte mecánico donde el 80% del tiempo el piloto lo pasa mirando hacia atrás. Miras la caña, miras las olas. Es muy raro. Y además hay veces que es mejor no mirar hacia adelante.” Su sexto cabo de Hornos Yann Éliès y Jean le Cam ya no se separan e intercambian constantemente sus posiciones. A veces incluso navegan a la vista y hablan por VHF. Jean Le Cam dobla el cabo de Hornos por sexta vez: cuatro veces en la Vendée Globe (ediciones 2004-2005, 2008-2009, 2012-2013 y 2016-2017), una vez en la Barcelona World Race (en 2014-2015) y una vez en la Whitbread con Eric Tabarly (1981). Tras dos meses de regata, Yann Éliès solo está 12 millas por delante. La mar ofrece condiciones clementes, con un viento de unos 15 nudos. Después de dos meses, la mayoría de los patrones están hartos de su comida. ¡Jean no! En este aspecto Monsieur Le Cam no ha hecho concesiones. “Los liofilizados son para los holgazanes que no quieren cambiar pesos de sitio. Los platos cocinados pesan 60kg, el liofilizado, 30kg. Para ahorrarte 30kg, comes porquería…”. El 16 de enero, imperan el calor y los sargazos, así como el duelo con el Quéguiner-Leucémie Espoir, que hace tiempo que dura: “Con Yann, vamos casi de la mano desde Tasmania, y eso es más de la mitad de la vuelta al mundo! Es la historia dentro de la historia”, comenta Jean Le Cam.  Esta historia continúa hasta el final de esta vuelta al mundo, porque los dos patrones regatean juntos hasta la boya Nouch Sud, sin conseguir adelantar a Jean-Pierre Dick. Los tres llegan con una diferencia de apenas tres horas después de más de 80 días de navegación. En esta gran aventura el Finistère Mer Vent acaba sexto. Sin ninguna dura, Jean Le Cam ha ahondado aún más su huella en la Vendée Globe. ¡Clac, clac, clac!      [Leer más]]]> <![CDATA[YANN ÉLIÈS, QUINTO DE LA VENDÉE GLOBE ]]> http://www.imoca.org/default.asp?mode=articles&id=1885 Thu, 26 Jan 2017 00:00:00 GMT http://www.imoca.org/default.asp?mode=articles&id=1885 Yann Éliès ha cruzado la línea de llegada en Les Sables d’Olonne este miércoles 25 de enero de 2017 a las 16 horas, 13 minutos y 9 segundos (hora española). Consigue la quinta posición de esta Vendée Globe, vuelta al mundo que consigue terminar por primera vez, tras su retirada por lesión en la edición 2008-2009. Su tiempo de regata: 80 días, 3 horas, 11 minutos y 9 segundos. Su velocidad media sobre el recorrido teórico de 24.500 millas es de 12,74 nudos, pero el patrón del Quéguiner-Leucémie Espoir ha recorrido en realidad 27.132 millas sobre el agua, a la media de 14,10 nudos. Repaso de su regata. Yann Éliès quería acabar esta Vendée Globe a toda costa y antes de la salida proclamaba que si conseguía acabar “no estaría muy lejos del podio”. Lo ha conseguido: quinto y primero de los barcos clásicos con orzas rectas, porque Armel Le Cléac’h, Alex Thomson, Jérémie Beyou y Jean-Pierre Dick, los cuatro navegantes que lo preceden en la clasificación, llevaban todos foilers. Es una gran revancha del patrón del Quéguiner-Leucémie Espoir, cuando se recuerda el gravísimo accidente que sufrió al Sur de Australia durante la edición 2008-2009. Desde este punto de vista, “me admira lo que ha hecho Yann, lo considero una proeza. No sé si yo hubiera sido capaz de hacerlo”, declaró a este respecto Jérémie Beyou, durante su conferencia de prensa del martes. Gran tributo. Gran jugada en el Atlántico Sur Desde la salida el pasado 6 de noviembre, Yann Eliès deja claro que habrá que contar con sus conocimientos, que le han permitido ganar tres veces La Solitaire du Figaro, entre otros éxitos de su muy impresionante palmarés. Yann navega a bordo del primer barco diseñado por VPLP-Verdier, el ex-Safran de Marc Guillemot, tercero de la Vendée Globe en 2009… Es por tanto la máquina que abrió la vía que desde entonces han tomado todos los IMOCA, pero es también el barco con el que Marc fue a socorrerlo en el océano Austral. Al pasar Finisterre, Yann Éliès está en el paquete de los diez barcos de cabeza, entonces al lado de Paul Meilhat y Jérémie Beyou, más tarde de Sébastien Josse y Vincent Riou. En Cabo Verde está en octava posición, al igual que en el Ecuador, pese a unas calmas ecuatoriales complejas. Yann navega entonces delante de Jean Le Cam y de Jean-Pierre Dick, dos rivales con los que se encontrará a menudo a lo largo de su recorrido. Por desgracia, una primera avería en el hook de su vela mayor le hace perder unas cincuenta millas, que pronto se multiplican. Su primera gran jugada estratégica llega en la bajada del Atlántico Sur: hacia el 20 de noviembre, los siete barcos de cabeza se escapan y las circunstancias meteorológicas hacen que, siempre, los de delante se escapen. Es el momento en el que Jean Le Cam anuncia “diferencias enormes”, de varios miles de millas, algo que acaba confirmándose. Yann Éliès –que se ve retrasado a 300, después a 800 y casi a 1.200 millas detrás del grupo de cabeza- está seriamente amenazado de verse desplazado al pelotón de los secundones que sufre un castigo doble, o triple. Es decir, entre quienes se encontrarán pronto en una regata muy distinta, a 3.000 millas o más de los líderes. Para mantener un hilo de contacto con la cabeza de la flota, Yann intenta entonces una alternativa muy arriesgada, a través de un estrecho pasillo de viento que “corta el queso” en el Atlántico Sur. Va justo, pero lo consigue y en el cabo de Buena Esperanza el Quéguiner-Leucémie Espoir limita su diferencia con el líder a unas 1.000 millas. ¡Bien! Dos veces bloqueado por los temporales Yann Éliès va sexto en el océano Índico, delante de Jean Le Cam y Jean-Pierre Dick. Por desgracia, se ve obligado a dejar su regata entre paréntesis por primera vez durante 24 horas, porque no tiene otra alternativa que frenar voluntariamente para dejar pasar delante de él un gran temporal llegado de Madagascar. Echa pestes. Su travesía del Índico la hace solo, intercalado a gran distancia entre Jérémie Beyou delante y Jean Le Cam detrás. Yann dobla la longitud del cabo Leeuwin en quinta posición, tras 33 días y 4 horas el 9 de diciembre, 23 horas después del Maître CoQ de Jérémie Beyou. El Sur de Australia, de siniestra memoria para él, pasa relativamente bien, si exceptuamos los temporales que lo frenan mientras, delante, la meteorología sigue favoreciendo a los dos líderes, Armel Le Cléac’h y Alex Thomson. Nuevo frenazo obligatorio en el Sur de Australia, donde debe ralentizar por segunda vez para dejar pasar una furiosa tormenta ¡con vientos previstos de entre 60 y 80 nudos! Es el momento en el que se lo tiene que tomar con calma, mientras Jean Le Cam puede pasar por el Sur y, por el contrario, Jean-Pierre Dick se va muy al Norte para pasar por el estrecho de Bass, entre Tasmania y Australia. Es después de estas circunstancias cuando se forma el trío infernal, al Sur de Nueva Zelanda: Jean-Pierre Dick, Yann Éliès, Jean Le Cam… Aún estamos a mitad del recorrido de la Vendée Globe y esos tres compadres ya no se perderán de vista, o casi. Bordo a bordo con Jean Le Cam En el Pacífico Jean-Pierre Dick toma intermitentemente la delantera gracias al rendimiento de su foiler. Pero los dos chusqueros Yann Eliès y Jean Le Cam (los dos triples ganadores de La Solitaire du Figaro) navegan bordo a bordo. Y su enfrentamiento es pasmoso. Por su forma de navegar, claro, pero también por sus llamadas por VHF y los vídeos que envían al servicio de prensa de la Vendée Globe, muchas veces divertidos. El cabo de Hornos, el 30 de diciembre, está muy frecuentado: Jean-Pierre Dick pasa a primera hora de la mañana, a las 7h34, Jean Le Cam a las 16h48 y Yann Eliès apenas una hora más tarde, a las 17h56. Yann no se descuelga: ante todo, quiere acabar esta Vendée Globe cueste lo que cueste, y si es posible en quinta posición. “Parecerá una tontería, pero en las home-page de las webs solo salen los cinco primeros”, asegura con malicia. Jean-Pierre Dick intenta dejar su compañía vía el estrecho de Le Maire y el Este de las Malvinas. Nuevo contratiempo para Yann cuando rompe la baluma de su vela mayor en una doble trasluchada. Pero el antiguo velero sabe reparar este tipo de averías, como antes había sabido fabricar un desalinizador que funcionara con las piezas de los dos que ya no lo hacían, entre otras averías menos importantes. En la remontada del Atlántico Yann Éliès y et Jean Le Cam ya no se separan y se gastan bromas con vídeos intercambiados cuando no lo hacen directamente entre ellos. El regreso a casa lo hacen los dos bretones casi de lado. A su paso por el Ecuador en 67 días el 13 de enero, solo hay media hora de diferencia (31 minutos) entre Yann y Jean. A gran velocidad, incluso consiguen estar a tiro de piedra de Jean-Pierre Dick, en el último rodeo del anticiclón de las Azores. Los dos intentarán además superarlo por el interior de la curva hacia la llegada en los dos últimos días. Hasta el final, cuyo desenlace ya conocemos: Yann Eliès ha completado la Vendée Globe. Quinto. Y primero de los viejos barcos con orzas. Nunca sabremos cuál habría sido su clasificación sin los dos pérfidos temporales que lo obligaron a frenar a fondo en el Gran Sur. Probablemente mejor, claro… Pero ya es un magnífico resultado volver a Les Sables d’Olonne después de apenas 80 días de navegación. Él también ha conseguido acabar su vuelta al mundo. ¡Buen trabajo, Yann!    [Leer más]]]> <![CDATA[JEAN-PIERRE DICK, CUARTO DE LA VENDÉE GLOBE]]> http://www.imoca.org/default.asp?mode=articles&id=1884 Thu, 26 Jan 2017 00:00:00 GMT http://www.imoca.org/default.asp?mode=articles&id=1884 Este miércoles 25 de enero, a las 14 horas, 47 minutos y 45 segundos (hora española), Jean-Pierre Dick ha cruzado en cuarta posición la línea de llegada de la octava Vendée Globe. El patrón del StMichel-Virbac ha completado su vuelta al mundo en solitario en 80 días, 1 hora, 45 minutos y 45 segundos. Gana al final la batalla del trío infernal que ha formado con Yann Eliès (Quéguiner-Leucémie Espoir) y Jean le Cam (Finistère Mer Vent), en una regata casi al contacto desde el océano Índico. Jean-Pierre Dick ha recorrido 27.857 millas a la velocidad media de 14,50 nudos. Para su cuarta participación en la prueba, Jean-Pierre Dick –que había sido sexto en 2004-2005, se había retirado en 2008 y había conseguido una cuarta plaza en 2012-2013- se dotó de un foiler de última generación. El veterinario de Niza, reconvertido en bretón, afinó aún más su preparación con la esperanza de mejorar su resultado en esta octava Vendée Globe. Por desgracia, tras una buena fase tras la salida recompensada con una segunda posición no lejos del líder Alex Thomson (Hugo Boss), una mala opción táctica cerca de la isla de Madeira hizo retroceder a Jean-Pierre Dick hasta el decimosegundo puesto. El grupo de cabeza pone los pies en polvorosa y evita quedarse clavado en las calmas ecuatoriales, mientras todo lo que puede hacer Jean-Pierre es alcanzar a Jean Le Cam, entonces noveno. Esos dos patrones se convierten en inseparables, hasta el punto que el sorprendente Jean bautiza la situación como “duelo del Rey Jean y el Caballero negro”. Jean-Pierre Dick está evidentemente decepcionado: “Mis camaradas están ahora 1.000 millas delante. ¡Hay que estar zen!” Zona prohibida y estrecho de Bass En el océano Índico, el patrón hace hablar a su foil, surfeando con 35 nudos de viento a lo largo de la Zona de Exclusión Antártica (ZEA) y recupera millas a Yann Élies. Por desgracia para Jean-Pierre, un descuido le hace franquear la línea roja de esta zona prohibida por las Instrucciones de Regata y debe dar media vuelta para reparar su error, un error que le cuesta muchas millas duramente ganadas. Después, en una jugada tan original como inédita en la Vendée Globe, el patrón de Niza consigue recuperar su lugar en el seno de ese trío infernal: para evitar una virulenta depresión antes de entrar en el Pacífico, StMichel-Virbac pone proa al estrecho de Bass, situado entre Australia y Tasmania, lo que supone una ruta considerablemente más larga y salpicada además de peligrosos bancos de arena. La operación demuestra valer la pena y al final coloca de nuevo al Caballero negro en contacto con sus dos mejores enemigos, víctimas de un frenazo en la enorme tormenta austral. Para Jean-Pierre Dick, 2016 termina en el cabo de Hornos: entonces es cuarto, 700 millas detrás de Jérémie Beyou (Maître CoQ) y 130 millas delante de Jean le Cam (Finistère Mer Vent). Una remontada del Atlántico difícil En las duras condiciones de la remontada del Atlántico, los tres navegantes intercambian varias veces la 4ª, la 5ª y la 6ª posición. El 13 de enero, el patrón del StMichel-Virbac, más rápido con sus foils, establece el nuevo récord entre el cabo de Hornos y el Ecuador en 13 días, 3 horas y 59 minutos. Mientras, los grandes expertos Yann Eliès y Jean Le Cam no dan su brazo a torcer, ni siquiera frente a un foiler de última generación. “Tengo que esforzarme, porque me enfrento a los mejores figaristas del circuito, que entre los dos suman seis victorias en La Solitaire du Figaro. Son extraordinarios en la regata al contacto”, confiesa Jean-Pierre durante una conexión radiofónica. Los tres patrones navegan en un pañuelo, duermen poco, revisan una y otra vez los reglajes de las velas y vigilan el mar, con mucho tráfico. En la última recta el Caballero negro cae en su barco y se abre la barbilla: tiene que colocarse tres grapas como puede entre los saltos de su monocasco, que va lanzado a 20 nudos... Pero lucha hasta el final para conservar esta cuarta posición, a la vez que disfruta volando sobre sus foils. Un final muy disputado “Tengo que acertar la buena estrategia. ¡Y seguro que es la de la paciencia! Será muy frustrante, porque Yann y Jean tienen más viento portante, por lo que recortarán rápidamente su retraso. Si llego con 10 millas de ventaja sobre mis dos rivales en la línea de llegada ya será un éxito”, afirma Jean-Pierre Dick la víspera de la llegada. Cuando el IMOCA azul y naranja cruza la línea en la famosa boya Nouch Sud, la proa de Yann Éliès está a 12 millas de Les Sables-d’Olonne y la del Rey Jean a una treintena de millas. A sus 51 años, el navegante Jean-Pierre Dick no ha podido ganar la Vendée Globe con la que sueña, pero el gentleman sailor, como lo bautizó Loick Peyron, consigue un buen resultado al acabar su vuelta al mundo detrás de tres enormes campeones.      [Leer más]]]> <![CDATA[JÉRÉMIE BEYOU SE SUBE AL PODIO DE LA VENDÉE GLOBE]]> http://www.imoca.org/default.asp?mode=articles&id=1883 Tue, 24 Jan 2017 00:00:00 GMT http://www.imoca.org/default.asp?mode=articles&id=1883 Jérémie Beyou ha cruzado la línea de llegada de la 8ª Vendée Globe este lunes 23 de enero de 2017 a las 19 horas, 40 minutos y 40 segundos, es decir, cuatro días y 3 horas después del vencedor, Armel Le Cléac’h. El navegante de 40 años finaliza así, no sin dolor, su tercera Vendée Globe, en 78 días, 6 horas y 38 minutos, tras dos intentos, en 2008 y 2012. En los primeros lugares desde la salida del 6 de noviembre, Jérémie Beyou, que ha sufrido considerables problemas de material, ha demostrado una gran resistencia para mantenerse al acecho detrás del dúo de líderes. Gracias a su Maître CoQ de 2010 al que audazmente dotó de foils, el navegante bretón consigue su objetivo al subirse al tercer cajón del podio. Al cruzar como vencedor la línea de llegada de la Transat New York-Vendée el pasado mes de junio, Jérémie asumió la condición de serio pretendiente al podio de la Vendée Globe 2016-2017. Fue así, con una confianza complementaria, como este triple vencedor de la Solitaire du Figaro (2005, 2011 y 2014) salía al asalto de su tercera vuelta al mundo en solitario. Una dosis de confianza muy útil, porque la circunnavegación del patrón del Maître CoQ ha estado plagada de problemas de material. Abandonado poco después de la salida por dos de sus pilotos automáticos, después sufrió una avería de las antenas Fleet, que le privó de sus medios de comunicación y por tanto de informaciones meteorológicos. Jérémie Beyou rebuscó rápidamente en sus recursos para engancharse al grupo de cabeza. Los problemas no terminaron aquí: “Cuando se rompió el hook de mi vela mayor, estuve a punto de echar la toalla. Era negra noche y me decía que no conseguiría repararlo. Después, no sé dónde fui a buscarlo, pero conseguí hacerlo. Cada maniobra era una victoria, hay que sentirse satisfecho de ello.” En el grupo de cabeza, las retiradas sucesivas de Vincent Riou (PRB), Morgan Lagravière (Safran) al paso por el primer gran cabo, y de Sébastien Josse (Edmond de Rothschild) y Paul Meilhat (SMA) después en el océano Índico, dejan al Maître CoQ un poco solo en su combate consigo mismo y como perseguidor más cercano del Banque Populaire VIII y del Hugo Boss en el Pacífico, y más tarde en la remontada del Atlántico. ¡Por fin cabohornero! Pese a la adversidad y a sus problemas de material, Jérémie mantiene su tercer puesto hasta el final, sin verse nunca seriamente amenazado por su trío de perseguidores, Jean-Pierre Dick, Yann Eliès y Jean le Cam, que navegan en un pañuelo, a varios centenares de millas detrás. El patrón del Maître CoQ no esconde su satisfacción cuando dobla su primer cabo de Hornos, el 27 de diciembre, tras 51 días de regata: “He tomado la salida de muchas vueltas al mundo, entre la Vendée Globe, el Trofeo Jules-Verne y la Barcelona World Race, y nunca había conseguido doblar el cabo de Hornos. ¡Ya tocaba!” El navegante de la bahía de Morlaix vive después una remontada del Atlántico complicada, entre vientos erráticos y horripilantes zonas de calmas. “Voy paso a paso, cada día que pasa es un día ganado; intento avanzar así, sin pensar más lejos”, confiesa un tanto cariacontecido el navegante, que se queda pegado varias horas por los caprichos de Eolo antes de acabar laboriosamente su circunnavegación hasta la boya Nouch Sud, que marca la línea de llegada.  Algunas cifras que recordar: Jérémie Beyou, tercer solitario llegado a Les Sables d’Olonne ha recorrido 27.101 millas náuticas a la velocidad media de 14,43 nudos. Su mejor media es de 21 nudos, con una distancia de 504 millas cubiertas en 24 horas (el 21 de noviembre). Las primeras palabras de Jérémie Beyou (Maître CoQ) ¿Jérémie, qué te pasa por la cabeza en el momento de cruzar la línea? Jérémie Beyou: “¡Euforia, adrenalina, felicidad, algo enorme, y aún no ha acabado! Acabo de cruzar la línea; desde hace una semana sé que me esperan preparativos, pero pedí que me dejaran tranquilo para seguir concentrado. Ahora me dejaré llevar, me soltaré, porque lo necesito.” Sobre todo porque esta llegada ha llegado al ralentí. ¿Cómo ha vivido estos últimos tres días progresando tan lentamente en una gran zona sin viento? JB: “Era difícil de aceptar. Encalmadas ya las he tenido durante la Vendée Globe, pero nunca me había dicho que allí me quedaría. Esta vez me encontré bloqueado tan cerca del final, sin encontrar la salida; me entró un poco de pánico, me dije que lo iba a perder todo, era terrible. Pese a ello, seguí concentrado a tope durante tres días, no cedí ni un ápice, no dormí ni comí para no fallar. No fue hasta anoche cuando supe que se acababa, y de repente la noche fue más bien agradable, y lo aproveché a fondo.” Acaba tercero de la Vendée Globe. ¿Habría firmado ese resultado antes de la salida? JB: “¡Sí, porque hubiera significado que estaba seguro al 100% de acabar! Ya he pagado mi peaje para saber que en esta regata puedes quedarte tirado en la cuneta muy rápidamente. Además, me he enfrentado a supernavegantes que han navegado muy bien, Armel y Alex, con barcos muy buenos de última generación. Nosotros nos presentamos con un barco de seis años, asumimos el audaz desafío de transformarlo, diciéndonos que podíamos conseguir subir al podio, o ganar. Al final esta tercera posición es un muy buen resultado, y hay que aprovecharlo.” ¿Los foils fueron la decisión correcta? JB: “Sí, claro. Cuando me retrasé mucho en las calmas ecuatoriales, gracias a los foils conseguí permanecer mucho tiempo delante de un frente frío y pegarme al grupo en el que estaban el SMA y el PRB; creo que sin los foils me hubiera quedado descolgado. También en el Sur, sin los foils, nunca hubiera conseguido volver a pillar al SMA cuando rompí el hook de mi vela mayor. Así pues, sí, fueron la decisión correcta, el barco ha mejorado mucho y además los foils han sido 100% fiables.” ¿Qué es lo que le ha permitido no dar su brazo a torcer en esta regata? JB: “¡No lo sé! A veces he hablado con el apneista Stéphane Mifsud, que trabaja mucho el aspecto mental. Muchas veces dice que no sabemos al final de qué somos capaces, y que lo descubrimos cuando nos encontramos ante hechos consumados, forzados a arremangarnos; y hay que estar orgullosos cuando se superan los problemas. Creo que me descubrí a mí mismo; y no me avergüenza decir que cuando conseguí superar todo esto, estaba orgulloso de mí, porque era realmente difícil. Quizás otros habrían superado esas averías con más facilidad, pero para mí era retos muy reales.” ¿Esta Vendée Globe es la regata más dura que ha disputado? JB: “Sí. En la Solitaire du Figaro vives momentos muy duros, porque vas al límite de tus posibilidades, pero no deja de ser una cuestión deportiva. En una Vendée Globe, te encuentras con problemas de todo tipo: a veces es el aspecto físico, otras el barco, a veces la meteorología, a veces los demás. ¡Cuando a Kito de Pavant se le está hundiendo el barco, es duro de superar! Así pues, lo más duro es la diversidad de las cosas que te pasan, pero también es por eso que es la más bonita. Es realmente una regata muy intensa, donde no se regala nada, hay que ganarse cada milla, cada minuto. Hay momentos en los que te preguntas por qué lo haces, porque es estresante, porque va muy rápido, o porque físicamente ya no puedes más. Pero también hay alegrías, como cuando me enteré de que Kito estaba a salvo en el Marion-Dufresne; es hiperintenso en emociones.” ¿Ha tenido momentos de euforia? JB: “Sí, son barcos duros, pero cuando consigues reglarlos bien, tomas las buenas opciones, colocas la vela adecuada y estás solo en el Gran Sur, en esos lugares donde no va nadie, es fabuloso. Es por eso por lo que lo haces. Muchas veces solo florecen los momentos menos buenos, porque te falta mirarlo con cierta distancia, pero también hay momentos de felicidad; y dentro de unas semanas, solo recordaré los buenos momentos.” ¿El cabo de Hornos es uno de esos buenos momentos?  JB: “Sí, era bastante mágico. Llegué con viento fuerte, 35-40 nudos, tenía agua a la altura del pozo de la quilla, y eso me preocupaba; y de repente te encuentras con esa roca delante, con su aspecto inquietante; tiene algo de misterioso, de mágico, lo descubres en el fin del mundo y no parece nada terrestre, tienes la impresión de estar en otro planeta. Era bastante raro, y me hizo pensar en todas las historias de navegación que había leído, los barcos que naufragaron, los marinos que fallecieron, y te das cuenta que el cabo de Hornos hay que sudarlo.” Ha pasado 78 días en la mar. ¿Se le han hecho largos? JB: “No, han pasado superrápidos, excepto quizás la remontada del Atlántico, durante la que he tenido condiciones que no eran nada clásicas. Globalmente, no te das cuenta de que pasan esos 78 días, porque estás trabajando todo el rato, no tienes un momento de respiro, el barco nunca te deja tranquilo, siempre tienes que tomar una decisión, o hacer un movimiento. También creo que no se me ha hecho pesado porque estaba en la batalla por el podio, y eso me ha mantenido en vilo.”  [Leer más]]]> <![CDATA[ALEX THOMSON, HUGO BOSS, SEGUNDO DE LA VENDÉE GLOBE 2016-2017]]> http://www.imoca.org/default.asp?mode=articles&id=1882 Mon, 23 Jan 2017 00:00:00 GMT http://www.imoca.org/default.asp?mode=articles&id=1882 Alex Thomson cruzó la línea de llegada de la 8ª Vendée Globe este viernes 20 de enero de 2017 a las 8 horas, 37 minutos y 15 segundos, hora española, 15 h 59 min y 29 s después del vencedor, Armel Le Cléac’h. En su cuarta participación en la Vendée Globe (3º en 2013, retirada en 2004 y 2008), el británico ha imprimido un ritmo infernal y ha batido el récord de distancia recorrida en 24 horas con 536,81 millas engullidas a una velocidad media de 22,4 nudos. Privado de su foil de estribor desde el 19 de noviembre, Alex ha sabido mantener hasta el final la presión sobre su adversario Armel Le Cléac’h. El británico Alex Thomson acaba esta Vendée Globe 2016-2017 en segunda posición, tras un duelo extraordinario con Armel le Cléac’h: el suspense ha durado hasta el último día de la regata. Su velocidad media sobre el recorrido teórico de 24.500 millas ha sido de 13,64 nudos. Pero en realidad el Hugo Boss ha recorrido 27.636 millas sobre el agua, a una velocidad media de 15,39 nudos. Este viernes por la mañana acaba por tanto la cuarta vuelta al mundo en solitario de Alex Thomson, de 42 años, quien tras dos abandonos en 2004 y 2008, subía al tercer cajón del podio en 2012-2013, inmediatamente detrás de… Armel le Cléac’h. Antes de la salida del pantalán de Port-Olona, el monocasco negro con foils ya era objeto de la admiración de muchos, incluidos numerosos expertos. El regatista británico, que navega bajo los colores de Hugo Boss desde hace casi 15 años, es un personaje mucho más extrovertido que su rival bretón, que se ha comportado como un metrónomo en esta Vendée Globe. Su audacia y su talento deportivo lo atestiguan los célebres vídeos Andando por el mástil, Andando sobre la quilla y Andando por el cielo. El IMOCA con foils de aspecto vanguardista diseñado por Guillaume Verdier y el gabinete VPLP y construido por el astillero inglés Green Marine, ha demostrado un potencial de velocidad superior al de todos sus competidores. Una vuelta al mundo exprés En esta octava edición de la Vendée Globe, el duelo empezó desde el principio de la regata, porque Alex Thomson estaba en cabeza el 7 y 8 de noviembre, más tarde durante 13 días, del 12 al 26 de noviembre, así como el 26 de noviembre, y el 1 y 2 de diciembre. Pero Armel ya no le permitió este privilegio hasta la llegada. El 15 de noviembre, estableció un nuevo récord a su paso por el Ecuador: 9 días, 7 horas y 12 minutos, es decir, 1 día y 4 horas menos que el anterior, en poder de Jean Le Cam desde 2004. El británico estaba entonces tres horas delante de Armel Le Cléac’h y aún aceleró más, por cuanto el 19 de noviembre estaba 133,70 millas delante del futuro vencedor: fue la mayor diferencia que le pudo infligirle, pero entonces rompió su foil de estribor… Pese a esta avería, el 24 de noviembre Alex Thomson franquea la longitud del cabo de Buena Esperanza tras 17 días 22h y 58 min de navegación, pulverizando el récord de Armel Le Cléac'h en 2012 por más de cinco días. Aún tiene una ventaja de 4h 22 minutos sobre su perseguidor. Perjudicado por su avería del foil de estribor, Alex Thomson ve cómo su adversario favorito gestiona a la perfección las transiciones entre los sistemas meteorológicos: a su paso por la longitud del cabo Leeuwin ya le cede cinco horas. Y la travesía del Pacífico no le es favorable cuando los dos líderes tienen que rodear un anticiclón mal posicionado justo encima de la Zona de Exclusión Antártica: el patrón del Banque Populaire VIII aprovecha su pequeña ventaja y abre una buena brecha: el 25 de diciembre, Alex Thomson pasa el cabo de Hornos casi dos días después y con 819 millas de retraso sobre el primero. Pese a las sucesivas recuperaciones del británico durante toda la remontada del Atlántico, después de las Malvinas, a la altura de Brasil, en las calmas ecuatoriales, a su paso por las Azores y hasta la víspera de la llegada, Armel Le Cléac’h está a un tiro de piedra, pero siempre delante. ¡Y eso que el 16 de enero por la mañana el Hugo Boss establece un nuevo récord de distancia recorrida en 24 horas, con 536,81 millas a una media de 22,4 nudos! El 18 de enero, la víspera de la llegada en Les Sables d’Olonne, el patrón británico está tan solo 40 millas detrás de su rival francés, siempre luchando por la primera posición: “Intento hacer funcionar mi anemómetro (que impide el buen funcionamiento del piloto automático). Pero ya no me quedan posibilidades de alcanzar a Armel. No me concentro en la llegada, sino en lo que hay que hacer para que los pilotos automáticos funcionen y yo pueda dormir. He pasado la noche en blanco y estoy muy cansado…” declara el solitario, que acabará su magnífica regata al amanecer, tras verse obligado a hacer bordos para acabar su cuarta Vendée Globe en segunda posición.   Las primeras palabras de Alex Thomson: “Es magnífico, sobre todo acabar. Hace 24-36 horas sabía que había terminado y que Armel ganaría. En 3 días solo he dormido 5 horas, y no he pegado ojo desde hace 24 horas. ¿El foil? Son cosas que pasan, es parte del juego de la Vendée Globe. Tenía cierta frustración, pero ahora ya no pienso en ello. No ha sido fácil. Esta regata no me ha gustado tanto como la anterior edición. ¡Quiero dormir! Pero sé que, si duermo, me despertaré dentro de una hora. Tercero, segundo… ya veremos cómo sigue. Me gustaría montar un proyecto competitivo. Armel es una máquina. Un gran navegante. Ha sido segundo dos veces. Era necesario que ganara. Es una persona muy modesta, muy agradable. Su equipo ha hecho un supertrabajo.” “Es el éxtasis. Los últimos días parecían no acabar nunca. Es magnífico estar en Les Sables con este tiempo tan bueno. No quiero hablar más de la frustración que he sentido. Era difícil acercarme a Armel. Sabía que tenía que pasar algo excepcional para pillarlo. El foil ha desaparecido por completo, no queda nada. Creo que después de los daños el agua hizo el resto y finalmente un día pude retirarlo. Esta regata ha sido dolorosa, sobre todo mentalmente después de la pérdida del foil. Pero ese dolor se olvida rápidamente. Los mensajes de apoyo en Facebook me han estimulado. En la anterior Vendée Globe perdí 8 kg, pero esta vez en el cabo de Hornos tenía la impresión de haber ganado peso. Fue fabuloso batir el récord (de las 24 horas). Paso miedo cuando el barco acelera, y en ese momento estoy sudando. La acogida aquí es fabulosa. ¡Y la fiesta de después es aún mejor! Unos días antes te dices que no tienes ganas de ver a tanta gente, pero ahora con el buen tiempo es increíble. Yo era el cazador, y él, el cazado. Esto ha tenido que ser horrible para Armel. Se merece esta victoria. ¡Felicidades, Armel!”[Leer más]]]> <![CDATA[ARMEL LE CLÉAC’H, BANQUE POPULAIRE VIII, GANADOR DE LA VENDÉE GLOBE 2016-2017]]> http://www.imoca.org/default.asp?mode=articles&id=1881 Mon, 23 Jan 2017 00:00:00 GMT http://www.imoca.org/default.asp?mode=articles&id=1881 Armel Le Cléac’h cruzó la línea de llegada de la 8ª Vendée Globe este jueves 19 de enero de 2017 a las 16 horas, 37 minutos y 46 segundos, hora española. En su tercera participación, el patrón del Banque Populaire VIII completa una actuación excelente y establece un nuevo récord de esta vuelta al mundo en solitario en monocasco: 74 días, 3 horas, 35 minutos y 46 segundos (es decir, 3 días, 22h y 41 min menos que François Gabart en 2013). Su velocidad media sobre el recorrido teórico de 24.500 millas ha sido de 13,77 nudos. De hecho, Armel ha recorrido 27.455 millas sobre el agua a una media de 15,43 nudos. Segundo en dos ocasiones en el Everest de los océanos (en 2008 y en 2012), el bretón de 39 años, nacido en Saint-Pol-de-Léon, alcanza por fin su grial. Armel Le Cléac’h, vencedor de la Transat Bakerly entre Plymouth y New York en 2016 en su IMOCA con foils, logra por fin su gran objetivo al conseguir el triunfo en la vuelta al mundo en solitario, después de haber sido segundo detrás de Michel Desjoyeaux en 2008-2009, y más tarde detrás de François Gabart en 2012-2013. Desde la salida de Les Sables-d’Olonne el pasado 6 de noviembre, el bretón de St. Pol de Léon ha tenido que echar mano de todos sus recursos de doble vencedor de la Solitaire en Figaro para contener hasta la llegada los asaltos del tenaz británico Alex Thomson a bordo del Hugo Boss. Ha sido una fantástica batalla de barcos con foils alrededor del planeta, que estos dos grandes campeones y sus equipos preparaban meticulosamente desde hacía dos años con el único objetivo de ganar. Triunfo de la estrategia y del rigor para un navegante amante de los retos Antes de la salida, el patrón del Banque Populaire VIII exponía su sentimiento sobre su condición de favorito: “Lo que marca la diferencia es el navegante, el mejor será quien cometa menos errores en el agua. Salimos como pioneros, porque hasta la fecha ningún monocasco de 60 pies ha dado la vuelta al mundo con foils. Estoy entre los favoritos, pero no soy el único; ha habido 4 transatlánticas desde que navego a bordo del Banque Populaire VIII y yo he ganado una…” De acuerdo con su fama, el Chacal no soltó su presa, pero su perseguidor británico tampoco soltó gran cosa, confirmándose como su fiel rival desde el 7 de noviembre, el día siguiente de la salida, porque desde entonces Armel y Alex intercambiaron la posición de líder. “En un barco en modo guerrero y aventurero”, asegura el navegante bretón con mentalidad de acero, que además se había preparado físicamente mejor que nunca. Una batalla controlada de cabo a rabo Desde la salida de Les Sables d’Olonne, los foilers aprovechan las condiciones tónicas para ofrecer algunas sesiones de gran velocidad a más de 30 nudos y al paso por Cabo Verde se perfilan distintos grupos, después de las opciones de posicionamiento en las Canarias. Armel Le Cléac’h navega en cabeza con Vincent Riou (PRB). Sin embargo, es el misil negro de Alex Thomson quien domina el descenso del Atlántico: el Hugo Boss cruza el Ecuador 3 horas antes de Armel en el Banque Populaire VIII, mejorando de paso el récord en poder de Jean le Cam ¡desde 2004! Siempre codo a codo en el Atlántico, Armel Le Cléac’h y Vincent Riou ponen carbón en sus máquinas para ir a la caza de Alex Thomson; van rápidos, pero el navegante británico mantiene 133 millas de ventaja a la altura de Brasil. Sin embargo, el patrón galés sufre un golpe de mala suerte: el 19 de noviembre anuncia que ha perdido su foil de estribor tras una colisión con un OFNI. Pese a ello, cinco días después entra en cabeza en el océano Índico, con 4 h 22 minutos de adelanto sobre Armel y establece un nuevo récord en Buena Esperanza, mejorando el tiempo de François Gabart en 2012. Cuando navegan cerca de las Kerguelen, los líderes tienen la agradable sorpresa de poder intercambiar unas palabras con los pasajeros de un helicóptero de la Marina francesa que ha acudido a filmarlos. El 3 de diciembre, Armel Le Cléac’h envía un mensaje a tierra: “Hoy es un día especial, es el cumpleaños de mi hijo Edgar, hace 6 años”. Pero sobre todo este 3 de diciembre el Chacal se coloca en cabeza de la prueba y ya no dejará esta posición durante 47 días, es decir, hasta la misma línea de llegada. En el cabo Leeuwin, tras 28 días y 20 horas de regata, Alex Thomson sigue al acecho, a unas 100 millas del espejo de popa de Armel Le Cléac'h, el patrón del Banque Populaire VIII, quien por su parte mejora en más de 5 días y 14 horas el tiempo de François Gabart en 2012. Tras un Pacífico hábilmente negociado por el líder, ya son 819 millas y 48 horas las que separan a Armel de su tenaz perseguidor, que se aproxima al cabo de Hornos. Tras la retirada de los rivales anunciados como los más peligrosos, especialmente Vincent Riou y Sébastien Josse, la remontada del Atlántico se anuncia más que nunca como un match-race. “¡He sacado el champán por mi tercer paso por el cabo de Hornos en IMOCA y estaba muy frío!” pregona orgullosamente Armel Le Cléac’h. La incertidumbre de la remontada hacia Les Sables El juego de la goma que se estira y se encoge según las evoluciones meteorológicas, pone a prueba los sólidos nervios del patrón de Banque Populaire, porque el avión de caza Alex Thomson no afloja ni un átomo la presión. “58 días de regata, no puedo negaros que hay fatiga física y mental. Las maniobras son más difíciles, la batalla en el agua con Alex sigue ahí, es pues una presión hasta el final. Desde mi paso del cabo de Hornos, no puede decirse que esta remontada del Atlántico me sea favorable. Tras haber perdido parte de mi ventaja en el Atlántico Sur, ahora las calmas ecuatoriales también favorecen a Alex Thomson. Pero sigo teniendo un centenar de millas de ventaja, y lo importante es estar delante en Les Sables”, se lamenta Armel. Como una capa más de presión sobre los nervios del líder, ¡el 16 de enero Alex Thomson bate el récord de distancia recorrida en 24 horas, al cubrir 536,81 millas a una media de 22,36 nudos! Pero el metrónomo Armel no se deja impresionar y, aunque está en la latitud de Les Sables d’Olonne, se ve obligado a rodear por el norte una zona sin viento, antes de poder lanzarse a la línea de llegada. Con su temible perseguidor, el patrón del Hugo Boss, siempre pisándole los talones, Armel Le Cléac’h acabará su tercera Vendée Globe como un figarista, con noches sin dormir para mantener el control; este será el precio de su triunfo. Armel Le Cléac’h cumplirá 40 años el próximo 11 de mayo, la víspera del reparto de premios de la octava Vendée Globe. Recibirá el mejor de los regalos de cumpleaños, este trofeo que anhela desde hace diez años.   Las primeras palabras del vencedor: “Estoy bien, pero estoy cansado porque esos últimos días no he tenido descanso y desde esta mañana hace mucho frío… La presión empieza a relajarse desde hace unas horas ¡y eso sienta bien!” “Me doy cuenta de que he hecho algo enorme… Mi remontada del canal seguro que será muy distinta de la de hace cuatro años. Sé que habrá mucha emoción y compartiré ese momento con todo mi equipo.” “Es mi tercera Vendée Globe, era el que había ido a buscar a todas… Alex Thomson ha sido un adversario temible.” “En el Pacífico estaba en fase con la meteorología, me sentía muy bien. Tengo un hook de driza que se rompió y eso me impidió usar una vela en el Pacífico, y después tuve miedo de que se rompieran también los otros hooks.” “Pensaba haber abierto el agujero en el cabo de Hornos, pero todo ha ido contra mí, el anticiclón en el Atlántico Sur me cerró el camino, después las calmas ecuatoriales me fueron desfavorables, más tarde la zona de transición de la depresión a la altura de las Canarias fue un caos, cada vez todo le favorecía a él y nada a mí, era duro de aguantar porque cada vez estaba más cerca. No tenía otra opción. Tras haber doblado el cabo de Hornos con 800 millas de ventaja, no me esperaba tener este guión durante un mes, ni esta presión hasta el final.”  [Leer más]]]> <![CDATA[SEMANA 10 DE LA VENDEE GLOBE: 48 HORAS PARA GANAR]]> http://www.imoca.org/default.asp?mode=articles&id=1880 Wed, 18 Jan 2017 00:00:00 GMT http://www.imoca.org/default.asp?mode=articles&id=1880 A 600 millas de la llegada, que sigue estando prevista para el jueves, Armel Le Cléac’h no se limita a resistir a la constante presión de Alex Thomson y ahora tiene una ventaja de 75 millas. Armel ya está en la latitud de Les Sables d’Olonne, pero los dos líderes tendrán que ir a virar más al Norte, probablemente hasta la entrada en el canal de La Mancha. Por su parte, Alan Roura y Rich Wilson han doblado el cabo de Hornos. Esta mañana las pantallas de Armel Le Cléac'h indican una latitud bendita para los circunnavegadores: 46 grados Norte. Es la latitud de Les Sables d’Olonne. En otras palabras, el líder Banque Populaire VIII está “delante”, 600 millas mar adentro del faro de Les Barges, de la boya Nouch Sur y del canal tan deseado. Pero ya sabemos que no se puede ir por la ruta directa: para rodear una burbuja de vientos débiles y aprovechar una rolada del viento hay que ir a virar muy al Norte, probablemente hasta la entrada del canal de La Mancha, antes de poder dirigirse hacia Les Sables d’Olonne con un viento del Nordeste que se anuncia glacial. La jornada de mañana miércoles será por tanto decisiva, y no se deje de abrigarse mucho el jueves para ir a recibir a los héroes: ¡en esta época, el Nordeste hiela hasta los huesos! ¿En qué orden? Aún no está decidido, porque el momento de la virada será decisivo y seguro que Alex lo seguirá intentando hasta el último momento. Solo falta cubrir el 2% del recorrido y la ventaja de Armel es ahora superior al 10% de la distancia que falta por recorrer (75 millas de ventaja frente a 600 millas que faltan), proporción bien conocida por los regatistas y corredores de la clase Figaro, a partir de la cual se puede empezar a creer seriamente en las posibilidades de victoria. Colman y Amedeo votan por Le Cléac’h Pero faltan dos noches de navegación, algo más de 48 horas de regata y todo es posible. Habrá tráfico, mercantes, pesqueros… y evidentemente no lo sabemos todo del potencial real de los barcos –dicho sea de paso, podemos apostar que después de la llegada nos enteraremos de muchas cosas sobre averías que los líderes se habrán encargado cuidadosamente de esconder o de minimizar. Una driza o una escota que salta, un mal momento elegido para virar-; y hay que añadir un Alex Thomson que no dará su brazo a torcer… En fin, que todo es posible. Por ejemplo, cuando el viento amaine, Armel Le Cléac’h debería ser el primero en frenar y Alex podría aprovecharlo para reducir distancias. De momento, los dos líderes han frenado un poco (¡de todas formas, han cubierto 480 millas en un día!), y ahora mismo empatan en velocidad, a 17 nudos de media esta mañana. ¿Y qué piensan los otros participantes de este increíble duelo final? Esta mañana hemos contactado con Conrad Colman y Fabrice Amedeo ¡y no les apetecía responder! De todas formas, los dos apostarían por Armel Le Cléac’h. Para Conrad Colman, “Alex Thomson lleva el cuchillo entre los dientes y hará todo lo posible para superar a Armel. Pero me parece que si a Armel se le apoda ‘el Chacal’ es por algo, tiene unas millas de ventaja y me parece que no dejará pasar a nuestro amigo británico.” Fabrice Amedeo opina igual: “Es difícil de decir… Alex va a tope y vuelve con fuerza, pero creo que Armel tiene armas para defender su posición. Y es un estratega de mucho cuidado. Creo que estará disputado hasta el final, que irá muy justo, pero que aguantará.” Esto es lo que dicen las encuestas, ¡aunque la actualidad más reciente nos enseña que siempre hay que desconfiar de ellas! Tanto para Alex como para Armel, la batalla final ya ha empezado, es intensa y no acabará hasta dentro de dos días, cuando esta Vendée Globe tendrá que designar un solo vencedor. ¿De unas pocas millas o de unas pocas esloras? Ya veremos. El benjamín y el decano han doblado Hornos Evidentemente, todo el resto de la flota ha perdido terreno respecto de los líderes en estas dos extraordinarias singladuras que han encadenado Thomson et Le Cléac’h. Pero esto no cambia nada de momento a una clasificación muy estable. Mar adentro, a la altura de Agadir, Jérémie Beyou (Maître CoQ, 3e) ha frenado un poco, pero de todas formas progresa a casi 14 nudos. No le sucede lo mismo a Jean-Pierre Dick (St Michel-Virbac), cuarto. Atormentado por una zona de transición, no llega a los 10 nudos y ve cómo Yann Eliès (Quéguiner-Leucémie Espoir), siempre acompañado por Jean Le Cam (Finistère Mer Vent, 6º) se le acerca a menos de 200 millas. Yann estimaba ayer que podría quizás acercarse a un centenar de millas de Jean-Pierre… Louis Burton (Bureau Vallée) anda bien – 16 nudos– a 400 millas del Ecuador y se prepara para enfrentarse a las calmas ecuatoriales. Mucho más lejos, en el Atlántico Sur, Nandor Fa (Spirit of Hungary) en medio del océano, Eric Bellion (CommeUnSeulHomme) cerca de las costas sudamericanas, y Conrad Colman (Foresight Natural Energy) en una trayectoria intermedia siguen haciendo frente a una zona de altas presiones que dificulta su progresión. Pero esta mañana Conrad ha encontrado un poco de viento y se lamenta de las tres velas que perdió en el Gran Sur y que ahora echará mucho de menos para la remontada del Atlántico. Entre Hornos y las Malvinas, la felicidad acompaña a Fabrice Amedeo (Newrest-Matmut), que acaba de izar más trapo y sigue luchando con Arnaud Boissières (La Mie Câline), cerca de la isla de los Estados. El benjamín suizo Alan Roura (La Fabrique) dobló ayer, a las 17h39, el cabo de Hornos, seguido esta madrugada (a las 3h57) por el decano de la regata, el norteamericano Rich Wilson (Great American IV). El más joven y el más veterano de esta Vendée Globe inician su remontada final.   Así pues, esta mañana solo quedan cuatro barcos en el Pacífico: Dídac Costa y Romain Attanasio (One Planet One Ocean y Famille Mary-Etamine du Lys, respectivamente) separados por un centenar de millas a un poco menos de 1.000 millas al Oeste del cabo de Hornos. Pieter Heerema (No Way Back) y Sébastien Destremau (Technofirst-FaceOcean) siguen avanzando en el tren de cola de la flota, en medio del Pacífico.   ¡La semana 10 de la Vendée Globe en imágenes!   [Leer más]]]> <![CDATA[SEMANA 9 DE LA VENDÉE GLOBE: CUERPOS CANSADOS Y NERVIOS A FLOR DE PIEL ]]> http://www.imoca.org/default.asp?mode=articles&id=1879 Wed, 11 Jan 2017 00:00:00 GMT http://www.imoca.org/default.asp?mode=articles&id=1879 Dentro de una semana aproximadamente sabremos quién es el gran vencedor de la octava Vendée Globe. De momento la ventaja es de Armel Le Cléac’h, pero el desenlace sigue muy indeciso, porque Alex Thomson está demostrando ser muy tenaz. Los dos líderes han salido de las calmas ecuatoriales y no hay nada decidido a más de 2.700 millas de la llegada en Les Sables d’Olonne. Su resistencia mental está sometida a una dura prueba, y los cuerpos están cansados… Hablando este mediodía en el Vendée Live, Jérémie Beyou, 3º, se mantiene al acecho cuando se aproxima al Ecuador, mientas los inseparables Yann Eliès y Jean Le Cam intentan volver a pegarse a Jean-Pierre Dick para lograr una posición al pie del podio. Detrás de Nandor Fa, que esta mañana ha doblado el cabo de Hornos en 8ª posición, se desarrollan varios duelos en el Pacífico, entre los que destaca el que enfrenta al decano y al benjamín de la Vendée Globe, Rich Wilson y Alan Roura… Rompecabezas, pero no rompe-barcos Tras 64 días de mar, se nota el cansancio físico y mental de los 18 navegantes que siguen en regata. “De vez en cuando se echa en falta un poco de tono, lo que no pasaba en la salida”, admite Jérémie Beyou (Maître CoQ). Mentalmente también se deja notar el peso de las numerosas jornadas pasadas en condiciones espartanas y hostiles, especialmente en los dos hombres en cabeza, cuyos nervios están siendo sometidos a prueba por una remontada del Atlántico compleja desde el punto de vista estratégico. Armel y Alex han salido (por fin) de las calmas ecuatoriales. En una situación meteorológica ‘clásica’, deberían avanzar de ceñida en condiciones rompe-barcos. La realidad es muy distinta, porque navegan con un suave flujo del sector Este. Son condiciones menos agotadoras para el material, pero muy exigentes para los navegantes, que tienen que estrujarse las meninges. De lo que trata es de avanzar hacia el Norte, pero deslizarse al Este de una depresión que circula en medio del Atlántico y perturba los alisios. Las diferencias han hecho la goma, pero de momento Armel Le Cléac’h (Banque Populaire VIII) conserva un colchón sobre Alex Thomson (Hugo Boss). Buena noticia para el británico: la navegación hasta Les Sables d’Olonne debería ser amurados a estribor. Así Alex podrá apoyarse en su foil aún entero. ¡El partido no ha acabado! Jérémie Beyou, al acecho Tiene ganas de meterse en la lucha final y está dispuesto a explotar el menor desfallecimiento de Armel y de Alex. Jérémie Beyou, 3º a más de 500 millas de los dos líderes, aún cree en sus posibilidades. “Delante están a 500 millas, y detrás, a 800; es pues lógico que mire hacia delante, sobre todo teniendo en cuenta que he recortado 500 millas a los líderes. Ahora veremos cómo se portan las calmas ecuatoriales conmigo”, dice Jérémie. Esta mañana ha encontrado una zona tormentosa. Aún no está en las calmas ecuatoriales, con las que sufrió en su bajada del Atlántico. El escenario parece que esta vez le es más favorable, porque las calmas parecen ahora más estrechas que con los primeros. Beyou pronto estará de vuelta en el hemisferio Norte, tras  cruzar el Ecuador durante la noche. Jean-Pierre Dick (StMichel-Virbac) aguanta en 4ª posición. Yann Eliès (Quéguiner-Leucémie Espoir) y Jean Le Cam (Finistère Mer Vent) se van intercambiando la 5ª plaza de clasificación en clasificación. Situados ya frente a Brasil, los dos están juntos desde… ¡el Sur de Nueva Zelanda! Está en juego acabar entre los cinco primeros. Según Yann Eliès, “es una barrera importante. Será una tontería, pero en la página de acogida de la Vendée Globe solo figuran los cinco primeros”. A más de 1.000 millas por detrás, Louis Burton (Bureau Vallée) ha tenido un día complicado, atrapado en una zona sin viento a la altura de Uruguay, Pero tiene margen sobre su inmediato perseguidor. Cuatro duelos en el Pacífico A las 7h38 (hora española) de esta mañana Nandor Fa (Spirit of Hungary) dobló el cabo de Hornos por quinta vez en su carrera de navegante, la segunda en la Vendée Globe (la primera fue en la edición 1992-1993). Ahora le toca la larga remontada del Atlántico. Esta noche diez participantes aún navegan en el Pacífico. Un Pacífico que hace honor a su nombre, porque las condiciones son relativamente ‘clementes’. Eric Bellion (CommeUnSeulHomme) y Conrad Colman (Foresight Natural Energy) son los próximos participantes esperados en el cabo de Hornos, en principio dentro de dos días, el miércoles 11 de enero. Esta será la segunda vez para Eric y la tercera para Conrad. Los dos están disputando una dura batalla, empujados por un buen viento regular del Suroeste. En medio del Pacífico, otro duelo enfrenta al decano y al benjamín de la Vendée Globe, Rich Wilson (Great American IV), de 66 años, y Alan Roura (La Fabrique), de 23. Están al alcance de VHF y a veces hablan por este medio, como explicaba este mediodía Rich en el Vendée Live. Los dos van a la caza de Fabrice Amedeo (Newrest-Matmut) y Arnaud Boissières (La Mie Câline) que este fin de semana han vivido horas difíciles sin viento, pero que ya han arrancado. Ellos también navegan en contacto, porque apenas los separa una decena de millas. Más atrás, se desarrolla otra batalla entre dos patrones que han sabido sobreponerse a los problemas de averías y prosiguen la aventura: Dídac Costa (One Planet One Ocean) y Romain Attanasio (Famille Mary-Etamine du Lys) ocupan la 15ª y 16ª plaza, respectivamente. “Para Dídac es estimulante tener a Romain cerca”, subraya Jordi Griso, el jefe de equipo del patrón español. “Esto le permite comparar las opciones estratégicas. Además, los dos barcos son de la misma generación y los dos están un poco dañados”. Dos patrones más solos cierran la marcha. Pieter Heerema (No Way Back) progresa al Sudeste de Nueva Zelanda, 1.000 millas delante de Sébastien Destremau (TechnoFirst-faceOcean), que ha superado la mitad del recorrido y experimenta la felicidad de una buena marcha tras su parada en Tasmania.   Han dicho: Armel le Cléac’h, Banque Populaire VIII “Sigo esperando el viento, que es bastante flojo. La situación no está nada clara. Desde hace dos/tres días nos cuesta progresar hacia el Norte. Nos enfrentamos a una actividad tormentosa desde el Ecuador. Las calmas ecuatoriales han subido con nosotros. Se han ido formando nubes y chubascos a medida que progresábamos. Desde ayer ya no hay demasiados chubascos, pero está muy tapado, muy nuboso. Esta noche aún me ha llovido. Ahora sigue estando un poco cargado a la altura de Cabo Verde. Veremos cómo evolucionan las cosas durante la jornada. No es nada sencillo. No es el esquema clásico. Estamos en una situación meteorológica realmente anormal en esta época del año, y no sé por qué, se escapa de mis conocimientos en meteorología (risas). Físicamente, aguanto, no tengo que hacer grandes maniobras, sino más bien pequeños reglajes, es más difícil mentalmente. Es difícil de asumir ver cómo a Alex le ha ido mejor que a mí en las calmas ecuatoriales, pero eso es lo que hay. De momento estamos delante, ¡hay que mantener esta ventaja!” Jérémie Beyou, Maître CoQ “No he salido del chubasco. Estoy bajo la lluvia, pero al menos avanzo. No sé si es una buena noticia. Si el chubasco progresa conmigo hacia el Norte, me costará salir. La noche ha sido complicada. He visto cómo crecían las nubes antes de quedarme completamente parado. He recortado más de 500 millas de retraso respecto de los líderes, por lo que estoy más tentado de mirar hacia delante. Hay que ver cómo paso las calmas ecuatoriales. Tenía la sensación de que serían un poco más clementes conmigo. Estaba un poco sorprendido de quedarme parado así esta mañana, cuando aún no he llegado a ellas. Aún pueden pasar cosas en la remontada. Delante están a 500 millas, y detrás, a 800: es lógico, pues, que mire hacia delante. Físicamente empieza a notarse. De vez en cuando echo en falta un poco de tono, lo que no pasaba en la salida. En la salida estás fresco, pero técnicamente ahora lo controlas mejor, haces las maniobras con naturalidad. Solo falta un poco de empuje. Hay periodos en que maniobras poco, y otros en los que no paras. Además, no tengo pupas, o sea que va bien. En cuanto a las velas, no tengo problemas. No tengo trinqueta de viento, pero tengo un código 0 que uso actualmente. Esto me permite salir de las encalmadas.” Rich Wilson, Great American IV “Anoche hablé con Alan por VHF. En este momento tengo suerte con el viento. El programa pedagógico que llevo está hecho para animar a los jóvenes, los estudiantes. Es más fácil hacerlo a través de una gran aventura como la Vendée Globe. Si los jóvenes se interesan, es más fácil trabajar en clase. Estoy muy satisfecho del apoyo del ministro de Educación francés. Creo que hay 30 países que participan y siguen ese programa. Es increíble. En Estados Unidos, mucha gente se ha interesado por esta regata única.” Eric Bellion, COMMEUNSEULHOMME “En solitario, es otro cabo de Hornos. Lo pasé por primera vez hace 12 años. Estaba nervioso como un niño antes de la noche de Reyes. Y ahora es exactamente la misma sensación. Ya conozco la forma y el lugar, pero la manera de llegar es distinta. Os puedo decir que ahora es difícil. He estado a punto de no contestaros porque me ha pillado una línea de chubascos de 45 nudos con granizo y olas enormes. Todo el barco está empapado, es duro. He luchado toda la noche y toda la mañana. Ahora empieza a calmarse. Llevo tres rizos e intento frenar al máximo. El cabo de Hornos es magnífico, pero lo tienes que sudar. Espero pasarlo mañana por la mañana, pero dejaré que pase el temporal.” Enda O'Coineen, Kilcullen Voyager-Team Ireland “Solo los franceses pueden inventarse una regata tan loca, una aventura semejante y atraer a un joven irlandés (risas). ¿Que qué siento ahora? Era una aventura, un reto y me siento privilegiado por haber participado en él. Me arriesgué y asumo la responsabilidad. Estoy orgulloso de no haber necesitado pedir ayuda. Es un poco como la vida, si caes tienes que saber levantarte. Pienso en el futuro. Hay varias posibilidades. El SMA pronto llegará a Nueva Zelanda en un mercante, procedente de Tahití. Me han propuesto comprarme el barco en su estado actual, y esto es muy tentador. La otra posibilidad es transportar el barco a Auckland. De todas formas, no tengo prisa, mi familia de momento no me espera…” ¡La semana 9 de la Vendée Globe en imágenes!      [Leer más]]]> <![CDATA[SEMANA 8 DE LA VENDÉE GLOBE: LOS LÍDERES EN LOS ALISIOS]]> http://www.imoca.org/default.asp?mode=articles&id=1878 Wed, 04 Jan 2017 00:00:00 GMT http://www.imoca.org/default.asp?mode=articles&id=1878 A la altura de Brasil, Alex Thomson se ha colocado a 136 millas de Armel Le Cléac’h. En el Pacífico, Conrad Colman acaba de asegurar su palo. En Tasmania, se ha parado Sébastien Destremau. Louis Burton, por su parte, pasará mañana el cabo de Hornos. Mientras los dieciocho solitarios que siguen en regata celebrarán el viernes sus dos meses en la mar, la situación sigue siendo muy complicada para los dos primeros clasificados de la Vendée Globe. Frente al cuerno brasileño, el ascensor hacia los alisios se ha hecho de rogar para Armel Le Cléac’h. El patrón del Banque Populaire VIII está subiendo por la escalera, mediante una trayectoria llena de bordos sucesivos. “El viento debería por fin rolar a su favor en la tarde-noche de este martes”, estima el Director de Regata, Jacques Caraës. Alex Thomson se ha colocado a 136 millas de su espejo de popa. Cabe destacar que esta mañana el Banque Populaire VIII navega amurado a estribor, a una velocidad de unos 10 nudos, mientras el Hugo Boss aún está amurado a babor y avanza a un nudo menos. Esta noche Armel ha estabilizado la distancia en un viento flojillo del Nordeste e incluso ha recuperado un puñado de millas sobre Alex. Pero los tan esperados alisios se anuncian holgazanes: 10 a 15 nudos. Se mantiene el suspense, cuando solo faltan unos quince días de regata para los dos grandes dominadores de esta octava Vendée Globe, que en las últimas 24 horas han sido los más lentos de la flota: 169 millas ha cubierto Le Cléac’h, frente a las 239 millas de Thomson. Dos grandes depresiones en el Pacífico Los líderes han sido por tanto los más lentos, con la excepción de otros dos que se han visto forzados a poner la regata entre paréntesis: Sébastien Destremau (de nuevo farolillo rojo), que sobre las 2h30 de esta noche se ha parado en Esperance Bay en Tasmania para revisar el aparejo de su TechnoFirst-faceOcean, y Conrad Colman (Foresight Natural Energy), presa de problemas de aparejo y zarandeado por vientos muy fuertes, sufridos también por Nandor Fa (Spirit of Hungary). Esta mañana la buena noticia es que el neozelandés ha conseguido asegurar su estay del J1, a costa de ímprobos esfuerzos entre ráfagas de 60 nudos. “Conrad ha sudado la gota gorda”, ha comentado Jacques Caraës, “se ha batido como un condenado para conseguir bloquear su estay. Está agotado, pero acaba de reemprender su ruta, hacia las 3h de esta madrugada.” En la misma zona del Pacífico, las cosas van mejor para Nandor Fa: “Tras un día y una noche terribles y vientos muy fuertes de más de 40 nudos, en un momento determinado me he encontrado sin viento y con olas de 6 a 8 metros. ¡Era horrible!” Afortunadamente el húngaro ya ha superado este temporal: “Vuelvo a tener un viento razonable, incluso hace sol, estoy bien y puedo volver a navegar.” También es muy duro más al Oeste, en el “club de los cinco”. A popa de este grupo, el norteamericano Rich Wilson (Great American IV) explica haber atravesado condiciones “indescriptibles”, que le han obligado a atarse corto y a aguantarse con fuerza con las dos manos, incluso en la mesa de cartas, con vientos de 50 nudos. “Pero ya hemos pasado y he aproado hacia el Norte para evitar lo más fuerte de la nueva depresión.” Un poco más de 500 millas delante de él, la situación también es muy comprometida para Alan Roura (La Fabrique), Fabrice Amedeo (Newrest-Matmut), Arnaud Boissières (La Mie Câline) y Eric Bellion. El patrón de CommeUnSeulHomme refuerza su excelente 10ª plaza y es quien ha cubierto más millas en estas últimas 24 horas: 371 millas, más que las 246 a 362 millas navegadas por los otros cuatro navegantes de este grupo maltratado por el Pacífico. Un Pacífico que tampoco será complaciente con el irlandés Enda O’Coineen (retirado), cuya velocidad de acercamiento a Dunedin es muy floja: unos 2 nudos. Sin mástil, Kilcullen Voyager-Team Ireland no tendrá tiempo de evitar un nuevo temporal y tendrá que aguantar antes de poder refugiarse en Nueva Zelanda. Dídac Costa (One Planet One Ocean) y Romain Attanasio (Famille Mary-Etamine du Lys), 15º y 16º respectivamente, deberían librarse relativamente de este mismo temporal neozelandés al pasar por detrás y al Sur de este fenómeno. Entre Tasmania y Nueva Zelanda el holandés Pieter Heerema (No Way Back, 17º) asegura por su parte estar de nuevo en regata con un barco operativo. Louis Burton, en el cabo de Hornos mañana por la mañana Afortunadamente, hay navegantes con los que el Pacífico y el Atlántico son mucho más clementes. Es el caso de Louis Burton (Bureau Vallée), que pasará a ras del cabo de Hornos dentro de 24 horas, el miércoles hacia las 5h. Ha vuelto a encontrar condiciones que él mismo califica de excepcionales: “Tengo 23 nudos de viento con un mar llano, ¡es maravilloso! Estoy supercontento, y siento esta especie de nerviosismo de los momentos importantes y estresantes.” No hay que pensar, sin embargo, que le ha sido fácil ni lineal. Por ejemplo, Louis pasó el día de Año Nuevo con la caña amarrada, a la antigua usanza, para reparar durante unas diez horas sus dos pilotos automáticos, que se habían averiado. Del lado atlántico de Hornos, la buena operación de las últimas horas es la de Yann Eliès (Quéguiner-Leucémie Espoir): ha sido el más rápido de los seis barcos de cabeza y se ha colocado a menos de 45 millas del cuarto, el StMichel-Virbac de Jean-Pierre Dick. Yann lleva una ventaja de una treintena de millas sobre Jean Le Cam (Finistère Mer Vent). Y todo va bien para Jérémie Beyou. Tercero, el patrón del Maître CoQ ha recortado más de 70 millas a Alex Thomson. El galés aún está 580 millas delante del bretón, pero ya sabemos que ni siquiera un colchón tan espeso como este es garantía alguna en esta vuelta al mundo tan extrema. Avería de aparejo a bordo del Foresight Natural Energy El 1 de enero al mediodía Conrad contactó con su equipo de tierra para informarlo de que el estay de su J1 se había desenganchado de la cubierta con un viento de 45 nudos y rachas de 60. Este estay es parte activa del soporte del mástil y lo que se rompió por un motivo aún desconocido es un pequeño eje metálico que lo mantiene enganchado. En aquel momento la vela no estaba desenrollada, pero cuando el cable quedó libre, y dadas las duras condiciones meteorológicas, se desenrolló y las rachas volcaron el barco. El Foresight Natural Energy se quedó muchas horas acostado, con un alto riesgo de romper el palo, dada la presión sobre la vela en el agua y, por ende, sobre el mástil.  Conrad se quedó preparado, con el traje seco y el arnés para intentar intervenir, pero las condiciones excesivamente malas le impidieron salir del barco. Ahora la vela está en gran parte destruida y el cable se ha soltado completamente de la cubierta, vuela alrededor del barco con jirones de vela. El patrón ha conseguido colocar una driza desde lo alto del mástil al botalón para añadir seguridad al mástil, con lo que el peligro de romper el mástil ha disminuido considerablemente, pero sigue existiendo. Los otros dos estays (J2 et J3) siguen en su sitio y la mayor lleva 3 rizos. Agotado y decepcionado, Conrad recupera fuerzas mientras espera condiciones más clementes. En cuanto lo permita la meteorología, tendrá que subir al palo para recuperar el cable, liberarlo de los jirones de vela que queden y después intentar colocar un eje de recambio y fijarlo nuevamente a cubierta. La maniobra es complicada y requiere una mar más tranquila y un poco de viento para limitar el peligro al máximo. La ventana meteorológica favorable solo podría llegar el jueves, porque las próximas 24 horas seguirán siendo duras. El irlandés Enda O’Coineen, forzado a retirarse El domingo 1 de enero a las 9h30 (hora española), el irlandés Enda O'Coineen (Kilcullen Voyager-Team Ireland) anunció a la Dirección de Regata que había roto el mástil. Situado a unas 180 millas al Sudeste de Dunedin (Nueva Zelanda) en el momento del incidente, Enda O'Coineen navegaba con 35 nudos de viento del Sursureste cuando su mástil se rompió. El patrón, sano y salvo, empieza a asegurar su barco y los trozos rotos del aparejo. O’Coineen prevé dirigirse hacia Nueva Zelanda que, con la situación meteorológica actual, está a sotavento de su posición. Debería tener suficiente gasoil para llegar a buen puerto. El patrón irlandés está en contacto con su equipo de tierra y la Dirección de Regata. Se está realizando un análisis completo de su situación y próximamente tendremos más información. Enda O’Coineen explica: “Me ha pillado de improviso. Tenía unos 20-25 nudos de brisa y caí en un chubasco de 35 nudos justo en el momento en el que saltó el piloto automático. Fallé una trasluchada. El barco estaba fuera de control. La burda no estaba bien amarrada y el mástil se rompió a la altura de la cubierta. Estaba intacto. Tenía que elegir entre salvar el aparejo y salvar el casco del barco. Di preferencia a la seguridad soltando el aparejo para que no agujereara el barco. Había marejada. Estoy desolado. Las cosas me iban muy bien, estaba en plena forma. Pero tengo que aceptar esa situación. Ese tipo de navegación se hace sobre el filo de la navaja…” Han dicho: Armel le Cléac’h, Banque Populaire VIII “Los alisios no están bien establecidos. Avanzamos hacia el Norte con el bordo bueno. Después de haber hecho varios bordos para tener el ángulo bueno, progresamos y mañana deberíamos tener más viento. De momento jugamos con las nubes y los chubascos. La oscilación del sol juega en la dirección y la fuerza del viento. La moral es buena. Intentamos encontrar la buena ruta hacia Les Sables d’Olonne. No es sencillo, pero es igual para todos. Estamos bajo la influencia del anticiclón. Salimos poco a poco. La mañana ha estado cargada con los medios de comunicación. La comunicación forma parte de la regata. Cuando funciona, hay que aprovechar. No siempre hemos tenido días tan sencillos. En los mares del Sur tuvimos condiciones complicadas. Ahora, aunque hay que reglar las velas, es más tranquilo, podemos hablar con los medios de comunicación en este inicio de año 2017.” El aspecto físico “Las piernas están bien. No son las piernas de la salida, pero no me quejo, he hecho ejercicio desde que salimos. Moverse en el barco exige un esfuerzo. Hay cansancio físico y mental, desgasta un poco el organismo. Estamos en los últimos kilómetros y hay que aguantar. Hay que seguir vigilándolo todo. Las maniobras quizás son un poco más difíciles que en la salida, pero tras 50 días de regata lo dominas más, tienes tus referencias a bordo. Haremos balance después de las calmas ecuatoriales, que es el próximo obstáculo delicado. Es el que marcará la continuación de la regata. Tendremos que trazar una ruta en el Atlántico Norte. Intentaré tener un pequeño colchón para abordar las calmas ecuatoriales con serenidad mental.” Fabrice Amedeo, Newrest-Matmut “Las condiciones se calman. Tengo 25 nudos de viento, podré poner más trapo. He tenido las condiciones más difíciles desde el inicio de la Vendée Globe. Ahora tenía 48 nudos establecidos. No he roto nada, pero he tenido que capear el temporal durante varias horas. Era la primera vez que me pasaba en un IMOCA. La clasificación es bastante anecdótica. Somos un grupo, lucharemos entre nosotros mientras hacemos ruta hacia Les Sables d'Olonne. Es tranquilizador atravesar el Pacífico así. El objetivo último será acabar la VG. Una Vendée Globe, o se gana o se acaba. Como Armel está un poco lejos, me contentaré con acabar. Es de noche, llevo gorro, 3 polares, hace bastante frío. Aún nos quedan unos diez días bajo estas temperaturas frescas.” Alan Roura, La Fabrique “Buenos días a todos, una buena jornada de batalla, de rabia y de tristeza para mí. La depresión llegó poco a poco, el viento arreciaba cada vez más. Acababa de entrar dentro para prepararme un plato muy caliente, echado en mi puf. El viento era de unos 30 nudos y de repente el barco se paró en seco. Oí un gran crac, salí y vi el timón de estribor flotando detrás del barco, las señales de un gran choque eran muy visibles; era realmente un OFNI.  Tenía ganas de llorar, de gritar, pero ante todo tenía que ver los daños. El agua empezó a subir a la altura de mis pies, después de mis tobillos. Pronto comprendí que el tiempo apremiaba. Tenía que soltar el anillo del timón empotrado en el casco. Mejor o peor, puse el barco sobre “una pata”, a la capa, escorado para que no entrara demasiada agua. El viento ya había subido y había alcanzado los 40/45 nudos. Había mala mar, con unos 6 metros de mar de fondo, es difícil de decir. Intenté cortar la vía de agua con los medios de a bordo. Pero era imposible, había demasiada mala mar y sobre todo era demasiado peligroso hacer solo algo provisional. En 10 minutos había llenado la popa de mi barco. Me hundía poco a poco. El agua empezó a infiltrarse por todas partes que podía. Incluida la zona de vida, El tiempo apremia y no tuve más remedio que taponar ante todo la vía de agua, antes de pensar en lo demás. El barco estaba muy inestable, por lo que decidí arriar la mayor para dejar mi J3 a la contra, con la quilla a sotavento para escorarlo a tope. La única solución era colocar el timón de repuesto, pero con 45 nudos era un algo suicida. Era mi última posibilidad de salvar el barco, no pensaba quedarme mirando cómo entraba el agua y se sumergía poco a poco. Con el timón en la mano, el arnés de montaña en su sitio, un cabo y no quedaba más remedio que esperar que mi buena estrella no me abandonara. Tiré el timón al agua y lo lancé para llevarlo entre dos olas y encajarlo en su sitio. Fue necesario que me suspendiera en el culo del barco para ayudarlo, atado y colgado 5 metros sobre el agua. Tenía pocas posibilidades de conseguirlo. Pero tras 30 minutos de rabia, lágrimas y ganas de salvar la Bigoudène, acabé consiguiendo colocarlo en su sitio. Después me dediqué a volver a montar bien el sistema de caña para poner reemprender la ruta cuanto antes e ir a buscar vientos flojos para acabar reparaciones más definitivas. El encaje en el fondo del casco sufrió un golpe y tendré que encolarlo. Cuando se arrancó el timón, arrancó las juntas que mantenían estanca la zona. De momento estoy haciendo un poco de agua, pero mucha menos. Recorté un saco estanco y lo enrollé alrededor de la mecha y de la base con una ligadura. Lo haré mejor cuando esté amurado al otro lado, y con menos olas. El agua hizo una masacre en el interior, sumergió todos los sacos del barco. Ya no tengo ni un solo vestido seco, todo está empapado: herramientas, farmacia, todo lo que hay en el barco. Por suerte, el saco con los ordenadores de recambio es el único que está intacto. ¡Afortunadamente, porque al ordenador principal no le gustaron nada los 50 centímetros de agua en el barco! Repasaré mi sistema eléctrico para evaluar los daños colaterales. Estoy muy triste porque mi regata con los demás ha terminado, tengo que tomarme el tiempo necesario para repararlo bien y llevar mi barco a buen puerto, en Les Sables d’Olonne. La aventura sigue, no abandonaré nunca. Si conseguí meter un timón en semejantes condiciones, es que estoy suficientemente loco como para terminar la vuelta. Tengo sangre por todas partes, el codo, las manos, me he cortado por todas partes y estoy realmente muy cansado. Pero tengo la sensación de haber doblado un cabo, de saber conservar la tranquilidad en este tipo de situaciones, donde de todas formas solo tienes una sola oportunidad. La meteorología no me ayudará antes de dos días, tendré que aguantar, no tengo otra opción. Intentaré quedarme suficientemente al Norte para tener poco viento lo antes posible. Si veo que no puedo hacer una buena reparación, me refugiaré en Hornos para estar seguro de poder remontar el Atlántico sin demasiados problemas. De momento, me tomaré el tiempo para descansar y comer. La moral sigue ahí, aunque la regata ya no será la misma.” ¡Revisión en imágenes de una semana 8 intensa! [Leer más]]]> <![CDATA[VENDÉE GLOBE – SEMANA 7: 50 DÍAS DE MAR Y AÚN HAY PARTIDO]]> http://www.imoca.org/default.asp?mode=articles&id=1877 Wed, 04 Jan 2017 00:00:00 GMT http://www.imoca.org/default.asp?mode=articles&id=1877 Este invierno 2016-2017 muy bien podría ser el de todos los récords oceánicos. Thomas Coville se ha apuntado un gran tanto al culminar ayer su vuelta al mundo en solitario en 49 días, a bordo del maxitrimarán Sodebo Ultim'. Francis Joyon y su tripulación intentan en estos momentos batir el récord del Trofeo Julio Verne. Y también están, evidentemente, los líderes de la Vendée Globe, que prosiguen su cabalgada en un Atlántico Sur complejo. Alex Thomson es el más rápido de la flota y esta noche ha seguido recortando la ventaja que le lleva Armel Le Cléac’h. Al acabar el 50º día de mar, hay partido a uno y otro lado de las Malvinas entre los dos grandes dominadores de esta octava Vendée Globe. Se acabaron las bromas de Navidad. Los 19 barcos que siguen en regata han vuelto al tajo. Al acabar el 50º día de regata desde la salida de Les Sables d’Olonne, al frente de la regata sigue vigente la gloriosa incertidumbre del deporte: el Hugo Boss ha recortado la mitad de su retraso respecto del Banque Populaire VIII, para colocarse esta mañana a 432 millas del líder. En números redondos, en estos momentos equivale a un día de navegación de Alex Thomson, cuando ayer pasó el cabo de Hornos con dos días de retraso respecto de Armel Le Cléac’h. Esto da una idea bastante precisa de la fragilidad de las diferencias e ilustra muy bien lo que dice el líder cuando repite que “no hay nada decidido”. Los seguidores del bretón se tranquilizan poniendo de relieve pese a ello Armel tiene casi la misma ventaja sobre su perseguidor que hace una semana. Los seguidores del galés, por su parte, prefieren poner el acento en las últimas 48 horas, que les han sido muy favorables. Meteorología compleja en el Atlántico Sur Lo que es seguro es que hay partido entre los dos grandes animadores de la regata, situados a uno y otro lado de las Malvinas (Armel, a 130 millas al Nordeste del archipiélago, Alex a 230 millas al Suroeste). Sobre todo teniendo en cuenta que la situación meteorológica que se avecina es muy compleja. Aunque hoy y mañana las diferencias tienen visos de hacer el yo-yo –con Le Cléac’h al norte de una depresión y Thomson al sur de este mismo sistema de bajas presiones– los próximos días parecen muy complicados, porque hay muy poco viento en su remontada del Atlántico Sur. No hay mucho a lo largo de las costas de América del Sur y por tanto hay que ir a buscarlo al Este, pero no demasiado. Porque hay que respetar la Zona de Exclusión Antártica, sabiendo que el punto más alto de esta zona prohibida por la presencia de icebergs está en 40º Sur, mientras que el Banque Populaire acaba de salir de los Cincuenta Aullantes y esta mañana navega en 49º Sur. En resumen, un buen rompecabezas para nuestros dos líderes. Jérémie Beyou, por su parte, aún no tiene que plantearse este tipo de cuestiones. Va lanzado hacia el cabo de Hornos, que debería doblar mañana a mitad de jornada, con más o menos dos días de retraso sobre Alex Thomson y cuatro sobre Armel Le Cléach, pero con una ventaja aún relativamente cómoda sobre Jean-Pierre Dick. Si este va muy rápido esta mañana, con puntas de 22 nudos, el StMichel-Virbac tiene de todas formas 840 millas de retraso sobre el Maître CoQ. Jean-Pierre Dick también ha cogido ventaja sobre Yann Eliès (Quéguiner-Leucémie Espoir) y Jean Le Cam (Finistère Mer Vent), que ahora están a unas 250 millas detrás. Del 7º al 9º, todo va bien para Louis Burton (Bureau Vallée), que prosigue su notable regata a 15 nudos en un flujo del Norte, pegado a la ZEA; lo sigue el húngaro Nandor Fa (Spirit of Hungary, 8º) en un régimen de Sudoeste. El neozelandés Conrad Colman no debería rezagarse para permanecer delante de la gran tormenta esperada al Sur de Nueva Zelanda, pero hasta el momento va bien para que este sea el caso. Y dejar su país de origen en la 9ª posición del Everest de los mares tiene que disparar la moral del patrón del Foresight Natural Energy. A estas alturas no se le esperaba en esta posición. Mientras los dos líderes ya han salido del Pacífico, un grupo de seis barcos ha entrado esta mañana en este océano al sobrepasar la longitud del South East Cape, en la vertical de Tasmania. Al Norte, Arnaud Boissières sube un peldaño: el patrón de La Mie Câline es ahora 10º, mientras que Fabrice Amedeo (Newrest-Matmut), que está a tan solo 100 millas detrás en términos de distancia a la llegada, solo es el 15º. La explicación está 140 millas al sur de los dos, donde evoluciona a baja velocidad un grupo muy internacional de cuatro barcos formado por el irlandés Enda O’Coineen (Kilcullen Team Ireland, 11º), el francés Eric Bellion (CommeUnSeulHomme, 12º), el suizo Alan Roura (La Fabrique, 13º) y el norteamericano Rich Wilson (Great American IV, 14º). Estos filmaron este fin de semana imágenes extraordinarias de encuentros en medio del mar. Podrían izar más trapo esta misma mañana y acelerar nuevamente después de haber frenado a fondo desde hace 48 horas, con velamen muy reducido, para gestionar el timing de la famosa gran tormenta prevista en sus proas. Unas 1.000 millas detrás, el español Dídac Costa (One Planet, One Ocean, 16º) es el más rápido de los cuatro barcos en la cola de la flota (15 nudos). El holandés Pieter Heerema (No Way Back), ha perdido mucho terreno al subir muy al Norte. Con los pilotos automáticos muy frágiles, tiene que encontrar rápidamente una solución si quiere dejar de poner la regata entre paréntesis, como dice. Finalmente, Romain Attanasio, 18º, ha vivido días mejores: es cierto que navega en condiciones mucho más manejables tras tres días de vientos fuertes (25 nudos en vez de 40 es algo que cambia la vida), pero el patrón del Famille Mary-Etamine du Lys tiene un pequeño problema. Ya no tiene sensor aéreo, por lo que su piloto ya no recibe informaciones de viento, lo que es muy perjudicial en solitario. Un poco menos de 180 millas detrás de Romain, Sébastien Destremau (TechnoFirst-faceOcean) sigue cerrando la marcha. Han dicho: Dídac Costa (One Planet One Ocean): “El último frente me ha permitido avanzar rápido desde hace 48 horas, pero la tregua de Navidad ha terminado. El viento ha amainado. Al Sur de Australia se forma una tormenta. La depresión se profundizará y dificultará la progresión hacia el Este. Además, la zona entre Australia y Nueva Zelanda es complicada, con la tierra al Norte y la zona de exclusión al Sur, lo que limita el margen para negociar o evitar las depresiones. Intento ir al Sur tanto como puedo y después debería esperar la llegada del viento. Hace unos días reparé el J3, pero al repasarlo descubrí el inicio de una deslaminación. He decidido repararlo antes de volver a izarlo. Espero una encalmada para hacer este trabajo. Ayer doblé el segundo de los tres grandes cabos, el cabo Leeuwin. Espero llegar pronto a la mitad del recorrido. ¡Después ya no me alejaré de Les Sables, sino que me acercaré!” Eric Bellion (CommeUnSeulHomme): “Esta mañana he tenido una charla con Alan Roura. Hemos tomado el té y el café juntos, ¡en nuestros barcos respectivos, claro! (risas). Después nos hemos separado y hemos reemprendido la regata. He vivido este momento con mis compañeros como una parada en el estand. Lo he aprovechado para hacer tranquilamente un buen chequeo del barco antes de empezar el Pacífico. Y he podido descansar, esta noche he dormido 8 horas de un tirón. Siempre es frustrante navegar a 5 nudos cuando queda la mitad de la vuelta al mundo por recorrer. Pero no teníamos otra opción. Vuelvo a empezar descansado y con muchas ganas. El cambio de ambiente ha sido radical, he pasado de la calma absoluta a la tormenta. Navego con 30-35 nudos, a una velocidad de 20 nudos. Llevo tres rizos en la mayor y un foque pequeño. El barco está escorado y da saltos en todos los sentidos. El paisaje es magnífico: hay grandes nubes, pero el sol es fuerte, la mar es de color gris antracita con borreguitos blancos. Es un ambiente muy del Sur. Se trata de seguir la depresión sin ir demasiado rápido para no encontrarnos con situaciones demasiado violentas.” Jérémie Beyou (Maître CoQ): Un final del Pacífico complicado “El Pacífico me ha parecido largo, las condiciones meteorológicas no han sido fáciles. Salir del Pacífico será complicado. La última noche pasé un primer frente. He trasluchado con 40 nudos. Hay grandes chubascos y es difícil mantener una velocidad constante. Hasta el cabo de Hornos tendré viento portante, que arreciará. Tendré que hacer más trasluchadas; será un tramo técnico e intenso. No hay que hacer tonterías, porque el paso entre la zona de exclusión y la roca no es ancho.” Su primer Hornos “Este cabo de Hornos lo espero con impaciencia. He tomado la salida de muchas vueltas al mundo: Vendée Globe, Trofeo Julio Verne, Barcelona World Race. Pero nunca he conseguido doblar el cabo de Hornos. ¡Ya toca! De momento no pienso mucho en ello, porque la navegación no es fácil y hay mucha mala mar. Pero viviré este paso como un alivio, comparado con todos los fracasos anteriores. Estaré contento de cambiar de rincón, este no es el más agradable.” Una nueva regata en el Atlántico “Una vez que esté en el Atlántico, miraré dónde me situaré respecto a los dos primeros. Espero que se abra el juego. Empezará una nueva regata. Habrá que emplearse a fondo en estas últimas semanas.” Respecto de la hazaña de Thomas Coville “No he podido seguir mucho la vuelta al mundo de Thomas Coville a causa de mis problemas de comunicación, pero me han dicho que ha llegado en 49 días. Aplaudo su abnegación después de cinco intentos. El mundo es de quienes perseveran. ¡Un gran aplauso a Thomas y a su equipo! Jean Le Cam (Finistère Mer Vent): El cabo de Hornos en el punto de mira “No me quejo de las condiciones actuales. Hace dos días caí en una zona sin viento. Ahora Yann (Eliès) está más frenado que yo. Aparentemente hay una endemoniada encalmada prevista justo antes de que lleguemos al cabo de Hornos, pero debería despejarse a tiempo. Ya veremos, en esta zona los análisis meteorológicos cambian mucho… A menudo se dice que el cabo de Hornos es magnífico, se dicen muchas cosas. Pero al final, cuando lo miras, te dices: “Ah, ¿el cabo de Hornos es esto?” Debería doblarlo el 31 de diciembre a las 21h06 y 48 segundos (TU). Señoras y señores, a las 22h06 en su casa.” ¿La vuelta al mundo en menos 80 días? “Espero mejorar mis 87 días (en 2004-2005). Con mi posición actual, si hago 87 se acabó lo que se daba (risas). Me gustaría, en mis sueños más locos, acabar la Vendée Globe en 80 días. Todo dependerá de las condiciones meteorológicas en la remontada del Atlántico. Ese tramo del recorrido siempre es aleatorio.” Vídeos y corte de pelo “Estaba en la encalmada y tenía que pasar el tiempo, por lo que este fin de semana hice bastantes vídeos. Y para Año Nuevo he decidido cortarme el pelo. ¡Estaré guapo para San Silvestre y el paso del cabo de Hornos!”  Revisión en imágenes de la semana 7 de la Vendée Globe [Leer más]]]> <![CDATA[El formato de la próxima edición de la Barcelona World Race evoluciona]]> http://www.imoca.org/default.asp?mode=articles&id=1875 Mon, 19 Dec 2016 00:00:00 GMT http://www.imoca.org/default.asp?mode=articles&id=1875 La Barcelona World Race es la segunda regata de vuelta al mundo del programa IMOCA; fue en 2006 cuando los patrones optaron por esta orientación y la salida de la primera edición tuvo lugar en 2007. Uno de los objetivos de esta regata era facilitar el acceso a las regatas en solitario y a dos a los navegantes que solo habían corrido regatas con tripulación. Dar la vuelta al mundo a dos en regata antes de abordar la Vendée Globe es seguramente una buena estrategia. Es este paso lo que los patrones actuales de la IMOCA han querido reafirmar al proponer a la FNOB, organizadora de la Barcelona World Race, que hiciera evolucionar el formato de la regata para hacerla aún más accesible sin perder ni en calidad ni en competitividad.  La regata hará escala en Australia (en Sydney, pendiente de confirmación), tras haber dejado los cabos de Buena Esperanza y Leeuwin a babor, antes de reemprender la regata con una nueva salida en flota hacia Barcelona, dejando la Antártida a estribor y el cabo de Hornos a babor. Esta edición ofrece la posibilidad de cambiar de copatrón en la escala, pues solo el patrón debe completar toda la vuelta al mundo. Xosé-Carlos Fernández, director general de la FNOB, ha aprovechado su paso por París durante el salón náutico para participar en una conexión en directo con los vencedores de las tres primeras ediciones de la Barcelona World Race. Dos de estos patrones están corriendo en estos momentos la Vendée Globe: Jean-Pierre Dick, vencedor de las ediciones 2007 y 2010, patrón del Saint-Michel-Virbac, y Jean Le Cam y Bernard Stamm, vencedores de la edición 2014, Jean a bordo del Finistère Mer Vent y Bernard en directo desde el stand de los Países del Loira. Jean Kerhoas, Presidente de la Clase IMOCA, presente en el plató, ha reforzado a Xosé-Carlos Fernández que presenta esta cuarta edición de la Barcelona World Race con un formato cuyo objetivo es abrirse más al mundo y a los patrones. Han dicho: Jean Le Cam: “La Barcelona World Race es una regata de apertura, y este nuevo formato de la regata la hace más atractiva para los extranjeros, más accesible y más ligera. Esta regata se corre a dos y eso facilita la entrada de nuevos patrones y ofrece la posibilidad de inscribirse a quienes no lo harían con su formato clásico.” Jean Kerhoas: “Con Jean Le Cam, que forma parte de los 8 administradores de la clase IMOCA, trabajamos juntos todo el año para desarrollar la clase IMOCA. Actualmente debatimos con Xosé-Carlos sobre el formato de la próxima edición de la Barcelona World Race y estamos de acuerdo en los objetivos: hacer la regata más accesible y contribuir al desarrollo de nuestro campeonato del mundo IMOCA OCEAN MASTERS.” Xosé-Carlos: “Jean Le Cam es el mejor embajador de la Barcelona World Race y con sus consejos también contribuye a hacer evolucionar este nuevo formato de la Barcelona World Race. Y es precisamente con la mirada puesta en la coherencia del circuito IMOCA que proponemos este nuevo formato para la cuarta edición de la Barcelona World Race.” Y la última palabra corresponde a Jean-Pierre Dick: “Adoro esta regata, la Barcelona World Race es realmente una regata única, ¡¡por qué no correr la próxima edición con Bernard Stamm!! » En las próximas semanas continuarán los contactos entre la IMOCA y la FNOB, que el próximo febrero presentará  oficialmente en Barcelona su regata con su nuevo formato.[Leer más]]]> <![CDATA[Semana 6 de la Vendée Globe: Cinco grandes batallas planetarias]]> http://www.imoca.org/default.asp?mode=articles&id=1874 Mon, 19 Dec 2016 00:00:00 GMT http://www.imoca.org/default.asp?mode=articles&id=1874 Si el enfrentamiento Francia-Inglaterra entre el Banque Populaire VIII y el Hugo Boss ha perdido intensidad desde hace 48 horas (esta noche la diferencia es de casi 400 millas), detrás, en el Pacífico Sur, no faltan ingredientes para vibrar, comerse las uñas y batir palmas. En estos momentos, y bajo los cielos más inhóspitos del planeta, se libran cinco magníficas batallas. Beyou/Meilhat, Eliès/Dick/Le Cam, O’Coineen/Roura/Wilson y Attanasio/Destremau. ¡Hagan juego, señoras y señores, se admiten apuestas en esta octava Vendée Globe! Jérémie Beyou (Maître CoQ) y Paul Meilhat (SMA): ¡No me abandones! Esos dos llevan 22 días sin separarse un ápice. Jérémie Beyou y Paul Meilhat se encontraron muy cerca uno del otro antes del cabo de Buena Esperanza y ya no se han vuelto a separar. Un matrimonio que ya había vivido grandes momentos en 2012, por cuanto el Maître Coq es el ex Banque Populaire de Armel Le Cléac’h (con foils añadidos este año) y el SMA es el antiguo Macif de François Gabart. Este sábado 17 de diciembre de 2016, tras 14.000 millas recorridas desde Les Sables d’Olonne (es decir, casi 28.000 km), menos de dos millas separan a los dos Imocas que se juegan una plaza del podio de la 8ªVendée Globe. Yann Eliès (Queguiner-Leucémie Espoir), Jean-Pierre Dick (StMichel-Virbac), Jean Le Cam (Finistère Mer Vent): Los tres mosqueteros Los separan menos de 100 millas. El trío se ha reagrupado después de que Jean-Pierre Dick jugara su opción de pasar por el norte de Tasmania. Blandiendo sus foils como si de espadas se tratara, el navegante de Niza se ha marcado una impresionante remontada de 500 millas para unirse a sus camaradas de juego, y está empeñado en sobrepasar a Yann Eliès, que se encuentra a 45 millas de su proa. Jean Le Cam parece en un gran momento de forma con su barco, que no ha sufrido grandes daños. La pelea está garantizada. Thomas Ruyant (Le Souffle du Nord Pour le Projet Imagine), octavo, debería sufrir mañana con una tormenta, pero aún no ha dicho su última palabra sobre su capacidad de unirse a los tres mosqueteros. Enda O’Coineen (Kilcullen Voyager Team Ireland), Alan Roura (La Fabrique), Rich Wilson (Great American IV): El decano, el benjamín y el flautista Estos tres navegan en un paquete de menos de 120 millas. Rich Wilson, que disputa su segunda Vendée Globe (9º en 2009) es el decano de esta edición 2016 (63 años) y aguanta el ritmo del más joven, Alan Roura (23 años), un novato endiabladamente tenaz.  “Estoy contento de estar con Rich (Wilson) y Enda (O’Coineen). Son supernavegantes, me siento frustrado de ver cómo Enda se larga tan rápido, ¡pero tengo 23 años, mi barco tiene 16, y estoy muy orgulloso de lo que estoy haciendo!” subrayaba este mediodía el suizo en el Vendée Live. Apenas 10 millas separan al irlandés Enda O’Coineen y Alan en la clasificación. Habrá batalla, sobre todo porque Enda, el flautista, tiene problemas informáticos que penalizan su estrategia. Romain Attanasio (Famille Mary-Etamine du Lys) y Sébastien Destremau (TechnoFirst-faceOcean): Lucha en la cola A más de 6.600 millas de Armel Le Cléac’h, los dos últimos no tiran la toalla. Romain Attanasio tiene una ventaja de 40 millas sobre Sébastien Destremau. En sus viejos barcos de 1998 aún les queda mucho camino por recorrer, pero este enfrentamiento les permite seguir compitiendo. Es importante para seguir sacando todo el potencial a sus monturas. Habrá que seguirlos, porque los dos son, ante todo, verdaderos regatistas. Stéphane Le Diraison se dirige a Melbourne tras romper su  mástil el sábado 17 de diciembre Stéphane Le Diraison, Compagnie du Lit-Boulogne Billancourt: “Cuando rompo, cuando fallo en una maniobra, lo asumo. Pero esto es difícil de digerir. Había 25-26 nudos de viento, navegaba con prudencia, con dos rizos en la mayor. El barco salió disparado en una planeada, oí un crac, pensé que era un outrigger. Salí urgentemente para coger la caña y vi que ya no tenía mástil. La explicación es un loop (hebilla de unión) de burda que cedió. El mástil se rompió en dos pedazos. En plena noche, con mala mar, el mástil daba golpes, las velas estaban en el agua. Luché para que no se agujereara la cubierta, era un infierno. Me pillaban las olas rompientes. Lo eché todo al agua, la mayor, el aparejo. Puse el motor, descansé dos horas; he comido y ahora me ocuparé de la botavara y pondré el tormentín en este trozo de palo de 7 metros. Me dirijo a Melbourne.”   Encuentre el resumen de la semana 6 de la Vendée Globe en imágenes: Fuente: Vendée Globe[Leer más]]]> <![CDATA[Semana 5 de la Vendée Globe: Una transición nada pacífica]]> http://www.imoca.org/default.asp?mode=articles&id=1873 Tue, 13 Dec 2016 00:00:00 GMT http://www.imoca.org/default.asp?mode=articles&id=1873 Armel Le Cléac'h conserva su ventaja sobre Alex Thomson en este Pacífico que se tranquiliza progresivamente antes de retomar su aspecto más feroz en las próximas horas cuando una nueva depresión se echará encima de los dos líderes. Detrás, Jean-Pierre Dick araña millas a Yann Éliès mientras Romain Attanasio vuelve a navegar tras zarpar de Sudáfrica. Desde el sábado a mediodía, son 22 los solitarios que están de hecho en regata, porque Romain Attanasio (Famille Mary-Étamine du Lys) se ha reincorporado a la competición desde el cabo de Buena Esperanza, donde estuvo dos días reparando sus timones. El navegante incluso está delante de Sébastien Destremau (TechnoFirst-faceOcean), que sufre para salir de una burbuja anticiclónica. No sucede lo mismo con los dos líderes, 10.000 kilómetros más al Este. Al Sur de Nueva Zelanda, Armel Le Cléac'h (Banque Populaire VIII) acaba de salir de una gran depresión con muy mala mar; lo ha aprovechado para confirmar su ventaja sobre Alex Thomson (Hugo Boss), que sigue más o menos su misma ruta, pero 150 millas más al Norte. La idea es intentar pasar delante de un nuevo centro depresionario que llega desde la isla Chatham cruzando la ruta de los primeros. Un rosario de perturbaciones En los océanos australes no hay grandes sorpresas: se suceden las depresiones y la mar es más bien desordenada, especialmente entre Australia y la isla Campbell, que los líderes sobrepasaron la pasada noche (hora local). Pero este tren incesante plantea problemas a Jean-Pierre Dick (StMichel-Virbac), que aún no sabe cómo negociar una fuerte tormenta que azotará esos pagos dentro de cuatro días. Porque el ritmo sigue igual de rápido, ¡pues del primero al undécimo los solitarios rozan o superan las 400 millas diarias! Thomas Ruyant (Le Souffle du Nord pour le projet Imagine) será el octavo patrón que supere la longitud del cabo Leeuwin mañana lunes, mientras Louis Burton (Bureau Vallée) sigue avanzando como una bala,  Nándor Fa (Spirit of Hungary) y Stéphane le Diraison (Compagnie du Lit-Boulogne Billancourt) se han escapado de sus perseguidores Conrad Colman (Foresigh Natural Energy) y Arnaud Boissières (La Mie Câline) gracias a un frente especialmente propulsor, los cuatro mosqueteros (O'Coineen, Roura, Bellion, Wilson) se mantienen en un pañuelo de menos de cincuenta millas y Dídac Costa (One Planet-One Ocean) tendrá que contar a partir de ahora con un nuevo adversario en su popa: Romain Attanasio ha vuelto. Un domingo casi habitual en los océanos australes. Revisión en imágenes de la semana 5 de la Vendée Globe: [Leer más]]]> <![CDATA[Duro golpe para Josse y Attanasio en la Vendée Globe]]> http://www.imoca.org/default.asp?mode=articles&id=1872 Tue, 06 Dec 2016 00:00:00 GMT http://www.imoca.org/default.asp?mode=articles&id=1872 Los participantes de la octava Vendée Globe están pinchando en hueso duro. Las condiciones son muy exigentes tanto para los navegantes como para sus barcos, y los problemas de material se multiplican. Algunos son más graves que otros. Sébastien Josse lamenta una importante avería en su foil de babor; y como consecuencia de una colisión con un OFNI que ha dañado sus dos timones, Romain Attanasio se desvía hacia Ciudad del Cabo (Sudáfrica), donde intentará reparar. Por su parte, a los 29 días de la salida de Les Sables d'Olonne, los líderes de la Vendée Globe ya están en el Sur de Australia. Al franquear el cabo Leeuwin a las 9h14 de este lunes, Armel Le Cléac'h ha mejorado ¡en más de cinco días y medio! el anterior tiempo de referencia, que ostentaba François Gabart. Aunque la flota de la Vendée Globe está muy dispersa (más de 5.500 millas entre el primero y el último), todos los navegantes se enfrentan a condiciones meteorológicas exigentes. Sufren los hombres y sufren los barcos, se acumula el cansancio y, por desgracia, los problemas de material se multiplican. A primera hora del día se ha sabido que Conrad Colman (Foresight Natural Energy) había sufrido un incendio a bordo de su IMOCA60. Una verdadera pesadilla que ha acabado bien. Kito de Pavant también se ha llevado un buen susto cuando se ha clavado violentamente en una ola, pasando de 25 nudos a... 0. También en este caso ha sido mayor el susto que el daño. Las novedades, en cambio, son menos buenas en los casos de Romain Attanasio (Famille Mary-Etamine du Lys) y Sébastien Josse (Edmond de Rothschild), que lamentan averías importantes, aunque no excluyentes. Foil de babor dañado para Sébastien Josse Eran las 10h30 de esta mañana cuando Sébastien Josse ha contactado con su equipo de tierra para comunicarle una mala noticia: mientras navegaba con un flujo sostenido (30 a 35 nudos) y una mar muy encrespada, a 600 millas al oeste de la longitud del cabo Leeuwin, el barco ha acelerado y ha salido disparado. Después se ha quedado clavado y se ha dañado el foil de babor del IMOCA60 Edmond de Rothschild. Sébastien Josse, que en el momento del incidente estaba en el interior, ha trasluchado para navegar sobre su foil de estribor y asegurar el apéndice tocado. Por motivos de seguridad, Josse pone la regata entre paréntesis y estudia ahora con su equipo las mejores opciones para dejar que pase lo peor de la tormenta. El patrón y su equipo reflexionan también sobre las posibles soluciones para intentar volver al modo regata. Tendremos más informaciones en las próximas horas. Romain Attanasio se desvía hacia Ciudad del Cabo para intentar una reparación Sobre las 12h30 de este lunes (hora española), Romain Attanasio ha chocado con un OFNI (Objeto Flotante No Identificado). Esta colisión ha dañado los dos timones. Romain se encontraba a unas 470 millas al sur de Ciudad del Cabo y ha explicado: “He oído un gran choque y he visto trozos de timón en mi estela. He comprendido inmediatamente lo que había pasado. El barco se ha ido de arribada, se ha quedado volcado con el genáquer acuartelado. Enderezar la situación me ha llevado tiempo y después he hecho un repaso de los daños. El timón de estribor está medio roto, y el otro, mucho más dañado. A bordo no hay otros problemas: la caña se mueve correctamente. No parece que haya ningún problema de transmisión. Pero es imposible meterse en el océano Índico en estas condiciones. Así pues, pongo rumbo a Ciudad del Cabo, donde debería llegar el miércoles por la mañana. No me retiro, me espabilaré solo, sin asistencia.” La idea de Romain es encontrar una cala protegida, reparar el timón dañado y sustituir el que está completamente roto (Romain tiene un timón de recambio a bordo). “Hoy he pasado por todos los estados de ánimo”, ha confesado Romain. “En el momento de la colisión estaba abatido. Me imaginaba anunciando a mi hijo que volvía en avión. Pero la moral ahora va mejor. No bajo los brazos. Perderé una semana, pero eso no es grave, ¡la aventura continúa!” Armel Le Cléac'h, líder imperturbable Mientras, Armel Le Cléac'h (Banque Populaire VIII) aumenta la distancia sobre un muy tenaz Alex Thomson (Hugo Boss), relegado a más de 100 millas de su espejo de popa. La gran información del día es que Armel ha doblado la longitud del cabo Leeuwin, en el Suroeste de Australia a las 9h14 (hora española) en un tiempo récord: 28 días, 20 horas y 12 minutos. ¡El anterior tiempo de referencia, establecido por François Gabart hace cuatro años, ha sido pulverizado en más de 5 días y 14 horas! Cinco horas después, a las 14h30, ha sido Thomson quien ha doblado el segundo gran cabo emblemático de la Vendée Globe. Son cifras de vértigo: desde la salida de Les Sables d'Olonne hace 29 días, los dos líderes mantienen una velocidad media de más de 17 nudos sobre el agua y el ritmo seguirá siendo alto. Armel Le Cléac'h: “Estamos en una fase de transición entre dos depresiones, la próxima promete ser dura, el viento empieza a entrar y llegará por popa, por lo que hará la goma en la clasificación. La semana será bastante movida, iremos de depresión en depresión. El Sur de Australia es un paso complicado con viento sostenido, mucha mar, no será fácil…” Los participantes que navegan en el océano Índico tienen todos ellos viento fuerte y evolucionan en las clásicas condiciones de los mares del Sur, donde se suceden las depresiones que se desplazan de Oeste a Este, en el mismo sentido que los barcos que navegan a buen ritmo con vientos portantes. Y quien dice velocidad dice navegación exigente. La exigencia a patrones y a barcos no ha terminado, ni mucho menos. Las cifras del día Armel Le Cléac'h ha franqueado la longitud del cabo Leeuwin tras 28 días, 20 horas y 12 minutos, 5 días, 14 horas y 16 minutos menos que el anterior tiempo de referencia (François Gabart en 2012). Alex Thomson ha pasado el cabo Leeuwin 5 horas y 16 minutos después que Armel Le Cléac'h. La ventaja del británico sobre el tiempo de Gabart es pues de 5 días y 9 horas.  [Leer más]]]> <![CDATA[KOJIRO SHIRAISHI SE RETIRA]]> http://www.imoca.org/default.asp?mode=articles&id=1871 Mon, 05 Dec 2016 00:00:00 GMT http://www.imoca.org/default.asp?mode=articles&id=1871 A las 03h40 (hora española) de este domingo 4 de diciembre, Kojiro Shiraishi, patrón del Spirit of Yukoh, contactó con su equipo de tierra para informarle de una avería en su mástil. Cuando el barco navegaba sin demasiado viento (unos 20 nudos), el solitario oyó desde el interior del barco cómo se rompía el mástil. Después, Kojiro Shiraishi subió al palo para retirar la parte rota del mástil y separarla del aparejo. El solitario japonés y su equipo de tierra llegaron a la conclusión de que era imposible reparar el mástil y anunciaron a la Dirección de Regata que el navegante se retiraba oficialmente de la Vendée Globe a las 08h30 UTC de este domingo por la mañana. Todos los patrocinadores del proyecto se congratulan de que Kojiro Shiraishi no haya resultado herido. Espera regresar sano y salvo a Ciudad del Cabo y sigue dispuesto a emprender nuevas aventuras. Las palabras de Kojiro Shiraishi: “A las 03h30 UTC, he oído el ruido de que se rompía el mástil. He salido rápidamente fuera para comprobar que el palo se había roto al nivel del segundo piso de crucetas. He podido subir al palo para apartar del aparejo la parte rota. No estoy herido, no necesito ayuda y me dirijo a Ciudad del Cabo. Quiero excusarme ante todas las personas que me han seguido y animado hasta aquí: muchas gracias a todos mis patrocinadores por haberme acompañado en esta bella aventura.”  [Leer más]]]> <![CDATA[EL GRAN SUR EN EL SOFÁ DE SU CASA]]> http://www.imoca.org/default.asp?mode=articles&id=1870 Mon, 05 Dec 2016 00:00:00 GMT http://www.imoca.org/default.asp?mode=articles&id=1870 Esta semana nos han llegado imágenes del Gran Sur, cerca de las islas Kerguelen, gracias a una estrecha colaboración entre la Dirección de Regata y la productora audiovisual de la Vendée Globe, la Marina francesa y TF1. Banque Populaire VIII (Armel Le Cléac'h), Hugo Boss (Alex Thomson) y el IMOCA60 Edmond de Rothschild (Sébastien Josse) han sido filmados desde un helicóptero de la fragata Nivôse, cuya misión es garantizar la soberanía francesa en las TAAF (Tierras Australes y Antárticas Francesas). Algo nunca visto: ¡tres IMOCA con foils lanzados a más de 20 nudos en pleno océano Índico y, al mismo tiempo, tres patrones llamados por VHF! Un momento excepcional que entrará en los anales del Everest de los mares, la regata de vuelta al mundo en solitario sin escalas y sin asistencia. Tres pájaros de 18,28 metros de longitud se desplazan a toda velocidad sobre una mar considerable. Bólidos lanzados bajo un cielo gris, encabritándose sobre las olas, sumergiéndose entre la espuma. Un brazo se levanta, una sonrisa ilumina una cara encapuchada. A 40 millas al norte de las Kerguelen, el helicóptero los ha encontrado gracias a las informaciones exactas de la Dirección de Regata. ¡Momento increíble! Nunca en la historia de la Vendée Globe se habían podido filmar imágenes como éstas. “Es bueno tener presencia humana en medio del océano Índico”, confesó Armel.   “Es agradable que Armel siga en contacto conmigo. ¡Evidentemente, si yo tuviera un foil, no sucedería lo mismo!” exclamó durante la conexión Alex Thomson, visiblemente en gran forma, que para el show de las imágenes del helicóptero, se subió encima de la cabina pese a la espuma que la cubría. El viernes 2 de diciembre el Panther, el helicóptero de la fragata Nivôse sobrevoló a Sébastien Josse, 3º y que se había recuperado hasta colocarse a menos de 550 millas de la pareja Thomson - Le Cléac'h. Fue un momento raro y muy apreciado por Sébastien Josse después de 27 días de mar y soledad. “Esta mañana, al amanecer, tenía el helicóptero de la Marina a 50 metros en mi estela! Fue agradable, porque en estos parajes no hay muchas animaciones”, bromeó el patrón del Edmond de Rothschild antes de añadir: “Se quedaron conmigo unos 40 minutos, hablamos de la regata, de la estrategia a partir de ahora. Fue realmente un momento agradable. Admiro la calidad del pilotaje del chaval que llevaba el aparato, porque hacía lo que quería con su helicóptero.”   Esta operación supuso un gran estreno en la historia de la Vendée Globe y su puesta en escena exigió largos meses de organización, pero el resultado valió la pena. Esas imágenes fascinan no solo por el lugar donde se filmaron, tan alejado y hostil, sino también porque levantan el velo sobre una de las partes más misteriosas de las regatas oceánicas: la realidad de la navegación del solitario en pleno océano Índico. En este sentido son mucho más que un éxito en términos de comunicación, porque cultivan el imaginario de centenares de miles de personas que cada día vibran con el seguimiento de esta vuelta al mundo en solitario, sin escalas y sin asistencia.[Leer más]]]> <![CDATA[Semana 3 de la Vendée Globe: la cuestión es saber administrar]]> http://www.imoca.org/default.asp?mode=articles&id=1842 Tue, 29 Nov 2016 00:00:00 GMT http://www.imoca.org/default.asp?mode=articles&id=1842 Una Vendée Globe no tiene nada de uniforme ni de lineal. Hay que saber apechugar cuando el viento escasea y apretar el acelerador cuando las condiciones son favorables. Es lo que están haciendo a la perfección el líder Armel Le Cléac’h y algunos más. Apretar el acelerador, echar carbón a la máquina, gas a fondo… son todas ellas expresiones que se usan habitualmente, pero que a nivel de una Vendée Globe no significan gran cosa. Porque no es apretando un botón como se corre más. En cambio, de lo que se trata es de gestionar, tanto en los momentos favorables como en los desfavorables. Esa es una de las principales claves del éxito o del fracaso. A lo largo de 80 días, hay que saber administrar tanto al navegante como a su montura (¡algo que tiene mucho mérito cuando se navega a 20 nudos de media en el ruido ensordecedor de los IMOCA!). Hay que saber remendar las innumerables averías que se sufren, pero solo en el momento adecuado. Sobre todo hay que evitar pasarse de revoluciones, tanto del hombre como de la máquina. También hay que aprovechar los puntos favorables y apretar a fondo cuando se presenta la oportunidad, ¡pero solo cuando se presenta la oportunidad! Los riesgos inútiles son eso, inútiles. Eso es exactamente lo que hace Armel Le Cléac’h, y no solo desde anoche. Acordaos que hace unos días, cuando iba detrás de Alex Thomson,  soltó una frase durante una conexión: “No me meteré en la zona roja, estar delante en Buena Esperanza no sirve de mucho”. Gran sabiduría la del patrón del Banque Populaire VIII (por algo le llaman El Chacal), que esperaba su momento. Pero en cuanto se ha presentado la oportunidad… Esta se presentó ayer, cuando su rumbo -a 110 grados del viento- y el estado de la mar –relativamente tranquila por tratarse del Índico- le permitieron colocar una banderilla. Ahora sí, como un buen jugador de ajedrez, Armel Le Cléac’h sacó provecho de su ventaja: sabe que el Hugo Boss tiene su foil de estribor dañado, sabe que a este ángulo y con esta fuerza del viento puede sacar partido a su nueva tecnología. Constata que va dos nudos más rápido que Alex Thomson, incluso a veces tres. El mensaje enviado a su adversario no puede ser más claro. En resumen dice: “Querido amigo, en cuanto el viento venga por la izquierda de nuestros barcos y el mar lo permita, iré más rápido que tú”. Para Alex Thomson, esta confirmación cifrada debe ser dura de roer. El galés solo puede rezar para que la meteorología mande más bordos amurados a estribor, es decir las condiciones en las que puede usar su foil intacto, el de babor. Cuando el viento llegue por la derecha, el Hugo Boss podrá hacer frente al Banque Populaire VIII con armas iguales, e incluso ser más rápido. No hay que pensar que todo está decidido: el jueves, una depresión procedente de Madagascar se interpondrá en el camino de los líderes y probablemente les obligará a trasluchar. Ten paciencia, se dice Alex, royendo su foil convertido en freno. Los 10 primeros van todos rápidos También Sébastien Josse administra muy bien. Tras un fin de semana difícil, ha conservado su tercer puesto, aunque ya acumula 500 millas de retraso respecto de los dos líderes, a quienes acompañó hasta Buena Esperanza. Desde hace unas horas vuelve a navegar a velocidades elevadas. Detrás, el tiempo es más bonancible. Ha gestionado su posición mediante numerosas maniobras para no perder el tren del nuevo viento y ha aprovechado el buen tiempo para revisar a fondo su barco. Para él, “vuelve a empezar” y esta noche ha afirmado que no se trata de tomar riesgos desmesurados para arañar unas pocas millas absolutamente inútiles. Es mejor mantener el ritmo y esperar que se presente una oportunidad. “Si se frenan delante”, entonces sí que subirá el listón de los riesgos. Pero no antes, ni de cualquier forma. Lo mismo sucede del cuarto al sexto, el grupo en el que Jérémie Beyou, Paul Meilhat y Yann Eliès son conscientes de que hay que modular sus esfuerzos. Cerca del podio virtual (¡de todas formas, el líder les lleva entre 800 y 1.100 millas!) esos tres miembros de la fábrica de campeones que es el Pôle Finistère Course au Large, también saben lo que es administrar. Rápidos ahora que mantienen medias altas, con un balance de millas justo por debajo de Armel le Cléac'h pero por encima del de Alex Thomson. Son conscientes de que si consiguen terminar esta Vendée Globe (algo que hasta ahora no ha conseguido ninguno de ellos, porque Paul es neófito y Jérémie y Yann se retiraron en ediciones anteriores), conseguirán una buena clasificación, incluso muy buena. También saben que, aunque el ritmo sea muy rápido, aún faltan dos tercios del recorrido y por tanto muchas incidencias, que pueden tumbar la balanza a favor o en contra. Amurados a estribor encima de una depresión, el grupo Dick-Ruyant-Le Cam (y en menor medida Kito de Pavant) también van lanzados al ataque. Se nota que el foiler St-Michel - Virbac de Jean-Pierre Dick es esta mañana el más rápido del grupo. Su posición se extiende en diversas latitudes, con Jean Le Cam el situado más al Sur en los Rugientes Cuarenta, mientras Thomas Ruyant está dos grados más al Norte y Jean Pierre Dick evoluciona en medio y delante de sus dos trayectorias. Kito de Pavant, por su parte, ha conseguido deslizarse debajo del anticiclón de Santa Helena y debería poder seguir la pared de los hielos sin demasiados problemas en el océano Índico, incluso si la longitud del cabo de Buena Esperanza aún está a unas 1.000 millas por la proa. Poco viento para el pelotón Los diez primeros, por tanto, están gestionando circunstancias favorables: viento sostenido, buenos rumbos, ritmo elevado. Pero a partir del onceavo clasificado, hay un cambio radical de ritmo y de ambiente. Aquí se las tienen que apañar con tiempo demasiado bonancible. En la latitud de Porto Alegre, no se puede estar muy contento cuando hay que lidiar con vientos débiles, a veces de menos de 6 nudos. “Estoy harto de anticiclones”, se ha sincerado Conrad Colman, que deberá seguir teniendo paciencia “al menos un día y medio más” antes de poder surfear por las latitudes australes. El buen viento está a unas 300 millas al Sur de su posición; muy lejos cuando se navega a entre 5 y 8 nudos. Situados entre 3.000 y 3.300 millas detrás del líder, estas malas condiciones afectan a todos los barcos situados entre el 11º y el 19º puesto. Alan Roura, Enda O’Coineen y Pieter Heerema se han acercado a Brasil mucho antes que el pelotón. Están rodeando el anticiclón por el Oeste. Es una jugada con pocas posibilidades, pero que puede acabar dando buen resultado. Tendrán mucha diferencia lateral en contra, ¿pero quién sabe? De momento, en las últimas 24 horas los tres han cubierto unas 50 millas más que los otros barcos del pelotón. Habrá que ver por tanto qué acaba sucediendo. Tanguy de Lamotte, de vuelta a Les Sables d'Olonne Tras la retirada de Tanguy de Lamotte esta noche, Sébastien Destremau y Dídac Costa cierran oficialmente la marcha, en 24ª y 25ª posición. Desde ayer el catalán ha recuperado más de 80 millas al francés y el One Planet One Ocean ya solo está a 143 millas del TechnoFirst-faceOcean. También ellos tienen que administrar los momentos favorables y los desfavorables y disputan otra regata dentro de la regata por el farolillo rojo, a 4.000 millas de Armel Le Cléac’h. Un momento de muchas emociones espera a Tanguy de Lamotte y a cuantos vayan a recibirlo en su entrada en el canal de Les Sables d’Olonne sobre las 12h30. Mientras esperaban la subida de la marea, Tanguy y su equipo se han divertido dibujando un corazón en la bahía. Bella iniciativa de quien se ha esforzado en llevar solo su barco a buen puerto “para respetar el espíritu de la Vendée Globe”.   En breve.- En las posiciones de las 9h de este lunes 28 de noviembre de 2016, Armel Le Cléac’h se ha recolocado exactamente en la proa de Alex Thomson, y en la operación ha perdido dos millas y media (mantiene 28 millas de ventaja). Los dos primeros rozan la pared del límite de la zona prohibida por hielos, que tienen a solo 5 millas a su derecha. Han perdido un poco de velocidad –avanzan a unos 18 nudos- antes de dirigirse hacia las Kerguelen. Sébastien Josse, tercero, lo ha aprovechado para recortar unas 10 millas. Cabe señalar que solo cuatro patrones han sobrepasado la barrera de las 400 millas en estas últimas 24 horas: Armel Le Cléac'h, 478 millas; Jérémie Beyou, 452; Paul Meilhat, 444, y Alex Thomson, 438. No ha habido ningún cambio de posiciones en la última clasificación, excepto del puesto 12 que Stéphane Le Diraison le ha birlado al japonés Kojiro Shiraishi. Las imágenes de la tercera semana de regata  [Leer más]]]> <![CDATA[Una avería en el Safran fuerza el abandono de Morgan Lagravière en la Vendée Globe]]> http://www.imoca.org/default.asp?mode=articles&id=1841 Mon, 28 Nov 2016 00:00:00 GMT http://www.imoca.org/default.asp?mode=articles&id=1841 Tras la avería en el timón sucedida a última hora de la mañana, el patrón del Safran, Morgan Lagravière, confirma su retirada de la Vendée Globe, de común acuerdo con su equipo y su patrocinador. Contactado por su equipo esta tarde, Morgan ha explicado: “He pasado una noche muy movida con problemas de piloto automático. Tenía entre 20-25 nudos de viento y el barco estaba incontrolable. Me he ido de arribada 4 o 5 veces. Mientras echaba una cabezadita a mediodía, he notado que el barco se iba de orzada y quedaba tumbado. Al salir, he constatado que el timón de sotavento había salido de su base y que le faltaban dos terceras partes. Creo que fue debido a una colisión con un OFNI. Por desgracia, no tengo con qué reparar una avería de ese tipo, por lo que para mí significa el final. Sin embargo, quiero recordar los puntos positivos de esta aventura: 18 días de regata extraordinarios a bordo de un barco de muy alto rendimiento, con el que siempre he estado arriba. Este recorrido en solitario también ha sido una oportunidad de aprender más de mí mismo y de lo que es importante en la vida. Quiero dar las gracias a todo mi equipo de tierra, así como a todos los seguidores que me han apoyado.” Morgan navega en estos momentos hacia Ciudad del Cabo (Sudáfrica), donde debería llegar dentro de tres días. Philippe Petitcolin, Director General de Safran, manifiesta su apoyo al joven patrón: “Es una gran decepción para Morgan, el equipo del Safran Sailing Team, y también el conjunto de los colaboradores de Safran que han seguido y acompañado con pasión el barco en esta aventura. Desde la salida de Les Sables d'Olonne, le dúo Morgan - Safran ha demostrado estar absolutamente a la altura del reto, manteniéndose constantemente en el grupo de cabeza. Morgan ha demostrado un buen espíritu de competición y de combatividad, a la altura de los valores de Safran. Me uno a todos los colaboradores del Grupo para apoyarlo en este difícil momento.”    [Leer más]]]> <![CDATA[Vincent Riou, forzado a retirarse de la Vendée Globe]]> http://www.imoca.org/default.asp?mode=articles&id=1840 Wed, 23 Nov 2016 00:00:00 GMT http://www.imoca.org/default.asp?mode=articles&id=1840 El patrón del PRB chocó con un OFNI el domingo por la mañana (hora española) mientras navegaba rápido con el grupo de cabeza de la Vendée Globe hacia el cabo de Buena Esperanza (choque distinto y anterior al de ayer que levantó un timón). Tras esa colisión, en un primer momento Vincent Riou no detectó daño alguno y pudo seguir su progresión con normalidad. Solo fue tres horas más tarde cuando la quilla empezó a entrar en resonancia y a emitir ruidos estridentes y constantes, señal de un esfuerzo anormal en el apéndice. Esos ruidos siguieron amplificándose durante la noche del domingo al lunes. Teniendo en cuenta las condiciones meteorológicas del momento (25 a 30 nudos de viento con medias de velocidad de 19-20 nudos), Vincent no pudo verificar inmediatamente el pozo de la quilla, pero previno a su equipo de tierra. Tanto el Equipo PRB como el arquitecto del barco (Guillaume Verdier) y el gabinete de cálculo de estructuras HDS GSEA Design (Hervé Devaux y Denis Glehen) empezaron a estudiar entonces todas las hipótesis a partir de los elementos conocidos (esencialmente el ruido emitido por la quilla). No fue hasta esta mañana, cuando evolucionaba en condiciones más tranquilas, que Vincent pudo efectuar las verificaciones pertinentes. Entonces se dio cuenta de que el eje de la quilla se había estropeado en el choque. Esa pieza de titanio es un elemento esencial del barco. Permite unir la quilla al velero mediante una rótula de plástico y es también ese eje el que permite la rotación de la quilla. En el choque, lo que se rompió fue la rótula de plástico, originándose un roce permanente entre el eje de la quilla y el soporte de la rótula. Con el tiempo, y cuando aún falta por recorrer el océano Índico, el océano Pacífico y la remontada del Atlántico, eso significa que la integridad del barco está en peligro e incluso que la quilla se puede separar del 60’. La decepción del vencedor de la Vendée Globe 2004 es enorme. Quien vio su sueño hecho añicos hace cuatro años (casi día a día) también en una colisión con un OFNI, había zarpado de Les Sables d’Olonne el 6 de noviembre con el deseo de luchar en cabeza de la flota con los nuevos barcos equipados de foils. Un reto conseguido, por cuanto el PRB nunca abandonó el grupo de cabeza. Mucho tiempo codo a codo con el Banque Populaire, Vincent incluso se colocó varias veces en segunda posición y realizó una bajada del Atlántico excepcional con su barco con orzas. La actuación, aplaudida por numerosos observadores, dejaba abiertas todas las esperanzas para la continuación de esta vuelta al mundo. El patrón y el PRB navegan actualmente en condiciones manejables (14 nudos de viento) y Vincent no está en peligro. Está en contacto con su equipo de tierra para decidir el lugar en el que podría hacer una primera escala para reparar su velero antes de regresar a Francia, probablemente en Ciudad del Cabo, en África del Sur. Entrevista de Vincent Riou: “La decepción es importante. Pero como sucede cada vez, hay que seguir viviendo y para mí, lo que toca es llevar el barco con toda seguridad a algún sitio en la costa. La noche del domingo al lunes tuve un pequeño choque en el bulbo. La quilla empezó una frecuencia vibratoria. Empezó a balancearse de un bordo a otro. Se paró con bastante rapidez. No se paró inmediatamente porque, cuando sucedió, el barco iba a 25 nudos. No le hice más caso. En las regatas oceánicas tenemos pequeños choques en la quilla con cierta regularidad. Y este no me pareció muy fuerte. Hacia el final de la noche, empecé a oír crujidos alrededor de la quilla. Crujidos ya los había oído, porque ya había tenido pequeñas fricciones de carbono entre el casco y la quilla. Me dije ‘mira, roza un poco, no es muy grave’. Pero el ruido se fue intensificando. Empecé a hacerme preguntas, a reflexionar lo que había podido suceder. (…). No estábamos demasiado inquietos, pero tampoco tranquilos, porque no es un lugar accesible en el barco. Sin sacar la quilla, no se puede constatar exactamente lo que sucedió. Mi enfoque fue decir: “Yo sigo. O es un pequeño desplazamiento de la quilla y el carbono se desgastará en el fondo del casco y el ruido se irá atenuando poco a poco, o es algo más grave y el cojinete está dañado y el ruido aumentará”. Seguí navegando 24 horas. Pero el ruido no hacía más que aumentar hasta ayer a última hora, cuando empecé a oír ruidos metálicos además de los ruidos de carbono. Comprendí que el cojinete estaba dañado y que el eje empezaba a tocar el arco del cojinete. (…) Contacté con quienes han trabajado en el barco. Intentaron imaginar qué podía pasar. Y me han llevado a la misma decisión: a corto plazo, no se corre riesgo, porque las piezas están ampliamente dimensionadas, pero con bastante rapidez ese roce de metal con metal corre el riesgo de provocar daños más graves. Es complicado lanzarse a una vuelta al mundo con una avería como esta. Esta mañana el tiempo se ha calmado después del paso del frente. He podido abrir el pozo de la quilla y meter las manos dentro. He podido constatar que la quilla se movía. A la altura del cojinete delantero, el agujero es más grande que el eje de la quilla. Eso ha acabado de confirmar mis temores sobre el deterioro de ese cojinete. No sé qué pensar. Esta avería ha sucedido más o menos en el mismo momento que la avería de hace cuatro años. Cuando pasé delante de Salvador de Bahía, hace unos días, pasé la noche pensando en eso. Como ya había superado Salvador, me dije, está bien, podemos sacudirnos los demonios. Y de hecho, como hace cuatro años, en el mismo sitio, 14 días después de la salida, tenemos un choque con incidencias irreparables. ¡Es duro! Lo más sencillo es dirigirme a Sudáfrica, Ciudad del Cabo. Estoy mirando si allí puedo encontrar todo lo que hace falta. Nos organizamos con el equipo. Pienso en todos los que me acompañan y me siguen desde el principio. Sé que había mucha gente detrás. Pienso mucho en ellos. Estoy decepcionado por lo que me pasa a mí, pero también estoy decepcionado por ellos”. Jean-Jacques Laurent, Presidente de PRB:  “La retirada de Vincent es evidentemente una decepción enorme. Ha llevado a cabo una regata increíble desde la salida de Les Sables d’Olonne frente a los barcos de nueva generación. Nos ha hecho soñar. Toda la empresa lo seguía y lo acompañaba con pasión. Por desgracia, una vez más un OFNI le cierra el camino. Ya lo vivimos hace cuatro años. Es difícil aceptar esa ley de las series. Pero compartimos la decisión de Vincent que, una vez más, reacciona como un buen navegante. Lo esencial es mantener su seguridad y llevar el barco a buen puerto. En este sentido toma la mejor opción posible.”  [Leer más]]]> <![CDATA[Semana 2 de la Vendée Globe: cuestión de ritmo]]> http://www.imoca.org/default.asp?mode=articles&id=1838 Tue, 22 Nov 2016 00:00:00 GMT http://www.imoca.org/default.asp?mode=articles&id=1838 Cuando se cumplen casi dos semanas desde que zarparon de Les Sables d’Olonne los 27 solitarios que siguen camino del cabo de Buena Esperanza, la flota está claramente dividida en tres grupos, que se extienden entre los trópicos de Cáncer y de Capricornio… Alex Thomson, siempre en cabeza, se acerca a los 40 rugientes mientras el español Dídac Costa supera Cabo Verde. El ritmo sigue igual de impresionante al frente de la regata, a más de 20 nudos de media: pese a su colisión con un objeto flotante que rompió el foil de estribor del Hugo Boss, Alex Thomson sigue al frente de este rapidísimo descenso hacia Tristan Da Cunha. Por mucho que sus perseguidores sean a veces más rápidos que el foiler negro, el británico mantiene unas 100 millas de ventaja sobre sus perseguidores Armel Le Cleac’h (Banque Populaire VIII) y Sébastien Josse (Edmond de Rothschild). Pero la novedad de ese domingo es la aceleración de Vincent Riou (PRB), que vuelve a mantener el ritmo; justo delante de un frente frío asociado a una depresión brasileña, los cinco primeros están muy agrupados, pero en cambio empiezan a abrir brecha sobre Paul Meilhat (SMA) y sobre todo sobre Jérémie Beyou (Maître CoQ),  que ya no tiene las mismas condiciones de viento: 25 / 32 nudos de norte para los primeros, más bien 20 nudos para los perseguidores.  De hecho Yann Elies (Quéguiner leucémie Espoir) ha señalado esta mañana que ya no podía seguir la misma ruta, como consecuencia del cambio radical de la posición del anticiclón de Santa Helena: intenta seguir delante del frente que propulsa a los líderes, pero con un desfase tal que las condiciones de viento y de mar son muy distintas. En los próximos días se verá obligado a desviar su ruta mucho más hacia el Este. Finalmente Bertrand de Broc (MASCF) ha anunciado oficialmente su retirada: el solitario, fondeado en el archipiélago de Fernando de Noronha (a 300 millas al Nordeste de Brasil)  piensa dirigirse a Recife para reunirse con su equipo de tierra. El casco se ha deslaminado en la zona de la quilla.  Con el paso del Ecuador del holandés Pieter Heerema (No Way Back) esta noche, ya solo quedan tres solitarios en el hemisferio Norte (Enda O’Coineen, Sébastien Destremau, y Dídac Costa). Yann Eliès - Quéguiner leucémie Espoir: “Hago una regata con el frente: trazo mi ruta por un agujerito y espero que funcione los próximos 4 o 5 días. Espero que no ‘se me coma’ ese frente que atravesará el anticiclón; de todas formas, no consigo mantener el ritmo de los líderes, van demasiado rápido para mí y las diferencias conseguidas los primeros días hacen que ya no estemos en el mismo sistema meteorológico. Hago un poco mi regata solo, intentando no estar demasiado retrasado respecto del grupo de cabeza en el cabo de Buena Esperanza. Pero creo que llevaré dos días de retraso; ¡será complicado tenerlos en el punto de mira! Cuando veo su ritmo, tengo la impresión de no conseguirlo, pero creo que tampoco podrán mantenerlo mucho tiempo. Veremos cómo evoluciona en el océano Índico.” Arnaud Boissières – La Mie Câline: “Hace una noche tropical con pequeños chubascos y aceleraciones. Sigo mi camino frente a Brasil con la incertidumbre del cabo Frío, donde los ficheros meteorológicos nos pronostican poco viento. Pero ahora tengo 25 nudos de viento y un poco de lluvia, no es desagradable. Estoy a algo más de 100 millas de las costas brasileñas, a unas 130 millas de Recife. Ayer me crucé con un mercante, era el primero desde la salida. Estamos un grupo de seis barcos relativamente agrupados; es agradable.” Armel Le Cléac’h (Banque Populaire VIII): “El viento empieza arreciar desde esta mañana. Hay casi 30 nudos de viento de media, con una mar que ha empezado a empeorar un poco. Se parece a las condiciones que encontraremos en los mares del Sur. Es un primer empujón que nos hace ir rápidos en el buen sentido hacia el cabo de Buena Esperanza. Hay que conseguir la buena configuración de las velas, los reglajes adecuados para no romperlo todo. Es bastante tónico en el barco, ahora voy a 22-23 nudos de media. No me sorprenden las velocidades de Alex Thomson: sin foil va tan rápido como los barcos con orzas y ya se ve que las medias que mantienen los compañeros sin foils son plausibles. El estado de la mar se deteriora y con los foils no tenemos que ir forzosamente más rápidos. Tendremos que esperar condiciones más manejables para sacar todo el potencial a esos apéndices. Poco a poco me acerco a Alex Thomson, pero hay que cuidar el barco para el resto de la regata. Gestiono mi ritmo a bordo, de acuerdo con mis polares y el estado de la mar. Escucho el barco. De vez en cuando, algunos corren más que otros, pero lo importante es mantener una buena media. No sirve de nada correr demasiados riesgos para recuperar el liderazgo ahora.” Romain Attanasio (Famille Mary-Etamine du Lys): “He encontrado a mi colega Eric Bellion, hace un rato hemos estado hablando por VHF. Estoy contento de estar con él, porque tiene un barco rápido. Pero intento no dejarme deslumbrar. Cuido el barco desde el principio,  no sirve de nada forzarlo más de lo necesario. La situación meteorológica es complicada. No hay un anticiclón bien instalado con un viento portante para rodearlo. Habrá un periodo de poco viento que tendremos que negociar dentro de unos días. Soy un figarista, un competidor al que siempre le ha gustado la alta mar. La Vendée Globe era la regata que quería hacer una vez en mi vida, pero no tenía el presupuesto para hacerla con un barco reciente. Así pues, decidí salir con un IMOCA antiguo y no me arrepiento. ¡Es una aventura tan excepcional, voy a descubrir los mares del Sur, es magnífico!” Eric Bellion (CommeUnSeulHomme): “Estoy en los alisios del Sudeste. El viento ha arreciado un poco, unos 15 nudos y voy a 80° del viento, o sea que empieza a acelerar bastante. Me arrepiento de no haberme traído mi libro de pájaros, porque tengo muchos alrededor, están pescando. Hace un poco menos de calor, el aire ahora circula un poco mejor y es muy agradable. Es chulo tener a Romain (Attanasio) delante de mí. Es un figarista, por lo que aprendo, ajusto mejor las velas, está muy bien. También sigo la forma de navegar de Rich Wilson. Estoy orgulloso de tenerlos cerca de mí, son grandes navegantes. Pero no quiero llevar el ritmo de otros, no quiero actuar como alguien que no soy, por lo que sigo MI regata. Tengo la sensación de estar viviendo una aventura sin igual. Es fabuloso. La Vendée Globe no sirve de nada, pero es muy bonita… Son tres meses de paréntesis que quedarán grabados en mi memoria. Claro que hay momentos mejores y otros peores. Después de las calmas ecuatoriales, por ejemplo, estaba agotado incluso si no ha sido lo peor. Pero el chubasco da miedo, el barco puede tumbarse, salir de orzada, romperse. No me siento lo bastante tranquilo para reaccionar adecuadamente, y eso es estresante y desgasta. De ahí ese cansancio cuando terminó. A veces tienes ideas un poco sombrías, todo es difícil, ves la montaña que tienes que escalar, cuando tienes que tomártelo paso a paso, ¡y de hecho estoy muy contento de estar aquí!”     Dídac Costa (One Planet One Ocean) “Después de 10 días de navegación, por fin tengo la sensación de estar en la misma longitud de onda con el barco y el océano. A bordo todo va bien, reparo pequeñas averías cuando suceden y el barco de momento conserva todo su potencial. Sigo la evolución de los barcos en cabeza, sus velocidades son espectaculares. Me imagino un Kingfisher con foils… La temperatura en esas latitudes me permite incluso echar unas cabezaditas en cubierta. Aunque hoy esté nublado y un calabobos haya estropeado un tiempo clemente, esos últimos días he gozado de un sol radiante y noches estrelladas. El paso del archipiélago de Cabo Verde no debería  plantear ningún problema: parece que el viento, sin ser fuerte, será estable y debería dejarme tiempo para pensar en la estrategia para afrontar las calmas ecuatoriales (la zona de convergencia intertropical) y elegir la longitud adecuada por la que atravesarlas. Hoy he comido la última fruta fresca, y a partir de ahora todo será liofilizado. Pese a que estoy muy lejos de comer en una mesa con plato y cubiertos, el paisaje que me rodea compensa todo lo demás. ¡Hasta pronto!” Sébastien Destremau (Technofirst-faceOcean): “¡Estoy en plenas calmas ecuatoriales! ¡Estoy completamente parado! Esta noche, ni una gota de viento, algunas tormentas, pero afortunadamente por ahora sin chubascos violentos. Esta mañana, un vientecito de unos pocos nudos, vamos, que eso será largo… Los ficheros meteorológicos no dejaban presagiar tan poco viento. Ayer, en cambio, nos pegamos un buen hartón. En un chubasco, el viento roló de repente, maldita sea, el barco se ha colocado al revés, marcha atrás, las velas acuarteladas, nos tumbamos… Mientras no rompamos nada, fue incluso curioso. Increíble. Una verdadera miseria, el peor chubasco que haya experimentado jamás. ¡Las calmas ecuatoriales son eso! Aparte de eso, ningún problema que deplorar a bordo. Es magnífico. Muy contento del trabajo de mi equipo y de la elección de ese barco, en el que realmente no hay mucho que romper. Está muy bien para el resto del viaje. Yo también, como mi barco, estoy en plena forma. Dentro la temperatura es de 40°, y eso cansa, pero no pasa nada. Es domingo, hace dos semanas que salimos y tengo la impresión de que hace mil años, pero también de que fue ayer cuando salimos de Les Sables d'Olonne. Lo sabía, entras en una rutina, los días pasan y de golpe te das cuenta de que salimos hace dos semanas. El tiempo se para, ¡ya no existe! Además, a bordo no tengo reloj. Bueno, sí, un GPS, pero ninguno en la muñeca. Es un sentimiento bastante interesante, y en cualquier caso me gusta. ¿Ayer se jugó un Francia-Australia de rugby? ¡¡Pues voy a llamar a mis hijos en Australia!! De todas formas, yo gano con el resultado que sea. ¿Qué Australia ganó por dos puntos? Está muy bien acercarse a los australianos. Llamaré a mis hijos, será una buena excusa. Muy bien, magnífico. ¡Estoy tan desconectado de lo que sucede en tierra!” Kito de Pavant (Bastide Otio): “¡Buen domingo a todo el mundo! Vuelvo a ir con genáquer, el viento ha rolado hacia popa y ha amainado. Así pues, he tenido que adaptar las velas. En cambio, con más superficie vélica, el equilibrio del barco es más frágil y es necesario ajustar las escotas más a menudo para evitar la salida de pista bajo las nubes. En resumen, es mejor pero al menos igual de cansado. Lo que me preocupa más es la situación meteorológica que nos espera. No son una, sino dos las barreras anticiclónicas que tenemos que atravesar o rodear u otra solución que aún no he encontrado. Bastide Otio se verá muy frenado desde hoy mismo en su progresión hacia el Gran Sur. Y sin duda estaré entre los más perjudicados por esa situación. Por desgracia no puedo hacer nada para evitarlo. Sencillamente he llegado en el mal momento, Los routages también se rompen las neuronas sobre la mejor manera de superar esos obstáculos. Por la mañana es por la derecha; por la tarde es por la izquierda, y al día siguiente es recto… Bueno, eso forma parte de los avatares de la regata. No es el primero ni será el último, pero podéis estar seguros de que haré todo lo posible para salir lo mejor parado de esta situación. En otro orden de cosas, he sacado mi programa informático de astronomía para repasar a fondo las estrellas del Sur. Aquí donde estoy, debajo de la latitud de Salvador de Bahia, se siguen viendo las constelaciones del Norte y las del Sur que solo se ven cuando cruzas el Ecuador. Sin embargo, la Luna ha venido a fastidiarme mis observaciones nocturnas. Pero ya tendré tiempo de hacerlo.” Jérémie Beyou (Maître CoQ): “Hay unos 30 nudos de viento, la mar estaba desordenada, pero desde hace unas horas ha mejorado. Tengo que conseguir permanecer delante de ese frente, pero no hay que pasarse con el barco. Cada modelo meteorológico es distinto, es un follón. Ayer, cuando hacía un routage me ponía a 40 millas de Armel (Le Cléac’h) y hoy, con otro modelo, él pasa delante de la dorsal y yo caigo dentro. Está claro que los de delante están mejor colocados que yo. Mis problemas de piloto me hicieron perder mucho terreno, pero he conseguido repararlo y ahora el barco está al 100 %.” Tanguy de Lamotte (Initiatives-Coeur): “Estoy a 1.200 millas de Les Sables y los próximos días tendré viento. No es habitual llevar un barco así como si fueras de crucero y sin las preocupaciones de la regata. Normalmente, a bordo hay superactividad. La decepción sigue presente, pero estoy contento de acercarme a Les Sables d’Olonne, donde podré llevar mi barco a buen puerto.”  [Leer más]]]> <![CDATA[Bertrand De Broc, forzado al abandono en la Vendée Globe]]> http://www.imoca.org/default.asp?mode=articles&id=1837 Tue, 22 Nov 2016 00:00:00 GMT http://www.imoca.org/default.asp?mode=articles&id=1837 Como consecuencia de la colisión sufrida por su barco a la altura de Portugal, tras haber llegado esta mañana a la isla de Fernando de Noronha y después de efectuar dos inmersiones de inspección bajo el casco, Bertrand de Broc, el patrón del MACSF, de acuerdo con su jefe de equipo Marc Guillemot, ha decidido esta noche retirarse de la regata. Bertrand de Broc había decidido anoche desviarse hacia la isla de Fernando de Noronha para inspeccionar el casco del barco. Tras consultar su arquitecto, Bertrand se ve forzado a abandonar su cuarta Vendée Globe. Buena parte de la parte sumergida del casco está dañada e imposibilita una navegación en regata. Por otra parte, el ruido ensordecedor que provocan esos daños del casco limita mucho al patrón, incluso cuando se coloca el casco antirruido. Esta decisión es muy difícil para ese experimentado patrón y su equipo, que lo han intentado todo para poder continuar esa vuelta al mundo en solitario. Enfrentarse al Gran Sur en esas condiciones supone unos riesgos demasiado elevados, y Bertrand lo sabe. Así pues, se ha impuesto la lucidez, por muy decepcionante que sea. Bertrand de Broc ha declarado: “Hacer frente a esa decisión es un golpe muy duro. Son cosas que suceden en la carrera de un patrón, pero eso no hace que la opción se acepte más fácilmente. Estoy decepcionado. Pero razonablemente, me es imposible afrontar el Gran Sur en esas condiciones.” El doctor Philippe Eveilleau, Presidente del Grupo MACSF, se solidariza con esta decisión e insiste en asegurar todo su apoyo al patrón del barco de los profesionales de la salud. “Bertrand de Broc sigue fiel a su leyenda y ha hecho todo lo posible para continuar. Aunque no haya podido completar la circunnavegación, la aventura ha sido extraordinaria y queremos aplaudir su perseverancia y su coraje. En nombre de toda la MACSF, queremos agradecerte que nos hayas “embarcado” a bordo de tu aventura con la Vendée Globe.”    [Leer más]]]> <![CDATA[Alex Thomson bate el récord del Ecuador en la Vendée Globe ]]> http://www.imoca.org/default.asp?mode=articles&id=1836 Thu, 17 Nov 2016 00:00:00 GMT http://www.imoca.org/default.asp?mode=articles&id=1836 Martes 15 de noviembre - 19:05 UTC – El patrón inglés Alex Thomson a bordo del HUGO BOSS acaba de batir esta tarde un récord de la Vendée Globe. Al frente de la flota desde el sábado por la noche, Alex es  el primer patrón que llega al Ecuador en menos de 10 días, un tiempo récord en la historia de la regata: ha franqueado el paralelo más grande de la Tierra en tan solo 9 días, 7 horas y 3 minutos –a las 19:05 UTC- y ahora ya navega en el Atlántico Sur. El récord del Ecuador lo ostentaba hasta ahora Jean Le Cam, también participante en esta edición, que en 2004 llegó al paralelo 0º en 10 días y 11 horas.  La Vendée Globe es la única regata a vela alrededor del mundo sin escalas y sin asistencia. La regata se celebra cada cuatro años y, hasta ahora, ha sido ampliamente dominada por los franceses. En la salida de esta edición había 29 Imocas. Se considera que esta regata es la última verdadera gran aventura humana de la historia. Desde la creación de la regata, en 1989, únicamente 71 de los 138 participantes ha conseguido acabarla, y tres han perdido la vida. Alex Thomson está decidido a ser el primer patrón británico que gana la Vendée Globe. Es una regata que podría durar 80 días. En estos momentos Alex es el claro favorito, con más de 56 millas de ventaja sobre Armel Le Cléac'h a bordo del Banque Populaire VIII.  [Leer más]]]> <![CDATA[TANGUY DE LAMOTTE, FORZADO A DAR MEDIA VUELTA]]> http://www.imoca.org/default.asp?mode=articles&id=1835 Thu, 17 Nov 2016 00:00:00 GMT http://www.imoca.org/default.asp?mode=articles&id=1835 La decisión está tomada: el Initiatives-Cœur deja su fondeo, pero pondrá rumbo a Les Sables d’Olonne… Tras la rotura de la perilla del mástil del Initiatives-Cœur, el pasado sábado, Tanguy de Lamotte se refugió en Mindelo (Cabo Verde), donde llegó ayer por la tarde. Tras subir al palo, constató que la envergadura de los daños sufridos no permitía hacer una reparación satisfactoria. “El mástil está muy dañado, mucho más de lo que pensábamos. Cuando se arrancó la perilla, las drizas trincharon el mástil por ambos lados, por lo que el palo puede abrirse en dos en cualquier momento”, ha señalado Tanguy. Esta tarde, a las 18h (hora española), se rindió a la evidencia: el mástil debilitado no aguantaría 20.000 millas suplementarias. “La avería es demasiado grave como para pensar en seguir la vuelta al mundo, pero sí que me permite regresar con mi barco a buen puerto.” Tanguy de Lamotte anuncia que renuncia a seguir…        [Leer más]]]> <![CDATA[Dídac Costa navega a buen ritmo impulsado por los vientos alisios]]> http://www.imoca.org/default.asp?mode=articles&id=1834 Mon, 14 Nov 2016 00:00:00 GMT http://www.imoca.org/default.asp?mode=articles&id=1834 El One Planet One Ocean trasluchó en el borde del anticiclón de las Azores y navega ahora rumbo SSW en un flujo moderado de NE. Lunes 14 de Noviembre.  Después de retomar la salida de la Vendée Globe el pasado Jueves 10 a las 12:40 locales, el One Planet One Ocean se encuentra en la latitud del Estrecho y navega bajo la influencia de los vientos alisios. Este flujo moderado del NE debería permitirle hacer buenas singladuras en las próximas 48 horas. Pronto deberá afrontar el paso de Madeira con su pertinente desvente. En las previsiones meteorológicas a partir de las Islas Canarias parece que los alisios habituales en esta época del año se alteran a causa de un fenómeno denominado "Onda del este". Al respecto Dídac comenta “A priori es por el este por donde tendría que entrar el nuevo viento pero no lo veo claro aún. Tengo aún tiempo para decidirme.” Después del retraso sufrido por la reparación de los equipos dañados en la inundación de los compartimentos de motor y baterías, el día de la salida, Dídac se muestra contento de volver a estar en regata: “voy resolviendo pequeños problemas, y cogiendo ritmo y confianza en el barco. Se hace raro navegar sin adversarios alrededor, pero no os preocupéis, no me resta ni un ápice de motivación.” Por delante la flota se estira, con el líder Alex Thomson a bordo del Hugo Boss a más de 1800 millas del navegante barcelonés. Tras una semana de competición empiezan a surgir las primeras averías, notablemente a bordo del Iniciatives Coeur que deberá fondear a resguardo de las islas de Cabo verde para reparar su palo. [Leer más]]]> <![CDATA[Comienza la mayor aventura en solitario]]> http://www.imoca.org/default.asp?mode=articles&id=1833 Mon, 14 Nov 2016 00:00:00 GMT http://www.imoca.org/default.asp?mode=articles&id=1833 Los foilers lideran la travesía del golfo de Vizcaya tras una salida espectacular. Didac Costa espera reincorporarse en breve a la regata tras sufrir problemas electrónicos a causa del agua vertida de un tanque de contrapeso. Bajo un sol radiante y con un viento del Noroeste de 10 a 15 nudos, se dio la salida de la Vendée Globe. Anteriormente, el mundo de la vela oceánica vibró con los cientos de miles de ciudadanos que se congregaron a lo largo de los muelles de la bocana del puerto de Les Sables d’Olonne que aclamaron uno a uno a los 29 solitarios mientras desfilaban hacia la línea de salida. Es una ceremonia que se ha convertido en la gran referencia de lo que pueden llegar a significar los valores de la vela oceánica para los ciudadanos.   Tras la salida, pronto se hicieron patentes las diferencias de velocidad entre los distintos Imoca. Mientras los últimos diseños, provistos de foils, se lanzaban a 16 nudos, los barcos más antiguos, construidos a finales del siglo pasado, corrían a unos 10-11. Las previsiones indican que los líderes doblarán el cabo de Finisterre a lo largo del día de hoy. Didac Costa regresa a puerto para reparar Didac Costa, con su One Planet One Ocean, lograba culminar su sueño de llegar a navegar en el “Everest” de la vela con un proyecto que pasará a los anales de la vela como modelo de gestión de mínimos recursos y de superación de dificultades. La última acaeció para el navegante catalán unos 50 minutos después de la salida. Didac detectó un problema en la quilla y, al entrar en la cabina para ver qué sucedía, vio que había agua en el barco. Inmediatamente desconectó toda la electrónica para evitar daños mayores y decidió regresar a puerto para poder revisar a fondo todo el sistema eléctrico. “Lo más prudente, y también lo más fácil para hacer reparaciones, era volver”, comentó el navegante barcelonés al llegar a muelle. La avería la provocó el arraigo de uno de los tanques de agua que se usan para equilibrar el barco. Como resultado, el velero se llenó de agua de mar, y ello afectó distintos elementos eléctricos. “Estoy un poco decepcionado, aunque ahora las cosas pintan mejor - declaró Didac al llegar a puerto - Si hubiera estado lejos podría haber sido mucho peor. Haremos todo lo posible para resolver el problema y salir rápidamente”. Didac confía en poder reanudar la regata en breve, pero anoche ni él ni su equipo podían adelantar el tiempo exacto para volver a zarpar. El reglamento de la Vendée Globe sólo permite regresar al puerto de salida, siempre que se vuelva a salir antes de 10 días desde el inicio de la regata. Varios equipos ofrecieron su ayuda inmediatamente al One Planet One Ocean para superar esta dificultad, como del Bureau Valléede Louis Burton, comandado por Servane Escofierbuena conocedora del barco, pues navegó con él en la Barcelona World Race 2007/08 como Educación Sin Fronteras. Por su parte los bomberos de Les Sables, colegas de español, acudieron también con ayuda técnica. Jordi Griso, jefe del equipo de Didac explica los detalles técnicos de la avería: ”El agua del tanque de lastre se derramó en el barco cuando está inclinado al haberse desconectado uno de los tubos. El agua fluyó en los diversos compartimentos en los que encontramos el motor, las baterías .El generador eléctrico se ha visto afectado y reemplazarlo es inviable a corto plazo. Tenemos que encontrar una alternativa, no es tanto una cuestión de dinero, sino de tiempo. También hay que comprobar que el agua no haya dañado otros dispositivos”.[Leer más]]]> <![CDATA[Village de la Vendée Globe: ¡más de 300.000 visitantes en una semana!]]> http://www.imoca.org/default.asp?mode=articles&id=1832 Wed, 16 Nov 2016 00:00:00 GMT http://www.imoca.org/default.asp?mode=articles&id=1832 Desde el 15 de octubre, cuando se abrió el Village de la octava Vendée Globe, los visitantes acuden masivamente a las numerosas animaciones y a pasear por el mítico pantalán al que están amarrados los 29 barcos que el próximo 6 de noviembre zarparán de Les Sables d'Olonne. Ya hay las primeras cifras de asistentes: en la primera semana (del 15 al 23 de octubre), más de 300.000 visitantes se han desplazado hasta Port-Olona. El buen tiempo, las vacaciones escolares y la proximidad de la salida deberían favorecer una frecuentación que crece día a día. Yves Auvinet, Presidente de la SAEM Vendée, ha comentado esta cifra: “Hace once días, el 15 de octubre, el Village de la Vendée Globe abrió sus puertas en Les Sables d'Olonne durante tres semanas, hasta la gran salida del 6 de noviembre. Punto de encuentros y de intercambios, el Village de la Vendée Globe 2016 permite descubrir el universo de la prueba y sus actores, con un acceso gratuito a la casi totalidad de los espacios. El público no se ha equivocado y ha acudido en masa desde la primera semana de apertura para admirar a los 29 regatistas que zarparán alrededor del mundo y aprovechar las numerosas animaciones y exposiciones. Son más de 300.000 los visitantes que se han desplazado al Village esta primera semana (cifra contada desde el sábado 15 al domingo 23 de octubre de 2016), cifra sensiblemente idéntica a la del mismo periodo en 2012. Las vacaciones escolares de Todos los Santos, así como el buen tiempo que hace en Les Sables d'Olonne deberían permitir que hubiera aún más visitantes los próximos días. Y todos sabemos que los últimos antes de la salida de la Vendée Globe son tradicionalmente los más frecuentados.” Los voluntarios de la Vendée Globe, hombres y mujeres indispensables Si el Village puede acoger a un público tan numeroso es también gracias a los voluntarios, que se implican con pasión y entusiasmo. Este contingente de más de 200 personas, fácilmente reconocibles con sus chaquetas rojas, es indispensable para el buen desarrollo de las tres semanas de festividades que preceden la regata. En cada punto estratégico del Village de la salida, los visitantes se encuentran con esos hombres y esas mujeres que los acogen, los guían, comprueban sus acreditaciones, les abren las puertas y les rinden muchos otros servicios. El lunes fueron agasajados en una recepción organizada por la SAEM Vendée. Los organizadores de la prueba querían manifestar su reconocimiento a todos y cada uno y cada una de esos voluntarios.  [Leer más]]]> <![CDATA[LORIMA ACOMPAÑA A LOS NAVEGANTES DE LA VENDÉE GLOBE]]> http://www.imoca.org/default.asp?mode=articles&id=1831 Mon, 17 Oct 2016 00:00:00 GMT http://www.imoca.org/default.asp?mode=articles&id=1831 La empresa de Lorient, líder mundial de fabricación de mástiles ala y fijos de carbono para regata y crucero se vuelca por completo en la preparación de los IMOCA para la gran vuelta al mundo.  Nada menos que 14 barcos van equipados con mástiles de carbono Lorima, pues la empresa fue elegida por la clase como “proveedor oficial” de los mástiles monotipo. Para remachar el clavo, Lorima tiene disponible un mástil de recambio en caso de avería en el primer tramo del recorrido. El tubo de carbono de 28,50 m. de longitud y 240 kg. de peso llegará este lunes a Les Sables d’Olonne. Con 20 años de experiencia en regatas oceánicas y el mundo de los superyates, te has ganado la reputación. Los mástiles Lorima, fabricados en el corazón de la antigua base de submarinos desde 2001, han demostrado una gran fiabilidad, algo que evidentemente no disgusta en absoluto a los navegantes inscritos en la Vendée Globe, dispuestos a recorrer más de 24.000 millas en los mares más duros del planeta a partir del próximo 6 de noviembre. “Fabricamos los mástiles en autoclave a partir de un molde hembra con una sola cocción, lo que garantiza una extraordinaria rigidez y fiabilidad. También tenemos unos procedimientos de control draconianos. Cuando colocamos las fibras, sabemos exactamente de dónde procede cada uno de los tejidos utilizados. Además, procedemos a pruebas de ultrasonidos, así como a pruebas de rigidez, sabiendo que todos los mástiles deben pesar lo mismo, 240 kg.”, explica Vincent Marsaudon, dirigente de Lorima.   14 IMOCA equipados con Lorima y un mástil de repuesto en Les Sables d’Olonne Desde los monocascos de última generación, como los barcos con foils Banque Populaire VIII (Armel Le Cléac’h) o Safran (Morgan Lagravière), a IMOCA ya probados y de fuerte potencial como el PRB (Vincent Riou), pasando por la generación de 2008 como Newrest-Matmut (Fabrice Amedeo), Lorima se ha encargado desde hace dos años de fabricar mástiles y botavaras monotipo para los IMOCA. Consecuencia: el 50% de la flota está provista de mástiles procedentes de la empresa de Lorient. Un buen motivo para acompañar a los navegantes también después de la salida de la Vendée Globe (las instrucciones de regata indican que los participantes pueden volver a Les Sables d’Olonne para reparar hasta 10 días después de la salida). “Hemos tomado la iniciativa de fabricar un mástil de recambio para el supuesto de que un participante tuviera una avería poco después de la salida. Para nosotros es lógico acompañar a los patrones después de que se hayan lanzado a su vuelta al mundo”, comenta Vincent Marsaudon. Una buena iniciativa y un estrés menos para los navegantes, que tienen pánico de romper después de tantos meses de preparación.[Leer más]]]> <![CDATA[]]> http://www.imoca.org/default.asp?mode=articles&id=1605 Fri, 30 Sep 2016 00:00:00 GMT http://www.imoca.org/default.asp?mode=articles&id=1605 [Leer más]]]> <![CDATA[Estar en la salida, una primera victoria… ]]> http://www.imoca.org/default.asp?mode=articles&id=1604 Fri, 30 Sep 2016 00:00:00 GMT http://www.imoca.org/default.asp?mode=articles&id=1604 Dentro de quince días, el sábado 15 de octubre, el Village oficial de la Vendée Globe abrirá sus puertas en Les Sables d’Olonne. Durante tres semanas, hasta la gran salida del 6 de noviembre, Port Olona vibrará al ritmo de la Vendée Globe y acogerá a cientos de miles de visitantes. Cuando faltan 37 días de la señal de salida de la octava vuelta al mundo en solitario y sin escalas, ya hay tres participantes amarrados al mítico pontón de la Vendée Globe. Se trata de Rich Wilson (Great American IV), Nandor Fa (Spirit of Hungary) y Arnaud Boissières (La Mie Câline). El sudista Kito de Pavant, por su parte, está en estos momentos navegando y debería llegar a Les Sables a lo largo de la próxima semana. Después las llegadas se encadenarán, pues los 29 navegantes inscritos deben amarrar sus barcos en el pontón de Port Olona el 14 de octubre como muy tarde. La suerte estará ya echada después de una larga fase de preparación. Ahora, los solitarios y sus equipos entran en el money time. Las agendas están perfectamente minutadas y hay que conseguir equilibrar la gestión de los últimos preparativos y la necesidad de cuidarse antes del gran salto.[Leer más]]]> <![CDATA[Didac Costa, único español en la Vendée Globe, y embajador de la Barcelona World Race]]> http://www.imoca.org/default.asp?mode=articles&id=1602 Fri, 30 Sep 2016 00:00:00 GMT http://www.imoca.org/default.asp?mode=articles&id=1602 Tras meses de enorme esfuerzo con todo su equipo, Didac Costa zarpará en breve de Barcelona rumbo a Les Sables d’Olonne, donde el 6 de noviembre seráel único navegante español que tomarála salida en la Vendée Globe 2016, la vuelta al mundo en solitario sin escalas ni asistencia. A bordo del One Planet, One Ocean seráembajador de la Barcelona World Race 2018/19 y darácontinuidad a los proyectos científicos en el marco del acuerdo entre la UNESCO y la FNOB. Con su apoyo al proyecto, la FNOB se reafirma en uno de sus principales objetivos: fomentar la vela oceánica de alta competición en el estado español. La sede de la Fundació Navegació Oceánica Barcelona (FNOB) ha aglutinado hoy a más de un centenar de seguidores, amigos y representantes de los medios de comunicación e instituciones en lo que ha sido una auténtica fiesta del mundo de la vela oceánica: la presentación del proyecto de Didac Costa para participar en la Vendée Globe, la mítica regata alrededor del mundo en solitario y sin escalas que parte de Les Sables d’Olonne el próximo 6 de noviembre. El barcelonés recoge el testigo de los tres españoles que han tomado la salida en la regata: JoséLuis Ugarte (el único que logró acabarla en 1993), Unai Basurko y Bubi Sansó, y tratará de completar mayor reto de la navegación a vela que existe en el mundo. En el acto, que ha conducido el periodista Víctor Lavagnini, ha intervenido en primer lugar Xosé-Carlos Fernández, Director General de la FNOB, quien ha destacado la importancia del proyecto de Didac y ha enmarcado el apoyo de la Fundación en la esencia de sus ejes estratégicos y fundacionales, como son el deporte, la ciencia, la empresa y la educación: “Hemos contribuido con todas nuestra posibilidades a que un proyecto como el de Didac se haga realidad para una regata como la Vendée Globe, que junto con la Barcelona World Race constituyen los pilares del Campeonato del Mundo de la IMOCA Ocean Masters. Queremos que otros proyectos puedan irse incorporando al circuito oceánico. Nuestro objetivo es desarrollar la profesionalización de la clase y de los navegantes”. Fernández mostró su entusiasmo por Didac y su equipo que "reflejan todos los valores que la vela pueda aportar a la creación de ciudadanos libres, responsables, creativos y solidarios”. A continuación, Didac ha explicado cómo surgió el proyecto y ha expuesto su objetivo: “Al finalizar la Barcelona World Race surgióinmediatamente el deseo de seguir navegando en Imoca y afrontar la Vendée Globe, un reto enorme”. El navegante catalán ha destacado la importancia de navegar con el mismo barco como un factor muy favorable: “Conocer a fondo tu barco es fundamental en una regata tan dura como ésta en la que sólo acabarla ya es un éxito." La Vendée Globe está considerada una de las pruebas deportivas más duras que existen: los participantes dan la vuelta al mundo navegando por los mares más inhóspitos y peligrosos durante tres meses, sin escalas y sin ayuda externa. Se la califica habitualmente como el “Everest de la vela”, por este motivo ha querido acompañar a Didac en el acto el alpinista Ferran Latorre, quien ha escalado 13 “ochomiles” y sólo le queda precisamente el Everest para completar su gesta. Ferran comparó ambos deportes que, pese a parecer muy diferentes, tienen evidentes paralelismos: “Puede parecer paradójico que vela oceánica y alpinismo estén tan conectados. Didac se mueve a cero metros, yo a 8.000; él se mueve en agua en estado líquido y yo en estado sólido; a él el viento le favorece y a mi me fastidia... Pero son dos deportes de aventura por excelencia que tienen en común la dureza del entrenamiento, el aspecto psicológico y el amor por la naturaleza y los espacios vírgenes. Siempre ha habido muchos alpinistas en el mundo de la vela”. Jordi Griso, Aleix Gelabert, Aitor Ocerín y Trabal Peña configuran el equipo de tierra de Didac que ha estado trabajando muy duro para poner a punto el barco con muy pocos recursos económicos. Su vinculación al proyecto significa todo un estímulo para la vela oceánica española que debe dejar una huella de continuidad en un deporte que atesora las mejores cualidades humanas: capacidad de gestión, esfuerzo físico y psicológico, valor, conocimiento científico y alta tecnología. Jordi Griso, director deportivo del equipo, destacó cómo, ante la falta de fondos, optaron por iniciar el proyecto de un modo singular y no exento de riesgo: ”Nos planteamos dar un paso adelante y, más alláde intentar seducir a los patrocinadores con un dossier, decidimos inscribir el barco en la regata y arrancar la puesta a punto con los ahorros de Didac y el apoyo de familiares y amigos, y solicitando créditos. Nos pusimos un plazo para decidir si seguíamos o no, y al llegar a él surgieron amigos y pequeños proveedores que nos permitieron llegar al día de hoy con el barco al 90%". Jordi también ha explicado el último contratiempo del proyecto: un rayo impactó en el palo del barco durante la violenta tormenta del pasado viernes en Barcelona: “El rayo ha causado averías importantes en la electrónica. El problema que ahora tenemos no es sólo de dinero sino de tiempo”. Griso lanzó también un llamamiento al mundo de la empresa, los medios de comunicación y las instituciones presentes: "Hemos de transmitir al mundo del patrocinio que el retorno de participar en una regata como ésta supera la inversión que pedimos, y nos falta muy poco para llegar al 100%, sólo un pequeño empujón. Didac se ha jugado mucho en este proyecto, no podemos fallarle y no lo vamos a hacer”. A favor del trabajo del equipo está el hecho de que el barco con el que Didac se lanzará al gran reto es el mismo One Planet, One Ocean & Pharmaton con el quedó en cuarta posición en la pasada Barcelona World Race 20114/15 junto a Aleix Gelabert. Se trata del mítico Kingfisher de Ellen MacArthur, el Imoca en activo que más vueltas al mundo ha dado (una Vendée Globe y tres Barcelona World Race) y uno de los barcos más fiables del mundo. El propio Aleix es el director técnico del equipo y ha sido fundamental en la evaluación del estado del barco y en su puesta a punto: “Desmontamos el barco pieza a pieza y lo revisamos de la misma manera que lo hicimos antes de la pasada Barcelona World Race. Todo estaba bien y ahora el barco estáa punto, y Didac estásobradamente preparado”, Didac y su One Planet, One Ocean serán embajadores de la Barcelona World Race, la vuelta al mundo a dos, cuya próxima edición tendrá su salida en enero de 2019 y que conjuntamente con la Vendée Globe constituye los principales pilares del Campeonato del Mundo IMOCA Ocean Masters. Durante la regata, Didac dará continuidad a los proyectos científicos en el marco del acuerdo entre la UNESCO y la FNOB que él mismo desarrolló con Aleix Gelabert durante la pasada Barcelona World Race y su experiencia servirá para perfilar los de la próxima edición de la regata: “La experiencia científica de la Barcelona World Race fue un éxito y ahora hemos querido repetirlo. Mediremos la salinidad y la temperatura, el nivel de microplásticos, el color y transparencia del agua, y desplegaremos una baliza Argo”. Destacó en al acto la presencia institucional, encabezada por David Escudé, comisionado de Deportes del Ayuntamiento de Barcelona y presidente de la FNOB, quien estuvo acompañado por Maite Fandos, su predecesora en el cargo y actualmente concejal del Ayuntamiento; Àngels Esteller, también concejal del Ayuntamiento y Francesc Terrón, gerente del Institut Barcelona Esport. Escudé agradeció a Maite Fandos su labor al frente de la FNOB durante la anterior edición de la Barcelona World Race y señaló los valores que demuestran la vela oceánica y los barcos Imoca personificados en el proyecto de Didac: “Didac y su equipo son maravillosos locos que aparecen de tanto en tanto haciendo algo que nos parece de ciencia ficción. Ya es increíble que hayan llegado a la salida y es increíble la navegación que le espera durante tres meses luchando contra todos los elementos. Por parte delAyuntamiento pondremos todo lo que estéa nuestro alcance. Estamos orgullosos de que Didac sea el embajador de Barcelona en la salida de Les Sables d’Olonne”.[Leer más]]]> <![CDATA[Baja el telón del Défi Azimut 2016]]> http://www.imoca.org/default.asp?mode=articles&id=1600 Mon, 26 Sep 2016 00:00:00 GMT http://www.imoca.org/default.asp?mode=articles&id=1600 Regatas al mejor nivel en todos los sentidos   Destacado • A 18 nudos de media, el SAFRAN firma el mejor tiempo de los runs de velocidad. • La tripulación del SMA se impone sobre la línea al PRB en la Crono Azimut – Vuelta de la isla de Groix. • Armel Le Cléac'h (Banque Populaire VIII) se adjudica las 24H AZIMUT-IMOCA60. Baja el telón tras el 6º Défi Azimut 2016 al final de una bella jornada de sol y viento del oeste de entre 15 y 18 nudos.   1 milla a 18 nudos de media Este domingo la jornada ha empezado con una serie de runs de velocidad en un recorrido de una milla tomado al asalto por las tripulaciones de los once barcos participantes. La mayoría han encadenado dos salidas para intentar ganar unos segundos preciosos en una navegación disputada como si de un sprint se tratara. En este juego un trío – el SMA, el Edmond de Rothschild y el SAFRAN – pronto ha hecho subir el velocímetro. Pero en el juego de la velocidad Morgan Lagravière y los suyos han sido los más rápidos. Firman el mejor run del día en 3 minutos, 19 segundos, a una media de 18 nudos a bordo del SAFRAN, que despega sobre sus foils nuevos. Bien entonadas, las tripulaciones han seguido con la ineludible contrarreloj alrededor de Groix. De la punta de Pen Men a la punta de los Gatos, este recorrido de 20 millas constituye un terreno de juego ideal para una intensa batalla con vuelcos de situaciones garantizados.   ¡A fondo!  “Había bastante viento, fuimos prudentes en la salida y después tomamos una buena opción que nos permitió ponernos en cabeza en Pen Men. Todos hemos cometido errores, pero Vincent (Riou), que estaba en cabeza al aproximarse a la llegada, cometió el último y nosotros lo aprovechamos. ¡Todo el mundo iba al límite, todos vamos igual en cuanto se da una salida!” Vencedor de la Crono Azimut – Vuelta de la isla de Groix, Paul Meilhat ha demostrado de lo que es capaz en esta jornada de regatas a bordo del SMA. La tripulación del joven patrón se ha lanzado al juego de la circunnavegación exprés de Groix, que ha acabado con diferencias mínimas y la llegada en grupos. Se ha impuesto por unas pocas esloras al PRB y el SAFRAN, que han cortado la línea menos de un minuto después. Aunque no ha faltado el viento, las olas del oeste levantadas por el paso de un frente ayer, no han permitido que las tripulaciones, pese a emplearse a fondo, batieran el tiempo de referencia de 1h 08min et 10 seg, establecido el año pasado por Vincent Riou y sus tripulantes.   Como un anticipo… Esta crono pone punto final de la mejor manera posible a esa edición 2016, que, por la inminencia de la Vendée Globe, ha reunido todos los ingredientes para ofrecer al público de Lorient un anticipo de la próxima vuelta al mundo en solitario. Con una participación de primer nivel y una de las mejores flotas 100% IMOCA jamás reunidas antes en Bretaña, el Défi Azimut ha superado el reto. En torno a unos patrones que no escondían su deseo de disputar un último ensayo general, ha demostrado que está a la altura del desafío humano, técnico y náutico que les espera a todos en la ruta de los tres grandes cabos. “Ha sido muy agradable disputar aquí en Lorient un gran fin de semana de regatas en un ambiente distendido antes de lo que nos espera este invierno”, ha comentado Armel Le Cléac’h, el gran vencedor de la regata de 24 horas en solitario a bordo del Banque Populaire VIII.    [Leer más]]]> <![CDATA[Retorno de las 24H AZIMUT - IMOCA 60]]> http://www.imoca.org/default.asp?mode=articles&id=1599 Sun, 25 Sep 2016 00:00:00 GMT http://www.imoca.org/default.asp?mode=articles&id=1599 Armel Le Cléac’h: “Nunca había ganado esta regata y estoy muy contento de habérmela llevado hoy”   Destacado:  • Armel Le Cléac’h (Banque Populaire VIII) añade por primera vez a su largo palmarés las 24H del Défi Azimut • Morgan Lagravière (SAFRAN) se apunta su primer podio IMOCA en esta enconada regata • Mañana se corren los runs de velocidad y el Crono Azimut – Vuelta de la isla de Groix con tripulación Las sonrisas y las palabras dicen mucho al final de las 24H Azimut, disputadas en solitario con la intensidad de una regata entre tres boyas. Las reacciones de los patrones, sus rostros cansados pero el verbo parlanchín, lo atestiguan. La primera prueba del programa del Défi Azimut ha respondido a las expectativas. Ha ofrecido, con condiciones de viento pautadas a lo largo de un recorrido de 215 millas, el marco ideal para permitir un último ensayo en regata, rico en enseñanzas a pocas semanas de la Vendée Globe.   Podio de foils Sólidamente instalado en cabeza de la flota casi desde el inicio, Armel Le Cléac’h (Banque Populaire VIII) ha mantenido su condición de favorito a lo largo de todo el recorrido. Con un inmenso deseo de ganar, como lo prueba su llegada al ataque con spi, no ha dejado escapar una victoria limpia y sin tacha. En su estela, Morgan Lagravière (SAFRAN), muy metido en la batalla, tiene muchos motivos para sentirse satisfecho. El joven competidor se hace con un segundo puesto muy merecido, a bordo de su monocasco recientemente equipado con nuevos foils. En cuanto a Jérémie Beyou (Maître CoQ), que ha hecho una atronadora remontada hacia el final, con puntas de 18-19 nudos, prueba, por si hacía falta, que domina el tema. El triple ganador de la Solitaire du Figaro completa el podio de esta regata, copado por tres barcos con foils.   24 horas de regata pura Sin embargo, si bien la regata se la han llevado esos monocascos con bigotes, como se denominan popularmente esos veleros dotados de apéndices voladores, el 4º puesto de Paul Meilhat (SMA) pisando los talones de los líderes matiza posibles conclusiones demasiado precipitadas. Los barcos con orzas clásicas no han desmerecido y aún no han dicho su última palabra. Todos subrayan que si bien los barcos con foils han demostrado que han hecho un salto adelante, las plazas de honor de estas 24H Azimut se han jugado sobre todo en términos de táctica y de pura regata, tanto en los rumbos como en la elección de las velas. Suficiente para atizar el suspense antes de levantar el telón de la vuelta al mundo en solitario, sin escalas ni asistencia, anunciada como una gran regata planetaria.   Mañana… vuelta de la isla de Groix   Tras unas horas de descanso y una reparadora noche de sueño, el Défi Azimut recupera mañana el protagonismo con los runs de velocidad y la tradicional Crono Azimut-Vuelta de la isla de Groix. Este formato de regata con tripulación ofrece a los patrones la posibilidad de embarcar a miembros de sus equipos y patrocinadores. Se anuncia un viento del oeste de una buena quincena de nudos. ¿Permitirán esas condiciones batir el récord de 1 hora, 8 minutos y 10 segundos establecido el año pasado por los hombres del PRB?[Leer más]]]> <![CDATA[Empiezan las 215 millas]]> http://www.imoca.org/default.asp?mode=articles&id=1598 Sat, 24 Sep 2016 00:00:00 GMT http://www.imoca.org/default.asp?mode=articles&id=1598   • Salida de las 24H Azimut-IMOCA60 con vientos de 8-10 nudos que arreciarán con el paso de las horas y de un frente. • 12 patrones se han lanzado a esta regata, última cita en competición antes de la salida de la Vendée Globe 2016. • Le Souffle du Nord, Quéguiner-Leucémie Espoir y SMA, primeros en cruzar la línea.   Se palpa la tensión en el aire y en el agua en los Courreaux de Groix tomados al asalto por la flota del 6º Défi Azimut, que este año llega con aroma de prólogo de la Vendée Globe.   Entre excitación y aprensión Las impresiones recogidas en los pontones de Lorient La Base pocas horas antes de la salida de las 24H Azimut-IMOCA 60, teñidas tanto de excitación como de aprensión, lo atestiguan. Entre los participantes, está claro que nadie se toma a la ligera ese ensayo en forma de competición. Entre las ganas de capitalizar confianza y la obligación de no tentar al diablo para no sufrir una avería pocas semanas antes de la gran cita en Les Sables d’Olonne, hay mucho en juego. Los patrones son unánimes: esas 24 H Azimut-IMOCA 60 constituyen un buen ensayo general, un último examen parcial, una regata de envergadura muy rica en enseñanzas.   Magnífica salida bajo el sol A las 17h08, bajo un cielo azul y un sol radiante, 12 barcos han entrado de lleno en la batalla con 10 nudos de viento del sector sur. Han ofrecido un espectáculo magnífico. Con la señal de salida, los primeros en cruzar la línea han sido Thomas Ruyant (Le Souffle du Nord), Yann Eliès (Quéguiner-Leucémie Espoir) y Paul Meilhat (SMA), los más ansiosos en empezar a cubrir el recorrido de 215 millas en forma de gran triángulo, jalonado por tres boyas Azimut virtuales al oeste-sudoeste de Groix. Muy prudente en la salida, Conrad Colman (100% Natural Energy), que disputa su primera regata en contacto con sus próximos rivales en la gran vuelta al mundo en solitario, cierra la marcha en dirección a la primera baliza. Se espera que los primeros lleguen en plena noche con un viento que debe arreciar hasta los 20 nudos a medida que la flota progresa en su camino hacia alta mar.   A las 18h08, una hora después de la salida, Armel Le Cléac’h (Banque Populaire VIII) se ha colocado delante a la caña de su barco provisto de foils. Avanza a 10 nudos. Tiene unas esloras de ventaja sobre Tanguy de Lamotte (Initiatives Cœur), que está realizando un buen inicio de regata. Sébastien Josse (Edmond de Rothschild) y Jérémie Beyou (Maître CoQ), que cuentan también con monocascos provistos de apéndices voladores, progresan a poca distancia. Se acerca una noche sin dormir…  [Leer más]]]> <![CDATA[A 24 horas de las 24 horas Azimut-IMOCA 60]]> http://www.imoca.org/default.asp?mode=articles&id=1597 Fri, 23 Sep 2016 00:00:00 GMT http://www.imoca.org/default.asp?mode=articles&id=1597 • Mañana viernes empieza el Défi Azimut 2016 con la salida de un recorrido de 24 horas para la importante flota 100% IMOCA congregada. • Condiciones meteorológicas variadas, pautadas e interesantes sobre el conjunto del recorrido. • 24 horas de regata a seguir en la Cité de la Voile Eric-Tabarly, o en directo en la web de la prueba: www.defi-azimut.net   Mañana viernes, a las 5 de la tarde se dará la salida del Défi Azimut 2016. Como marca la tradición de la cita de Lorient, la competición en el agua empezará con la salida de las 24H Azimut-IMOCA60, la primera regata, que este año se disputará en solitario, por la inminencia de la Vendée Globe. Jacques Caraës, director de regata, ha diseñado un recorrido que garantiza a los participantes regatear en las mejores condiciones posibles, tanto en el terreno deportivo como en el de la seguridad, a pocas semanas de una cita de envergadura.    20 nudos previstos   En cuanto a la meteorología, si bien la señal de salida se dará con poco viento, este arreciará progresivamente hasta los 20 nudos durante la noche del viernes al sábado con el paso de un frente. Suficiente para augurar una regata pautada y variada en sus secuencias. “A la vista de esas previsiones y para evitar que los participantes tengan que navegar demasiado cerca de la costa en medio del tráfico marítimo, he previsto un recorrido más bien exterior que tendrá la forma de un gran triángulo al oeste-sudoeste de la isla de Groix”, ha indicado Jacques Caraës, director de regata. “Primero llevará la flota hacia el oeste, en un largo bordo de través, a 90° de la dirección del viento. Después progresará en ceñida hasta aproximadamente la latitud de Les Sables d’Olonne, antes de regresar hacia Groix con viento portante, con muy probablemente alguna trasluchada que negociar.”   240 millas en 24 horas   Si bien este recorrido diseñado a medida es susceptible de ser modificado, debería sin embargo permitir a los patrones medirse en una distancia de 240 millas. Un buen test a escala natural que promete numerosos cambios entre los patrones armados con foils, especialmente rápidos en rumbos abiertos con viento, y  los que tienen un barco con apéndices más clásicos y más polivalentes. Con una participación de primer nivel, que reúne a la mayoría de los grandes favoritos a los primeros puestos en la próxima Vendée Globe, estas 24H Azimut-IMOCA prometen ser apasionantes. Y es seguro que no permitirán ningún respiro a los solitarios, que serán exigidos desde la salida hasta la misma línea de llegada.    24 horas en directo   Fiel a sus costumbres, la prueba organizada por sexto año consecutivo por AZIMUT, una empresa local de Lorient especializada en soluciones digitales, sienta su cuartel general en Lorient La Base. La mayoría de barcos de esta magnífica flota ya están amarrados en los pontones, donde los equipos de tierra se afanan hoy en pulir esos corceles oceánicos. El PC de la regata abrirá sus puertas a partir de mañana en la Cité de la Voile-Eric Tabarly, donde grandes pantallas permitirán no perderse ningún detalle de la progresión de la flota a lo largo de toda la regata. Para quienes no han podido acudir allí, una cartografía hecha con la colaboración de Dolink y Geovoile, actualizada cada 5 minutos y accesible en la web oficial de la regata (www.defi-azimut.net), seguirá la trayectoria de los participantes desde el mismo momento de la salida de esas 24H Azimut-IMOCA 60 con aroma de Vendée Globe.    Han dicho:   Tanguy de Lamotte (Initiatives Cœur): “El Défi Azimut es una cita que me encanta y que se celebra en casa; participar es agradable y fácil, el ambiente es muy distendido. Llega poco antes de la gran cita de la temporada, un objetivo para todo el equipo, que debe estar a punto. Creo que es una gran oportunidad de efectuar un ensayo general. Pero no tendremos que forzar demasiado la máquina, so pena de ver alargarse la lista de trabajos pendientes si rompemos material o sufrimos un incidente pocas semanas antes de la salida de la Vendée Globe.”     Thomas Ruyant (Le Souffle du Nord): “Me entusiasma tomar mañana viernes la salida del Défi Azimut porque navegaré al lado de otros monocascos IMOCA que estarán en la salida de la Vendée Globe. Podremos compararnos. ¡De todas formas, no haremos ninguna locura en el agua! Tenemos que ir con cuidado con nuestras máquinas y no tomar excesivos riesgos. Mañana salimos en una regata de 24 horas en las que navegaré totalmente en solitario. Me acompañarán un grabador de sonido y de un vigilante porque hay mucho tráfico a lo largo del recorrido. El viento será flojo en la salida, y después arreciará desde el Sur. El domingo haremos unos runs frente a Lorient y una vuelta a la isla de Groix… Embarco a invitados y será una nueva oportunidad de ver cómo se comportan nuestros adversarios, que todos ellos estarán en configuración Vendée Globe.”    [Leer más]]]> <![CDATA[El aliento de la Vendée Globe en el 6º Défi Azimut]]> http://www.imoca.org/default.asp?mode=articles&id=1595 Wed, 21 Sep 2016 00:00:00 GMT http://www.imoca.org/default.asp?mode=articles&id=1595 Fiel a sus principios, el Défi Azimut, cita deportiva y convivencial anual, vuelve del 23 al 25 de septiembre en Lorient La Base, en el corazón de la ‘Sailing Valley’. En puertas de la salida de la 8ª Vendée Globe, la prueba reviste una especial importancia por los numerosos patrones esperados, impacientes de medirse por última vez en el agua antes de la vuelta al mundo en solitario.   “Esta nueva edición será un poco como un prólogo de la Vendée Globe,  un verdadero ensayo general antes de la salida y con muchas maniobras de noche. Es una oportunidad de acumular unas preciosas millas en regata y no queremos perderrnosla”, asegura Armel Le Cléac’h (Banque Populaire VIII). Fiel a la cita, se alegra de medirse, en medio de una competición al más alto nivel, con numerosos pretendientes a los puestos de honor que figuran en la línea de salida de este año: Sébastien Josse (Edmond de Rothschild), Jérémie Beyou (Maître CoQ), Yann Eliès (Guéguiner-Leucémie Espoir), Jean-Pierre Dick (StMichel-Virbac), y también Alex Thomson (Hugo Boss)…   Un recorrido a medida de 24 horas   Esta vez, este largo fin de semana empezará el viernes por la tarde con  ‘las 24H AZIMUT-IMOCA60’, cuyo recorrido ha sido diseñado a medida por Jacques Caraës, director de regata, para permitir a los navegantes hacer una revisión general en vísperas de la gran confrontación de la temporada. Este año, por la inmediatez de la Vendée Globe, los protagonistas deberán navegar en solitario  una regata que les exigirá tanto capacidad de reacción en cubierta como buen sentido táctico y estratégico en la mesa de cartas. Esta regata costera reúne todos los ingredientes para poner las armas a punto y, por qué no, apuntarse unos puntos frente a la competencia.     Crono a batir alrededor de Groix   Más allá de esos aspectos deportivos, todos ponen de relieve la sencillez y la convivialidad de esta reunión de la familia IMOCA, cuyo PC Regata se instala en la Cité de la Voile-Eric Tabarly. Durante la CHRONO AZIMUT-IMOCA60, la vuelta en torno a Groix que se disputa el domingo con tripulación, los patrones embarcan miembros de sus equipos, así como patrocinadores, para forzar sus máquinas sin contemplaciones. Estamos seguros de que si las condiciones lo permiten, los participantes harán todo lo posible para batir el récord de 1h 08min y 10seg establecido el año pasado por Vincent Riou y sus hombres a bordo del PRB. El vencedor de la Vendée Globe 2004 estará presente para defender, o mejorar, ese tiempo de referencia de esta contrarreloj.[Leer más]]]> <![CDATA[¡Nos vemos en la Vendée Globe !]]> http://www.imoca.org/default.asp?mode=articles&id=1389 Tue, 14 Jun 2016 00:00:00 GMT http://www.imoca.org/default.asp?mode=articles&id=1389 Tress barcos, retrasados por averías al principio de la regata, han finalizado. Morgan Lagravière (Safran) ha quedado en el noveno lugar después de  13 dias,  5 horas, 9 min y 45 segundos de regata. Llegado 22 minutos después, Jean-Pierre Dick (StMichel-Virbac) es décimo. En la baliza de Nouch Sud 56 minutos después de Safran, Yann Eliès (Quéguiner - Leucémie Espoir) ocupa el puesto número 11. Conrad Colman (100% Natural Energy) y Pieter Heerema (No Way Back) cerrarán la regata el lunes antes del alba.        A las 3h 39 de la noche del sábado al domingo, Morgan Lagravière (Safran) ganó la lucha a tres por el noveno puesto contra Jean-Pierre Dick (StMichel-Virbac) y Yann Eliès (Quéguiner - Leucémie Espoir). Los tres hombres cruzaron la línea con una diferencia máxima de 56 minutos, al cabo de 13 días y 6 horas de regata.  Su enfrentamiento revela muchas cosas sobre la lucha entre los foilers y y los IMOCA60 de orzas rectas que animará la próxima Vendée Globe.   Desde luego, fue largo. Muy largo. Demasiado largo para estos tres pretendientes a la victoria,  que se vieron privados muy rápidamente de sus posibilidades de plantar cara en cabeza de la regata. Como Heerema (No Way Back), que debería atracar en Sables d'Olonne el lunes por la mañana y  Armel Le Cléac'h (Banque Populaire VIII), el único de los 14 competidores que ha abandonado, Morgan Lagravière, Jean-Pierre Dick y Yann Eliès se vieron obligados a dar media vuelta al principio de la regata para hacer reparaciones. Los cinco IMOCA60, tuvieron el mismo problema : en babor su foil u orza explotó bajo el impacto de un OFNI, excepto StMichel-Virbac del que aún no se ha identificado la causa. Al final, los tres nombrados han corrido juntos esta transat New York - Vendée (les Sables d'Olonne) después que Morgan Lagravière, llevado por un  viento que subía, se reuniera con Jean-Pierre Dick y Yann Eliès, atrapados por una encalmada unas decenas de millas después de su despegue de Newport. Así pues, los tres hombres se lucharon entre sí, aunque con sesiones muy largas amurados a estribor.   « Resultado atravesado »   Un poco menos positivo, Yann Eliès no escondía su decepción. « Por suerte ha habido una regata dentro de la regata, de otro modo hubiera sido un vía crucis. No sólo ha habido cosas negativas, pero el resultado se queda a cien mil leguas de lo que esperaba y de lo que yo tenía ganas de hacer Es por eso que al llegar aquí me siento muy decepcionado. Ese resultado se me va a quedar atravesado hasta la salida de la Vendée Globe, en que nos olvidaremos en el momento adecuado.      « Si sufren... »   ¿Quien ha ganado puntos? ¿Foils u orzas rectas ? ¿Barcos nuevos o barcos de generaciones anteriores? ¿Ultra-records o confort relativo? La conclusión de estas regatas es que no hay una verdad absoluta que destaque. En los foilers la vida a bordo puede ser especialmente agotadora, entre movimientos, choques del barco y ruido insoportable de los foils y de los timones. Pero es indudable que las nuevas carenas tienen sus ventajas. « Hasta ahora hemos centrado la atención en los foils, subraya Jean-Pierre Dick, pero esta desgraciada experiencia ha permitido demostrar que esta nueva generación de barcos no consiste solamente en los foils, sino también en unas carenas de muy buen rendimiento... »   Yann Eliès, que vivía su primera transat en solitario en su barco ha valorado que sea agradable vivir en él y no demasiado difícil de utilizar: « En las condiciones en que se empiezan a complicar las cosas a más de 20 nudos, la vida empieza a hacerse húmeda, pero parece que aún es más dura en los foilers. Bueno, pues si sufren por eso… ¡que sufran mucho! (risas) ». La cuestión  es ésta: lo que es penoso pero aceptable  durante dos días, se ve que es muy difícilmente soportable durante diez días.   ¿Qué pasará durante dos meses y medio en la Vendée Globe ? Más que nunca e incluso si los rendimientos de los barcos son un tema central, es el factor humano, el hombre con su capacidad de resistencia pero también con sus límites, lo que constituirá la diferencia. Una sola certeza: será una lucha dura. Muy dura.   ETA Conrad Colman (100% Natural Energy) y Pieter Heerema (No Way Back) : la noche del domingo al lunes.    [Leer más]]]> <![CDATA[Shiraishi y Amedeo, espíritu aventurero]]> http://www.imoca.org/default.asp?mode=articles&id=1388 Sun, 12 Jun 2016 00:00:00 GMT http://www.imoca.org/default.asp?mode=articles&id=1388 Después de 12 días y 1 hora de regata, Kojiro Shiraishi cruzó la línea de llegada de Sables d’Olonne ayer a las 23h01, para alcanzar el 7º puesto de la New York – Vendée (les Sables d’Olonne). Desde ahora el japonés se ha calificado para la Vendée Globe. A las 4 de la mañana, Fabrice Amedeo (Newrest – Matmut) terminaba igualmente en 8º lugar. Rendimientos muy honorables para estos marinos animados por un espíritu de aventura. Kojiro Shiraishi se ha acercado más a la Vendée Globe, un sueño que persigue desde hace décadas. Cruzando la línea de llegada de la New York – Vendée con la mirada llena de alegría, el viernes por la noche el de Toquio completó una etapa importante del proceso que lleva a la calificación para el Everest de los Mares, que tendrá lugar en Sables d’Olonne el 6 del próximo noviembre. Todavía debe encontrar el complemento del presupuesto necesario para navegar durante tres meses alrededor del mundo antes de convertirse en el primer patrón asiático que partirá a la conquista de los tres cabos. Su séptimo lugar y la limpieza del rastro que dibujó en el recorrido de la transat oeste-este son notables, especialmente porque quiso comprar el barco, el ex - adopteunskipper.net de Nicolas Boidezevi, el 1º de abril, o sea menos de dos meses antes de la salida de Nueva York el 29 de mayo pasado.   El espíritu de Yukoh Tada Spirit of Yukoh es el nombre de su barco, homenaje permanente a su maestro Yukoh Tada, al que encontró cuando este último, conductor de taxi y saxofonista, se llevaba la primera edición del Boc Challenge en 1983, en clase II. Convertido en su alumno tanto como en su preparador técnico, Kijori Shiraishi participó en varias regatas oceánicas hasta el dia de 1991 en que su maestro falleció. Juntos habían construido un 50 pies, Koden VIII para el BOC Challenge 1990-1991. Pero los problemas se encadenaban. Un mástil dañado a su entrega en el aeropuerto, luego una quilla mal fijada que se soltó cuando una de sus primeras navegaciones subió de tono. Durante el BOC, Yukoh Tada volcó tres veces. El fracaso le resultaba insoportable y Kojiro Shiraishi se encargó de ir a buscar ese barco. Dos años después, a la edad de 26 años, efectuará sobre el mismo, rebautizado Spirit of Yukoh, una vuelta al mundo en solitario.   « Es un inmenso honor regatear con los pretendientes al título de Vendée Globe » Doble poseedor del record de la travesía del Pacífico (una vez con Bruno Peyron en Explorer, en 2008 con Lionel Lemonchois en Gitana 13), el japonés consiguió resolver una ecuación que ha pesado en sus elecciones meteorológicas de un extremo al otro: unir la baliza Nouch Sud para obtener la calificación para la  Vendée Globe, experimentar su capacidad de lidiar con un IMOCA60, monocasco, que está lejos de ser fácil de manejar, y meterse en el juego de la competición « He conseguido hacer esta transat sin romper nada. Era mi prioridad. También fue un inmenso placer y un gran honor hacer la regata con todos los pretendientes al título de la Vendée Globe. En dos meses todo el equipo ha trabajado muy bien y es gracias a ella que todo ha sido posible. He podido tomarle las medidas a mi barco, estoy compenetrado con él, estoy casi preparado para la Vendée Globe. Este barco es muy rápido y domesticándolo más y entrenándome más, podré ir incluso más deprisa. ». Su calificación será sin duda una satisfacción para el presidente de la federación de vela japonesa, que contempla la presencia de su compatriota en la Vendée Globe como “la tercera gran y buena noticia para la vela japonesa, después de la asignación de los juegos Olímpicos de 2020  a Toquio y la presencia de SoftBank Japan en la Copa de la America’s Cup 2017 ».   « La Vendée Globe es una aventura, pero yo quiero ser competitivo  » En conjunto satisfecho pero exigente, apunta al camino que le queda por recorrer con vistas a la vuelta al mundo: « Aún me falta experiencia para atacar en los momentos en que hay aire. Eso ya llegará con las millas y el oficio. A veces no alcanzo todavía a lo que me gustaría hacer, porque es un barco grande. Vengo del Clase 40 y hay diferencia entre los dos. Me impongo una cierta dosis de prudencia para navegar como buen marino. » El barco está casi listo para la Vendée Globe, afirma. El astillero de verano será restringido, ya que daremos prioridad a las citas de relaciones públicas y al entrenamiento. Para empujar el cursor deportivo un poco más lejos : « Estoy al 100% de mi nivel actual. Cuando sube el viento reduzco la tela, en cambio hay quien aguanta más tiempo. Podría aguantar un poco más de tiempo pero aún me falta confianza. Este será el objetivo de los próximos entrenamientos : ponerme en situación de progresar y poder subir mi marca. Porque la Vendée Globe es una aventura, pero yo también quiero ser competitivo ». Aunque jura que no ha pensado en su proyecto ultimo durante la transat « que ya es un recorrido extraordinario », el periodista no ha podido evitar  planificarse al llegar a Port Olona : « En el canal pensé en la Vendée Globe : dentro de algunos meses será en el otro sentido ». Entonces será una aventura muy diferente, en la que cuenta con defender bien su puesto frente a proyectos similares al suyo.   Llegadas en la madrugada del domingo Yann Eliès (Quéguiner – Leucémie Espoir), Jean-Pierre Dick (StMichel-Virbac) y Morgan Lagravière (Safran)  terminarán su transat después de 13 días de galeras el domingo por la mañana entre las 5 y las 8. Estos tres barcos, concebidos para ocupar los primeros lugares, sufrieron averías desde el primer día. Después del tiempo necesario para las reparaciones en la costa este de los Estados Unidos, al continuar, el viento se había escapado y la distancia con la cabeza de la regata se había ensanchado, debido a una depresión hasta la entrada del golfo de Gascogne. Los dos últimos, Conrad Colman (100% Natural Energy) y Pieter Heerema (No Way Back) llegarán a última hora, entre las 8 de la tarde y las 12 de la noche.    [Leer más]]]> <![CDATA[Riou, de todo un poco pero demasiados problemas]]> http://www.imoca.org/default.asp?mode=articles&id=1387 Sun, 12 Jun 2016 00:00:00 GMT http://www.imoca.org/default.asp?mode=articles&id=1387 Vincent Riou (PRB) se ha hecho con el quinto lugar de la New York – Vendée (les Sables d’Olonne) presentada por Currency House y SpaceCode, atravesando la línea de llegada a las 8h38 de este viernes, después de 11 días, 10 horas, 58 minutos y 53 segundos de regata, y 3690 millas recorridas. Un largo camino marcado por un encuentro con un OVNI, un conato de incendio a bordo y un paro en las Azores. 4 horas después, Tanguy de Lamotte (Initiatives Cœur) tocaba a su vez tierra, para un prometedor 6º lugar.de De los cuatro últimos vencedores de regatas transatlánticas en IMOCA60, Vincent Riou es el  único vencedor sobre un monocasco no equipado con foils. Fue el pasado noviembre, en la Transat Jacques-Vabre, que corrió en pareja con Sebastien Col. En siete meses, Sébastien Josse (Edmond de Rothschlid) se llevó la Saint-Barth – Port-la-Forêt, Armel Le Cléac’h (Banque Populaire VIII) se impuso en The Transat bakerly y Jérémie Beyou (Maître CoQ) se ha hecho con la New York – Vendée (Les Sables d’Olonne). Entre New York et les Sables, los acontecimientos hubieran podido volverse a su favor. Después de haber dominado la flota hasta la noche del 31 de mayo, después de haber animado la caza a Alex Thomson (Hugo Boss) hasta el 2 de junio, el patrón de PRB se vió obligado a detenerse. Como a los demás, a Vincent Riou no le vienen siempre bien dadas: cuatro días después de la salida tocaba un OFNI por debajo del casco « Este objeto, que no llegué a ver porque era de noche, tumbó el barco pero lo peor fue que lo dañó, de modo que provocó una vía de agua en pleno centro del habitáculo, bajo el motor y todos los sistemas de energía.. Además, mi generador, que en ese momento estaba funcionando, se incendió , había un ramillete de chispas alrededor del motor En breves segundos me encontré con una vía de agua que no era dramática per sí molesta: con la presión no la pude eliminar del todo ». Víctima a la vez de una vía de agua y de la privación de la energía necesaria para la totalidad de una transat, Vincent Riou se desvió entonces hacia Horta, la isla principal de las Azores, durante el tiempo necesario para repararla. Fueron necesarias doce horas para cerrar la brecha. A la hora del balance resuena en nuestros oídos una nota sorda: « Es mi segundo peor resultado en IMOCA, o sea que no voy a dar saltos de alegría, pero sigue siendo una transat rica de enseñanzas que me permite avanzar en mi programa. Es una satisfacción porque, si bien hay algunos granos de arena que han bloqueado el sistema, en conjunto el barco y el hombre  están prestos a afrontar navegaciones oceánicas. ». Una verdadera pena ? Si, pero se refiere a la cabeza de la regata: « ¡Han hecho una hermosa regata ! Siento mucho no haber sido uno de ellos. Cuando los he dejado iba delante, o sea que no tengo demasiada tristeza. No sé en qué condiciones han encontrado el mar, pero me parece que no han ido muy deprisa en la parte del Atlántico Norte a pesar de unas condiciones perfectas para encenderse. No sabré por qué no se han visto foilers a más de 25 nudos de media en 4 días: se les ha visto a 17-18 nudos con puntas de 20 nudos de Alex Thomson, que no tienen nada de extraordinario en aquellas condiciones. Lo único que me sabe mal es no saber el por qué se han quedado en esas velocidades… » Tanguy de Lamotte, aprobado 5 sobre 5 En un barco de una generación anterior al de Vincent Riou, botado en 2010, Tanguy de Lamotte ha terminado su Transat New York – Vendée (les Sables d’Olonne) en 6º lugar, y no sin orgullo. Su Initiatives Cœur nació en 2006 bajo los colores de PRB para la Vendée Globe. Terminó tercero, después de una reclasificación, siguiendo a una pérdida de mástil consecutivo a la operación de recuperación de Jean le Cam, que había volcado en las costas de Brasil. Y  con este barco ha ganado la regata de los monocascos de 60 pies IMOCA, concebidos para la Vendée Globe 2008-2009, bajo la tableta gráfica del estudio de arquitectos Bruce Farr Design. Además de esta regata dentro de la regata, el patrón ha conseguido terminar su quinta regata consecutiva en IMOCA60. Es algo raro en este deporte mecánico en que las averías forman parte del juego. Y lo es más cuando se sabe que  Tanguy de Lamotte apretó su montura, afrontando la depresión para deslizarse delante de Paul Meilhat. « Me encontré en una depresión con 25 – 30 nudos hasta 42 nudos ! Estaba  en una bella fase de la regata. La llegada era muy rápida y genial, como siempre, en Sables d’Olonne, confirma el patrón de Initiatives Coeur. 6º es un hermoso lugar; es la quinta regata en IMOCA60 que termino… y mi segunda llegada a  Sables d’Olonne. Llegar aquí hace que se remuevan muchas cosas! Uno de mis objetivos era salir a luchar con barcos de 2008 amplificados y barcos de 2012 como el de Paul. He conseguido realizar una bella trayectoria y mantener una buena velocidad, para pasar delante de Paul en condiciones difíciles: esto me ha permitido ganar puntos de  confianza con la Vendée Globe a a vista. El de Versalles no ha escapado a las horas de galera que jalonan la navegación oceánica: una salida a tope, el piloto automático que se desconecta y el barco que traslucha solo, dañando la mayor : « Se rompieron cuatro sables. Había mucho mar y mucho viento, no podía repararlos enseguida. Tuve que esperar a la mañana siguiente para tener condiciones más calmadas. Con 4 sables rotos pude rehacer 3 completamente. Esto me llevó 7 o 8 horas con 4 sables rotos ». Una auténtica pequeña hazaña. Hay que dar pruebas de un gran ingenio– y de una gran paciencia– para hacer bricolaje tanto tiempo en habitáculos tan restringidos como  los de un IMOCA60. Al final, el balance es más que positivo : además del gran acúmulo de experiencia obtenido, esta quinta regata IMOCA Ocean Masters llevada a término ha permitido a Mécénat Chirurgie Cardiaque, su patrocinador, hallar la financiación para salvar a cuatro niños. ¡Están llegando ! Este viernes por la tarde, el japonés Kojiro Shiraishi (Spirit of Yukoh) cruzará muy probablemente la línea de llegada en 7ª posición, justo delante de Fabrice Amedeo (Newrest – Matmut). La noche del sábado al domingo Morgan Lagravière (Safran), Yann Eliès (Quéguiner – Leucémie Espoir) y Jean-Pierre Dick (StMichel – Virbac) terminarán a su vez. Conrad Colman (100% Natural Energy) y Pieter Heerema (No Way Back) cerrarán esta New York – Vendée (les Sables d’Olonne) entre el domingo por la noche y el lunes por la mañana, después de dos semanas de regata.      [Leer más]]]> <![CDATA[Primeros balances]]> http://www.imoca.org/default.asp?mode=articles&id=1386 Sat, 11 Jun 2016 00:00:00 GMT http://www.imoca.org/default.asp?mode=articles&id=1386 El podium de esta New York - Vendée (Les Sables d’Olonne) llegó ayer en el espacio de cuatro horas. Después de la consagración de Jérémie Beyou (Maître CoQ) al principio de la tarde, Sébastien Josse (Edmond de Rothschild) y Alex Thomson (Hugo Boss) llegaron a su vez a amarrarse al  ponton de la Vendée Globe. Paul Meilhat (SMA), 4º y primer barco sin foils de la regata, se les ha unido esta mañana. Los cuatro próximos competidores se esperan mañana en Sables d’Olonne. Mientras, los solitarios en tierra sacan sus primeros balances…   Estos cuatro marinos tienen excelentes razones para sentirse satisfechos de su regata pero por diferentes motivos. Jérémie Beyou (Maître CoQ) saborea muy legítimamente una victoria que recompensa evidentemente su talento pero también su osada apuesta técnica de haber equipado su IMOCA60 de 2010 con foils de última generación. Sébastien Josse (Edmond de Rothschild) apreciaba, como conocedor del circuito IMOCA Ocean Masters, el placer de finalizar una regata, además en 2ª posición, con la  satisfacción de haberse mantenido al ritmo de corredor de fondo que se había marcado a la salida (cerca de 15 nudos de media a pesar de todo para este top 4). Alex Thomson (Hugo Boss), 3º que ha llevado la primera parte de la regata gracias a un impresionante dominio de su fogoso foiler, estaba radiante porque lo que conserva de esta transat es la confirmación del gran potencial de su barco. Una máquina que, confiesa, le da miedo, pero que es suficientemente rápida para permitirle gestionar mejor los sistemas meteorológicos  de los mares del sur. Paul Meilhat (SMA), en el circuito IMOCA Ocean Masters desde hace un año, está aún muy legítimamente en el descubrimiento de su barco y del ritmo de estas pruebas oceánicas : « Empiezo a sentirme más cómodo. Lo que es revelador es que empiezo a disfrutar. Tengo la impresión de haber llegado a una fase verdaderamente positiva, con el deseo de ir trabajando para progresar desde ahora hasta la salida de la Vendée Globe. »   Un podium 100% foiler Esta New York – Vendée (Les Sables d’Olonne), entreno para la Vendée Globe, es también la tercera victoria de un foiler en tres regatas y el primer podium 100% foiler de la clase IMOCA60. Las averías del primer  día, que crearon dos pelotones separados al menos por 24 horas, han privado de su derecho a decir algo a dos no-foilers que, en principio, podían haber defendido los logros de su « categoría », le Quéguiner – Leucémie Espoir de Yann Eliès y el PRB de Vincent Riou. Sin embargo, Paul Meilhat ha sabido llevar su SMA a una 4ª posicion, con una regata voluntariamente prudente (con una velocidad media incluso ligeramente superior a la de Hugo Boss). Se conoce por fin el potencial del dúo formado por Vincent Riou y su PRB. Y, en el duelo que se ha establecido entre Yann Eliès y Morgan Lagravière (Safran), las diferencias de velocidad no han sido flagrantes. Foiler con moderación En efecto, parece que una de las grandes enseñanzas de esta transat oeste-este, sea que los solitarios, en las condiciones meteorológicas que encontrarán el invierno próximo en los mares del sur, no utilizarán sus foils más que con moderación. Este apéndice de sostén es un « plus », una opción, un modulador de velocidad del que no hay que abusar so pena de perjudicar a la salud nerviosa y que no se revela necesario – y terriblemente eficaz - más que a ciertas velocidades. Queda por hallar la buena posología…   Últimas horas en el mar A 130 millas del objetivo,  une pequeña brisa estival, Vincent Riou (PRB) es  el próximo competidor que se espera en Sables d’Olonne. Como Paul Meilhat, ha optado por una final costanera, en busca, sin duda, de brisas térmicas esta tarde , antes de la llegada de un pequeño flujo del norte la próxima noche. Siguiendo su estela, Tanguy de Lamotte (Initiatives Cœur), Kojiro Shiraishi (Spirit of Yukoh) y Fabrice Amedeo (Newrest – Matmut) intentan un enfoque más directo, pero quizás con menos viento. Mañana por la noche, el número de IMOCA60 amarrados al ponton de la Vendée Globe se habrá doblado… « Hay que adaptarse permanentemente »  Lejos de ser una transat tranquila, esta New York – Vendée (Les Sables d’Olonne), es un verdadero partido dentro del partido para Morgan Lagravière (Safran) siempre en lucha con Yann Eliès (Quéguiner – Leucémie Espoir) et Jean-Pierre Dick (StMichel-Virbac). El de Vendée aprovecha para aprender siempre más y más : « Es super estimulante navegar con dos super competidores  a mi alrededor, parece que sea una verdadera regata dentro de la regata Todavía hay muchas millas a negociar y una meteorología no muy simple Aprendo a cada instante, progreso y ¡me queda muchísimo por aprender! En Figaro Bénéteau, como es un monotipo se hacen relativamente pronto todos los reglajes; realmente es otra dimensión. ¡Hay que adaptarse permanentemente. »   Todos los días parecen Navidad! A 14 – 15 nœuds esta tarde, Conrad Colman (100% Natural Energy) y Pieter Heerema (No Way Back) son de lejos los más rápidos de la flota este jueves. Acaban de tocar un flujo de sector sur a una veintena de nudos que debería reforzarse a cerca de 30 nudos en las próximas horas; con qué alargar el paso para llegar a tiempo a la entrega de premios del domingo. “Ha sido verdaderamente útil hacer esta transat, incluso bajo la presión de un tiempo muy apretado,¡ valía realmente la pena! Estar en el mar, para mí es como si todos los días fueran Navidad !” ETA - Vincent Riou (PRB) : vierners entre 4 y 10h - Tanguy de Lamotte (Initiatives Cœur), Kojiro Shiraishi (Spirit of Yukoh) : viernes entre 12 y 17h - Fabrice Amedeo (Newrest – Matmut) : viernes entre 17 y 22h - Morgan Lagravière (Safran) : entre sábado a las 22h y domingo a las 2h - Yann Eliès (Quéguiner – Leucémie Espoir) et Jean-Pierre Dick (StMichel – Virbac) : domingo entre 12 y 14h - Conrad Colman (100% Natural Energy) et Pieter Heerema (No Way Back) : domingo a última hora de la tarde.   Sébastien Josse (Edmond de Rothschild) a su llegada ayer : « Es super positivo ! » « Terminar 2º, en Sables d’Olonne, con un barco en buen estado, no está ganado a la salida visto el plantel que había en esta competición ! Al final del recorrido, el partido a tres ha sido genial ! A mi parecer el ritmo de Alex Thomson, 25 nudos de media en un barco con foils, no es posible. Alex necesitaba probar el potencial de su barco en relación a los demás. Puede estar tranquilo, ¡ha hecho un super trabajo ! Yo elegí adoptar un ritmo parecido al que deberemos tomar en la Vendée Globe. El objetivo es durar y terminar. Hay soluciones para mejorar un poco el confort de los barcos y creo también que el hombre se acostumbra a todo. Al principio lo encontraba muy duro, pero a medida que pasa el tiempo me voy acostumbrando. Y luego esto no se quedará así durante tres meses. Técnicamente lo gordo está validado  los foils también, ahora el objetivo es prepararse para la vuelta al mundo, para aguantar tres meses ».   Alex Thomson (Hugo Boss) : « Este barco me da miedo »
« ¡Los foils son fantásticos ! ¡lo cambian verdaderamente todo ! En mar llana se ganan 5 nudos, es enorme. Si hay mar la ganancia será de 2 a 3 nudos en relación a los antiguos foils. Son sensaciones increíbles: es el futuro, no hay duda . Creo que mi antiguo barco era un poco más rápido. Pero navegando de través y con viento portante este barco es mucho, mucho, mucho, mucho más rápido.
A bordo debo gatear  como un bebé, no es cómodo en absoluto. Dejas de prestar atención un segundo y el barco cae en una ola, se para bruscamente y sales proyectado hacia delante. Es realmente incómodo, “ir al lavabo” es prácticamente imposible, dormir es extremadamente difícil. Todo es difícil. Necesitaremos tiempo para habituarnos. En el barco antiguo siempre estaba a mis anchas. Este, les aseguro que me da miedo ! »   Paul Meilhat (SMA) : « Comienzo a disfrutar » « He acumulado mucha experiencia: el barco está muy bien y yo también. Hemos hecho dos transats en poco más de un mes, una felicidad! Tengo la impresión de haber hecho bien las cosas. En las regatas oceánicas todos somos diferentes, no hay recetas. Cada uno tiene su manera de hacer las cosas. Hay momentos difíciles pero no sirve de nada si no lo pasas bien. Ya es tan duro montar y gestionar estos proyectos… Soy feliz en el agua. Por supuesto, a veces sueñas con una cama cálida y seca, con comer un poco mejor, con no dormir en una sala de fiestas …Te pones nervioso porque estás cansado, no consigues dormir: es estresante pero pasa. Tardas unos días en recobrar la serenidad. Y es esto lo que cambia en relación al Figaro, en el que estás constantemente a fondo. Aquí hay que volver a caer en la presión. Cada uno tiene que encontrar su ritmo, es muy importante saber volverse a motivar… y ¡disfrutar! »[Leer más]]]> <![CDATA[¡¡La gran victoria de Beyou!!]]> http://www.imoca.org/default.asp?mode=articles&id=1385 Fri, 10 Jun 2016 00:00:00 GMT http://www.imoca.org/default.asp?mode=articles&id=1385 Jérémie Beyou (Maître Coq) ganó el miércoles la primera edición de la New York-Vendée) (Les sables d’Olonne). Ésta es su primera victoria transatlántica en IMOCA60 en solitario. Béyou, que se impuso por delante de Sébastien Josse (Edmond de Rothschild) y Alex Thomson (Hugo Boss), se confirma como un serio pretendiente a la victoria en la Vendée Globe, que se lanzará en Sables d’Olonne el próximo 6 de noviembre.   Incluso antes de su victoria en esta primera New York –Vendée (Les sables d’Olonne), no había duda de que Beyou ya formaba parte de los grandes patrones en solitario franceses. Sus tres victorias en la Solitaire de Figaro en 2005, 2011 y 2014 con monotipos Figaro-Bénéteau, así como sus dos títulos de campeón de Francia en regatas oceánicas, eran ya garantías evidentes de su potencial como regatista. Si ha tardado en imponerse en IMOCA es porque la competencia en la clase reina de la regata oceánica en monocasco es dura, y también porque la mala suerte que le ha perseguido en ocasiones ha sido más persistente que la niebla sobre Nueva York.   Jérémie Beyou ha llevado como lastre sus dos abandonos en las Vendée Globe en que participó. En 2008-2009 se le rompió el mástil en el mar de Brasil y, en 2012-2013, fue el sistema hidráulico de la quilla del antiguo Foncia – con el que Michel Desjoyeaux había ganado la edición precedente – lo que se rompió en el mar de Cap Vert. Antes hubo un abandono por razones personales en la Route du Rhum 2006 (bajo los colores de Delta Core) y también un segundo lugar en la Route du Rhum 2014 en que ocupó el segundo lugar en la categoría IMOCA detrás de cierto François Gabart… Además Jérémie Beyou conoce tantas horas de gloria como momentos de frustración: una victoria en 2011con el Virbac-Paparec 3 de Jean-Pierre Dick y un tercer lugar con Christofer Pratt en 2013 bajo los colores de Maître CoQ; un abandono en 2015 por rotura de material con Philippe Legros.   Su victoria este miércoles 8 de junio en la New York-Vendée no se debe, en absoluto, a la serie de averías que afectaron a la flota al dia siguiente de la salida. Ciertamente la media vuelta en Newport de los IMOCA60 con foils dañados (St Michel-Virbac, Banque Populaire VIII, - reciente vencedor de la Transat Bakerly – y Safran) y también la media vuelta por las mismas razones de Quéguiner - Leucémie Espoir y el paro en las Azores de PRB, dejaron el terreno de juego más claro. Pero Jérémie Beyou controló los “foilers” de Sébastien Josse (Edmond de Rotschild) y de Alex Thomson (Hugo Boss) considerados como dos de los barcos con mayor potencial de velocidad de la flota IMOCA60.   Maître Coq es un barco de la generación anterior. Botado en 2010 bajo los colores de Foncia 2 antes de pasar rápidamente bajo la bandera Banque Populaire es el fruto de la colaboración del estudio de arquitectos VPLP, de otro arquitecto, Guillaume Verdier, y de la habilidad  de Michel Desjoyeaux. Con este barco Armel Le Cleach terminó 2º de Vendée Globe , 2012-2013, con un poco más de tres horas que François Gabart (Macif). En enero de 2016, Jérémie Beyou hacía equipar su diseño VPLP-Verdier de foils (estos derivados curvos que permiten sostener el barco) de segunda generación. Y, en su primera regata oceánica, Jérémie Beyou acaba de probar que ha hecho una uena elección.   Han dicho Jérémie Beyou (Maître Coq)   Felicidad – “Esta victoria es una gran alegria porque es una transat en solitario con IMOCA60. Ya había ganado en pareja en una transat Jacques Vabre, pero ahora estaba solo. Además he llegado a Francia aquí, a Sables d’Olonne.  En esta transat la evaluación era también un objetivo de toda la flota: había que probar y valorar para asegurarse antes de la salida de la Vendée Globe. Ha sido genial”.   Momentos importantes – “Sentí que la situación me podía sonreír cuando me dí cuenta que lograba controlar a Seb (Josse). Me encontraba en el ritmo  de los mejores, era un buen signo. Sentía el barco, me sentía bien, hacía buenas trayectorias. Sentí que era realmente posible cuando coincidimos tres, luego comprendí que estaba casi conseguido, después de la trasluchada, ayer por la mañana, al norte de España. Salí delante. Sabía que habría otras encalmadas pero que afectarían a todos. Validación de las elecciones tecnológicas - « Esta victoria valida muchas cosas. La mayor parte visible del trabajo que se ha hecho en los astilleros son los foils, pero también se han optimizado muchas cosas para que todo funcione y que yo me sienta a mis anchas. Esta victoria es hiper importante en sí misma porque esta New York - Vendée (Les Sables d'Olonne) es una gran regata oceánica, pero también lo es para la Vendée Globe : ahora me va a ser difícil esconderme ». Competencia - « Soy consciente de que ha habido abandonos, averías, pero se lo he puesto muy difícil a patrones que son verdaderos campeones. Alex Thomson es una referencia de IMOCA, y no hace falta presentar a Sébastien Josse, qui tiene enormes cualidades. Y luego Maître CoQ ha resistido también a estos dos grandes equipos que son Gitana Team et Hugo Boss ». La remontada del canal -  « La Vendée Globe, es la Vendée Globe... A menudo he remontado el canal, principalmente en Figaro Bénéteau 2, en la Solo Maître CoQ. Pero me alegra ocupar este lugar en el ponton. Es el n°1. Me gusta. Me alegro por mí, por todo mi equipo, por mis patrocinadores, mis colegas ganaderos de Vendée» A propósito de Alex Thomson - « Alex ha navegado super bien. Él es quien sabe ir más deprisa, quien sabe imprimir los ritmos más infernales. Por esto es una referencia de la IMOCA. Es radical en sus elecciones, a veces quizás un poco demasiado, pero se atreve a correr riesgos en sus trayectorias. Esta vez ha ido un poco demasiado al norte, lo que le ha privado de la posibilidad de volver a bajar, pero su elección también podría haberle ido bien. Y en cada regata te das cuenta de que aún va progresando. Hablábamos un poco de esto con mi equipo: Alex está reinventando la navegación en IMOCA. Quizás para ganar la Vendée Globe habrá que navegar a su manera, estar muy atento y mantener el ritmo a la manera de Alex Thomson ».  [Leer más]]]> <![CDATA[¿Por qué un tripulante de comunicación?]]> http://www.imoca.org/default.asp?mode=articles&id=1384 Sat, 28 May 2016 00:00:00 GMT http://www.imoca.org/default.asp?mode=articles&id=1384 Eso es lo que se preguntan los patrones de la IMOCA desde su llegada a Nueva York. Ante todo, es una idea compartida por los patrones que administran la IMOCA con OSM, el organizador de la New York – Vendée. Es un deseo de que se conozca mejor la vida de un patrón al que seguiremos durante la próxima Vendée Globe. Es también una manera de entender mejor la regata y así poder seguirla mejor. Es también una novedad en una regata en solitario. Su puesta en marcha es complicada y cada equipo tiene su propio punto de vista sobre cómo lograr el objetivo mediático de la mejor forma sin perjudicar el rendimiento de su patrón y sin que se haga correr riesgos al tripulante media. Es un equilibrio difícil y habrá que dedicarle más tiempo para conseguirlo mientras nos preguntamos sobre la compatibilidad del tripulante de comunicación, o media man, con las regatas en solitario. Hay que tener en cuenta que la vida a bordo de los IMOCA 60 es especialmente dura, con peligros constantes. Cuanto más corre el barco, cuanto más intensa es la competición, más aumentan los riesgos. Se puede comprender la opción de algunos patrones de limitar todo lo posible el riesgo y elegir a navegantes aguerridos para realizar esa función. Más que aumentar su rendimiento, no quieren disminuirlo, y eso es algo absolutamente legítimo. La elección de ese media man es pues una elección estratégica que puede tener consecuencias en el rendimiento del patrón, tanto en un sentido como en el otro. De ahí la dificultad de poner en práctica esa idea. OSM habrá permitido que la IMOCA progrese, que comprenda mejor las dificultades de la cobertura informativa de nuestro deporte, la regata oceánica en solitario. No era posible hacer un corta y pega de las regatas con tripulación. Había que intentarlo para saberlo. Al final nuestros patrones zarparán solos, excepto tres, que embarcan a profesionales de los medios de comunicación sin que ninguno de ellos sea un navegante aguerrido en regatas oceánicas. Es un extraordinario reto que permitirá explicar una regata desde dentro, sin que puedan ponerse en duda los valores deportivos. Era también un enorme reto llegar a esa conclusión en la que cada uno ha defendido su deporte y sus valores  con fuerza y convicción.  [Leer más]]]> <![CDATA[Match-race de pachanga entre Newport y Nueva York]]> http://www.imoca.org/default.asp?mode=articles&id=1383 Mon, 23 May 2016 00:00:00 GMT http://www.imoca.org/default.asp?mode=articles&id=1383 Los IMOCA60 van ocupando su lugar en el corazón de la North Cove Marina. Los últimos hasta ahora han sido el Hugo Boss y el Quéguiner-Leucémie Espoir, llegados esta mañana tras una veintena de horas de navegación intensiva entre Newport y Nueva York. Los dos equipos se han sometido a un verdadero entrenamiento a escala natural, aprovechando una meteorología propicia a las pruebas técnicas.   Los dos patrones y sus equipos se han pasado por tanto la noche en blanco, pero ha sido una noche muy rica en enseñanzas gracias a este match-race de pachanga entre un foiler y un barco con orzas.   Alex Thomson, patrón del Hugo Boss ha declarado: “¡No hemos dormido! ¡Era realmente interesante! No hemos tenido más de 16 nudos de viento… Aún no nos habíamos enfrentado a otro IMOCA60 desde la Transat Jacques Vabre, y era el objetivo de esta navegación. ¡No nos hemos tenido que esperar! ¡Yann ha estado brillante!”   Yann Eliès, patrón del Quéguiner-Leucémie Espoir ha dicho: “Como salíamos del mismo sitio para ir al mismo lugar y teníamos los mismos objetivos de probarnos en este recorrido entre Newport y Nueva York, decidimos zarpar juntos. No me había enfrentado aún a otro IMOCA60 desde que volvimos a botar el barco. También quería empezar a ponerme en condición ‘solitario’, por lo que he navegado en modo solo (a pesar de que todo el equipo estaba a bord0). Alex quería probar más el rendimiento de su barco. Las diferencias no son flagrantes. En velocidad, era una suya, una mía. Aún no había navegado bordo a bordo con un barco con foils con la nueva generación de foils, y no he visto una gran diferencia respecto del año pasado. En cambio, y esto todos se lo hemos dicho a Alex, ¡su barco sobre el agua es magnífico!   ¡Y la llegada a Nueva York de madrugada fue absolutamente mágica! No había mucha gente en el agua, un vientecillo suave, hemos podido navegar a vela hasta el puente de Verrazano, nos hemos paseado, siempre a vela, ante la estatua de la Libertad: ¡ha sido fantástico! Es fabuloso llegar aquí.   El barco está listo, hemos aprovechado bien los días que hemos estado en Newport para trabajar en el barco. Aquello es la Meca de la vela, es ideal para hacerlo, todo el mundo está dispuesto a ayudar, hay una verdadera cultura de mar. Los yates son majestuosos, ¡a su lado nosotros parecíamos microbios!”  [Leer más]]]> <![CDATA[DELMA, CRONOMETRADOR OFICIAL DE LA NEW YORK - VENDEE (Les Sables d’Olonne) PRESENTADA POR CURRENCY HOUSE & SPACECODE]]> http://www.imoca.org/default.asp?mode=articles&id=1382 Fri, 20 May 2016 00:00:00 GMT http://www.imoca.org/default.asp?mode=articles&id=1382 IMOCA Ocean Masters se congratula de anunciar la cooperación de la marca suiza Delma como Cronometrador Oficial de la New York-Vendée presentada por Currency House & SpaceCode. Fundada en 1924, Delma crea relojes mecánicos de alta calidad para señoras y caballeros desde hace más de 9 décadas en Lengnau, Suiza. Delma es una de las últimas marcas suizas independientes, especializada en cronógrafos y relojes de inmersión, que mantiene la alianza del artesanía tradicional, el diseño contemporáneo y las concepciones funcionales.  En 1975, Delma franqueó un nuevo cabo con la introducción del Delma Shell Star, su primer reloj de inmersión profesional. El Shell Star supuso un hito fundamental para la empresa, al constituir un verdadero  legado para los relojes de inmersión concebidos actualmente, pues el mejor modelo sigue siendo el Delma Santiago Blue Shark, que garantiza una estanqueidad hasta 3000 metros. La colección 2016 rinde homenaje a la tradición del modelo original Shell Star y los relojes de inmersión Delma al relanzar el Delma Shell Star y el Santiago Blue Shark II. Andreas Leibundgut, Director de Marketing de Delma se ha pronunciado sobre este patrocinio: “Nos enorgullecemos de asociarnos con los IMOCA Ocean Masters como Cronometrador Oficial de la New York – Vendée (Les Sables d’Olonne). La regata oceánica es una aventura y una verdadera prueba tanto para las personas como para las máquinas, una batalla en la que el talento, la precisión y la robustez son factores esenciales para triunfar. Esos valores representan perfectamente el espíritu de la marca Delma y su gama de relojes.”       Se entregará un modelo único Delma Shell Star Automatique IMOCA Ocean Masters a los tres primeros de la New York – Vendée (Les Sables d’Olonne), así como a quien durante la regata consiga el récord de las 24h Delma. Toda la información sobre la marca Delma y su colección la encontrará en www.delma.ch [Leer más]]]> <![CDATA[LA NEW YORK - VENDEE (LES SABLES D’OLONNE) ACOGE A DOS PATROCINADORES OFICIALES, CURRENCY HOUSE & SPACECODE ]]> http://www.imoca.org/default.asp?mode=articles&id=1380 Wed, 18 May 2016 00:00:00 GMT http://www.imoca.org/default.asp?mode=articles&id=1380 Tras el reciente anuncio de la puesta en marcha de su alianza con la COI (Comisión Oceanográfica Intergubernamental) de la UNESCO, IMOCA Ocean Masters se complace en acoger hoy a dos patrocinadores oficiales en la New York-Vendée (Les Sables d'Olonne): Currency House –plataforma innovadora de correduría internacional (Foreign Exchange)- y SpaceCode –compañía de expertos en gestión de recursos. Con salida de Manhattan el domingo 29 de mayo, este sprint transatlántico en solitario hacia Les Sables d'Olonne promete ser un precalentamiento apasionante antes de la próxima Vendée Globe.     Un total de 17 patrones participarán finalmente en la salida de la New York-Vendée (Les Sables d'Olonne), presentada por Currency House & SpaceCode. Cuando faltan menos de 6 meses para el inicio de la Vendée Globe, esta regata reúne a todos los principales favoritos de la flota del Campeonato del Mundo IMOCA Ocean Masters. Con 7 IMOCA60 equipados con foils, todos los aficionados de las regatas oceánicas esperan con impaciencia este enfrentamiento.   Michael Stark, PDG de Currency House, ha declarado en relación con este patrocinio: “La New York-Vendée (Les Sables d'Olonne) presentada por Currency House & SpaceCode es una oportunidad excepcional de asociarnos a un deporte de relevancia internacional. En el mercado de los intercambios internacionales Currency House hace gala de la misma ambición y el mismo compromiso que los patrones IMOCA Ocean Masters, y les deseamos a todos mucha suerte y buen viento en este nuevo reto apasionante.”   Pavlo Protopapa, PDG de SpaceCode, ha añadido: “La flota IMOCA Ocean Masters está a la vanguardia de la innovación tecnológica en la vela oceánica, y por eso SpaceCode se enorgullece de ser patrocinador suyo. La presencia de nuestra marca al lado de esos barcos extraordinarios y de esos patrones carismáticos se adecúa perfectamente con la innovación, que es una de las claves de nuestra actividad.” Los IMOCA60 arribarán a la IGYNorth Cove Marina en Brookfield Place, en el corazón de Manhattan, el domingo 22 de mayo, a su llegada del prólogo SpaceCode, iniciado la víspera en Newport, (Rhode Island). El viernes 27 de mayo la flota participará en la regata caritativa ‘Currency House Charity Race’ en el río Hudson. En esta ocasión el vencedor recibirá un cheque de 5.000 $, que será transferido a la asociación benéfica de su elección. La salida de la New York-Vendée (Les Sables d'Olonne) presentada por Currency House & SpaceCode, cuarta manga del Campeonato del Mundo IMOCA Ocean Masters 2015-2016, se dará el domingo 29 de mayo a las 11h locales (17h en España).   [Leer más]]]> <![CDATA[IMOCA Ocean Masters refuerza su compromiso con la Comisión Oceanográfica Intergubernamental de la UNESCO con motivo de la New York-Vendée (Les Sables d’Olonne)]]> http://www.imoca.org/default.asp?mode=articles&id=1379 Fri, 13 May 2016 00:00:00 GMT http://www.imoca.org/default.asp?mode=articles&id=1379 (COI-UNESCO). Una identidad visual que pone de relieve la voluntad común de los organizadores de incrementar el conocimiento de los efectos de los océanos en la salud de nuestro planeta. La New York-Vendée (Les Sables d’Olonne) es una ocasión excepcional de promover este compromiso a nivel internacional. Una visualización que subraya el apoyo de la Clase IMOCA a la COI-UNESCO y sus objetivos. Fue en diciembre de 2015, con motivo de la COP21, cuando la COI-UNESCO y la Clase IMOCA formalizaron su compromiso para recoger datos sobre el cambio climático en zonas alejadas del océano, especialmente en el hemisferio sur. El objetivo de esta alianza era probar nuevos microflotadores perfilados (flotadores ALAMO equipados con tecnologías Seabird y RBR CDT, concebidos y fabricados por MRV Systems en Estados Unidos), que los patrones IMOCA Ocean Masters podrían desplegar durante sus regatas de vuelta al mundo, entre ellas la Vendée Globe. Al añadirse a los casi 4.000 flotadores Argo ya desplegados, esta nueva tecnología permitirá a los científicos registrar datos relacionados con la salinidad, la presión y la temperatura del agua a distintas profundidades, hasta 1.200 metros. Su formato compacto facilita su despliegue, factor esencial en un barco de regatas como un IMOCA60. Los datos recogidos, indispensables para la investigación científica, permitirán predecir la evolución del clima del planeta y comprender mejor las interacciones entre océanos y clima. Al parecer, el océano Austral no solo es un Eldorado para los mejores navegantes de todo el mundo, sino que también juega un rol esencial en el calentamiento climático. Como si de un pulmón gigante se tratara, el océano Austral absorbe de forma temporal grandes cuantidades de dióxido de carbono (CO2), calor y agua poco salada, y regula así el clima de todo el planeta. Vladimir Ryabinin, Secretario Ejecutivo de la COI-UNESCO se ha pronunciado con motivo de la firma de la carta de cooperación: “La puesta en servicio de un sistema de observación durable y repartido de forma equilibrada en el océano Austral es un objetivo que no hace mucho tiempo parecía irreal. Los cruceros de investigación no pueden organizarse con la frecuencia suficiente y las oportunidades de desplegar instrumentos autónomos o de recoger datos a partir de buques voluntarios son sencillamente demasiado escasas como consecuencia de la falta de líneas marítimas regulares en estas zonas. El compromiso de los veleros de regata de la Clase IMOCA nos permitirá subsanar numerosas lagunas en campos de la mayor importancia para la investigación climática, y además hacerlo sin emisión de carbono. La Comisión Oceanográfica Intergubernamental de la UNESCO está muy satisfecha de coordinar estas operaciones, sobre todo a través de su centro operativo de observación del océano en Brest, JCOMMOPS.” Mathieu Belbeoch, Responsable del centro conjunto de coordinación para las plataformas de observación del océano COI-OMM (Organización Meteorológica Mundial) en Brest ha comentado: “Esta  ambiciosa colaboración entre oceanógrafos y patrones probada con éxito durante la Barcelona World Race 2014 es un nuevo paso adelante hacia la optimización y la modernización de los elementos del sistema mundial de observación de los océanos. JCOMMOPS se enorgullece de respaldar esta cooperación con la sociedad civil y el mundo de las regatas oceánicas, y permitir así progresos en los niveles operativos, científicos, promocionales y educativos. Los patrones IMOCA Ocean Masters serán nuestros embajadores para poner de relieve la importancia de la observación de los océanos. Les agradecemos que asuman el reto de desplegar instrumentos autónomos, en regata y en condiciones extremas, y esperamos construir una colaboración sólida y durable con nuestros socios de la Clase IMOCA.” Jean Kerhoas, Presidente de la Clase IMOCA ha comentado:   “Iniciamos con mucho entusiasmo nuestra asociación con la COI-UNESCO a través de esta identidad visual común pegada en las velas mayores de nuestros IMOCA60 que disputan la New York-Vendée (Les Sables d’Olonne). El océano es nuestro terreno de juego y estamos totalmente comprometidos al lado de la COI-UNESCO para contribuir a un mejor conocimiento de ese medio. Juntamente con OSM (Open Sports Management), esperamos anunciar en los próximos meses los progresos realizados en el marco de esta asociación.” ¡La web oficial de la New York-Vendée (Les Sables d’Olonne) ya está abierta! www.ny-vendee.com     Vea todas las informaciones de la regata, los inscritos, análisis meteorológicos, fotos y vídeos, e inscríbase en la Virtual Regatta. La cartografía y las clasificaciones se actualizarán cada 15 minutos entre las 5h00 y la medianoche a partir de la salida de la transat.   Lista de inscritos en la New York-Vendée (Les Sables d’Olonne) (17 inscritos) Fabrice Amedeo (Francia) - NEWREST MATMUT Jérémie Beyou  ( Francia) - MAITRE COQ Conrad Colman (Nueva Zelanda /USA) - 100% NATURAL ENERGY Tanguy de Lamotte ( Francia) - INITIATIVES COEUR Jean-Pierre Dick ( Francia) - StMICHEL-VIRBAC Yann Eliès (Francia) - QUEGUINER-LEUCEMIE ESPOIR Pieter Heerema (Países Bajos) - NO WAY BACK Ari Huusela (Finlandia) - FLYING WITH FINNAIR Sébastien Josse (Francia) - EDMOND DE ROTHSCHILD Morgan Lagravière (Francia) - SAFRAN Armel Le Cléac’h (Francia) - BANQUE POPULAIRE VIII Stéphane Le Diraison (Francia) – ENERGIES MARINES RENOUVELABLES Paul Meilhat (Francia) - SMA Jean-François Pellet (Francia) - COME IN VENDEE Vincent Riou (Francia) - PRB Kojiro Shiraishi (Japón) - SPIRIT OF YUKOH Alex Thomson (Gran Bretaña) - HUGO BOSS               La Transat New York-Vendée (Les Sables d’Olonne) en cifras 1ª edición 17 inscritos (6 nacionalidades) 3.100 millas 4ª manga del Campeonato del Mundo IMOCA Ocean Masters Salida el 29 de mayo a las 11h de New York (17h hora española) Llegada estimada: a partir del 5 de junio de 2016 en Les Sables d’Olonne Regata oficial del Campeonato del Mundo IMOCA Ocean Masters 2015-2016   Programa de la Transat New York-Vendée (Les Sables d’Olonne) 17 de mayo: Llegada de los barcos a Newport, RI (control de seguridad, etc.) 21 de mayo: Salida a las 16h (22h en España) del prólogo con tripulación entre Newport, RI y Nueva York. Llegada el 22  de mayo a media jornada en Nueva York. Se han previsto dos recorridos, de 150 o 220 millas, en función de las condiciones meteorológicas. 27  de mayo: Rueda de Prensa y Charity Race en la bahía de Nueva York 29  de mayo: Salida de Nueva York a las 11h (17h en España) en el Hudson River, frente a la North Cove Marina, paso bajo el Verrazano-Narrows Bridge. 31  de mayo: Apertura del PC Regata/PC Prensa en el Pôle Vendée Course au Large (Boulevard Vertime). 4 de junio: Apertura del village en la Esplanade de la Vendée Globe en Port Olona. ·     Del 4 al 11 de junio: Entrevistas y llegadas en directo, sorteos diarios para visitar IMOCA60. 11 de junio: 14h Regata de clausura visible desde el terraplén; 18h reparto de premios en el escenario del village de regata. ·            Programa del Campeonato del Mundo IMOCA Ocean Masters 2015-2016 1.     Rolex Fastnet Race (a dos), Cowes-Plymouth (GB), vencedores Vincent Riou – Sébastien Col (PRB) 2.     Transat Jacques Vabre (a dos), Le Havre – Itajaï (BR), vencedores Vincent Riou – Sébastien Col (PRB) 3.     Transat Saint-Barth / Port-la-Forêt (en solitario), vencedor Sébastien Josse (Edmond de Rothschild) 4.     Transat New York – Vendée (Les Sables d’Olonne) (en solitario), salida 29 de mayo 2016 5.     Vendée Globe (en solitario), salida el 6 de noviembre 2016 Clasificación del Campeonato del Mundo IMOCA Ocean Masters después de 3 regatas Más información:  www.imocaoceanmasters.com [Leer más]]]> <![CDATA[Rumbo al Oeste]]> http://www.imoca.org/default.asp?mode=articles&id=1378 Tue, 10 May 2016 00:00:00 GMT http://www.imoca.org/default.asp?mode=articles&id=1378 Cuando falta menos de un mes para la salida de la New York – Vendée, todo el mundo está pensando ya en la Gran Manzana. Para llegar a Estados Unidos, todo el mundo ha elegido entre distintas opciones: una regata con alisios con salida de las Canarias, una Transat dura como en los viejos tiempos, o incluso un transporte conjugado con todo el sabor marinero. En regata o en transporte, es toda una caravana de IMOCAS hacia Nueva York. Algunos acaban de soltar amarras con tripulación, mientras otros pulen sus armas en solitario. Pero para todos lo esencial es llegar a Nueva York, preparados para la New York – Vendée, con un barco en perfecto estado. Por la cara norte Los seis participantes de The Transat bakerly no han optado por las cosas fáciles. Lanzarse a una regata en el Atlántico Norte contra los vientos dominantes no es precisamente una sinecura, como lo demuestran las condiciones encontradas por la flota desde la salida de Plymouth. Obligados a bajar hasta la latitud de las Azores, Armel Le Cléac’h (Banque Populaire VIII), Vincent Riou (PRB), Jean-Pierre Dick (St-Michel Virbac), Paul Meilhat (SMA) y Richard Tolkien han tenido que afrontar una depresión muy profunda que generaba vientos de más de 50 nudos cerca de su centro. El sexto participantes en esta regata, Sébastien Josse (Edmond de Rothschild), se ha visto obligado a tirar la toalla tras romper la vela mayor. El incidente no ponía en peligro la integridad del barco, pero no permitía que Sébastien continuara corriendo en condiciones aceptables. Si el trío de cabeza pule sus armas antes de la New York – Vendée, el objetivo es un tanto distinto para Paul Meilhat y Richard Tolkien, que esperan cualificarse para la  Vendée Globe y poder disputar la New York – Vendée si esa presión añadida. Otros tres participantes ya han dirigido su proa hacia el nuevo continente. Con salida de Lanzarote, la Transat Calero ha permitido a Peter Heerema, Sébastien Destrémau (Face Ocean) y Alan Roura (Un Vendée pour la Suisse) llegar a Nueva York por el camino de los estudiantes, el de los alisios, antes de desviarse al final del recorrido. El resultado es lo de menos, por cuanto el primer objetivo de esos tres participantes era validar su recorrido de cualificación para la Vendée Globe. Paseo por la mar salada Para la mayor parte de los patrones, el transporte hacia Nueva York irá acompañado de una conversación de correos electrónicos con un escritor apasionado de la mar. Esta iniciativa, apadrinada por ediciones Gallimard a partir de una propuesta de los organizadores del Grand Prix Guyader, intenta convertir en palabras las sensaciones de los navegantes cuando están en la mar, explicar el día a día de los navegantes, lo que les ocupa, sus alegrías y sus pequeños problemas. Después, cada escritor deberá reaccionar, desarrollar su imaginación para ligar un verdadero diálogo con los patrones. Objetivo final: recoger material para un libro que debería publicarse antes de la próxima Vendée Globe. De los ocho navegantes afectados por la operación, seis lo harán durante su transporte: Yann Eliès (Quéguiner – Leucémie Espoir), Morgan Lagravière (Safran), Fabrice Amédéo (Newrest – Matmut), Tanguy de Lamotte (Initiatives Cœur), Bertrand de Broc (MACSF) y Stéphane Le Diraison. Hay materia suficiente para alimentar las fábricas de sueños. Toda la información sobre el Viaje Transatlántico de nuestros Ocean Masters y sus IMOCA60: www.voyagetransatlantique.grandprixguyader.com Extracto del texto de Olivier Frébourg, asociado con Morgan Lagravière: “El Atlántico no es precisamente un paraíso de descanso, por mucho que sea una mar original. Con sus temporales, sus icebergs que se desplazan hacia el Sur, la constante mar de leva, sus olas como montañas, el Atlántico Norte es incluso un infierno ante el que uno se arrodilla para pedir clemencia. Puede mostrarse más amable, pero no es muy frecuente. Encarna la libertad de los mares, y también el lazo entre el nuevo mundo y el viejo. Transatlántico es una palabra elegante y esbelta como el transatlántico Normandie.  Los tonos de sus azules son infinitos.” Texto de Yann Eliès, asociado con François Garde: “Me entusiasma la idea de participar en este proyecto de escritura e intercambio Autor/Patrón, es una idea magnífica. Esto nos permite plasmar en el papel lo que nos anima, la cara un poco escondida de lo que hacemos quienes nos dedicamos a este trabajo. Y esto hace además que navegando nos olvidemos a veces, léase a menudo, que ese es nuestro trabajo. Una oportunidad de explicarlo de forma distinta.”    [Leer más]]]> <![CDATA[ROTURA DE MAYOR, FIN DE REGATA PARA SÉBASTIEN JOSSE Y EL IMOCA60 EDMOND DE ROTHSCHILD]]> http://www.imoca.org/default.asp?mode=articles&id=1375 Mon, 09 May 2016 00:00:00 GMT http://www.imoca.org/default.asp?mode=articles&id=1375 Este miércoles 4 de mayo, poco después de medianoche, mientras navegaba a la altura del cabo de Finisterre con 25-30 nudos del sector Nordeste en una mar manejable, Sébastien Josse sufrió una trasluchada violenta tras desconectarse la caña. En la maniobra, la vela mayor –la vela principal y verdadero motor de 160m2- quedó seriamente dañada y no puede usarse. Son daños que no suponen ningún peligro inmediato para el navegante ni la estructura del 60 pies, pero que sin embargo lastran completamente el rendimiento y por tanto desaparece el interés de atravesar el Atlántico en regata. Por eso, tras consultarlo con sus armadores -Ariane y Benjamin de Rothschild- y su equipo de tierra, Sébastien Josse ha decidido retirarse de The Transat bakerly y poner rumbo a las costas españolas, concretamente a Vigo, en Galicia, donde pronto se reunirá con miembros del Gitana Team. Tras zarpar de Plymouth el lunes 2 de mayo a las 15h30, Sébastien Josse realizó un inicio de regata notable, en el que consiguió explotar su foiler de última generación para colocarse en dos ocasiones como líder de los IMOCA delante de Vincent Riou (PRB) y Armel Le Cléac'h (Banque Populaire VIII). El ritmo era intenso y el trío de cabeza aprovechó las buenas condiciones meteorológicas que ofrecía esta primera parte de la transat para volar hacia el cabo de Finisterre. Fue al pasar por esa punta, reputada por los vientos fuertes y la mala mar, cuando llegó la avería. En una comunicación con su equipo de tierra, Sébastien Josse no escondía ni su decepción de tener que renunciar a esta magnífica regata que es la Transat inglesa, ni su frustración de no poder seguir el enfrentamiento iniciado con Vincent Riou y Armel Le Cléac'h desde los primeros compases de regata: “He roto los sables y el cuerno de la mayor –el que permite aguantar la forma de la parte alta de la vela- en una trasluchada un poco demasiado violenta al desconectarse la caña. Pese a todas las precauciones, son cosas que por desgracia pueden suceder en esos puntos sensibles. Todo sucede muy rápido, quizás en diez segundos. Como avería no es nada espectacular, pero la sentencia es inapelable: sin mayor, es imposible imaginarse ir a ningún sitio en regata… Evidentemente es muy decepcionante. Cuando las cosas se paran así, brutalmente, siempre es muy complicado. Estaba metido de lleno en el partido, en contacto con Armel y Vincent. El barco estaba muy bien preparado y nos mostraba que es realmente bueno. Además es muy frustrante porque ya habíamos superado lo más duro de esta primera parte de regata. Tuvimos viento fuerte toda la tarde –por encima de los 30 nudos- pero se estaba calmando progresivamente y aún tenía que amainar más en las próximas tres horas. Lo he arriado todo y en estos momentos me dirijo hacia Vigo, que se encuentra a unas 80 millas de mi posición. Pero sin mayor es difícil ir a más de 8-10 nudos, por lo que no llegaré allí antes de mañana por la tarde”, declaraba el patrón del Gitana Team. Retirada pues tras una treintena de horas de regata mientras batallaba en cabeza de la flota. Por desgracia, la historia parece repetirse con tan solo seis meses de intervalo. Pero el parecido termina aquí, porque los hechos son totalmente distintos. En la Transat Jacques Vabre, el hijo menor de los Gitana había sido botado apenas dos meses antes (en agosto, N. de la R.) y al barco aún le faltaba puesta a punto, consecuencia de su juventud. El equipo dirigido por Cyril Dardashti se puso inmediatamente manos a la obra para permitir a Sébastien Josse volver a hacerse a la mar en condiciones óptimas. Esos esfuerzos dieron sus frutos a partir del mes de diciembre, porque el patrón del Edmond de Rothschild se impuso en solitario en la Transat de regreso, St-Barthélémy Port-la-Forêt, y consiguió así su preciosa cualificación para la Vendée Globe. Tras un paso por el astillero durante el invierno centrado en la optimización, el monocasco 60 Edmond de Rothschild estaba por fin a punto para demostrar sus capacidades. Pero la rotura y las averías son inherentes a un deporte mecánico como son las regatas oceánicas, y aún más en unos monocascos tan técnicos. Al igual que con la magnífica reacción de que hicieron gala el navegante y los miembros del Gitana Team el pasado noviembre tras el episodio Jacques Vabre, el equipo de las cinco flechas no piensa bajar los brazos. Ahora el objetivo es reparar lo más rápidamente posible la vela dañada para permitir a Sébastien Josse volver a zarpar hacia Estados Unidos. Porque si The Transat bakerly para él ya es historia, la New York - Vendée (Les Sables d'Olonne), la segunda cita de la temporada 2016, sigue plenamente a su alcance.  La salida de esta transatlántica de Oeste a Este está prevista para el próximo 29 de mayo. www.gitana-team.com  [Leer más]]]> <![CDATA[Transat New York-Vendée (Les Sables d’Olonne) El trabajo entre bastidores de la dirección de regata ]]> http://www.imoca.org/default.asp?mode=articles&id=1373 Thu, 14 Apr 2016 00:00:00 GMT http://www.imoca.org/default.asp?mode=articles&id=1373         Ahora ya conocemos el recorrido, lo que está en juego y los protagonistas de la Transat New York–Vendée (Les Sables d’Olonne), prueba del Campeonato del Mundo IMOCA Ocean Masters, pero hace meses que los directores de orquestra trabajan entre bastidores. Tan discretos como capacitados, preparan el acontecimiento y velarán 24 horas al día a todos los participantes, desde Nueva York hasta Les Sables d’Olonne. Echamos una mirada sobre la dirección de regata, su rol, su funcionamiento, sus arbitrajes.   El primer rol de una dirección de regata es definir las reglas, las famosas “instrucciones de regata”. Después, sobre todo tiene que contemporizar entre los intereses de los regatistas, los de los organizadores, los avatares meteorológicos y logísticos. Finalmente, durante la prueba, se convierten en vigilantes, guardianes ante todo de la seguridad de los participantes, pero también de las reglas del juego oceánico que han preparado. Jacques Caraës, respaldado por Guillaume Evrard y Hubert Lemonnier, están al frente de la Transat New York–Vendée (Les Sables d’Olonne) desde hace meses. Repasamos sus acciones y decisiones.   Emoción en el prólogo En el prólogo de la Transat New York–Vendée (Les Sables d’Olonne), las emociones están aseguradas. Este será uno de los momentos culminantes de esta regata; se correrá con tripulación, con salida de Newport el 21 de mayo, para llegar unas 24 horas después, a vela, a Nueva York, al pie de la Estatua de la Libertad, en el corazón de Manhattan… Un momento excepcional en la vida de un navegante, como las de los felices invitados ese día a bordo de los IMOCA60.     Un media man a bordo, o no Como perfecto precalentamiento de la Vendée Globe, la Transat New York–Vendée (Les Sables d’Olonne) es una oportunidad para tomar preciosos bancos de imágenes antes de la vuelta al mundo. La dirección de regata ha propuesto a los regatistas que embarquen a un media man durante la transat. Antes de la salida, patrones y media men firmarán una declaración en la que se comprometen a que el media man no participe de ninguna forma en la marcha del barco. Únicamente los solitarios que tengan que cualificarse para la Vendée Globe* estarán obligados a navegar solos.   Una salida de alta tensión, en el corazón del tráfico neoyorquino La salida se dará justo enfrente de la North Cove Marina, en el río Hudson, en el corazón del intenso tráfico fluvial neoyorquino. Así, teniendo en cuenta la importancia de la flota (18 barcos), en función de las condiciones meteorológicas, la dirección de regata se reservará la posibilidad de proponer a los regatistas que embarquen a un tripulante hasta el puente Verrazzano (es decir, una distancia de 2,5 millas náuticas) para garantizar la seguridad del barco.   El límite de los hielos Los peligros prosiguen, pero no se parecen. Una vez en alta mar, los participantes tendrán que prestar atención a los icebergs. Los hielos descienden cada vez más al sur. Esta zona de riesgo flirtea con la ruta ortodrómica de la transat. Por esto de momento la dirección de regata ha definido un límite norte, en los 42º Norte**, que no puede sobrepasarse. Esta zona de restricción podrá reajustarse en los ocho días anteriores a la salida. A este respecto, Jacques Caraës y su equipo están en guardia permanente.   Guardias de 2 horas, 24 horas al día Jacques Caraës, Guillaume Evrard y Hubert Lemonnier se relevarán durante las 24 horas al día durante toda la duración de la transat, con guardias de dos horas. Los regatistas podrán llamarlos en cualquier momento. El rumbo y la velocidad de los barcos son indicadores de excepción que escrutan constantemente a fin de detectar posibles problemas a bordo. Esta guardia de seguridad se completará con una revisión meteorológica diaria realizada con la empresa Great Circle, representada por Christian Dumard y Bernard Sacré.     * Morgan Lagravière (Safran), Stéphane Le Diraison (NC) y Alex Thomson (Hugo Boss). Sébastien Destremau (Face Ocean) y Pieter Heerema (No Way Back)si no se cualifican en la regata Puerto Calero. Yann Eliès (Quéguiner – Leucémie Espoir) si antes de la Transat New York-Vendée (Les Sables d’Olonne) no ha cubierto 1.500 millas en solitario. Kojiro Shiraishi (Spirit of Yukoh) si se inscribe en la Vendée Globe. Paul Meilhat (SMA) si no se cualifica en The Transat.   ** 42° Norte es la latitud de Córcega y la frontera entre los estados de Nueva York y Pensilvania en Estados Unidos.       Lista de los inscritos en la Transat New York-Vendée (Les Sables d’Olonne) (18 inscritos)   Fabrice Amedeo - NEWREST MATMUT (Francia) Jérémie Beyou - MAITRE COQ (Francia) Conrad Colman – 100% NATURAL ENERGY (Nueva Zelanda - USA) Bertrand de Broc - MACSF (Francia) Tanguy de Lamotte - INITIATIVES CŒUR (Francia) Sébastien Destremau - FACE OCEAN (Francia) Jean-Pierre Dick - STMICHEL VIRBAC (Francia) Yann Eliès - QUEGUINER-LEUCEMIE ESPOIR (Francia) Nandor Fa - SPIRIT OF HUNGARY (Hungría) Pieter Heerema - NO WAY BACK (Países Bajos) Ari Huusela - FLYING WITH FINNAIR (Finlandia) Morgan Lagravière - SAFRAN (Francia) Armel Le Cléac’h - BANQUE POPULAIRE VIII (Francia) Stéphane Le Diraison – NC (Francia) Paul Meilhat - SMA (Francia) Vincent Riou - PRB (Francia) Kojiro Shiraishi - SPIRIT OF YUKOH (Japón) Alex Thomson - HUGO BOSS (Gran Bretaña)     La Transat New York-Vendée (Les Sables d’Olonne) en cifras 1ª edición 18 inscritos (8 nacionalidades) 3.100 millas 4ª manga del Campeonato del Mundo IMOCA Ocean Masters   Clasificaciones: actualización cada 15 minutos, con un apagón entre las 22h y las 3h TU (es decir, entre medianoche y las 5 de la madrugada hora española).   Programa de la Transat New York-Vendée (Les Sables d’Olonne) - 17 de mayo: llegada de los barcos a Newport, RI (control de seguridad, precintado, etc.) - 21 de mayo: salida a las 16h (22h en España) del prólogo con tripulación entre Newport, RI y Nueva York. Llegada el 22 de mayo a media jornada en New York. Se prevén dos posibles recorridos, de 150 o 220 millas, en función de las condiciones meteorológicas. - 27 de mayo: Charity Race en la bahía de Nueva York seguida de la recepción oficial en el New York Yacht Club - 29 de mayo: salida de Nueva York a las 11h (17h en España) en el río Hudson, delante de la North Cove Marina, paso bajo el Verrazano-Narrows Bridge. - 4 de junio: apertura del village de llegada en Les Sables d’Olonne. - 6-7 de junio: primeras posibles llegadas en Les Sables d’Olonne - 11 de junio: Epílogo y ceremonia de clausura     Crédito Foto: Thierry Martinez / Sea&Co     Web (FRA & ENG): http://www.ny-vendee.com     El programa del Campeonato del Mundo IMOCA Ocean Masters 2015-2016 Rolex Fastnet Race (a dos), Cowes-Plymouth (GB), vencedores Vincent Riou – Sébastien Col (PRB) Transat Jacques Vabre (a dos), Le Havre – Itajaï (BR), vencedores Vincent Riou – Sébastien Col (PRB) Transat Saint-Barth / Port-la-Forêt (solitario), vencedor Sébastien Josse (Edmond de Rothschild) Transat New York–Vendée (Les Sables d’Olonne) - (solitario), salida 29 de mayo 2016 Vendée Globe (solitario), salida 6 de noviembre 2016     Clasificación del Campeonato del Mundo IMOCA Ocean Masters después de 3 regatas: http://www.imocaoceanmasters.com/results     Síganos en… Facebook: https://www.facebook.com/IMOCA.OceanRacing?fref=ts Twitter: @IMOCA60 Instagram: @oceanmasters Web IMOCA Ocean Masters: http://www.imocaoceanmasters.com/fr/ Web Clase IMOCA: http://www.imoca.org/fr/index/   Hashtags oficiales #NYVendee #oceanmasters #IMOCA                  [Leer más]]]> <![CDATA[New York–Vendée (Les Sables d’Olonne), un soplo de aire fresco]]> http://www.imoca.org/default.asp?mode=articles&id=1370 Wed, 13 Apr 2016 00:00:00 GMT http://www.imoca.org/default.asp?mode=articles&id=1370 A pocas semanas de la salida de la New York–Vendée (Les Sables d’Olonne), los solitarios echan chispas buscando consejos sobre meteorología para analizar las particularidades de esta transatlántica en sentido contrario del habitual. Cambiar las rutinas forma parte también del “encanto de esta regata”. Analizamos el recorrido con Anna Corbella y Morgan Lagravière, dos regatistas que ya participaron hace dos años en la New York – Barcelona. Hace dos años, la New York – Barcelona prefiguraba las ambiciones del Campeonato IMOCA Ocean Masters. Esta regata inédita servía de precalentamiento antes de la Barcelona World Race en un recorrido que unía las torres de Manhattan y el gran puerto catalán. Disputada en la modalidad a dos, la regata permitió a algunos equipos prepararse para la siguiente vuelta al mundo. Había reservado algunas sorpresas a las tripulaciones participantes, pues el recorrido acabó siendo más complejo de lo que podía parecer a simple vista. Anna Corbella: una regata que altera las costumbres Tras su tercera plaza en la Barcelona World Race junto a Gerard Marín, Anna se ha convertido en uno de los ídolos de la vela española. La navegante, que no renuncia a representar a su país en la próxima Vendée Globe, sigue siendo muy activa a la hora de promocionar las regatas de altura en Catalunya. Recuerda: “Lo primero es la salida de Nueva York. Teníamos la impresión de estar rodando una película, era increíble. Además, entre el tráfico y la corriente, la navegación no era sencilla, sobre todo teniendo en cuenta que salimos del puerto con el viento del morro. Después hay que aprender a leer escenarios nuevos. No estamos acostumbrados a navegar en regata en sentido oeste - este. Para nosotros, el peor momento fue el paso de una vaguada en la que nos encontramos sin viento. El resto de la flota seguía progresando, pero nosotros estábamos encalmados por  mucho que los ficheros grib nos anunciaran viento. Aquí fue donde nos descolgamos de la cabeza de la flota. Por otra parte, el hecho de tener una posición cada cuarto de hora incita a llevar un ritmo muy alto. Es algo agotador, porque además le sumas los frentes, pues intentas quedarte con ellos tanto como puedes… Me acuerdo muy bien, porque cuando pasó el primer frente estaba mareada. No es precisamente lo ideal para empezar una regata.” Morgan Lagravière: Todo es posible hasta el último momento Esta será la primera regata en solitario de Morgan en el nuevo Safran: de alguna forma, el fin de un aprendizaje iniciado con motivo de la New York – Barcelona, hace dos años con Marc Guillemot. “Evidentemente me acuerdo muy bien de la salida de Nueva York. Era a la vez magnífico y terriblemente complicado, entre los cambios de viento, la corriente y el intenso tráfico que reina en el puerto. Las primeras horas de regata exigen mucha energía: hay que vigilar permanentemente a los otros barcos, pero también las numerosas balizas metálicas. Después hay opciones de ruta realmente distintas, entre la tentación de ir a buscar los sistemas depresionarios al norte y la voluntad de ir por el camino más corto. Lo que me sorprendió es que al final las condiciones fueron mucho más variadas de lo que me imaginaba. Y si el anticiclón de las Azores sube un poco de latitud, todo podría decidirse en las últimas millas. En ningún momento podremos decir que ya se ha ganado. Será un buen test para la motivación.”[Leer más]]]> <![CDATA[¿Con foils o sin? Los equipos Imoca toman partido]]> http://www.imoca.org/default.asp?mode=articles&id=1357 Tue, 12 Apr 2016 00:00:00 GMT http://www.imoca.org/default.asp?mode=articles&id=1357 Cuando se acerca el final de las revisiones invernales de los barcos, los navegantes ya han tomado sus decisiones de cara a la próxima Vendée Globe. La próxima revisión, que todos los equipos han programado para el verano de 2016, solo afectará a adaptaciones a la navegación de tres meses en solitario. Ya no se podrá dar marcha atrás. La aparición de un nuevo reglamento en la Clase IMOCA precipitó el movimiento. Regatistas y arquitectos, tras constatar que ya no podían mejorar sustancialmente las mejores unidades de las generaciones anteriores, optaron finalmente por una vía radicalmente nueva con la aparición de los foils. La tendencia iniciada por las máquinas de la Copa America, y posteriormente por los grandes multicascos oceánicos, ha llegado pues a los monocascos. Recordemos que, simultáneamente, la clase Mini también decidió autorizar que se añadieran foils en los prototipos. Por lo que respecta a las nuevas unidades, no hay dudas: excepto Nandor Fa, cuyo Spirit of Hungary mantiene una concepción clásica y una construcción en la que los criterios económicos han sido determinantes, todos los IMOCA60 de nueva generación estarán provistos de foils. En cambio, los puntos de vista están más equilibrados entre los que zarparán con unidades anteriores ya probadas. La revisión de Jérémie Beyou El patrón de Maître CoQ luchó mucho tiempo en el seno de la clase IMOCA para que no se autorizaran los foils, no por negarse al progreso, sino porque consideraba que los nuevos apéndices conllevarían unos sobrecostes consecuencia de la construcción o de las modificaciones de los barcos (actualmente se habla de presupuestos de 300.000 €). Pero cuando la clase adoptó el nuevo reglamento, Jérémie no dejó de observar los veleros de nueva generación. “Como en toda innovación de este tipo, los progresos fueron muy lentos al principio. Algunos dudaban: ¿lo que se ganaba con los foils en determinados rumbos podía compensar lo que se perdía en rumbos de ceñida con un plano antideriva mucho menos eficaz que en los monocascos equipados con orza? Además, pronto pudimos ver que el margen de progresión era enorme. El resultado del Banque Populaire VIII en la Transat Jacques Vabre acabó de convencerme de que pronto o tarde tendría que pasar por ahí…” La retirada del Maître CoQ en estamisma regata permitió además a Jérémie y a su equipo técnico iniciar la revisión de invierno antes para estar listo para navegar al mismo tiempo que los otros barcos. La Transat New York-Vendée (Les Sables d’Olonne) permitirá a Jérémie probar su barco y cualificarse así para la Vendée Globe.  Una configuración clásica para PRB, SMA y Groupe Quéguiner Leucémie Espoir Para los otros IMOCA60 de la generación 2012, la problemática ha sido distinta. A bordo del SMA, la revisión consecuencia de la reparación del barco tras su escapada irlandesa es sufcientemente importante como para no introducir nuevos elementos. Con el PRB, fortalecido por las modificaciones efectuadas durante la evolución del barco, Vincent Riou sabe que dispone de uno de los barcos más rápidos de la flota. Para Yann Eliès, la problemática es algo distinta: “Está claro que los foils aportan un suplemento de velocidad no despreciable. Como todo el mundo, nosotros también nos planteamos la cuestión de saber si nos lanzábamos por esta vía. Hemos renunciado por varios motivos: ante todo, la revisión empezaba tarde y nos arriesgábamos a perder un tiempo de navegación indispensable. Además, no hay que olvidar que añadir foils solo se puede concebir en un cuadro global. Introducir foils es modificar sensiblemente el rol de los timones que sirven de plano antideriva. Finalmente, para llevarlo a cabo correctamente, es una operación que exigía una inversión financiera y humana que no teníamos. Teniendo en cuenta todos esos parámetros, hemos jugado la carta de la fiabilidad mejorando lo existente.” Vincent Riou, por su parte, es más radical. Desde su punto de vista, un IMOCA60 clásico conserva todas sus posibilidades de ganar. “No hemos encontrado motivos para equipar el PRB con foils porque no tenemos más motivos para ganar con foils que sin… Sería necesario que los foilers progresen aún mucho para tener más posibilidades que nosotros de ganar la Vendée Globe.” Vincent Riou contradice claramente la tendencia general. Las primeras respuestas las tendremos en la Transat New York – Vendée (Les Sables d’Olonne), en un recorrido que, a priori, debería favorecer a los foilers. A largo plazo, todo el mundo parece convencido de que los foils son el futuro de la clase IMOCA. Pero esta Vendée Globe 2016 marca una transición y nadie puede decir cómo se comportarán los foilers en una regata de varios meses. Según algunos cálculos, los IMOCA60 equipados con foils salen con una ventaja potencial teórica de tres a cuatro días en una Vendée Globe, de acuerdo con las simulaciones meteorológicas realizadas. Pero del dicho al hecho hay un trecho, y de la teoría a la práctica hay un paso que habrá que franquear. Proponer enfrentamientos tan abiertos es también parte de la riqueza del Campeonato IMOCA Ocean Masters.[Leer más]]]> <![CDATA[El temerario nuevo reto de Alex Thomson: ‘Andando por el cielo’ # Skywalk por Alex Thomson]]> http://www.imoca.org/default.asp?mode=articles&id=1356 Tue, 12 Apr 2016 00:00:00 GMT http://www.imoca.org/default.asp?mode=articles&id=1356 El patrón británico Alex Thomson ha superado un nuevo reto extremo. Navegante temerario, Alex Thomson ha ido aún más allá en su nuevo vídeo, en el que persigue su IMOCA 60 Hugo Boss en kitesurf, y después se ata a la perilla del mástil de su barco con un cabo. El patrón británico Alex Thomson ha superado un nuevo reto extremo.  #skywalk Navegante temerario, Alex Thomson ha ido aún más allá en su nuevo vídeo, en el que persigue su IMOCA 60 Hugo Boss en kitesurf, y después se ata a la perilla del mástil de su barco con un cabo. El patrón usa después la velocidad de su IMOCA para propulsarse a 85 metros encima de su 60 pies. Cuando Thomson alcanza su máxima altura, suelta el cabo que lo une al barco y controla su descenso para posarse sobre el agua con su estilo legendario. Este vídeo nos ofrece imágenes impresionantes, en las que se ve a Alex kitesurfeando al doble de la altura del mástil del Hugo Boss, el equivalente a un edificio de más de 25 pisos. En su búsqueda de llevar sus límites cada vez más lejos –y tras haber ejecutado ‘andando por el mástil’ (mastwalk) y ‘andando sobre la quilla’ (keelwalk)- Alex Thomson completa su trilogía de acrobacias peligrosas. El skywalk fue coordinado por Alex Thomson Racing, en coordinación con HUGO BOSS y Mercedes-Benz. En total, 35 personas trabajaron en el proyecto y su ejecución, entre ellas dos profesionales del kitesurf, Susie Mai y Ray Kasper. Al regresar a tierra firme, Alex comentó: “Los dos primeros retos tuvieron tanto éxito que como equipo no podíamos pararnos allí. Todos teníamos el mismo deseo: hacer algo aún más grande e impresionante.” “Siempre me han apasionado los deportes de viento, y esto me ha llevado a querer incluir el kitesurf. La idea de combinar dos de mis deportes favoritos y ejecutar algo que jamás se hubiera hecho, que sepamos, era muy estimulante.” “Tanto el equipo como yo habíamos planificado este reto desde hace tiempo. Había muchas cosas que podían acabar mal. Lo que más preocupaba a mi equipo era la posibilidad de que el descenso se descontrolara, porque yo podía caer a pique. El agua puede ser tan dura como el cemento si chocas a demasiada velocidad, y esto era el elemento más peligroso del reto. Pero me rodeaba un equipo excelente y, con su ayuda, lo hemos conseguido.” “¿Y después? ¿Quién sabe?” Es el tercer reto superado por este patrón de 41 años y su equipo. Los vídeos del keelwalk –que implicaron que Alex se montara sobre la quilla de su barco de regatas cuando iba lanzado a toda velocidad- y el mastwalk –en el que se ve al navegante escalar a lo más alto de su mástil de 30 metros y saltar desde allí al agua– ya han sido visionados por más de 4,5 millones de personas en todo el mundo. # Skywalk by Alex Thomson[Leer más]]]> <![CDATA[Se estrena y ya es todo un éxito internacional ]]> http://www.imoca.org/default.asp?mode=articles&id=1348 Mon, 22 Feb 2016 00:00:00 GMT http://www.imoca.org/default.asp?mode=articles&id=1348   17 inscritos en la salida de la Transat New York – Vendée (Les Sables d’Olonne),  el 29 de mayo Saldrán de la Gran Manzana para lanzarse, con vientos portantes, planeando, como en los mares del Sur, hacia el famoso canal de Les Sables d’Olonne... Al menos 17 solitarios, en representación de siete nacionalidades distintas, se han inscrito en la nueva transatlántica New York – Vendée (Les Sables d’Olonne). Cinco meses antes de su vuelta al mundo y en configuración Vendée Globe, aprovecharán esta cuarta manga del Campeonato del Mundo IMOCA Ocean Masters para validar las últimas optimizaciones de sus bestias de regata, y también para observarse mutuamente. Es evidente que esta primera edición de la Transat New York – Vendée (Les Sables d’Olonne), verdadero precalentamiento de la Vendée Globe, ha seducido mucho a los regatistas. También permitirá hacer resplandecer el Campeonato del Mundo IMOCA Ocean Masters mucho más allá del Atlántico Norte. Tiro de salida el 29 de mayo, dentro de 100 días exactos.             Los regatistas podían inscribirse en la New York - Vendée (Les Sables d’Olonne) hasta el pasado lunes, 15 de marzo. A falta de 100 días para este verdadero precalentamiento de la Vendée Globe, se ha desvelado que la participación deportiva es especialmente importante. 17 solitarios para una regata que se corre por primera vez es un balance extraordinario, sobre todo si se tiene en cuenta que entre ellos están casi todos los tenores de la clase, 6 de los 7 foilers (IMOCA60 equipados con foils de última generación) del circuito, y serios aspirantes. Con su salida al pie de  la Freedom Tower, esta nueva transat permite que el circuito IMOCA Ocean Masters salga al encuentro de un público internacional. Además de sus numerosas bazas deportivas, esta dimensión internacional de la New York - Vendée (Les Sables d’Olonne) también ha sido aplaudida unánimemente por los patrones.           (Foto: Thierry Martinez / Sea & Co) Vientos portantes: ¿Tienen ventaja los foilers, o no? Este recorrido con inicio en Nueva York permitirá a los regatistas entrenar aspectos básicos. El juego consistirá en entrar en el flujo de vientos portantes de las depresiones que atraviesan en Atlántico, colocarse en el lugar adecuado en el momento adecuado, para planear con ellos hacia el este. El próximo invierno, entre el cabo de Buena Esperanza y el cabo de Hornos –es decir, aproximadamente en casi 2/3 de la vuelta al mundo, el juego será exactamente el mismo. Estas 3.050 millas deberían por tanto disputarse en su mayor parte con vientos portantes: ¿una ocasión para que los foilers, tras sus recientes modificaciones para optimizarse, muestren aún más su potencial? “Todas las hipótesis son posibles: es difícil saber si la meteorología será favorable a los foilers. Y si así sucede, será una magnífica oportunidad para ver cuál es realmente su ventaja”, asegura Vincent Riou (PRB). “Espero esta regata con impaciencia, será un momento excepcional para probar la fiabilidad y la coherencia de nuestras apuestas”, comenta Jean-Pierre Dick (StMichel – Virbac).   Participación de lujo y análisis de los rivales Todos los IMOCA60 correrán la New York – Vendée (Les Sables d’Olonne) en configuración Vendée Globe. Así, en  general, los potenciales de las máquinas (y de los navegantes) serán los que encontraremos el 6 de noviembre en Les Sables d’Olonne. Los cabezas de serie dedicarán tiempo, en esos 8 o 9 días de transat, a observar de cerca la competencia. “Esta regata será la oportunidad de calibrar bien la fuerza de cada cual”, señala Armel Le Cléac’h (Banque Populaire).  “Será interesante ir a buscar la confrontación. Y observar cómo cada cual consigue apretar su barco en los 8 o 9 días de regata”, afirma Yann Eliès (Quéguiner – Leucémie espoir).             De la Estatua de la Libertad al canal de la Chaume: del mito al sueño. Este recorrido oeste-este es una fiesta en sí mismo. Estar amarrado al pie de la Estatua de la Libertad es algo que no se olvida. “¡Es excepcional, es único!” Todos los que han tenido la suerte de vivirlo guardan recuerdos emotivos. Conrad Colman, único patrón norteamericano de la prueba (si bien es neozelandés de nacimiento), espera mucho de esta salida “en casa” para mostrar a sus compatriotas que la regata oceánica es una disciplina fabulosa y, por qué no, para seducir a patrocinadores de ese lado del Atlántico. Paul Meilhat y Fabrice Amedeo  descubrirán por primera vez la Gran Manzana a finales de mayo, “y desde el mar, además, es más guay”, comenta divertido el patrón del Newrest – Matmut. En cuanto a la llegada a Les Sables d’Olonne… Muchos ya han tenido la oportunidad de remontar el famoso canal, pero hacerlo en un IMOCA, a la llegada de una regata y a cinco meses de la Vendée Globe, no es algo banal. “Remontar el canal, ir al encuentro del público: ¡como llegada, es genial!”, asegura Paul Meilhat (SMA). Para Sébastien Destremau (Face Ocean), “llegar a Les Sables d’Olonne tiene mucho sentido”. Jérémie Beyou  (Maître CoQ) pone de relieve que “la llegada en la Vendée es algo magnífico para nosotros, para nuestros patrocinadores, para la gente de Vendée. Es un momento ideal de cara a la Vendée Globe”. Jean Kerhoas (Presidente de la IMOCA): “Esta nueva prueba será el último ensayo antes de la Vendée Globe y la participación, impresionante, de 17 patrones demuestra su aceptación. Tenemos, claro está, a algunos participantes que buscan su cualificación para la vuelta al mundo en solitario, pero también a gran parte de los favoritos de la próxima Vendée Globe. Los nuevos patrones de la IMOCA se codearán con patrones más experimentados, mientras que los nuevos foilers aún en fase de desarrollo se enfrentarán con barcos ya probados. Todo eso promete una prueba deportiva muy interesante, tras una gran semana en Manhattan, de la que me congratulo para nuestro desarrollo internacional.” Yves Auvinet (Presidente del Consejo Departamental de la Vendée): “La Vendée echará el resto para que la llegada de la regata New-York / Vendée (Les Sables d’Olonne) sea una gran fiesta popular. Estoy seguro de que habrá mucha gente de Vendée recibiendo a los patrones de la regata, pocos meses antes de la Vendée Globe.” Didier Gallot (Alcalde de Les Sables d’Olonne): “¡A una bella salida le corresponde una gran llegada! Toda la ciudad de Les Sables d'Olonne ya se está preparando para acoger a los patrones de la transat New York-Vendée y sus barcos de ensueño a partir del próximo 6 de junio.” (Foto: Thierry Martinez / Sea & Co)     Lista de inscritos en la New York – Vendée (Les Sables d’Olonne) (17 inscritos) Fabrice Amedeo - NEWREST MATMUT (Francia) Jérémie Beyou - MAITRE COQ (Francia) Conrad Colman - NC (Nueva Zelanda – USA) Bertrand de Broc - MACSF (Francia) Tanguy de Lamotte - INITIATIVES CŒUR (Francia) Sébastien Destremau - FACE OCEAN (Francia) Jean-Pierre Dick - STMICHEL VIRBAC (Francia) Yann Eliès - QUEGUINER-LEUCEMIE ESPOIR (Francia) Nandor Fa - SPIRIT OF HUNGARY (Hungría) Pieter Heerema - NO WAY BACK (Holanda) Morgan Lagravière - SAFRAN (Francia) Armel Le Cléac’h - BANQUE POPULAIRE VIII (Francia) Stéphane Le Diraison - NC (Francia) Paul Meilhat - SMA (Francia) Vincent Riou - PRB (Francia) Alex Thomson - HUGO BOSS (Gran-Bretaña) Ari Huusela - NC (Finlandia)   La New York – Vendée (Les Sables d'Olonne) en números 1ª edición 17 inscritos (7 nacionalidades) 3.050 millas 4ª manga del Campeonato del Mundo IMOCA Ocean Masters Programa de la New York – Vendée (Les Sables d'Olonne) 17 de mayo: Llegada a Newport 21-22 de mayo: Prólogo Newport-New York 27 de mayo: Regata pro-am en Nueva York 29 de mayo: salida de la regata 5/6 de junio: Primeras llegadas posibles en Les Sables d’Olonne 11 de junio: Regata pro-am en Les Sables d’Olonne / Velada de clausura y proclamación de resultados El programa del Campeonato del Mundo IMOCA Ocean Masters 2015-2016 Rolex Fastnet Race (a dos), Cowes-Plymouth (GB), vencedores Vincent Riou – Sébastien Col (PRB) Transat Jacques Vabre (a dos), Le Havre – Itajaí (BR), vencedores Vincent Riou – Sébastien Col (PRB) Transat Saint-Barth / Port-la-Forêt (en solitario), vencedor Sébastien Josse (Edmond de Rothschild) Transat New York – Vendée (en solitario), salida 29 de mayo 2016 Vendée Globe (en solitario), salida 6 de noviembre 2016      [Leer más]]]> <![CDATA[El deporte se alía con la ciencia: los mejores patrones del mundo contribuyen a la observación del océano en el hemisferio Sur]]> http://www.imoca.org/default.asp?mode=articles&id=1343 Wed, 27 Jan 2016 00:00:00 GMT http://www.imoca.org/default.asp?mode=articles&id=1343 La Comisión Oceanográfica Intergubernamental de la UNESCO (COI/UNESCO) y el Campeonato del Mundo IMOCA Ocean Masters se unen para recoger datos sobre el cambio climático en zonas alejadas del océano, especialmente en el hemisferio Sur. Los patrones de la IMOCA Ocean Masters, como el actual campeón del mundo, Jean Le Cam, se aventuran donde pocas personas se atreven a ir: al Sur de los 45° S, hasta los 55° S a su paso por el cabo de Hornos. Allí, a patrones como Jean Le Cam y sus homólogos a bordo de sus IMOCA 60, les esperan las condiciones más difíciles del mundo, consecuencia de los vientos más violentos y las olas más impresionantes. Esos navegantes se adentran en esta zona durante sus regatas de vuelta al mundo sin escalas en solitario o a dos. La próxima vez que Jean Le Cam vuelva de allí habrá ayudado a los científicos a entender mejor el clima. El océano Austral no es solo un Eldorado para los navegantes de clase mundial: juega un rol esencial en el calentamiento climático. Como un gigantesco pulmón, el océano Austral absorbe de forma estacional grandes cantidades de dióxido de carbono (CO2) y de calor, regulando así el clima de todo el planeta. Para llevar a cabo sus estudios, los científicos analizan las medidas de las variables climáticas esenciales, como la concentración de CO2, la temperatura y la salinidad del agua del mar. Estos datos los recogen, mediante instrumentos autónomos, barcos de investigación o buques comerciales especialmente equipados que navegan por las principales rutas de navegación. Los análisis de los datos conseguidos se coordinan a nivel internacional, pero la cobertura de los datos depende del itinerario real de cada barco. Así pues, algunas regiones del océano están muy bien exploradas, mientras que de otras zonas, como el océano Austral, se dispone de pocas observaciones. Los patrones que rodean la Antártida representan por tanto una oportunidad ideal de recoger datos importantes mediante el despliegue de balizas a la deriva o de instrumentos instalados a bordo. Sabiendo que aún sigue siendo muy difícil prever con fiabilidad las futuras tendencias de la absorción de carbono en el océano Austral, es indispensable seguir midiendo las variables oceánicas fundamentales en la superficie del agua en esta región del océano global. Es aquí donde intervienen Jean Le Cam y sus compañeros patrones del Campeonato del Mundo IMOCA Ocean Masters, para formar una alianza única con la Comisión Intergubernamental Oceanográfica de la UNESCO, organismo de las Naciones Unidas encargado de promover la cooperación internacional y de coordinar los programas de investigación, los servicios y el refuerzo de las capacidades a fin de incrementar los conocimientos y aplicarlos a la protección del medio marítimo y a los procesos de toma de decisiones por parte de sus Estados miembros. Esta aventura, que empezó con una cooperación entre la COI de la UNESCO y la Barcelona World Race en 2010, con uno de los barcos participantes equipado con instrumentos de medición, se extendió en 2014 a ocho barcos, que soltaron balizas Argo en el Atlántico Sur para enviar datos de temperatura y salinidad desde esas zonas alejadas del océano. Tras la firma de un protocolo de cooperación entre la IMOCA y la COI-UNESCO durante la 21ª edición de la Conferencia del Clima de las Naciones Unidas (COP 21), los 30 patrones de la clase IMOCA decidieron participar con su barco en el proyecto de recogida de datos en las 5 regatas del Campeonato del Mundo IMOCA Ocean Masters alrededor del globo. En breve, cada barco será equipado con un pack medioambiental estándar, que responderá a las necesidades de la investigación científica y de la oceanografía operativa, sin comprometer el rendimiento de esos bólidos de los mares dotados de tecnología punta. La clase IMOCA colabora con los expertos del JCOMMOPS, centro conjunto de coordinación para las plataformas del océano COI-UNESCO y Organización Meteorológica Mundial (OMM). JCOMMOPS coordina a nivel internacional las balizas de deriva, las balizas soltadas en medio del mar, los buques de investigación, los barcos ocasionales y los flotadores-perfiladores submarinos. Vladimir Ryabinin (Secretario Ejecutivo de la COI-UNESCO) “La puesta en marcha de un sistema de observación durable y equilibrado en el océano Austral es un objetivo que no hace mucho parecía una utopía. Como los cruceros de investigación no se pueden organizar con la frecuencia suficiente, las oportunidades de desplegar instrumentos autónomos o de recoger datos a partir de barcos voluntarios eran demasiado escasas debido a la falta de líneas marítimas regulares en algunas zonas. El compromiso de los veleros de regata de la clase IMOCA nos permitirá subsanar muchas lagunas en dominios de la mayor importancia para la investigación climática y, además, se hará sin emisión de carbono. La Comisión Oceanográfica Intergubernamental de la UNESCO está satisfecha de coordinar esas operaciones, especialmente mediante su centro operativo del océano en Brest: JCOMMOPS. Además, el hecho de que hayamos podido firmar este protocolo de cooperación en Le Bourget durante la COP21 es un hecho importante que coloca esta alianza bajo los mejores auspicios, teniendo en cuenta los resultados de la Conferencia sobre el Clima.” Jean Kerhoas (Presidente de la IMOCA) “Para la clase que presido firmar este acuerdo con la Comisión Oceanográfica Intergubernamental (COI) es una gran satisfacción, porque es la culminación de un año de trabajo, desde la operación llevada a cabo con la FNOB con motivo de la última Barcelona World Race. La IMOCA se siente muy orgullosa de participar activamente en la conservación de los océanos durante nuestras próximas regatas, gracias a nuestros patrones que son casi los únicos que recorren los mares más remotos.” Jean Le Cam (Campeón del Mundo IMOCA Ocean Masters 2013-2014) “Estoy impaciente por avanzar con la COI de la UNESCO para concretar la puesta en marcha de esta alianza y conocer lo antes posible el material que podría estar disponible para la próxima Vendée Globe. Estoy muy motivado para transmitir ese mensaje a los miembros de la IMOCA para que cada uno pueda participar y aportar su contribución al trabajo de los científicos.” Sir Keith Mills (Presidente de OSM, Open Sports Management) “OSM, como promotor del Campeonato del Mundo IMOCA Ocean Masters, acoge muy favorablemente esta excelente iniciativa. Nuestro enfoque no es solo comercial, por cuanto nuestro rol debe ser también en el de un actor implicado en un enfoque medioambiental y ciudadano. Tenemos una buena historia para escribir todos juntos sobre el futuro de los océanos, terreno de juego de nuestro Campeonato, que están en el corazón de los desafíos del planeta.”[Leer más]]]> <![CDATA[Transat Saint-Barth / Port-la-Forêt: A sacarse el sombrero]]> http://www.imoca.org/default.asp?mode=articles&id=1342 Wed, 23 Dec 2015 00:00:00 GMT http://www.imoca.org/default.asp?mode=articles&id=1342 La Transat Saint-Barth / Port-la-Forêt ha terminado este miércoles 23 de diciembre con la llegada de Morgan Lagravière (Safran), que concluye la regata y consigue así su cualificación para la próxima Vendée Globe. Thomas Ruyant (Le Souffle du Nord) no ha podido concluir a tiempo la reparación del palier de su quilla. Tras informar oficialmente de su retirada, ahora espera una ventana meteorológica favorable para transportar su IMOCA60 hasta Lorient. Encadenar dos regatas transatlánticas consecutivas no es nada fácil, sobre todo si se corren en condiciones especialmente difíciles. Para quienes lo intentaron, significaba importantes cargas suplementarias de trabajo para sus equipos de tierra, una carrera contrarreloj para disponer de un barco listo para afrontar una transatlántica invernal en condiciones meteorológicas especialmente duras. Para quienes estuvieron en la salida de Saint-Barth, estar a punto en la línea el día de la salida ya era una victoria. Victoria para los equipos de tierra, que trabajaron sin descanso, victoria para los navegantes, que tuvieron que encontrar un equilibrio entre el tiempo de descanso necesario y la necesidad de no desconectar, de no salir de la burbuja competitiva. En modo combatePara la mayoría de los participantes, esta prueba tenía un interés doble. Por una parte, era el primer test a escala natural de una navegación en solitario en un IMOCA60 (solo Sébastien Josse podía vanagloriarse de semejante experiencia); por otra parte, era una oportunidad de conseguir la cualificación para la Vendée Globe antes de que terminara el año 2015. Pero para conseguirlo tuvieron que emplearse a fondo. Los equipos del Newrest-Matmut y del Souffle du Nord solo dispusieron de unos pocos días a la llegada del transporte desde Itajaí para poner su máquina en condiciones de volver a zarpar. Sébastien Josse y todo el equipo Gitana tuvieron que trabajar duramente para volver a botar su barco, tras su retirada de la la Transat Jacques Vabre, y cruzar el Atlántico. El patrón del Edmond de Rothschild apenas dispuso de dos días en Saint-Barth antes de hacerse nuevamente a la mar. Morgan Lagravière consiguió un acuerdo con Nicolas Boidevézi para disponer de Adopteunskipper.net, transportar el barco desde Lorient y participar en la regata. Esta ansia de ganar se mantuvo tras la señal de salida. De entrada, Sébastien Josse y Paul Meilhat (SMA) se colocaron delante, mientras que tras ellos Morgan Lagravière y Thomas Ruyant libraban una lucha encarnizada por el tercer puesto.  Un posicionamiento crucialSi al principio la regata parecía agradable, la flota pronto se inquietó por la llegada de dos depresiones sucesivas que modificarían profundamente la situación. La primera generó un flujo del suroeste bastante fuerte, que solo pudieron pillar Sébastien Josse y Paul Meilhat. Detrás, Thomas Ruyant, Fabrice Amedeo, Eric Holden (O Canada) y Enda O’Coineen (Currency House Kilcullen) optaron por una ruta más al sur para colocarse favorablemente de cara a la segunda depresión. Morgan Lagravière, que pensaba poderse escapar en el flujo de la primera depresión, no pudo aguantar y tuvo que hacer proa hacia el sur para evitar estar en el norte de la segunda depresión, especialmente activa, y tener que afrontar vientos contrarios. Paul Meilhat también acabó viéndose forzado a hacer lo mismo y dejó que Sébastien Josse se escapase en solitario. El mal tiempo machaca la flotaEsta segunda depresión fue especialmente virulenta. Al acercarse a las Azores, acogió a la flota con vientos a veces de más de 50 nudos y una mar muy difícil de negociar. En esas condiciones dantescas, empezaron las roturas. Primero fueron Thomas Ruyant y Morgan Lagravière quienes, por problemas de quilla, optaron por hacer escala para reparar, el primero en Ponta Delgada, el segundo en Horta. Después fue Fabrice Amedeo quien constató la avería de su timón de estribor. Finalmente, Eric Holden, víctima de múltiples problemas de material (velas rotas, problemas de electrónica) decidió hacer escala, él también, en Horta. El accidente más grave afectó sin duda a Paul Meilhat, víctima de una grave caída a bordo del SMA. Cuando navegaba con más de 50 nudos de viento, Paul tuvo que ir a la proa para arreglar una pieza de uno de sus estays. Mientras se movía por cubierta, una ola lo encapilló y lo echó contra la superestructura, provocándole diversas fracturas de costilla y de pelvis. Incapaz de seguir maniobrando su barco en tales condiciones, Paul tuvo que pedir asistencia y ser trasladado en helicóptero a la isla de Sao Miguel. El equipo del SMA sigue movilizado para intentar recuperar el barco, a la deriva entre las Azores y la punta noroeste de España. Solo Enda O’Coineen, que había decidido dejar pasar el mal tiempo con muy poco velamen, pudo atravesar el temporal sin demasiados daños, excepto velas muy estropeadas. Una travesía récord, un campeonato abiertoAl cubrir el recorrido en 10 días, 5 horas, 18 minutos, a más de 15 nudos de velocidad media sobre el agua, Sébastien Josse demostró todo el potencial de su Edmond de Rothschild. Convencido de la aportación de los foils, sobre todo en rumbos de través y largo, el patrón del equipo Gitana reconocía que la vida a bordo era aún más difícil. Encerrados en esas celdas monacales, vacías de todo lo superfluo en un intento de reducir el peso, los navegantes se las ven y se las desean para moverse a bordo de un barco que se sacude cada vez con más violencia. Mantener el equilibrio a bordo es todo un reto y algunos equipos se plantean introducir cambios en las cabinas para que los navegantes, lanzados a toda velocidad en un campo de bultos, puedan agarrarse. Fabrice Amedeo, aupado con su segunda plaza en la Transat Saint-Barth / Port-la-Forêt, se acerca significativamente a Vincent Riou (PRB) en la clasificación provisional del Campeonato del Mundo IMOCA Ocean Masters, prueba que premia la regularidad. Las diferencias son escasas, pues solo 12 puntos separan al líder de Armel le Cléac’h (Banque Populaire), quinto en esta clasificación provisional. La New York / Vendée (Les Sables d’Olonne) puede ser determinante en la clasificación final del campeonato.Última hora: llegada de Morgan Lagravière (Safran)Al cortar la línea de llegada este miércoles 23 de diciembre a las 05h 32mn 02s, el patrón del Safran acaba cuarto de la Transat Saint-Barth / Port-la-Forêt y también logra su cualificación para la próxima Vendée Globe. Su tiempo de regata ha sido de 16 días, 13 horas, 32 minutos y 2 segundos, a una media de 8,49 nudos sobre la ruta ortodrómica. Ha recorrido 4.002,94 millas sobre el agua, a una velocidad media de 10,07 nudos. Morgan Lagravière: “Esta segunda parte de la regata desde que volví a salir de las Azores, ha sido distinta. Primero porque sabías que eras el único en el agua; ya no había el aguijón de la competición, pero al mismo tiempo podías elegir tu ritmo, ya no estabas obligado a ir siempre al límite. Esta transat me ha permitido aprender muchas cosas, desde el accidente que pasó en la quilla hasta la experiencia del mal tiempo. Era potente, violento en algunos momentos. Ahora tendré que digerirlo todo. Sé que ya tengo la cualificación para la Vendée Globe, y esto me permitirá tomarme las cosas con más calma, asimilar todo lo que he podido vivir en esos días de regata. En cualquier caso, es maravilloso poder compartir lo que vives en el agua. Sin eso, la regata no tendría el mismo sabor.”[Leer más]]]> <![CDATA[Enda O’Coineen completa el podio de la Transat Saint Barth / Port-la-Forêt ]]> http://www.imoca.org/default.asp?mode=articles&id=1341 Sun, 20 Dec 2015 00:00:00 GMT http://www.imoca.org/default.asp?mode=articles&id=1341 Enda O’Coineen, patrón del IMOCA60 Currency House Kilcullen, acaba en el tercer cajón del podio de la Transat Saint Barth / Port-la-Forêt, tercera prueba del Campeonato del Mundo IMOCA Ocean Masters 2015-2016, al cruzar la línea de llegada este domingo 20 de diciembre a las 14 horas, 19 minutos y 55segundos.A menos de 900 millas, Morgan Lagravière (Safran), cuarto, avanza a casi 17 nudos, a rumbo directo hacia la llegada, donde se le espera dentro de dos o tres días.Se le esperaba de madrugada, pero ha preferido alargar el placer. Sin prisas, pero seguro, el patrón irlandés ha llegado a primera hora de la tarde de este domingo, con una sonrisa de oreja a oreja, al son de su trompeta, que lo ha acompañado durante las dos semanas de regata transatlántica.Para el patrón irlandés, esta Transat Saint Barth / Port-la-Forêt era un estreno en solitario a bordo de un IMOCA60, pero Enda no es ni mucho menos un novato de las regatas oceánicas. Entre otras, ha corrido la Whitbread 1989, la Around Alone (vuelta al mundo en solitario con escalas), la Vuelta a Irlanda, la Fastnet Race…Al completar esas 3.400 millas entre Saint Barth y Port-la-Forêt, Enda O’Coineen (Currency House Kilcullen) ha conseguido su cualificación para la Vendée Globe. Aunque aún no figura en la lista de pretendientes de la vuelta al mundo en solitario, esta cualificación debería permitirle avanzar en su proyecto, dedicado a suscitar vocaciones de regatistas oceánicos entre los jóvenes irlandeses.Sin dormirse en los laurelesA rumbo y a casi 17 nudos, Morgan Lagravière (Safran) no quiere arrastrarse por el camino. Esta última parte del recorrido es indispensable para su cualificación para la Vendée Globe. Su objetivo sigue siendo por tanto llegar hasta el final, pero competidor como es, aprovecha esas millas para acumular experiencia, y eso no se consigue durmiéndose en los laureles.El viento seguirá soplando con fuerza (25 a 30 nudos, incluso un poco más el martes) para el patrón del Safran. Si consigue mantener ese ritmo, Morgan podría llegar a Port-la-Forêt a partir del martes por la noche.Thomas Ruyant (Le Souffle du Nord) sigue en stand-by, en regata, en las Azores.Enda O Coineen (Currency House Kilcullen)“Para mí acabar esta transat en solitario es una gran satisfacción. Es parte de los objetivos de una vida. Es un trabajo de equipo, pero una experiencia muy personal. ¡Soy un irlandés tozudo, y cuando me dicen que algo es imposible, siempre tengo la necesidad de demostrar lo contrario!”[Leer más]]]> <![CDATA[Fabrice Amedeo, segundo en la Transat Saint-Barth / Port-la-Forêt ]]> http://www.imoca.org/default.asp?mode=articles&id=1340 Sun, 20 Dec 2015 00:00:00 GMT http://www.imoca.org/default.asp?mode=articles&id=1340  Fabrice Amedeo, patrón del IMOCA60 Newrest – Matmut, acaba segundo de la Transat St-Barth / Port-la-Forêt, tercera prueba del Campeonato del Mundo IMOCA Ocean Masters 2015-2016 al cruzar la línea de llegada este sábado 19 de diciembre, a las 15 horas, 57 minutos y 42 segundos. El patrón irlandés Enda O’Coineen (Currency House Kilcullen) debería completar el podio mañana por la mañana. En las Azores, Morgan Lagravière (Safran) ha zarpado de Horta a media mañana, Thomas Ruyant (Le Souffle du Nord) se ve forzado a esperar al lunes para reparar, mientras que Eric Holden (O Canada) acaba de retirarse. Era su primera transatlántica en solitario en IMOCA60. Cuando zarpó de Saint-Barthélemy hace 13 días, Fabrice Amedeo sabía que no podría jugar las mismas cartas estratégicas que Sébastien Josse, Paul Meilhat, Morgan Lagravière o incluso Thomas Ruyant. Desprovisto de un gran genaker (vela de proa) tuvo que optar muy rápidamente por una ruta sur que no le permitía pillar la primera depresión del Atlántico Norte. Entonces aprovechó lo mejor posible esa trayectoria, y tuvo éxito. Supo plantar cara tanto en el temporal de la segunda semana de regata, como después con la avería de timón. Ha vivido esta transatlántica iniciática con entusiasmo y pragmatismo; un buen augurio de cara a la continuación de su programa. Enda, esperado a la hora del desayuno El irlandés Enda O’Coineen (Currency House Kilcullen) debería completar este podio mañana antes del amanecer. Es el patrón con menos experiencia en regatas oceánicas de toda la flota, problemas de motor lo obligaron a salir 24 horas después de los demás, y aquí está… Al son de su trompeta, este aventurero puro optó por una trayectoria casi directa, trazando su vía por el corazón del Atlántico con alegría, incluso lirismo, aguantando los golpes del mar, retrobando su humor inmediatamente después. Se le espera hacia las 5 de la madrugada de mañana en el denominado Valle de los Locos.Morgan reanuda su caminoMorgan Lagravière (Safran) ha reemprendido esta mañana a las 10,15 horas su camino hacia Bretaña. Las condiciones siguen siendo duras, pero manejables, con 25-30 nudos del noroeste, que mañana arreciarán temporalmente a 28-35 nudos. Sigue habiendo mucha mar, con olas de 6 a 7 metros, es decir, casi la mitad que ayer, cuando las olas en las Azores alcanzaban los 10-11 metros.A Morgan le quedan algo más de 1.000 millas para acabar esta transatlántica y conseguir su cualificación para la Vendée Globe.Thomas se arma de paciencia en las AzoresThomas Ruyant (Le Souffle du Nord) y su equipo tienen que esperar al lunes por la mañana para sacar su barco del agua y cambiar la pieza defectuosa que provoca un juego en su quilla. Si Thomas consigue reanudar la regata el lunes por la tarde-noche, puede esperar llegar antes de que se cierre la línea de llegada, el próximo viernes por la noche. Eric tira la toallaÉric Holden (O Canada) ha perdido la esperanza. El patrón canadiense anunció esta mañana que tiraba la toalla. Sus problemas de quilla son demasiado complejos para ser reparados durante el fin de semana y acabar la regata como clasificado. “Es un grave contratiempo, haré todo lo que pueda para solucionar esos problemas lo antes posible y continuar mi preparación y mi cualificación para la Vendée Globe.”    [Leer más]]]> <![CDATA[Tanto en mar como en tierra]]> http://www.imoca.org/default.asp?mode=articles&id=1339 Sat, 19 Dec 2015 00:00:00 GMT http://www.imoca.org/default.asp?mode=articles&id=1339 En esta parte final de la Transat Saint-Barth / Port-la-Forêt la regata se corre tanto en tierra como en la mar. En la mar, Fabrice Amedeo (Newrest – Matmut), esperado mañana en Bretaña, y Enda O’Coineen (Currency House Kilcullen) registran buenas medias: delante del frente, navegan a 15 – 17 nudos hacia la llegada. En las Azores, solitarios y equipos se afanan y/o echan mano del freno con un mismo objetivo: cruzar la línea de llegada antes de Navidad. Los días pasan, pero el temporal permanece. Hoy, como ayer, las condiciones de navegación en el golfo de Vizcaya son duras, y en las Azores, impracticables. Permanecer delante del frente A 24 y 36 horas respectivamente de la línea de llegada, Fabrice Amedeo (Newrest – Matmut) y Enda O’Coineen (Currency House Kilcullen) devoran las millas: 370 el patrón irlandés, 325 el francés. Delante del frente, con 40 a 45 nudos primero y 50 durante el día Enda O’Coineen, y con 30 a 35 nudos Fabrice Amedeo, los dos aprovechan al máximo sus máquinas, pese a la fatiga acumulada y a un material que ya no está operativo al 100%. No tienen más remedio que correr todo lo que pueden: el objetivo es no dejarse atrapar por la depresión. Al patrón del Newrest – Matmut se le espera el sábado por la tarde en Port-la-Forêt. Stand-by en el temporal Horta, 17 de diciembre de 2015: la mar está desatada, el viento sopla a 40 – 45 nudos, los efectos venturi entre esas islas volcánicas acentúan aún más el carácter dantesco de esta naturaleza furiosa. “El espectáculo es magnífico”, explican los equipos de tierra de los patrones, “pero estamos muy contentos de estar en tierra…” Morgan Lagravière (Safran) está materialmente listo para volver a salir. Mañana por la tarde parece perfilarse una ventana meteorológica, pero hay que confirmarlo. Hay olas de 10 metros en medio del frente y no se calmarán en unas pocas horas. Para Thomas Ruyant (Le Souffle du Nord), el problema es distinto. El temporal y las infraestructuras portuarias de Ponta Delgada no permitían sacar rápidamente su IMOCA60 del agua. Eso será posible a las 8 de la mañana del lunes. El equipo de Lorient prevé sacar la quilla, cambiar la rótula del palier de la quilla y volver a colocarla durante el día, a fin de botar de nuevo el barco hacia las 4 de la tarde y, si es posible, permitir a Thomas volver a salir inmediatamente en regata. Semejante timing debería permitirle cortar la línea de llegada antes de las 21 horas 18 minutos y 17 segundos del 25 de diciembre y acabar así clasificado en esta tercera prueba del Campeonato del Mundo IMOCA Ocean Masters. Recordemos que Thomas ya ha conseguido su cualificación para la Vendée Globe, teniendo en cuenta las 1.500 millas recorridas en solitario en la transat. Eric Holden (O Canada) no tiene aún un diagnóstico completo del estado de su barco. Además de su problema del palier de la quilla, ha perdido o roto varias velas y su radar está dañado. Tras una necesaria y reparadora noche de sueño, el patrón canadiense tomará las decisiones pertinentes. Está en ello, igual que el equipo Safran, muy eficazmente respaldado por el equipo de Armando Castro, responsable de la marina de Horta. Es el juego de las regatas oceánicas. Hay que aprender a espabilarse con los medios de a bordo, sean cuales sean las condiciones meteorológicas. Según la opinión compartida por todo el mundo, esta transat de regreso a Europa habrá sido dura, exigente moral, física y técnicamente, y aún no ha terminado. Morgan Lagravière (Safran), contactado esta mañana por teléfono. “Va mejor, aún no es perfecto, porque estamos bloqueados aquí. Aún queda una tercera parte del recorrido por cubrir. Es frustrante estar aquí cuando el barco ya vuelve a estar operativo. Analizaré los ficheros meteorológicos para encontrar un agujero favorable, pero en cualquier caso, el final será duro. Los trenes de depresiones han generado una mar de fondo enorme, que no se apaciguará de la noche a la mañana. Habrá que apañárselas así, sé que no será agradable. Por eso estudiaré bien la situación antes de zarpar y evitaré tomar riesgos inútiles.  Globalmente, es un momento bastante difícil: un proyecto que se montó rápidamente con este barco adopteunskipper.net, una primera travesía del Atlántico, en solitario, en condiciones muy fuertes, la avería, y ahora el stand-by… Es intenso, muy rico en aprendizaje, pero no precisamente agradable.” Enda O’Coineen (Currency House Kilcullen) – mensaje del día “Hoy puedo revelaros un gran secreto que me transmitió un viejo y gran navegante cuando yo era niño. “Escúchame, pequeño, el secreto de una buena navegación es evitar las rocas.” Ese consejo es, evidentemente, una metáfora para aplicar en el día a día. Las únicas rocas que he tenido que evitar tras zarpar de Saint-Barth han sido las Azores, ¡y por eso he sobrevivido hasta aquí! Así pues, todo va bien a bordo de Currency House Kilcullen tras un día sin nada especial. Incluso he podido volver a tocar la trompeta. El viento sigue soplando a 30 nudos, incluso más, y continúo planeando sobre, y a través de, esas majestuosas olas, tan bien conservadas por la Asociación de Residentes del Atlántico. No olvidéis nunca el gran secreto, ni de día ni de noche, haga viento, lluvia o niebla.”  [Leer más]]]> <![CDATA[Nuevo temporal sobre las Azores]]> http://www.imoca.org/default.asp?mode=articles&id=1338 Thu, 17 Dec 2015 00:00:00 GMT http://www.imoca.org/default.asp?mode=articles&id=1338 Tras la llegada anoche de Sébastien Josse (Edmond de Rothschild) como vencedor de esta Transat Saint Barth / Port-la-Forêt, cinco participantes siguen en regata: dos en el mar y tres en tierra, en las Azores, donde se espera un nuevo temporal a última hora del día. Fabrice Amedeo (Newrest – Matmut), próximo regatista esperado en la línea de llegada, no se verá afectado por ese frente, al contrario que el irlandés Enda O’Coineen (Currency House Kilcullen), tercero. Los IMOCA60 en parada técnica en el archipiélago portugués esperan una ventana meteorológica para volver a salir, excepto Éric Holden (O Canada), que llegó esta mañana a Horta. Volverá a soplar sobre la flota de la Transat Saint Barth / Port-la-Forêt. Una depresión muy profunda llega a las Azores. Se anuncian vientos de 60 a 70 nudos, con olas de 10 a 11 metros. No es momento de asomar la proa fuera Eso significa que los IMOCA60 actualmente en escala técnica, en Horta el Safran de Morgan Lagravière y el O Canada de Éric Holden, y en Ponta Delgada Le Souffle du Nord de Thomas Ruyant, no están dispuestos a asomar sus proas por la bocana. Éric Holden ha sido acogido esta mañana por el equipo del puerto de Horta, encabezado por Armando Castro, siempre preparado y dispuesto a facilitar la vida a los regatistas oceánicos. El diagnóstico del juego detectado en la quilla del O Canada está en camino. Para Morgan Lagravière, el centrado y la consolidación de la quilla de su IMOCA60 han acabado (Morgan había roto el hidráulico de quilla el pasado domingo). Prevé volver a salir, en regata, el domingo 20 por la mañana, cuando se haya aclarado el horizonte meteorológico. Thomas Ruyant y su equipo decidieron sacar el barco del agua para sacar la quilla e inspeccionar el cojinete de la quilla, que presentaba un juego inquietante. Esa operación solo podrá hacerse tras el paso de lo más fuerte del temporal. El patrón del Souffle du Nord espera volver a salir, en regata, el sábado por la noche como pronto. Este fin de semana en Port-la-Forêt En la mar, Fabrice Amedeo (Newrest – Matmut) ha encadenado problemas de material desde la pérdida de la casi totalidad de su timón de estribor. Sin este apoyo, el barco es mucho más difícil de estabilizar amurado a babor, lo que genera salidas de rumbo y los consiguientes desgastes de material. Desde anoche, Fabrice navega amurado a estribor, apoyado sobre su timón válido hasta la llegada. Compagina la prudencia y la paciencia para llegar a Port-la-Forêt a lo largo del sábado, en segunda posición. Para el patrón irlandés Enda O’Coineen (Currency House Kilcullen) las próximas horas serán duras. No está directamente en la trayectoria de la peor parte del temporal esperado, pero la próxima noche debería recibir de 40 a 45 nudos, con posibles rachas de 60 nudos y olas de 5 a 6 metros. Después podrá navegar más tranquilamente con vientos portantes hacia Bretaña, donde se le espera el domingo. Fabrice Amedeo (Newrest – Matmut) “Intento mantener mi barco lo más plano posible. Afortunadamente tengo viento portante. Ayer, cuando iba amurado a babor, tuve problemas para equilibrar el barco, hice algunas salidas de orzada y de arribada, que no pude evitar; en consecuencia, tengo algunos sables rotos y otros pequeños desgastes que sobre todo me impiden sacar el tercer rizo de la mayor. Así pues, navegaré con tres rizos hasta la llegada. El viento volverá, no es muy grave, pero es molesto, porque antes de esta avería de timón, el barco estaba impecable. A partir de ahora, es simplemente recto hasta el final. Se hará un poco largo hasta el sábado. Esta transat habrá sido realmente difícil. Como anécdota, ayer tuve hasta 50 nudos, aunque no mucho tiempo. Pero estoy muy contento de haberla hecho. He aprendido mucho.”[Leer más]]]> <![CDATA[Sébastien Josse (Edmond de Rothschild) gana la Transat Saint-Barth / Port-la-Forêt]]> http://www.imoca.org/default.asp?mode=articles&id=1337 Fri, 18 Dec 2015 00:00:00 GMT http://www.imoca.org/default.asp?mode=articles&id=1337 Al cortar la línea de llegada frente a la boya Linuen Est, en la bahía de La Forêt, este miércoles 16 de diciembre, a las 21h 18mn 17s, el patrón del Edmond de Rothschild ganabrillantemente una transat que ha dominado casi de punta a rabo, porque solo dejó la cabeza de la regata a Paul Meilhat durante las seis primeras horas. Su tiempo de regata es de 10 días, 5 horas, 18 minutos y 17 segundos. Su velocidad media sobre la ruta ortodrómica (3.375 millas) es de 13,76 nudos. Ha recorrido 3.773 millas sobre el agua, a una velocidad de 15,38 nudos. Tras todo ello, está cualificado para la próxima Vendée Globe. Trayectorias perfectas, capacidad de llevar su barco al 100% cuando las condiciones meteorológicas lo exigían, gran control en el mal tiempo, Sébastien Josse gana sin discusión esta tercera prueba del Campeonato del Mundo IMOCA Ocean Masters. Pero sobre todo el patrón del equipo Gitana se coloca de entrada como uno de los hombres con los que habrá que contar en la próxima Vendée Globe. Único equipo con un IMOCA60 dotado de foils en la salida de Saint-Barthélemy el pasado 6 de diciembre, el Gitana Team se había lanzado a una carrera contra el reloj para permitir que su patrón participara en esta transat de regreso en las mejores condiciones. En efecto, tras la retirada del Edmond de Rothschild de la Transat Jacques Vabre, el equipo había tenido que adaptar y revisar su programa. En juego estaba evidentemente la cualificación para la próxima Vendée Globe, pero sobre todo la experiencia inestimable que permitiría acumular esas millas en solitario en el Atlántico Norte. Para ello, el gabinete de estudios de la casa y los especialistas de composites se pusieron manos a la obra en cuanto el 60 pies regresó a su puerto de Lorient –el miércoles  28 de octubre- para corregir los errores de juventud constatados y reforzar la estructura. Cyril Dardashti, Director General de Gitana “El año 2015 ha sido muy largo y muy denso en el seno del Gitana Team. Que acabe así es, claro está, una satisfacción y una verdadera recompensa. Tras nuestra retirada de la Transat Jacques Vabre, el equipo no bajó la guardia, pese a la decepción de ver cómo la regata acababa tras solo 36 horas de mar. Adaptamos el programa y reaccionamos a toda velocidad para que Sébastien pudiera participar en la Transat Saint-Barth - Port–la-Forêt, que inicialmente no figuraba en nuestro programa. Pero valía la pena intentarlo. Porque el transporte de ida con tripulación y naturalmente esas 3.400 millas en regata son preciosas para preparar con serenidad la temporada 2016. Podremos entrar en astillero para optimizar y fiabilizar el Mono60 Edmond de Rothschild. Tenemos un objetivo, anunciado con toda claridad, que es ganar la próxima Vendée Globe. Para ello, Sébastien y todos los miembros del Gitana se dedican a ello al 200 %. Esta noche estoy muy orgulloso de este equipo, con un pensamiento especial para nuestros armadores -Ariane y Benjamin de Rothschild- que nos apoyan y nos permiten concretar nuestras ambiciones cada día.”   Preguntas / respuestas con Sébastien Josse, patrón del IMOCA60 Edmond de Rothschild Victoria + cualificación SJ: “Teniendo en cuenta el contexto en el que tomé la salida –tras un abandono en la Jacques Vabre y con solo 48 horas de pausa en Saint-Barth entre las dos transats- tengo que decir que salía más a cualificarme y ver cómo se comportaba el barco que con un puro objetivo de resultado. Después de conseguir las dos cosas, no es desagradable y me quedo con ellas.” La regata, las condiciones meteorológicas y los momentos clave SJ: “¡Era una regata para metrónomo! Se tenía que estar siempre en el timing para que los fenómenos se encadenaran bien; y así ha sucedido, A nivel meteorológico, había una ruta que era un poco ideal, en la que pillábamos una depresión sin perder demasiado tiempo en los alisios para rodear el anticiclón y que nos permitía atravesar la mitad del Atlántico, hasta las Azores. Con Paul, hemos sido los únicos en pillar esa depresión y poder explotarla correctamente. Después he sido el único que ha seguido en el timing para poder encadenar una segunda que llegaba por el Sur de las Azores. Esa segunda depresión era un billete para Bretaña, casi de un solo bordo. La transición entre la primera depresión y la segunda no era fácil. Estar delante del frente era una posición más cómoda que aquella en la que se encontró el SMA. Aunque el hueco ya se había hecho con la primera depresión. Los rutajes me daban entonces que Paul estaría a más de 200 millas detrás de mí en la llegada a Port-la-Forêt. Como máximo, registré 58 nudos la noche del lunes al martes, y como mínimo, 5-6 nudos cuando rodeábamos el anticiclón en la salida de Saint-Barth.” Primer test a escala natural SJ: “Además de ser una transat bonita, esta regata era un super test tanto para el barco como para mí. Es exactamente lo que buscábamos. Tras la botadura, el pasado 7 de agosto, corremos un poco detrás del tiempo. La Jacques Vabre no nos sonrió y era importante volver a salir muy rápido para hacer millas y acumular experiencia con el barco nuevo. No era pensable entrar en astillero sin haber podido validar las opciones, y tampoco era muy gratificante que digamos ni para el equipo ni para mí. El hecho de haber hecho dos transats en menos de un mes y llegar con un barco en perfecto estado es mucho mejor para pasar las fiestas y abordar el 2016 con más certidumbres. Hemos tenido muy mayoritariamente vientos portantes y de través, solo algunas horas de ceñida, pero era muy instructivo. El barco está bien pensado, es muy agradable con este gran techo bajo el que te sientes seguro, va rápido y a algunos rumbos el plus de los foils es realmente impresionante. Pero ir a 30 nudos en un monocasco no es lo mismo que en un multicasco; es menos estresante, te preguntas cómo aterrizarás en lo bajo de la ola, pero no si volcarás… Lo que sí es seguro es que soy un incondicional de los foils y no tengo ni que pensarlo: ¡me quedo con ellos! El único pesar es el pensamiento a Paul, que ha sido muy tenaz. Fue agradable poder pelearme con él los primeros días.” El solitario, es como la bicicleta SJ: “No había navegado en solitario en Imoca desde 2009 y esta regata era el descubrimiento del Mono60 Edmond de Rothschild, pero pronto he recuperado mis costumbres. Eso me tranquilizó, porque antes, es lógico, siempre te preguntas si estarás en forma, si estás al nivel. Necesitas  recuperar los automatismos. Pero solo es el principio, habrá que seguir navegando en el barco. Ahora bien, la base está ahí, se llama experiencia y no se olvida.” Un trabajo de equipo SJ: “El timing era apretado. Tras nuestra retirada de la Transat Jacques Vabre, el equipo no ha descansado y el hecho de poder cruzar con el barco, llegar con una lista de tareas no muy larga y poder volver a salir en regata en solitario era todo un reto. ¡Es una victoria de equipo! Para ello, han trabajado los fines de semana y semanas enteras para que el barco estuviera listo, y si no hubieran dado el callo, no estaríamos hoy en Port-la-Forêt. ¡Gracias y ‘chapeau’, chicos, por haber trabajado tanto!”  [Leer más]]]> <![CDATA[Sébastien Josse, esta tarde en Port-la-Forêt]]> http://www.imoca.org/default.asp?mode=articles&id=1336 Thu, 17 Dec 2015 00:00:00 GMT http://www.imoca.org/default.asp?mode=articles&id=1336 A Sébastien Josse (Edmond de Rothschild), líder incontestado de esta Transat Saint Barth / Port-la-Forêt, se le espera a última hora de esta tarde en la línea de llegada. Fabrice Amedeo (Newrest – Matmut), segundo, ha superado la barrera de las 1.000 millas, mientras Enda O’Coineen (Currency House Kilcullen), que ya es tercero, evoluciona al norte de las Azores con un viento sostenido. Thomas Ruyant (Le Souffle du Nord) y Morgan Lagravière (Safran) han llegado esta mañana al archipiélago portugués para un pit-stop de unas 24 horas. Éric Holden (O Canada) debería unírseles durante esta jornada. Alivio finalmente para Paul Meilhat (SMA), camino de Lorient. Esta Transat Saint Barth / Port-la-Forêt acabará esta noche para Sébastien Josse (Edmond de Rothschild). Para los otros cinco participantes que siguen en regata el objetivo ahora es acabar dentro de los plazos que les permitan clasificarse. Hasta 58 nudos En cabeza desde las primeras horas de regata, el patrón del equipo Gitana solo fue inquietado algunas horas por Paul Meilhat (SMA) al inicio del recorrido. Esta transatlántica era para él, evidentemente, una oportunidad para conseguir la cualificación para la Vendée Globe, además de un test técnico de gran magnitud para su barco equipado con foils. Objetivos cumplidos al 100% porque, salvo problemas de última hora, Sébastien Josse está a punto de celebrar victoria y cualificación, y todo ello habiendo podido probar su IMOCA60 en una meteorología muy dura, 40 a 45 nudos sostenidos ayer con olas de al menos 5 a 6 metros, y una punta de 58 nudos... afortunadamente con viento portante. Tenaz En segunda posición, Fabrice Amedeo (Newrest – Matmut) prosigue su ruta hacia Bretaña pese a su timón roto. La pasada noche cruzó la barrera simbólica de las 1.000 millas a la línea de llegada, Positivo y tenaz, Fabrice debería acabar el próximo sábado si los vientos lo acompañan y no lo obligan a apoyarse sobre su timón mutilado. Un domingo primaveral en Port-la-Forêt Salido con 24 horas de retraso, el patrón irlandés Enda O’Coineen (Currency House Kilcullen) se encuentra esta mañana en 3ª posición. Evoluciona al norte del archipiélago portugués con un viento aún fuerte. En su último mail, Enda ya no alude a sus arrebatos líricos al son de su trompeta como al principio de la regata. Confiesa estar muy cansado, pero sigue filosófico y, tras haber conocido el verano en el Caribe, el otoño y el invierno esos últimos días, espera encontrar la primavera en Port-la-Forêt, donde se le espera este domingo. ¿Navidad en la mar, cualificación a repetir? Tres participantes hacen o van a hacer escala en las Azores. Thomas Ruyant (Le Souffle du Nord) llegó a Punta Delgada a última hora de la mañana de este miércoles. Fue acogido por el equipo SMA, pues su equipo estaba aterrizando en aquel momento. Poco después, Morgan Lagravière (Safran) pisó tierra en Horta. Los dos equipos tienen al menos 24 horas de trabajo antes de que sus patrones puedan volver a zarpar. Esta mañana, Éric Holden (O Canada) ha anunciado que él también se desviaba a Horta tras haber detectado un juego en su quilla. Sin embargo, para llegar a este célebre puertecito de las Azores tiene que navegar con el viento y las olas de cara. Los tres tienen que cortar la línea de llegada en Port-la-Forêt antes del 25 de diciembre (es decir, menos de 9 días después de la llegada del primero) para poder clasificarse. Thomas Ruyant ya tiene su cualificación para la Vendée Globe en el bolsillo (al haber completado la Transat Jacques Vabre, ‘solo’ tenía que hacer 1.500 millas en regata). Por su parte, Morgan Lagravière y Éric Holden tienen que llegar a tiempo para cualificarse para la vuelta al mundo. Paul Meilhat, de regreso a Lorient Paul Meilhat (SMA) se vio forzado a retirarse a consecuencia de sus heridas, producidas el pasado lunes durante una maniobra. Rescatado ayer y atendido en un hospital en Terceira, Paul ya está en un vuelo de regreso a Lorient. Tiene dos fracturas en la pelvis y en una costilla, deberá curarse para poder volver a su IMOCA60 lo antes posible. Ahora tiene que completar la Transat New York – Vendée para validar su cualificación para la Vendée Globe.  Sébastien Josse (Edmond de Rothschild) “Tengo una veintena de nudos, va bien… Debería llegar hacia las 7 de la tarde. Esperaremos a que haya cruzado la línea de llegada para hablar de victoria y de cualificación. Ayer las condiciones eran realmente duras, la mar era impresionante. El barco se ha comportado muy bien, los foils aportan estabilidad y potencia. Es efectivamente un excelente test para el barco, es muy positivo. Hay que estar en regata para meterse en esas condiciones. Se aprende mucho.” Enda O’Coineen (Currency House Kilcullen) “Reconozco que estoy exhausto. Hasta esta mañana había 40 nudos de viento, una mar enorme, olas que te barren… La pasada noche hubo tormentas. En un momento dado me caí de sueño, ¡dormí 90 minutos! Entre el gris del día y el negro de la noche, es difícil ver la diferencia, tengo la impresión de vivir en una noche permanente. Es un poco como ser el último superviviente a bordo de un avión o de hacer algo prohibido, de estar permanentemente en el filo de la navaja… ¡Sea como sea, mis pelos son cada vez más grises!”  [Leer más]]]> <![CDATA[El temporal pasa factura, pero la flota aguanta el tipo]]> http://www.imoca.org/default.asp?mode=articles&id=1333 Wed, 16 Dec 2015 00:00:00 GMT http://www.imoca.org/default.asp?mode=articles&id=1333 La Transat Saint-Barth / Port-la-Forêt ha vivido dos días difíciles. Como consecuencia del mal tiempo que ha azotado la zona de las Azores, varios participantes han tenido dificultades. Averías de mayor o menor importancia en varios casos, lesiones graves de Paul Meilhat que han requerido una evacuación sanitaria, es el momento de hacer una revisión completa de la situación de unos y otros. Paul Meilhat (SMA), un diagnóstico tranquilizador: el lunes14 de diciembre, a las 16h30, cuando estaba en segunda posición de la Transat Saint-Barth / Port La Forêt, al sur de las Azores, el patrón del SMA activó una petición de asistencia tras resultar seriamente herido en las costillas y en la pelvis durante una maniobra. Las muy malas condiciones meteorológicas en la zona –50 nudos de viento y olas de 8 metros- no permitieron su evacuación el mismo día por los servicios portugueses de rescate. Fue necesario esperar unas 20 horas y que una mejoría de la meteorología (20/25 nudos, marejada) para que la Marina portuguesa, en coordinación con el MRCC de Punta Delgada, pudiera intervenir con seguridad. Este martes por la mañana la patrullera Viana Do Castelo, que había escoltado a Paul parte de la noche, volvió a la zona, a unas 60 millas al norte de Sao Miguel, la principal isla del archipiélago. A las 14h20, Paul fue evacuado en litera por una semirrígida de la patrullera. Diez minutos después, fue evacuado en helicóptero a la isla de Terceira, donde fue atendido en el hospital Santo Espirito. Esta noche, el médico portugués encargado del navegante ha podido emitir un diagnóstico tranquilizador. Paul tiene una fractura de la pelvis y una pequeña fractura de una costilla, pero su estado no requiere intervención quirúrgica. Paul debe permanecer estirado y podrá ser repatriado muy rápidamente. Contactado por teléfono, el patrón del SMA estaba naturalmente aliviado y ya se preocupaba por el futuro. Cinco miembros del equipo de tierra del SMA han llegado a las Azores este martes por la tarde. Paralelamente al cuidado de Paul, el equipo se está organizando para recuperar el IMOCA60.   Sébastien Josse (Edmond de Rothschild): El patrón de la escudería Gitana sigue caracoleando en cabeza de la flota. En estos momentos tiene una ventaja de más de 700 millas sobre Fabrice Amedeo, mientras se apresta a doblar la punta noroeste de España. Se prevé su llegada a Port-la-Forêt mañana miércoles 16 de diciembre, en torno a las 6 de la tarde (hora local). Fabrice Amedeo (Newrest – Matmut): Perjudicado desde hace algo más de24 horas por la pérdida de una parte de su timón de estribor, Fabrice se veía forzado a navegar en rumbos cercanos al viento en popa, con el lastre a babor para permitir que el timón de barlovento pudiera trabajar. Trasluchó esta mañana, lo que le permite apoyarse en su timón en buenas condiciones para navegar. Tras reflexionar sobre el tema, el patrón del Newrest – Matmut ha optado por no hacer escala y dirigirse directamente a la llegada. Thomas Ruyant (Le Souffle du Nord): el patrón de Dunkerque debe hacer frente a un juego anormal de la quilla en la parte delantera. Tras consultarlo con su equipo de tierra y los arquitectos del barco, podía optar por continuar su ruta navegando a velocidad reducida y manteniendo la quilla en el eje. Por prudencia, Thomas ha decidido hacer escala en Punta Delgada. Morgan Lagravière (Safran): Trascomentarlo con su equipo de tierra, Morgan ha decidido hacer escala en Horta, en la isla de Faial. Al no poder usar su gato hidráulico, ha podido inmovilizar la cabeza de la quilla mediante una reparación de fortuna. Pero es una reparación provisional que no permite una travesía tranquila desde las Azores hasta Bretaña. En Horta, Morgan podrá contar con su equipo de tierra y los servicios de la marina para encontrar una solución fiable. Éric Holden (O Canada): el navegantecanadiense, además de la pérdida de su J2, sufre problemas de piloto automático. Solo puede usar el modo compás, mucho menos efectivo en rumbos portantes que el modo viento, que registra las variaciones de dirección del viento y corrige así la trayectoria del barco. Se ve por tanto forzado a una navegación prudente más alejada del viento en popa para evitar los riesgos de una trasluchada involuntaria. Enda O’Coinnen (Currency House Kilcullen): Todo va bienpara el navegante irlandés, tan prolijo como siempre. Cada día premia a la dirección de regata y a los suyos con sus reflexiones filosóficas y su felicidad de estar en el mar en contacto con algunos de los mejores navegantes del planeta. Eso basta para su felicidad. ¿Qué dice el reglamento de las escalas? Las instrucciones de regata de la Transat Saint-Barth / Port-la-Forêt permiten a los participantes hacer escala para reparar. Cada parada debe durar un mínimo de seis horas. La única limitación para clasificarse: acabar la regata menos de nueve días después que el primero.   Clasificación el 15 de diciembre a las 15h (TU+1) y ETA en Port-la-Forêt 1 Edmond de Rothschild, Sébastien Josse a 512,1 millas de la llegada. ETA el miércoles 16 al atardecer. 2 Newrest / Matmut, Fabrice Amedeo a 700 millas. Posible ETA el sábado 19 por la mañana. 3 Le Souffle du Nord, Thomas Ruyant a 814,2 millas. 4 Safran, Morgan Lagravière a 872,3 millas. 5 O Canada, Éric Holden a 886,4 millas. Posible ETA el sábado 19 al atardecer. 6 Currency House Kilcullen, Enda O’Coinnen a 920,7 millas. Posible ETA el domingo 20 por la mañana. Abandono SMA, Paul Meilhat  [Leer más]]]> <![CDATA[Paul Meilhat, a la espera de ser rescatado en helicóptero mañana por la mañana]]> http://www.imoca.org/default.asp?mode=articles&id=1332 Tue, 15 Dec 2015 00:00:00 GMT http://www.imoca.org/default.asp?mode=articles&id=1332   Paul Meilhat permanece seguro en el interior del SMA Una patrullera de la Marina portuguesa escolta al patrón y su barco El rescate en helicóptero se activará mañana al alba y la encalmada   Los hechos Este lunes 14 de diciembre a última hora de la mañana, Paul Meilhat se hirió de gravedad durante una maniobra. El SMA navegaba entonces con viento portante con solo la mayor con dos rizos izada, a unas 20 millas al sudoeste del archipiélago de las Azores, con 50 nudos de viento y olas de 8 metros. Paul contactó inmediatamente a su equipo para avisarlos del incidente: tenía dolor en las costillas, la cadera y la pierna derecha. La dirección de regata de la Transat Saint-Barth / Port La Forêt y el MRCC de Ponta Delgada  (Maritime Rescue Coordination Centre, centro internacional de vigilancia y salvamento en la mar) fueron avisados de inmediato. En un primer momento, Paul y su equipo decidieron buscar un ‘abrigo’ para el barco a sotavento de la isla de Sao Miguel. A las 16h30, cuando Paul confirmó tener muchas dificultades para moverse a bordo, se activaron los rescates. La patrullera de la Marina portuguesa Viana Do Castelo se desplazó a la zona. Pero las condiciones meteorológicas no permitían planear a corto plazo ni un rescate en helicóptero ni el abordaje. El SMA navega a palo seco y deriva a unos 6 nudos hacia alta mar, escoltado por la patrulla de la Marina, que permanecerá a su lado toda la noche. Paul está en contacto permanente con su equipo y el servicio médico de Lorient. El martes por la mañana, cuando la depresión actualmente asola las Azores se haya desplazado al Este, las condiciones meteorológicas mejorarán y Paul podrá ser rescatado en helicóptero. El equipo de SMA está en ruta y estará en Sao Miguel mañana por la mañana, hacia mediodía hora local. El grupo SMA y sus colaboradores están de corazón con Paul y le expresar su apoyo en estos momentos difíciles.      [Leer más]]]> <![CDATA[Bautizo de fuego]]> http://www.imoca.org/default.asp?mode=articles&id=1331 Mon, 14 Dec 2015 00:00:00 GMT http://www.imoca.org/default.asp?mode=articles&id=1331 De 50 a 55 nudos establecidos para Paul Meilhat (SMA) este lunes, 40 nudos ayer para la mayoría de participantes y posiblemente hasta 45 o 50 nudos para Sébastien Josse (Edmond de Rothschild) en las próximas horas. De regata iniciática para la mayoría de la flota, esta Transat Saint Barth / Port-la-Forêt se ha convertido en un verdadero bautizo de fuego. En esas condiciones especialmente duras, varios navegantes deben hacer frente a averías serias. Pero todos ellos esperan aplicar todos los remedios necesarios para cruzar la línea de llegada en Port-la-Forêt.  “Tengo 55 nudos, la mar está super-formada, vamos a toda velocidad a 30 nudos! Pero esta tarde debería calmarse un poco…”, explicaba esta mañana Paul Meilhat (SMA), en una rápida conexión telefónica.Su voz se sentía fuerte y, pese a las condiciones meteorológicas extremadamente duras y a los lógicos pequeños problemas de material, en pleno frente, aguantaba el tipo. Las condiciones actuales, con olas de 6 a 8 metros y vientos de 50-55 nudos con rachas de 60 nudos, amainarán en las próximas horas.  Delante volará Ese sistema depresionario pillará al líder de esa Transat Saint Barth / Port-la-Forêt. Sébastien Josse (Edmond de Rothschild) tendrá que enfrentarse, antes de esta noche, con un flujo del sector sur-suroeste de 30 a 40 nudos establecidos y un posible reforzamiento a 45-50 nudos con el paso del frente. El patrón de la escudería Gitana tiene experiencia para controlar ese tipo de situación, que además será un test para su IMOCA60 con foils. Su velocidad, por ahora superior a los 18 nudos, debería incrementarse sensiblemente. Podría llegar a Port-la-Forêt el miércoles, a media jornada. Pasó y se rompió Ayer y la última noche, otros tres navegantes navegaban con un viento algo menos tempestuoso, pero fuerte a pesar de todo, pues soplaban entre 35 y 40 nudos establecidos. Morgan Lagravière (Safran), Thomas Ruyant (Le Souffle du Nord) y Fabrice Amedeo (Newrest – Matmut) fueron los primeros en sufrir esa famosa depresión, no sin algunas secuelas de material: gato hidráulico de quilla roto en el caso de Morgan Lagravière, que bloqueó su apéndice en posición vertical y prosigue su ruta. En el cojinete de quilla del Souffle du Nord ha aparecido un juego inquietante; Thomas Ruyant está en contacto con su equipo de tierra y de momento sigue su ruta, aunque prevé una parada en las Azores. Fabrice Amedeo ha anunciado esta mañana a la dirección de regata que había perdido las tres cuartas partes de su timón de babor. La buena noticia es que cuando haya trasluchado, hoy mismo, ya no se apoyará en él, por lo que él también prosigue su ruta hacia Port-la-Forêt (previendo pasar cerca de las Azores...) Éric Holden (O Canada) ha recuperado su sexta plaza. A media jornada llevaba más de 50 millas de ventaja a Enda O’Coineen (Currency House Kilcullen).Detrás de esa depresión las condiciones meteorológicas son manejables, aunque con vientos sostenidos de 25 a 35 nudos y olas de 5 a 6 metros.  ¿Cómo funciona la dirección de regata?   Jacques Caraës, director de regata, trabaja con Guillaume Evrard. Ambos han preparado juntos esta prueba y la “dirigen” a dúo.“De día estamos los dos de guardia y permanentemente localizables. Desde hace 24 horas, como consecuencia de las condiciones meteorológicas, estamos pegados a nuestras pantallas y a nuestros teléfonos. De noche hacemos turnos de dos horas cada uno. Cuando hay que tomar decisiones, Guillaume me llama. En general hablamos mucho: ¡se está mejor siendo dos que estando solo!No llamamos directamente a los regatistas, sino a sus equipos de tierra, cada día. En caso de problemas o de averías, nos comunicamos por correo electrónico con los regatistas, es tranquilizador para todo el mundo.También estamos en contacto permanente con Christian Dumard y Bernard Sacré, que nos facilitan magníficas análisis meteorológicas.”https://youtu.be/_sGkexhSAvY [Leer más]]]> <![CDATA[Sébastien Josse abre hueco; detrás, está complicado]]> http://www.imoca.org/default.asp?mode=articles&id=1330 Tue, 15 Dec 2015 00:00:00 GMT http://www.imoca.org/default.asp?mode=articles&id=1330 ¡Ha abierto hueco! Es un vagón… ¡Es un tren! ¿Quién dice un tren? La ventaja que Sébastien Josse (Edmond de Rothschild) ha conseguido sobre el resto de la flota de la Transat Saint Barth / Port-la-Forêt es todo un sistema meteorológico. Como jinete experimentado y talentoso a bordo de una montura de último grito, el nicense marca lógicamente la diferencia con sus rivales, todos ellos novatos en navegación en solitario en IMOCA60, y a la caña de 60 pies de la generación antigua. En su estela, el resto de la flota se dispone a habérselas con un frente muy activo. A mediodía de este domingo, Sébastien Josse (Edmond de Rothschild) disponía de casi 400 millas de ventaja sobre Paul Meilhat (SMA), que sigue segundo pero que desde ayer tiene que hacer rumbo al sur, es decir, a más de 45º de su rumbo hacia Port-la-Forêt. Juego abierto por la 3ª y la 6ª plaza A menos de 200 millas de Paul Meilhat, Thomas Ruyant (Le Souffle du Nord) ha arrebatado la tercera posición a Morgan Lagravière (Safran). Y 50 millas al sur, Fabrice Amedeo (Newrest – Matmut), quinto, pisa los talones a Morgan Lagravière (tienen 4 millas de diferencia en distancia a la llegada). Esos tres están hoy en un radio de 50 millas. El tercer escalón del podio está pues al rojo vivo. Sexto y séptimo, Enda O’Coineen (Currency House Kilcullen) ha adelantado a Éric Holden (O Canada). Apenas 4 millas los separan a mediodía. Una diferencia mínima que promete una dura batalla en esta segunda semana de la transatlántica. El domingo toca deporte Aparte del líder, los otros seis navegantes solitarios de esta Transat Saint Barth / Port-la-Forêt están en el corazón de una depresión activa que se profundiza subiendo hacia las Azores. En las próximas horas en el centro de este sistema se esperan vientos sostenidos de 50 nudos. Los participantes van a tender pues hacia el exterior de este sistema para apartarse de esas bajas presiones, aunque sea a costa de alargar su ruta. Pese a ello, durante al menos 24 horas tendrán que hacer frente a un viento de 35 a 40 nudos y una gran mar de leva. Tanto si están delante de ese frente (Paul Meilhat), en el medio (Thomas Ruyant, Morgan Lagravière y Fabrice Amedeo) o detrás (Enda O’Coineen y Eric Holden), ese domingo se anuncia duro, deportivo. “Tengo alma de competidor, vivo para eso, pero ahora no se trata de lograr ningún récord; levantaré el pie del acelerador para dejar pasar el frente, los riesgos son demasiado importantes. Hace ya tiempo que aprendí lo que es el sentido marinero”, explicaba a mediodía Morgan Lagravière (Safran). Para Sébastien Josse será menos físico, pero más técnico, pues este domingo lo tendrá que consagrar a atravesar el archipiélago de las Azores en un flujo del norte (contrario) de unos 15 nudos, antes de recuperar vientos portantes para dirigirse hacia Bretaña. Podría terminar esa tercera prueba del Campeonato del Mundo IMOCA Ocean Masters dentro de tres días.   Morgan Lagravière (Safran): “Lo prioritario es la seguridad” “Empieza a subir, suave pero consistentemente. Ayer ya estaba en el centro de la depresión, no tuve las condiciones para bajar a tiempo suficientemente al sur, y ayer me encontré luchando de ceñida contra la gran rasca, encadenando viradas. Estaba absolutamente vacío, física y moralmente. Ahora estoy mejor, he tenido una buena noche, con buenas elecciones de velas y descanso. Ya tenemos de 35 a 40 nudos, con olas de 3 a 4 metros; es mucho, pero no es nada comparado con lo que nos espera. Para mí no se trata de jugar, la prioridad es la seguridad. Levantaré el pie del acelerador para dejar pasar el frente, desplazarme más hacia el Este, olvidarme de la clasificación durante unas horas y vigilar lo que hacen los demás. El momento más crítico será la próxima noche, lo que ya va bien porque de noche parece menos impresionante.”   Fabrice Amedeo (Newrest – Matmut): “Debería sufrir menosque Thomas Morgan » “Estoy satisfecho de mi trayectoria desde hace 3-4 días, hacia el Sudeste primero y Este después, bordeando las altas presiones. La depresión está ahí, tenemos 35 a 37 nudos establecidos con rachas de más de 40. Hay que aguantar, navegar como buen marinero, estar concentrado, atento a todos los menores ruidos del barco… No estoy descontento de estar más al sur, debería sufrir menos que Thomas y Morgan. Mañana a mediodía debería poder trasluchar para hacer proa hacia el Finisterre bretón, estaré detrás del frente, pero seguirá habiendo 35 nudos. Es genial estar peleando con Thomas y Morgan, pero no me hago ilusiones, en cuanto salgamos de esa depresión, sé que ellos navegan un peldaño encima del mío. Pase lo que pase, estaré contento de haber hecho un buen recorrido. Y de momento, está muy bien saber que, en esas condiciones, hay gente cerca…”[Leer más]]]> <![CDATA[Dos más cinco]]> http://www.imoca.org/default.asp?mode=articles&id=1329 Sun, 13 Dec 2015 00:00:00 GMT http://www.imoca.org/default.asp?mode=articles&id=1329 Esta Transat St-Barth / Port-la-Forêt se juega desde ayer en dos tiempos. Los dos líderes, Sébastien Josse (Edmond de Rothschild) y Paul Meilhat (SMA), navegan al oeste de las Azores. Los otros cinco IMOCA60 se han reagrupado a entre 300 y 500 millas de allí, delante de una nueva depresión, más bien activa. Sébastien Josse (Edmond de Rothschild) se está acercando a las Azores. Detrás de la depresión, y aprovechando su viento portante desde hace tres días, el líder de esta Transat St-Barth / Port-la-Forêt goza de buenas condiciones: viento del través, de 15-20 nudos, navega a 17 nudos de media a rumbo y debería seguir teniendo esas condiciones hasta el archipiélago portugués. Allí debería poder embarcar directamente en una nueva depresión, la que actualmente empuja a la segunda parte de la flota, y navegar hacia la Punta de Bretaña en un flujo del sector sudeste. Sébastien Josse podría ser el único de los siete participantes de esta tercera prueba del Campeonato del Mundo IMOCA Ocean Masters que pueda cruzar el archipiélago portugués. Paul Meilhat (SMA), apeado del primer tren desde ayer, probablemente tendrá que alargar su ruta bajando hacia el sur para ir en busca de la siguiente depresión. Pintan bastos La segunda parte de la flota ha vivido una transición radical en las últimas horas: “Ya está, ya estamos en lo más duro de la regata”, confirmaba esta mañana Thomas Ruyant (Le Souffle du Nord). El club de los cinco de esa transatlántica oeste-este evoluciona desde esta noche delante de una depresión bastante activa. Morgan Lagravière (Safran), el situado más al norte, navega de ceñida sobre una mar cruzada con 25 a 30 nudos de viento: no es ni divertido ni rápido. Dentro de unas horas podría abrir las velas y deslizarse por debajo del archipiélago de las Azores. Thomas Ruyant (Le Souffle du Nord), más al sur, va al reaching: “Es violento, pero hay que ir rápido para seguir delante del frente”. Él tambiénrodeará esas islas portuguesas para evitar el centro de la depresión y los 50 nudos de viento anunciados allí… A 85 millas más al sur, lanzado al ataque, Fabrice Amedeo (Newrest – Matmut) está bien colocado para acercarse al cuarto. El irlandés Enda O’Coineen (Currency House Kilcullen), que salió con 24 horas de retraso, se ha colocado a unas 50 millas del canadiense Éric Holden (O Canada)… Entre depresión activa y reagrupamiento de la flota, el juego se intensifica y crece la tensión en esta segunda parte de la regata.  Thomas Ruyant (Le Souffle du Nord) “Ya está, ya estamos en lo más duro de la regata Ha acelerado mucho, aquí tenemos de 35 a 40 nudos,, el cielo está encapotado, hay mucha mar y cruzada. Voy al reaching, es bastante violento. Estoy contento de volver a tener una buena velocidad y… Morgan, aunque lo siento por él, había hecho un buen inicio de regata. También se acercan los de atrás, la segunda parte de la flota se reagrupa, es interesante. El objetivo es ir lo más rápido posible para permanecer delante de la depresión, cuidando bien el barco. En cuanto a la estrategia, tampoco se trata de correr riesgos. La depresión cruzará el archipiélago de las Azores, por lo que voy a apartarme de esas islas, el viento debería amainar dentro de unas horas.  Estoy concentrado en la marcha y la gestión del barco, pero consigo echar algunas siestecitas: todo va bien.”[Leer más]]]> <![CDATA[Con el traje de faena]]> http://www.imoca.org/default.asp?mode=articles&id=1328 Sat, 12 Dec 2015 00:00:00 GMT http://www.imoca.org/default.asp?mode=articles&id=1328 Cuando está empezando a desvanecerse la primera depresión, que ha permitido al trío de cabeza distanciarse de sus perseguidores, los navegantes solitarios ya están pensando en el nuevo sistema que debería recoger la flota dentro de 24 a 48 horas, según la posición de unos y otros. Una cosa es segura: el bautizo de fuego en solitario de los novatos de la clase IMOCA será especialmente duro. “Pase lo que pase, nos cogerá la castaña y tendremos que apretar los dientes.” Morgan Lagravière expresaba claramente esta mañana toda la paradoja de las regatas oceánicas. Luchando con vientos flojos, ha emprendido una regata de velocidad hacia el sur para intentar colocarse al sur de la futura depresión, especialmente activa, que se ha formado frente a las Bermudas y que barrerá el Atlántico. Para el patrón del Safran, la pena es doble: “No conseguí colgarme del tren de los dos líderes. Me pilló la encalmada y me vi forzado a bajar al sur a la vista de la segunda depresión que se acerca. De repente corro el peligro de encontrarme codo a codo con Thomas (Ruyant). Yo, que pensaba haber matado la regata, tengo que volver a empezar de cero.” Por mucho que Morgan repita una y otra vez que su primer objetivo es acabar y clasificarse para la Vendée Globe, se impone su espíritu competitivo. Pero a mal tiempo, buena cara: “El único aspecto positivo de todo esto es que Thomas y yo no estaremos lejos uno del otro cuando llegue el mal tiempo. Psicológicamente es una ventaja. Será nuestro primer temporal en solitario…” Regata contra el (mal) tiempo En cuanto a Paul Meilhat, aún puede estar contento de no haber tenido que modificar su ruta como sus perseguidores. “Es un poco el todo o nada. De momento aguanta y consigo mantener algo de velocidad. Todo lo que podamos ganar hacia el Este antes de la llegada de la nueva depresión nos ayudará a colocarnos mejor delante de esa borrasca. Pero no nos llamemos a engaño, será duro…” Paul Meilhat recuerda las condiciones de vida a bordo de un IMOCA60 lanzado a toda velocidad: “En cuanto hay un poco de mar y el barco corre, hay que saber que la vida a bordo es imposible. Para desplazarte por el barco, tienes que ir más a cuatro patas que otra cosa, y escribir un mail es toda una proeza. Por eso te conviene haberte preparado con antelación, haber reunido a tu alrededor todo lo que vas a necesitar, como los sacos de comida…” De momento, las condiciones aún son manejables, pese a una mar de leva de noroeste muy marcada. Pero todo el mundo piensa ya en el mal tiempo previsto. Filosofía atlántica Si hay alguien a quien no le preocupa en absoluto lo que hará mañana, ese es Enda O’Coineen, el patrón irlandés del Currency House Kilcullen. Siguiendo su camino sobre una ruta sur perfectamente asumida, disfruta los placeres que solo puede ofrecer la navegación en solitario: tocar música sin correr el riesgo de molestar a nadie más que a los peces voladores, filosofar sobre el sentido de la vida mientras se atraviesa un océano en solitario: “Hago lo que se tenga que hacer en cuanto sea necesario, y eso es lo que me gusta. Navegar en solitario es un reto maravilloso y te realiza completamente. Se dice que estar solo no es propio del hombre, pero eso también es la sal de la vida. Para mí, mi ambición es llegar a Port-la-Forêt pase lo que pase en este maravilloso 60 pies, mientras navego de noche. Y ya veremos lo que nos trae el alba.”[Leer más]]]> <![CDATA[Desperdigados por el Atlántico]]> http://www.imoca.org/default.asp?mode=articles&id=1327 Sat, 12 Dec 2015 00:00:00 GMT http://www.imoca.org/default.asp?mode=articles&id=1327 La flota de los IMOCA60 se desperdiga por el Atlántico. Tras 4 días y 4 noches de regata, más de 500 millas separan a Sébastien Josse (Edmond de Rothschild), sólido líder de esta Transat St Barth / Port-la-Forêt, del irlandés Enda O’Coineen (Currency House Kilcullen), y la diferencia lateral entre los nordistas y los sudistas es de 300 millas. Aparte de los tres líderes, cada uno evoluciona en un sistema meteorológico distinto. En consecuencia, en una misma regata, las vivencias son a veces muy dispares. En cabeza, en el frente, hay patrones profesionales. Metódicos, aplican y perfeccionan sin cesar los gestos y las estrategias repetidos una y mil veces en los entrenamientos y en regatas anteriores. Su leitmotiv  es la búsqueda permanente de mejoría, hasta conseguir la excelencia. Claro que han elegido ese deporte porque les gusta el mar, pero ante todo son competidores. Champagne sailing En esta Transat St Barth / Port-la-Forêt, tercera prueba del Campeonato del Mundo IMOCA Ocean Masters, también hay amateurs brillantes, como el irlandés Enda O’Coineen (Currency House Kulcillen). Para él, la regata también es, o sobre todo es, una aventura humana del Champagne sailing, y la saborea a cada momento: “¡Estoy en el séptimo cielo! ¡Es el placer de la regata oceánica elevado a la máxima potencia! Llevar uno de esos Fórmulas 1 de los mares es todo un privilegio, lo saboreo… Es una de las últimas libertades posibles en ese planeta.” Aprender y progresar El resto de la flota está muy centrada en su rendimiento, como el canadiense Éric Holden (O Canada) en 6ª posición: “Va todo bien, la entrada de este inicio de regata es fácil y agradable, pero en cambio estoy bastante frustrado por no haber podido subirme al mismo vagón que los primeros, al norte. Hay que sacar todas las lecciones posibles de esta regata para progresar.” Esa es también la constatación de Fabrice Amedeo (Newrest – Matmut), quinto: “Sencillamente me hace falta aprender…En Class40 navegaba en los puestos de cabeza, aquí tengo que reflexionar, la aventura y el reto se imponen sobre la competición. Es un tránsito que hay que hacer, pero me siento feliz en mi barco.” Thomas Ruyant (La Souffle du Nord) 4º, también muy a gusto en este descubrimiento de la navegación en solitario en IMOCA60, asume sus opciones tácticas y se prepara para la segunda fase, con más viento, de esta transatlántica para seguir aprendiendo: “Mi opción de ayer no era rentable, perdí mucho en ella. Era un pequeño riesgo y lo asumo. Al acercarme al golfo de Vizcaya habrá más viento y será más físico. Es lo que hace falta para tener una preparación eficaz.” En el norte, más carbón En el norte, el trío de cabeza, formado por Sébastien Josse (Edmond de Rothschild), Paul Meilhat (SMA) y Morgan Lagravière (Safran), carbura para seguir todo el tiempo posible en el flujo de su depresión. Las condiciones empiezan a ser duras, se ha montado mar con 30 nudos de viento establecidos. Cuanto más planeen en este flujo del noroeste, más camino andarán y más fácil será colgarse de la próxima depresión. Pero para ello hay que meter carbón en la máquina. https://youtu.be/hhinYpeGje0  Para los sudistas la situación es muy distinta, porque corren al lado del tren, pero su embarque está previsto en las próximas 24 horas.  Hasta el fin de semana el conjunto de la flota debería aprovechar un flujo fuerte (25 a 35 nudos) del sector sur. Los solitarios deberían encadenar depresiones, como si se tratara de ascensores y olas a surfear, hasta la llegada a Port-la-Forêt. Como decía Thomas Ruyant, esta segunda parte de la regata será más rápida, más exigente tanto física como técnicamente.  Declaraciones desde el mar Enda O’Coineen (Currency House Kilcullen) “Son condiciones de navegación idílicas: 11 nudos, hago rumbo hacia las Azores con J2 y mayor entera. He preferido la ruta sur, que era más segura y más cálida. Si hubiera tenido sed de velocidad, hubiera ido hacia el norte. Pero aquí estoy literalmente en el séptimo cielo, lejos de lo que llamamos civilización. ¡Ayer la puesta de sol fue fabulosa; saboreo cada instante, es el placer de la regata oceánica elevado a la máxima potencia! ¡Llevar uno de esos Fórmula 1 de los mares es todo un privilegio, lo saboreo como una de las últimas libertades posibles en este planeta!”  Éric Holden (O Canada) “Desde hace dos días no hay mucho viento, y hoy será parecido. Mañana debería empezar a notar los efectos de la depresión. Eso me permite afinar las polares del barco en esas condiciones. Mi J2 está dañado y no puedo repararlo. He tenido problemas de alternador, pero creo que está resuelto. Aparte de eso, todo va bien, todo el trabajo realizado en el barco me permite hoy aprovechar a fondo esa regata. Aún hay una larga lista de cosas a optimizar que me gustaría hacer este invierno durante la próxima revisión del barco. Va todo bien, la entrada de este inicio de regata es fácil y agradable, pero en cambio estoy bastante frustrado por no haber podido subirme al mismo vagón que los primeros, al norte. Hay que sacar todas las lecciones posibles de esta regata para progresar. Las previsiones meteorológicas son bastante inestables, por lo que es difícil decir con precisión por dónde salir de estos vientos flojos. Parece que tendremos que esperar a la próxima depresión.” Fabrice Amedeo (Newrest – Matmut) “Sigo sufriendo mi configuración de velas, que me ha obligado a seguir la ruta sur y por tanto a pegarme al anticiclón. Era evidente que no podía pillar la depresión, la situada más al norte, la que fueron a buscar los primeros. El objetivo es pillar la del sur. Siempre he intentado esta estrategia, y la mantengo. He mirado los distintos modelos meteorológicos, americanos y europeos, y para mí estaba bastante claro. Sé que era el buen tren que había que coger, ¡pero hacer proa a Mauritania es muy duro! Aún tendré que seguir 24 horas más con este rumbo a lo largo del anticiclón antes de poder dirigirme hacia Bretaña. Por lo demás, estoy cumpliendo perfectamente mis objetivos, que eran estar en la salida, pese a encadenar dos transatlánticas seguidas, e intentar esta calificación aprendiendo mucho de esta primera navegación en solitario en mi IMOCA60. Sencillamente me hace falta aprender…En Class40 navegaba en los puestos de cabeza, aquí tengo que reflexionar, la aventura y el reto se imponen sobre la competición. Es un tránsito que hay que hacer, pero me siento feliz en mi barco.” Thomas Ruyant (Le Souffle du Nord) “Estoy desayunando, muesli, chocolate, zumo de naranja, va todo bien, es como en casa. Desde el punto de vista meteorológico, es un poco complicado. Las previsiones son inestables. Ayer los modelos mostraban la depresión más al norte, y por esto remonté, hubiera sido rentable. Pero esta mañana el patrón ya no es el mismo. Mi opción ya no será rentable, y he perdido mucho en ella. Era un pequeño riesgo y lo asumo. Ayer iba al ataque, hoy estoy más conservador. A bordo me siento a gusto. Me cuido, cuido el barco y cuido las maniobras, que es también el objetivo de esta transat. Hasta ahora las condiciones han sido manejables, es un buen precalentamiento. El barco está perfecto, la pequeña reparación de la vela mayor aguanta. Al acercarme al golfo de Vizcaya la meteorología se complicará, habrá más viento, hará más frío y será más físico, y eso está bien: es lo que hemos venido a buscar. Es lo que hace falta para hacer una buena transatlántica y tener una preparación eficaz.” Hago las cosas con sencillez, me tomo el tiempo necesario para cada maniobra, es la clave en esos barcos; no se pueden cometer errores.”  [Leer más]]]> <![CDATA[New York – Vendée (Les Sables d’Olonne): un recorrido mítico para un último test antes de la Vendée Globe]]> http://www.imoca.org/default.asp?mode=articles&id=1326 Sat, 12 Dec 2015 00:00:00 GMT http://www.imoca.org/default.asp?mode=articles&id=1326 ¿Zarpar de la ‘Gran Manzana’ para acabar en la que fue la cuna de la Clase IMOCA, el puerto de Les Sables d’Olonne? Es difícil soñar con algo mejor en términos de simbología. Por un lado, Nueva York, la ciudad por excelencia, encrucijada de todas las influencias, ilustra perfectamente la vocación internacional de la IMOCA et de Open Sports Management. Por el otro, Vendée, crisol de la regata alrededor del mundo en solitario, sigue siendo la matriz de la historia que esos navegantes excepcionales han forjado desde hace más de 25 años. Última regata clasificatoria para la Vendée Globe, la New York – Vendée (Les Sables d’Olonne) promete ser una prueba especialmente significativa del Campeonato IMOCA Ocean Masters. La New York – Vendée (Les Sables d’Olonne), penúltima regata del Campeonato IMOCA Ocean Masters, debería reunir a todos los tenores de la clase IMOCA, deseosos de enfrentarse por última vez antes de la vuelta al mundo. Al unir el nuevo mundo a la vieja Europa, reafirma la voluntad de la IMOCA de incrementar cada vez más la participación internacional, de encontrar nuevas redes de difusión, de interesar a públicos nuevos. Un importante programa de animaciones Un prólogo en la salida de Newport, el puerto mítico de la llegada de transatlánticas en solitario, el village de la regata en el corazón de Manhattan (North Cove Marina), una regata de promoción caritativa en el río Hudson, una salida al pie de la Estatua de la Libertad, el programa de la New York - Vendée (Les Sables d’Olonne) promete un gran espectáculo durante la semana de presencia de los participantes en Nueva York. Ofrecer a los neoyorquinos un programa excepcional, permitir descubrir la riqueza marítima del que sigue siendo uno de los grandes puertos de la costa este de Estados Unidos, pero también inscribir en la memoria de los patrones esos momentos forzosamente inolvidables no será el menor de los méritos de esa regata. ¿Quién no ha soñado con echar unos bordos al pie de los rascacielos de Manhattan o delante del puente de Brooklyn? Último test en solitario Pero sobre todo la New York – Vendée (Les Sables d’Olonne) será el último gran enfrentamiento en solitario antes de la última cita del Campeonato IMOCA Ocean Masters 2015-2016. Con un coeficiente 4, esa transatlántica en solitario será la última oportunidad de compararse con la competencia. Incluso en las condiciones estivales en ese recorrido siempre delicado de negociar, se tendrá que dosificar las elecciones de ruta, ir en busca de las depresiones que circulan en latitudes elevadas del Atlántico Norte. La ortodrómica, la ruta más corta, bordea los bancos de Terranova, donde la niebla es frecuente, y después sigue subiendo hacia las latitudes más al norte, cerca del límite de los hielos flotantes. Todo un anticipo de lo que será el próximo invierno en los mares del Sur. Más allá de los aspectos deportivos stricto sensu, la New York - Vendée (Les Sables d’Olonne) será también una oportunidad de probar los sistemas de comunicación, especialmente de los vídeos, embarcados con la perspectiva de la Vendée Globe. Y será también, en la llegada de los solitarios a Les Sables d’Olonne, un anticipo de las emociones que el público vivirá el próximo mes de noviembre con motivo de la salida de la vuelta al mundo, con la ventaja del calor veraniego. La estrecha colaboración entre la organización, el Consejo departamental de Vendée y la Ciudad de Les Sables d’Olonne muestra las relaciones de confianza creadas con motivo de la creación de esa regata emblemática del calendario. De la misma forma que la New York – Barcelona precedió la Barcelona World Race, la New York-Vendée (Les Sables d’Olonne) será la mejor de las introducciones a la Vendée Globe.   Informaciones prácticas: -       Prólogo de salida (21-22 de mayo): Newport – New York -       Village de regata al pie del One World Trade Center -       Charity Race, el 27 de mayo -       Salida el 29 de mayo -       3.050 millas por la ruta ortodrómica -       Llegadas previstas a partir del 6 de junio -       Village de llegada en Port Olona (Esplanade Vendée Globe) Campeonato del Mundo IMOCA Ocean Masters[Leer más]]]> <![CDATA[Llegan las depresiones]]> http://www.imoca.org/default.asp?mode=articles&id=1325 Thu, 10 Dec 2015 00:00:00 GMT http://www.imoca.org/default.asp?mode=articles&id=1325 Anoche la flota de la Transat Saint Barth / Port-la-Forêt se dividió en dos. Los tres líderes traslucharon para ir en busca de un frente depresionario en formación frente a las costas canadienses, mientras sus tres perseguidores prefirieron seguir su camino hacia el este, para deslizarse debajo de otro centro depresionario, más pequeño. El irlandés Enda O’Coineen (Currency House Kilcullen) sigue avanzando de ceñida, en un régimen de alisios que van amainando.  “El cielo acaba de cubrirse, la mar se ha vuelto caótica, el viento ha girado 40° a la derecha… En una hora el ambiente ha cambiado mucho,” explicaba Morgan Lagravière (Safran) a mediodía de este miércoles. Después de tres días de hacer rumbo al norte, los navegantes solitarios han encontrado lo que habían venido a buscar: viento portante, cielo gris, frío... Así pues, esta Transat Saint Barth / Port-la-Forêt ha cambiado de decorado, pero no de clasificación. Sébastien Josse (Edmond de Rothschild) sigue abriendo la marcha, por delante de Paul Meilhat (SMA) y Morgan Lagravière (Safran). El segundo grupo lo encabeza Thomas Ruyant (Le Souffle du Nord). 1 flota, 2 opciones de ruta, 3 situaciones Podían elegir entre dos rutas. Una, al norte, era un poco más larga pero con bastante más viento, un flujo de 30 a 35 nudos esperado para mañana, chubascos y un frente que negociar; la otra, más directa y más alejada de los centros depresionarios, con una brisa inferior a 20-22 nudos esperada para los próximos días. El grupo de los tres barcos de cabeza ha optado por la primera estrategia. Sébastien, Paul y Morgan traslucharon anoche para aproximarse a un sistema depresionario activo. Thomas Ruyant (Le Souffle du Nord), el más nordista (tanto en sentido literal como figurado) de los sudistas, Fabrice Amedeo (Newrest – Matmut) y el canadiense Eric Holden (O Canada) han elegido condiciones más manejables. El irlandés Enda O’Coineen (Currency House Kilcullen) aún no tiene posibilidades de deslizarse con spi. De ceñida - través, disfruta aún de la dulzura tropical para ganar Este, en una ruta cercana a la ortodrómica. ¿De simple a doble? Si los nordistas deciden explotar al máximo las condiciones esperadas en su zona de navegación, las velocidades de sus IMOCA60 podrían alcanzar una veintena de nudos, sobre todo el próximo fin de semana, al acercarse a las Azores. En la ruta sur, en cambio, los velocímetros podrían no superar los 10 nudos. Las 200 a 250 millas de diferencia lateral (60 en distancia a la llegada) entre esos dos grupos parecen llamadas a evolucionar. Lo importante, es llegar Trasluchar o no era sin duda un cambio decisivo que cada patrón habrá negociado, o no, en conciencia, cada uno con sus prioridades y su experiencia de navegación en solitario. El objetivo para todos ellos es llegar a Port-la-Forêt habiéndose clasificado, tras haber explotado al máximo esas 3.400 millas mano a mano con su IMOCA 60 para descubrir todas sus sutilezas y hacerlo suyo. Morgan Lagravière (Safran): “¡Me lo paso en grande! Es superintenso, pero reflexiono, navego con prudencia y lo compruebo todo dos veces” “Globalmente, ha sido muy movido desde el principio, con condiciones muy distintas. Ahora acabamos de negociar una nueva transición meteorológica. A media jornada, el cielo se ha cubierto en el plazo de una hora, la mar se ha vuelto caótica, el viento ha girado 40° a la derecha. Acabo de ponerme un cortaviento que no había usado desde el inicio de la regata. ¡Era lo que habíamos venido a buscar! Estoy muy contento de mi regata. Hago mi ruta, miro muy poco lo que hacen los demás. Juego con las armas de que dispongo. Hago una regata conservadora, pues el objetivo primordial es llegar al final. En esos barcos un error llega fácilmente y puede tener consecuencias. Reflexiono, navego con prudencia y lo compruebo todo dos veces, sistemáticamente, antes de cada maniobra. Por ejemplo, anoche había 20-25 nudos, iba con spi, empezó a arreciar y preferí arriar… Esta primera experiencia en solitario en IMOCA60 es una buena sorpresa. La regata no está acabada ni mucho menos, ¡pero me lo estoy pasando en grande! Los días pasan super-rápido, el ritmo es intenso, es muy interesante. No tengo miedo de lo que vendrá, porque las condiciones seguirán siendo manejables (se anuncian 30 a 35 nudos). Cuando hay viento, tenemos velas pequeñas planas, que son más fáciles de manejar que las grandes velas embolsadas… ¡Y además por fin haremos una ruta que nos acerca a la llegada!”  [Leer más]]]> <![CDATA[Pronto en el frente]]> http://www.imoca.org/default.asp?mode=articles&id=1324 Wed, 09 Dec 2015 00:00:00 GMT http://www.imoca.org/default.asp?mode=articles&id=1324 La flota de los IMOCA60 de la Transat Saint-Barth / Port-la-Forêt evoluciona en la latitud de Florida y empieza a desviar su trayectoria hacia las Azores. Los navegantes aún van en pantalón corto y camiseta, pero no por mucho tiempo. Sébastien Josse (Edmond de Rothschild) sigue delante de un inspirado Paul Meilhat (SMA). Morgan Lagravière (Safran) completa ese podio provisional. A partir de esta noche la regata entrará en una nueva etapa. Mar llana, mucho sol, los navegantes solitarios de esta tercera prueba del Campeonato del Mundo IMOCA Ocean Masters se concentran en sus ficheros meteorológicos. El grupo de cabeza está al acecho: el viento, aún del sector este, se orientará al oeste a partir de este martes por la tarde, y eso sucederá en un margen de una o dos horas. En ese momento no se puede fallar. No es cuestión de estar entonces echando una siestecita, ni de no haber preparado la maniobra a conciencia. Como un surfista en lo alto de la ola, el objetivo es estar en el lugar adecuado en el momento adecuado para aprovechar a fondo esta rolada y conseguir ‘colgarse’ a los vientos portantes lo antes posible. Porque después el viento subirá progresivamente desde el oeste “y se corre el riesgo que se escapen por delante”, avisa Paul Meilhat. Buena jugada En segunda posición desde la salida, el patrón del SMA, autor ayer de un posicionamiento bien dosificado hacia el oeste, estaba la pasada noche a 0,4 millas del liderazgo. Un pequeño problema técnico le impidió anotar, pero fue una buena jugada. Jerarquía estable A unas 30 millas de los líderes, Morgan Lagravière (Safran) se mantiene en tercera posición en una trayectoria un poco más al oeste, que le permite por ahora aguantar los asaltos de Thomas Ruyant (Le Souffle du Nord), cuarto. Sin su guardarropía ideal, Fabrice Amedeo (Newrest – Matmut) se ve forzado a optar por una trayectoria más cerca del anticiclón, y por tanto menos ventosa. Es la misma estrategia que sigue el canadiense Éric Holden (O Canada), sexto, a un centenar de millas de la cabeza de la flota. El irlandés Enda O’Coineen (Currency House Kilcullen), que zarpó 24 horas después de sus camaradas de transat, aún se beneficia de unos alisios fuertes y esta tarde avanzaba a 13 nudos, velocidad que le permitía recuperar un poco su retraso. Mañana será otro día Desde esta misma noche la cabeza de la flota pondrá rumbo a las Azores. La caída de la temperatura será proporcional a la subida de la humedad. Para mañana se anuncian vientos del noroeste de 17 a 20 nudos, con rachas de 30-35 nudos con una mar formada al paso del frente. Se acabaron las maniobras tranquilas y los reglajes finos, que darán paso a las fuertes planeadas y a la gestión del material. Declaraciones desde el mar Paul Meilhat (SMA) “Todo es azul, no hay ni una nube, ni un chubasco… Hay 9 nudos de viento, pero es inestable. La pasada noche tuvo pequeños problemas técnicos, nada grave, pero eso me hizo perder una hora respecto de Sébastien. He conseguido arreglarlo todo, ya puedo volver a usar todas mis velas. El viento empieza a rolar, traslucharemos dentro de unas horas, entonces estaremos al otro lado de la dorsal. Estaremos en un flujo del suroeste, después del oeste y finalmente del noroeste. Será perfecto para hacer rumbo a las Azores. Corremos el riesgo que se escapen por delante, hay que permanecer en el vagón bueno. El cambio será bastante radical: aún voy con pantalones cortos y camiseta; ¡cuando entremos en la depresión, habrá que ponerse los forros polares y los trajes de agua! Este inicio de primera transat en solitario en IMOCA60 va bien, aunque es hipercomplicado: hay que reflexionar mucho y anticipar cada maniobra. Me había preparado para ello, y vivirlo es muy interesante. A priori cuando naveguemos con vientos portantes en la depresión será casi más fácil que ahora, cuando hay que encadenar muchas maniobras: ¡desde la salida, ya he usado toda la guardarropía del barco! Si hay alguna posibilidad de jugársela, lo haré, porque esto es una regata, pero también sé que Sébastien es más rápido con el viento por el través. El objetivo principal sigue siendo la calificación para la Vendée Globe.” Fabrice Amedeo (Newrest – Matmut) “¡Va todo bien! Salí con el objetivo de aprender y de descubrir, y eso es exactamente lo que estoy haciendo. Hice una salida prudente y gestiono mi regata como había previsto hacerlo, pero de todas formas es una regata y estoy un poco frustrado porque me falta un Código 0 (gran vela de proa, ndlr) y un problema con el hook me impide usar mi gennaker. Sin esas dos velas, no puedo seguir la misma ruta que los demás; me veo obligado a orzar y, por tanto, a hacer una ruta más cerca del anticiclón. Ahora mismo solo tengo 6 nudos de viento; afortunadamente el mar está tranquilo y me deslizo bien. Eso durará unas 48 horas; después, con viento portante fuerte, podré volver a usar todo el potencial de mi barco. Aparte de esto, estoy muy cómodo en mi barco, he cogido mi ritmo. Me tomo el tiempo para inspeccionarlo todo, cada día. Es muy bueno hacer tu primera transat en ese sentido: empezamos con condiciones tranquilas antes de atacar las depresiones; ¡es mejor que hacerlo al revés!”    [Leer más]]]> <![CDATA[Último anticiclón antes del invierno]]> http://www.imoca.org/default.asp?mode=articles&id=1323 Wed, 09 Dec 2015 00:00:00 GMT http://www.imoca.org/default.asp?mode=articles&id=1323 Tras 24 horas de regata, la jerarquía de la Transat Saint-Barth / Port-la-Forêt no ha cambiado. Sébastien Josse (Edmond de Rothschild) sigue en cabeza, delante de Paul Meilhat (SMA) y Morgan Lagravière (Safran). Los participantes mantienen su rumbo hacia el norte, de ceñida, con unos alisios que flojean. No se prevén cambios de ritmo, de rumbo ni de temperatura antes del miércoles o el jueves. Las primeras horas de regata nunca son anodinas. Hay que realizar la transición entre tierra y mar, pasar de la proyección a la acción, del trabajo en equipo a las decisiones que hay que tomar solo. Con casi 20 años de regatas oceánicas a sus espaldas, entre ellas una Vendée Globe y una Ruta del Ron en solitario, Sébastien Josse (Edmond de Rothschild) no ha tenido ninguna dificultad en meterse de lleno en su transat. “Va todo bien, ha habido pocas maniobras, las condiciones son bastante buenas…” Thomas Ruyant (Le Souffle du Nord), pese a estar acostumbrado a la navegación en solitario (vencedor de la Mini Transat 2009 y de la Ruta del Ron 2010), confiesa que le ha costado entrar en materia. “Ayer el inicio de la regata fue duro, me costó coger el ritmo, estaba tenso… Pero hoy todo va bien, he dormido bien, me siento a gusto en mi barco.” Entrados ya en materia, todos están ya plenamente metidos en la regata. Mañana, virada al Este Los participantes aprovechan sus últimas horas de verano antes de habérselas con condiciones invernales. La flota aún mantendrá su ruta hacia el Norte durante 24 a 36 horas con unos alisios menguantes antes de colgarse a un sistema depresionario y sus vientos de poniente. Los navegantes solitarios podrán entonces amollar escotas y desviarse progresivamente hacia el Este. Antes aún les queda un anticiclón que rodear: en este sentido, ya se han tomado las primeras opciones tácticas. Así, Paul Meilhat (SMA) especialmente a gusto y en modalidad de ataque, por cuanto solo ha cedido una decena de millas al líder en estas primeras 24 horas de regata, ha optado por desplazarse un poco hacia el Oeste. Esta ha sido también la elección de Morgan Lagravière (Safran) y Thomas Ruyant (Le Souffle du Nord). Fabrice Amedeo (Newrest – Matmut) y Eric Holden (O Canada) siguen rutas más directas, aunque sin duda con menos viento. Mañana todos deberán encontrar el mejor momento para deslizarse entre el anticiclón (que entonces tendrán al sur) y la depresión, al norte. Enda O’Coineen (Currency House Kilcullen) tomó la salida con 24h de retraso El patrón irlandés zarpó esta mañana de Saint-Martin (donde debió amarrar su IMOCA60 para reparar el árbol de la hélice de su motor). Franqueó la línea de salida a las 16h25 (CET), es decir, un poco más de 24 horas después de la señal de salida de esta Transat Saint-Barth / Port-la-Forêt 2015. Declaraciones desde el mar Sébastien Josse (Edmond de Rothschild) “Va todo bien, ha habido pocas maniobras, las condiciones son bastante buenas… Al principio las condiciones eran un poco duras, pero nada especial. El viento cae, aún tenemos una decena de nudos, pero podría amainar a 5 nudos, e incluso menos. Vamos, que será la calma, que durará unas 24 horas, el tiempo de rodear el anticiclón. Me siento más a gusto cuando hay viento, ¡pero nos apañaremos con lo que haya! Delante la situación meteorológica es compleja. Habrá que tomar alguna decisión mañana, a media jornada.” Thomas Ruyant (Le Souffle du Nord) “El inicio de la regata fue duro, me costó coger el ritmo, estaba tenso, con un nudo en el estómago… Pero hoy va todo bien, he dormido bien, me siento a gusto en mi barco. Aprovecharé la encalmada para arriar la mayor y reparar una cosita, nada grave. Por la noche iba rápido, a unos 15 nudos de media; esta mañana el viento ha amainado, será flojo todo el día. Seguimos subiendo hacia el norte en busca del viento del oeste, que no llegará antes del miércoles o el jueves. ¡Aún hace calor, y hay que aprovecharlo! Eric Holden (O Canada) “Acabo de soltar el último rizo, hay 18 nudos. Esta noche tenía unos 20-22 nudos, había bastante mar, pero todo está ok, aunque seguimos ciñendo. Esta noche he dormido bastante bien, con un ojo en el radar y pocos reglajes que hacer. A bordo todo está ok. Es un poco frustrante ver lo rápido que se escapan los barcos más recientes, sin que puedas hacer gran cosa. ¡Sus velocidades son impresionantes! Ahora la prioridad es ganar norte, de ceñida. El cambio al oeste no está previsto antes de mañana, como muy pronto. Hasta entonces el viento amainará, me preparo para izar más vela. Menos viento a menudo significa más trabajo…”   Clasificación del 7 de diciembre a las 14h30 (CET) 1 Edmond De Rothschild - Sébastien Josse à 3 094,2 millas de la llegada 2 SMA - Paul Meilhat + 8.5 m. 3 Safran - Morgan Lagravière + 32.3 m. 4 Le Souffle du Nord - Thomas Ruyant + 37.4 m. 5 Newrest-Matmut - Fabrice Amedeo + 43.8 m. 6 O Canada - Éric Holden + 64.6 m. NL Kilcullen Voyager - Enda O'Coineen       [Leer más]]]> <![CDATA[Rumbo al Norte]]> http://www.imoca.org/default.asp?mode=articles&id=1322 Wed, 09 Dec 2015 00:00:00 GMT http://www.imoca.org/default.asp?mode=articles&id=1322 A las 16h (CET), 11h en Saint-Barthélemy, 6 de los 7 patrones IMOCA60 de la Transat Saint-Barth / Port-La-Forêt se han lanzado a conseguir su calificación para la Vendée Globe. El patrón irlandés Enda O’Coineen (Currency House Kilcullen) se ha visto obligado a retrasar su salida por problemas técnicos. El resto de la flota hace actualmente rumbo Norte, en un régimen de alisios fuertes. No hace falta el sol para tener garantizado el espectáculo. Esta tarde, y bajo un cielo nuboso, los IMOCA60 han ofrecido un buen espectáculo frente a la isla de Saint Barthélemy. Paul Meilhat (SMA) ha sido el primero en cortar la línea, seguido de cerca por Sébastien Josse (Edmond de Rothschild) y Thomas Ruyant (Le Souffle du Nord).  A 15 – 16 nudos, de ceñida y con olas, un tanto emocionados pero muy concentrados, los participantes de la Transat Saint-Barth / Port-La-Forêt han empezado (excepto Sébastien Josse) su primera transatlántica en solitario a bordo de un IMOCA60… A la caza de los frentes Durante las próximas 24 a 36 horas, y con un flujo sostenido de 17 a 20 nudos del sector Este, los solitarios intentarán ganar Norte a fin de dejar atrás el régimen de los alisios y embarcarse en el tren de las depresiones que barren el Atlántico Norte de oeste a este. Su estrategia consistirá en colocarse delante de esos sistemas meteorológicos para aprovechar los vientos portantes que los preceden. Una regata dentro de la regata El equipo de tierra del patrón irlandés Enda O’Coineen (Currency House Kilcullen) descubrió ayer problemas en el motor. Hacen lo imposible para reparar tan rápido como sea posible y permitir que su patrón tome la salida en un plazo de 12 a 24 horas (la línea de salida permanece abierta durante 5 días). Enda O’Coineen y su equipo han emprendido pues una carrera contrarreloj, pero, como para el conjunto de participantes de esta Transat Saint-Barth / Port-La-Forêt, su principal objetivo es la calificación para la Vendée Globe. Clasificación al paso por la isla Fourchu, primera y última baliza del recorrido antes de la llegada 1. Paul Meilhat - SMA 2. Sébastien Josse - Edmond de Rothschild 3. Thomas Ruyant - Le Souffle du Nord 4. Morgan Lagravière - Safran 5. Fabrice Amedeo - Newrest-Matmut 6. Éric Holden - O Canada 7. Enda O'Coineen - Currency House Kilcullen  [Leer más]]]> <![CDATA[Todo a punto para la salida]]> http://www.imoca.org/default.asp?mode=articles&id=1321 Sat, 05 Dec 2015 00:00:00 GMT http://www.imoca.org/default.asp?mode=articles&id=1321 Será mañana, a las 11 locales (4 de la tarde, CET) cuando los siete participantes zarparán de Saint-Barth rumbo a Port-la-Forêt. Para la mayoría de patrones, la excitación de la salida debería mezclarse con una muy legítima aprehensión de cruzar el Atlántico en solitario por primera vez. Una salida de una Transat no es algo que se improvise, tanto si se trata de los regatistas, como de sus preparadores o de la dirección de regata. Los regatistas: Para ellos, se trata de no dejarse vencer por la presión. Cada cual tiene sus pequeños trucos, sus rutinas: unos repasan su lista de cosas pendientes, constatan que se ha hecho la mayor parte de las tareas esenciales; otros optan por la evasión mediante la actividad física: footing, natación, todo lo que puede ayudar a mantener la forma es un extraordinario medio de descompresión. Comprobar los ficheros meteorológicos, intentar prever cuál será la ruta óptima y qué depara es también una excelente forma de recluirse en su propia burbuja. Pasar del modo stand-by al modo regata requiere también un aprendizaje.   Los preparadores: Su trabajo acabará cuando el barco suelte amarras en el puerto de Gustavia. Hasta entonces, estarán permanentemente en pie de guerra, puntillosos hasta el límite, a la búsqueda del detalle, del grano de arena que pueda gripar la máquina a la que se han dedicado tantos anhelos. Para ellos la dolce farniente caribeña es una quimera: sea cual sea la temperatura, triman en el interior de los cascos de carbono que pronto se convierten en verdaderos hornos, suben una vez más a la perilla del mástil para comprobar que todo está correcto, se sumergen bajo el agua para eliminar la menor aspereza que pueda frenar la carena. No hay ninguna duda: Saint-Barth es un lugar de vacaciones soñado… pero no para los preparadores.   La dirección de regata: Son los directores de orquesta de la regata. Ellos se encargan de poner en solfa de forma armoniosa la salida, y de prever los diez días de regata: “La fase de la salida propiamente dicha siempre es delicada. Ya pueden asegurar los participantes que serán prudentes, que su espíritu competitivo pronto reclama sus derechos y es entonces cuando corremos el mayor riesgo de tener algunos barcos que se acercan demasiado entre sí. Por esto haremos una línea de salida larga, de unos 300 metros, sin recorrido costero específico. El objetivo es simplificar todo lo posible la vida de los regatistas: maniobrar un IMOCA60 en solitario ya es suficientemente complicado por sí mismo. Después, las cosas deberían ser mucho más sencillas: a priori, la flota debería hacer una gran bordada de ceñida amurada a estribor contra los alisios para subir hasta la latitud de Miami, o quizás un poco más al norte, antes de poner el intermitente a la derecha. A partir de entonces, todo debería ir rápido, a medida que los navegantes encuentren los vientos de oeste dominantes. De momento, no se prevé mal tiempo, pero en invierno la situación puede evolucionar rápidamente. Tenemos que estar atentos.”   Última hora: Yann Eliès es baja Yann Eliès tenía previsto estar en la línea de salida de la Transat Saint-Barth / Port-la-Forêt. Sin embargo, competidor como es, Yann ha decidido causar baja, de acuerdo con su equipo de tierra. Ante los problemas estructurales de su barco, el patrón del Quéguiner / Leucémie Espoir ha estimado que no era sensato intentar una Transat en solitario en pleno invierno. “No es la decisión que quiere mi corazón, pero es la que impone la razón!” Lista de inscritos Fabrice Amedeo - Newrest-Matmut Éric Holden – O Canada Sébastien Josse – Edmond de Rothschild Morgan Lagravière - Safran Paul Meilhat – SMA Enda O’Coineen – Currency House Kilcullen Thomas Ruyant – Le Souffle du Nord   El recorrido y la organización -          3.400 millas por la ruta ortodrómica -          Posiciones cada hora, excepto entre las 0h y las 6h para permitir opciones estratégicas a los participantes -          Dirección de regata: Jacques Caraes, asistido por Guillaume Evrard -          Organización: OSM -          Prueba de coeficiente 4 del Campeonato IMOCA Ocean Masters   Consulte la clasificación provisional del Campeonato IMOCA Ocean Masters tras la Transat Jacques Vabre, y antes de la Transat Saint-Barth – Port-la-Forêt en: http://www.imocaoceanmasters.com/results    [Leer más]]]> <![CDATA[Prólogo anulado: una decisión de sentido común]]> http://www.imoca.org/default.asp?mode=articles&id=1320 Sat, 05 Dec 2015 00:00:00 GMT http://www.imoca.org/default.asp?mode=articles&id=1320 Tras una corta reunión con los patrones de la Transat Saint-Barth / Port-la-Forêt, el director de regata, Jacques Caraes, decidió anular la vuelta a Saint-Barth en que consistía el prólogo, este viernes 4 de diciembre. Él mismo explica el porqué. “Dos han sido los motivos principales que nos han llevado a tomar esa decisión, de acuerdo con los regatistas. Ante todo, por motivo de la duración de los traslados desde Francia o desde Itajaí, algunos barcos llegaron tarde a Saint-Barth y los equipos de tierra, aunque trabajan a destajo, temían no poder llevar a cabo todo el procedimiento de verificación y puesta a punto a nivel del material para una transatlántica en solitario, más aún en pleno invierno. Además para este viernes se anunciaban unos alisios especialmente fuertes. El objetivo del prólogo es poder embarcar a invitados a bordo de los IMOCA60. No todos son navegantes expertos y la fiesta podía convertirse en una pesadilla en las condiciones de mar y viento previstas.” Así pues, los barcos se quedarán en el pantalán, en Gustavia. Pero los patrones estarán a bordo para acoger tanto a los visitantes como a los niños de las escuelas de Saint-Barth. A veces, vale más una simple conversación en el muelle que una larga ceñida contra las olas.      [Leer más]]]> <![CDATA[Últimos bordos tropicales antes del profundo invierno]]> http://www.imoca.org/default.asp?mode=articles&id=1319 Sat, 05 Dec 2015 00:00:00 GMT http://www.imoca.org/default.asp?mode=articles&id=1319 En Gustavia, el puerto de Saint-Barth, la presión aumenta suavemente. Poco a paco, la flota crece con la llegada de los distintos traslados procedentes de Brasil o de las costes europeas. Primero en llegar a Saint-Barth, el equipo del Souffle du Nord hace gala de una profesionalidad digna de los grandes equipos. Thomas Ruyant, que correrá aquí su tercera regata oficial en el circuito IMOCA Ocean Masters y que acaba de lograr un cuarto puesto en la Transat Jacques Vabre tras una dura batalla, considera que un proyecto mediano gestionado con inteligencia puede dar mucha guerra. El viernes habrá el prólogo, una buena forma de compartir con los invitados a bordo la magia de la navegación en IMOCA. El prólogo, el viernes 4 de diciembre Hay que darse una vuelta por Saint-Barth para esta previa de la regata. Es una oportunidad para los equipos inscritos de disfrutar del marco único de Saint-Barth, de sus paisajes, con abruptos acantilados que se alternan con largas playas de arena blanca. El prólogo es también la ocasión de dar las gracias a todos los que, en la isla, se desviven para ofrecer la mejor de las hospitalidades a los participantes y a la organización. El viernes, todos a sus puestos Thomas Ruyant (Le Souffle du Nord) y Éric Holden (O Canada) ya han llegado a Gustavia. Se les ha unido Morgan Lagravière, que para esta regata ha alquilado el barco de Nicolas Boidevézi Adopteunskipper.net. Aunque el Safran ya había entrado en el astillero después de la Transat Jacques Vabre, Morgan quería correr esa regata para validar su participación en la Vendée Globe y seguir adquiriendo experiencia en solitario. Con una determinación sin fisuras y un talento innegable, Morgan demuestra día a día que bien merece el apoyo de Safran en su proyecto. El hecho de que Morgan pueda embarcar en el barco de Nicolas Boidevézi es también una muestra de los valores de ayuda mutua y solidaridad que rigen en el mundo de las regatas oceánicas. Nicolas Boidevézi ayuda así a Morgan a avanzar a fondo en sus proyectos mientras él sigue trabajando a destajo para conseguir la financiación necesaria y tomar la salida en las próximas regatas del Campeonato del Mundo IMOCA Ocean Masters al timón de su barco. El equipo de la organización, listo para acoger al resto de la flota El SMA zarpó a mediodía (hora CET) de Pointe-à-Pitre y llegará a Gustavia en unas 12 horas, tras la reparación efectuada por su equipo en la vela de la quilla, dañada durante la Transat Jacques Vabre. El Newrest-Matmut, que salió de Itajaí un día después que la tripulación del Souffle du Nord, acabará su dura travesía a primera hora de la noche. Antes, a lo largo de la tarde, llegará Kilcullen Voyager. Recordemos que el patrón Enda O’Coineen es el primer navegante irlandés que se lanza a un proyecto de la Vendée Globe. Confía en que su iniciativa hará escuela. Al Edmond De Rothschild, tras una reparación express en Lorient tras sus averías en la Transat Jacques Vabre, se le espera en Gustavia este jueves, a primera hora de la noche (hora local). Conseguir poner a punto máquinas tan exigentes como los IMOCA en plazos tan ajustados entre dos regatas transatlánticas demuestra un nivel muy alto de profesionalidad y de inversión en los equipos de tierra. Tanto si se trata de un traslado desde Brasil o de atravesar el Atlántico, como de hacer que la máquina esté impecable para tomar la salida de una regata en solitario de un alto nivel de exigencia, todos están a punto y no buscan subterfugios. Este es también el precio para que un campeonato como el IMOCA Ocean Masters pueda proponer un programa de regatas tan interesante. Novatos del solitario Al final, solo serán dos, Yann Eliès (Quéguiner / Leucémie Espoir) y Sébastien Josse (Edmond de Rothschild), los que podrán presumir de tener experiencia en regatas en solitario en IMOCA. Para todos los demás, esta Transat Saint-Barth / Port-la-Forêt será un verdadero bautizo de fuego. En directo con los patrones antes de la gran salida El domingo a las 16h (hora CET, es decir, a las 11h en Gustavia), los ocho solitarios de la Saint-Barth / Port-la-Forêt tomarán la salida rumbo a Bretaña en una regata que se prevé que dure entre doce y catorce días. La regata podría resumirse en una primera bordada al descuartelar hacia las Bermudas y la costa este de Estados Unidos antes de alcanzar los regímenes de oeste que deberían permitir una travesía a toda velocidad hacia Europa. Se prevén vientos fuertes, frío cada vez más intenso y noches especialmente largas. Para hablar de lo que les espera, los patrones tienen una cita el sábado 5 de diciembre, a las 17h (hora CET) para una conexión en directo con Pierre-Louis Castelli desde el stand de Bretaña en el Salón Náutico de París. Han dicho: Fabrice Amedeo (Newrest / Matmut): “He preferido no hacer el transporte, que supone casi el equivalente de una travesía del Atlántico, y pasar unos días en familia para reponerme. Pero he estado permanentemente en contacto con el equipo. La Transat Jacques Vabre ha sido especialmente rica, y tengo muchas ganas de estar en la línea de salida de la Transat Saint-Barth / Port-la-Forêt, que será mi verdadero bautizo de fuego en solitario. Con Éric Péron hemos trabajado mucho en lo que implicaba la navegación en solitario respecto de la navegación a dos. Con esta regata cambio realmente de escala, es un gran reto. Tengo muchas ganas de superarlo.” Thomas Ruyant (Le Souffle du Nord): “Acabo de pasar quince días en Brasil con la familia antes de venir aquí. Era necesario. Como quien no quiere la cosa, estamos implicados a fondo en ese proyecto desde el pasado febrero-marzo. Teniendo en cuenta la intensidad de la Transat Jacques Vabre, era indispensable hacer una pausa. Pero es bueno, tengo ganas de volver a ello, tengo prisa por tomar la salida. Además de la cualificación para la Vendée Globe, mi primer objetivo es acumular experiencia antes de que el barco entre en el astillero ese invierno. ¡Esta será mi primera regata en solitario! Normalmente en una Transat, vamos del invierno hacia el buen tiempo, pero en esta es al revés. Es estimulante, aunque sé que puede ser duro.”   Lista de inscritos a 2 de diciembre Fabrice Amedeo - Newrest-Matmut Yann Eliès – Quéguiner – Leucémie Espoir Éric Holden – O Canada Sébastien Josse – Edmond de Rothschild Morgan Lagravière - Safran Paul Meilhat – SMA Enda O’Coineen – Kilcullen Voyager Thomas Ruyant – Le Souffle du Nord El recorrido y la organización - 3.400 millas por la ruta ortodrómica - Posiciones cada hora, excepto entre las 0h y las 6h para permitir opciones estratégicas a los participantes - Dirección de regata: Jacques Caraes, asistido por Guillaume Evrard - Organización: OSM - Prueba de coeficiente 4 del Campeonato IMOCA Ocean Masters Consulte la clasificación provisional del Campeonato IMOCA Ocean Masters tras la Transat Jacques Vabre, antes de la Transat Saint-Barth / Port-la-Forêt en http://www.imocaoceanmasters.com/results[Leer más]]]> <![CDATA[Transat Saint-Barth / Port-la-Forêt: Rumbo a Saint-Barth]]> http://www.imoca.org/default.asp?mode=articles&id=1318 Thu, 03 Dec 2015 00:00:00 GMT http://www.imoca.org/default.asp?mode=articles&id=1318 Procedentes de Itajaí, Francia o Guadalupe, los IMOCA inscritos en la Transat Saint-Barth / Port-la-Forêt pronto se reunirán en el puerto de Gustavia. A partir del 29 de noviembre los navegantes solitarios se sumergirán progresivamente en la salsa de la primera regata clasificatoria para la Vendée Globe 2016. Echamos un vistazo a los transportes antes de la gran batalla. Llegados de ItajaíiSon tres los barcos que se trasladan desde el puerto de llegada de la Transat Jacques Vabre hasta las Antillas. Es un periplo de 2.800 millas, casi tanto como una transatlántica. Primero hay que superar los vientos variables que dominan la zona al sur del Cabo Frío, antes de pillar un régimen de alisios que hay que negociar de ceñida. Tras pasar las calmas ecuatoriales, las tripulaciones podrán por fin amollar escotas y hacer un rumbo más cómodo hacia las Antillas. A bordo del Quéguiner / Leucémie Espoir, Le Souffle du Nord y Newrest / MatMut son los equipos de tierra los que llevan el barco. Los navegantes, que han sufrido mucho en una Transat Jacques Vabre especialmente exigente, necesitan de recargar sus baterías antes de emprender una nueva travesía del Atlántico. Yann Eliès se fue a visitar Brasil, mientras otros navegantes optaron por regresar a Francia, cerca de los suyos, antes de dirigirse a Saint-Barth.Con un Atlántico que cruzar El Edmond de Rothschild, O Canada y Kilcullen Voyager  tienen que cruzar el Atlántico. Como se trata de un traslado, se impone la ruta del Sur. Tras dejar a popa el golfo de Vizcaya, hay que intentar bajar tan rápido como se pueda hacia las islas Canarias y la latitud de los alisios para dejarse empujar durante diez días antes de llegar al Caribe. A bordo del O Canada y Kilcullen Voyager, el traslado se hace en tripulación, con el patrón titular. Es la decisión que han tomado Eric Holden y Enda O’Coineen, en parte por falta de medios y en parte para acumular experiencia. Transporte expressEs la tripulación que tendrá que recorrer menos millas. Tras su retirada en la Transat Jacques Vabre, Paul Meilhat y Michel Desjoyeaux decidieron trasladar el SMA hasta Pointe-à-Pitre para llevar a cabo las reparaciones necesarias en la vela de la quilla. Paul debería reunirse con su equipo el próximo lunes para llevar el barco hasta Saint-Barth, a un día de navegación. “Evidentemente, el hecho de haber podido llevar el barco a Pointe-à-Pitre es hoy una ventaja para el equipo”, reconocía Paul, que había acudido a saludar la llegada de la Mini Transat en la marina Bas du Fort. “Era un poco más complicado para las reparaciones, pero hemos evitado dos travesías del Atlántico. Tras una estancia en Guadalupe, mientras se reparaba el barco, decidí regresar a Francia. Es muy complicado prepararse físicamente aquí, por el calor. Volveré a casa para retomar una cierta ‘rutina’ antes de regresar para el traslado.” Lista de inscritos Fabrice Amedeo - Newrest-Matmut Yann Eliès – Quéguiner – Leucémie Espoir Éric Holden – O Canada Sébastien Josse – Edmond de Rothschild Paul Meilhat – SMA Enda O’Coineen – Kilcullen Voyager Thomas Ruyant – Le Souffle du Nord [Leer más]]]> <![CDATA[Transat Saint-Barth – Port la Forêt: la cualificación]]> http://www.imoca.org/default.asp?mode=articles&id=1317 Fri, 20 Nov 2015 00:00:00 GMT http://www.imoca.org/default.asp?mode=articles&id=1317 La Transat Saint-Barth – Port la Forêt (antiguamente Transat B to B) celebrará su tercera edición este mes de diciembre de 2015. Creada para ofrecer, los años anteriores a la é Vendée Globe, un recorrido de cualificación a los solitarios al regresar de la Transat Jacques Vabre, la Transat Saint-Barth – Port la Forêt es mucho más que eso. Recorrido de entrenamiento en condiciones parecidas a las de la Vendée Globe, enfrentamiento entre patrones y barcos de distintas generaciones, último test de material antes de las revisiones en astillero del invierno, es un trampolín ideal de cara al 2016. Hace cuatro años, fue un recién llegado a la clase IMOCA, François Gabart, quien en su primera regata en solitario se llevó la regata ante las narices de regatistas tan expertos como Vincent Riou, Armel Le Cléac’h o Alex Thomson. Esto ya por sí solo dice mucho de la pertinencia de esa regata, que no se conforma con descubrir talentos, sino que además es un fantástico banco de pruebas de unas máquinas que serán sometidas a un duro baqueteo en los mares del Sur. Del paraíso de las Antillas a la Meca de las regatas oceánicas Saint-Barth: es en la joya del puerto de Gustavia donde se reencontrarán los IMOCA antes de lanzarse a esta transat invernal con destino a Europa. Saint-Barth significa tradición de reconocida acogida de las grandes regatas oceánicas, de paisajes inolvidables, un último descanso al sol de los trópicos antes de sumergirse en el invierno. Port la Forêt: fue aquí donde empezó todo. El puerto del Finisterre francés se ha convertido en la cuna de las regatas oceánicas y su nombre se ha ido haciendo cada vez más famoso al hilo de los triunfos de los miembros del Pôle Finistère Course au Large. No es casualidad que los vencedores de las últimas cuatro Vendée Globe han salido todos ellos de ese centro de entrenamiento. Tres de los participantes de esa Transat Saint-Barth – Port la Forêt son miembros de ese centro (Paul Meilhat, Yann Eliès, Sébastien Josse). Uno de ellos, Paul Meilhat, se ha instalado en Port-la-Forêt con su equipo de tierra. Un tejido económico movilizado Situado en el corazón del Valle de la Vela, Port la Forêt es uno de los motores del desarrollo de empresas punteras que trabajan en el sector de las regatas oceánicas. Gabinetes de estudio, astilleros, empresas de servicios, todos ellos participan en el desarrollo de un filón económico emblemático de la región bretona. Patrocinadores implicados Lógicamente, la región de Bretaña, el Consejo del departamento de Finisterre y el municipio de La Forêt Fouesnant han querido acompañar la organización de esta Transat Saint-Barth – Port la Forêt. A su lado, diversos patrocinadores técnicos contribuirán al éxito de la regata, como Adrena, proveedor de programas informáticos de navegación, y C-Map, proveedor de cartografía marítima; ambos equiparán a la Dirección de Regata. Un enfrentamiento deportivo excepcional Una vez más, el recorrido de esta Transat Saint-Barth – Port la Forêt promete ser  apasionante. Al principio hay que dirigirse hacia el norte para evitar los alisios e ir en busca de los regímenes de oeste que deberían permitir a la flota atravesar el Atlántico a gran velocidad, con rumbos portantes. Entre los inscritos se encuentran algunos habituales del circuito IMOCA, como Yann Eliès, triple vencedor por cierto de la Solitaire du Figaro y tercero de la reciente Transat Jacques Vabre,  y Sébastien Josse, que el próximo mes de noviembre tomará la salida de su tercera Vendée Globe. Frente a ellos, la generación entrante estará representada por Paul Meilhat y Thomas Ruyant. El programa de la Transat Saint-Barth – Port la Forêt Prólogo alrededor de Saint-Barth, el 4 de diciembre Salida de Saint-Barth, el 6 de diciembre a las 11 horas locales (16 h, hora española) Llegadas estimadas entre el 16 y el 20 de diciembre Apertura al público de los pantalanes Jornada de puertas abiertas en Port la Forêt los días 19 y 20 de diciembre Ceremonia de entrega de premios el 21 de diciembre Lista de inscritos a 19 de noviembre Fabrice Amedeo, Newrest-Matmut Yann Eliès, Quéguiner – Leucémie Espoir Eric Holden, O Canada Sébastien Josse, Edmond de Rothschild Paul Meilhat, SMA Enda O’Coineen, Kilcullen Voyager Thomas Ruyant, Le Souffle du Nord Participación de un octavo patrón, que se anunciará en los próximos días El recorrido y la organización 3400 millas por la ruta ortodrómica Cartografía puesta al día cada hora, excepto entre las 0h y las 6h CET para permitir opciones estratégicas a los participantes Dirección de regata: Jacques Caraes, asistido por Guillaume Evrard Prueba de coeficiente 4 en el Campeonato del Mundo IMOCA Ocean Masters Más información en www.imocaoceanmasters.com / www.imoca.org   Han dicho: Jean Kerhoas, Presidente de la Clase IMOCA “Teniendo en cuenta los incidentes sucedidos en la Transat Jacques Vabre, podíamos estar inquietos sobre la participación de esta transat Saint-Barth – Port la Forêt. Para nosotros era importante mantener esa regata, que permite cualificarse para la Vendée Globe y sobre todo constituye una nueva prueba que permite poner a punto los barcos de cara a la vuelta al mundo. Al final, con siete u ocho barcos inscritos, seguimos en la media de las ediciones anteriores; eso demuestra la buena salud de la clase IMOCA. Además, el enfrentamiento entre barcos de generaciones distintas, entre patrones recién llegados y otros habituales del circuito IMOCA Ocean Masters promete ser apasionante.” Jean-Marc Tanguy, Vicepresidente del Consejo del departamento de Finistère “Una Transat es sinónimo de libertad, y es importante recordarlo en el contexto actual. También es deporte, una verdadera fuente de cohesión social. Las regatas oceánicas reflejan también los valores de solidaridad y ayuda mutua. Es sobre todo por esos motivos por los que el Consejo del departamento de Finisterre está muy satisfecho de participar en esta regata.”[Leer más]]]> <![CDATA[Transat Jacques Vabre: una etapa esencial del Campeonato IMOCA Ocean Masters]]> http://www.imoca.org/default.asp?mode=articles&id=1316 Fri, 20 Nov 2015 00:00:00 GMT http://www.imoca.org/default.asp?mode=articles&id=1316 Después de que el último de los IMOCA franqueara la línea de llegada de la Transat Jacques Vabre en Itajaí, y mientras una parte de la flota se dispone a dirigirse a Saint-Barth para la salida de la Transat Saint-Barth - Port-la-Forêt el próximo 6 de diciembre, es momento de hacer balance. El estado de la flota en la llegada, la aportación de los foils, el comportamiento de los antiguos barcos y el buen nivel de las piezas estandarizadas son algunos de los elementos de análisis de una regata muy difícil que ha tratado con dureza a los participantes.   El contexto Ya se sabe que una salida a finales de octubre de las costas francesas comporta una parte de riesgo meteorológico nada despreciable. Esta edición 2015 de la Transat Jacques Vabre no se ha escapado de la regla, especialmente con una primera semana que puso a prueba tanto los barcos como los navegantes. Con vientos de 40 a 45 nudos, una mar arbolada, tres centros depresionarios consecutivos que negociar, los ocho primeros días de regata fueron especialmente duros. La flota IMOCA, con 20 tripulaciones en la línea de salida, era sin duda la categoría reina. Era en ella donde había más en juego desde el punto de vista deportivo, sobre todo con el enfrentamiento entre los veleros de última generación provistos de foils y las mejores unidades surgidas de la última Vendée Globe. Los motivos de las roturas Tras una salida con poco viento, la flota de los IMOCA sufrió de lleno el paso de varios trenes de depresiones de las que nadie se libró. Los partidarios de la ruta oeste, la más rápida según los modelos de rutaje, tenían que rodear un primer centro depresionario antes de poder dirigirse hacia el sur, donde los esperaban otros dos frentes especialmente duros. Otras tripulaciones optaron por una ruta más al este, que al final acabó siendo tan complicada como la primera. La lista de los retirados es evidentemente importante. Si bien el balance no puede ser satisfactorio, puede ser muy instructivo, y conviene observar con claridad los motivos de las roturas. La voluntad de dosificar el barco: para algunos, la decisión de retirarse se tomó a la vista de los próximos compromisos, especialmente la Vendée Globe et la Transat New York – Vendée, que será la última regata clasificatoria antes de la vuelta al mundo. Ese fue especialmente el caso de Maître CoQ y de Edmond de Rothschild. Víctimas de problemas técnicos que podían resolverse, prefirieron concentrarse en el resto de la temporada de regatas del Campeonato IMOCA Ocean Masters, a la vista de que ya no podían optar a la victoria. La juventud de algunos proyectos: Safran, Hugo Boss, St Michel-Virbac, todos esos barcos fueron botados tardíamente y solo pudieron entrenar poco tiempo. Además, las condiciones meteorológicas las semanas antes de la Transat Jacques Vabre fueron relativamente clementes y no permitieron que las tripulaciones afrontaran mal tiempo. Y es ese mal tiempo el que se convierte en juez implacable de la preparación de los barcos. Para estar preparado para afrontar los mares del Sur hay que pasar varias veces por esas condiciones. El mal tiempo de la Transat Jacques Vabre era el primero que encontraban esos barcos nuevos. Una rotura mecánica debido al desgaste y la entrega tardía del barco: para algunos proyectos, el simple hecho de estar en la línea de salida de la Transat Jacques Vabre ya era toda una victoria. Al igual que en el caso de los barcos nuevos, numerosos patrones empezaban a conocer el barco que habían adquirido. En esas condiciones  es muy difícil apreciar el estado exacto de la máquina y la regata es el mejor medio para aprender a conocerlo. Sin embargo, a menudo por falta de un presupuesto suficiente, diversos de esos barcos no se habían podido preparar como hubiera sido lo ideal. Es lo que sucedió a O Canada, Adopteunskipper.net,  Bateau des Métiers by Aerocampus, así como a Bastide Otio. Los imponderables: la vela es un deporte mecánico, no debemos olvidarlo. Las retiradas de SMA como consecuencia de una deslaminación de la vela de la quilla tras una colisión con un OFNI, y de Spirit of Hungary, entran claramente en esa categoría. Por desgracia el océano está sembrado de basura y, con demasiada frecuencia, de objetos flotantes que pueden dañar los barcos. Si bien el accidente del Hugo Boss aún no se ha explicado totalmente, su casco fue dañado por un impacto que obligó a su tripulación a desviarse hacia España.  Motivos para ser optimista El podio: dos de los mejores IMOCA de la generación de la última Vendée Globe flanqueando a uno de los recién nacidos provistos de foils. El triunfo del PRB y el tercer puesto del Quéguiner / Leucémie Espoir muestran que se puede ser competitivo sin tener el barco del año. El segundo puesto del Banque Populaire VIII es también una muestra de que las mejoras propuestas tienen futuro. El debate está abierto y uno de los objetivos de las reglas de la IMOCA es precisamente permitir que barcos de distintas generaciones puedan competir entre ellos. Cuando la innovación se codea con el deporte, la regata sale ganando. Competición en todos los grupos: tanto si se trataba del podio, como si era la magnífica batalla por el cuarto puesto entre Le Souffle du Nord y Initiatives Cœur, o la lucha entre los cuatro barcos más viejos (MACSF, Comme un Seul Homme - Stand as One, Newrest/Matmut y Bureau Vallée), por la sexta plaza, hubo regata intensa desde el principio hasta el final. En la regata había varias regatas a la vez. Es tranquilizador de cara a las próximas regatas. Los elementos estandarizados: los mástiles y las quillas estandarizados de los nuevos barcos no han dado más que satisfacciones. Ninguno de los abandonos constatados tiene su origen en las piezas que impone el nuevo reglamento IMOCA. Es un hecho que contribuye a validar las decisiones de la IMOCA. La continuación del Campeonato IMOCA Ocean Masters La Transat Saint-Barth - Port-la-Forêt permitirá ahora a varios de los patrones inscritos en la próxima Vendée Globe validar su candidatura. La regata también permitirá conocer mejor a la generación entrante, de Paul Meilhat y Fabrice Amedeo a Thomas Ruyant, frente a navegantes experimentados como Yann Eliès. Un enfrentamiento prometedor que augura un programa 2016 especialmente tentador.   Han dicho: Jean Kerhoas, Presidente de la Clase IMOCA “Ante todo, debo constatar que pese al importante número de abandonos, todos han sido gestionados por excelentes navegantes que han sabido llevar su barco a puerto. El caso del Hugo Boss es distinto, porque lo que provocó el naufragio fue visiblemente un OFNI. También constato que los mástiles y las quillas estandarizados han cumplido su papel a la perfección, pese a hacer frente a condiciones muy duras. Tampoco olvido que esta Transat Jacques Vabre era un banco de pruebas para buena parte de barcos nuevos. Nadie duda de que los arquitectos y los astilleros tomarán buena nota de lo sucedido de cara al futuro. Algunos de los abandonos también fueron debidos a que diversos patrones no pudieron llegar, por falta de medios, al nivel de preparación que exige una regata en IMOCA. Finalmente, no olvido la fantástica lucha en cabeza de la regata, que hizo vibrar al público. Incertidumbre, vuelcos en la clasificación, se dieron todos los ingredientes para hacer de esta Transat Jacques Vabre un reto deportivo formidable.” Gaëtan Gouérou, Delegado General de la IMOCA  “Esta transat ha sido especialmente difícil, como sabíamos desde la salida y teníamos motivos de estar inquietos. También era un test muy esperado por todos, que sin duda aportará informaciones indispensables para fiabilizar los barcos de cara a la Vendée Globe 2016. Los nuevos barcos con foils han mostrado su potencial y los antiguos han recordado que se tendrá que seguir contando con ellos, pues no están obsoletos ni mucho menos. Uno de los interrogantes afectaba al comportamiento de las piezas estandarizadas. No había ningún motivo especial para inquietarse por las quillas, cuya concepción se inscribía en un proceso de fiabilidad deseado y aceptado por todos. En cuanto a los mástiles, había que demostrar que las hipótesis tomadas en consideración en su concepción habían sido bien adaptadas. Hoy podemos pensar razonablemente que sí.” [Leer más]]]> <![CDATA[Transat Jacques Vabre: El PRB hace el doblete]]> http://www.imoca.org/default.asp?mode=articles&id=1315 Fri, 13 Nov 2015 00:00:00 GMT http://www.imoca.org/default.asp?mode=articles&id=1315 Tras 17 días de regata, Vincent Riou y Sébastien Col han conseguido un triunfo indiscutible en la Transat Jacques Vabre en la categoría IMOCA. Es el segundo triunfo consecutivo para Vincent, que ya ganó esta prueba en 2013 con Jean Le Cam. El PRB consiguió finalmente mantener a raya al Banque Populaire VIII y al Quéguiner-Leucémie Espoir, que han completado el podio.   Perseverare diabolicum est? No sabemos si Vincent Riou es diabólico, pero estamos tentados de pensarlo al ver el rumbo perfecto trazado con Sébastien Col entre Le Havre e Itajaí. Esta ruta ha permitido al PRB  doblar la apuesta. Ayer miércoles 11 de noviembre a las 13h52 (hora central europea), los dos navegantes cortaron la línea de llegada en Brasil tras 17 días, 22 minutos y 24 segundos de regata. Sobre el recorrido teórico de 5.400 millas, eso significa una media de 13,22 nudos. Sobre el agua, el PRB ha recorrido en realidad 6.034 millas, es decir que su media real ha sido de casi 15 nudos (14,78).   Sin indicaciones de viento desde la primera noche   Vincent Riou y Sébastien Col dieron rienda suelta a su alegría tras cruzar la línea de llegada. Olvidadas la primera semana de regata, sus incesantes temporales y las retiradas que afectaron a la mitad de la flota de los IMOCA en esas condiciones especialmente duras. Casi olvidada también la avería de los instrumentos, que los obligó a navegar a la antigua usanza, sin indicación del viento, “¡sin más información que el rumbo y la velocidad real!” Estaba escrito que el PRB, muy bien preparado y dominador de lo que llevamos de temporada, no estaría entre los retirados.   Ni siquiera se concretó la amenaza de una pequeña burbuja de vientos flojos ante la línea de llegada y eso les permitió ganar en Itajaí con 8 y 10 horas de ventaja sobre los otros dos grandes animadores de la regata: el flamante Banque Populaire VIII de Armel Le Cléac'h y Erwan Tabarly y el Quéguiner-Leucémie Espoir de Yann Eliès y Charlie Dalin. De paso, ver tres barcos de generaciones distintas en el podio es una clara muestra de que la clase IMOCA ha ganado su apuesta por la equidad deportiva. Es también un buen augurio para la Vendée Globe, en la que esos tres barcos y sus patrones estarán entre los favoritos.       El trío infernal   El PRB se colocó en el grupo de cabeza desde la salida del canal de La Mancha, y fue hacia el oeste a buscar, en condiciones muy duras, una rolada de viento portante. Con un ritmo desenfrenado y puntas de velocidad a veces superiores a los 25 nudos, el monocasco de Vincent Riou y Sébastien Col abría hueco desde los tres primeros días de regata, pero no estaba solo, porque el PRB "gozaba" entonces de la compañía de otros tres IMOCA: el SMA de Paul Meilhat y Michel Desjoyeaux, el Banque Populaire VIII y el Quéguiner-Leucémie Espoir. El abandono del SMA por avería convirtió el cuarteto en un trío infernal. Y desde la altura de las Canarias, era ya prácticamente impensable que el resto de la flota los pudiera alcanzar, pues tenían una ventaja de 200  millas. Por orden, el Quéguiner-Leucémie Espoir, el Banque Populaire VIII y finalmente el PRB se intercambiaron la posición de líder. Por un momento se pudo pensar que el flamante Banque Populaire, con sus foils, tenía posibilidades de escaparse. Pero las calmas ecuatoriales, muy complejas, no lo quisieron. Incluso poco antes del Ecuador los tres barcos de cabeza se vieron obligados a echar bordos para avanzar a trancas y barrancas.   El 3 de noviembre, a 2.300 millas de la llegada, fue cuando el PRB retomó la cabeza de la regata, pasando al Banque Populaire VIII en medio del Atlántico. Vincent Riou y Sébastien Col ya no soltaron su privilegiada posición. Durante los últimos ocho días de esta Transat Jacques Vabre, controlaron implacablemente a sus dos adversarios e incluso lograron un pequeño colchón de 30 millas en el cuerno de Brasil. Las últimas incertidumbres meteorológicas del final fueron también superadas sin sufrir daños. Y, como hace dos años, el PRB se adjudicó la victoria en 17 días.     El Banque Populaire VIII y el Quéguiner-Leucémie Espoir cortaron la línea de llegada unas horas más tarde, pues el viento les cayó en las últimas millas. Armel Le Cléac'h y Erwan Tabarly lograron el segundo puesto poco antes de las 22h (hora central europea), y Yann Eliès y Charlie Dalin se adjudicaron el tercero a las 23h31. En el podio se pudo constatar que dos barcos con orzas rectas flanqueaban a una nueva máquina con foils, y que tres IMOCA botados en 2010, 2015 y 2007 respectivamente podían mantener una lucha cerrada y apasionante de principio a fin. ¡Diabolicum!     Han dicho   Vincent Riou “Estamos contentos. Hace dos semanas y media, en la salida de Le Havre, no nos pasábamos de listos… Sabíamos que empezábamos una regata competida y que el objetivo era conseguir pasar sin problemas y estar en el grupo de cabeza en las Azores. Fue una batalla bonita, nunca con más de 35 millas de ventaja, hasta anteayer, entre el primero y el segundo. Ha habido muchos cambios de líder. (...) Las calmas ecuatoriales fueron raras, pero cada vez se me dan bien. ¡Acabarán por gustarme! Había que controlar los nervios, porque las diferencias fueron pequeños detalles. La nueva generación de IMOCA está en fase de aprendizaje, de descubrimiento, mientras que nosotros tenemos un barco ya probado del que conocemos todos los resortes. Seguro que los foils son el futuro de la vela, y algún día todos los llevaremos. (...) Hemos trabajado bien nuestras sensaciones en esta Transat Jacques Vabre: la central de navegación se averió la primera noche y nos quedamos sin indicadores de fuerza, dirección y ángulo del viento. Solo teníamos el rumbo y la velocidad real. Incluso pensamos en poner cintas en los obenques, como cuando de pequeños navegábamos en 420. Si me lo hubieran dicho antes de la salida, habría dicho que ni hablar, que así no se puede navegar. Lo hemos hecho todo por sensaciones.”   Sébastien Col “Ha sido un placer, es impresionante ver cómo funciona Vincent, que es muy completo y domina muchas cosas, tanto desde el punto de vista de material como del de navegación. Al final, nuestra avería de electrónica es una buena lección: uno se da cuenta de que en la vida en general cada vez estamos más asistidos, mientras que el ser humano es capaz de hacer grandes cosas, de sentir las cosas.”   Armel Le Cléac'h “Hemos formado un gran dúo con Erwan (Tabarly) en este barco que está en rodaje, con muchas cosas que arreglar. A la entrada de las calmas ecuatoriales íbamos primeros; desgraciadamente tuvimos nubes que no fueron muy amables con nosotros. ¡Una tormenta nos hizo perder 35 millas! Y ha habido mucha ceñida, que no es el rumbo preferido de los foils. Hay una pizca de decepción, porque evidentemente nos hubiera gustado ganar, pero estamos supercontentos de haber acabado la regata y de haber podido luchar por la victoria durante toda la travesía. Nos ha faltado un poco de éxito, ¡pero nos quedamos con los foils! Ha habido momentos en que va bien (Erwan Tabarly jhabla de puntas de 29 nudos) y otros en que estábamos menos cómodos... El Banque Populaire VIII fue botado hace solo 6 meses, mientras que el PRB navega desde hace 5 años. Tenemos mucho margen de mejora.”   Yann Eliès “Este tercer puesto corona un buen año para todo el equipo tras el triunfo en la Solitaire du Figaro. Este invierno tendremos mucho trabajo para preparar el barco de cara a la Vendée Globe: ¡todo debe estar milimetrado cuando vas a 25 nudos! Esta transat ha sido muy compleja no solo por las condiciones ásperas, sino también por las calmas ecuatoriales; y pese a ello hemos hecho el mismo tiempo que la última vez; eso significa que hemos apretado las máquinas, y que estas han progresado mucho.”   El podio de la Transat Jacques Vabre 2015   1. PRB - Vincent Riou y Sébastien Col en 17 días, 00h 22 minutos y 24 segundos 2. Banque Populaire VIII - Armel Le Cléac'h y Erwan Tabarly en 17 días, 08h 29 mn y 09 seg 3. Quéguiner-Leucémie Espoir - Yann Eliès y Charlie Dalin en 17 días, 10h 01 mn y 23 seg       El programa del Campeonato IMOCA Ocean Masters   Rolex Fastnet Race (a dos), Cowes-Plymouth (GB), salida 16 de agosto 2015 Transat Jacques Vabre (a dos), Le Havre - Itajaí (BR), salida 25 de octubre 2015 Transat Saint-Barth - Port la Forêt (solitario), salida 6 de diciembre 2015 Transat New York - Vendée (solitario), salida 29 de mayo 2016 Vendée Globe (solitario), salida 6 de noviembre 2016     Crédito Fotos: -          Photo PRB : © Yvan Zedda / Sea&Co / Transat Jacques Vabre 2015     [Leer más]]]> <![CDATA[Transat Jacques Vabre: Suspense hasta el final]]> http://www.imoca.org/default.asp?mode=articles&id=1314 Tue, 10 Nov 2015 00:00:00 GMT http://www.imoca.org/default.asp?mode=articles&id=1314 A pocos días de la llegada de la Transat Jacques Vabre, no hay nada decidido.  A bordo del PRB, Vincent Riou y Sébastien Col tienen muchas posibilidades de ganar, pero siguen amenazados por el Banque Populaire VIII, a su vez perseguido por el Quéguiner - Leucémie Espoir. Echamos un vistazo a esta segunda parte de la regata que, si bien es menos dramática que la primera, no por ello es menos apasionante.    Se tuvo que esperar el paso de una última depresión para que los supervivientes de la primera semana pudieran atrapar los alisios y ponerse a regatear de verdad. Fue a la salida de esta depresión, con un viento aún fuerte del noroeste, cuando el Banque Populaire VIII sobrepasó al PRB y al Quéguiner - Leucémie Espoir. A este rumbo, la aportación de los foils era evidente y permitió que Armel Le Cléac’h y Erwan Tabarly pusieran los pies en polvorosa. A la entrada de unas calmas ecuatoriales especialmente activas, el líder tenía una ventaja de casi 40 millas sobre sus perseguidores. Esta ventaja, sin embargo, se esfumó en un día en la Zona de Convergencia Intertropical. Unas calmas muy complicadas de negociar y un barco menos evolutivo con poco viento relegaron el Banque Populaire VIII a latercera posición al entrar en el hemisferio Sur. Unos alisios perturbados obligaron además a los tres líderes a doblar la punta de Brasil ciñendo a rabiar, rumbo no especialmente favorable a los barcos con foils. Armel Le Cléac’h y Erwan Tabarly consiguieron sobrepasar a Yann Eliès y Charlie Dalin, pero aún siguen a cierta distancia de Vincent Riou y Sébastien Col. A 600 millas de la llegada, el PRB sigue en cabeza, aunque no puede permitirse la menor relajación. Pelotón de perseguidores No debe olvidarse la pelea entre las tripulaciones del segundo grupo, todas ellas con barcos de generaciones anteriores, donde Le Souffle du Nord de Thomas Ruyant y Adrien Hardy y el Initiatives Cœur de Tanguy de Lamotte y Sam Davies mantienen una dura pugna desde la salida. A pocas millas una de otra, las dos tripulaciones pelean sin la menor concesión por la cuarta plaza. Tras superar las calmas ecuatoriales, una inspirada separación hacia el Este de Thomas y Adrien les permitió beneficiarse de un mejor ángulo en los alisios del hemisferio sur y superar a Tanguy y Sam al doblar la punta oriental de Brasil. Detrás, Bertrand de Broc y Marc Guillemot (MACSF) aprovechan su experiencia para hacerse con el sexto puesto, mientras Eric Bellion y Sam Goodchild (Comme un Seul Homme) se encuentran inmediatamente delante de Fabrice Amedeo y Eric Péron (Newrest/MatMut). Finalmente, el Bureau Vallée cierra la marcha. Víctimas de una avería eléctrica, sin energía durante varios días, Louis Burton y Romain Attanasio han tenido que llevar la caña todo el rato y no disponían de ficheros meteorológicos para optimizar su ruta. A base de remiendos, los dos patrones pudieron reparar el convertidor eléctrico de los hidrogeneradores y obtener un poco energía. Paradas prematuras Varias tripulaciones tuvieron que renunciar a proseguir su marcha. A bordo del SMA, Paul Meilhat y Michel Desjoyeaux constataron que había deslaminación en la salida de popa de su quilla, probablemente a consecuencia de una colisión. Prefirieron dirigirse a Guadalupe para estar a punto para la Transat Saint-Barth Port-la-Forêt, esencial en la carrera de Paul. St-Michel/Virbac se paró en Madeira después de romper diversas costillas en el compartimento de proa. Finalmente, Nicolas Boidevézi y Ryan Breymaier (Adopteunskipper.net) lanzaron la toalla tras romper una burda. Una decisión aún más difícil de tomar pues el dúo había negociado de forma muy inteligente las depresiones de la primera semana y se disponía, en una ruta por el Oeste, a recoger los frutos de su opción. Sea como sea, Nicolas Boidevézi ha demostrado tener madera para disputar las pruebas del Campeonaeto IMOCA Ocean Masters.   Han dicho: Armel Le Cléac’h (Banque Populaire VIII): “Esta noche no ha sido buena, como consecuencia de una nube tempestuosa que no nos ha soltado ni un momento. Nos habíamos acercado al PRB, pero nuestros esfuerzos se han ido al garete en poco tiempo. También esperábamos unos alisios un poco más fuertes, pero no ha sido así. Seguimos peleando, manteniendo un ojo en el retrovisor para controlar el avance del dúo Eliès – Dalin.”   Vincent Riou (PRB): “Las cosas no van demasiado mal. Nos dirigimos a Cabo Frío y mañana giraremos a la derecha. El Banque Populaire ha andado bien al reaching, y nosotros no podíamos usar las mismas velas. Ahora, que estamos en un rumbo más abierto, no podemos decir que nos dé miedo, pero aún quedan unas cuantas maniobras y pueden llegar los errores. No es momento de descansar, atacamos.”  [Leer más]]]> <![CDATA[Transat Jacques Vabre: retratos de neófitos]]> http://www.imoca.org/default.asp?mode=articles&id=1313 Fri, 06 Nov 2015 00:00:00 GMT http://www.imoca.org/default.asp?mode=articles&id=1313 2ª parte: la opción de la experiencia 19 neófitos en IMOCA en la salida de la Transat Jacques Vabre. Algunos eligieron que los acompañara un copatrón también novato en estas lides (ver crónica del 28 de octubre), mientras otros optaron por zarpar al lado de navegantes experimentados. Retratos y motivaciones de esos candidatos que buscan un suplemento de conocimientos y dar a la vez un punto de vista distinto sobre la regata. Banque Populaire VIII: la elección de un experto Cuando se busca la victoria, se consiguen los medios. Recordando este principio, Armel Le Cléac’h pensó reclutar a Erwan Tabarly como copatrón: “Conocía todas las capacidades de Erwan. Nos hemos enfrentado muchas veces en el circuito Figaro y me interesaba tener a alguien que funcionara de forma parecida a la mía, pero que además pudiera proponer otro punto de vista sobre mi forma de navegar, sobre el barco.” La elección de Erwan Tabarly pronto se impuso con claridad. Los dos se aprecian, tienen la misma manera de prepararse, prestan la misma atención a su buena salud física y mental, la misma tranquilidad ante las vicisitudes de una regata oceánica. “Creo que más allá de lo que nos acerca, Armel estaba interesado en la experiencia que he adquirido esos últimos años en multicascos. Con la aparición de los foils en los IMOCA, es un campo en el que espera mis observaciones y mis sensaciones. Queda mucho por hacer antes de que los foils estén plenamente bajo control.” Bureau Vallée: una mezcla entre capacidades y afinidad Para Louis Burton, la elección de su copatrón debía responder a dos criterios principales: “Buscaba a alguien que no tuviera mi mismo perfil, que soy más bien un aventurero que se ha metido en las regatas oceánicas. Pero también era necesario que entre nosotros hubiera feeling. Romain presenta ese perfil. Tenemos muchos puntos en común. Nuestras dos compañeras navegan, tienen aproximadamente la misma edad, centros de interés semejantes.” A bordo del Bureau Vallée, Romain Attanasio podrá aportar su experiencia en el circuito Figaro, en regatas de contacto, opciones estratégicas delicadas. A cambio, descubrirá la navegación en regata a bordo de un IMOCA, aprenderá a controlar esas complejas máquinas. “Cambio de dimensión, es una suerte. Al lado de Louis, que empieza a conocer bien su máquina, es una increíble oportunidad de aprender.” Le Bateau des Métiers by Aerocampus: ante todo, una cuestión de amistad Entre Arnaud Boissières y Stan Maslard, hay una complicidad sin fisuras. Los dos están instalados en Les Sables d’Olonne, provienen del circuito Mini, que forjó su gusto por la navegación de altura, han compartido momentos felices, y también berenjenales. “Con Stan nos conocemos de memoria. Navega conmigo desde hace tiempo, forma parte de mi equipo de tierra. Zarpar con él era lo lógico. Aunque sea su primera participación en esta regata, sabe de qué se trata. Conoce el océano, ha aprendido a conocer el barco, es perfecto.” Arnaud Boissières no perdió mucho tiempo preguntándose quién zarparía con él. Y Stan Maslard haciéndose de rogar: “Ni siquiera nos planteamos ese tema. Era un proyecto que estábamos haciendo evolucionar juntos. Es Arnaud quien correrá la Vendée Globe, pero yo estoy aquí para que él pueda zarpar en las mejores condiciones. Él es el patrón, pero somos un dúo unido por otros lazos.” Quéguiner-Leucémie Espoir: división de las tareas “Propuse a Charlie venir conmigo porque no hay ambigüedades. Ante todo, navega muy bien y controla mejor que yo todas las herramientas informáticas. Ya he podido comprobar sus cualidades de routeur, y ese será otro punto positivo para tenerlo a mi lado en esta Transat Jacques Vabre.” Yann Eliès no solo ha embarcado a Charlie Dalin porque le plantó cara en la Solitaire du Figaro, sino también porque sabía lo que Charlie podía aportarle. “Y además, prefiero ese tipo de relación que salir con un copatrón con el que no hay una jerarquía establecida de verdad. Cuando tienes que tomar decisiones, si los puntos de vista son distintos, estás permanentemente en el término medio. Y así se puede perder una regata. Tengo una manera de funcionar bastante intuitiva y quiero poder seguir haciéndolo.” A bordo del Quéguiner-Leucémie Espoir, los papeles están claros. Hay un patrón y hay un segundo. Una situación que le va muy bien a Charlie. “Ya valoro la suerte de navegar al lado de Yann, y además en IMOCA. Este reparto de papeles me va bien: en mi trabajo con el ordenador me sentiré más libre, no me platearé la cuestión de saber si mi propuesta será negociable. Daré a Yann todos los elementos de análisis y él elegirá, aunque sé que casi siempre estaremos de acuerdo.” Un modo de funcionamiento especialmente juicioso, a la vista de los primeros días de regata. SMA: la formación continúa Entre Michel Desjoyeaux y Paul Meilhat, la relación es franca. Paul tenía dos años para preparar la Vendée Globe, para dar el paso desde el circuito Figaro, en el que destacaba el navegante bretón, al Campeonato IMOCA Ocean Masters. Apoyarse en Michel Desjoyeaux era una de las mejores maneras de progresar a pasos de gigante. “Los conocimientos de Michel son incontestables. Yo no estaría donde estoy si no me hubiera podido beneficiar de sus consejos, navegar días enteros a su lado entre los entrenamientos de Port-la-Forêt y las regatas de pretemporada. La verdadera prueba para mí será la Transat Saint-Barth / Port-la-Forêt, donde por primera vez estaré solo conmigo mismo en regata.” A su lado Michel Desjoyeaux sonríe: “Hay momentos en los que me pregunto si no ha aprendido demasiado rápido. Cada vez es más frecuente que sea yo quien hace tonterías y que Paul me corrija. Pero esto es un buen síntoma.” A bordo no hay una jerarquía establecida, cada uno mandará por turnos. “Funcionaremos como hemos hecho desde el inicio de la temporada. Hablaremos mucho. A dos, se es más inteligente que solo. Después las decisiones las tomaremos juntos. Esto funciona así desde el principio, y no cambiaremos una fórmula que funciona.” Spirit of Hungary: una cuestión de familia “Es más bien Nandor quien me ha elegido que al revés. Somos del mismo país, él quería poder comunicarse en su lengua y para mí era una buena oportunidad de aprender y de ayudarlo un poco.” Para Peter Perényi, la Transat Jacques Vabre es un verdadero bautizo de fuego. Sin experiencia oceánica, está ahí para echar una mano a Nandor Fa, que apunta a la Vendée Globe. Por un lado, un navegante que está preparando una vuelta al mundo en solitario, y por el otro un neófito que tiene la oportunidad de aprender más de lo que nunca había soñado; el tándem es más coherente de lo que parece a primera vista. St-Michel / Virbac: la continuidad “Incluso si Fabien nunca ha hecho la Transat Jacques Vabre en IMOCA, estaba claro que zarpaba con él. Está comprometido con el proyecto desde hace meses, está aquí para ayudarnos a mejorar el rendimiento, y no veo cómo podría hacerlo sin estar a bordo.” Jean-Pierre Dick pidió a Fabien Delahaye entrar en su equipo para ayudarlo a preparar la próxima Vendée Globe y aprovechar un punto de vista nuevo de un regatista procedente de otro circuito. “Acudir a la juventud es también una forma de cuestionarse, de cambiar nuestras rutinas. Juntos trabajamos bien, y se trata de aprovecharlo.” Por su parte, Fabien Delahaye, vencedor de la última Transat Jacques Vabre, pero en Class40, reconoce su suerte. “Esta es realmente la categoría reina. Hay una gran diferencia entre las dos clases. Tratamos con máquinas muy sofisticadas.” Fabien ya se ha hecho una idea del porqué del increíble palmarés de Jean-Pierre a dos (3 Transat Jacques Vabre y dos Barcelona World Race): “Por un lado, JP tiene ahora una enorme experiencia, pero sobre todo es alguien con quien es increíblemente fácil vivir a bordo de un barco. Hablamos mucho, tengo una gran libertad de expresión.”  Está claro que a este binomio le queda aún mucho recorrido.[Leer más]]]> <![CDATA[El primer impacto]]> http://www.imoca.org/default.asp?mode=articles&id=1312 Thu, 05 Nov 2015 00:00:00 GMT http://www.imoca.org/default.asp?mode=articles&id=1312 Esta foto del exterior del casco del Hugo Boss muestra el impacto que ha roto las costillas del flamante Open 60 recién estrenado de Alex Thomson; el primero de una serie de fallos en cascada que acabó con su casi naufragio en el golfo de Vizcaya hace unos días. Alex está seguro al 99,9% de que esta supuesta colisión fue la causa principal del resto de problemas; pero eso no es lo más sorprendente de lo que hemos sabido en nuestra entrevista por Skype con él esta tarde. Tendréis el resto de la historia mañana, en exclusiva en Sailing Anarchy. También estamos muy contentos de anunciar que VPLP Verdier parece completamente volcado en el problema, con sus mejores hombres trabajando mano a mano con los equipos que tienen problemas. Stand-by para más información.[Leer más]]]> <![CDATA[Jérémie Beyou: “La ruta de los líderes es la prueba de su control absoluto”]]> http://www.imoca.org/default.asp?mode=articles&id=1308 Thu, 05 Nov 2015 00:00:00 GMT http://www.imoca.org/default.asp?mode=articles&id=1308 Tras su abandono forzoso en la Transat Jacques Vabre, el patrón del Maître CoQ ha aceptado repasar con nosotros las conclusiones de esta primera semana de regata: tanto sobre las roturas como sobre el dominio de la ruta de los primeros, con los barcos nuevos y los foils. Una entrevista sin pelos en la lengua.   Las condiciones meteorológicas de esta primera semana de regata “Ya sabemos que nunca es fácil tomar la decisión correcta. Sin embargo, tenemos la impresión de no haber sido entendidos por la organización y la dirección de regata. Se sabía que estas eran condiciones límite para nuestros barcos. Se nos dirá que con ellos nos vamos a dar la vuelta al mundo. Pero la gran diferencia es que en los mares del Sur recibimos el mal tiempo en rumbos portantes y tenemos márgenes de maniobra para evitar ir a meternos en la situación en la que estábamos en la salida de Le Havre. Aquí no teníamos escapatoria. Teníamos la impresión de que no hablábamos de lo mismo entre la dirección de regata y la delegación de regatistas que fue a verla. Personalmente, la decisión de abandonar se tomó a la vista de las condiciones meteorológicas previstas. Teniendo en cuenta nuestros problemas de material, no quisimos enfrentarnos a lo que se anunciaba con el riesgo consiguiente de comprometer gravemente el resto de nuestro programa.” Las rutas de los primeros “Ante todo, hay que imaginarse lo que es la navegación en ceñida a bordo de un IMOCA. Nuestros interiores están cada vez más desnudos y cada vez es más difícil encontrar tu sitio en la cabina. El solo hecho de ponerse delante del ordenador y clicar el ratón supone un esfuerzo considerable. El barco brinca en todos los sentidos, es realmente duro. Conseguir una ruta cercana a la perfección en esas circunstancias supone un verdadero éxito. Conozco el nivel de preparación y de conocimiento de los tres primeros, pero esto no me impide valorar lo que han hecho, No olvidemos que en las otras clases, como los Ultimes y los Multi50, los regatistas están dirigidos desde tierra. En este sentido, la ruta de Yann y Charlie es ejemplar. Han sabido colocarse de forma ideal respecto del centro de la depresión. Sin olvidar que la ruta norte era la que llevaría a los patrones a afrontar la mar más dura. Pero se ha visto que los que se han dirigido al sur tampoco se han librado de la paliza.” El ritmo “Tras el frente, han tenido que navegar en una cola activa y se ha podido constatar que no han cejado ni un instante. Había que atacar con las olas de cara en una mar rompebarcos para llegar a tiempo a una dorsal que se estaba formando. En situaciones así no es cuestión de descansar. Si pierdes el ritmo, pierdes la regata.” El primer balance de los foils “Antes de romper, Edmond de Rothschild y Safran han demostrado que iban rápidos. Y ahora se ve el diferencial de velocidad entre Banque Populaire VIII y sus dos adversarios. Si estuviera en el sitio de Armel, estaría muy contento. Saber que puedes dejar atrás a tus adversarios más peligrosos por pura velocidad es una ventaja increíble. Creo que los foilers permanecerán en esta configuración, es una evidencia. Los demás nos encontramos en la situación que me temía durante las reuniones sobre el nuevo reglamento: para ser competitivos, tendremos que hacer muchas modificaciones el año de la Vendée Globe.” Las averías “Está claro que el resultado es duro. Sin embargo, creo que no hay que confundirse. La flota se ha enfrentado a condiciones para las que no está hecha. Varios barcos estaban en fase de desarrollo y sabemos hasta qué punto es difícil llegar a la madurez en un IMOCA, porque estas máquinas son muy complicadas de optimizar y fiabilizar. Además, en los barcos nuevos, creo  que se dan dos fenómenos: por una parte, la conducta del barco no es la misma. Si has navegado en multicasco, lo comprendes rápidamente: cuando el barco sube sobre los foils, hay que saber navegar con dulzura, sin cargar la burra. Es una navegación mucho más delicada que en un monocasco. Y creo que los arquitectos quizás han querido aligerar demasiado los barcos: como ya no se podía jugar con la quilla y el mástil (que, entre paréntesis, se comportan muy satisfactoriamente en cuanto a su fiabilidad), quizás se han hecho barcos demasiado ligeros.” El futuro “Personalmente, tengo muchas ganas de correr la Transat Saint-Barth Port-la-Forêt. Es muy parecida a lo que podemos encontrar en la Vendée Globe, es un excelente galope de ensayo en solitario. Sin embargo, dependerá de mi equipo y de las decisiones que tomemos en cuanto a las reparaciones. Tenemos una forma de funcionar muy eficaz: yo expreso mis deseos como navegante y juntos determinamos si es razonable teniendo en cuenta nuestras posibilidades técnicas.”[Leer más]]]> <![CDATA[Transat Jacques Vabre: Una primera semana muy exigente]]> http://www.imoca.org/default.asp?mode=articles&id=1309 Thu, 05 Nov 2015 00:00:00 GMT http://www.imoca.org/default.asp?mode=articles&id=1309 Al cabo de una semana de regata, es evidente que la flota de los IMOCA ha pagado un gran tributo al mal tiempo que castiga con dureza el Atlántico Norte. Tres depresiones sucesivas han transformado el Atlántico en un campo de minas. Tanto las tripulaciones como los barcos han sido muy castigados por unas condiciones de navegación extremas que han unido vientos fuertes, rumbos de ceñida y mar montañosa.   En el briefing de salida de la Transat Jacques Vabre varios patrones habían expresado sus dudas respecto de la situación meteorológica que la flota podía encontrar. En otoño, las depresiones que se forman en las cercanías de Terranova barren cada vez con más frecuencia las latitudes moderadas. En la salida de la Transat Jacques Vabre, el dilema era este: por un lado, confiar en los rutajes que optimizaban los rumbos y mandaban las tripulaciones a apuntar al corazón de una depresión especialmente profunda, con vientos que podían alcanzar los 45 nudos y una mar formada, con olas de más de siete metros, y en un segundo momento la posibilidad de aproar al sur con vientos y mar más portantes, es decir, más fáciles de negociar. La segunda solución consistía en apuntar al suroeste en el golfo de Vizcaya para evitar lo peor de la depresión, pero con el riesgo de paaar muchas horas de ceñida, rumbo que no es precisamente el preferido de los IMOCA. Además, esta opción suponía renunciar a toda posibilidad de un buen resultado en la clasificación final. A día de hoy, son cinco los barcos que han declarado su retirada, mientras que otras cuatro tripulaciones han decidido entrar en puerto para intentar reparar. Para diversas tripulaciones, la juventud del proyecto, la falta de tiempo para fiabilizar la máquina, asociadas al muy mal tiempo han estado en el origen de sus problemas de material. Es especialmente el caso de Edmond de Rothschild, Safran y HUGO BOSS. Fiabilizar un IMOCA supone actualmente diversos meses de trabajo, horas de navegación, de entrenamiento como si se ensayaran escalas, frecuentes idas y venidas entre los datos recogidos en el mar y el trabajo de astillero para optimizar la máquina. Otros podían creerse listos; pero no se puede olvidar que las roturas son también parte del deporte. A bordo del Maître CoQ, Jérémie Beyou y Philippe Legros estimaron que la reparación de su estay no les garantizaba poder hacer frente al mal tiempo previsto. La rotura de la mayor de Le bateau des Métiers by Aérocampus condenaba a Arnaud Boissières y Stan Maslard a la retirada. Los últimos en poner proa a la costa han sido el Bastide Otio de Kito de Pavant y Yann Régnaut y el Adopteunskipper.net de Nicolas Boidevézi y Ryan Breymaier. Finalmente, la tripulación del St Michel – Virbac acaba de anunciar que hará una escala técnica en Madeira tras la rotura de diversos listones en proa. Esfuerzos recompensados Si quienes optaron por el oeste sufrieron condiciones especialmente duras, ellos han sido también quienes han recogido el fruto de su opción, por cuanto las cuatro tripulaciones más radicales (Banque Populaire VIII, PRB, Quéguiner/Leucémie Espoir y SMA) han abierto claramente un hueco con sus competidores. Esas tripulaciones son también de las que más habían navegado antes de esta Transat Jacques Vabre. Y son también quienes más han frecuentado los podios desde el inicio de la temporada de regatas. Detrás, hay que destacar las buenas prestaciones de Tanguy de Lamotte y Sam Davies (Initiatives Cœur) por un lado, y de Thomas Ruyant y Adrien Hardy (Le Souffle du Nord) por el otro. Optaron por una ruta intermedia y encabezan el pelotón de los partidarios de la opción Este. Situados en quinta y sexta posición, se encuentran a más de 150 millas de los líderes. Quedaba aún, en la noche del jueves al viernes, una última depresión que negociar al sur de las Azores antes de esperar engancharse a los alisios y pasar del invierno a la primavera. Si a los cuatro líderes esta depresión solo les ha pillado parcialmente, sus perseguidores la sufrirán de lleno, con vientos de 40 a 50 nudos y una mar especialmente dura, con olas de más de ocho metros. Para Bureau Vallée, Newrest/Matmut, Comme Un seul Homme/Stand As One, MACSF, St Michel Virbac y Spirit of Hungary, se anuncian horas especialmente difíciles. Demasiado pronto para juzgar los foils Solo queda Banque Populaire VIII para compararse con los IMOCA de la generación anterior. A bordo del St-Michel Virbac Jean-Pierre Dick y Fabien Delahaye descubren su barco y los incidentes inevitables que son parte de la puesta a punto de un barco nuevo. No olvidemos que el barco fue botado hace muy poco tiempo y que esta Transat Jacques Vabre constituía su primer banco de pruebas a escala natural; estar en la línea de salida ha sido ya todo un éxito. Ante las condiciones meteorológicas encontradas, la aportación de los foils no ha quedado clara. Armel Le Cléac’h lo dijo en una entrevista por radio con su equipo: el estado de la mar hace que el uso de los foils no aporte aquí ningún valor añadido, pese a los rumbos a priori más bien favorables a este nuevo apéndice. Habrá que esperar a la navegación en los alisios para medir la mejoría de velocidad esperada en rumbos portantes. El inicio de la regata ha dejado claro que los nuevos barcos tenían un considerable potencial de velocidad, pero también comportamientos en el mar inéditos y exigencias extremas. Harán falta tiempo y más navegaciones para sacar todo el rendimiento a esos nuevos parámetros. Único representante de la nueva generación de monocascos IMOCA en el pelotón de cabeza, la tripulación del Banque Populaire VIII tiene una gran responsabilidad sobre sus espaldas.[Leer más]]]> <![CDATA[Transat Jacques Vabre: la apuesta del aire fresco]]> http://www.imoca.org/default.asp?mode=articles&id=1310 Thu, 05 Nov 2015 00:00:00 GMT http://www.imoca.org/default.asp?mode=articles&id=1310 Para 19 navegantes esta Transat Jacques Vabre en IMOCA será un verdadero bautizo de juego. Algunos ha han participado en la regata en Class40, pero todos lo dicen: el paso al IMOCA es un peldaño muy difícil de subir. Para abordar esta gran prueba a dos, algunos han decidido apoyarse en hombres experimentados, mientras otros han apostado por salir juntos al descubrimiento de la regata. Retratos de estos novatos que juegan la carta del entusiasmo.   Safran: Más complementarios de lo que parece “Cuando llegamos con Nico (Lunven) aquí a Le Havre, nos miramos los dos, estábamos sobreexcitados, como críos. ¡Teníamos nuestro sitio entre esta flota IMOCA en medio de todos esos grandes nombres de las regatas oceánicas, era increíble!” Morgan Lagravière, el joven patrón del Safran, habría podido optar por la experiencia, asociarse con uno de los viejos navegantes del circuito IMOCA. Pero esa aventura quería vivirla con alguien de su generación, con quien la relación sería más sencilla. “Que tengamos la misma edad o que hayamos tenido un historial parecido no significa que seamos idénticos. Morgan es mucho más intuitivo que yo. Yo soy mucho más racional, nos complementamos perfectamente”, resume Nicolas Lunven. El tándem no tendrá la oportunidad de experimentar hasta el final el valor de esta asociación. Víctima de una avería, el Safran se ha visto forzado a dar media vuelta y abandonar. Le Souffle du Nord: el espíritu Mini como vector común Thomas Ruyant y Adrien Hardy se conocen desde la época en que frecuentaban las regatas de Minis. Después, cada cual siguió su propio camino, Thomas en Class40, Adrien en el circuito Figaro. Tanto uno como otro han tenido buenos resultados, antes de reencontrarse juntos a bordo de un IMOCA. Para Thomas, esta elección caía por su propio peso: “Con Adrien, nos conocemos bien. Sobre todo sabía que entre nosotros no habrá precauciones inútiles. Si nos tenemos que decir algo, nos lo decimos a la cara. Sabemos que el otro sabrá comprenderlo.” Por su parte, Adrien concibe su presencia a bordo no solo como una ayuda, sino también como un estímulo. “Tengo una mirada distinta que la de Thomas. Por mi formación en la Marina mercante, también soy muy puntilloso. Aporto una mirada crítica en la preparación de Thomas, en los aspectos técnicos de cara a su próxima Vendée Globe.” De todas formas, los dos esperan pasárselo bien juntos. “Si hemos decidido formar un equipo, también es porque sabemos que reiremos mucho.” Newrest / Matmut: formación a marchas forzadas Para Fabrice Amédéo, la situación es un tanto distinta. Sabe que le queda mucho por aprender en IMOCA, que tiene que conseguir rápidamente la autonomía necesaria para maniobrar su monocasco en solitario. Necesitaba pues encontrar un compañero que le permita progresar, pero que respetara sus expectativas. Éric Péron, recién llegado de una Volvo Ocean Race al lado de Charles Caudrelier, le pareció un copatrón idóneo. “Éric dispone de una experiencia técnica que yo aún no tengo. Al mismo tiempo, tiene una mirada nueva sobre la clase IMOCA. No quería alguien que llegara con todo sabido. Necesitaba poder comentar las cosas para hacer mío el proyecto.” Para Éric, esta Transat Jacques Vabre es también una buena oportunidad: “Llego del equivalente de una decena de transatlánticas con la Volvo. Y aún no he abandonado mi proyecto de estar en la línea de salida de la Vendée Globe en noviembre de 2016. Navegar con Fabrice es también una oportunidad de mostrar que puedo tener mi sitio en la línea de salida en Les Sables d’Olonne ». Comme Un Seul Homme/ Stand as one: aventura con una pizca de regata Éric Bellion lo admite de entrada. “Mi perfil es el de un aventurero. Mi proyecto Vendée Globe parte del principio de que en una vuelta al mundo hay muchas historias que explicar. Al mismo tiempo, necesito adquirir un mínimo de cultura de regata oceánica. No se hace una Vendée Globe sin ninguna ambición deportiva. Para esto, te vas de crucero.” Para acompañarlo, y aconsejado por Michel Desjoyeaux, Éric se ha decantado por Sam Goodchild. “Michel y el equipo de Mer Agitée me han ayudado mucho. Me propusieron salir con Sam, que es un chico con mucho talento.” Sam aprovechó inmediatamente esta oportunidad. Para el joven navegante británico, navegar en IMOCA es una oportunidad que no hay que desperdiciar. “Ante todo, Éric tiene una fuerte personalidad, es alguien a cuyo lado aprendes mucho humanamente. ¿Y después, quién sabe…? Me gustaría estar un día en la salida de la Vendée Globe, y esta es una buena oportunidad de hacer mis primeros pinitos en IMOCA.”. O Canada: el descubrimiento Éric Holden y Morgen Watson no tienen, en esta Transat Jacques Vabre, más ambición que terminar la aventura y descubrir el universo de la clase IMOCA. Zarparon de Toronto en la costa del Pacífico, y transportaron su barco, el ex Spirit of Canada, por mar pasando por el canal de Panamá. Pero los dos saben la diferencia que hay entre una navegación a dos sin objetivo de resultados y una regata oceánica. “Para nosotros el primer objetivo es que se hable del proyecto, intentar crear vocaciones en nuestro país, dar a conocer la regata oceánica como un deporte en sí mismo.” El tándem se basa sobre todo en la complicidad. “Éric y yo nos conocemos mucho”, confiesa Morgen. “Llegamos a un mundo que no conocemos, con un barco que está muy desfasado comparado con los prototipos de última generación. No estamos en el mismo carro. Por un lado están los profesionales que disponen de medios para hacer vivir su proyecto. Nosotros estamos muy lejos de esos presupuestos, por lo que nuestra arma es nuestra relación.”[Leer más]]]> <![CDATA[El desgaste físico de los patrones IMOCA durante una regata]]> http://www.imoca.org/default.asp?mode=articles&id=1311 Thu, 05 Nov 2015 00:00:00 GMT http://www.imoca.org/default.asp?mode=articles&id=1311 ¡Igual que un ciclista del Tour de Francia! ¿Deporte tranquilo, la navegación a vela? ¡No en IMOCA! A bordo de unos barcos cada vez más rápidos y exigentes, hay que estar físicamente muy en forma para aguantar lo que se hace sufrir al cuerpo. Porque no se trata solo de maniobras muy exigentes.   Las primeras preguntas que se suele plantear a los navegantes, tanto si navegan en solitario en la Vendée Globe, como si lo hacen a dos en la Transat Javques Vabre, se refieren a su cansancio, a su falta de sueño y a sus eventuales pérdidas de peso. Son cuestiones pertinentes, pero como en la vida en tierra sus efectos no son los mismos para todo el mundo. Sébastien Josse, por ejemplo, explica que no pierde peso, “pero que sí hay un cambio entre mi grasa y mi masa muscular”. En cambio, Jérémie Beyou afirma: “En una transatlántica en IMOCA pierdo entre 3 y 4 kilos. Pierdo peso desde los primeros días de regata. El esfuerzo es brutal y hay que tener mucho músculo para llevar a cabo las duras maniobras, porque las cargas en IMOCA son muy importantes. ¿El esfuerzo? Mejor digamos los esfuerzos, que son muchos. Están las maniobras, claro, las tomas y sueltas de rizos, las viradas, las trasluchadas, pero no podemos olvidar el desplazamiento de pesos para equilibrar el barco; ¡son varios centenares de kilos (entre 500 y 600) en cada virada!” Tampoco debemos olvidar el stress mental, que representa más de una tercera parte del cansancio registrado y del consumo energético, según Jean-Yves Chauve, médico de los regatistas oceánicos desde hace años. Y no podemos dejar de lado las diferencias de temperatura según la latitud: luchar contra el frío o contra el calor desgasta el organismo. Además, “el simple hecho de mantener el equilibrio en un barco en permanente movimiento y de adoptar posturas para no caerse exige mucha energía”, añade Jean-Yves Chauve. Y todo esto lo aguanta el organismo con un déficit de sueño, con un descanso que pocas veces supera los 30 minutos seguidos de sueño. Doble consumo calórico que en tierra Así se comprende mejor por qué muchos navegantes en IMOCA pulen tanto su preparación física como su alimentación antes, durante y después de la regata. Es muy difícil de cuantificar, pero se tienen ya algunas ideas a respecto. En general, un navegante a bordo de un IMOCA consume de 5.000 a 6.000 calorías al día. ¡Es el doble que un adulto en tierra con una actividad física normal! Jean-Yves Chauve usa otra comparación, quizás aún más clara: “Este consumo de 6.000 calorías es el mismo que registra un ciclista del Tour de Francia. Nadie diría que en un barco se quema tanta energía, pues desde el exterior el esfuerzo parece menos espectacular. Sin embargo, es lo que sucede en IMOCA.” Varios meses para recuperarse por completo Resultado: a la llegada de la regata, el profundo cansancio ha hecho su trabajo de zapa en el cuerpo de los patrones. Hemos preguntado a cinco de ellos sobre este tema (Yann Eliès, Jérémie Beyou, Armel Le Cléac’h, Sébastien Josse y Morgan Lagravière) y todos coinciden en decir que no se necesitan días, sino semanas o incluso meses –2 o 3, según las personas- para recuperarse totalmente de una gran regata en IMOCA.  “Es así -confirma el doctor Chauve-. Incluso entre esos deportistas de alto nivel, se acumula por una parte del cansancio debido al sueño desincronizado y por otra el desgaste general del cuerpo. Todo ello requiere tiempo para volver a su nivel normal. También por eso hay que respetar a los navegantes.” ¿Cuál es la diferencia de exigencia entre una regata rápida como la Transat Jacques Vabre y una vuelta al mundo de tres meses como la Vendée Globe? La diferencia se debe sobre todo al hecho de que una se corre a dos y la otra, en solitario, “porque tengo la impresión de que la Vendée Globe se ha convertido también en un sprint, al menos entre los que van a por la victoria”. A dos se puede contar con el compañero, pero también se aprieta más el barco. En solitario el nivel de stress es máximo y es el responsable de “aproximadamente una tercera parte del consumo energético total”, repite Jean-Yves Chauve. “La vela de competición es un deporte físico, pero también hay que usar mucho el cerebro, que es lo que lo hace apasionante.” Apasionante y exigente, sin contar con las eventuales traumatologías derivadas de posibles accidentes. “Es lógico: cuanto más rápidos van los barcos, más se exigirá al cuerpo en caso de un choque o de una desaceleración brutal. Si choca contra una pared con una bicicleta a 30 km/h, se hará mucho daño. Hay que prestar mucha atención a la relación hombre/máquina: los barcos son cada vez más potentes y más rápidos, pero el cuerpo humano siempre tendrá límites.” Es evidente que los navegantes que corren en 60 pies se preparan a conciencia e intentar minimizar los riesgos todo lo que pueden. Pero esos riesgos existen. ¿Después de todo esto, sigue teniendo ganas de estar en la salida de la próxima Vendée Globe?[Leer más]]]> <![CDATA[Transat Jacques Vabre: IMOCA, una participación excepcional]]> http://www.imoca.org/default.asp?mode=articles&id=1290 Mon, 26 Oct 2015 00:00:00 GMT http://www.imoca.org/default.asp?mode=articles&id=1290 40 navegantes en la segunda prueba del Campeonato del Mundo IMOCA Ocean Masters 2015-16 Un enfrentamiento de primerísimo nivel Primer test técnico a escala oceánica La rueda de prensa del Campeonato del Mundo IMOCA Ocean Masters, dos días antes de la salida de la Transat Jacques Vabre, ha confirmado las tendencias. La IMOCA será la clase más importante en esta edición 2015: con 20 barcos en liza, un enfrentamiento muy esperado entre los veleros de última generación y los mejores de la última Vendée Globe, novedades como la aparición de los foils, la IMOCA se confirma como uno de los laboratorios más interesantes de las regatas oceánicas. Esta Transat Jacques Vabre es una magnífica ocasión para hacer el balance del camino recorrido desde hace dos años y la creación del Campeonato IMOCA Ocean Masters. Hoy, veinte barcos están en la salida de le Havre, entre ellos cinco unidades botadas este año (Safran, Banque Populaire VIII, Edmond de Rothschild, St-Michel Virbac, HUGO BOSS). Será todo un lujo ver el duelo entre estos barcos de nueva generación y los mejores de la última Vendée (Maître CoQ, PRB, Quéguiner-Leucémie Espoir, SMA…), con una pregunta que centra todas las miradas: ¿qué aportarán los foils aparecidos en lugar de las orzas tradicionales? En este sentido, las reglas de la clase IMOCA se muestran especialmente adecuadas, por cuanto permiten alinear en la salida de una misma regata unidades dotadas de los últimos adelantos tecnológicos y barcos ya probados capaces de defender con fuerza sus posibilidades. En definitiva, esta Transat Jacques Vabre será además la oportunidad de probar en vivo los mástiles y las quillas estandarizadas definidas por el nuevo reglamento IMOCA. Gracias a una colaboración activa con suministradores punteros (Lorima - mástiles, AMPM - quilla, Hydroem – sistemas hidráulicos), los IMOCA sometidos al nuevo reglamento disponen de elementos estandarizados de alta gama, que conjugan rendimiento y fiabilidad. Una reflexión y acciones emprendidas por la clase IMOCA con el doble objetivo de conciliar deporte de alto nivel y seguridad de los navegantes. La lucha por el Campeonato Con veinte barcos en la línea de salida, la Transat Jacques Vabre es la mejor demostración del nivel de preparación de los patrones inscritos en el Campeonato IMOCA Ocean Masters. Tomará el relevo la Transat St-Barth – Port la Forêt; más tarde, el próximo junio, llegará la New York – Vendée, punto culminante del campeonato antes de la Vendée Globe 2016, que cerrará el ejercicio. Vincent Riou, actual líder provisional del Campeonato, pone su título en juego en la regata que ganó en 2013 junto a Jean Le Cam. La Transat Jacques Vabre otorgará 60 puntos al vencedor (coeficiente 3* 20 participantes) y 45 puntos a su copatrón. Esta norma es una novedad decidida por los regatistas en Asamblea General. Antes, solo el patrón sumaba puntos en el campeonato. De esta forma tanto las regatas a dos como las pruebas en solitario, que forman conjuntamente el ADN de la clase IMOCA, reciben un trato equitativo. Han dicho: Jean Kerhoas (Presidente de la Clase IMOCA): “La primera constatación es que nuestra clase goza de buena salud. Esta Transat Jacques Vabre será la primera regata en la que podremos probar la conveniencia de determinadas innovaciones, como los mástiles y las quillas monotipo. Ahora somos conscientes de que tenemos que seguir evolucionando: es cuando una clase va bien que hay que saber preocuparse por el futuro.” Peter Bayer (Director General de OSM - Open Sports Management) “Es un orgullo estar aquí, constatar que la flota IMOCA representa el 50% de los participantes de esta Transat Jacques Vabre. En colaboración con los regatistas hemos trabajado para dar cuerpo al programa de regatas. Con la transat St Barth – Port la Forêt y la New York – Vendée, tenemos cosas muy buenas que hacer juntos antes de la próxima Vendée Globe.” Vincent Riou (Actual líder del Campeonato del Mundo IMOCA Ocean Masters) “Vivimos un momento magnífico. Estoy especialmente contento de ver el número y la calidad de los participantes de esta Transat Jacques Vabre. Con la aparición de los foils, estamos en una fase de transición. Se ha abierto una nueva vía, llegan cambios fundamentales.” Jean Le Cam (Actual campeón del Mundo IMOCA Ocean Masters) “Como vigente campeón del Mundo, soy el primero de una larga serie. Seguro que el campeón dentro de dos años será uno de los patrones presentes en esta sala. Solo quería decir que no hay que dormirse en los laureles y seguir trabajando en la simplificación de nuestras normas.” [Leer más]]]> <![CDATA[Adrena, proveedor oficial de las Transats Saint Barth-Port la Forêt y New York-Vendée en el marco del Campeonato del Mundo IMOCA Ocean Masters]]> http://www.imoca.org/default.asp?mode=articles&id=1287 Tue, 20 Oct 2015 00:00:00 GMT http://www.imoca.org/default.asp?mode=articles&id=1287 El editor del software de navegación Adrena y OSM (Open Sports Management), organizador y promotor del Campeonato del Mundo IMOCA Ocean Masters, estaban llamados a entenderse. De hecho, la mayoría de los patrones de la Clase IMOCA usan software Adrena. La calidad de este servicio y sus regulares actualizaciones lo han convertido en un instrumento indispensable para esos regatistas oceánicos de altos vuelos. Era pues muy normal que OSM firmara ese acuerdo. La dirección de regata de las dos próximas grandes regatas IMOCA Ocean Masters, la Transat Saint Barth - Port la Forêt en diciembre, y la New York - Vendée en mayo de 2016, estará equipada con la versión “Pro Large” de Adrena. “Nuestros programas informáticos permiten establecer la conexión entre los patrones y la dirección de regata. Sobre todo es una herramienta de organización y de seguridad”, indica Amandine Luce, encargada de comunicación de Adrena. Esta asociación es una novedad en el Campeonato del Mundo IMOCA Ocean Masters y esta herramienta será un magnífico aliado de Jacques Caraës, director de regata de las dos próximas regatas transatlánticas IMOCA: “Esta asociación cae por su propio peso, porque el software Adrena está perfectamente indicado para las regatas de altura. El 80% de los regatistas lo llevan. Es especialmente práctico, por ejemplo, en caso de cambio de recorrido, porque sabemos que la mayoría de los participantes podrán integrar directamente los datos que les enviemos en sus ordenadores a bordo. Se les pueden asociar cartas fácilmente, lo que es una importante ventaja desde el punto de vista de la seguridad. Finalmente es un instrumento muy bueno para preparar los routages y prever las horas de paso por los distintos puntos del recorrido o las horas de llegada de los participantes.” La flor y nata de los softwares para la élite de las regatas oceánicas Además de facilitar la organización y seguridad para la dirección de regata, los programas informáticos de Adrena siguen siendo unas extraordinarias herramientas de ayuda para preparar la estrategia. La mayoría de los regatistas IMOCA las usan desde hace años. Esa élite de las regatas oceánicas usan esos programas a lo largo de toda su carrera, tanto si proceden del circuito Figaro Bénéteau como su provienen de otros ámbitos. Crecen juntos, y así siguen… De hecho, en el próximo Salón Náutico de París, en diciembre, se presentará una nueva versión del software Adrena. Adrena es el líder de los programadores de software adaptado a las regatas oceánicas. La empresa equipa al 100% de los patrones de la Vendée Globe y de la Volvo Ocean Race, y sigue evolucionando sus productos. Además, sus tres gamas de productos (First, Standard y Pro) responden tanto a las necesidades de los regatistas aficionados como de los patrones profesionales. Adrena facilita herramientas de ayuda a las decisiones tácticas: ficheros meteorológicos, análisis de rendimiento, routage y funciones relacionadas con la seguridad (MOB, AIS o alarmas). En 2014, Adrena también ha desarrollado un programa destinado a optimizar la ruta y la velocidad de los buques mercantes para mejorar su consumo de carburante y sus ETA (hora prevista de llegada al destino). Esas herramientas son también una ventaja de seguridad. MailScanner: Cuidado, el enlace siguiente dirige a "opensportsmanagement.cmail19.com"www.adrena.fr / MailScanner: Cuidado, el enlace siguiente dirige a "opensportsmanagement.cmail19.com" www.adrena-software.com Programa del Campeonato del Mundo IMOCA Ocean Masters 2015-2016: Rolex Fastnet Race (a dos), Cowes - Plymouth (GB), salida el 16 de agosto 2015 Transat Jacques Vabre (a dos), Le Havre – Itajaí (BR), salida el 25 de octubre 2015 Transat Saint-Barth – Port la Forêt (solitario), salida 6 de diciembre 2015 Transat New York – Vendée (solitario), salida el 29 de mayo 2016 ·         Vendée Globe (solitario), salida 6 de noviembre 2016[Leer más]]]> <![CDATA[Fabrice Amédéo, primer inscrito en la Transat Saint-Barth – Port la Forêt]]> http://www.imoca.org/default.asp?mode=articles&id=1267 Wed, 07 Oct 2015 00:00:00 GMT http://www.imoca.org/default.asp?mode=articles&id=1267 El patrón del Newrest-MatMut es el primer patrón que se ha inscrito oficialmente en la Transat Saint-Barth – Port la Forêt. Es un nuevo reto en la carrera del patrón periodista que se encontrará, por primera vez, en solitario a la caña de un IMOCA 60 en regata. “Para mí es una gran novedad. Aunque será mi novena Transat y la tercera que hago en solitario, estar solo a bordo de un IMOCA 60 son palabras mayores. Pese a que afronto con mucha tranquilidad la Transat Jacques Vabre, porque correremos a dos con Eric Péron, que es un navegante experimentado, con todo la Saint-Barth – Port la Forêt supone el salto al gran reto. Sé que la regata puede ser dura. Es una Transat invernal que debería hacerse en rumbos portantes con altos porcentajes de vientos fuertes. Esto nos dará un anticipo de lo que puede ser la Vendée Globe. Estoy muy excitado ante la perspectiva de conseguir clasificarme para la vuelta al mundo antes de las fiestas de año nuevo. Si todo va bien, pasaré las Navidades en familia, tranquilo. Estoy impaciente por que llegue. Será un verdadero cambio de dimensión…”  [Leer más]]]> <![CDATA[Transat Saint-Barth – Port la Forêt, un recorrido excepcional con regreso a los orígenes]]> http://www.imoca.org/default.asp?mode=articles&id=1266 Wed, 07 Oct 2015 00:00:00 GMT http://www.imoca.org/default.asp?mode=articles&id=1266 -  De una de las perlas del Caribe a la cuna de las regatas oceánicas -  Una transat invernal en solitario como anticipo de la Vendée Globe -  Una oportunidad de clasificarse para una flota de prestigio Está claro que los IMOCA 60 tendrán un fin de año por todo lo alto. Apenas llegados de la Transat Jacques Vabre, los patrones del Campeonato del Mundo IMOCA Ocean Masters emprenderán una segunda regata transoceánica, esta vez en solitario. Para esta odisea invernal afrontarán un recorrido de ensueño, desde Saint-Barth, pequeño paraíso sobre el mar, hasta Port-la-Forêt, el lugar donde empezó todo lo relacionado con las regatas oceánicas. Salida, el 6 de diciembre de 2015. Olivier de Kersauson había bautizado Port-la-Forêt como el Valle de los Locos, porque en este rinconcito de la Bretaña existe un espíritu único en el que la competición se mezcla con una especie de fraternidad de pueblo, donde el espíritu de camaradería no impide el desarrollo de tecnologías punteras a bordo de barcos de regata cada vez más sofisticados. Este carácter único, evidentemente, ha pesado mucho en la decisión conjunta adoptada por OSM (Open Sports Management), organizador del Campeonato del Mundo IMOCA Ocean Masters, y el Consejo de Administración de la Clase IMOCA. Dotada de un coeficiente 4 en el Campeonato, la regata será determinante para designar al líder provisional del Campeonato tras la primera mitad de la temporada.   12 candidatos para un recorrido histórico Para esa regata clasificatoria para la próxima Vendée Globe, en estos momentos hay doce candidatos a tomar la salida de un recorrido que constituye un nexo de unión entre las dos ediciones anteriores, ya que en 2007 la regata zarpó de Brasil hacia Port-la-Forêt y en 2011 empezó en Saint-Barth para dirigirse a Lorient.  Pero sobre todo este recorrido es increíblemente técnico y rico: para salir del arco de las Antillas, los monocascos deberán remontar hacia el norte para ir a buscar los trenes de depresiones, lo que significa de dos a tres días de ceñida, antes de atrapar los regímenes de vientos del oeste que podrían catapultarlos a gran velocidad hacia Bretaña. La travesía será la ocasión de apreciar en vivo y en solitario las diferencias de comportamiento entre los barcos clásicos ya optimizados y los foilers en pleno desarrollo. Deporte al máximo nivel, una comparativa técnica determinante, una salida de Saint-Barth que se confirma como un destino familiar de los patrones, una llegada a la Meca de las regatas oceánicas… En su tercera edición, la Transat Saint-Barth – Port la Forêt no tendrá nada que envidiar a sus hermanas mayores. Informaciones prácticas -         Cierre de inscripciones el 15 de octubre de 2015 -         Prólogo el 4 de diciembre: vuelta a Saint-Barth -         Salida el 6 de diciembre, llegada estimada alrededor del 18 diciembre   Han dicho: Jean Kerhoas (Presidente de la Clase IMOCA): “Estamos muy contentos de ver que la transat Saint Barth-Port la Forêt llegará a la cuna de la vela oceánica francesa. Hemos contado con el apoyo activo de la Región de Bretaña y del Consejo del departamento de Finisterre para montar ese proyecto. Saint-Barth es el puerto de llegada de muchas regatas transatlánticas. En esta ocasión los participantes podrán apreciar una vez más sus encantos antes de sumergirse en el invierno.”  Peter Bayer (Director General OSM) “Es magnífico volver así a los orígenes de la transat más conocida bajo el nombre de B to B. Para la llegada, hemos tenido que elegir entre varias posibilidades excelentes, y la elegida ha sido Port-la-Forêt. Será la primera regata en solitario con los IMOCA 60 con foils. Es muy prometedor, por cuanto será un verdadero anticipo de la Vendée Globe, y además en pleno Salón Náutico de París; una magnífica oportunidad de compartir ese espectáculo con los aficionados a la vela y a las regatas oceánicas en Francia.”  [Leer más]]]> <![CDATA[Quinto Défi Azimut IMOCA]]> http://www.imoca.org/default.asp?mode=articles&id=1259 Wed, 07 Oct 2015 00:00:00 GMT http://www.imoca.org/default.asp?mode=articles&id=1259 Una participación excepcional Es la hora del regreso a las aulas y ha llegado la hora del Défi Azimut IMOCA. Fiel a su costumbre, esa cita de exhibición atípica, inscrita en la agenda de los mejores patrones, vuelve con una quinta edición de alto nivel con una participación de primera. Se espera la presencia de 15 IMOCA 60 tripulados a dos para disputar una serie de regatas en un espíritu amistoso, la marca de fábrica de una regata diferente, con salida y llegada en los pontones de Lorient-La Base. Deporte al mejor nivel y un gran ambiente en tierra. Aquí radica el éxito del Défi Azimut IMOCA, vislumbrado como una gran oportunidad de intercambio y convivencia con los mejores expertos de las regatas oceánicas. Nacido de la confluencia entre la clase IMOCA y la compañía de Lorient Azimut, famosa por su compromiso por la innovación y la alta tecnología, el Défi Azimut IMOCA se hizo un hueco desde el primer momento. Actualmente figura entre las citas más apreciadas por los grandes nombres de las regatas oceánicas. La experiencia de CNL, organizador de la competición en el agua, garantiza la equidad deportiva. “Es la regata que llega como anillo al dedo. Antes de la próxima gran regata, nos da la oportunidad de seguir en una dinámica de progresión”, comentó el año pasado François Gabart, uno de los fieles de esa prueba de Lorient, antes de ganar la Ruta del Ron-Destino Guadalupe, unas semanas después. Tres modalidades con las filas prietas Este año, con la la Transat Jacques Vabre acercándose a pasos agigantados, numerosos dúos han respondido a la invitación del Défi Azimut 2015, que contará  con la presencia de los patrones de la Clase IMOCA. Armel Le Cléac’h, Sébastien Josse, Vincent Riou, Tanguy de Lamotte, Jérémie Beyou, Yann Eliès, Bertrand de Broc… Y tantos otros entre los que se cuentan los futuros protagonistas de la Vendée Globe 2016, que se aprestan a venir a Lorient para responder al Défi y animar los pontones durante el gran fin de semana del 25 al 27 de septiembre. Este año, con el formato ya clásico que alterna una regata de 24 horas, runs de velocidad y la vuelta de la isla de Groix, se ha preparado un programa completo y variado para esos IMOCA 60 cortados para la vuelta al mundo. Una oportunidad única para afinar reglajes, afilar LAS armas y, por qué no, marcar terreno desde el punto de vista psicológico antes de la próxima gran cita oceánica, la Transat Jacques Vabre, segunda prueba oficial del Campeonato del Mundo IMOCA Ocean Masters.   Entrevistas  Jean Kerhoas, Presidente de la clase IMOCA “Fruto de una asociación de cinco años entre Azimut y la clase IMOCA, el Défi es una cita ineludible del inicio del curso. Punto de paso muy apreciado entre nuestros miembros, este año entre la mítica Rolex Fastnet Race y la Transat Jacques Vabre, las dos primeras etapas del Campeonato del Mundo IMOCA Ocean Masters, este año acoge por primera vez a una flota internacional. Es un claro signo del creciente interés por nuestra clase allende nuestras fronteras. Será además una oportunidad para que nuestros 15 dúos mejoren el control de sus monturas mientras ofrecen al mismo tiempo un espectáculo de calidad a un público entendido y apasionado. Y esto no hace más que alegrar al presidente de clase que soy.” Bernard Bocquet, Presidente del CNL “El CNL está muy satisfecho de compartir esta gran fiesta con Azimut. Compaginar la regata para todos y la fiesta popular con las sofisticadas máquinas de la clase IMOCA es, sin duda alguna, el futuro. Esta compaginación de pasión, saber hacer y buena voluntad augura muchas promesas y éxitos en el futuro.” Jean-Marie Corteville, director general de Azimut “La noción de excelencia y de alta tecnología, inherente a los patrones que preparan una transatlántica o una vuelta al mundo, entra de lleno en el corazón y el alma de nuestra empresa, que nos animó a iniciar esta cita. Al cabo de cinco años de la primera edición, me congratulo del entusiasmo y de la fidelidad de los patrones, que responden positivamente a nuestra invitación. Su presencia demuestra la vitalidad de las regatas oceánicas en el territorio bretón.”    [Leer más]]]> <![CDATA[Rueda de prensa de la Transat Jacques Vabre: 20 dúos de patrones en la salida de la Transat a dos]]> http://www.imoca.org/default.asp?mode=articles&id=1241 Wed, 07 Oct 2015 00:00:00 GMT http://www.imoca.org/default.asp?mode=articles&id=1241 Los 20 monocascos IMOCA en la salida de la Transat a dos: - Banque Populaire VIII / Armel Le Cléac’h y Erwan Tabarly - Bastide - Otio / Kito de Pavant y Yann Régniau - Bureau Vallée / Louis Burton y Romain Attanasio - Comme un seul homme-Stand as one / Eric Bellion y Sam Goodchild (GB) - East Side Story / Nicolas Boidevézi y Ryan Breymaier (USA) - Edmond de Rothschild / Sébastien Josse y Charles Caudrelier - Hugo Boss / Alex Thomson (GB) y Guillermo Altadill (ESP) - Initiatives-Cœur / Tanguy de Lamotte y Samantha Davies (GB) - Le Bateau Des Métiers By Aerocampus / Arnaud Boissières y Stan Maslard - Le Souffle du Nord / Thomas Ruyant y Adrien Hardy - MACSF / Bertrand de Broc y Marc Guillemot - Maître CoQ / Jérémie Beyou y Philippe Legros - Newrest-Matmut / Fabrice Amédéo y Eric Peron - O Canada / Eric Holden (CAN) y Morgen Watson (CAN) - PRB / Vincent Riou y Sébastien Col - Quequiner – Leucémie Espoir / Yann Eliès y Charlie Dalin - Safran / Morgan Lagravière y Nicolas Lunven - SMA / Paul Meilhat y Michel Desjoyeaux - Spirit Of Hungary / Nándor Fa (HUN) y Péter Perényi (HUN) - StMichel-Virbac / Jean-Pierre Dick y Fabien Delahaye  [Leer más]]]> <![CDATA[Rolex Fastnet Race: el PRB y Vincent Riou logran su tercera victoria]]> http://www.imoca.org/default.asp?mode=articles&id=1236 Tue, 01 Sep 2015 00:00:00 GMT http://www.imoca.org/default.asp?mode=articles&id=1236 El PRB gana la primera manga del Campeonato del Mundo IMOCA Ocean Masters Buen papel de las unidades clásicas frente a los últimos diseños de la clase Esta Fastnet se ha corrido con una gran variedad de condiciones meteorológicas Esta Rolex Fastnet Race 2015 se recordará como una de las ediciones más lentas de la era moderna. Para la flota de los IMOCA, ha resultado ser un test rico en enseñanzas, a menos de dos meses de la salida de la Transat Jacques Vabre. Vincent Riou, que consigue su tercera victoria en esta prueba tras sus triunfos en 2007 con Sébastien Josse y en 2011 con Jean Le Cam, gana esta vez en compañía de Sébastien Col. Vincent se coloca así líder del Campeonato del Mundo IMOCA Ocean Masters. Esta edición 2015 ha vivido muchos cambios. Tras el viento flojo que acompañó a la flota en las primeras millas hasta el cabo Lizard, las condiciones se degradaron considerablemente con la llegada de la encalmada. Una dorsal anticiclónica situada en plena ruta de los barcos fue una gran trampa para el conjunto de los participantes, que progresaron toda una noche a velocidades de menos de 3 nudos, cuando no estaban completamente clavados sobre el agua. En esas condiciones, ninguna tripulación logró una clara ventaja, pese a que los tres más espabilados (el SMA, de Paul Meilhat – Michel Desjoyeaux, el Quéguiner – Leucémie Espoir, de Yann Elies – Charlie Dalin, y el PRB, de Vincent Riou – Sébastien Col) estaban en cabeza del grupo. Un regreso a toda velocidad Esta jerarquía acabó cuajando, por cuanto fue el mismo trío que encabezaba la regata al paso del Fastnet, al anochecer del martes 18 de agosto. Con un viento que arreciaba progresivamente, el regreso se realizó a toda velocidad, sin que las diferencias entre los distintos barcos variaran significativamente. Se esperaba mucho de los foils en rumbos portantes con viento fuerte; sin embargo, de momento no permitieron que sus usuarios establecieran diferencias en ese tramo del recorrido. A la vista del resultado, su puesta a punto se prevé difícil y harán falta aún muchas millas para que se puedan conocer las ventajas que cabe esperar de esos apéndices. El error de recorrido del SMA La última peripecia de esta Rolex Fastnet Race fue el abandono del SMA como consecuencia de un error en la lectura de las instrucciones de regata. Paul Meilhat y Michel Desjoyeaux optaron por pasar al norte de las islas Scilly, de regreso a Plymouth, sin dejar por babor el faro de Bishop Rock, al oeste del archipiélago. Tras constatar su error, decidieron con toda lógica retirarse, a fin de no crear confusión en la línea de llegada. Así pues, el PRB fue quien ganó, delante del Quéguiner – Leucémie Espoir y del Safran. Cabe destacar la magnífica cuarta posición de Thomas Ruyant y Adrien Hardy (Le Souffle du Nord) quienes, en su primera regata a bordo del antiguo IMOCA de Kito de Pavant, han lanzado un aviso a sus adversarios. El Banque Populaire VIII (Armel Le Cléac’h – Erwan Tabarly), víctima de una avería que no reviste gravedad, no pudo defender sus opciones y acabó sexto, inmediatamente detrás del Initiatives Cœur de Tanguy de Lamotte y Sam Davies. Eric Bellion y Anthony Marchand (Comme un Seul Homme) acabaron séptimos, delante de Enda O’Coineen y David Kenefick (Kilcullen Voyager), una tripulación irlandesa recién llegada al circuito IMOCA Ocean Masters. Una clasificación de acuerdo con lo esperado, teniendo en cuenta el poco tiempo de preparación de esos dos barcos. Pero esta Rolex Fastnet Race les habrá permitido tomar referencias y calcular mejor lo que les queda por hacer para estar a punto para la Transat Jacques Vabre.[Leer más]]]> <![CDATA[¡Preparados, listos, ya!]]> http://www.imoca.org/default.asp?mode=articles&id=1235 Tue, 01 Sep 2015 00:00:00 GMT http://www.imoca.org/default.asp?mode=articles&id=1235 Para los patrones, los vientos flojos y maniobrar en zonas sin viento puede ser mucho más difícil que navegar con mal tiempo. Las condiciones serán pues especialmente complicadas en la primera regata de la temporada 2015-16 del Campeonato del Mundo IMOCA Ocean Masters, la Rolex Fastnet Race, que el domingo empieza en Cowes, en la isla de Wight a las 12h10, hora local (13h10 en España). Las previsiones meteorológicas anuncian un viento superflojo, ni una rachita antes del miércoles. Los barcos estarán a merced de las brisas térmicas y de las mareas. Según los navegantes, hará falta el doble de tiempo del habitual para que los barcos grandes cubran las 600 millas del recorrido que da la vuelta a la roca de Fastnet, al suroeste de Irlanda, antes de poner proa a Plymouth, al suroeste de Inglaterra. Este año se celebra el 90 aniversario de la clásica bienal del Royal Ocean Racing Club, la mayor regata de altura del mundo en cuanto a participación, con un número récord de regatistas, con más de 350 tripulaciones, entre las que hay equipos de prestigio llegados de todos rincones del planeta. En la línea de salida habrá ocho IMOCA 60, pero el interés se centrará sobre todo en los dos más recientes: el Safran, con Morgan Lagravière y Nicolas Lunven, y el Banque Populaire de Armel le Cleac’h y Erwan Tabarly. Esos dos barcos están equipados con foils en forma de ‘L’ concebidos para ‘levantar’ parcialmente el barco fuera del agua. Pronto se montarán foils de ese tipo en otros barcos diseñados por VPLP-Verdier, cuya botadura es inminente. Pero nadie conoce aún su rendimiento en las diferentes condiciones de viento y mar, o si llegarán a desplegar todo su potencial antes de la Vendée Globe, dentro de poco más de un año. La Artemis Challenge del pasado jueves, 50 millas alrededor de la isla de Wight, fue ganado por Vincent Riou y Sébastien Col con el PRB, un IMOCA 60 ‘convencional’. El Banque Populaire y el Safran acabaron 5º y 6º respectivamente. “Para nosotros era interesante comparar nuestra velocidad con la de los demás”, confiesa Armel le Cleac’h. “Íbamos cuartos en las Needles (el punto más occidental de la isla de Wight), poco detrás del PRB y del Quéguiner-Leucémie Espoir. Después el viento subió hasta 20 – 22 nudos, 70 – 80°; desplegamos el foil y cogimos buena velocidad. Pero en la otra costa fuimos de ceñida; era difícil mantener el rumbo y había mucha corriente, y perdimos dos posiciones respecto del Safran y el SMA.” ¿Así pues, los foils son el futuro? “Tienen potencial”, mantiene Le Cleac’h. “Durante la Artemis Challenge había muchas maniobras, y eso era difícil para nosotros, pero nuestro barco está concebido para la Vendée Globe y no podemos aún sacar conclusiones. Después de la Transat Jacques Vabre veremos si va bien y si pueden optimizarse o si debemos volver a una solución clásica.” Lo esencial antes de la Vendée Globe será pasar tiempo probando los foils, y la mejor forma de hacerlo es corriendo regatas. Por eso Le Cleac’h se alegra de las regatas suplementarias previstas en el Campeonato del Mundo IMOCA Ocean Masters: la Transat B2B en diciembre y la New York-Vendée en 2016.  Morgan Lagravière (Safran) no puede más que confirmarlo. “De momento, lo que podemos decir es que el rendimiento de nuestro barco en ceñida no es bueno, pero funciona bien con vientos portantes. Los foils funcionan bien con un ángulo de viento de entre 90 y 135°, con un mínimo de 15 nudos. Cuanto más sopla, mejor va, pero aún no lo sabemos muy bien. Queremos ganar experiencia en regata con otros barcos. Después de la Transat Jacques Vabre veremos dónde estamos y tomaremos una decisión a fin de tener el mejor barco para la Vendée Globe.” Lagravière se congratula también del nuevo Campeonato del Mundo IMOCA Ocean Masters. “Lo tradicional de ‘una transat al año’ no basta. Queremos más regatas. Para nuestros patrocinadores es mucho más importante estar en regata en el agua que en el astillero.” Para Yann Elies, la Rolex Fastnet supone su primera regata al frente al frente de su propio proyecto IMOCA 60 tras su abandono forzado a bordo del Generali durante la Vendée Globe 2008. La casualidad quiere que su Quéguiner-Leucémie Espoir sea el antiguo Safran, el mismo a bordo del que Marc Guillemot lo asistió en aquella ocasión. “Estoy contento de haber vuelto, y aún más en ese barco”, dice Elies, que corre con Charlie Dalin, segundo detrás suyo en la Solitaire du Figaro. Tras comprar el barco, Elies lo ha equipado con nuevas orzas, parecidas a las del SMA, y en septiembre tendrá una nueva quilla.  Bromea: “¡No quiero ser quien pierda la tercera quilla en este barco! Nuestro objetivo es ser tan rápidos como el PRB. Tenemos la misma forma de casco, las mismas orzar. Ahora tenemos que hacer progresos en ceñida.” A Elies aún no le convencen los foils. “Pueden avanzar rápido, pero solo a partir de 20’; habrá que verlos en diferentes condiciones para sacar una conclusión final.” Queguiner – Leucémie Espoir está considerado el más ligero de los IMOCA 60 y debería destacar en las condiciones previstas en esta regata. “Creo que será muy complicado con poco viento y muchas transiciones,”  prevé Elies. Recién llegado al circuito IMOCA Ocean Masters, Paul Meilhat lleva la caña del SMA,  vencedor tanto de la Vendée Globe 2012 como de la Rolex Fastnet en 2013. Comparte el timón con su entrenador, que es ni más ni menos Michel Desjoyeaux, doble vencedor de la Vendée Globe. Meilhat prefiere esperar un poco antes de juzgar los foils. “Contra el viento están lejos del rendimiento de los barcos antiguos, pero al largo pueden ir muy rápidos. Sus resultados no son regulares, pero eso mejorará.” En el SMA podrían instalarse foils parecidos, pero como apunta Meilhat, eso requeriría tiempo, sería caro y quizá ya es demasiado tarde para la Vendée Globe. A bordo del Initiaves-Cœur, el patrón Tanguy de Lamotte se toma muy en serio su rol de terapeuta, para permitir que su copatrona británica, la navegante Sam Davies, se recupere de la Volvo Ocean Race y vuelva a la práctica de una tripulación reducida sin la asistencia de toda su tripulación femenina. “Intentaremos conseguir un buen resultado en esta Rolex Fastnet Race, pero lo más importante es clalificarse, aprender a conocer el barco y prepararse de forma óptima para la Transat Jacques Vabre.” “Espero que haya poco viento en esta Fastnet, para que haya mucha táctica. Su deseo puede verse satisfecho, quizá incluso demasiado… IMOCA Ocean Masters World Championship Rolex Fastnet Race[Leer más]]]> <![CDATA[Los patrocinadores IMOCA Ocean Masters tienen corazón ]]> http://www.imoca.org/default.asp?mode=articles&id=1220 Wed, 22 Jul 2015 00:00:00 GMT http://www.imoca.org/default.asp?mode=articles&id=1220 El mecenazgo cobra fuerza para la promoción de valores, no de marcas Los valores humanos, lo primero El patrón, eterno cimiento de su patrocinio Cuatro nuevos patrocinios se han hecho públicos recientemente en el circuito del Campeonato del Mundo IMOCA Ocean Masters: “Comme 1 Seul Homme” de Eric Bellion, “Newrest* - Matmut” de Fabrice Amédéo, “Le Bateau des Métiers by AéroCampus Aquitaine” de Arnaud Boissières y “Le Souffle du Nord pour le Projet Imagine” de Thomas Ruyant. En el centro de esos nuevos proyectos hay un denominador común: el mecenazgo, el humanismo. El conjunto de esos programas explotará también a fondo la repercusión mediática internacional de la Vendée Globe y la potencia aglutinadora de las regatas oceánicas. La vela es un excelente vector de valores humanos. Sin embargo, esos valores, omnipresentes en el fondo de los patrocinios de vela, pocas veces se explotan en primer término, pues los patrocinadores por lo general priorizan la promoción de su empresa. Nuevos vientos, un soplo de humanismo en la IMOCA Dos de esos nuevos proyectos IMOCA defienden hoy lo contrario de este esquema clásico: 13 mecenas participan en el programa “Comme 1 seul homme” de Eric Bellion y más de 50 se han comprometido al lado de Thomas Ruyant en “Le Souffle du Nord pour le Projet Imagine”. Esas empresas (que abarcan desde pequeñas pimes a grupos de envergadura internacional) han optado por implicarse en esos programas IMOCA Ocean Masters para hacer llegar un mensaje y unos valores, no para llevar a cabo una operación comercial. Ninguna de esas empresas tendrá visibilidad en el barco ni en las regatas. El valor añadido de su mecenazgo es otro. Para los 13 mecenas de “Comme 1 Seul Homme”, se trata de un verdadero ejercicio de comunicación interno y B to B en torno a la cuestión de la diversidad en la empresa. El mensaje a transmitir, “la diversidad es una fuerza”, da en el clavo, tanto entre los dirigentes como entre los trabajadores. El universo de los patrones IMOCA y de su vuelta al mundo en solitario, sin escalas y sin asistencia representa un soporte fuera de serie, potente e integrador, perfectamente en línea con esta gran cuestión sobre el vivir juntos y el rendimiento. Renaud Benquet, Presidente-Director General de Trepia, mecenas de Comme 1 Seul Homme: “En el marco del circuito IMOCA Ocean Masters, estaremos presentes en todos los lugares que podamos, pero para defender un mensaje, no para blandir un logo. Como Eric, a partir de ahora somos actores de esta defensa de la diversidad en la empresa. No somos simples ‘avalistas’. Defendemos una idea e intentamos vivirla día a día, todo ello con el fondo de la aventura Vendée Globe…” Valores humanos, forever Le copatrocinio entre Newrest y Matmut en torno a Fabrice Amédéo tiene un formato más clásico, pero su primer motor sigue siendo lo humano. Los patrocinadores del periodista-patrón han tomado perfectamente la medida del alcance de una aventura Vendée Globe y quieren apoyarse ante todo en los valores asociados a las regatas oceánicas y a su patrón. Matthieu Jeandel, vicepresidente de Finanzas y Administración de Newrest: “Lo que nos ha motivado sobre todo en nuestro compromiso con Fabrice Amédéo es la Vendée Globe. Es una de las últimas aventuras humanas y deportivas que existen. Eso comporta valores de superación y compromiso que compartimos plenamente. También es de muy alto nivel. Y esta noción de excelencia es nuestro día a día.” Jean-Michel Levacher, director de comunicación de Matmut: “No se trata de una iniciativa publicitaria. Queremos desarrollar ese patrocinio sobre lo humano, el esfuerzo, la valentía, la obstinación, el compartir, que son todos ellos valores mutualistas.” Este enfoque no será óbice para que esos dos copatrocinadores exploten a fondo la dimensión mediática e internacional de la Vendée Globe para brillar. Jean-Michel Levacher: “En cuanto asegurador de navegación de recreo, es un posicionamiento elegido para dirigirnos a todos los aficionados.” Matthieu Jeandel: “Nuestra segunda motivación es la cobertura mediática de este evento, que permite llegar a un público más amplio que va desde el ama de casa al responsable económico y político, y no solo en Francia.” La comunicación interna no quedará en el olvido, sobre todo en Newrest, que conectará el seguimiento de la Vendée Globe con el 10º aniversario de la empresa: una buena forma de crear un vínculo entre todos sus colaboradores, expandidos en los 5 continentes del globo…, que Fabrice contactará uno tras otro en el transcurso de su circunnavegación. Last but not least Finalmente, como siempre en vela, el patrón es el cimiento, el núcleo duro, el puente que permite ensamblar regatas oceánicas y empresas. El carácter aventurero-comunicador de Fabrice Amédéo, el recorrido y el carisma de Eric Bellion han pesado en la aprobación de sus respectivos patrocinios. En el corazón de una sociedad en que la competición está omnipresente, las regatas oceánicas, y con más motivo la IMOCA y su mítica Vendée Globe, parecen convertirse cada vez más en un soporte legítimo para (re)colocar los valores humanos en el centro de los debates. El futuro nos dirá si se trata de un oasis o de un filón de humanidad que crecerá; en cualquier caso, la Clase IMOCA, especialmente a través de esos nuevos patrocinios, es hoy una fuente de valores a los que las empresas están ansiosas de apuntarse. Más de 50 organismos mecenas (empresas, municipios, escuelas, organizaciones no gubernamentales…) apoyan a Thomas Ruyant en “Le Souffle du Nord pour le Projet Imagine”. Han decidido implicarse en este programa IMOCA Ocean Masters para hacer llegar un mensaje y unos valores. Vent du nord, un soplo de calor humano El programa de Thomas Ruyant es el estandarte de una organización humanitaria, pero es mucho más que eso. Es un patrocinio con tres vertientes: el aspecto deportivo, con la Vendée Globe en el punto de mira; los valores humanistas de la asociación no gubernamental “Le Projet Imagine” (medio de comunicación filantrópico), y el conjunto está aglutinado por la identidad del “Souffle du Nord”*, de la región del Norte de Francia. Las 50 primeras organizaciones mecenas comprometidas con Thomas Ruyant coinciden en algunas ocasiones más con una de esas tres ‘causas’, pero todas dan más importancia a la transmisión de un mensaje que a la promoción de su marca. Valéry Dalle, Presidente-Director General de Cousin Tretsec, mecenas de Souffle du Nord pour le Projet Imagine: “Lo que nos ha seducido es la dimensión humanista de ese programa de deporte de alto nivel, el gran suplemento de conciencia aportado por ‘‘Le Projet Imagine’’. No nos posicionamos como patrocinadores, sino como apoyo de la asociación de Frédérique Bedos.” Benjamin Derreumaux, el Gallodrome**, mecenas de Souffle du Nord pour le Projet Imagine: “El Gallodrome transmite exactamente los mismos valores que el proyecto del Souffle du Nord: desde hace 10 años, aglutinamos a la gente del Norte y defendemos el espíritu y los valores de nuestra región. ¡Era por tanto imposible que no nos implicáramos en esta aventura!” Amandine Montac, responsable de márketing France de Norauto,mecenas deSouffle du Nord pour le Projet Imagine:“Lo que nos ha seducido son los valores asociados a lo deportivo y a lo humanitario. La humildad, el compartir, la bondad, la autenticidad: nos identificamos plenamente con esos valores y con el mecenazgo, para la comunicación interna, porque nuestros colaboradores son héroes del día a día.” Colaborador, pero para el sector naval en Aquitaine Otro planteamiento original y colaborador es el multipatrocinio montado por Arnaud Boissières, que aglutina una veintena de empresas y el AéroCampus Aquitaine. Para esas pymes, esta colaboración representa una rara oportunidad de entrar en la brillante y mediática operación Vendée Globe. El impacto es fuerte para todas y cada una de ellas, incluso con una visibilidad reducida. Jean-Jacques Béteau, Presidente-Director General de Fantronic, histórico patrocinador de Arnaud Boissières: “El multipatrocinio permite a nuestra pyme acceder a la Vendée Globe, mostrar que es dinámica y que puede proponer operaciones específicas y de envergadura a nuestros clientes, que a veces tienen estructuras mucho más importantes que la nuestra. No buscamos la visibilidad de un telediario, ese no es nuestro objetivo. Lo que nos interesa es poder reforzar nuestros vínculos con nuestros clientes, con nuestros proveedores y también de forma especial con nuestros patrocinadores financieros, sobre todo a través de las salidas al mar en el IMOCA, con Arnaud.” Pero ese patrocinio colaborador va más lejos, porque está dirigido por AéroCampus Aquitaine, centro de formación dedicado a los oficios del mantenimiento aeronáutico, que agrupa a 18 organismos. Su compromiso en el programa Vendée Globe de Arnaud Boissières tiene dos objetivos: crear puentes hacia la industria naval y dar un primer paso hacia la creación de un centro de regatas oceánicas 100% de Aquitania. Jérôme Verschave, director de AéroCampus Aquitaine: “Queremos diversificarnos hacia los oficios del sector naval. Nuestra asociación con Arnaud tiene como objetivo presentar nuestro know-how, porque los sectores aeronáutico y naval tienen numerosos puntos en común. De esta forma, hemos participado activamente en la preparación técnica del IMOCA 60’ de Arnaud. Eso lo concretaremos haciendo de este IMOCA el ‘Barco de los Oficios’: después de la Transat Jacques Vabre, será ‘‘deshuesado’’ y expuesto en el puerto, en Burdeos. Se convertirá en un escaparate de tamaño natural de nuestro conocimiento. Esa idea está inspirada en el “Avión de los Oficios” de la aeronáutica expuesto en el salón del Bourget. Al final, la idea sería presentar el Barco de los Oficios en el Salón Náutico de París… Este patrocinio se plantea a largo plazo, en línea con una estrategia de despliegue de la industria naval en Aquitania y la creación de un centro de regatas oceánicas.” Todo empieza con un encuentro No hay que olvidar que el desencadenante de esos patrocinios es un encuentro. El humor atractivo y aglutinador de Arnaud Boissières, el talento y la identidad 100% de la zona al Norte del Pas de Calais de Thomas Ruyant han jugado un papel fundamental (en el sentido estricto del término) en la creación de esas aventuras IMOCA. [Leer más]]]> <![CDATA[Por fin saldremos de dudas]]> http://www.imoca.org/default.asp?mode=articles&id=1216 Fri, 19 Jun 2015 00:00:00 GMT http://www.imoca.org/default.asp?mode=articles&id=1216 - Botadura del IMOCA Banque Populaire VIII de Armel Le Cléac’h - Un primer entrenamiento en Port-la-Forêt enfrentará a las viejas generaciones con las nuevas - En Persico, en Bérgamo, sale del molde el casco del barco de Andrea Mura sale del molde - El casco del St-Michel – Virbac sale del molde en Multiplast Hay movimientos en el seno de la Clase IMOCA ante las primeras citas del IMOCA Ocean Masters. En Port-la-Forêt, el Banque Populaire fue botado antes de un rápido traslado a Lorient justo antes de la llegada de la Volvo Ocean Race. En Italia, el proyecto de Andrea Mura coge forma. Como un niño con zapatos nuevos: está claro que Armel Le Cléac’h ya está embelesado con su nueva montura. Un decorado que rompe con sus anteriores barcos, un nuevo diseño firmado por VPLP – Verdier y el añadido de los famosos foils, que supuestamente permitirán un significativo incremento del rendimiento en determinados rumbos. Es un nuevo campo de investigación que se abre y hábitos que habrá que cambiar para sacar provecho de todas las posibilidades de los foils. En esto regatistas, arquitectos y astilleros están de acuerdo: será difícil comparar los ángulos de navegación de los monocascos equipados con foils con los de las unidades más clásicas. Pero esto lo hará aún más apasionante. La aventura Para Eric Bellion, la primera victoria será estar en la línea de la salida de la próxima Vendée Globe. Eric, que ya ha vivido más de una aventura marítima, ha comprado el antiguo DCNS gracias a la ayuda de numerosos mecenas a los que ha sabido motivar. Comme un seul homme está ahora basado en Port-la-Forêt, la Meca de las regatas oceánicas. Cabe destacar que Eric ha recibido el apoyo de todo un peso pesado, Michel Desjoyeaux. De esta forma su IMOCA ha podido ser completamente revisado por los equipos técnicos de Mer Agitée. Cascos en stock Otros dos barcos deberían tocar el elemento líquido en breve. Andrea Mura ha confiado la construcción de su monocasco, siempre con planos VPLP – Verdier, al astillero Persico, considerado un orfebre en la materia. En Vannes, el casco del St-Michel – Virbac también acaba de salir del molde en el astillero. Para Jean-Pierre Dick se trata de una novedad, pues todos sus barcos anteriores habían sido construidos en Nueva Zelanda. Primera confrontación Del 16 al 19 de junio, cuatro IMOCA se reunirán para entrenar en el Pôle France de Port-la-Forêt. La confrontación promete ser apasionante entre dos de los monocascos más rápidos de la generación 2012, el PRB en manos de Vincent Riou y el SMA de Paul Meilhat que ha cogido las riendas del antiguo barco de François Gabart, frente a los últimos recién llegados, el Safran de Morgan Lagravière y el Banque Populaire de Armel Le Cléac’h. Por fin saldremos de dudas… Han dicho: Armel Le Cléac’h (Banque Populaire VIII): “Contemplamos un objeto que ya tiene un alma y que a partir de ahora me obliga, esta vez con la ayuda de todo el equipo de navegación, a transformarlo en una máquina de ganar. Para ello habrá que concretar, afinar, domar sobre el agua todas las ideas bosquejadas en la teoría.” Andrea Mura (Vento di Sardena): “Ahora el objetivo es estar listo para navegar a finales de julio. Entonces iremos en transporte hacia Lorient o La Trinité sur Mer para llevar a cabo todos los controles de medición del barco y acabar de equiparlo. Esperamos poder disputar el trofeo Azimut, que será un entrenamiento magnífico antes de la Transat Jacques Vabre.” Eric Bellion (Comme un seul homme): “Somos un equipo muy pequeño. Por eso las cosas van un poco menos rápidas que en las grandes escuderías. Afortunadamente, tenemos el apoyo de Mer Agitée y de Michel Desjoyeaux. Esto permite que nuestro equipo progrese en contacto con ellos. Pero tenemos mucho trabajo por delante: hace dos años que el barco no navega. Nuestro objetivo es estar a punto para la Rolex Fastnet Race.”[Leer más]]]> <![CDATA[Asamblea General de la IMOCA: empiezan dos grandes años de regatas]]> http://www.imoca.org/default.asp?mode=articles&id=1176 Mon, 11 May 2015 00:00:00 GMT http://www.imoca.org/default.asp?mode=articles&id=1176 La Asamblea General anual se celebró el 29 de abril en París El Campeonato IMOCA Ocean Masters, concretado hasta la Vendée Globe 2016 Una nueva regata con salida en Nueva York en la primavera de 2016 La Asamblea General anual destinada a analizar las acciones iniciadas y fijar las grandes orientaciones de la clase se celebró en los locales de la Federación Francesa de Vela, sede de la IMOCA. Fue la oportunidad de hacer un balance positivo del año transcurrido y entrever pistas para el futuro. Como preámbulo, Jean Kerhoas, Presidente de la IMOCA, se felicitó por la buena salud de la Clase; han nacido siete nuevos barcos y la perspectiva de una próxima Vendée Globe con veinticinco participantes es muy real. Esta situación tan alentadora no debe impedir reflexionar sobre el futuro y prever las evoluciones en curso en el sector de las regatas oceánicas. Este fue el sentido del informe presentado por Jean Kerhoas y aprobado por la Asamblea General. Campeonato IMOCA Ocean Masters: la madurez La Asamblea felicitó a Jean Le Cam por su título de Campeón del Mundo IMOCA Ocean Masters 2013-2014. Vencedor de la Transat Jacques Vabre 2013 con Vincent Riou y vencedor de la Barcelona World Race 2014 con Bernard Stamm, el título de Jean Le Cam recuerda de paso que los administradores de la Clase IMOCA también son patrones que navegan. El Campeonato IMOCA Ocean Masters, por su parte, sigue consolidándose. Para este nuevo periodo de dos años, iniciado al final de la Barcelona World Race, la Clase IMOCA ha aprobado un programa que alterna regatas a dos y en solitario. Además de las pruebas tradicionales, Transat Jacques Vabre y Vendée Globe, el campeonato se articulará en torno a dos regatas que echan raíces, la Rolex Fastnet Race, que se correrá a dos, y la Transat B to B, de regreso de la Transat Jacques Vabre, que se disputará en solitario. Una prueba original antes de la Vendée Globe Además, la Clase IMOCA decidió aprobar la propuesta de Open Sports Management (OSM) -organizador de su campeonato- de inscribir en el programa una nueva regata en solitario, entre Nueva York y Les Sables d’Olonne. Esta prueba inédita saldrá de una ciudad mítica para llegar al puerto de acogida de la Vendée Globe, como una especie de precalentamiento antes del gran salto de noviembre de 2016. La idea es ofrecer un ensayo general antes de la Vendée Globe, con una regata de vientos portantes, los rumbos más habituales en la Vendée Globe. Finalmente, la llegada en tierras de la Vendée debería ser una oportunidad de movilizar un público numeroso que podrá asistir a este precalentamiento y vivir por adelantado una primera remontada del canal de Les Sables d’Olonne. Jean Kerhoas ratificado como Presidente, y Jérémie Beyou, nuevo administrador  La Asamblea General reeligió nuevos administradores: tres consejeros salientes -Jean Kerhoas, Alex Thomson y Marc Guillemot- fueron confirmados en su mandato. Jérémie Beyou entra en el Consejo de Administración en el lugar de Bernard Stamm, que tras numerosos años de buenos y leales servicios, ha deseado dejar el puesto y dar paso a otros para conducir los destinos de la Clase IMOCA. El programa del Campeonato IMOCA Ocean Masters Rolex Fastnet Race (a dos), Cowes – Plymouth (GB), salida 16 agosto 2015 Transat Jacques Vabre (a dos), Le Havre – Itajaí (BR), salida 25 octubre 2015 Transat B to B (solitario), Saint-Barth – Roscoff, salida 6 diciembre 2015 Transat Nueva York – Les Sables d’Olonne (solitario), salida 29 mayo2016 Vendée Globe (solitario), salida 6 noviembre 2016 Declaración de Jean Kerhoas, Presidente de la Clase IMOCA “Esta Asamblea General confirma la madurez de la Clase IMOCA: hemos tenido excelentes debates, en los que todo el mundo escuchaba con atención lo que los demás tenían que decir. Esta Asamblea General nos ha permitido confirmar que dentro de un año estudiaremos las normas del Reglamento que deberán entrar en vigor tras la Vendée Globe. Le programa de los próximos dos años es consistente. El hecho de que haya debates animados pero cordiales, por cuanto el conjunto de los regatistas se compromete en la vía definida por los votos de la Asamblea General, es el mejor signo de la vitalidad de la Clase IMOCA.” Sir Keith Mills, Presidente de OSM “Felicito la decisión de la Asamblea General de aprobar nuestra estrategia de instaurar una regata de primavera como precalentamiento de la vuelta al mundo que cierra cada Campeonato. De la misma forma que la Nueva York-Barcelona (junio de 2014) preparaba la Barcelona World Race, la Nueva York - Les Sables d’Olonne (junio de 2016) será el último trampolín hacia la Vendée Globe. Esta regata 100% IMOCA nos garantiza un calendario estable y sólido, con salida de una ciudad extremadamente atractiva para nuestros patrocinadores y los medios de comunicación, hacia un lugar simbólico de las regatas oceánicas que sabrá acogernos dignamente a menos de seis meses de la salida de la prueba reina de nuestro Campeonato 2015-2016. Para nosotros es una inversión indispensable para consolidar nuestro campeonato del mundo IMOCA Ocean Masters,  al mejorar su visibilidad y reforzar así la confianza de nuestros equipos y sus patrocinadores.” Declaración de Yves Auvinet, Presidente del Consejo del departamento de la Vendée “Esta nueva regata entre Nueva York y la Vendée constituirá de alguna forma un ensayo general antes de la salida de la Vendée Globe en noviembre de 2016, tanto para los patrones como para nosotros, los organizadores. Es una oportunidad soñada de arbolar por anticipado los colores de la Vendée Globe, pero también de reencontrarse con los medios de comunicación en el lugar de la salida de la vuelta al mundo fuera de toda la presión que rodea ese evento. Será un momento ideal para al convivencia con el público que, estoy seguro, vendrá en masa a la llegada de esa regata transatlántica.”  Declaración de Jérémie Beyou, nuevo administrador de la Clase IMOCA “Me he presentado porque he creído que era una forma de ser consecuente con mis palabras y mis actos. Me he pronunciado muy a menudo sobre el futuro de la clase IMOCA. Llega un momento en que hay que aceptar comprometerse. Vengo para hacer escuchar mis ideas, pero también con la voluntad de ser todo lo constructivo posible. En cuanto a la regata Nueva York – Les Sables d’Olonne, creo que es una magnífica noticia. Es una regata que sale del extranjero para acabar en Francia, es un buen equilibrio. Debería permitir juzgar las fuerzas presentes pocos meses antes de la Vendée Globe.  A nosotros nos corresponde conseguir que esta nueva regata sea un éxito.”[Leer más]]]> <![CDATA[Campeonato del Mundo IMOCA Ocean Masters: Jean Le Cam gana por partida doble]]> http://www.imoca.org/default.asp?mode=articles&id=1171 Wed, 22 Apr 2015 00:00:00 GMT http://www.imoca.org/default.asp?mode=articles&id=1171 - Jean Le Cam se consagra Campeón del Mundo 2013-2014 - La coronación llega tras dos victorias claras - Arranca un nuevo campeonato hasta la llegada de la Vendée Globe 2016 La Barcelona World Race ha cerrado el Campeonato del Mundo IMOCA Ocean Masters, que ahora se celebra cada dos años. Corona a Jean Le Cam, vencedor de la vuelta al mundo a dos con Bernard Stamm y de la Transat Jacques Vabre junto a Vincent Riou. Es la segunda vez que Jean Le Cam se consagra campeón, tras un primer título conseguido en 2006. Para lograr una mejor comprensión, el Campeonato del Mundo IMOCA Ocean Masters abarca ciclos de dos años y se cierra al final de las vueltas al mundo que lo enmarcan, la Barcelona World Race y la Vendée Globe. Este nuevo título recompensa por tanto los resultados de los navegantes solitarios en todas las regatas del Campeonato que se han disputado desde la última Vendée Globe: la Rolex Fastnet Race y la Transat Jacques Vabre en 2013, la New York - Barcelona, la Ruta del Ron y la Barcelona World Race en 2014. Gracias a sus dos victorias en la Transat Jacques Vabre y la Barcelona World Race, Jean Le Cam añade una línea más a su palmarés, mientras Bernard Stamm y Guillermo Altadill completan el podio. Jérémie Beyou y Marc Guillemot logran la cuarta y la quinta plaza, respectivamente, por sus resultados en la Transat Jacques Vabre y la Ruta del Ron. En total, se han clasificado 21 participantes de 8 nacionalidades distintas, lo que demuestra el carácter cada vez más internacional de la Clase IMOCA. La Barcelona World Race ha visto emerger un contingente de navegantes españoles, a la vez que algunas candidaturas muestran un interés creciente por la clase IMOCA en países emergentes en materia de regatas oceánicas en solitario, como Polonia o Alemania. Si este Campeonato del Mundo corona a un trío muy internacional, con Jean Le Cam, Bernard Stamm y Guillermo Altadill, también consagra a un navegante que nunca ha escondido su profunda convicción de que la clase solo podrá incrementar su legitimidad saliendo del cenáculo de las regatas francesas. El apego de Jean Le Cam por la Barcelona World Race junto a la voluntad de los navegantes españoles de hacerse un hueco en el circuito no podía coronar a un mejor representante. Declaración de Jean Kerhoas, Presidente de la Clase IMOCA “Felicitaciones a Jean Le Cam, vencedor del Campeonato del Mundo IMOCA Ocean Masters 2013-2014. Es la coronación de un campeón excepcional en el mundo de las regatas oceánicas, que completa un palmarés ya muy rico logrado a lo largo de una carrera extraordinaria. Al lograr dos magníficas victorias en la Transat Jacques Vabre y en la Barcelona World Race, Jean acaba lógicamente esta primera edición del Campeonato IMOCA Ocean Masters en lo más alto del podio. También felicito a sus dos compañeros de un podio muy europeo, Bernard Stamm y Guillermo Altadill, que han realizado una muy buena regata.” Declaración de Sir Keith Mills, Presidente de OSM Open Sports Management, organizador del IMOCA Ocean Masters World Championship “Quiero felicitar efusivamente a Jean Le Cam, Campeón del Mundo IMOCA Ocean Masters 2013-2014, y a Bernard Stamm y Guillermo Altadill, que completan un podio realmente impresionante. Pocos navegantes son tan fieles representantes de la Clase IMOCA como estos curtidos patrones, y nadie comprende la compleja tecnología de esos IMOCA 60 mejor que Jean, que no solo es un navegante excepcional, sino también un eminente miembro del Consejo de Administración de la Clase desde hace años. Me enorgullece celebrar hoy el éxito de tres figuras internacionales y legendarias de nuestro deporte. ¡Felicidades, Rey Jean! ¡Felicidades, Bernard! ¡Felicidades, Guillermo! [Leer más]]]> <![CDATA[Final con mucho espíritu]]> http://www.imoca.org/default.asp?mode=articles&id=1172 Wed, 22 Apr 2015 00:00:00 GMT http://www.imoca.org/default.asp?mode=articles&id=1172 • El Spirit of Hungary ha completado una vuelta al mundo llena de obstáculos, que ha superado a base de fuerza y tesón • Los tres principios de Nandor Fa para terminar la regata: tolerancia, paciencia y concentración en acabarla • Colman: "Hemos sudado juntos, hemos sangrado juntos, hemos trabajado juntos y lo hemos hecho funcionar" Cinco millas antes de la llegada, Nandor Fa ya estaba gritando exultante de alegría. Junto a su compañero Conrad Colman, había conseguido completar la vuelta al mundo, acabar la Barcelona World Race. A pesar de todos los contratiempos y todas las dificultades que ha tenido que superar el Spirit of Hungary durante la regata, el espíritu de sus tripulantes, el más veterano y el más joven de toda la flota de la Barcelona World Race, ha sido más fuerte y les ha llevado a cruzar la línea de meta tras 110 días, 10 horas, 59 minutos y 40 segundos de competición extrema alrededor del planeta. El húngaro Nandor Fa, de 61 años, y el neozelandés Conrad Colman, de 31, han sentido la llegada a Barcelona como una victoria. Para el patrón europeo, la regata del Spirit of Hungary se resume en “muchos problemas, muchas averías, altas presiones, ceñidas, cosas impredecibles”. Pero los han superado todos, uno tras otro: “Hemos tenido que pelear mucho, lo hemos manejado todo muy bien como equipo, junto a este joven”. El joven, por su parte, al ser preguntado sobre qué había sido lo mejor de terminar la regata, ha respondido: “Terminarla, claro. Zarpamos a navegar una gran aventura, y terminamos lo que empezamos”. Inicio osado “Quizá el tiempo no es el que yo deseaba, 100 días. El tiempo que hemos hecho, 110 días, no demuestra lo mucho que hemos mejorado con este barco -ha añadido la leyenda húngara-. Quizá fue un poco osado tomar la salida sin haber tenido casi tiempo de preparación. Pagamos el precio, pero finalmente vencimos todos estos problemas y nuestro más profundo deseo se ha hecho realidad esta noche. Incluso la jornada de hoy ha sido difícil. Hemos empezado a celebrar la llegada por la tarde, pero luego el viento se ha parado, y nos hemos sentido muy mal. Conrad se ha perdido dentro de sí mismo, y yo también estaba fatal. Más tarde hemos emp ezado a navegar de nuevo, y luego cuando hemos visto los primeros barcos que se acercaban ha sido fantástico. Uff, qué sentimiento de alivio”. El recibimiento en el pantalán ha sido de los más cálidos que se recuerdan, pese al frescor de la noche. El director de Relaciones Institucionales del área de Iguadad, Calidad de Vida y Deportes del Ajuntament de Barcelona, Xavier Amador, y el presidente de la clase IMOCA, Jean Kerhoas, han entregado las coronas de olivo y las representaciones de la bola del mundo a Fa y Colman, que las han recibido con orgullo. Seguidamente su emoción se ha disparado al ver a los ganadores de la regata, Bernard Stamm y Jean Le Cam, skippers del Cheminées Poujoulat, que han ido a recibirles al pantalán, al igual que Aleix Gelabert y Didac Costa, del One Planet, One Ocean & Pharmaton, cuarto clasificado. El abrazo y reconocimiento entre los skippers ha sido el momento álgido ante s de la rueda de prensa.? Gran entendimiento “Siempre supe que acabaríamos la regata -ha comentado Nandor Fa-, pero para ello teníamos que seguir tres principios: tolerancia hacia el otro, paciencia y simplemente centrarnos en acabar la regata como la máxima prioridad. Estas dos virtudes estaban escritas en la pared de la cabina, tolerancia y paciencia, y nos han ayudado mucho durante el camino. Ha sido duro, hemos tenido que luchar durante todo el viaje pero lo hemos hecho juntos y hemos construido un gran entendimiento”. “Empezamos como extraños -ha señalado Conrad Colman-, sin saber mucho sobre el otro, pero hemos sudado juntos, hemos sangrado juntos, hemos trabajo juntos y lo hemos hecho funcionar. Ha sido una experiencia increíble y ha sido increíble navegar con Nandor”. También Fa ha alabado a su compañero: “Conrad es simplemente genial. Es muy parecido a mí hace 20 años, así que para mí ha sido fácil entender de dónde venía y lo que quería conseguir. Sí, hemos discutido fuerte pero enseguida se nos pasaba. Ha sido increíble navegar con él. Es como mi hermano menor, él ahora es como un hermano”. Y es que Nandor Fa y Conrad Colman lo han pasado francamente mal durante su Barcelona World Race. De las numerosas pruebas que han tenido que superar, siempre “a base de trabajo en equipo”, según el húngaro, una de las principales fue el problema de bloqueo de la mayor, que les obligó a realizar una parada técnica en Nueva Zelanda. “Un sentimiento terrible” Pero la mayor avería fue la relativa a los tornillos de sujeción de la quilla, según el escalofriante relato de Nandor Fa: “De camino a Nueva Zelanda nos dimos cuenta de que uno de los tornillos de la quilla se había roto, y lo cambiamos en Nueva Zelanda. De nuevo en el Sur, hacia el cabo de Hornos, se rompió otro tornillo. Creo que el material con qu e están hechos estos tornillos es defectuoso. Mil millas antes de Hornos estábamos listos para abandonar el barco en cualquier momento, pensábamos que si se rompía otro tornillo era el final. Pensamos en pararnos en las Malvinas o en Brasil. Pero luego hice muchos cálculos y me di cuenta de que estaba segura, aunque el estrés siempre estaba allí y era muy alto. Desde ese momento la quilla siempre la llevamos inclinada a un lado u otro, y en cada maniobra controlábamos los tornillos. Más adelante vimos que se habían roto todos los tornillos de una parte. Fue un sentimiento terrible, esperaba un crack y perder la quilla en cualquier momento. Gracias, Dios, por dejarnos volver”. A pesar de todos los problemas, Conrad Colman se ha referido a la belleza de la navegación oceánica: “Cambié por completo toda mi vida para poder hacer esto. Seguí la primera edición y la segunda, y sabía que quería estar aquí. Es fantástico. Es tan bonito estar navegando all í, ver las puestas de sol, las salidas de sol, los delfines que vienen a saludarte… Y hemos dado la vuelta al mundo, 50.900 kilómetros alrededor del globo, de una forma ecológica”. El mismo reto Los dos skippers aspiran a poder estar en la línea de salida de la Vendée Globe, la vuelta al mundo en solitario. “El barco está bien -ha indicado el navegante húngaro-, pero esta regata era muy importante para mí para estudiarme a mí mismo. Hace 25 años que hice mi última vuelta al mundo, así que tenía que volver a probarme, no sabía si podía hacer este tipo de navegación, que no es la misma que en mis tiempos. La navegación ahora es más exigente, los barcos son diferentes, el espíritu es más alto. Tenía muchas cosas por aprender. Y sí, estoy bien, me siento lo suficientemente fuerte”. También el skipper neozelandés se ha mostrado satisfecho con lo aprendido: “He perseguido este sueño durante mucho tiem po, y aquí he aprendido a empujar pero también a cuidar del equipo, he aprendido a aprender de otra persona, a vivir con otra persona. Ahora tengo dos vueltas al mundo y varias trasatlánticas. Creo que estoy en buena posición para tener un proyecto propio. Soy paciente y sé cómo convencer a los patrocinadores. Me encantaría poder estar en la salida de la Vendée con Nandor, cada uno con su barco”. Crédito foto: Mireia Perelló / Barcelona World Race [Leer más]]]> <![CDATA[Jörg Riechers y Sébastien Audigane se adjudican la sexta plaza]]> http://www.imoca.org/default.asp?mode=articles&id=1170 Thu, 16 Apr 2015 00:00:00 GMT http://www.imoca.org/default.asp?mode=articles&id=1170 El Renault Captur ha invertido 105 días, 23 horas y 35 minutos en recorrer las 23.321 millas náuticas teóricas de la circunnavegación El dúo germano francés sobrevivió a las peores condiciones jamás vividas en esta regata en el cabo de Hornos El Renault Captur de Jörg Riechers (GER) y Sébastien Audigane (FRA) ha logrado la sexta posición de la Barcelona World Race 2014-2015 al cruzar la línea de llegada frente al Hotel W de la Ciudad Condal hoy, jueves 16 de abril, a las 13:35h y 22 segundos. Ésta ha sido la primera vuelta al mundo para Riechers y la segunda completada para Audigane. El equipo germano francés ha logrado cubrir las 23.321 millas (43.191,9 kilómetros) del recorrido teórico en 105 días, 23 horas, 35 minutos y 22 segundos. La distancia real que ha recorrido el Renault Captur ha sido de 29.701 millas, a una media de 11,68 nudos (21,63 km/h). En el tiempo total queda incluida la penalización de 20 minutos que tuvo que cumplir tras infringir una norma de seguridad en su paso, de ida, por el estrecho de Gibraltar. Han llegado 21 días, 17 horas, 44 minutos y 22 segundos después del barco vencedor, el Cheminées Poujoulat de Bernard Stamm (Suiza) y Jean Le Cam (Francia), que llegó el 25 de marzo, a las 18:50h y 25 segundos, hora local.   La regata de la perseverancia Numerosos han sido los contratiempos que Jörg Riechers y Sébastien Audigane han tenido que superar durante la Barcelona World Race. La regata del Renault Captur ha estado marcada por los problemas técnicos. Entrando en el Pacífico, cuando navegaba en cuarta posición y luchando con el GAES Centros Auditivos por el podio, se percataron de que la pala del timón de estribor estaba dañada y, tras intentar hacer la reparación a bordo, el dúo franco alemán tuvo que dirigirse a Nueva Zelanda para una parada técnica, en la que perdió 2.000 millas y dos posiciones. Prácticamente desde entonces ha regateado en solitario, y siempre con problemas de control del barco, ya que la reparación no resultó del todo fiable. Con perseverancia, el Renault Captur ha terminado la Barcelona World Race 2014-2015 en sexta plaza, y lo ha hecho tras el peor paso del cabo de Hornos que se recuerda en esta regata. Ésta ha sido su gran victoria.   Cambio de barco Inscritos oficialmente en la regata desde enero de 2013, en la primavera de 2014 su proyecto dio un vuelco inesperado: la caída del patrocinador les obligó a dejar el barco que habían estado preparando. Este IMOCA 60 ha sido el barco a bordo del cual Bernard Stamm y Jean Le Cam han ganado la Barcelona World Race. Riechers y Audigane tuvieron muy poco tiempo para preparar el barco con el que finalmente han hecho la vuelta al mundo, el diseño Finot Conq de 2007 con el que Armel Le Cléac’h conquistó el segundo puesto de la Vendée Globe de 2008.   El Spirit of Hungary, el lunes por la noche Mañana por la mañana Nandor Fa y Conrad Colman cruzarán el estrecho de Gibraltar y entrarán en el mar Mediterráneo a bordo del Spirit of Hungary. El último barco de la Barcelona W orld Race 2014-2015 podría cruzar la línea de llegada frente al Hotel W Barcelona el lunes por la noche. Tras la regata que han vivido el experimentado navegante húngaro y su joven compañero neozelandés, su llegada está causando mucha expectación.[Leer más]]]> <![CDATA[Los hermanos Bruno y Willy Garcia regresan a casa tras su primera vuelta al mundo]]> http://www.imoca.org/default.asp?mode=articles&id=1167 Thu, 09 Apr 2015 00:00:00 GMT http://www.imoca.org/default.asp?mode=articles&id=1167 El We Are Water se adjudica la quinta plaza y completa la vuelta al mundo sin parar, un meritorio resultado teniendo en cuenta su preparación exprés Bruno y Willy Garcia acaban la circunnavegación en 99 días, 03 horas, 06 minutos y 28 segundos, tan sólo 17 horas y 54 minutos y 19 segundos después del One Planet, One Ocean & Pharmaton Ambos barcos protagonizaron un apasionante match race por todo el Atlántico, en el que llegaron a estar a la vista El We Are Water de los hermanos Bruno y Willy Garcia se ha alzado con el quinto puesto de la Barcelona World Race 2014-2015 al cruzar la línea de llegada frente al Hotel W de la Ciudad Condal hoy a las 17:06h y 28 segundos hora local. Bruno y Willy han logrado cubrir las 23.321 millas (43.191,9 kilómetros) del recorrido teórico en 99 días, 03 horas, 06 minutos y 28 segundos. La distancia real que ha recorrido el We Are Water ha sido de 28.292,73 millas, a una media de 11,89 nudos (22 km/h). Han logrado completar la vuelta al mundo sin realizar ninguna parada técnica. Tras circunnavegar todo el globo, tan sólo 17 horas, 54 minutos y 19 segundos han separado en la línea de meta al We Are Water del One Planet, One Ocean & Pharmaton de Aleix Gelabert y Didac Costa, que llegó a Barcelona ayer por la noche. Los hermanos Garcia han llegado 14 días, 21 horas, 16 minutos y 03 segundos después del barco vencedo r, el Cheminées Poujoulat de Bernard Stamm (Suiza) y Jean Le Cam (Francia), que llegó el 25 de marzo, a las 18:50h y 25 segundos, hora local. Precisamente el Cheminées Poujoulat les ha escoltado en su aproximación a puerto, llevando a bordo una tripulación de lujo: Jean Le Cam (Cheminées Poujoulat), Gerard Marín (GAES Centros Auditivos), Aleix Gelabert y Didac Costa (One Planet, One Ocean & Pharmaton), Pepe Ribes (Hugo Boss) y Andor Serra (Director General de la Fundació Navegació Oceànica Barcelona).  Una regata de altura Bruno Garcia (47 años) y Willy Garcia (42) han completado su primera vuelta al mundo y lo han hecho sin paradas. Los hermanos Garcia, navegantes amateurs y bien conocidos por sus participaciones en las regatas del circuito transatlántico, han cumplido su sueño de circunnavegar el globo. Además, son la primera par eja de hermanos que, juntos, cumplen esta gesta. Bruno ya intentó completar la vuelta al mundo en la Barcelona World Race de 2010/2011 junto a Jean Le Cam a bordo del Président, pero desarbolaron el décimo día de regata a la altura de Cabo Verde. Su hermano ha atravesado en solitario el Atlántico varias veces a bordo del clase Figaro que ambos compraron a medias y que se turnaban: cuando uno competía, el otro ofrecía el apoyo en tierra, y viceversa, y siempre rascando días festivos a sus respectivos trabajos: Bruno es cardiólogo en el Hospital Vall d’Hebrón y Willy se dedica a la joyería. El tener tan exigentes trabajos ha sido en parte causa de haber hecho una preparación exprés para la Barcelona World Race. Un barco con pedigrí El barco con el que los hermanos Garcia han completado su primera vuelta al mundo es el primer vencedor de la Barcelona World Race (2007/2008), el Paprec-Virbac 2 de Jean-Pierre Dick (Franc ia) y Damian Foxall (Irlanda),un diseñode Bruce Farr botado en 2007 en Nueva Zelanda. En la edición 2010/2011, fue el Estrella Damm en el que Alex Pella y Pepe Ribes terminaron la vuelta al mundo a dos en cuarta posición. Ocho años después de ser botado, y bajo el nombre de We Are Water, este IMOCA 60 ha completado su tercera vuelta al mundo. Victoria en la salida Los hermanos Garcia iniciaron su preparación para esta Barcelona World Race poco antes de la misma salida. Tanto Bruno como Willy siempre han recordado que el mero hecho de conseguir estar en la línea de salida, el pasado 31 de diciembre de 2014, ya era en sí una victoria para ellos. Sin experiencia más allá de la longitud de Salvador de Bahía, Bruno y Willy han ido descubriendo los océanos del Gran Sur con los ojos abiertos de par en par y siempre con muy buen humor a bordo. Aunque su principal objetivo era terminar la regata, el We Are Water llegó a navegar en cuarta posición desde Nueva Zelanda hasta las calmas ecuatoriales. Durante el Pacífico el One Planet, One Ocean & Pharmaton empezó una persecución sin tregua que dio paso en el Atlántico Sur a un match race vertiginoso. En el ecuador Aleix Gelabert y Didac Costa les arrebataron el cuarto puesto, y Bruno y Willy pasaron a ser los perseguidores, hasta el mismo Mediterráneo. Una regata con mensaje We Are Water, patrocinador del barco, es la fundación de la compañía Roca que promueve proyectos de sensibilización hacia la falta de agua y saneamiento alrededor del mundo. Al tiempo que daban la vuelta al mundo, los hermanos Garcia han sido portadores de un mensaje de solidaridad y concienciación sobre el limitado acceso al agua en países en vías de desarrollo.[Leer más]]]> <![CDATA[El disputado cuarto puesto, para Aleix Gelabert y Didac Costa]]> http://www.imoca.org/default.asp?mode=articles&id=1166 Thu, 09 Apr 2015 00:00:00 GMT http://www.imoca.org/default.asp?mode=articles&id=1166 El One Planet, One Ocean & Pharmaton ha cruzado la línea de llegada de la Barcelona World Race a las 23:12 hora local y ha invertido 98 días, 09 horas, 12 minutos y 09 segundos en completar el recorrido de 23.321 millas teóricas Los catalanes Aleix Gelabert y Didac Costa obtienen un excelente resultado en su primera vuelta al mundo, navegando a bordo del barco más longevo de la flota, tras una larga lucha cuerpo a cuerpo con el We Are Water  El One Planet, One Ocean & Pharmaton de los co-skippers catalanes Aleix Gelabert y Didac Costa ha logrado el cuarto puesto de la Barcelona World Race 2014-2015 al cruzar la línea de llegada frente al Hotel W de la Ciudad Condal a las 23:12 y 9 segundos hora local. Gelabert y Costa han logrado cubrir las 23.321 millas (43.191,9 kilómetros) del recorrido teórico en 98 días, 09 horas, 12 minutos y 09 segundos. La distancia real que ha recorrido el One Planet, One Ocean & Pharmaton ha sido de 27.791 millas, a una media de 11,77 nudos (21,79 km/h). Han logrado completar la vuelta al mundo sin realizar ninguna parada técnica. Han llegado 14 días, 03 horas, 21 minutos y 44 segundos después del barco vencedor, el Cheminées Poujoulat de Bernard Stamm (Suiza) y Jean Le Cam (Francia), que llegó el 25 de marzo, a las 18:50h y 25 segundos, hora local. Un extraordinario rendimiento Aleix Gelabert (37) y Didac Costa (34) han conquistado una trabajadísima cuarta plaza que sabe a victoria, tras una disputada lucha hasta el Mediterráneo con el We Are Water de los hermanos Bruno y Willy Garcia. Para ambos es su primera vuelta al mundo, pero han demostrado tener mimbres de veteranos. Su excelente preparación de la regata, con unas 8.000 millas de entrenamiento en el año previo a la salida, y sus experiencias oceánicas previas les han valido para sacar un rendimiento extraordinario de su barco, el más longevo de la flota. Aleix Gelabert, arquitecto de formación, ya conocía perfectamente la clase IMOCA 60, puesto que formó parte del equipo de tierra que preparó el GAES Centros Auditivos de la pasada edición de la Barcelona World Race, patroneado por la británica Dee Caffari y la catalana Anna Corbella. En cuanto a Didac Costa, la excedencia de su puesto de bombero ha servido para cumplir su sueño deportivo y demostrar su nivel tras su expe riencia en la clase Mini, en la que completó, entre otras, la Transat 650 de 2011, donde también participaba Gelabert. Se da la circunstancia de que Costa se ha impuesto a su antiguo compañero, Bruno Garcia, junto a quien logró un tercer puesto en el Gran Premio de Italia en 2013. Una embarcación que engrosa su leyenda El IMOCA 60 One Planet, One Ocean & Pharmaton tiene una amplia y exitosa historia a sus espaldas: con ésta suma cuatro vueltas al mundo. Botado como Kingfisher en 2000, fue el barco con el que Ellen MacArthur logró batir el récord del Atlántico de Plymouth a Newport en 2000, alzarse con el segundo puesto en la Vendée Globe 2000/01 y lograr la victoria en la Ruta del Ron 2002. Fue luego el Educación Sin Fronteras con el que Albert Bargués y Servane Escoffier dieron su primera vuelta al mundo sin escalas, en la Barcelona World Race 2007/08. En la segunda edición de la vuelta al mundo a dos, Ger ard Marín y Ludovic Aglaor navegaron con esta embarcación, rebautizada como Fòrum Marítim Català. Un cuarto con sabor a victoria frente a unos duros rivales El cuarto puesto suele ser agridulce, aunque no en este caso. Para Aleix Gelabert y Didac Costa, cuyo objetivo era acabar la regata (algo nada fácil), el enorme mérito de ser los primeros después del podio es probablemente inesperado, aunque muy merecido. Su esmerada preparación y su espíritu competitivo les han llevado a este puesto de honor. Además, la persecución del We Are Water en el Pacífico y el intenso match race que han protagonizado en el Atlántico han supuesto una motivación extra para superarse y sacar el máximo rendimiento del barco. Otro estímulo extra ha sido su papel como plataforma para la concienciación ambiental, en calidad de testigos únicos de los impactos del cambio global sobre el océano. Más allá de la aventura deportiva, han cola borado durante la vuelta al mundo en varios proyectos de investigación oceanográfica, que se enmarcan en el acuerdo entre la Fundació Navegació Oceànica Barcelona y la Comisión Oceanográfica Intergubernamental de la UNESCO (COI-UNESCO), cuyo lema es “One Planet, One Ocean”. La llegada del quinto clasificado, el We Are Water, se espera mañana, día 9 de abril, a partir del mediodía.[Leer más]]]> <![CDATA[Frenazo en el golfo de Almería]]> http://www.imoca.org/default.asp?mode=articles&id=1165 Wed, 08 Apr 2015 00:00:00 GMT http://www.imoca.org/default.asp?mode=articles&id=1165 A menos de 250 millas de Barcelona, el One Planet, One Ocean & Pharmatonaumenta la ventaja sobre el We Are Water Fuertes vientos de más de 35 nudos ponen a prueba a skippers y material en la recta final de la batalla por la cuarta plaza El Renault Captur se enfrenta a uno de los bordos más largos de la regata Las algas y los peces voladores rompen las rutinas de Nandor Fa y Conrad Colman El One Planet, One Ocean & Pharmaton de Aleix Gelabert y Didac Costa ya ha superado Cartagena y el cabo de Palos en su remontada de la costa levantina en dirección a la línea de llegada de la Barcelona World Race, que previsiblemente cruzará mañana por la noche para adjudicarse la cuarta plaza en la vuelta al mundo a dos. Y es que en las últimas horas ha ampliado la ventaja que le llevaba al We Are Water, de 50 a 84 millas. Esta noche los hermanos Bruno y Willy Garcia han tenido que buscar protección en el golfo de Almería para hacer un cambio de vela, para prepararse en vistas a los fuertes vientos del NE que han encontrado al salir del cabo de Gata. Hasta 35 nudos de viento soplan en el Mediterráneo para las últimas 300 millas de estos dos barcos, que han navegado durante la mañana a 9,8 nudos de media. Tras recorrer 23.000 millas alrededor del mundo los IMOCA 60 están bastante tocados, tal como ha reconocido esta mañana D idac Costa en videoconferencia: “Son condiciones un poco delicadas para ser el final de regata, estamos teniendo más precauciones para evitar tener algún problema en el barco”. Así, el One Planet, One Ocean & Pharmaton navega con trinqueta y dos rizos en la mayor, mientras que el We Are Water ha optado por poner el tormentín, maniobra para la que ha buscado refugio cerca de la playa de San Rafael –a muy pocas millas-, ya que han tenido que cambiar un estay y desliar las drizas. Esta operación les ha costado perder unas 30 millas y seguramente allí se les ha escapado definitivamente la cuarta posición. Aún así, Costa no lo ve tan claro: “Después de tantas millas, en estas condiciones es fácil tener un problema que te haga perder la ventaja que le llevamos ahora al We Are Water”.   Además, Aleix Gelabert ha recordado que “llegando a Barcelona es muy normal quedarse encalmados, el viento puede venir por detrás y el We Are Water recortaría la distancia, así que no hay que aflojar hasta la línea de llegada porque si no aún puede haber alguna sorpresa”. El bordo más largo de la regata El Renault Captur finalmente hace rumbo directo al estrecho de Gibraltar. Las previsiones se han cumplido y la alta presión ha llevado a Jörg Riechers y Sébastien Audigane viento del Norte que les permite arrumbar al NE, para un bordo extremadamente largo hasta el peñón: más de 1.100 millas les separan de la entrada al Mediterráneo, y entre medio –a 560 millas- tienen la isla de Madeira. Durante la mañana han promediado 11,6 nudos con vientos de unos 20 nudos. Ataques de algas y peces voladores El Spirit of Hungary sigue progresando hacia el Norte y ya ha alcanzado la latitud de Cabo Verde, que tiene 430 millas al este. Empujados por alisios del NE de 15 nudos, Nandor Fa yConrad Colman avan zan a unos 9,3 nudos de media y están a 2.200 millas de Barcelona. En un correo electrónico, Nandor Fa ha reportado que siguen atravesando zonas con algas:“Estamos ya en la latitud 12º N y hemos tenido algas desde los 2º S. Esto son unas 850 millas, cerca de 1.500 kilómetros, ¿cuánta alga sería?”. A este problema se les ha añadido uno nuevo: “Estamos sometidos al ataque nocturno de peces voladores –ha informado Colman-. Trimar las velas se ha convertido en una tarea peligrosa. Creo que apuntan a mi frontal porque regularmente veo las siluetas, azul plateado, de estos misiles pasando delante de mí cuando me atrevo a comprobar el estado del foque. Si les atrae la luz, deben estar todos excitados pues la luna llena es impresionante”.  [Leer más]]]> <![CDATA[Emoción en la llegada del GAES Centros Auditivos a Barcelona]]> http://www.imoca.org/default.asp?mode=articles&id=1164 Thu, 02 Apr 2015 00:00:00 GMT http://www.imoca.org/default.asp?mode=articles&id=1164 Cientos de personas vitorean a Anna Corbella y Gerard Marín en el Portal de la Pau Anna Corbella: “Ser la tercera mujer que da la vuelta al mundo sin escalas me dice poco, mi mérito no es mayor que el de cualquier hombre en esta Barcelona World Race” Gerard Marín: “Excepto por algunos errores, estamos muy contentos” Muy calurosa ha sido la bienvenida que han vivido en el Portal de la Pau Anna Corbella y Gerard Marín, tras circunnavegar el globo a bordo del GAES Centros Auditivos en 91 días, 5 horas y 9 minutos y clasificarse en tercer lugar de la Barcelona World Race. Familiares, amigos y centenares de seguidores de la regata han estallado en aplausos y vítores cuando el IMOCA 60 ha aparecido en el puerto de Barcelona. En la proa del barco, el dúo catalán ha encendido las bengalas y ha sonreído, y luego se ha rociado de cava, feliz y emocionado. Bernard Stamm, Guillermo Altadill y José Muñoz han dado la bienvenida a los terceros clasificados de la Barcelona World Race, conscientes de los sentimientos que estaban experimentando. De hecho, Marín sólo tenía ganas de bajar del barco para coger en brazos a Janna, su hija de siete meses. En el escenario han sido recibidos por el adjunto a la presidencia del Port de Barcelona, Joan Colldecarrera; la gerente del Institut Barcelona Esports, Iolanda Latorre, y el presidente de la Real Asociación Nacional de Cruceros, Jesús Turró, quienes les han hecho entrega de las preceptivas bolas del mundo y las coronas de laurel, conjuntamente con Antonio Gassó y Conchita Gassó, de la firma GAES Centros Auditivos. Durante la rueda de prensa, Gerard Marín ha dicho estar “muy contento” con el resultado y la experiencia, “salvo por algunos errores”. Especialmente, ha añadido, “perdimos el ritmo en el cabo de Buena Esperanza, decidimos cruzar el frente y allí perdimos de dos a tres días, y después nos paró un anticiclón sólo a nosotros. Luego la parada técnica del Neutrogena nos dio vidilla, pero sabíamos que Guillermo apretaría”. “Nosotros no podíamos apretar mucho y teníamos unas velas tocadas –ha aclarado Corbella-, y tuvimos la mala suerte de que entró el vien to en que necesitábamos esas velas. Pero es verdad que el Neutrogena nos ha ayudado a ir rápidos, con el parte de posiciones teníamos siempre la emoción de ver dónde estaban Guillermo y José”. En comparación con su primera vuelta al mundo, Marín ha destacado que esta circunnavegación ha sido más fácil especialmente por la compañía: “Con Anna hay mucho feeling, aunque ha habido discusiones porque estás cansado y es normal a veces saltar”. Corbella, por su parte, ha señalado que “el saber dónde vas y lo que va a pasar marca una diferencia brutal” y ha explicado que si en su primera vuelta al mundo le sorprendieron las condiciones y el ambiente del Gran Sur, en esta ocasión han sido los problemas técnicos, “que desgastan mucho físicamente porque los solucionas cuando estarías descansando”. También para Gerard Marín esta vuelta al mundo ha sido dura por la cantidad de reparaciones que han tenido que ha cer: “La verdad es que hemos tenido muchos problemas, pequeños y solucionables, pero muchos: velas, enrolladores, cabos… Cada día teníamos cositas. Esto viene con el ritmo de regata”. En este sentido, Corbella se ha referido a su lesión de rodilla: “En el Atlántico, cuando íbamos de ceñida y el barco botaba mucho cometí la estupidez de hacer una cosa sin aguantarme con una mano, y en un pantocazo más fuerte de lo habitual salté y caí a unos metros con la pierna mal. Los primeros días fui un cero a la izquierda, me sentaba y le gritaba a Gerard ‘Venga, venga, ¡muy bien!’ Es difícil hacer reposo con ese mar cruzado y el viento de cara, en el Mediterráneo ya no teníamos ola pero sí más maniobras de cambios de velas, así que Gerard ha demostrado que está capacitado para hacer una Vendée Globe”.  “Sería el siguiente paso pero sé que es complicado. Eso sí, si pasa el tren lo voy a coger”, ha admitido su compañero. » Sobre el ser una de las pocas mujeres que ha dado dos vueltas al mundo sin escalas en regata (sólo lo han conseguido Ellen MacArthur y Dee Caffari), la barcelonesa ha sido muy sincera: “Me dice poco, porque siento que mi mérito es el mismo que el de Gerard o el de José [Muñoz, presente en la primera fila]. Mi mérito es el mismo que el de cualquier hombre de la regata”. A preguntas de los periodistas, los tripulantes del GAES Centros Auditivos también se han referido a su relación a bordo. Según ha valorado Corbella, “lo mejor de Gerard es que es una persona que lo da todo, va siempre al 100%. Cuando había que reparar algo, se volcaba. No es nada perezoso y tiene mucha energía. Lo malo de él... lo dejaré dentro del barco”. El navegante gerundense, por su parte, valora de su compañera “la serenidad que aporta” en muchas situaciones: “Yo soy más impulsivo, me pierden las ganas de avanzar. A veces, parar un momento y reflexionar es importante, sobre todo en una regata en que la prisa no tiene sentido”.  [Leer más]]]> <![CDATA[Las 200 millas más largas del GAES Centros Auditivos]]> http://www.imoca.org/default.asp?mode=articles&id=1163 Tue, 31 Mar 2015 00:00:00 GMT http://www.imoca.org/default.asp?mode=articles&id=1163 Las 200 millas náuticas que le quedan al GAES Centros Auditivos para cruzar la línea de llegada de la Barcelona World Race y confirmar su tercer puesto en la vuelta al mundo a dos serán probablemente de las más largas en la carrera de Anna Corbella y Gerard Marín. La inestabilidad meteorológica, con vientos muy ligeros y variables, va a hacer sufrir a la tripulación catalana, que tiene muchas ganas de poner un pie en tierra y disfrutar de las celebraciones de acabar la cirunnavegación, como ya han hecho primero Bernard Stamm y Jean Le Cam, ganadores a bordo del Cheminées Poujoulat el pasado miércoles día 25, y como hacen desde anoche Guillermo Altadill y José Muñoz, que se hicieron con el título de subcampeones esta pasada madrugada a la 1:47 hora local, tras 89 días, 11 horas y 47 minutos dando la vuelta al globo. Dos estimaciones de llegada se barajan en estos momentos para el GAES Centros Auditivos. “En principio podríamos llegar mañana por la tarde, pero el parte meteorológico no está muy acertado y las calmas que estamos teniendo son más fuertes de lo que se prevé sobre el papel, por lo que existe la posibilidad de que no lleguemos hasta el jueves por la mañana”, ha explicado esta mañana en videoconferencia Anna Corbella, cuando estaba a unas 50 millas de Ibiza, navegando con viento del Norte de entre dos y tres nudos de intensidad. De hecho, el GAES Centros Auditivos ha recorrido tan sólo 143 millas en las últimas 24 horas. Sea mañana o el jueves cuando el tercer IMOCA 60 acabe la Barcelona World Race. Anna Corbella y Gerard Marín habrán concluido su segunda circunnavegación, tras las experiencias que tuvieron por separado en la pasada edición. Será la primera tripulación enteramente catalana que inscriba su nombre en el podio de una de las tres ediciones de la competición, y Corbella se convertirá en la segunda mujer en hacer podio, tras el tercer puesto de la francesa Michèle Paret en la primera cita, junto a su marido, el suizo Dominique Wavre.   “Es casi una tortura” Desde el GAES Centros Auditivos, la única mujer en la flota de la Barcelona World Race 2014/2015 ha confesado que hay muchas ganas de llegar: “Ya tenemos encargada la tortilla de patatas y algo de fruta, la verdad es que tenemos una lista de deseos bastante importante, durante la regata no piensas en ello pero cuando lo tienes tan cerca… es casi una tortura”. Anna Corbella ha relatado que desde su entrada en el Mediterráneo ya puede participar un poco más en las maniobras del barco: “Mi rodilla va mejorando, y desde que hemos entrado en el Mediterráneo hemos dejado de botar, por lo que ya soy más útil, ya no estoy en peligro como antes, en que costaba aguantarse de pie con una pierna sola y tenía que forzar mucho la rodilla lesionada para sostenerme. Ya miraré en Barcelona qué tengo y cómo curármelo rápido para poder salir a correr, que es lo que me apetece ahora”.  Correr es también el deseo del resto de la flota en regata, para comer millas hacia Barcelona. 113 millas separan ahora sobre el papel al One Planet, One Ocean & Pharmaton y al We Are Water, que han superado ya la latitud de Canarias mientras avanzan con alisios del Este, a unos 9 nudos de velocidad media, con rumbo al golfo de Cádiz. Aleix Gelabert y Didac Costa podrían llegar al estrecho de Gibraltar sobre el 5 de abril, seguidos unas horas después por los hermanos Bruno y Willy Garcia. El Renault Captur, por su parte, está llegando a la altura de Cabo Verde, aunque se mantiene mucho más al oeste de la estela que han dejado en estas aguas los barcos predecesores. Jörg Riechers y Sébastien Audigane promedian ocho nudos de velocidad, con rumbo N-NO con vientos de ceñida. Y es que los alisios soplan con un ángulo más del Norte de lo habitual, por lo que la tripulación germano francesa no puede dirigirse hacia el NE, que sería lo ideal.   Gritar de frustración El próximo objetivo del Spirit of Hungary es el ecuador, del que se encuentra aún a 345 millas náuticas. Nandor Fa y Conrad Colman han sido los más rápidos de la flota durante la mañana, con una media de 12,1 nudos, pero esta noche entrarán ya en la zona de calmas ecuatoriales. “Las calmas ecuatoriales son infames para los navegantes, especialmente para los que tienen prisa, como nosotros – ha explicado Colman en un correo-. Nuestro objetivo ahora es permanecer justo en el límite oeste de este lío, lo suficientemente al oeste para encontrar algo parecido al viento, pero lo suficientemente al este para que nuestro ángulo hacia el Norte sea bueno cuando hayamos escapado. […] Con mi hombro fortaleciéndose día a día, estamos prepara dos para una larga batalla con los chubascos que merodean, el viento intermitente, un sol estúpidamente potente e interminables cambios de velas. La preparación mental es clave para los próximos días, ya que es posible perder la fuerza para seguir adelante empujando, o gritar hasta quedarse afónico de frustración. Lo que necesitamos es una delicada mezcla de “qué será, será” y una de mis frases favoritas: “Cuando estás corriendo en el infierno, ¡no te pares!”.[Leer más]]]> <![CDATA[El Neutrogena conquista el segundo puesto en la Barcelona World Race 2014-2015]]> http://www.imoca.org/default.asp?mode=articles&id=1162 Tue, 31 Mar 2015 00:00:00 GMT http://www.imoca.org/default.asp?mode=articles&id=1162 • El dúo formado por Guillermo Altadill y José Muñoz ha terminado la vuelta al mundo a dos con un tiempo de 89 días, 11 horas y 47 minutos para completar las 23.321 millas del recorrido teórico • Es nada menos que la séptima vuelta al mundo que termina Altadill, que engrosa uno de los currículos más impresionantes de la vela internacional • Muñoz culmina su segunda circunnavegación en posición de podio, confirmando el talento de Chile y Sudamérica en la vela oceánica • El barcelonés Altadill se proclama además tercero en el campeonato del mundo IMOCA Ocean Masters El Neutrogena de los co-skippers Guillermo Altadill (España) y José Muñoz (Chile), ha confirmado su segundo puesto en la Barcelona World Race 2014-15, vuelta al mundo a vela en tripulaciones de dos personas, al cruzar la línea de llegada frente al hotel W Barcelona hoy martes, 31 de marzo, a las 01:47 de la madrugada, hora local. El IMOCA 60 hispano-chileno ha logrado completar las 23.321 millas náuticas (43.191,9 kilómetros) en 89 días, 11 horas, 47 minutos.. Ha llegado 5 días, 5 horas y 56 minutes 35 seconds segundos después del Cheminées Poujoulat de Bernard Stamm (Suiza) y Jean Le Cam (Francia), que se proclamó vencedor el pasado día 25, a las 18:50 y 25 segundos. Cabe recordar que el Neutrogena tuvo que hacer una parada técnica en Nueva Zelanda para reparar su generador eléctrico. Este desvío forzoso, además de la penalización de 24 horas, tiempo mínimo de parada según el reglamento, le hizo perder contacto con el Cheminées Poujoulat y permitió que el GAES Centros Auditivos se acercase. La distancia real que han recorrido ha sido de 27.788,34 millas, a una media de 12,94 nudos (23,96 km/h). Esto son unas 165 millas menos que el Cheminées Poujoulat, a pesar de haberse desviado a Nueva Zelanda. En el pantalán frente a la estatua de Colón les han recibido tres marineros de lujo para ayudarles en la maniobra de amarre: los vencedores de la regata, Bernard Stamm y Jean Le Cam; y Alex Thomson (Reino Unido), del Hugo Boss, que se tuvo que retirar al desarbolar el 14 de enero cuando lideraban la regata con Pepe Ribes (España). El comisionado de alcaldía de Coordinación Institucional del Ajuntament de Barcelona, Carlos Domingo; el adjunto a la Presidencia del Port de Barcelona, Joan Colldecarrera; el promotor de la Barcelona World Race Pere Alcober, y el presidente de la Feder ación Española de Puertos Deportivos y Turísticos, Gabriel de Sandoval, han dado también la bienvenida al segundo clasificado de la Barcelona World Race, a pesar de la hora de llegada, junto al equipo técnico del Neutrogena, familiares de Guillermo Altadill y medio centenar de seguidores de la regata. En una rueda de prensa muy honesta, ambos skippers han comentado lo mejor y lo peor de su experiencia. Guillermo Altadill se ha mostrado feliz de terminar la vuelta al mundo: “Estoy contento de acabar la regata y de hacerlo en segunda posición. Teníamos el objetivo de acabarla, y hacerlo sin parar. Esto último no ha sido posible, pero terminar en segunda posición es muy satisfactorio”. El barcelonés por fin consiguió terminar la vuelta al mundo de su ciudad, algo que le alegraba en especial: “Desde que se creo la regata, no la había podido acabar, al final a la tercera he podido acabarla, y en segunda posición, estoy muy contento. Acabar esta v uelta al mundo es probablemente uno de los mejores momentos de mi carrera”. Para Altadill, hubo varios momentos importantes en la regata: “La salida, el cabo de Hornos, cuando decidimos que teníamos que parar en Nueva Zelanda... buenos y malos momentos.” Sobre la parada técnica ha dicho: “Estábamos a 200 millas del Cheminées Poujoulat, y tomar la decisión de parar no fue fácil, pero no podíamos enfrentarnos al Pacífico sin poder cargar las baterías y usar la potabilizadora. No perdimos sólo 24 horas, también pierdes el sistema meteorológico de tu rival. 200 millas en una regata tan larga no es nada, pero pensar en qué hubiese pasado son conjeturas. Probablemente Bernard y Jean nos hubiesen ganado igual. Parar fue una decisión dura, perotienes que conservar el material y saberlo arreglar, es parte del juego. No hay ninguna excusa. Jean y Bernard navegaron casi sin ningún error y merecen la victoria. Nosotros cometimos algunos errores y somos segundos. Estamos contentos”. Pero Altadill también ha reconocido de la frustración que ha representado la parada: “Es muy duro cuando estás 200 millas por detrás del líder, en una regata oceánica eso no es nada, y luego tienes que desviarte y hacer la parada técnica, y cuando te reincorporas a la fila india tienes a los de detrás tan cerca… Tirábamos los correos de los partes de posiciones porque teníamos que ir a nuestro ritmo, si ves un barco que te persigue tan cerca es cuando fuerzas el barco y rompes. Nunca supe cuán de cerca estuvo el GAES Centros Auditivos”. Muñoz también admitió que hubo un antes y un después de esta decisión: "La pasada por Nueva Zelanda fue un golpe bajo para nosotros. Y aún más para mi porque yo estaba al cargo de todo este sistema; llevaba ocho meses estudiando el barco completo y no pudo arreglar este problema dentro de lo que se podía o con los materiales que llevábamos. Para mi fue un gran problema y no me cayó muy bien, y todavía no lo asimilo porque podríamos haber llegado en una mejor posición". Tras completar esta intensa vuelta al mundo, el chileno tiene ganas de cosas sencillas: “Me apetece hablar con mi familia. Últimamente he podido hablar con ellos sólo dos minutos cada siete u ocho días, para decirles que iba bien. Tengo ganas también de darme una buen a ducha, y tumbarme en una buena cama a dormir todo lo que pueda [...] y, lamentablemente, volver a la realidad". Altadill explicó la avería de la antena que les ha privado de información meteorológica y de posiciones desde principios de marzo: “En una trasluchada la escota de la mayor se llevó las antenas de satélite, GPS, tracker. También la antena del iridium (teléfono) dejó de funcionar. Pudimos comunicarnos gracias al iridium de emergencia que está en la balsa de salvamento. No sabíamos las posiciones de los demás. Hablábamos con l a organización y nos daban un parte meteorológico muy escueto, pero sin archivos GRIB no podíamos planificar el routing, así que navegábamos a la antigua. La verdad, si tengo que hacer otra vuelta al mundo, lo haré así, porque he navegado mejor sin información que con ella”. Muñoz no olvidará con facilidad la vuelta al mundo en IMOCA 60: “La sensación de ir a 25 nudos o más durante dos o tres minutos seguidos, en que el barco apenas toca el agua, una velocidad a la cual si mueves un milímetro el timón te puedes desviar diez grados. La velocidad de estos barcos es impresionante”. “La mejor virtud de José es su paciencia, me ha aguantado durante tres meses. Esta paciencia hace que solucione los problemas que surgen mejor, mientras yo doy saltos enfadado”, ha dicho Altadill de su compañero, a lo que éste ha apostillado: “Cuando él daba saltos intentaba amarrarlo a algún sitio para poder solucionar el problema. Pero G uillermo tiene un feeling increíble, es uno de los mejores navegantes que he conocido”. Los dos skippers también han hablado del peor atributo de su compañero: “Probablemente él no se daba cuenta, pero cuando a José algo le molestaba no me hablaba cuando le hacía alguna pregunta. Y no es que tuviese que esperar cinco minutos, si no que podía pasar mucho rato, igual me pasaba dos o tres horas hablando solo mientras él no decía nada”, ha señalado Altadill. Muñoz también ha sido sincero: “Lo peor de Guillermo es su carácter. Pero de alguna forma ya me había preparado para ello, ya estaba vacunado contra este tipo de personajes [risas]. Hemos sido los dos muy profesionales”. Un barcelonés de leyenda junto a la consagración de la vela sudamericana Guillermo Altadill es el primer español que completa la Barcelona World Race 2014/15, y el primer catalán que consigue plaza de podio en la historia de l a regata. A sus 52 años, Altadill puede presumir de tener uno de los currículos más completos de la vela internacional, imposible de resumir en unas líneas, y difícilmente igualable. El barcelonés vuelve a su ciudad natal completando nada menos que su séptima vuelta al mundo, de las diez en que ha participado, y quitándose la espina de no haber terminado la Barcelona World Race en la primera edición. Entre sus logros se encuentran dos podios en la Volvo Ocean Race /Whitbread Round the World Race, y dos récords de vuelta al mundo sin escalas en tripulación, uno de ellos en The Race, regata con salida y llegada también en Barcelona, que se disputó en 2000/2001. Es uno de los hombres más solicitados del mundo para formar parte de proyectos de competición punteros. Por su parte, el chileno José Muñoz, de 42 años, ha consagrado su carrera oceánica al completar su segunda vuelta al mundo, y repitiendo segundo puesto, tras el que consiguió en la Porti mao Global Ocean Race en 2008/09, junto al tristemente desaparecido Felipe Cubillos. Muñoz se ha convertido en el primer sudamericano que completa la Barcelona World Race, y lo ha hecho con un podio. Con el resultado conseguido hoy, Guillermo Altadill ha conquistado el tercer puesto en el podio del campeonato del mundo IMOCA Ocean Masters 2013-2014, que se cierra con esta Barcelona World Race, por detrás de Jean Le Cam y Bernard Stamm. Un viejo conocido El IMOCA 60 Neutrogena es un monocasco diseñado por el gabinete Farr, botado en julio de 2007. Fue la embarcación con la queel mismo Guillermo Altadill y el estadounidense Jonathan McKee tomaron la salida de la primera edición de la Barcelona World Race, como Estrella Damm, aunque tuvieron que abandonar en Sudáfrica por problemas en los timones. Luego tomó parte en la Vendée Globe 2008/09 como BT, con el francés Sébastien Josse a la caña. Más tarde se convirtió en el Veolia Environnement de Roland Jourdain (Francia), vencedor de la Ruta del Ron 2010. Al año siguiente navegó bajo los colores de Hugo Boss, y Guillermo Altadill volvió a bordo, formando equipo con Alex Thomson (Reino Unido) en la Transat Jacques Vabre 2011, que acabaron en segunda plaza. El británico también logró con este IMOCA 60 el récord transatlántico oeste-este y el tercer puesto en la pasada Vendée Globe (2012/13). Uno de los líderes El Neutrogena ha demostrado por qué era uno de los equipos favoritos para la victoria final. Siempre en lucha con el Cheminées Poujoulat y el Hugo Boss prácticamente desde el principio de la regata, Altadill y Muñoz fueron líderes en varias ocasiones, la última de ellas el 16 de enero, en un cuerpo a cuerpo con el Cheminées Poujoulat, poco después de que el Hugo Boss de Alex Thomson (Reino Unid o) y Pepe Ribes (España) se tuviera que retirar por rotura del mástil el 14 de enero. Altadill y Muñoz siguieron disputando la primera plaza frente al Cheminées Poujoulat de Stamm y Le Cam, hasta que la avería en el generador les hizo detenerse en Nueva Zelanda. El Neutrogena regresó a la competición tras las reparaciones realizadas en el mínimo tiempo, para cumplir sólo las 24 horas preceptivas, y lo hizo a por todas. El desvío a Nueva Zelanda, la parada y el anticiclón que les frenó a la salida les hicieron perder en total unos cuatro días de regata, que se tradujeron en un aumento se su desventaja respecto al primero de 900 millas. Pese a ello, Altadill y Muñoz siguieron concentrados en ir al máximo, y supieron defender el segundo puesto frente a los ataques del GAES Centros Auditivos de los catalanes Anna Corbella y Gerard Marín. Además, mantuvieron el trepidante ritmo del líder a la espera de cualquier oportunida d de darle caza. La llegada del GAES Centros Auditivos, incansable perseguidor del Neutrogena y que presumiblemente completará el podio, está prevista el 1 de abril por la mañana. Los datos más relevantes de la regata del Neutrogena Fechas y tiempos de paso de Guillermo Altadill y José Muñoz por los puntos clave de la regata, datos sobre las 24 horas más veloces y estadísticas sobre sus posiciones. Gibraltar: 2 de enero a las 19:33 UTC, tras 2d 7h 33m de regata, en segunda posición, después del Hugo Boss Ecuador: 12 de enero a las 3:00 UTC, tras 11d 15h de regata, en segunda posición, después del Hugo Boss Cabo de Buena Esperanza: 25 de enero a las 21:10 UTC, tras 25d 09h 10m, en segunda posición, después del Cheminées Poujoulat Cabo Leeuwin: 7 de febrero a las 5:00 UTC, tras 37d 17h, en segunda posición, tras el Cheminées Poujoulat Cabo de Hornos: 28 de febrero a las 02:12 UTC, tras 58d 14h 12m, en segunda posición, después del Cheminées Poujoulat Ecuador: 14 de marzo a las 22:18 UTC, tras 73d 10h 18m, en segunda posición, después del Cheminées Poujoulat Gibraltar: 27 de marzo a las 7:40 UTC, tras 86d 5h 40m, en segunda posición, tras el Cheminées Poujoulat? Sus 24 horas más veloces: el 9 de febrero, en que recorrió 458,4 millas náuticas a una media de 19,1 nudos de velocidad. Líderes el 3 de enero, 9 de enero y 16 de enero. Segundos desde el 17 de enero y hasta el final, a pesar de haber hecho una parada técnica en Nueva Zelanda. Más estadísticas en http://www.barcelonaworldrace.org/es/regata-directo/graficos. [Leer más]]]> <![CDATA[Hitos decisivos para un emocionante final]]> http://www.imoca.org/default.asp?mode=articles&id=1161 Sat, 28 Mar 2015 00:00:00 GMT http://www.imoca.org/default.asp?mode=articles&id=1161 El Neutrogena pasó ayer por la tarde el estrecho de Gibraltar y ya ve de cerca Barcelona El Renault Captur cruza el ecuador y regresa al hemisferio norte Anna Corbella y Gerard Marín ya han puesto la proa del GAES Centros Auditivos apuntando al estrecho de Gibraltar Previsión de llegada a Barcelona para el segundo y tercer clasificados: lunes 30 de marzo por la tarde y jueves 2 de abril por la mañana El Neutrogena ya está a punto de confirmar su subcampeonato en la Barcelona World Race 2014-2015. Guillermo Altadill y José Muñoz cruzaron la longitud de Tarifa (5º 37 O) a las 17:40 UTC (18:40 hora local) con viento favorable del Oeste, de popa, que les permitió cruzar el estrecho de Gibraltar a todo trapo, con el spinnaker. Altadill y Muñoz han llamado a Dirección de Regata para reportar un paso limpio y sin incidencias en el estrecho. Según el boletín de posiciones de las 14:00 UTC, el Neutrogena está ya prácticamente a la altura del cabo de Gata. El dúo hispano chileno ha ido bordeando la costa andaluza, aprovechando el viento terral y evitando la inestabilidad e imprevisibilidad del mar de Alborán. Cabe recordar que el Neutrogena no puede descargarse los partes meteorológicos desde el día cinco debido a una avería en la antena. El conocimiento del barcelonés Altadill de esta zona se ha demostrado determinante para reba jar en más de un día su previsión de llegada a la Ciudad Condal para ocupar su puesto entre los mejores de esta vuelta al mundo, junto a Bernard Stamm y Jean Le Cam, que ya se proclamaron vencedores a bordo del Cheminées Poujoulat el pasado miércoles 25. Ahora se prevé que el Neutrogena arribe a Barcelona el lunes 30 de marzo, alrededor de las 18:30, hora local. Seguro que Altadill está deseando recorrer las menos de 375 millas restantes, para terminar con gran éxito ni más ni menos que su séptima vuelta al mundo, esta vez con el aliciente de llegar a su ciudad natal. Para el chileno José Muñoz, esta será su segunda circunnavegación, tras la que realizó junto al desaparecido Felipe Cubillos. Sus inmediatos perseguidores, y quienes presumiblemente completarán el podio, Anna Corbella y Gerard Marín, ya dirigen la proa del GAES Centros Auditivos prácticamente hacia el estrecho de Gibraltar, del que le separan unas 250 millas. Navegan a unos 12 nudos con viento del Norte generado por el anticiclón de las Azores. El dúo catalán cruzará el estrecho previsiblemente mañana domingo por la tarde. Su previsión de llegada a Barcelona es el jueves 2 de abril por la mañana.   Lucha sin cuartel El One Planet, One Ocean & Pharmaton sigue defendiendo la cuarta plaza frente al We Are Water. Navegando en los alisios, Aleix Gelabert y Didac Costa están 150 millas más al este, aunque sólo 20 más al norte que los hermanos Bruno y Willy Garcia. Esto genera mucha incertidumbre en esta cuarta posición, y podría haber un acercamiento a Gibraltar, e incluso una llegada a Barcelona, de infarto. Sin embargo, el One Planet, One Ocean & Pharmaton, pese a tratarse de un barco en teoría más lento, se está mostrando firme y está haciendo mejor velocidad que el We Are Water. En las últimas 5 horas Costa y Gelabert han navegad o a 11,9 nudos, frente a os 10,2 de los hermanos García. Éstos tenían una velocidad considerablemente más baja a la hora de la medición, 6,7 nudos. Sus medias en 24 horas son prácticamente idénticas: 10,7 y 10,8 nudos, las más altas de la flota.   De vuelta a su mitad del mundo Jörg Riechers y Sébastien Audigane ya han regresado al hemisferio norte. El alemán y el francés han cruzado el ecuador a bordo del Renault Captur esta mañana a las 5:53 UTC (6:53 en Barcelona). Riechers y Audigane han tenido el paso más limpio de las calmas ecuatoriales de toda la flota. Apenas se han visto ralentizados en la transición entre los alisios del hemisferio sur y del norte, al navegar más al oeste que sus predecesores, muy pegado a la costa brasileña hasta Recife. El dúo ya empieza a conectar con el viento del NE. Tras el regreso del Renault Captur al hemisferio norte, sólo queda el Spirit of Hungary navegando en el Atlántico Sur. Nandor Fa y Conrad Colman siguen trabajando duro en medio de una situación meteorológicamente muy complicada, en un área de transición que le permite promediar apenas 5 nudos. Están obligados a hacer múltiples maniobras para avanzar. Tanto el húngaro como el neozelandés han escrito sendos emails. Fa ha comentado: “El viento se calmó hasta los 2,5-4 nudos, y casi no podía ni hinchar la vela. Después se calmó completamente y nos quedamos parados. Por ahora nuestro programa es el conocido como “espectáculo de aplausos, crujidos y chirridos”, otra vez. Debo admitir que el crujido en este caso es el chirrido de mis dientes.  "¡El AIS [Sistema de Identificación Automático] es un milagro! Había dos barcos acercándose a nosotros, uno desde el Noreste y otro desde el Noroeste; fácilmente ambos podrían haberse topado con nosotros porque no tenemos forma de escapar. El AIS nos alertó, luego nos proporcion toda la información del barco: de dónde viene, a dónde va, velocidad… Después les llamé, por su nombre, por el canal 16 de la VHF, y les pedí amablemente evitar la colisión. Enseguida respondieron a la llamada con su nombre y el cambio de dirección. Antaño, aquí en el océano o en cualquier parte, esto no era así. Esto es muy bueno. Hoy el día lo he bautizado como el día de la paciencia y de la tolerancia navegando". Por su parte, Colman sigue recuperándose de su lesión en el hombro, trabajando únicamente con el brazo derecho: "El dolor en mi hombro se ha reducido a un ligero dolorcillo y aunque he recuperado la mayor parte del rango de movimiento, me da miedo haber dañado de verdad la copa interna de la articulación, o el labrum, o haber elongado los tendones. Siento la articulación como una mano pequeña en un guante grande. Funciona, pero no se puede evitar sentir que hay algo más de espacio del que necesitas.¡Espero seguir m ejorando!". Además, el neozelandés ha explicado su frustración por las condiciones meteorologias: "Atormentados de nuevo por míseras ráfagas, el mito griego de Sísifo, que fue castigado en el Hades, me viene a la mente. Forzado a hacer rodar una roca colina arriba a perpetuidad, que siempre volvía a caer de nuevo, seguramente Sísifo sentiría simpatía por nuestros interminables esfuerzos para seguir al caprichoso viento, sacando poco fruto de nuestra lucha.[...] Con nuestra ruta cortada, no tenemos otra elección que pelear para avanzar lentamente, como haciendo aquajogging en melaza".[Leer más]]]> <![CDATA[Últimas millas en el Atlántico para el Neutrogena]]> http://www.imoca.org/default.asp?mode=articles&id=1160 Fri, 27 Mar 2015 00:00:00 GMT http://www.imoca.org/default.asp?mode=articles&id=1160 Guillermo Altadill y José Muñoz entrarán en el Mediterráneo esta noche, tras una aproximación lenta al estrecho de Gibraltar El One Planet, One Ocean & Pharmaton y el We Are Water llegan a la altura de Cabo Verde Susto para los hermanos Garcia, que han estado a punto de perder las baterías El Renault Captur pasará el ecuador esta noche Previsión de llegada a Barcelona del segundo y el tercero: 31 de marzo y 2 de abril -esta previsión se irá actualizando- El Neutrogena de Guillermo Altadill y José Muñoz entrará en el mar Mediterráneo esta noche. El segundo clasificado de la Barcelona World Race está a menos de 30 millas del estrecho de Gibraltar, que deberá pasar con viento flojo del NO debido a una alta presión situada al oeste de Lisboa. Pero a bordo Altadill y Muñoz navegan como antaño, con acceso limitado a la información meteorológica. Su experiencia, su intuición y su conocimiento leyendo el cielo son en ocasiones las únicas armas de las que disponen en la defensa del segundo puesto frente a su perseguidor, el GAES Centros Auditivos, hasta la línea de llegada situada en Barcelona. Menos de 600 millas náuticas le quedan al Neutrogena para cruzar la meta en la capital catalana. Según las últimas estimaciones, acabará la Barcelona World Race el próximo martes por la tarde. Entonces Guillermo Altadill, uno de los navegantes oceánicos más experimentados de toda la flota , habrá completado su séptima vuelta al mundo y se habrá quitado la espina de la regata de su casa, tras haber tenido que retirarse en la primera edición y no haber podido estar en la línea de salida de la segunda. Ahora recorre junto a su compañero chileno las últimas millas del Atlántico con la asignatura pendiente ya casi aprobada, pero va a por nota. Porque a pesar de navegar desde el pasado 5 de marzo sin partes meteorológicos, ha logrado dejar cada vez más atrás a su máximo rival, el GAES Centros Auditivos, desde que se reincorporara a la regata tras la parada técnica en Nueva Zelanda. En el parte de las 14:00 horas UTC, ha logrado ya un rédito de hasta 358 millas (29 más que ayer a la misma hora) sobre el barco de Anna Corbella y Gerard Marín. Claro que los del GAES Centros Auditivos también tienen sus problemas, mientras remontan el tramo final del Atlántico –superadas ya las Canarias- con vientos alisios del NE, es decir , en contra. La única mujer de toda la flota se lesionó la rodilla hace unos días y debe guardar reposo, por lo que Marín tiene ahora que encargarse solo de todas las maniobras, como de la virada que han hecho esta mañana para poner rumbo al norte, cuando estaban a unas 50 millas de la costa africana. Durante las próximas horas en este bordo tendrán previsiblemente más viento que el Neutrogena, y de hecho el GAES Centros Auditivos ya ha acelerado ligeramente, con una media de 10,7 nudos en los 30 minutos precedentes al parte de posiciones.   Marcaje en la latitud de Cabo Verde A la altura de las islas de Cabo Verde han llegado ya el One Planet, One Ocean & Pharmaton y el We Are Water, que siguen navegando con una distancia lateral de 150 millas, favorable en la clasificación a Aleix Gelabert y Didac Costa debido a su posición más al este. Los dos barcos están protagonizando un intenso match race como guinda a l pastel de su periplo oceánico. A medida que ganan norte los vientos alisios rolarán más al este, por lo que podrán cerrar un poco más su ángulo hacia Gibraltar. Los dos barcos promedian velocidades sobre los 9 nudos, aunque a bordo del We Are WaterBruno y Willy Garcia son ligeramente más lentos. En un correo electrónico de esta mañana, Aleix Gelabert ha explicado que su objetivo es mantener a raya al We Are Water: “Estamos bastante pendientes de ellos, mientras siguen paralelos a nosotros, unas 150 millas al oeste. Ahora pensamos, a medio plazo, en la mejor manera de acercarnos a Gibraltar sin perder de vista lo que ellos hagan para intentar mantener la pequeña ventaja que tenemos”. El tripulante catalán ha añadido que ya han superado la zona de algas, lo que les permite “descansar algo más” y dedicarse a “correr”, y ha aprovechado para mandar su enhorabuena al Cheminées Poujoulat y a Bernard Stamm y a Jean Le Cam: “La única pega de estar navegando en pleno Atlántico es habernos perdido la fiesta que, a buen seguro, hicieron Jean y Bernard a la llegada y oír las anécdotas aún frescas de estos dos fueras de serie, capaces de hacer fácil lo difícil”.   Zafarrancho a bordo del We Are Water Desde el We Are Water, Bruno Garcia también ha felicitado a Stamm y Le Cam en un mensaje, en que ha reconocido que tanto él como su hermano Willy se sienten bastante cansados y con ganas de llegar: “Añoramos la familia”. Y es que los últimos días han sido duros para los hermanos, según el correo del cardiólogo: “Llevamos unos días que quieren recordarnos que la Barcelona World Race es una regata de resistencia. Willy está mejor de la contractura, yo sigo con el hombro izquierdo dolorido y con tortícolis, nada serio, pero incómodo […]. Ayer por la noche tuvimos fiesta de las buenas cuando de repente saltó una tapa del depósito de lastre de proa y por poco no inundamos las baterías. Suerte que Willy se percató rápido y reaccionó de inmediato, despertándome para el urgente zafarrancho. En una hora lo pudimos apañar, aunque eso sí, empapados de sudor y mojados como peces. ¿Quién dijo que esto iba a ser fácil?”. Por su parte, el Renault Captur está a unas 70 millas de cruzar el ecuador y entrar en el hemisferio norte por la longitud 34º O, mucho más al oeste que el resto de competidores. Jörg Riechers y Sébastien Audigane parece que tendrán una paso por las calmas ecuatoriales bastante benévolo, con una transición casi directa de los vientos del SE a los del NE esta noche. Cerrando la flota de la Barcelona World Race, el Spirit of Hungary de Nandor Fa y Conrad Colman vuelve a navegar en un área de muy poco viento. Durante la mañana han promediado 5,4 nudos, pero la med ia ha caído en picado en los 30 minutos precedentes al parte de posiciones de las 14:00 horas UTC: ha sido de 0,5 nudos. En un correo electrónico, el patrón húngaro ha felicitado a Bernard Stamm y Jean Le Cam: “Vuestro barco podría encontrar el camino a través de los océanos con los ojos cerrados, ya que lo ha hecho muchas veces, y si tuvierais bastante comida y bebida podríais sobrevivir durante meses. Pero sabemos que cada pequeño paso a lo largo de la regata es un trabajo muy duro y pide un montón de conocimientos y experiencia. Hay un montón de problemas técnicos, muchas luchas frustrantes. Y mantener el barco vivo pide un trabajo sin descanso. Por lo tanto, después de casi tres meses de lucha os merecéis el confort de estar en tierra, en puerto, y disfrutando del aprecio de la gente que os rodea. ¡Disfrutadlo!”.[Leer más]]]> <![CDATA[El Cheminées Poujoulat, vencedor de la Barcelona World Race 2014-2015]]> http://www.imoca.org/default.asp?mode=articles&id=1159 Wed, 25 Mar 2015 00:00:00 GMT http://www.imoca.org/default.asp?mode=articles&id=1159 El dúo formado por Bernard Stamm y Jean Le Cam ha establecido un nuevo tiempo de referencia para la vuelta al mundo a dos: 84 días, 05 horas, 50 minutos y 25 segundos para recorrer las 23.321 millas del recorrido teórico El Cheminées Poujoulat de los co-skippers Bernard Stamm (Suiza) y Jean Le Cam (Francia), se ha proclamado vencedor de la tercera edición de la Barcelona World Race, vuelta al mundo a vela en tripulaciones de dos personas, al cruzar la línea de llegada frente al hotel W Barcelona a las 18: 50 y 25 segundos, hora local. Las condiciones eran de menos de un metro de ola y de 10 a 15 nudos de viento del SSE. El IMOCA 60 franco suizo ha logrado completar las 23.321 millas náuticas (43191,9 Kilómetros) del recorrido teórico sin hacer ninguna parada (penalizadas en esta competición). El tiempo invertido por Stamm y Le Cam desde la salida de Barcelona el 31 de diciembre de 2014 a las 13:00 hora local, ha sido de 84 días, 05 horas, 50 minutos y 25 segundos. La distancia real que han recorrido ha sido de 27.950 millas, a una media de 13,82 nudos (25,59 km/h). Establecen así un nuevo tiempo de referencia para la regata, que en esta edición ha estrenado recorrido: de Barcelona a Barcelona, pasando por los tres grandes cabos (Buena Esperanza, Leeuwin y Hornos) y dejando la Antártida a estribor. En esta edición no era necesario pasar por el estrecho de Cook, entre las dos islas de Nueva Zelanda, con lo que la circunnavegación se ha reducido unas 1.280 millas. Con el anterior recorrido, el mejor tiempo lo ostentan los ganadores de la edición 2007/08, Jean Pierre Dick (Francia) y Damian Foxall (Irlanda) que, a bordo del Paprec Virbac 2, lo completaron en 92 días, 09 horas, 49 minutos y 49 segundos.   Dos estrellas con un palmarés envidiable Bernard Stamm es hoy un hombre feliz. En la noche del 23 al 24 de diciembre de 2013, tuvo que ser rescatado al partirse en dos su barco cuando regresaba a Brest tras disputar la Transat Jacques Vabre. Poco más de un año después, ha logrado su tercera victoria en una regata de vuelta al mundo, la primera sin escalas. El suizo, de 51 años, ya había g anado en solitario la Around Alone en 2002/03; y en 2006/07, ya bajo el actual nombre de Velux 5 Oceans. Por su parte, en su quinto intento, el francés Jean Le Cam, de 55 años, conocido en su país como "Le Roi" (el Rey), añade su primera victoria en regata de vuelta al mundo a su extenso currículum oceánico. Le Cam había participado en la Barcelona World Race 2010/2011, que no pudo completar junto a Bruno Garcia, ya que su IMOCA 60 Président desarboló a la altura de Cabo Verde días después de la salida. Su mejor resultado en una circunnavegación hasta ahora fue el segundo puesto en la Vendée Globe 2004/05, vuelta al mundo en solitario y sin escalas. Su palmarés incluye una victoria en la Transat Jacques Vabre 2013 junto a Vincent Riou a bordo del IMOCA 60 PRB,y tres victorias en la Solitaire du Figaro. Con este triunfo Jean Le Cam se proclama campeón del mundo IMOCA Ocean Masters 2013-2014, justo por delante de su compañero Berna rd Stamm.   Un barco contrastado El IMOCA 60 Cheminées Poujoulat es un monocasco diseñado por el gabinete Farr, botado en 2007. Con él, Michel Desjoyeaux ganó la Vendée Globe 2008/09, con un tiempo de 84 días, 03 horas y 09 minutos y 08 segundos. Le Cam y Stamm han logrado un tiempo muy similar incluyendo dos pasos por Gibraltar y dos trayectos por el Mediterránneo. En la Barcelona World Race 2010/11, este IMOCA 60 quedó segundo con Íker Martínez y Xabi Fernández como patrones. Más tarde tomó la salida de la Vendée Globe 2012/13, con Jérémie Beyou. La embarcación ha sido reformada varias veces para ajustarse a la evolución del reglamento. Con dos victorias y un segundo puesto en regatas de vuelta al mundo, este barco entra en la leyenda de la clase IMOCA 60.   Tres cuartos del globo como líder El Cheminées Poujoulat alcanzó el liderato de la prueba el 16 de enero, cuando adelantó a l Neutrogena de Guillermo Altadill (España) y José Muñoz (Chile) en un intenso mano a mano, aproximadamente a la altura de Rio de Janeiro. Antes del Neutrogena, el Hugo Boss de Alex Thomson (Reino Unido) y Pepe Ribes (España) lideraba la regata hasta que perdió el mástil el 14 de enero. La disputa con el Neutrogena continuó hasta que éste se vio forzado a hacer una parada técnica en Nueva Zelanda para arreglar una avería en el generador.   Las llegadas del segundo y tercer clasificados provisionales, el Neutrogena y el GAES Centros Auditivos, está prevista entre el 30 de marzo y el 2 de abril.[Leer más]]]> <![CDATA[A menos de 24 horas de la llegada a Barcelona]]> http://www.imoca.org/default.asp?mode=articles&id=1158 Tue, 24 Mar 2015 00:00:00 GMT http://www.imoca.org/default.asp?mode=articles&id=1158 El Cheminées Poujoulat, a menos de 215 millas del final Problemas con las comunicaciones a bordo del Neutrogena Anna Corbella se lesiona la rodilla y Gerard Marín le entablilla la pierna El One Planet, One Ocean & Pharmaton y el We Are Water llevan su lucha a los alisios Previsión de llegada del líder a Barcelona: mañana, miércoles día 25, entre las 14:00 y las 16:00 hora local El Cheminées Poujoulat se enfrenta a la que será, probablemente, su última noche compitiendo en la Barcelona World Race. Con poco más de 215 millas para llegar a Barcelona, Bernard Stamm y Jean Le Cam recuerdan que hasta que no hayan cruzado la línea de meta, mañana a mediodía según las previsiones, la regata aún no habrá terminado. A más de mil millas de su popa, el Neutrogena y el GAES Centros Auditivos han reportado sendos problemas: técnico para el primero y físico para el segundo. Guillermo Altadill y José Muñoz no pueden comunicarse con normalidad y recibir información meteorológica. Por su parte, Anna Corbella ha relatado esta mañana, en un email, haber sufrido una caída que le ha causado, según el diagnóstico a distancia, una posible distensión del ligamento de la rodilla. Al norte del ecuador, el One Planet, One Ocean & Pharmaton y el We Are Water mantiene su lucha p or la cuarta plaza navegando ya con alisios del NNE. Aún en el hemisferio sur, el Renault Captur sigue escalando la costa sudamericana con viento del este mientras el Spirit of Hungary luchan contra vientos cambiantes. Todo preparado en Barcelona para recibir mañana al presumible vencedor de la tercera edición de la vuelta al mundo a dos. El Cheminées Poujoulat remonta las últimas 215 millas del mar Mediterráneo con la proa apuntando ya a la capital catalana. Navega a la altura de Alicante y con un rumbo con el que superaría las Islas Baleares por el oeste. Aunque las condiciones han mejorado recientemente, Bernard Stamm y Jean Le Cam han registrado una media de tan solo 5,3 nudos en las últimas 24 horas. En el último parte de posiciones, Stamm y Le Cam rozan ya los 10 nudos de media. El viento, durante esta tarde, será de unos 15 nudos del OSO y en la noche de hoy podría rolar al ENE y subir hasta los 20 nudos. Ante la pregu nta de si la percepción de la regata cambia al navegar tan cerca de la costa, Stamm ha respondido: “Cambia un poco porque hay pasos costeros. Pero creo que la gente desde tierra tiene una percepción distinta. No sentimos que hayamos llegado, sentimos que estamos a punto. Pero no hemos completado el recorrido”. Aunque la regata que están firmando Stamm y Le Cam parece haber estado exenta de grandes contratiempos, hoy el patrón suizo ha reconocido que el Cheminées Poujoulat ha tenido más problemas a bordo de los que hubieran deseado. “Tenemos algunos problemas técnicos mayores […] muy molestos como el rail del mástil, arrancado; no hemos tenido información del viento durante media vuelta al mundo; hemos perdido una vela importante enseguida… podríamos listar aún unos cuantos más. Tenemos aún los problemas con los ganchos y las drizas. El génova, hay que subirlo a lo alto del mástil para ponerlo. No sé si hemos pasado un solo día sin te ner un problema”, ha relatado Stamm.   Sin comunicaciones ni meteorología El Neutrogena, segundo clasificado, ha explicado las razones de su falta de comunicación desde el pasado 5 de marzo. Los skippers Guillermo Altadill y José Muñoz han reportado que una trasluchada accidental en esa fecha dañó el sistema de antenas del barco. Han informado a dirección de regata de que les ha sido imposible utilizar el sistema Fleet o el open port de Iridium desde entonces. Altadill ha explicado: "Para mantenernos en el juego debemos continuar sin poder descargarnos los partes o saber dónde están los demás barcos. Es frustrante pero no tenemos otra opción. Mientras conservamos energía, centramos toda nuestra atención en hacer que el Neutrogena navegue de forma cien por cien eficiente. Para comunicarnos confiamos en nuestro Iridium de emergencia y así tener contacto tierra-barco. Todo lo que podemos hacer es concentrarnos en navegar lo más rápido posible con las condiciones que tenemos".   Mala pata Con el Neutrogena a 226 millas por la proa y el cuarto clasificado a más de 1.300 millas por la popa, Anna Corbella, patrona del GAES Centros Auditivos, ha reportado un accidente que se ha saldado con una pierna entablillada. Corbella reconoce estar acostumbrada a los pantocazos del barco. “Quizás por esta razón, uno especialmente fuerte me ha sorprendido esta mañana, haciéndome volar por un momento y aterrizar con la pierna del revés”, ha explicado. Su compañero Gerard Marín ha tenido que hacer de médico de abordo siguiendo las indicaciones de la directora médica de la Barcelona World Race, la doctora Belén Gualis del Hospital Quirón Teknon. El diagnóstico: distensión del ligamento de la rodilla. La prescripción: frío, antiinflamatorios y reposo. “Haré caso a la doctora: recuperarme pronto para poder saltar en la llegada”, ha sentenciado Corbella.   Alisios de ambos hemisferios La entrada en los alisios del hemisferio norte marca otro punto de inflexión en la batalla por la cuarta plaza que mantienen desde el paso por cabo de Hornos el One Planet, One Ocean & Pharmaton y el We Are Water. Con una separación de 84 millas, el We Are Water de los hermanos Bruno y Willy Garcia está registrando una media de 10,3 nudos de velocidad, según el último parte de posiciones, frente a los 8,4 de Aleix Gelabert y Didac Costa. Por su parte, el Renault Captur navega de través, a la altura de Salvador de Bahía, empujado por los alisos del este con 12 nudos de viento. Según la previsión, los alisios deberían mejorar al ritmo que Jörg Riechers y Sébastien Audigane ganan norte.   Crece el mar, baja el dolor “Lo siento por tardar tanto en escribir, pero resul ta que sumergirse de cabeza en la sentina, dislocarse un hombro y golpearte hace que se bloquee el gran escritor”. El tropiezo de Conrad Colman no le impide al neozelandés conservar su humor y su buen tacto con las letras. Aunque con dolor al levantar el brazo izquierdo, Colman sigue mostrándose útil a bordo. “Puedo planear la navegación, ajustar las velas, controlar el piloto y ahora, después de un par de días de recuperación, hacer unas cuantas vueltas vacilantes en el pedestal con sólo mi brazo derecho”. Por su parte, Nandor Fa ha relatado en un email condiciones de mala mar para el Spirit of Hungary. “Es especialmente duro para Conrad, puesto que es imposible dar un solo paso sin agarrarte al barco con ambas manos. Las olas vienen de todas las direcciones posibles y el barco se mueve en todas direcciones también, como si nos quisiera agitar fuera de él”, ha explicado el patrón húngaro. Además, Fa ha apuntado que están pasando cerca de muchos barcos mercantes: “Estamos, probablemente, cruzando una línea marítima entre África y Sudamérica. Afortunadamente el AIS (Sistema de Identificación Automática, por sus siglas en inglés) y el radar funcionan bien. Nos comunicamos por radio cuando es necesario”. El equipo de la organización de la Barcelona World Race ha seguido con profunda tristeza la noticia del trágico accidente aéreo del Airbus A320 que volaba de Barcelona a Dusseldorf y expresa su más sincero pésame y solidaridad a los familiares y amigos de las víctimas.[Leer más]]]> <![CDATA[Días decisivos]]> http://www.imoca.org/default.asp?mode=articles&id=1157 Mon, 23 Mar 2015 00:00:00 GMT http://www.imoca.org/default.asp?mode=articles&id=1157 Pasado el Cabo de Gata, el Cheminées Poujoulat inicia la recta final hacia Barcelona El Neutrogena y el GAES Centros Auditivos atacan el paso de Canarias, previsiblemente por el Norte, en el último tramo del Atlántico Unas largas calmas ecuatoriales añaden incertidumbre a la disputa del cuarto puesto entre el One Planet, One Ocean & Pharmaton y el We Are Water, ambos de vuelta en el hemisferio norte El Renault Captur empieza a escapar de un área de vientos ligeros hacia los alisios del hemisferio sur El Spirit of Hungary avanza a buen ritmo mientras Conrad Colman se recupera de su lesión en el hombro Previsión de llegada del líder a Barcelona: pasado mañana, miércoles día 25, entre las 9 y las 12 horas -esta estimación se irá actualizando y concretando La Barcelona World Race afronta días decisivos en varios frentes. El Cheminées Poujoulat de Bernard Stamm y Jean Le Cam, líder provisional de la regata y el único en el Mediterráneo, ha dejado atrás el mar de Alborán y afronta el ascenso hacia Barcelona. Se prevé su llegada el miércoles 25 entre las 9 de la mañana y el mediodía. El segundo y el tercer clasificados, el Neutrogena de Guillermo Altadill y José Muñoz y el GAES Centros Auditivos de Anna Corbella y Gerard Marín afrontan la crucial recta final del Atlántico a su paso por Canarias entrando en un régimen de viento norte que de momento beneficia más al dúo hispano-chileno. En su lucha por la cuarta plaza, el One Planet, One Ocean & Pharmaton y el We Are Water ya han cruzado el ecuador y empiezan a salir de las calmas ecuatoriales. El primero en conseguir velocidad dará un golpe de timón en este acérrimo match-race. El Renault Captur por su parte empieza a dejar atrás su travesía del desierto de viento y empiea a contactar con los alisios del hemisferio sur. Por último, el Spirit of Hungary está pendiente de la evolución no sólo de la meteorología, que se presenta poco propicia en las próximas 48 horas, sino también de la lesión de hombro de Conrad Colman, que de momento le impide hacer trabajo físico. Ascenso con portantes Poco más de 300 millas separan a Bernard Stamm y Jean Le Cam del anhelado triunfo. Esta noche se ha visto que si quieren lograrlo, deberán trabajar hasta el final. El Cheminées Poujoulat ha pasado una noche complicada en el mar de Alborán, con viento ligero del Este que le ha obligado a virar por avante en un par de ocasiones. Ahora esperan unas horas de transición un tanto complicadas mientras el viento rola al Sur. Esto les permitirá hacer un ascenso con vientos portantes probablemente hasta la al tura de las islas Baleares.  El Neutrogena y el GAES Centros Auditivos están a menos de mil y mil doscientas millas de Gibraltar respectivamente. Navegan con viento del Norte que les ha permitido ser los barcos más rápidos en las últimas 24 horas de los cinco que navegan ya en el hemisferio norte. Guillermo Altadill y José Muñoz han sido de hecho los más rápidos de la flota con 10,9 nudos de media. Por su parte, Anna Corbella y Gerard Marín tienen menos intensidad y un ángulo menos favorable y han promediado un nudo menos. Parece que el Neutrogena podrá pasar Canarias por el Norte, y probablemente ésta sea también la opción de su perseguidor. Corbella ha escrito un email esta mañana en el que analizaba sus opciones de dar caza al Altadill y Muñoz: "La situación meteorológica no ofrece por ahora opción alguna para intentar una jugada estratégica que nos acerque al Neutrogena. Esto es lo qu e peor llevamos. Además, en este rumbo las diferencias de velocidad son inexistentes y ni arriesgando lograríamos recortarles millas. Hay que esperar y ver qué nos depara el Mediterráneo. Con paciencia esperaremos nuestro momento". Cinco en el Norte, y sólo dos en el Sur El We Are Water ya ha regresado al hemisferio norte. Los hermanos Bruno y Willy Garcia lo hicieron a las 22:29 UTC (23:29 en Barcelona) del domingo, ocho horas y nueve minutos después de Aleix Gelabert y Didac Costa a bordo del One Planet, One Ocean & Pharmaton. Ambos barcos empiezan a dejar atrás unas largas calmas ecuatoriales que les han ralentizado durante tres días y comienzan a contactar con los alisios del Noreste, que les permiten hacer velocidades cercanas a los diez nudos. Con ambos barcos casi en la misma latitud pero con una teórica ventaja para el One Planet, One Ocean & Pharmaton, más al Este, el momento de l a verdad en la lucha por el cuarto puesto ha llegado. ¿Se escapará uno de los dos? El Renault Captur de Jörg Riechers y Sébastien Audigane sigue cerca de la costa brasileña. Esta mañana, el alemán ha analizado su situación meteorológica: “Finalmente hemos cogido un poco de los vientos alisios, tenemos vientos del Este ahora, lo que es bueno, podemos ir directos hacia las calmas ecuatoriales. Los últimos días fueron horribles porque estuvimos luchando con vientos ligeros, pero a partir de ahora deberíamos ir más directos y con una ruta más rápida hacia Barcelona". Por su parte, Audigane ha lamentado la situación en que se han visto inmersos tras tener que hacer una parada técnica en Nueva Zelanda: "Es una pena habernos tenido que parar, nos hemos visto obligados por el timón averiado, pero de repente esto cambia el juego y es un poco menos interesante. Desde que dimos media vuelta hacia Nueva Zelanda, hemos rode ado por el sur dos depresiones, mientras los otros iban todo recto. En el cabo de Hornos, también nos hemos parado un poco… En fin, resumiendo, cada vez que hemos tenido que hacer bordos, hemos recorrido más distancia, mientras que los barcos de delante iban casi todo recto bastante rápido. No hemos tenido mucha ayuda por parte de las condiciones meteorológicas. Estamos impacientes de salir de la ceñida para llegar rápido a Barcelona…" Cerrando la flota y empezando a ascender por las costas brasileñas, el Spirit of Hungary ha tenido condiciones favorables con viento de unos 20 nudos, pero su situación se complica con el paso de un área de transición en las próximas 48 horas. Sin embargo, esta no es la máxima preocupación a bordo. Aunque con optimismo, Nandor Fa ha explicado en un email esta mañana que su compañe ro Conrad Colman no está totalmente recuperado del golpe que se dio en la cabeza y la espalda al caer de cabeza a la cabina tras chocar el barco contra una ola: “Por desgracia Conrad estará fuera de juego por un tiempo, quizá sólo unos días, porque aunque está bien del golpe en la cabeza, su hombro está lesionado y no puede trabajar así. Ahora es simplemente un observador y asesor”. Sin embargo, los ánimos a bordo se mantienen altos. “Disfrutamos mucho, navegando a una media de 15 nudos, y en camiseta. Además, por primera vez después de dos meses he quitado la cubierta de protección y el mundo se ha abierto. Corremos hacia el Noreste bajo un sol brillante, en la buena dirección y con buena velocidad. Hay unas pocas nubes que afectan al viento, pero a fin de cuentas seguimos robando millas en condiciones ideales", ha escrito el skipper húngaro.[Leer más]]]> <![CDATA[Despedida del Atlántico]]> http://www.imoca.org/default.asp?mode=articles&id=1156 Sat, 21 Mar 2015 00:00:00 GMT http://www.imoca.org/default.asp?mode=articles&id=1156 Mañana al mediodía el líder de la regata podría estar navegando en el mar Mediterráneo El Neutrogena y el GAES Centros Auditivos continúan disfrutando de los alisios y registrando medias de velocidad sobre los 10 nudos El One Planet, One Ocean & Pharmaton y el We Are Water afrontan las calmas ecuatoriales con estrategias diferentes Previsión de llegada del líder a Barcelona: miércoles 25 de marzo por la tarde Gibraltar y el ecuador son las citas de fin de semana de la Barcelona World Race. Con menos de 750 millas para la llegada a Barcelona, el Cheminées Poujoulat afronta su último día en el Atlántico con viento suave del Suroeste. Aún en los alisios del Noreste, el Neutrogena y el GAES Centros Auditivos continúan describiendo rumbos y velocidades parejas en su ascensión hacia el Norte. En las próximas 24-48 horas, como ya hicieron Bernard Stamm y Jean Le Cam, ambos barcos deberán empezar a ganar este y poner rumbo a Gibraltar. Mientras tanto, el One Planet, One Ocean & Pharmaton y el We Are Water luchan contra las clamas ecuatoriales en el último tramo de su navegación por el hemisferio sur. Por detrás, el Renault Captur continúa su avance cerca de la costa sudamericana y el Spirit of Hungary escapa de una depresión que le reporta fuerte viento. El Cheminées Poujoulat podría entrar mañana por la mañana en el mar Mediterráneo, último tramo a superar antes de cruzar la línea de llegada de la Barcelona World Race. Bernard Stamm y Jean Le Cam navegan ya muy cerca de la costa de Casablanca entrando en la zona de influencia de una alta presión estacionada sobre el golfo de Cádiz. Si las previsiones se cumplen, el dúo franco suizo abandonaría mañana el Atlántico y llegaría a Barcelona el miércoles 25 de marzo por la tarde. Por su parte, a más de 1.200 millas del líder, el Neutrogena y el GAES Centros Auditivos siguen disfrutando de uno alisios muy estables que les permiten navegar sin sobresaltos con rumbo norte. Tanto Guillermo Altadill y José Muñoz como Anna Corbella y Gerard Marín han registrado una media de poco más de 10 nudos de velocidad en las últimas 24 horas. Lucha entre calmas El One Planet, One Ocean & Pharmaton defiende la cuarta plaza ante el We Ar e Water navegando en la zona de convergencia intertropical (Doldrums). A menos de 80 millas de cruzar la línea del ecuador la velocidad media de ambos ha sido de entre cinco y seis nudos en las últimas 24 horas. En estos momentos los hermanos Bruno y Willy Garcia navegan más al oeste, con un rumbo noreste, una opción táctica diferente a la del cuarto clasificado. De momento son Aleix Gelabert y Didac Costa quienes tienen mejor velocidad ( casi 10 nudos frente a 4,4), pero es difícil saber quién saldrá de las calmas ecuatoriales por delante. Willy Garcia, a bordo del We Are Water, ha reconocido esta mañana la intensidad de la batalla que mantienen él y su hermano Bruno con Aleix Gelabert y Didac Costa: “Está claro que ellos saben llevar el barco muy rápido. Lo han demostrado hasta ahora y en determinados rumbos son más rápidos que nosotros. En otros, lo somos nosotros; pero la que hemos escogi do es una opción diferente a ellos aquí en los doldrums para ver si la zona de calmas la pasamos más rápidamente que ellos, y de aquí a un día o dos ya veremos. De todas formas, es un match race y hasta el final, que aún quedan muchas millas, puede pasar de todo”. Pendientes de la meteorología El Renault Captur sigue buscando condiciones favorables pegado a la costa brasileña. Sébastien Audigane y Jörg Riechers ha registrado una velocidad media de 6,1 nudos en las últimas 24 horas recorriendo 146 millas, tan solo 20 millas más de las que han recorrido en este mismo lapso de tiempo el One Planet, One Ocean & Pharmaton y el We Are Water, que navegan en la zona de calmas ecuatoriales. Por su parte, a bordo del Spirit of Hungary, el joven Conrad Colman espera ansioso la llegada de nuevos partes meteorológicos para trazar el mejor plan de cara a los próximos días: “El tirachinas de es te intenso sistema de depresiones nos dejará corriendo en buenas condiciones hasta el domingo, y después deberíamos entrar en la órbita de otra pequeña depresión en la latitud de Uruguay que nos debería reportar buena presión para la primera mitad de la próxima semana. ¿Y después? Bueno, mi bola de cristal empezará a nublarse, pero cuando lleguemos allí tendremos nuevos y frescos partes meteorológicos con los que trazar un plan de ataque en la ruta que tenemos por delante.”[Leer más]]]> <![CDATA[A menos de mil millas de la gloria]]> http://www.imoca.org/default.asp?mode=articles&id=1155 Fri, 20 Mar 2015 00:00:00 GMT http://www.imoca.org/default.asp?mode=articles&id=1155 El Cheminées Poujoulat se sitúa al sudeste de Madeira y dista 450 millas de Gibraltar y menos de mil de Barcelona Igualdad máxima entre el Neutrogena y el GAES Centros Auditivos El We Are Water encuentra más viento que el One Planet, One Ocean & Pharmaton en su paso por las calmas ecuatoriales Conrad Colman: “En medio de los cuarenta rugientes y parece que estamos de vacaciones” La flota de la Barcelona World Race dibuja diferentes batallas en un campo de regatas de 5.000 millas náuticas. El Cheminées Poujoulat, líder de la flota, prepara su ataque al estrecho de Gibraltar. Unas 450 millas le separan de la entrada del mar Mediterráneo mientras avanza al sudeste de Madeira en dirección a la costa africana, con viento del norte que le permite ser el más rápido de todos. Detrás suyo, el Neutrogena y el GAES Centros Auditivos disfrutan de los últimos flecos de los alisios del hemisferio norte mientras el One Planet, One Ocean & Pharmaton y el We Are Water describen rumbos diferentes en su entrada en las calmas ecuatoriales. En la parte trasera de la flota, el Renault Captur continúa navegando de ceñida, cerca de la costa sudamericana, y el Spirit of Hungary progresa con vientos fuertes de través, sin perder de vista una depresión que se está formando al sur de su posición.  El domingo al mediodía el Cheminées Poujoulat tiene, según la última previsión, cita con el estrecho de Gibraltar. Para llegar hasta allí, el líder de la regata deberá primero pugnar con una alta presión estacionada en el golfo de Cádiz. De momento, Bernard Stamm y Jean Le Cam disfrutan de un viento del norte que ayer bautizaron como ‘los alisios portugueses’. El dúo francosuizo, que tiene por delante menos de 1.000 millas para llegar a Barcelona, ha sido el equipo más rápido de las últimas 24 horas, con una media de 15,5 nudos de velocidad. Separados por más de 141 millas náuticas teóricas, el Neutrogena y el GAES Centros Auditivos navegan bajo la influencia de los vientos alisios del NE de 15-20 nudos de fuerza. Con Cabo Verde al sur de su posición y las Islas Canarias como próximo objetivo, Guillermo Altadill y José Muñoz han mantenido unas medias de velocidad muy parejas con las de Anna Corbella y Gerard Marín, de unos 11 nudos. Al sur del ecuador Tras superarlo ayer, el One Planet, One Ocean & Pharmaton aumenta su ventaja sobre el We Are Water hasta las 47,1 millas, en relación a la línea de meta, lo que se traduce en una separación lateral de 170 millas.  Los hermanos Bruno y Willy Garcia han virado esta madrugada hacia el oeste en busca de viento en las calmas ecuatoriales. Aunque Aleix Gelabert y Didac Costa han tomado esta misma decisión este mediodía, la posición más al oeste del We Are Water parece ser la mejor opción para superar los doldrums. En estos momentos la media del One Planet, One Ocean & Pharmaton no alcanza los 4 nudos, mientras que el We Are Water roza los 7 nudos de velocidad. Mientras pasan por el que puede ser el mejor momento de su regata, Gelabert y Costa han recibido un inesperado email del regatista oceánico Nick Moloney. El au straliano conoce bien el barco en que navegan los catalanes puesto que disputó la Vendée Globe del 2005 a bordo de este mismo IMOCA 60. “Ah, lo echo de menos. Echo de menos las demandas de paz en regata. Echo de menos la exposición y la vulnerabilidad de navegar en los océanos más remotos. Echo de menos apretar para conseguir mayor velocidad y evaluar los sistemas meteorológicas con la esperanza de ganar a los rivales. Echo de menos la camaradería a bordo, entre la flota y con el equipo de tierra. ¡Lo que estáis haciendo ahora mismo es único e increíble!”, les ha escrito Moloney. Aún lejos de la zona de influencia de los alisios del hemisferio sur, el Renault Captur navega de ceñida, a sólo 125 millas de la costa brasileña. Es el barco que más se ha acercado al litoral sudamericano, intentando evitar una zona de vientos ligeros e inestables. Jörg Riechers y Sébastien Audigane cuentan con viento del noreste de 8 nudos con el que han registrado, en las últimas horas, una media inferior a los 5 nudos de velocidad. Frenados por una red de pesca Cerrando la clasificación provisional, el Spirit of Hungary es el segundo barco más rápido de la flota, después del Cheminées Poujoulat. Avanza con rumbo NE con vientos del NO de más de 20 nudos de intensidad, con los que ha promediado durante la mañana 12,3 nudos de velocidad. Pero su velocidad se redujo de repente durante la tarde de ayer, según ha relatado en un correo electrónico Nandor Fa: “De repente el barco ha bajado hasta los 5 nudos de velocidad desde los 13, y yo me he golpeado la cabeza con el impulso. Inmediatamente he sabido que habíamos chocado con algo, no sabía qué ni con qué”. Una red de pesca, llena de conchas, golpeó el barco, concretamente la quilla, causando la desaceleración que Fa explicaba. “Si no hubiera golpeado la quilla, uno de los timones habría sido la víctima y también podría haber dañado la 'hidro'. Algo, quizás no ahora, ha golpeado la orza también, porque el borde posterior estaba un poco dañado”, añadía el patrón húngaro. Por su parte, Conrad Colman ha explicado: "Estamos en medio de los cuarenta rugientes y parece que estamos de vacaciones”. El neozelandés ha reconocido estar cómodo con las condiciones actuales y ha augurado un avance rápido hacia el norte: “Tenemos un buen viento de través de momento. Detrás nuestro se está formando una nueva depresión así que tendremos que tomar algunas decisiones interesantes para ver cómo nos beneficiamos de todo esto, para tomar el ascensor hacia el norte”.[Leer más]]]> <![CDATA[Barcelona World Race: el final se acerca]]> http://www.imoca.org/default.asp?mode=articles&id=1154 Fri, 20 Mar 2015 00:00:00 GMT http://www.imoca.org/default.asp?mode=articles&id=1154 - El Cheminées Poujoulat, esperado en Barcelona el miércoles 25 por la mañana - El Neutrogena y el GAES Centros Auditivos, entre el 27 y el 29 de marzo - Toda la flota está ya en el Atlántico Los últimos bordos del Cheminées Poujoulat, así como los del Neutrogena y el GAES Centros Auditivos corren peligro de ser con condiciones duras, antes de embocar el estrecho de Gibraltar y el Mediterráneo. Una pequeña depresión centrada en el estrecho contribuye a reforzar los alisios portugueses entre las costas africanas y el anticiclón de las Azores. Acabar ciñendo es a menudo el sino de los participantes de la Barcelona World Race. Cuando se llega desde el Ecuador, la entrada en el Mediterráneo hay que ganársela a pulso. En efecto, el anticiclón de las Azores juega un papel determinante, al obligar normalmente a la flota a enfrentarse a vientos del nordeste en los últimos días antes de la llegada a Gibraltar. Mientras que en la Vendée Globe los participantes pueden optar por rodear el anticiclón por el oeste para entrar en el golfo de Vizcaya por el norte, aquí los navegantes no tienen más remedio que abordar las altas presiones por el sur. Las consecuencias son dobles: por una parte, frenan considerablemente a los participantes que quieren entrar en el Mediterráneo, y además acarrean un gran desgaste del material. Es por ello que toda comparación de récord entre las dos pruebas hay que tomarla con pinzas. Si todo sucede como está previsto, Bernard Stamm y Jean Le Cam deberían sin embargo acabar en 84 días, mejorando en unos 8 días el récord establecido por Jean-Pierre Dick y Damian Foxall en la primera edición de la regata. Atlántico Sur exprés Este nuevo tiempo de referencia se debe sobre todo a la conjunción de dos factores. Sin establecer nuevos récords de 24 horas, Bernard Stamm y Jean Le Cam han hecho gala de una gran regularidad, imponiendo un ritmo sostenido al conjunto de la flota. Cabe señalar que las tripulaciones del Neutrogena y el GAES Centros Auditivos también deberían mejorar el tiempo de referencia de la Barcelona World Race. Además de esta regularidad, esas tres tripulaciones, y el líder de una forma especial, se han beneficiado de buenas condiciones en el Atlántico Sur, hasta el punto de que el Cheminées Poujoulat ha establecido un nuevo récord absoluto en IMOCA entre el cabo de Hornos y el Ecuador, al cubrir la distancia en 12 días y 18 horas, es decir, casi 24 horas menos que François Gabart en la última Vendée Globe. Un solo abandono Aunque la regata aún no ha acabado, cabe señalar que hasta este momento solo Hugo Boss se ha visto forzado a retirarse, como consecuencia de la rotura de su mástil frente a las costas de Brasil. En parte este buen resultado se explica por el hecho de navegar a dos -que permite que los copatrones se releven y (quizás) estén más pendientes del mantenimiento necesario del material-, así como por la profesionalización cada vez mayor de los equipos de tierra. Tampoco puede olvidarse que su escala técnica ha permitido a tres tripulaciones seguir en regata cuando por sus propios medios seguramente no habrían podido culminar su aventura. Esta es también una de las características de la Barcelona World Race: aquí se amortigua el carácter ineluctable de la Vendée Globe, pese a las inmediatas consecuencias en la clasificación que a menudo tiene una escala técnica. Lo que se pierde en aventura humana y en dramatismo de la prueba se gana al permitir a casi toda la flota participar hasta el final. La navegación a dos, controlada A lo largo de las distintas ediciones, los relatos de unos y otros han permitido a los navegantes comprender mejor la conducta a seguir para vivir en compañía en un espacio muy reducido, durante tres meses, a menudo en condiciones duras. Aún es demasiado pronto para sacar conclusiones definitivas, pero parece claro que, también desde este punto de vista, las tripulaciones están mejor preparadas: unos y otros saben por qué zarpan juntos y sus objetivos están mejor perfilados. Bernard Stamm lo resumía lacónicamente en su videoconferencia de este jueves al hablar de su buena colaboración con Jean Le Cam: “En este sentido, no nos hemos equivocado.” Clasificación del 5 de marzo a las 14h00 TU: Cheminées Poujoulat (B. Stamm - J. Le Cam) a 1.333,8 millas de la llegada Neutrogena (G. Altadill - J. Muñoz) a 982,9 millas GAES Centros Auditivos (A. Corbella - G. Marín) a 1.124,6 millas One Planet One Ocean & Pharmaton (A. Gelabert - D. Costa) a 2.077,0 millas We Are Water (B. García - W. García) a 2.089,9 millas Renault Captur (J. Riechers - S. Audigane) a 3.468,1 millas Spirit of Hungary (N. Fa - C. Colman) a 4.693,4 millas [Leer más]]]> <![CDATA[Nunca sopla a gusto de todos]]> http://www.imoca.org/default.asp?mode=articles&id=1153 Wed, 18 Mar 2015 00:00:00 GMT http://www.imoca.org/default.asp?mode=articles&id=1153 El Cheminées Poujoulat modifica su rumbo, y pone proa al ESE, escapando de una alta presión Velocidades idénticas para el Neutrogena y el GAES Centros Auditivos en la lucha por la segunda plaza La batalla por la cuarta posición es, según Aleix Gelabert y Didac Costa, una cuestión de vientos La Royal Air Force contacta con el Spirit of Hungary Previsión de llegada del líder a Barcelona: martes 24 de marzo por la noche (esta estimación se actualiza a diario) Momento atípico para el líder de la Barcelona World Race, el Cheminées Poujoulat, que esta mañana ponía rumbo ESE (112º a las 05:00 UTC y 105º a las 14:00 UTC) con el objetivo de evitar el centro de una alta presión formada sobre las islas Azores. Mientras tanto, la lucha por la segunda plaza entre el Neutrogena y el GAES Centros Auditivos se mantiene estable, con un centenar de millas de diferencia. Situados ya a 420 millas al suroeste de la costa de Cabo Verde, ambos barcos navegan a la misma velocidad con buen viento de los alisos del hemisferio norte. Con el ecuador en sus mentes, el We Are Water y el One Planet, One Ocean & Pharmaton mantienen la lucha por la cuarta plaza. Por su parte, el Renault Captur intenta escapar de una alta presión acercándose a la costa brasileña y el Spirit of Hungary disfruta de buen viento y buena climatología en su remontada atlántica. Una alta presión y viento del Nort e han condicionado la decisión de Bernard Stamm y Jean Le Cam de abadonar, por un momento, su escalada hacia el norte. Esta madrugada el Cheminées Poujoulat ha virado hacia el ESE para sortear una zona sin viento y ganar este en detrimento de su avance hacia el norte. Aún así, el movimiento de Stamm y Le Cam no les aleja demasiado de su objetivo. En estos momentos navegan en 31º02’ N 26º36’ O y su objetivo, Gibraltar, se encuentra en 35º58’ N 5º29’ O. Según la última previsión, el Cheminées Poujoulat podría entrar en el mar Mediterráneo el próximo domingo a mediodía. A 906 millas de la popa del líder, en la lucha por la segunda plaza, el Neutrogena mantiene a raya al GAES Centros Auditivos, 105 millas por detrás. Tanto Guillermo Altadill y José Muñoz como Anna Corbella y Gerard Marín han progresado en las últimas 24 horas a una media de 10 nudos de velocidad. Una cuestión de viento La máxima a bordo del We Are Water y el One Planet, One Ocean & Pharmaton es, seguramente, ‘milla a milla’. Desde su aproximación al cabo de Hornos Aleix Gelabert y Didac Costa han dejado claras sus intenciones a los hermanos Bruno y Willy Garcia, acechándoles sin descanso. Según la clasificación de este mediodía la separación entre ambos barcos es de 16,5 millas y navegan ambos con un ritmo medio de 15 nudos. Si bien es cierto que con condiciones de viento suave el We Are Water ha demostrado navegar mejor, cuando el viento arrecia es el One Planet, One Ocean & Pharmaton quien parece sacar mejor partido. Así lo ha reconocido esta mañana Didac Costa: “Ciñendo es el único rumbo en que no sabemos exactamente quien va mejor de los dos. Pero luego, con vientos así, más flojos o medios, parece que ellos son más rápidos. En cambio, con un viento más fuerte nosotros, quizás, vamos más rápidos y podemos recuperar un poco”. De hecho, Gelabert anhela navegar de nuevo en condiciones de 25-30 nudos de través, “condiciones en que el We Are Water es más lento”. Después de haber avistado a sus competidores, la situación actual a bordo del One Planet, One Ocean & Pharmaton es más tranquila: “Ya no notamos tanta presión. Intentamos ir lo más rápido posible y, poco a poco, hacia Barcelona”. Aún lejos de encontrarse con los alisios del hemisferio sur, el Renault Captur pone rumbo hacia la costa sudamericana en busca de más viento. En estos momentos Jörg Riechers y Sébastien Audigane navegan entre una baja presión que queda al sureste de su posición y una alta presión que se está formando al noroeste. Riechers y Audigane han registrado una media de velocidad de 9,8 nudos en las últimas 24 horas, marcando en estos momentos una media de poco más de 6 nudos. Audigane ha explicado la situación del Renault Captur en un email: “La ruta es un poco complicada pero por el momento salimos adelante bien. Después de haber navegado en el frente frío, con el que hemos progresado bien, hemos ido a buscar la parte oeste del centro de una depresión tropical que baja de Brasil. Bordeamos una zona sin viento y deberíamos encontrar vientos de NE y luego del E en unos días. Los hay que van todo recto hacia el objetivo… es lo que hay. Paciencia, el turno del Renault Captur llegará un día… ¿antes de Barcelona?” “Un día radiante” Nandor Fa y Conrad Colman no esconden su felicidad. Volver al Atlántico, empezar a ganar norte y contar con una climatología más cálida y benévola que en el Gran Sur es motivo de satisfacción a bordo del Spirit of Hungary. “Un día resplandeciente con un sol radiante en el Atlántico Sur. Navegam os de través con viento de 25 a 30 nudos bajo un cielo azul pálido, con la espuma de mar que lanzamos por la proa como únicas nubes”, ha relatado Colman esta mañana en un email. Además, el neozelandés ha protagonizado la anécdota del día: una charla por VHF con un Hercules de la RAF. “Esta mañana nos ensordeció un Hercules de la base de la Royal Air Force [fuerza aérea británica] en las islas Malvinas. Los chicos habían salido a su vuelta de rutina y bajaron a mirar cuando nos vieron. Tuvimos una buena charla por VHF y nos felicitamos unos a otros por nuestro buen aspecto, uno como gran pájaro del cielo y el otro como una pequeña mancha en la cabeza de una blanca y espumosa línea a lo largo del mar sacudido por el viento”.[Leer más]]]> <![CDATA[Canarias atrás; próximo objetivo, Gibraltar]]> http://www.imoca.org/default.asp?mode=articles&id=1152 Tue, 17 Mar 2015 00:00:00 GMT http://www.imoca.org/default.asp?mode=articles&id=1152 El Cheminées Poujoulat, a punto de entrar en el triángulo entre Canarias, las Azores y la península, donde Bernard Stamm tuvo que ser rescatado en Nochebuena de hace 15 meses El GAES Centros Auditivos gana Este para intentar recortar millas al Neutrogena 12 millas separan al We Are Water del One Planet, One Ocean & Pharmaton Euforia a bordo del Spirit of Hungary Previsión de llegada del líder a Barcelona: miércoles 25 de marzo por la mañana (esta estimación se actualizará a diario) En cabeza de la flota de la Barcelona World Race, el Cheminées Poujoulat de Bernard Stamm y Jean Le Cam ha alcanzado ya la latitud de las islas Canarias. El líder de la vuelta al mundo a dos navega con viento en contra (del NE) con rumbo Norte, a la espera de virar mañana hacia el Este en dirección al golfo de Cádiz, para encarar el paso el estrecho de Gibraltar el domingo por la tarde. Con poco más de 1.700 millas náuticas (3.148 kilómetros) hasta la llegada en Barcelona, el equipo franco suizo podría cruzar la línea de meta el miércoles, día 25 de marzo, por la mañana. Al segundo y al tercer clasificados se les esperaría en la capital catalana el domingo 29 y el lunes 30, respectivamente. Recuerdos del pasado Pero Stamm y Le Cam tienen aún por delante uno de los tramos más complicados de la Barcelona World Race, con el estrecho de Gibraltar y el siempre imprevisible mar Mediterráneo. Y la misma zona del Atlántico Norte do nde están entrando ahora, entre Canarias, las Azores y la península, es de una extrema dureza. El mismo Stamm desarboló aquí con su antiguo Cheminées Poujoulat en Nochebuena del año 2013, y tuvo que ser rescatado por un mercante. Quizá por eso ahora el estado de concentración a bordo es máximo, especialmente con las condiciones con que navegan ahora, vientos muy variables en intensidad. “A veces, tenemos ocho nudos y vamos con un rizo, y cuando lo soltamos, el viento sube y hay que reducir de nuevo la vela. Así que hay que estar en cubierta todo el tiempo, muy concentrados en los reglajes de las velas”, ha explicado el patrón suizo. Aún así, el Cheminées Poujoulat avanza, unas 560 al noroeste de las Canarias, a una velocidad media de unos 11 nudos, mientras piensa ya en cómo afrontar el último sprint hasta Barcelona. Tanta incertidumbre como pueden arrojar las últimas millas sobre la previsión de llegada del Cheminées Poujo ulat es la que en estos momentos se empieza a dibujar en la lucha por el segundo puesto, entre el Neutrogena de Guillermo Altadill y José Muñoz y el GAES Centros Auditivos de Anna Corbella y Gerard Marín. Los dos barcos navegan entre la latitud 8º N y 6º N, y se han distanciado lateralmente. Sobre el papel les separan 92 millas náuticas, mientras navegan con alisios del NE de entre 10 y 15 nudos de intensidad. “El alisio es bastante estable y no tenemos ningún sistema que nos cruce para poder jugar un poco –ha admitido Corbella-, simplemente tenemos este viento de ceñida prácticamente hasta Gibraltar, pero son muchas millas y muchas cosas las que pueden pasar por el camino. Además, estamos un poco más al este, veremos si le podemos sacar un poco más de provecho para acabar de pillarles en el Mediterráneo”. “Cada vez hay más ganas de llegar” La navegante catalana ha añadido que “ es una satisfacción cruzar el ecuador y navegar en nuestro hemisferio”, porque “cada vez hay más ganas de llegar”, según ha dicho. “Estar aquí tienes sus cosas buenas porque estás aislado, es un sitio bonito y vemos cosas que normalmente no puedes ver en tierra, pero por otro lado te faltan muchas cosas, como buena comida, el confort, tu casa, la gente, los amigos, la familia… Todo esto se va acumulando”, ha reconocido. En el hemisferio sur, quienes no se sienten tan solos son los tripulantes del We Are Water y del One Planet, One Ocean & Pharmaton, separados por sólo 12 millas, después de que los hermanos Bruno y Willy Garcia hayan sido un poco más rápidos que Aleix Gelabert y Didac Costa en las últimas horas. Lo cierto es que los dos barcos han sido los más veloces de la flota durante la mañana, con una media de 13,5 nudos y 13,3 nudos, respectivamente, y podrían volver a cruzarse, mientras remontan el Atlántico Sur ya con los vientos alisios del Este. También buenas velocidades promedia el Renault Captur, clasificado en la sexta plaza provisional. Jörg Riechers y Sébastien Audigane han navegado durante la mañana a 12,4 nudos de media, aunque están atravesando una zona anticiclónica frente a la costa brasileña, mucho más al oeste que sus dos predecesores. Euforia de haber pasado de una pieza La opción oeste ha sido la escogida por el Spirit of Hungary para el paso de las Malvinas. Nandor Fa y Conrad Colman avanzan con rumbo NE con vientos de hasta 30 nudos, que les permiten promediar 12,3 nudos de velocidad. En un correo desde el barco, el neozelandés se ha mostrado exultante de poder ganar Norte: “¡Cómo cambian las cosas de un día a otro! Hemos escapado de las olas amontonadas y rompientes del océano Pacífico, nos escurrimos silenciosamente pasando el cabo de Hornos y ahora vamos a tope de través hacia el Norte bajo un cristalino cielo nocturno. Quizá sea la euforia de haber logrado pasar la parte más dura de nuestra regata de una pieza, pero el cielo está tan claro que parece como si la Vía Láctea estuviese al alcance de mi mano y como si pudiese agarrar el cinturón de Orión para mí. Es increíblemente bello”.[Leer más]]]> <![CDATA[La flota se despide del Gran Sur y se concentra en un Atlántico lleno de emociones]]> http://www.imoca.org/default.asp?mode=articles&id=1151 Mon, 16 Mar 2015 00:00:00 GMT http://www.imoca.org/default.asp?mode=articles&id=1151 Con el paso del Spirit of Hungary por el cabo de Hornos, toda la flota ha dejado atrás el Pacífico El We Are Water y el One Planet, One Ocean & Pharmaton navegan a la vista en su lucha por el cuarto puesto El GAES Centros Auditivos ha regresado al hemisferio norte recortando millas respecto al Neutrogena El Renault Captur abandona los cuarenta rugientes La Barcelona World Race se despide del Gran Sur. El último de los participantes en regata, el Spirit of Hungary, ha cruzado la longitud del cabo de Hornos esta mañana a las 06:13 UTC (07:13 en Barcelona, 03:13 en Chile), cerrando la puerta del Pacífico y comenzando su ascenso por el Atlántico para dejar atrás las latitudes australes. Es el momento de la verdad para toda la flota, con sus diferentes objetivos. El Cheminées Poujoulat, líder provisional de la regata, ya está a menos de 2.000 millas de la llegada en Barcelona, pero tiene por delante la aproximación y el paso de Gibraltar, último gran escollo y uno de los mayores alicientes de esta regata de vuelta al mundo. El Neutrogena y el GAES Centros Auditivos siguen luchando dándolo todo para conservar e incluso mejorar sus posiciones de podio y acompañan al Cheminées Poujoulat en el hemisferio norte. La batalla más intensa, y sin embargo amistosa, es la del We Are Water y el One Planet, One Ocean & Pharmaton, que tras 74 días de regata navegan ahora a menos de una milla de distancia, como si disputasen una regata costera. El Renault Captur planta cara a condiciones inestables. Y el Spirit of Hungary tiene el espíritu más alto de la flota tras superar el legendario cabo de Hornos.   Líderes con capacidad de sufrimiento Bernard Stamm y Jean Le Cam saben que nadie les regalará nada, y menos Eolo. A menos de 2.000 millas de la llegada, casi en la latitud de Canarias, el Cheminées Poujoulat ha tenido que apretar los dientes y realizar múltiples viradas con un viento en contra nada favorable, por lo que ha podido recorrer tan sólo 147 millas en las últimas 24 horas. Su inmediato perseguidor, el Neutrogena de Guillermo Altadill y José Muñoz no lo ha tenido mucho más fácil, y ha recorrido 161,8 millas náuticas con viento muy ligero y rolón que le ha obligado a tomar un rumbo NNO. Esto ha permitido al GAES Centros Auditivos recortar algo de distancia, al tener más viento del SE-E, y poder hacer un rumbo NE más directo. Anna Corbella y Gerard Marín tuvieron motivos de celebración anoche. El dúo catalán cruzó el ecuador y regresó al hemisferio norte a las19:58 UTC (20:58 en Barcelona). Lo hicieron 21 horas y 40 minutos después que el Neutrogena; y 5 días, 23 horas y 08 minutos después del líder, el Cheminées Poujoulat de Bernard Stamm y Jean Le Cam.   Impresionante remontada para una batalla entre amigos La lucha por el cuarto puesto entre el We Are Water y el One Planet, One Ocean & Pharmaton podría calificarse de épica, despiadada, encarnizada... si no fuese por la fantástica sintonía que existe entre ambas tripulaciones. Aleix Gelabert y Didac Costa han contactado por radio con los hermanos Bruno y Willy Garcia, bromeando acerca de hacerse fotos los unos a los otros, y sobre lo bueno que es estar tan cerca: “Sí, pero yo prefiero estar un poco por delante”, decía Bruno. La increíble remontada que ha efectuado el One Planet, One Ocean & Pharmaton, desde las más de mil millas de ventaja que le sacaba el We Are Water antes del cabo Leeuwin en el Índico, es digna de elogio. Durante la noche han llegado a ponerse por delante, pero el We Are Water ha recuperado la cuarta posición. Con menos de una milla de distancia entre ellos, es posible que veamos más intercambios de posiciones. En un email de a bordo, Gelabert y Costa escribieron anoche: “Nos quedan aún cerca de 4.600 millas hasta casa y si las tenemos que hacer a la vista el uno del otro será agotador y a la vez emocionante. Para nosotros esta competitividad después de tantos días de navegación es una motivación extra”. Por su parte, el Renault Captur navega casi a la altura de Montevideo ciñendo con viento del Norte, más ligero ahora (unos 8 nudos) que esta mañana (15). Jörg Riechers y Sébastien Audigane, los más rápidos de las últimas horas, siguen dándolo todo, aunque reconocen estar en una “posición difícil”, según el alemán. Riechers ha explicado esta mañana en videoconferencia: “Estamos solos, desconectados del cuarto y quinto puesto. Estamos muy por delante de Nandor y Conrad. Así, es difícil concentrarse en algo por ahora. El cuarto y quinto puestos probablemente se han ido [...]. Necesitamos automotivarnos o ponernos un objetivo a nosotros mismos”.   Adiós a los cuarenta, adiós al frío Una buena motivación ha sido la llegada del calor. Al haber dejado atrás anoche la latitud 40º S, los cuarenta rugientes, las temperaturas y los ánimos comienzan a elevarse. “Ayer por la mañana todavía hacía frío y por la tarde casi íba mos en pantalones cortos y camiseta. Es increíble lo rápido que subió la temperatura. En seis o siete horas pasamos de un frío día de invierno a un día cálido de primavera”, ha explicado con buen humor el patrón alemán.   De vuelta a casa Con el paso del cabo de Hornos, obviamente no está todo hecho para el Spirit of Hungary, ya que hasta que abandonen las latitudes más australes del Atlántico las condiciones meteorológicas van a seguir siendo intensas. Una borrasca del SW lleva a Nandor Fa y Conrad Colman vientos de hasta 30 nudos, aunque las costas argentinas les pueden proteger y tendrán condiciones más benignas conforme asciendan hacia el Norte. La alegría de Fa y Colman era patente en sus emails de a bordo. El navegante húngaro se alegraba de dejar atrás un océano que ha sido duro hasta el final: “El Pacífico nos dice adiós de la misma manera en que nos ha tratado todo el tiempo; no hemos visto su cara más a mable, aunque hemos avanzado bien”. Por su parte, el neozelandés Colman era una explosión de alegría: “¡Al fin vemos la luz! Lo único es que no es la luz del día, ¡sino el solitario haz del faro del cabo de Hornos! Lo hemos conseguido. El Pacífico queda atrás, y podemos poner el intermitente y girar a la izquierda hacia casa. Después de los problemas y las frustraciones que hemos afrontado y superado para llegar aquí, todo parece posible ahora”.[Leer más]]]> <![CDATA[Planes para el fin de semana]]> http://www.imoca.org/default.asp?mode=articles&id=1150 Fri, 13 Mar 2015 00:00:00 GMT http://www.imoca.org/default.asp?mode=articles&id=1150 El Neutrogena roza los 20 nudos de media en su aproximación a las calmas ecuatoriales El We Are Water consigue distanciarse casi 50 millas del One Planet, One Ocean & Pharmaton Viento de 30 nudos y rachas de 50 para el Spirit of Hungary en su último fin de semana pacífico La flota de la Barcelona World Race se prepara para un fin de semana cargado de acontecimientos. El líder de la regata, el Cheminées Poujoulat, sigue navegando de ceñida en su escalada hacia el norte al tiempo que supera la latitud de cabo Verde, a más de 350 millas al oeste del archipiélago. Por su parte, el Neutrogena continúa registrando buenos números, siendo el barco más rápido de las últimas 24 horas. Este fin de semana Alatadill y Muñoz superarán el ecuador con, previsiblemente, un día de ventaja sobre el GAES Centros Auditivos. Además, el Spirit of Hungary entra en la recta final hacia cabo de Hornos. Bernard Stamm y Jean Le Cam, que ya han completado el 90% de la regata, ya piensan en Gibraltar. Mientras superan el archipiélago de Cabo Verde por el oeste, los patrones el Cheminées Poujoulat no pierden de vista los partes meteorológicos que auguran más millas de ceñida para el dúo fran co suizo. “Gibraltar está un poco lejos –ha explicado Stamm esta mañana en videoconferencia-. Dependerá de cómo nos va con el anticiclón, dependerá de si tenemos que empezar a hacer bordos antes de las Canarias, a la altura de las Canarias o más lejos. Por el momento, vamos de ceñida amurados a estribor”. Además, el patrón suizo del Cheminées Poujoulat ha reconocido que las condiciones meteorológicas les han sido favorables durante gran parte de la regata: “Hemos tenido un Sur muy ventoso, igual no es muy remarcable pero hemos tenido mucho viento. En general, creo que nos ha ido bien. Ahora hace falta que continúe. Habíamos olvidado un poco cómo era navegar de ceñida, no es tan rápido”. Entre alisios y reparaciones A punto de abandonar el hemisferio sur, el Neutrogena afianza la segunda posición marcando el mejor ritmo de la flota en las últimas 24 horas. Altadill y Muñoz han cubierto, desde ay er a las 14:00 UTC hasta hoy a la misma hora, 379,3 millas con una media de 15,8 nudos de velocidad. Durante la mañana, y empujado por los alisios del sureste, el Neutrogena ha navegado a 19,1 nudos de media. Los días pasan despacio a bordo del GAES Centros Auditivos. Con el Neutrogena  a 315,8 millas de su proa, Anna Corbella y Gerard Marín saben que deberán esperar hasta el paso por las calmas ecuatoriales para volver a recortarle millas. “No podemos tener muchos planes porque la meteorología es muy estable, no hay cambios ni ninguna oportunidad de hacer nada”, ha dicho Corbella esta mañana. Aún así, la patrona catalana no tira la toalla: “Cuando lleguemos a los doldrums quizás sí que será la zona con más oportunidades, ya veremos lo que nos pasa […] esperamos a ver si para un poquito al de delante y podemos alcanzarle”. “Ahora la regata es un poco pesada, monótona y aburrida. No hacemos nada. Hoy seguramente no haremos nada. Como mucho hacemos algún cambio de vela; tenemos media hora de trabajo y el resto es bastante aburrido. Esto hace que el tiempo pase lento y tengas muchas ganas de llegar”, ha comentado Corbella. Aún así, el dúo catalán ha tenido trabajo a bordo: “Anoche falló la potabilizadora y la hemos tenido que cambiar, por suerte tenemos recambios de todo, porque quedarse sin agua dulce significaría tener que parar”. Duelo rumbo a Barcelona La batalla por la cuarta plaza ha llevado al We Are Water y al One Planet, One Ocean & Pharmaton hasta lo longitud 28ºW. “Tantos días en el mar no nos han hecho perder la razón […] Nuestro rumbo forma parte de la estrategia para llegar más rápido a Barcelona”, ha señalado Didac Costa en un email enviado desde el One Planet, One Ocean & Pharmaton. Costa y Aleix Gelabert, que ayer navegaban a tan so lo 17,7 millas del We Are Water de los hermanos Bruno y Willy Garcia, distan ahora 49,1 millas de su popa. Des del GAES Centros Auditivos, 1.500 millas por delante de ambos barcos, Anna Corbella no pierde detalle de este bonito match race: “La verdad es que es alucinante como Aleix y Didac están ahí con el cuchillo en la boca, dándolo todo con este barco que es un gran barco pero que ya tiene unos años y hacerlo correr como lo están haciendo no tiene que ser fácil”. 24 horas de ceñida El Renault Captur está pagando las consecuencias de una decisión que ha resultado no ser la más acertada. “Puede que en el cabo de Hornos nos hayan sacudido demasiado y hayamos perdido algunas neuronas –ha comentado Sébastien Audigane en un email-, pero queríamos evitar por el oeste un anticiclón estacionario sobre las Malvinas y al final caímos dentro, y tras una noche de encalmada al fin r eencontramos presión”. La situación actual para Audigane y Jörg Riechers es de 24 horas navegando de ceñida a una media de 7,3 nudos de velocidad. “De todas formas nuestros contrincantes más cercanos se han ido de escapada y parece difícil acercarse hasta dentro de mucho. Nos lo tomamos con paciencia y esperamos días mejores”, ha resumido Audigane. Cerrando la flota y con Hornos a dos días vista, el Spirit of Hungary ha vuelto a reportar duras condiciones de viento y mar. “Cada vez que el viento baja de 30 nudos y decidimos sacar un rizo, arrecia de nuevo a 40. De esta manera, por supuesto, seguimos con los tres rizos y la vela de estay”, ha explicado Nandor Fa en un email. Fa y Conrad Colman han asegurado navegar bajo rachas de viento de hasta 50 nudos y no creen que la situación amaine en su despedida del Pacífico: “Es muy agotador a largo plazo, no tenemos un momento de descanso. Incluso c uando el viento se calma un poco a veces, las olas no se aplacan, siguen llevándonos como un perro astuto lleva el felpudo”.[Leer más]]]> <![CDATA[Autopista de subida]]> http://www.imoca.org/default.asp?mode=articles&id=1148 Thu, 12 Mar 2015 00:00:00 GMT http://www.imoca.org/default.asp?mode=articles&id=1148 Los alisios del norte empujan al Cheminées Poujoulat en su escapada de las calmas ecuatoriales El Neutrogena recorta millas al líder y aumenta su ventaja sobre el GAES Centros Auditivos La batalla por la cuarta plaza se convierte en un tira y afloja de millas entre el We Are Water y el One Planet, One Ocean & Pharmaton Calmas para el Renault Captur en su paso por las Malvinas y condiciones de Gran Sur para el Spirit of Hungary en sus últimas 1.000 millas de Pacífico El Neutrogena mantiene viva la lucha en el podio recortando millas al Cheminées Poujoulat, líder de la Barcelona World Race, mientras aumenta su distancia sobre el GAES Centros Auditivos. El equipo formado por Guillermo Altadill y José Muñoz no da nada por sentado. El dúo hispano chileno ha recortado en las últimas 24 horas 178 millas a Bernard Stamm y Jean Le Cam navegando a una media de 13,5 nudos. Esta velocidad le ha permitido también a Altadill y Muñoz aventajar en 32 millas más a Anna Corbella y Gerard Marin que se sitúan ahora a 233,5 millas de su popa. Con Barcelona a 2.500 millas por la proa, Bernard Stamm y Jean Le Cam disfrutan de unos vientos alisios favorables. El viento sopla del noreste con medias de 15-20 nudos para el Cheminées Poujoulat y se espera que en los próximos días le role más al este favoreciendo la navegación del dúo franco suizo. Mientr as tanto, el Neutrogena prepara su ataque a las calmas ecuatoriales, zona a la que llegaría el próximo sábado 14, con viento del este. Por su parte, el GAES Centros Auditivos alcanzaría la zona de convergencia intertropical 24 horas después que  Altadill y Muñoz. Por su parte, Anna Corbella ha relatado en un email cómo afronta, junto a Aleix Gelabert, el día a día en condiciones de relativa calma a bordo del GAES Centros Auditivos. La patrona catalana ha aprovechado la bonanza meteorológica para describir la belleza de una noche en mitad del Atlántico: “Por popa, en medio de una imponente Vía Láctea, sale por el horizonte la Cruz del Sur; con melancolía la miramos sabiendo que le diremos adiós en breve… Y ya queda un día menos para llegar a la civilización.” Los más rápidos de la flota La emoción también está servida en la lucha por la cuarta plaza. El On e Planet, One Ocean & Pharmaton, que ayer navegaba a 48 millas del We Are Water, esta mañana se ha situado a tan solo siete millas de los hermanos Bruno y Willy Garcia. Aún así, durante el día de hoy los Garcia han conseguido recuperar algo de ventaja sobre Aleix Gelabert y Didac Costa dejando, en la clasificación de las 14:00 UTC, la distancia entre ambos barcos en 17,7 millas. Tanto el One Planet, One Ocean & Pharmaton como el We Are Water están, además, marcando las velocidades medias más rápidas de toda la flota. Gelabert y Costa han sido los más rápidos de las últimas 24 horas con una media de 16,7 nudos de media frente a los 16,3 registrados por Bruno y Willy. Costa y Gelabert no quieren dejar pasar la oportunidad de complicarle la regata al We Are Water. “Realmente estamos llevando el barco al máximo –ha reconocido Didac Costa esta mañana en videoconferencia-, intentam os vigilar para no romper nada, pero ahora ya conocemos mucho mejor el barco: cómo va y cómo navega, conocemos mejor los límites y creemos que, aunque estamos yendo más rápidos que al principio, nos mantenemos dentro del margen de seguridad”. “Un mundo más dulce” No cabe duda de que el paso por cabo de Hornos ha dejado huella en el Renault Captur. Normalmente los regatistas oceánicos muestran cierta felicidad y alivio al abandonar el Sur y entrar en una zona menos hostil como puede ser el Atlántico. Pero después de superar Hornos con rachas de hasta 70 nudos, según Sébastien Audigane encontrar la felicidad es cosa fácil: “Sol, brisa, buen paisaje y cielo azul, nos hace bien y todo se hace más simple”. Con una velocidad media de 5,8 en las últimas 24 horas, Audigane y Jörg Riechers intentan superar las Islas Malvinas por el oeste. “Malas noticias –ha apuntado el patrón francés en un email- en cuanto a la clasificación, nuestros compañeros españoles se han escapado con un buen flujo de viento, será duro cogerles, sobre todo porque a la hora en que os escribo estamos atrapados en una calma a la altura de las Malvinas”. Por el contrario, el Spirit of Hungary continúa disfrutando de condiciones de Gran Sur. Nandor Fa y Conrad Colman tienen por delante 1.100 millas antes de enfrentarse al mítico cabo de Hornos. En estos momentos navegan a una media de 16 nudos con viento del suroeste de 20-25 nudos de fuerza.[Leer más]]]> <![CDATA[70 días de regata, mucho por decidir]]> http://www.imoca.org/default.asp?mode=articles&id=1147 Wed, 11 Mar 2015 00:00:00 GMT http://www.imoca.org/default.asp?mode=articles&id=1147 Con todos los barcos, a excepción del Spirit of Hungary, en el Atlántico, la Barcelona World Race encara una recta final cargada de emociones El Renault Captur supera la tormenta Jörg Riechers: “Hemos sobrevivido” El Neutrogena recorta más de 100 millas al líder en 24 horas Se cumplen 70 días de Barcelna World Race desde la salida el 31 de diciembre de 2014 a las 12:00 UTC. 70 días que han dado para mucho: récords de la regata, cambios en la tabla de posiciones, retirada del Hugo Boss, tres paradas técnicas en Nueva Zelanda (Neutrogena, Renault Captur y Spirit of Hungary), y sobre todo un Gran Sur que se ha mostrado fiel a su fama. El Spirit of Hungary sigue inmerso en el duro Pacífico, cabalgando una extensísima borrasca hacia el cabo de Hornos, donde podría llegar en unos tres días. El último en vencer la fuerza del Gran Sur hasta ahora ha sido el Renault Captur de Jörg Riechers y Sébastien Audigane, que salió del Pacífico ayer a mediodía. Es sin duda el paso de Hornos más duro que se recuerda en una Barcelona World Race, con mar desordenada y rachas de hasta 70 nudos, y hoy el dúo franco-alemán ha tenido ocasión de explicar sus vivencias en conexión telefónica. Un Riechers notablemente satisfecho tras doblar el cabo de Hornos por primera vez ha explicado su salida del Pacífico: “Hemos sobrevivido. No ha sido fácil. Ahora está todo bien, tenemos 20 nudos y vamos de través con el gennaker grande, que no habíamos visto desde hacía tiempo, el cielo está despejado. Así que es un gran contraste entre ayer y hoy. Justo tras el cabo, pensamos que iba a ser fácil. Sin estrés. Pero una milla después de haber doblado el cabo de Hornos llegó la primera gran racha, con 70 nudos de viento, así que el barco quedó tumbado, con tres rizos en la mayor y el J3. Nos asustamos bastante, arribamos y enrollamos el J3, y continuamos con los tres rizos en la mayor. Y todavía planeábamos a 24 y 25 nudos. El mar estaba muy blanco y muy arbolado. Al final fue bastante escalofriante. Así que mi primer paso de Hornos ha sido uno de los grandes”. Las condiciones más duras en 25 años de carrera Por su parte, Audigane, con cuatro Hornos a sus espaldas, no ha dudado en afirmar: “En los 25 años que llevo haciendo regatas, nunca había navegado en condiciones tan difíciles” . Riechers y él, sin embargo, han demostrado un gran savoir faire: “Nos hemos anticipado bien al golpe y hemos preparado bien el barco, y reducido vela con bastante antelación”. Tras tan dura batalla, llegaba el momento del descanso del guerrero. “Anoche hicimos una buena cena para festejar, en fin, para detenernos un poco, y creo que los nervios se han relajado”, ha contado el francés. Los alisios dan la bienvenida al Cheminées Poujoulat A unas 2.700 millas de Barcelona, ya en el hemisferio norte, el Cheminées Poujoulat ha dejado atrás las calmas ecuatoriales y ha entrado en el régimen de los alisios del Noreste, de entre 12 y 14 nudos de intensidad, que le permiten ganar norte bastante rápido. Pese a la ventaja de más de 1.300 millas frente al < i>Neutrogena, Bernard Stamm y Jean Le Cam son conscientes de que en vela oceánica nada está dicho hasta cruzar la línea de llegada. Dos persecuciones Además, el Neutrogena sigue a un ritmo sorprendentemente alto dadas las condiciones teóricas de viento en que se encuentran, y navega a tres nudos más que el Cheminées Poujoulat con dos menos de viento en teoría. En las últimas 24 horas, ha recortado más de 100 millas al líder. Guillermo Altadill y JoséMuñoz también promedian más velocidad que su incansable perseguidor, el GAES Centros Auditivos de Anna Corbella y Gerard Marín. Ambos barcos están aproximadamente a la altura de Salvador de Bahía, separados por unas 200 millas, con vientos alisios del ENE de entre 10 y 12 nudos. Por ello sorprenden los 13 nudos de media del Neutrogena. Otro punto caliente de la regata está entre la cuarta y quinta posición, ocupad as por el We Are Water y el One Planet, One Ocean & Pharmaton. Aleix Gelabert y Didac Costa persiguen a los hermanos Bruno y Willy Garcia a 60 millas de distancia. Ambos ascienden hacia el Noreste a unas 1.000 millas de la costa argentina, con 25-27 nudos de viento del ONO. Esto les ha permitido hacer excelentes medias de velocidad, sobre todo al We Are Water, que ha sido el más rápido en las últimas 24 horas, con diferencia. Los hermanos Garcia han recorrido 400,4 millas, a una media de 16,7 nudos. Esto son 25 millas más que los siguientes, Gelabert y Costa. Sin embargo, un anticiclón que se desplaza hacia ellos puede privarles del buen viento que disfrutan hasta ahora. Solos en el Pacífico Tras el Renault Captur, que ya bordea las islas Malvinas, el Spirit of Hungary “disfruta” de sus últimas millas en el Pacífico, solo en mitad de este inmenso océano, impulsado por una enorme borras ca y empezando a descender el “tobogán” del límite de la zona de exclusión antártica hacia el cabo de Hornos. Conrad Colman escribió ayer: “Nos sentimos un poco solos por aquí, en medio del Pacífico Sur, mientras el resto de la flota ya ha pasado el cabo de Hornos y los VO65 estarán aún en Auckland durante unos días. Nuestra única compañera: una enorme depresión justo debajo de nosotros y directamente en nuestra ruta hacia el célebre cabo. [...] Acabamos de pasar el punto ‘Nemo’, el lugar más aislado del planeta, a medio camino entre Chile y las islas Chatham (Nueva Zelanda) en el sentido este-oeste, y entre la Antártida y las islas tropicales de Pitcairn en el norte. Bueno, entre una pequeña isla tropical y los hielos del Sur, podemos decir que no tendríamos muchos refugios posibles en caso de problemas, sería un poco como elegir ¡entre “Náufrago” de Tom Hanks (pero sin Wilson) y las expediciones de Ernest Shackleton! Incluso la estación espacial internacional está más cerca de tierra que nosotros a algunos kilómetros de altura…”[Leer más]]]> <![CDATA[El Renault Captur dobla Hornos en mitad del temporal]]> http://www.imoca.org/default.asp?mode=articles&id=1146 Tue, 10 Mar 2015 00:00:00 GMT http://www.imoca.org/default.asp?mode=articles&id=1146 El alemán Jörg Riechers y el francés Sébastien Audigane logran pasar el cabo chileno en sexta posición de la Barcelona World Race con 40 nudos de viento, rachas de más de 60 y mar muy arbolada durante la noche  Bernard Stamm y Jean Le Cam, líderes a bordo del Chéminées Poujoulat, cruzan el ecuador con un magnífico tiempo desde Hornos, y están ya a menos de 3.000 millas de la llegada Dos frentes de batalla abiertos: el Neutrogena y el GAES Centros Auditivos, por el segundo puesto; el We Are Water y el One Planet, One Ocean & Pharmaton, por el cuarto El Renault Captur, sexto en la clasificación provisional de la Barcelona World Race, ha pasado la longitud del mítico cabo de Hornos (67º 17’ 35 O) a las 11:48 UTC (12:48 en Barcelona, 08:48 en Chile). El equipo formado por el alemán Jörg Riechers y el francés Sébastien Audigane ha necesitado 68 días, 23 horas y 47 minutos para alcanzar este hito desde la salida de Barcelona el 31 de diciembre de 2014. El paso del Renault Captur por Hornos, que ha hecho a 2,5 millas de tierra, es el más duro que se recuerda en la historia de la Barcelona World Race, con vientos del Oeste-Noroeste de unos 40 nudos y rachas de más de 60 nudos, además de mar arbolada, con olas de todas direcciones durante la pasada noche. Por ello, el dúo germano-francés ha navegado en modo conservador, con tres rizos en la mayor. Aún ahora están navegando con condiciones muy duras, que no amainarán hasta que no superen el estrecho de Le Maire. Para Audigane ha sido una celebración de cumpleaños movida (cumplió 47 años ayer). Es su cuarto paso por el legendario cabo chileno, el más austral de los tres grandes hitos de la vuelta al mundo (Buena Esperanza, Leeuwin y Hornos). Para Riechers, de 46 años, es la primera vez, toda una consagración en su carrera como regatista oceánico. “El cabo de Hornos, la antesala del infierno". Así describió Riechers la situación ante las temibles condiciones de su paso por Hornos, que seguirán teniendo durante la tarde hasta la isla de los Estados. “¡Es un ambiente 'de guerra'!”, añadía Audigane.  En su cuarto paso por Hornos, el francés destacaba la importancia de este legendario cabo: “Es un lugar mítico para la navegación. Fue el único punto de paso obligado en las rutas marítimas entre Nueva York y San Francisco, por ejemplo. Es el tercer cabo de las regatas de vuelta al mundo, un lugar bastante particular, con grandes depresiones que pasan; es un lugar bastante salvaje y bastante hostil”. Así, el Renault Captur deja atrás el Pacífico y reingresa en el Atlántico en sexta posición. Antes lo hicieron el líder, el Cheminées Poujoulat de Bernard Stamm y Jean Le Cam, el pasado 25 de febrero a las 00:53 UTC; el Neutrogena de Guillermo Altadill y José Muñoz y el GAES Centros Auditivos de Anna Corbella y Gerard Marín el 28 de febrero a las 2:12 UTC y las 12:32 UTC, respectivamente; el We Are Water, el 7 de marzo a las 22:06 UTC; y horas después, el One Planet, One Ocean & Pharmaton de Aleix Gelabert y Didac Costa, a las 03:01 UTC del 8 de marzo.   El líder, de vuelta al Norte Anoche, mientras Audigane y Riechers se preparaban para capear el temporal, los líderes provisionales Bernard Stamm y Jean Le Cam vivían una situación completamente diferente: reentraban en e l hemisferio norte en unas condiciones mucho más benévolas. El Cheminées Poujoulat cruzó el ecuador en su ascenso del Atlántico a las 20:50 UTC (21:50 en Barcelona) del 9 de marzo. Su tiempo desde el cabo de Hornos (12 días 19 horas y 57 minutos) produce vértigo, si se compara por ejemplo con el no menos impresionante registro de François Gabart en la Vendée Globe 2012 (13 días 19 horas y 21 minutos). El líder ha regresado de este modo al hemisferio norte tras ocho semanas de navegación en los océanos del sur. Fue el doce de enero a las 04:20 UTC cuando cruzaron el paralelo que divide el mundo en dos en su camino de ida, en tercera posición por detrás del Hugo Boss (01:50 UTC) y el Neutrogena (03:00 UTC). A Stamm y Le Cam les restan menos de 2.900 millas teóricas hasta Barcelona, en las que tratarán de defender su liderato frente al Neutrogena y el GAES Centros Auditivos, que le siguen unas 1.500 y 1.700 millas atr ás, a la espera de cualquier oportunidad de acercarse. Las calmas ecuatoriales son el primer obstáculo que se interpone ante Stamm y Le Cam, un obstáculo que de momento no está siendo demasiado duro, ya que están empezando a entrar en régimen de alisios. En videoconferencia, Le Cam ha explicado que el barco está en perfectas condiciones y que ya ven el final de una regata que está siendo muy rápida: “Nunca antes he hecho una vuelta al mundo tan rápido, eso ya lo puedo asegurar. Bernard sí, porque lo hizo con el Orange II (un maxi-catamaran), algo completamente diferente.[...] Cuando has dado una vuelta al mundo y llegas a Brasil, al ecuador, tienes la impresión de que Europa está a la vuelta de la esquina. Cuando viajas de Sudáfrica a Australia, Nueva Zelanda, Argentina... todavía son largas dis tancias y después, finalmente, cuando estás en el ecuador, y ves Europa ahí, justo arriba, y haces planes de ruta, te das cuenta de que en una quincena estarás allí”. Dos batallas abiertas A la espera de cualquier oportunidad de dar caza a los lideres, e inmersos en una batalla por el segundo puesto, el Neutrogena y el GAES Centros Auditivos siguen ascendiendo frente a las costas brasileñas a unos 10 nudos. Guillermo Altadill y José Muñoz llevan todo el Atlántico imponiendo su navegación impecable a los partes meteorológicos, con velocidades superiores a las previsibles para las suaves condiciones que han tenido la mayor parte del tiempo. Sin embargo, Anna Corbella y Gerard Marín, ahora unas 165 millas atrás, han hecho lo propio y siguen rindiendo al máximo sin perder contacto. Por detrás de ellos, la lucha por el cuarto puesto es todavía más intensa entre el We Are Water y el One Planet, One Ocean & Pharmat on. Los hermanos Bruno y Willy Garcia tienen a Aleix Gelabert y Didac Costa a sólo 34 millas por la popa. Tras el paso del Renault Captur al Atlántico, sólo el Spirit of Hungary tiene el reto de salir del Pacífico. Nandor Fa y Conrad Colman podrían doblar Hornos entre el 14 y el 15 de marzo. En videoconferencia, Fa aseguraba que pese a las condiciones borrascosas que están atravesando, tanto el barco como la tripulación están en perfecto estado y con el ánimo alto: “Básicamente estamos contentos porque tenemos buen viento y avanzamos bien hacia el Este, hacia el cabo de Hornos. Pero las condiciones son bastante duras y estamos luchando. Tenemos por supuesto pequeños problemas todo el tiempo en estas condiciones, pero los resolvemos y ahora mismo navegamos a entre 13 y 22 nudos de velocidad. El mar está bastante agitado y el barco se mueve mucho, así que la vida no es fácil a bordo. ¡Pero de todos mod os, estamos bien!” Un golpe para la vela oceánica Todos los equipos de la organización de la Barcelona World Race y de los IMOCA Ocean Masters están conmocionado por el trágico accidente acaecido en Argentina y envían su más sincero pésame a los familiares y amigos de la navegante francesa Florence Arthaud y de todas las víctimas.[Leer más]]]> <![CDATA[Barcelona World Race: Hornos para el Renault Captur, el ecuador para el Cheminées Poujoulat]]> http://www.imoca.org/default.asp?mode=articles&id=1145 Mon, 09 Mar 2015 00:00:00 GMT http://www.imoca.org/default.asp?mode=articles&id=1145 El Cheminées Poujoulat cruzará el ecuador esta noche y volverá al hemisferio norte tras ocho semanas en las latitudes del sur El GAES Centros Auditivos cruza su propia estela de la bajada del Atlántico  Match race de infarto entre el We Are Water y el One Planet, One Ocean & Pharmaton El cabo de Hornos espera mañana por la mañana al Renault Captur con vientos de más de 50 nudos y olas de 10 metros El Renault Captur será el sexto barco de la Barcelona World Race que deje atrás el océano Pacífico. Mañana por la mañana doblará el cabo de Hornos más salvaje y temido, con una previsión de vientos de más de 50 nudos y olas de 10 metros. Será una de las noches más duras para el barco franco alemán, que encima navega con problemas en el timón. De ahí que Jörg Riechers y Sébastien Audigane ansíen superar el tercero de los tres grandes cabos de la vuelta al mundo, para poder empezar a remontar el Atlántico junto a los otros cinco barcos que ya navegan en dirección a Barcelona: el Cheminées Poujoulat, que esta noche cruzará el ecuador y volverá al hemisferio norte tras ocho semanas en las latitudes del sur; el Neutrogena, que avanza en busca de los vientos alisios; el GAES Centros Auditivos, que esta madrugada ha cruzado su propia estela de bajada del Atlántico, y el We Are Water y el One Planet, One Ocean &am p; Pharmaton, que están distanciados por sólo 15 millas.  En cabeza de la flota, Bernard Stamm y Jean Le Cam distan 215 millas del ecuador, mientras navegan a bordo del Cheminées Poujoulat a una velocidad de media de 14 nudos durante esta mañana, con vientos alisios del SE de unos 15 nudos. El actual líder de la Barcelona World Race ha estado en el hemisferio sur un total de ocho semanas, desde su entrada el pasado 12 de enero, cuando marchaba en tercera posición. “En pocas horas estaremos de nuevo en el hemisferio norte. Los alisios del sur están a punto de abandonarnos para dejar paso a las calmas ecuatoriales, antes de atacar los alisios del norte. Tenemos mucha ventaja, pero no nos vamos a desconcentrar. Ante nosotros hay algunas zonas de bloqueo potencial, y un problema mecánico puede llegar más rápido de lo que uno cree. Así que atención, la ruta es aún larga”, ha escrito en un correo Bernard Stamm.   El GAES Centros Auditivos cierra el círculo También buenas velocidades promedian el Neutrogena y el GAES Centros Auditivos, mientras remontan el Atlántico en búsqueda de los alisios del Este, ya casi en la latitud de Rio de Janeiro. Guillermo Altadill y José Muñoz siguen manteniendo a raya a sus perseguidores, que avanzan 181 millas por detrás. Esta madrugada a las 6:10 UTC Anna Corbella y Gerard Marín han cruzado la estela que dejaron en la bajada del Atlántico hace un mes y medio. El GAES Centros Auditivos ha cerrado así el círculo, un círculo sin paradas en que ha mantenido el ritmo de los favoritos ante la sorpresa de propios y extraños. “Seguimos con la vista fija en el Neutrogena, intentando recortarles millas a medida que pasan los días. No será fácil ya que enfrente tenemos a Guillermo Altadill y José Muñoz, dos buenos navegantes, a bordo de un barco más rápido… pero, ¿quién dijo m iedo?”, ha escrito la navegante catalana. Las primeras millas de Atlántico para el We Are Water y el One Planet, One Ocean & Pharmaton están siendo de infarto. Sólo 14 millas separan ahora sobre el papel a los dos barcos, aunque navegan prácticamente en paralelo, ya pasando al este de las Malvinas. Aleix Gelabert y Didac Costa se han situado al oeste de los hermanos Bruno y Willy Garcia, y los dos navegan a velocidades muy altas, a unos 16 nudos de media, con vientos del Oeste de unos 20 nudos.   “La antesala del infierno” Si el paso por Hornos del We Are Water y del One Planet, One Ocean & Pharmaton se produjo con condiciones benévolas, será todo lo contrario para el Renault Captur. Jörg Riechers y Sébastien Audigane, que hoy cumple 47 años, se encuentran a 380 millas náuticas de la longitud de la punta chilena de Tierra del Fuego, mientras navegan con vientos de unos 20 nudos. Pero a medida que se acercan al Everest de la vela oceánica también lo hace una profunda depresión tropical, que les llevará vientos de más de 50 nudos y olas de 10 metros de altura, las peores condiciones para la flota de la Barcelona World Race a su paso por el temido y venerado cabo. “El cabo de Hornos, la antesala del infierno –ha descrito el patrón alemán-. La depresión tropical que nos persigue desde Nueva Zelanda está a punto de convertirse en un monstruo meteorológico. Golpeará contra los Andes, los bordeará hacia el sur y cruzará con hasta 951 mb de presión, ¡un verdadero huracán! Para nosotros es una carrera contrarreloj: si somos lo bastante rápidos, saldremos de aquí habiendo perdido sólo algunas plumas y afrontando un viento de 45 a 50 nudos y olas de siete metros. Si nos retrasamos o si la depresión se desplaza más rápido de lo previsto, entonces será el infierno, con viento de 65  a 70 nudos y olas de 13 metros. Estamos un poco nerviosos. El ambiente está pesado, aunque es el cumpleaños de Séb… Tenemos un nudo en la garganta”. Cerrando la flota, el Spirit of Hungary avanza en mitad del Pacífico con vientos del Oeste de unos 30 nudos de intensidad, “en el vientre de la bestia”, tal como se ha referido Conrad Colman en un correo a la baja presión que les afecta. “Hemos cruzado el ecuador de nuestra travesía del Pacífico (nos quedan 2.176 millas hasta Hornos, tras haber recorrido 2.332 millas desde nuestra parada técnica en Bluff). Después de superar la mitad, finalmente tenemos condiciones reales de océanos del Sur. Ahora mismo soplan unos fuertes 35 nudos, está oscuro y mojado fuera y nos acecha una monstruosa depresión frente a nosotros que viene con 50 nudos de viento. Y parece que el Renault Captur tendrá condiciones horrorosas en su paso por Hornos. ¡Buena suerte chicos, agarraros y que os vaya bien!”, ha añadido el compañero de Nandor Fa a bordo del Spirit of Hungary.[Leer más]]]> <![CDATA[En nuevo IMOCA 60’ Safran de Morgan Lagravière, bautizado en Lorient]]> http://www.imoca.org/default.asp?mode=articles&id=1144 Mon, 09 Mar 2015 00:00:00 GMT http://www.imoca.org/default.asp?mode=articles&id=1144 Jean Kerhoas, Presidente de la IMOCA, ha declarado poco antes de la ceremonia: “Acojo con entusiasmo el nacimiento del Safran 2, primera etapa de una estirpe de nuevos barcos desarrollados para la próxima Vendée Globe, que será el punto culminante del Campeonato del Mundo IMOCA Ocean Masters 2015-2016. Ese dinamismo demuestra que nuestra clase ha optado por soluciones constructivas, con barcos muy buenos a punto de llegar para nuestras próximas pruebas.” Apenas dos días después de su botadura, el monocasco Safran patroneado por Morgan Lagravière ha sido bautizado ese sábado en Lorient, en presencia de su madrina, Catherine Maunoury, directora del Museo del Aire y del Espacio, y de su padrino, Jean-Paul Herteman, presidente-director general de Safran. Morgan Lagravière ha dado las gracias a su patrocinador, a su equipo y al conjunto de colaboradores de Safran que han participado en la concepción y la construcción del nuevo IMOCA 60. El sol, el público, el júbilo y la emoción se han dado cita este sábado en Lorient para el bautizo del Safran, primer fruto de la última generación de IMOCA 60, monocascos de 18,28 metros construidos para la próxima Vendée Globe. Para esta ocasión la base de los submarinos de Keroman en Lorient se había engalanado con los colores del barco Safran. El encuentro del agua y el aire Bajo los aplausos del público, de los invitados de Safran, y de todo el equipo de Morgan Lagravière, eran aproximadamente las 13,30 horas cuando la madrina del barco ha roto la tradicional botella de champán en la proa del nuevo monocasco. “El agua y el aire, las velas y las alas, qué mejor encuentro se puede imaginar. Gracias por darme la oportunidad de participar en esta bella aventura”, ha señalado emocionada la gran campeona de acrobacia aérea. Una madrina muy simbólica no solo para Safran, fabricante de primer nivel en los campos de la aeronáutica y del espacio, la defensa y la seguridad, sino también para Morgan, un apasionado de la aviación y piloto privado de avión. Safran, el orgullo de todo un Grupo Ha sido a Jean-Paul Herteman, presidente-director general de Safran, a quien ha correspondido el rol de padrino de ese nuevo barco concebido para el océano, la competición, el deporte y la aventura. “La relación entre Safran y la vela se basa en compartir valores potentes: el rigor, la innovación y la búsqueda del rendimiento, pero también la determinación, la audacia y el espíritu de equipo. Quiero además agradecer a los 69.000 colaboradores del Grupo que en cada regata se movilizan para apoyar el barco y a su patrón”, ha declarado Jean-Paul Herteman. “Con Morgan Lagravière, Safran ha optado por la juventud, pero también por el talento, el de un deportista aguerrido y competidor en el alma. Morgan tendrá todas las cartas en la mano para llevar muy altos los colores del Grupo.” Muy emocionado, Morgan Lagravière ha sopesado la importancia del acontecimiento. Tras meses de concepción y de construcción, el bautizo de ese barco concebido a su medida supone un punto de inflexión en su vida de navegante. “Me ha sorprendido la intensidad de ese momento -ha reconocido Morgan con lágrimas en los ojos-. Estoy muy contento de estar acompañado por todos los que habéis participado en la concepción de ese magnífico barco. Estoy emocionado y me siento muy satisfecho de verme rodeado hoy de tantas personas de esta clase, de este nivel; todos vosotros sois grandes profesionales, cada uno en su campo. ¡Gracias! Este año he aprendido mucho junto a Marc y su equipo, y a través de las reuniones con trabajadores de Safran. Esto me da fuerzas para ir aún más lejos y mi energía se multiplica. Me he integrado en el proyecto Safran para ganar regatas y compartirlas con todos vosotros. Esa confianza, esa audacia que hoy me concedéis, os la devolveré lo antes posible.” La ceremonia ha terminado con una suelta de globos con los colores del barco, azul turquesa y verde claro, en un cielo inmaculado. El programa de 2015 Para Morgan Lagravière y el Safran Sailing Team, es el momento de poner a punto los últimos elementos del IMOCA 60' y, después, de realizar las primeras navegaciones entre Lorient y La Trinité-sur-Mer, su puerto de matrícula. Posteriormente, el Safran se dirigirá a las Canarias para una intensa sesión de entrenamientos de aproximadamente un mes. “La idea es trabajar con un equipo restringido y concentrarse en la navegación en condiciones de mar y meteorológicas óptimas”, precisa Morgan. Será en la Rolex Fastnet Race (con tripulación), el próximo 16 de agosto, cuando el IMOCA Safran se enfrentará con sus rivales por primera vez. Después, el 25 de octubre, el Safran estará en la línea de salida de la Transat Jacques Vabre (a dos) y más tarde en la Transat B to B (en solitario), el mes de diciembre. Mientras tanto, Morgan, competidor insaciable, volverá a la competición en Figaro Bénéteau del 20 al 26 de abril en la Solo Maître CoQ. Será una oportunidad de entrenarse, y también de medirse en solitario a algunos de sus futuros adversarios en la Vendée Globe 2016, como Yann Eliès (Groupe Queguiner) y Jérémie Beyou (Maître CoQ), y naturalmente también de volver a encontrarse en el agua con Gwénolé Gahinet con el Figaro Safran-Guy Cotten. www.safran-sailingteam.com [Leer más]]]> <![CDATA[Barcelona World Race: un Atlántico a dos velocidades]]> http://www.imoca.org/default.asp?mode=articles&id=1143 Fri, 06 Mar 2015 00:00:00 GMT http://www.imoca.org/default.asp?mode=articles&id=1143 - ¿Cheminées Poujoulat, con cinco días de ventaja en el Ecuador? - Neutrogena y GAES Centros Auditivos, frenados - La escala técnica en Nueva Zelanda penaliza mucho Jean Le Cam y Bernard Stamm tenían un mal recuerdo de su remontada del Atlántico Sur durante la última Vendée Globe. Para llegar al Ecuador, habían tenido que hacer frente a vientos del sector norte y una mar rompedora. En esta tercera edición de la Barcelona World Race se han visto favorecidos por los dioses. Al rodear un anticiclón con una sincronización ideal han vuelto a abrir brecha con sus perseguidores. Nunca se repetirá bastante que una regata oceánica no está acabada hasta que se cruza la línea de llegada. Pero la lógica hace constatar que, excepto en el caso de una avería importante, la tripulación del Cheminées Poujoulat debe de empezar a oler la victoria. Con casi 1.300 millas de ventaja sobre su más inmediato perseguidor, el Neutrogena, el tándem franco-suizo empieza a disponer de un margen cómodo. Sería necesario un diferencial de velocidad del 30% para que Guillermo Altadill y José Muñoz pudieran aún tener esperanzas de ganar. Tres visitas a Nueva Zelanda Al final, serán tres las tripulaciones que habrán optado por hacer escala en Nueva Zelanda. Tras la parada del Neutrogena en Bluff, en la punta meridional de la isla del Sur, el Renault Captur decidió desviarse a Wellington para reparar un timón dañado, y más tarde el Spirit of Hungary, también en Bluff. En cada ocasión la escala se ha saldado con la pérdida de al menos 800 millas. Guillermo Altadill y José Muñoz dejaron allí buena parte de sus sueños de victoria; Sébastien Audigane y Jörg Riechers se reincorporaron en sexta posición y abandonaron su esperanza de acabar en el podio. En cuanto a Nandor Fa y Conrad Colman, ahora están en otra regata en la que el tiempo es su único adversario. Si bien las roturas de material no tienen consecuencias tan dramáticas como en la Vendée Globe, se ve claramente que la regularidad compensa. La escala técnica solo debería ser una solución de último recurso, cuando está en juego la seguridad de las personas. Cuatro nuevos cabo-horneros el fin de semana El sábado, los dos hermanos Bruno y Willy García deberían llevar su We Are Water al pie del cabo de Hornos, cumpliendo así su sueño de niños. Deberían seguirlos, cuatro horas más tarde, Aleix Gelabert y Didac Costa a bordo del One Planet One Ocean & Pharmaton. Cuatro nuevos cabo-horneros en 24 horas; esta es también una de las características de la Barcelona World Race: permitir que unos navegantes se curtan en una regata a dos antes, quizás, de lanzarse a nuevos retos en solitario, o confirmen su talento. El ejemplo de Gerard Marín y Anna Corbella es en este sentido muy representativo. Los dos habían participado ya por separado en la edición 2010-2011, donde cumplieron su gran objetivo de completar la aventura hasta Barcelona. En esta ocasión están luchando por el podio. A su paso por el cabo de Hornos Anna Corbella llevaba 12 días de ventaja sobre su tiempo de la edición anterior, que, es verdad, obligaba a pasar por el estrecho de Cook. Gerard Marín, por su parte, tuvo que parar en Wellington. Casi un océano de ventaja. Saber dar la alternativa a nuevos candidatos para lanzarse a combatir con el mismísimo diablo en los océanos australes no es el menor de los méritos de la Barcelona World Race. Clasificación el 5 de marzo a las 14h00 TU: Cheminées Poujoulat (B Stamm - J Le Cam), a 4.325,0 millas de la llegada Neutrogena (G Altadill - J Muñoz) a 1.270,3 millas GAES Centros Auditivos (A Corbella - G Marín) a 1.396,9 millas We Are Water (B García - W García) a 3.381,1 millas One Planet One Ocean & Pharmaton (A Gelabert - D Costa) a 3.457,4 millas Renault Captur (J Riechers - S Audigane) a 4.073,3 millas Spirit of Hungary (N Fa - C Colman) à 5.657,5 millas [Leer más]]]> <![CDATA[Caprichoso Atlántico]]> http://www.imoca.org/default.asp?mode=articles&id=1142 Wed, 04 Mar 2015 00:00:00 GMT http://www.imoca.org/default.asp?mode=articles&id=1142 El Neutrogena y el GAES Centros Auditivos tienen todo un reto meteorológico para ascender hacia el ecuador Tras una cómoda remontada hasta casi la altura de Sao Paulo, el Cheminées Poujoulat deberá ceñir por primera vez hoy Posible cuerpo a cuerpo entre el We Are Water y el One Planet, One Ocean & Pharmaton en la aproximación al cabo de Hornos Aleix Gelabert (One Planet, One Ocean & Pharmaton): "Nos hace mucha ilusión pasar Hornos. La supervisión chilena nos da seguridad” El Atlántico se está mostrando un tanto caprichoso con los tres primeros clasificados de la Barcelona World Race. Si bien al Cheminées Poujoulat le ha facilitado vientos portantes y de través, a sus perseguidores, el Neutrogena y el GAES Centros Auditivos, les pretende cerrar el camino. Como ha explicado Marcel Van Triest, meteorólogo de la regata, el Cheminées Poujoulat ha tenido “una situación afortunada, pero no tan inusual”, en la cual el anticiclón de Santa Helena se ha abierto por en medio, y Stamm y Le Cam “han podido manejar los tiempos muy bien”. Esta tarde los líderes deberán afrontar sus primeras cinco horas de ceñida y después volverán a tener buen viento de través, del Este, hacia una zona de transición y los alisios del Sur, antes de vérselas con las calmas ecuatoriales. ¿Se acercarán entonces el Neutrogena y el GAES Centros Auditivos? De momento, una vez el dúo franco-suiz o ha dejado atrás el anticiclón, éste ha vuelto a cerrarse en una sola área de alta presión y se interpone en el camino de Guillermo Altadill y José Muñoz, primero, y de Anna Corbella y Gerard Marín, después. Son unas condiciones mucho más habituales de ascenso del Atlántico, todo un reto meteorológico para el Neutrogena y el GAES Centros Auditivos, con vientos a menudo en contra, impredecibles e inestables.   Paso a paso, milla a milla En este sentido, Anna Corbella ha comentado esta mañana: "La previsión que tenemos no es muy buena, es muy variable; cada parte que nos bajamos varía muchísimo y la verdad es que nos tiene un poco despistados en cuanto a hacia adonde ir, porque cada doce horas nos cambia el routing y no lo tenemos muy claro. No tenemos la suerte que tiene el Cheminées Poujoulat, ¡que va a 18 nudos!". Corbella, sin embargo se ha mostrado muy optimi sta porque las condiciones atmosféricas han cambiado radicalmente, aunque no hayan superado la latitud 40ºS: "Ayer hubo un cambio radical. Empecé mi guardia con 8 grados y la terminé con 14. Fue un cambio de un momento a otro. Teníamos niebla y se fue de golpe y salió el sol, y ahora mismo ya nos hemos quitado una capa de ropa. Pinta muy bien y creo que esta tarde incluso nos podríamos duchar”. En un email de a bordo, la navegante ha reconocido que necesitaban este cambio para animarles a seguir día a día en una regata tan larga: “Este cambio climatológico es una inyección de moral para Gerard y para mí, que hemos dividido la vuelta a Barcelona en seis tramos. El primero está siendo más duro de lo que nos esperábamos. Tras pasar por Hornos tu mente ‘te engaña’ pensando que ya estás de vuelta, que Barcelona está más cerca. Y aunque no deja de ser cierto, la verdad es que aún quedan muchas millas por delante y puede pasar de todo”.   A 1.000 millas de un sueño, con una escolta de lujo El grupo de cuatro barcos que siguen en el Pacífico afronta el final del Gran Sur. Los primeros de ellos, el We Are Water y el One Planet, One Ocean & Pharmaton, están a apenas 1.000 millas del mítico cabo de Hornos, la puerta del Atlántico. Doblarlo es el mayor reto de todo navegante y tanto para los hermanos Bruno y Willy Garcia como para Aleix Gelabert y Didac Costa será la primera vez que lo logren. En videoconferencia, Gelabert ha reconocido su gran emoción ante la perspectiva: “Estamos muy ilusionados por llegar a Hornos”. La ruta hacia allí no será en línea recta, sin embargo, ya que tanto el We Are Water como el One Planet, One Ocean & Pharmaton deben esquivar un anticiclón que les frenaría. Lo ha explicado Gelabert: “La verdad es que ya nos gustaría ir en línea recta, pero la meteorología no nos lo permit e. Tendremos que subir un poco hacia el norte y después hacer un poco de vuelta para acabar de bajar hacia Hornos”. “En unos cuatro días estaremos allí, aproximadamente”, ha añadido Costa. Esos cuatro días pueden ser intensos, ya que este rodeo al Norte puede producir un acercamiento entre ellos y el We Are Water. Según algunas previsiones, podría haber un cuerpo a cuerpo en el paso de Hornos, y con semejante escenario, la emoción está servida. Emoción con riesgo controlado, gracias al incansable trabajo de la Armada de Chile, responsable de la seguridad en una de las zonas marítimas más extensas del planeta (desde el meridiano 130º), que está velando por todos los barcos de la Barcelona World Race desde mitad del Pacífico. Gelabert reconoce sentirse más seguro gracias a la labor de estos auténticos guardianes del Pacífico: “Hace dos días el MRCC de Chile [Centro Coordinador de Búsqueda y Salvamento] nos envió un e-mail diciendo que habíamos entrado en sus aguas territoriales y fue una especial sorpresa. Les contestamos diciendo que estábamos encantados de que estuviesen allí, y que esperábamos no necesitar su ayuda para nada. Pero nos da un punto de seguridad y tranquilidad el hecho de que nos tuvieran en pantalla”. Quinientas millas atrás, el Renault Captur sigue avanzando con paso firme sobre un sistema de bajas presiones. Jörg Riechers reportó ayer un par de sustos a modo de trasluchada involuntaria, pero Sebastien Audigane y él están controlando las dificultades causadas por su pala del timón de estribor. Cerrando la flota, el Spirit of Hungary de Nandor Fa y Conrad Colman está negociando bien un sistema de altas presiones y avanza a 11 nudos.[Leer más]]]> <![CDATA[Liderato estelar a 5.000 millas de la meta]]> http://www.imoca.org/default.asp?mode=articles&id=1141 Tue, 03 Mar 2015 00:00:00 GMT http://www.imoca.org/default.asp?mode=articles&id=1141 El Cheminées Poujoulat sale del Gran Sur y cruza la estela que dejó a la ida con una sólida ventaja respecto a sus perseguidores en el Atlántico Bernard Stamm: "Temíamos que nos atrapara el anticiclón y que la puerta se abriera por detrás, pero por suerte no ha sido así" La distancia entre el Neutrogena y el GAES Centros Auditivos aumenta El Renault Captur avanza a buen ritmo pese a sus problemas de timón El líder de la Barcelona World Race, el Cheminées Poujoulat, está ya a menos de 5.000 millas náuticas de cruzar la meta en la capital catalana. En la remontada del Atlántico, el dúo formado por el suizo Bernard Stamm y el francés Jean Le Cam acaba de cruzar la estela que dibujó él mismo en el descenso de este océano, con lo que cierra el círculo, y lo hace defendiendo el liderato que alcanzó el 16 de enero, tras la desarboladura del hasta entonces primer clasificado, el Hugo Boss de Alex Thomson y Pepe Ribes. El Cheminées Poujoulat está realizando una regata prácticamente perfecta durante las 21.755 millas que lleva navegadas, con una velocidad media de 14,6 nudos, 0,5 más que su inmediato perseguidor, el Neutrogena del barcelonés Guillermo Altadill y el chileno José Muñoz. El ganador de la edición 2010-2011, el Virbac Paprec 3 de Jean Pierre Dick y Loïck Peyron, h izo una media de 11,18 nudos. Y en la cita de 2007-2008, Dick y Damian Foxall ganaron la regata a bordo del Virbac Paprec 2 a una media de 11,13 nudos. Atlántico Sur sin ceñir La vuelta al mundo de Bernard y Le Cam está siendo pues rápida, muy rápida. Incluso ahora, en la subida del Atlántico Sur, donde suele haber viento de cara, las condiciones les son favorables. El barco franco suizo no ha necesitado ceñir hasta el momento, y previsiblemente sólo deberá hacerlo durante unas horas mañana miércoles, por la tarde-noche. El Cheminées Poujoulat ha logrado dejar atrás el anticiclón que podría haberles frenado y facilitado el acercamiento del Neutrogena y el GAES Centros Auditivos. “El anticiclón que acabamos de pasar, lo controlamos desde antes del cabo de Hornos. El temor era que no nos dejara pasar, que se desplazara al este y que la puerta se abriera por detrás. Pero no ha sido así, nos ha sido favor able”, ha reconocido Stamm, contento de haber salido del Gran Sur: “Es evidente que lo hemos dejado atrás. Ayer por primera vez quitamos el tejadillo de protección. Ahora las maniobras son más cómodas, no hay que ir metidos allí abajo” para protegerse del frío. En su avance hacia temperaturas más agradables, el Cheminées Poujoulat podría volver al hemisferio norte en una semana. Según las previsiones, la diferencia en el ecuador entre el líder y el Neutrogena y el GAES Centros Auditivos podría ampliarse a cinco días, frente a los tres de ventaja en el cabo de Hornos. Sin embargo, Guillermo Altadill y José Muñoz parecen negarse a esta posibilidad y reducen poco a poco su distancia teórica frente a Le Cam y Stamm: si ayer a las 14:00 UTC (15:00 en Barcelona) era de 993,6 millas, hoy son 970,4.  Por su parte, el GAES Centros Auditivos de Anna Corbella y Gerard Marín está perdiendo la e stela del Neutrogena. Afectados por una zona de altas presiones, Corbella y Marín están a casi 270 millas del barco de Altadill y Muñoz. Empieza el tobogán hacia Hornos Al otro lado del cabo de Hornos, en el océano Pacífico, el We Are Water de los hermanos Bruno y Willy Garcia ha empezado a bajar el tobogán hacia este mito de la vela oceánica, a una velocidad de 15,2 nudos de media durante la mañana, seguido por el One Planet, One Ocean & Pharmaton de Aleix Gelabert y Didac Costa. La distancia entre estos dos barcos ha aumentado un poco, a 230 millas, mientras navegan al norte de una depresión que se desplaza junto a ellos hacia el este, por lo que tendrán vientos estables durante las próximas horas. Por detrás de la misma depresión que afecta a sus predecesores, el Renault Captur avanza a buen ritmo. Ha sido el barco más rápido de las últimas 24 horas, con una media de 15,7 nudos de velocidad y 377 millas recorridas en este intervalo. Jörg Riechers y Sébastien Audigane, sin embargo, han tenido que reducir velas debido al problema del timón que arrastran durante todo el Pacífico. La espada de Damocles “Ayer, con más vela, tuvimos algunos sustos. Así que decidimos tomárnoslo con un poco más de calma, porque realmente nadie quiere tener problemas. El problema es que la reparación del timón en Nueva Zelanda se hizo sin un molde, así que la forma podría ser unos milímetros fuera del rango del timón original y eso crea mucha presión en el timón. Es como si tuviésemos la espada de Damocles siempre sobre nosotros”, ha explicado esta mañana Riechers en videoconferencia. También el Spirit of Hungary ha ido avanzando bien, casi al ritmo del Renault Captur. Pero Nandor Fa y Conrad Colman han dejado la baja presión en la que han navegado durante las últimas 24 horas. Por detrás, un anticiclón que se mueve hacia el Este les atrapará y les llevará viento muy inestable, ligero y rolón, durante las próximas 48 horas.[Leer más]]]> <![CDATA[Los nuevos IMOCA 60 incorporan los primeros elementos estandarizados ]]> http://www.imoca.org/default.asp?mode=articles&id=1140 Tue, 03 Mar 2015 00:00:00 GMT http://www.imoca.org/default.asp?mode=articles&id=1140 • Primeras aplicaciones del nuevo reglamento • Desde abril de 2013, los mástiles y las quillas están estandarizados • Rigor y equidad de alta tecnología La decisión de estandarizar los mástiles y las quillas de los nuevos barcos era un compromiso entre un reglamento open y un barco monotipo. Al cabo de dos años, con motivo de la construcción de las nuevas unidades, los primeros elementos estandarizados se incorporan en los barcos, Su concepción y su fabricación se confiaron a proveedores aprobados, todos ellos especializados en sus campos, conocen perfectamente las exigencias de los IMOCA 60 y están reconocidos ya como referencias en la materia. Tanto si se trata de mástiles como de quillas, es un pool de socios técnicos que desarrollan cada uno un conjunto de competencias específicas desde la concepción a la fabricación de las piezas estandarizadas. Una equidad de alta tecnología Al introducir elementos estandarizados en barcos monotipos de competición, la IMOCA innova. Tras consultar a técnicos, patrones, arquitectos y, claro está, a proveedores aprobados, los responsables pudieron establecer unas especificaciones exigentes. • Mantenerse al nivel técnico más alto; estandarización no significa retroceder; • Ser capaz de suministrar piezas idénticas para garantizar una perfecta equidad entre los competidores; • Validar los trámites mediante un seguimiento de fabricación riguroso y los controles pertinentes. La encargada de la fabricación de mástiles y su entrega a los equipos es la empresa LORIMA, de Lorient. El primer mástil está siendo entregado al equipo Safran para el nuevo monocasco de Morgan Lagravière. Para la empresa de Lorient es un reto de envergadura: “Realmente tenemos que garantizar una equidad absoluta entre los equipos al proporcionarles a todos mástiles idénticos. Para ello hemos implantado procedimientos de control draconianos. Primero, podemos identificar el origen de todos los tejidos utilizados. Después, procedemos a tests de ultrasonidos, así como tests de rigidez, sabiendo que todos los mástiles deben tener el mismo peso…” precisa Vincent Marsaudon, director de Lorima. Estas rigurosas especificaciones fueron definidas conjuntamente con la comisión técnica de la Clase IMOCA, que en un primer momento trabajó en colaboración con Denis Gléhen, encargado de la concepción del mástil. Se realizó un dossier específico de calidad, que constituye la base de informaciones que permitirán expedir el Certificado de Conformidad IMOCA del Mástil. “Los últimos controles se llevan a cabo en presencia del Medidor Jefe de la Clase, que valida el trabajo efectuado. Además tenemos un chip electrónico que se convertirá, de alguna forma, en la memoria del mástil”. El primer bautizo de fuego, dentro de unos días con el nuevo mástil del Safran. Cada detalle cuenta Estos mismos principios de colaboración fueron los que guiaron a la IMOCA en la designación de los proveedores de las quillas estandarizadas. AMPM no es precisamente un novato en la materia, por cuanto esa empresa de la Vendée ya ha fabricado numerosas quillas mecanosoldadas y la primera quilla en acero monobloque para el PRB de Vincent Riou en 2006. Como en el caso de los mástiles, el trabajo es fruto de una estrecha relación entre Sébastien Guého, de HDS (Hervé Devaux Structures), que concibió el modelo de quilla, y la empresa AMPM, de La Motte-Achard, que aporta su conocimiento industrial. Y sobre todo, volvemos a tener el mismo rigor de ejecución, la misma voluntad de colocar a todos los equipos en un estricto pie de igualdad. “Básicamente, partimos del mismo bloque de material; procedemos a análisis químicos en profundidad para garantizar este primer punto. Después, todas las piezas se mecanizan siguiendo el modelo que nos ha proporcionado HDS. A la salida de la mecanización, verificamos todos los lados de la pieza, la pesamos -los diferenciales son de menos de 3 kilos para una pieza de unos 950 kg-, la pasamos al banco con un test de flexión de 3,1t en su extremidad (el peso máximo del bulbo).” Después quedará colocar el borde de salida de la quilla, verificando escrupulosamente que todos los bordes de salida son idénticos. Al igual que con los mástiles, el Medidor Jefe de la clase IMOCA controla el conjunto de los elementos de fabricación, certificados además por un dossier de calidad que compromete a la empresa. En este sentido, por su experiencia AMPM está especialmente indicada para saber la importancia de una quilla fiable para emprender una vuelta al mundo en solitario. El sistema pendular de esta quilla también está estandarizado. Este trabajo se ha confiado a la empresa Hydroem, situada en Lagord, cerca de la Rochelle, y que también frecuenta la IMOCA desde hace años. Acostumbrada a los podios de las regatas de vuelta al mundo, Hydroem ha aportado toda su experiencia para concebir y fabricar un sistema fiable y de buenas prestaciones. De esta forma la IMOCA entra ahora en la aplicación concreta del nuevo reglamento, que no conocerá ninguna evolución hasta el final de la Vendée Globe 2016-2017. Con nuevas normas y nuevas limitaciones para los equipos y los arquitectos, seguramente se necesitará un tiempo para que todo el mundo se adapte lo mejor posible a esas nuevas reglas de juego. Pero el rigor de las especificaciones y la voluntad de todos los operadores de ajustarse a unas normas de calidad draconianas son la mejor garantía del éxito de su paso a la estandarización en dos campos especialmente sensibles de la construcción de los monocascos IMOCA. [Leer más]]]> <![CDATA[Sesenta días en alta mar]]> http://www.imoca.org/default.asp?mode=articles&id=1139 Mon, 02 Mar 2015 00:00:00 GMT http://www.imoca.org/default.asp?mode=articles&id=1139 • El Cheminées Poujoulat, el Neutrogena y el GAES Centros Auditivos escogen rutas diferentes en los primeros compases del océano Atlántico • Los hermanos Bruno y Willy Garcia, a un semana de cruzar por primera vez el cabo de Hornos • El Renault Captur con problemas de timón • Jörg Riechers: "Intentaremos solucionarlo con la luz del día" • Buen viento para el Spirit of Hungary que se reengancha al tren del Gran Sur La flota de la Barcelona World Race cumple 60 días en alta mar con tres barcos navegando de nuevo en el Atlántico y con otros cuatro en el Pacífico. Tras dos meses de competición, el Cheminées Poujoulat lidera la flota con mil millas de ventaja. En segunda posición, el Neutrogena supera las Malvinas por el Oeste mientras que el GAES Centros Auditivos, que cierra el podio provisional de la regata, lo hace por el Este. Navegando con un rumbo Este Noreste, Bernard Stamm y Jean Le Cam se enfrentan a vientos de 30-35 nudos del SO que les proporciona una baja presión que queda al sur de su posición. Pero no es este el sistema meteorológico que preocupa al dúo en cabeza; Stamm y Le Cam, fieles a su estrategia, describen una ruta que les ayudará a superar una alta presión que ha marcado sus decisiones desde su entrada en el Atlántico. Y es que abandonar el Gran Sur no está siendo nada fácil. El Neutrogena de Guillermo Altadill y José Muñoz superan las islas Malvinas por su cara Oeste navegando de ceñida con un viento del norte de 20 nudos. A 151 millas de su popa, el GAES Centros Auditivos ha tenido una noche complicada superando el estrecho de Le Maire con viento fuerte viento de cara. Esta situación ha forzado Anna Corbella y Gerard Marín a poner rumbo al este de las Malvinas, que dejarán por babor, en lugar de seguir la estela dejada tanto por el Cheminées Poujoulat como por el Neutrogena. Objetivo: abandonar el Pacífico El We Are Water y el One Planet, One Ocean & Pharmaton mantienen su lucha silenciosa por la cuarta plaza. En los últimos días ambos barcos han protagonizado un tira y afloja de millas que se traduce en el informe de posiciones de hoy, a las 14:00 UTC, en una diferencia de 194 millas a favor de los hermanos Bruno y Willy Garcia. Además, el We Are Water< /i> ha sido el barco más rápido de las últimas 24 horas con una media de 17,1 nudos de velocidad y 413,2 millas recorridas. Por otro lado, las aspiranciones de Jörg Riechers y Sébastien Audigane de protagonizar un “match race a tres” por la cuarta plaza se han visto truncadas por nuevos problemas en los timones. “Cuando trasluchábamos, los timones siempre se atascaban hasta el punto de irnos de arribada”, ha explicado esta mañana Riechers. El patrón alemán del Renault Captur ha asegurado que esperarán a la luz diurna para encontrar una solución: “De momento no sabemos cuál puede ser. Si no, tenemos que reducir la velocidad hasta el cabo de Hornos. Es muy frustrante”. En cambio, las cosas parecen mejorar para el Spirit of Hungary de Nandor Fa y Conrad Colman con viento del nornoroeste de entre 20 y 35 nudos, medias de velocidad de 15 nudos y el barco afronta los últimos 15 días d e océano Pacífico. [Leer más]]]> <![CDATA[Los tres primeros, tras la esquina del mundo]]> http://www.imoca.org/default.asp?mode=articles&id=1138 Mon, 02 Mar 2015 00:00:00 GMT http://www.imoca.org/default.asp?mode=articles&id=1138 • Con el paso del Neutrogena y el GAES Centros Auditivos hoy, ya son tres los barcos de la Barcelona World Race que han doblado el cabo de Hornos y han comenzado a ascender por el Atlántico rumbo a la Ciudad Condal • El Cheminées Poujoulat, líder de la regata, navega con rumbo NE para evitar un anticiclón frente a las costas de Uruguay • Guillermo Altadill (Neutrogena): “El paso de Hornos ha sido complicado, con hasta 50 nudos de viento y olas enormes” • Anna Corbella (GAES Centros Auditivos): “Gracias al Gran Sur por dejarnos pasar y ver la naturaleza en su más puro estado” El podio provisional de la Barcelona World Race navega ya en el océano Atlántico y empieza la remontada hacia el Norte. El Cheminées Poujolat, que por cuestiones meteorológicas sigue ganando este, mantiene una ventaja de 919,7 millas sobre el Neutrogena, que ha superado el cabo de Hornos en la madrugada de hoy (a las 02:12 UTC). A 122,4 millas de su popa, el GAES Centros Auditivos ha dejado atrás el mítico cabo con una diferencia de sólo 10 horas y 20 minutos. Al principio de la vuelta al mundo a dos, en el descenso del Atlántico, para ir al Sur había que pasar por el Oeste. Ahora, el Cheminées Poujoulat ha invertido la máxima y continúa escalando hacia el Este, una decisión táctica en su intento por esquivar una alta presión formada en Buenos Aires y que se mueve a su encuentro y podría frenar su avance. En estos momentos, Bernard Stamm y Jean Le Cam navegan a 13 nudos de media con viento de 20-25 nudos del suroeste. Dos en un día El cabo de Hornos ha sido el protagonista indiscutible del día de hoy. La punta más al sur de Chile ha brindado viento, oleaje y corrientes al Neutrogena y al GAES Centros Auditivos. A las 3:12 hora de Barcelona (23:12 de la noche del 27 de febrero en Chile) Guillermo Altadill y JoséMuñoz han superado el mito chileno con mar gruesa de 4-5 metros y vientos de 40 nudos. Diez horas y veinte minutos después, Anna Corbella y Gerard Marín repetían la gesta, pasando a poco más de 6 millas del cabo de Hornos y a una velocidad media de 16 nudos. Esta mañana, Altadill ha descrito así su séptimo paso por el último gran obstáculo del océano Pacífico: “Íbamos con bastante vela, llegaron unos chubascos de 45-50 nudos, tuvimos que trasluchar varias veces en mitad de la noche con olas enormes que se forman con la corriente que hay en el cabo de Hornos. La verdad es que no pudimos celebrar nada, al contrario, nos dimos una paliza a trasluchadas… El barco se fue de arribada, trasluchó sin querer, una ola nos cruzó el barco… Así que celebraciones, hubo pocas”. Para Anna Corbella y Gerard Marín, el paso del GAES Centros Auditivos por Hornos ha sido toda una liberación, tal como reflejaban sus caras y sus voces en videoconferencia. “Pasar Hornos es el punto culminante, es empezar a concluir. La sensación de que lo más difícil ya ha pasado es, como bien dijo Bernard [Stamm], mentira. Ahora nos queda una semana muy complicada pero en el aspecto emocional la sensación es de que las cosas serán más fáciles a partir de ahora. Una vez pasas Hornos ya vas rumbo a casa. Sabes que cada día quedan menos millas en dirección a Barcelona, y esto motiva mucho. Queda mucha ceñida, pero ahora mismo estamos bastante eufóricos”, ha admitido Marín. Por s u parte, Corbella ha sido consciente de la gran diferencia de tiempo al paso por Hornos respecto a su actuación en la Barcelona World Race 2010-2011. A pesar de que en aquella ocasión era obligatorio pasar por el estrecho de Cook entre las dos islas de Nueva Zelanda, 12 días menos de Barcelona al cabo de los cabos es motivo de sorpresa y alegría, porque no llevaba la cuenta: “¿Doce días, en serio? ¡Ostras que buena noticia! Tengo la sensación desde el principio de que estamos yendo más rápidos. Y hemos tenido bastante suerte con la meteorología, pero aún nos quedan 7.000 millas y nos puede pasar de todo”. En un email, la catalana se ha despedido del Gran Sur, “donde las pequeñas cosas se vuelven grandes, donde uno puede recrearse observando la belleza y la soledad del mundo...”. “Pocos sitios conozco como éste, y dejarlo atrás es en parte una alegría (ya que se acaba el frío, el viento y las olas salvajes) pero por otro lado pienso si alguna otra vez podré volver a ver esto, quizás no...”, se preguntaba Corbella. “Sólo podemos dar las gracias a toda la gente que nos ha ayudado a llegar hasta aquí y sobre todo a este Sur por dejarnos pasar y por dejarnos ver la naturaleza en su más puro estado”, concluía. Ahora la incógnita es qué harán el Neutrogena y el GAES Centros Auditivos respecto al anticiclón que está esquivando el líder. Si pasan por el Este de las Malvinas tendrán vientos portantes pero podrán verse atrapados por la alta presión. Sin embargo, por el Oeste de Malvinas, más cerca de la costa sudamericana, evitarían el anticiclón pero a costa de tener que navegar con el viento en contra. En otro mundo Por detrás de los tres barcos decabeza, a una semana de camino de Hornos, el We Are Water y el One Planet, One Ocean & Pharmaton están inmersos en un frente frío con entre 25 y 30 nudos del Norte, que les permite avanzar a más de 16 nudos. Su perseguidor, el Renault Captur, está detrás de este frente frío, aprovechando una borrasca al sur que le proporciona viento portante del Oeste de entre 30 y 35 nudos. En un email de a bordo, Jörg Riechers y Sébastien Audigane han explicado su situación tras las reparaciones en Nueva Zelanda: “El Renault Captur recupera millas poco a poco […] aunque el barco no está en su mejor forma. En efecto, el nuevo timón no tine el mejor perfil del mundo (lo cual hubiese sido imposible en 24 horas), la caña es muy dura y es casi imposible conducir con normalidad”. Tras dejar ayer el puerto de Bluff con ganas de entrar de lleno en regata, Nandor Fa y Conrad Colman no han tenido suerte a bordo del Spirit of Hungary, ya que Eolo se ha negado a soplar para ellos. Han avanzado sólo 147 millas en 24 horas, a una media de 5,1 nudos, al verse atrapado en una alta presión justo al sur de Nueva Zelanda. Sin embargo, según las previsiones, pronto podrán entrar bajo la influencia de una borrasca que llega del SO. [Leer más]]]> <![CDATA[El GAES Centros Auditivos, tercero en doblar Hornos]]> http://www.imoca.org/default.asp?mode=articles&id=1137 Mon, 02 Mar 2015 00:00:00 GMT http://www.imoca.org/default.asp?mode=articles&id=1137 • Anna Corbella y Gerard Marín pasan, por segunda vez cada uno, la longitud del más austral de los tres grandes cabos, sólo 10 horas más tarde que el Neutrogena El GAES Centros Auditivos ha cruzado la longitud del cabo de Hornos (67º 17' 35 O) a las 12:32 UTC (13:32 en Barcelona, 09:32 en Chile). Para ello ha invertido 59 días y 32 minutos desde la salida de Barcelona el 31 de diciembre de 2014. Anna Corbella y Gerard Marín han superado este hito por segunda vez en sus respectivas carreras (ambos lo lograron por primera vez durante la pasada edición de la Barcelona World Race, Corbella a bordo del GAES Centros Auditivos junto a Dee Caffari, y Marín a bordo del Fòrum Marítim Català, al lado de Ludovic Aglaor). Las condiciones al paso de Corbella y Marín a seis millas al sur del más austral de los tres grandes cabos de la vuelta al mundo (Buena Eperanza, Leeuwin y Hornos) eran duras, con unos 28 nudos de viento y mar muy gruesa con olas de 5 metros. Con el GAES Centros Auditivos ya son tres los barcos de la Barcelona World Race que han abandonado el Pacífico y ascienden por el Atlántico para dejar atrás las condiciones extremas del Gran Sur y retornar a Barcelona. El líder, el Cheminées Poujoulat de Bernard Stamm y Jean Le Cam dobló el cabo de Hornos el pasado 25 de febrero a las 00:53 UTC, y el Neutrogena hace apenas unas horas, a las 02:12 UTC. La diferencia entre el segundo y tercer clasificado es por tanto de sólo 10 horas y 20 minutos, por lo que se augura una emocionante competición gracias a las opciones tácticas que se abren en el Atlántico. En el Pacífico siguen el We Are Water, el One Planet, One Ocean & Pharmaton, el Renault Captur y el Spirit of Hungary. El primero de ellos podría pasar por el cabo chileno a partir del 7 de marzo. [Leer más]]]> <![CDATA[El Neutrogena dobla el cabo de Hornos con 40 nudos de viento]]> http://www.imoca.org/default.asp?mode=articles&id=1136 Mon, 02 Mar 2015 00:00:00 GMT http://www.imoca.org/default.asp?mode=articles&id=1136 • Este peligroso paso marítimo hace honor a su fama para el segundo barco de la Barcelona World Race • Guillermo Altadill pasa ante el faro más austral del globo por séptima vez • El navegante barcelonés se reencuentra con “la historia de la navegación oceánica” y empieza a remontar el Atlántico hacia su ciudad natal • El chileno José Muñoz, emocionado ante su tierra, homenajea a su mentor y amigo, el fallecido Felipe Cubillos En segunda posición de la Barcelona World Race, el navegante barcelonés Guillermo Altadill y el chileno José Muñoz han doblado el cabo de Hornos (67º 17' 35 O) esta madrugada a las 2:12 horas UTC (las 3:12 en Barcelona, las 23:12 horas de la noche del 27 de febrero en Chile), tras 58 días, 14 horas y 12 minutos de competición desde su salida de la capital catalana el pasado 31 de diciembre de 2014. A bordo del Neutrogena, el equipo se ha enfrentado de noche al cabo de Hornos más duro, con ola gruesa de 4-5 metros y vientos de 40 nudos de intensidad, y con una velocidad de unos 17 nudos ya empieza a remontar el Atlántico. Es la séptima vez que Altadill pasa por delante del faro más austral del planeta, mientras que para Muñoz ha sido la segunda vez en una regata de vuelta al mundo, un momento muy especial que ha querido dedicar al malogrado regatista Felipe Cubillos, con quien completó su primera circunnavegación. El Neutrogena ha s uperado uno de los pasos marítimos más peligrosos del globo, el Everest de la vela oceánica, 73 horas y 19 minutos después del líder de la regata, el Cheminées Poujoulat del suizo Bernard Stamm y el francés Jean Le Cam, que asciende ya por el Atlántico. Guillermo Altadill y José Muñoz persiguieron de cerca a Stamm y Le Cam durante todo el océano Índico, pero tuvieron que hacer una parada técnica en Nueva Zelanda para llevar a cabo reparaciones. En el Pacífico, tras su vuelta a la competición pasadas 24 horas en tierra, han tenido como máximo rival al GAES Centros Auditivos de Anna Corbella y Gerard Marín, que se prevé doble el mítico cabo unas ocho horas más tarde que el Neutrogena. En su séptimo paso de esta temida y venerada roca, Guillermo Altadill ha hecho honor a su fama. “El cabo de Hornos representa la historia de la vela oceánica”, ha dicho el experimentado navegante, que ha completado ya seis vueltas al mundo en regata. “Representa que ya dejas atrás el Índico y el Pacífico y empiezas a remontar, a ganar Norte -ha añadido-. Hasta ahora hemos hecho casi cinco semanas navegando hacia el Este, ahora navegaremos hacia el Norte, y esto cambia mucho. Las condiciones del Sur son un poquito más duras, hay mucho más estrés a bordo, cuando vas hacia el Norte la temperatura sube… todo se relaja bastante”. De “emocionante” y “mítico” ha calificado el paso José Muñoz, que navega en casa. El chileno le ha dedicado un homenaje a su amigo y compatriota Felipe Cubillos, fallecido en accidente aéreo en 2011, dos años después de completar con Muñoz la regata de vuelta al mundo con escalas Portimao Global Ocean Race a bordo del barco de Clase 40 Desafío Cabo de Hornos: “Él me motivó, me ayudó y me animó a cumplir el sueño de poder poner un barco chileno en las regatas internacionales, y en cierta medida ahora, como único sudamericano en la Barcelona World Race, siento la responsabilidad y la motivación de ver a más gente de mi país que se pueda dedicar a la vela oceánica”. Se prevé que el GAES Centros Auditivos pase el cabo de Hornos durante la mañana de este sábado, 28 de febrero, en tercera posición de la Barcelona World Race y unas ocho horas después del Neutrogena. A bordo, Anna Corbella y Gerard Marín han reconocido que ya están “hartos del Gran Sur” y que quieren poner rumbo a “condiciones un poco más humanas” tras más de un mes de navegación en el Índico y en el Pacífico. [Leer más]]]> <![CDATA[El auténtico Hornos espera al Neutrogena]]> http://www.imoca.org/default.asp?mode=articles&id=1135 Mon, 02 Mar 2015 00:00:00 GMT http://www.imoca.org/default.asp?mode=articles&id=1135 • Altadill y Muñoz se enfrentarán al temido y venerado cabo entre esta noche y mañana por la mañana con 40 nudos de viento • El GAES Centros Auditivos seguirá, previsiblemente, la estela del Neutrogena unas seis horas después • El Atlántico reporta las condiciones más duras para el Cheminées Poujoulat en lo que lleva de vuelta al mundo • El Spirit of Hungary vuelve a la competición tras 62 horas de parada técnica en Nueva Zelanda En el océano Atlántico, el líder de la Barcelona World Race, el Cheminées Poujoulat, aplaza su subida hacia el Norte y arrumba hacia el Este para bordear una alta presión formada a la altura de Buenos Aires, pegada a la costa argentina. Con ello, Bernard Stamm y Jean Le Cam se han visto obligados a enfrentarse a una baja presión que les ha traído las condiciones más duras desde el inicio de la regata de vuelta al mundo a dos. También condiciones extremas serán las que tendrán esta noche Guillermo Altadill y José Muñoz en su paso por el mítico cabo de Hornos, a bordo del Neutrogena, en segunda posición. “Tenemos 45 nudos de viento y el barco va a más de 30 nudos”, ha explicado Stamm esta mañana en videoconferencia. Tras 58 días en alta mar, la entrada en el Atlántico supone, mentalmente, el inicio del fin. Aún así, Stamm ha sido categórico: “Lo digo desde hace tiempo, es la parte más complicada d el recorrido.Empieza a haber fatiga del material. Uno cree que se ha terminado [cuando pasas Hornos], pero no, en absoluto. Hemos enganchado un flujo que nos permite avanzar. Pero nos cuesta ir rápidos, las olas son realmente grandes”. Hornos confirma el mito Viento sostenido de más de 40 nudos, ola cruzada y de noche. Así se enfrentará el Neutrogena a un cabo de Hornos que es familiar tanto para Guillermo Altadill como para José Muñoz. Altadill se medirá por séptima vez con el cabo que ha calificado como símbolo de la historia de la vela oceánica. Mientras tanto, Muñoz, que navega en casa, cruzará por segunda vez en regata un cabo que para él es mítico, “algo que uno siempre anhela poder pasar”. Esta mañana, Altadill ha avanzado cómo atacará Hornos: “No apuntaremos hacia Hornos, sino que quizás apuntaremos un poquito más arriba. Entonces tendremos que hacer una trasluchada para bajar hacia el sur y otra para dejar Hornos por babor […]. La corriente estará en contra, por lo cual habrá momentos en que la corriente, con el viento y las olas, formaran olas demasiado grandes y, por eso, lo más seguro es que trasluchemos a estribor para ganar sur unas 40 millas antes del cabo”. Por su parte, Muñoz ha reconocido que van al límite. “ Creo que, si va todo bien, podríamos seguir en esta posición -ha dicho el chileno-. Tenemos un contrincante detrás bastante cerca. Estamos intentando llevar el barco al cien por cien y el barco lo está sufriendo un poco. Siempre estamos buscando la mejor forma y la más rápida de llevarlo”. Tras ellos, a casi 120 millas, el GAES Centros Auditivos ha navegado a una media de 12'4 nudos en las últimas 24 horas y podría superar cabo de Hornos con seis horas de diferencia respecto al Neutrogena. Cuestión de vientos Una baja presión en mitad del océano Pacífico es la que está marcando el ritmo de tres barcos que pelean por la cuarta plaza. El We Are Water pierde millas de ventaja sobre el One Planet, One Ocean & Pharmaton, que se sitúa a 154,8 millas, mientras ambos barcos navegan con medias que oscilan entre los cinco y ocho nudos de velocidad. Actualmente el viento, para ellos, sopla de componente norte noreste y empieza a reportarles mayor fuerza. En sexta posición, el Renault Captur intenta ganar Sur mientras lidia con una baja presión que le ha acompañado en las últimas horas, con condiciones muy difíciles. “El Renault Captur salta sobre olas de 4-5 metros. Por suerte los tripulantes no sufrimos mal de mar”, han escrito Jörg Riechers y Sébastien Audigane. El barco germano francés describió durante el día de ayer un rumbo NE y esta mañana ha trasluchado arrumando al SE y encarando la baja presión, a 11 nudos de media con dos rizos en la mayor y el génova pequeño. De vuelta a la rutina Tras 62 horas de parada técnica, el Spirit of Hungary ha soltado amarras hoy a las 12:00 horas UTC y vuelve a navegar desde las 13:30 horas UTC. Durante más de dos días de trabajo frenético, Nandor Fa y Conrad Colman han aprovechado para poner a punto el barco. Ambos patrones, ayudados por un familiar de Colman, han realizado reparaciones en la quilla, en el bloqueo de la vela mayor, en los sistemas eléctricos y en las velas del barco. Actualmente navegan a una media de 7,4 nudos, con condiciones meteorológicas que se presentan flojas en su salida de la isla sur de Nueva Zelanda. [Leer más]]]> <![CDATA[Autopista con baches hacia Hornos]]> http://www.imoca.org/default.asp?mode=articles&id=1134 Fri, 27 Feb 2015 00:00:00 GMT http://www.imoca.org/default.asp?mode=articles&id=1134 • Viento fuerte en el Atlántico para el Cheminées Poujoulat • Poco viento a las puertas del cabo de Hornos para el Neutrogena y el GAES Centros Auditivos, que probablemente lo doblarán el sábado • El Renault Captur, en busca de un "match a tres" • Últimas horas en tierra para el Spirit of Hungary El líder de la Barcelona World Race, el Cheminées Poujoulat continúa su remontada del océano Atlántico con buen viento. Mientras, el océano Pacífico parece no querer dejar salir al resto de la flota: en su aproximación al cabo de hornos, el Neutrogena y el GAES Centros Auditivos navegan con velocidades parejas entre dos sistemas meteorológicos que les complica el paso. Por su parte, el Renault Captur ha tenido que virar hacia el NE con viento de cara en su persecución del We Are Water y del One Planet, One Ocean & Pharmaton, que avanzan también con vientos ligeros. Bernard Stamm y Jean Le Cam han superado ya el archipiélago de las Malvinas, cruzando entre las islas y Tierra del Fuego, y navega ahora con rumbo NE y viento del sur suroeste de más de 30 nudos. Desde tierra, tanto el actual ganador de la Barcelona World Race, Jean-Pierre Dick, como el skipper británico Alex Thomson,patr ón del retirado Hugo Boss, han felicitado a Stamm y Le Cam por la impecable regata que están protagonizando. “No sabíamos cómo les iría a Jean y Bernard juntos, pero forman una tripulación incredible -ha dicho Dick-. Les deseo buena suerte para el último mes. Y atención a no romper, lo digo yo que tengo experiencia en eso, en la última parte siempre hay sorpresas”. Mientras el Atlántico está reportando viento fuerte al líder, el segundo y tercer clasificado lidian contra un viento flojo en el tramo final del océano Pacífico. El Neutrogena y el GAES Centros Auditivos, con una separación de 83 millas entre ambos, continúan su ataque al cabo de Hornos con medias de velocidad que rondan los 15 nudos con un viento de componente norte producido por una alta presión que tienen al norte y una baja presión al oeste de su posición. “Mi amigo Guillermo” Para Alex Thomson, al igual que para Pepe R ibes, la Barcelona World Race terminó la noche del 14 de enero con la desarboladura del Hugo Boss. Aún así, ambos skippers siguen de cerca la evolución de la flota. En el caso de Alex Thomson, su mirada se centra en el Neutrogena, barco del Alex Thomson Racing Team, y en el que navega Guillermo Altadill. Y es que Thomson quiere que Altadill sea su próximo compañero en alta mar. “Este año competiré, eso espero, en la Fastnet Race, la Transat Jacques Vabré y la B2B; y de momento mi preferencia, la persona con la que me gustaría navegar, es Guillermo”, ha dicho Thomson. La amistad entre ambos patrones hace que día a día intercambien emails, aunque según el británico no hablan de regata: “Le cuento a Guillermo qué hago cada día, alguna historia. Creo que cuando estás en el barco siempre estás centrado en la regata, en qué está pasando, y tener un momento de distracción con la vida de otra persona creo que es algo interesante”. ¿Un Match Race a tres? El Renault Captur confía en luchar por recuperar la cuarta plaza que actualmente ocupa el We Are Water. Aunque, para ello, antes deberá superar al One Planet, One Ocean & Pharmaton, que mantiene una ventaja de 548,5 millas sobre el dúo franco germano. Esta mañana, en videoconferencia, Sébastien Audigane, patrón del Renault Captur, ha dicho: “El objetivo es acercarse lo máximo posible antes del cabo de Hornos. Y luego hacer un match a tres. El objetivo es llegar antes que ellos”. Por su parte, Aleix Gelabert y Didac Costa, a bordo del One Planet, One Ocean & Pharmaton, mantiene la prudencia tras una semana recortando millas al We Are Water. “Los barcos son distintos y si nos hemos acercado es probablemente porque hemos tenido más viento y mejores condiciones”, ha dicho Gelabert. Además, el patrón catalán ha añadido: En las mismas condiciones de viento, lo normal es que ellos vayan un poco más rápido y será muy difícil darles alcance”. Reparar, comprar y partir Nandor Fa y Conrad Colman continúan amarrados en el Island Harbour del puerto de Bluff. Tras sacar del agua el Spirit of Hungary para reparar los problemas de la quilla, y con el barco ya en el agua otra vez, Fa ha dicho esta mañana, horario nocturno en Nueza Zelanda, que sus plan para el día venidero es: reparar las velas por la mañana, realizar unas cuantas compras por la tarde y zarpar por la noche. Hoy, a las 22:50 UTC (23:50 hora de Barcelona), el Spirit of Hungary cumplirá 48 horas de parada técnica. [Leer más]]]> <![CDATA[ El Cheminées Poujoulat dobla el mítico cabo de Hornos]]> http://www.imoca.org/default.asp?mode=articles&id=1132 Wed, 25 Feb 2015 00:00:00 GMT http://www.imoca.org/default.asp?mode=articles&id=1132 • Bernard Stamm y Jean Le Cam regresan al Atlántico a las 01:00 UTC, tras recorrer el Índico y el Pacífico Sur. El Cheminées Poujoulat ha doblado el cabo de Hornos (67°15 11 O) a las 01:00 UTC (02:00 en Barcelona, 22:00 hora de Chile). El suizo Bernard Stamm y el francés Jean Le Cam culminan así la navegación por el Gran Sur tras rodear la Antártida, y comienzan a remontar el Atlántico para regresar a Barcelona, de donde partieron el 31 de diciembre de 2014. Así, el barco líder de la Barcelona Word Race ha recorrido el Mediterráneo, el Atlántico, el Índico y el Pacífico en 55 días y 13 horas. Han recorrido ya por tanto 16.400millas teóricas y les quedan 6.900 más para finalizar la regata. A su paso por el mítico cabo, la punta más austral del continente americano, el Cheminées Poujoulat navegaba a con un viento del Oeste de 25 nudos, y mar gruesa. A Stamm y Le Cam les esperan todavía condiciones típicas del Gran Sur durante unos días mientras ascienden por el Atlántico. Sin embargo, como explican ellos (¡que pasan por este hito por quinta vez cada uno!), este es uno de los momentos cruciales y más emocionantes de la vuelta al mundo, por su dificultad y porque marca el inicio del final de las duras condiciones del Gran Sur, a las que aún tendrán que hacer frente durante unos seis días. "Hace un mes, más de un mes, cinco semanas, que navegamos con condiciones de viento y ola, y con frío", ha explicado Le Cam. "Ahora giraremos a la izquierda, hacia el norte y hacia temperaturas más clementes, así que en general está bien cuando lo has pasado", ha asegurado el francés. "Tenemos la impresión de haber llegado a un punto de paso importante que nos permite volver a subir", ha dicho por su parte Stamm. "Además, es un paso especial, cargado de historia. Es todo eso a la vez", ha concluido. La Armada de Chile tiene bajo su protección una de las zonas marítimas más extensas del mundo. Como responsable del Cent ro Coordinador de Búsqueda y Salvamento Marítimo (MRCC) en la zona, ha reforzado el dispositivo de seguridad para el pasaje de la flota de la Barcelona World Race por Hornos, uno de los pasos marítimos más peligrosos del planeta, con una patrullera con 24 marinos y seis oficiales, un helicóptero y dos nadadores de rescate. El paso del cabo de Hornos del segundo y tercer clasificados, el Neutrogena de Guillermo Altadill y José Muñoz el GAES Centros Auditivos de Anna Corbella y Gerard Marín, se espera entre el viernes y el sábado. [Leer más]]]> <![CDATA[A ambos lados de la leyenda]]> http://www.imoca.org/default.asp?mode=articles&id=1133 Fri, 27 Feb 2015 00:00:00 GMT http://www.imoca.org/default.asp?mode=articles&id=1133 • Tras doblar el cabo de Hornos, el Cheminées Poujoulat ya remonta el Atlántico y empieza el retorno a Barcelona • Duelo a distancia entre el Neutrogena y el GAES Centros Auditivos • Anna Corbella: “Estamos hartos del Gran Sur, queremos empezar a navegar con condiciones un poco más humanas” • El Spirit of Hungary estará en Nueva Zelanda más tiempo de lo esperado El primer clasificado de la Barcelona World Race, el Cheminées Poujoulat, navega de nuevo en el océano Atlántico y ha ainiciado el regreso a Barcelona tras doblar el cabo de Hornos. Los líderes Bernard Stamm y Jean Le Cam pasaron 14 millas al sur de la roca a las 00:53 UTC, tras 55 días, 12 horas y 53 minutos de regata desde la salida de la vuelta al mundo a dos el pasado 31 de diciembre. Este mediodía ya han pasado el estrecho de Le Maire, entre Tierra de Fuego y la isla de los Estados, y su próxima decisión es por dónde dejar las Malvinas. De momento parece que el viento es mejor al este de las islas (20-25 nudos), y el rumbo del Cheminées Poujoulat indica que esa será su opción. Mientras, el Neutrogena y el GAES Centros Auditivos, que siguen su lucha por el segundo puesto, empiezan a prepararse para uno de los pasos marítimos más peligrosos del planeta. El enfrentamiento entre el segundo y tercer clasificado sigue sie ndo de alta tensión, aunque el Neutrogena ha logrado separarse considerablemente del GAES Centros Auditivos. Guillermo Altadill y José Muñoz aventajan ahora en 115 millas a Anna Corbella y Gerard Marín. Después de varios días de cuerpo a cuerpo, ambos barcos han separado sus rutas, con el Neutrogena más al NE y el GAES Centros Auditivos siguiendo en paralelo a la zona de exclusión de hielo en rumbo SE. El viento favorece ahora al Neutrogena, pero las tornas pueden girarse, según las previsiones. Ganas de Hornos y hartos del Gran Sur La influencia de un anticiclón que desciende por la costa chilena será decisiva en la aproximación de ambos barcos al cabo de Hornos, y en la distancia que guarden entre sí a su regreso al Atlántico. Si la diferencia es poca, podemos asistir a un apasionante duelo táctico hasta Barcelona. Anna Corbella ha explicado: “Creo que hemos ido más rápid o [que el Neutrogena] la mayor parte del tiempo, pero sí que ha habido momentos en que se nos han escapado y hemos sido muy conscientes de ello, porque nosotros hemos reducido la marcha por razones técnicas, ya que en ese momento no podíamos apretar más. No nos sorprende nada, no vemos nada imposible, porque vemos que le podemos mantener la velocidad, así que intentaremos que no se escape mucho para, en el Atlántico, intentar tenerlo relativamente cerca”. “Tenemos muchas ganas de doblar Hornos porque estamos bastante hartos de estar aquí abajo. Es muy bonito y muy emocionante navegar por el Gran Sur, pero ya empezamos a estar bastante cansados, tenemos ganas de ir hacia el Norte y de empezar a navegar con condiciones un poco más humanas que las de aquí abajo”, ha aclarado Corbella. Lucha a tres bandas Tras descender casi a los Cincuenta Rugientes, el Renault Captur ya ha puesto rumbo SSE con intención de dar caza al < i>We Are Water y al One Planet, One Ocean & Pharmaton. Jörg Riechers y Sébastien Audigane quieren recuperar los puestos perdidos durante su parada técnica en Wellington. “Estamos concentrados en bordear la depresión que nos corta el paso. Pasaremos no muy lejos del centro de esta depresión y por detrás de ella el Renault Captur podrá zambullirse, con vientos portantes, en la persecución de los ‘Hermanos del Agua' (We Are Water) y de sus compatriotas del One Planet, One Ocean & Pharmaton”, ha escrito Audigane en un mensaje. Será una bella batalla a tres, con el One Planet, One Ocean & Pharmaton que sigue rindiendo al máximo nivel y acercándose al We Are Water.Aleix Gelabert y Didac Costa han aprovechado su mejor ángulo respecto al viento del anticiclón que les acompaña desde hace días, y que a los hermanos Bruno y Willy Garcia les trae viento s de popa, obligándoles a hacer múltiples trasluchadas. La distancia entre ambos se ha reducido en una semana de más de 600 millas a apenas 160. Parada acertada El Spirit of Hungary amarró ayer a las 22:50 UTC en el puerto de Bluff, en la isla Sur de Nueva Zelanda. Su lista de reparaciones es más larga de lo esperado, al haber descubierto poco antes de amarrar un inadvertido problema con los bulones de la quilla, que se suma al del bloqueador de la vela, ya resuelto. “Estamos bien, pero hay muchos trabajos que hacer”, ha afirmado Fa. “Tuvimos una buena cena y nos relajaremos un poco. Mañana sacaremos el barco del agua y cambiaremos los bulones de la quilla, pero básicamente las cosas van tal como esperábamos”, ha asegurado el húngaro. El neozelandés Conrad Colman está encantado de estar en su país y ve el lado positivo de la parada, que les permitirá retomar la regata con garantías: “Entrar en una t iendecita y contemplar las imágenes y escuchar sonidos familiares... las revistas y las chocolatinas de mi infancia. Es fantástico volver a Nueva Zelanda. Nunca había estado en Bluff, y es curioso tener que navegar media vuelta al mundo para descubrir una nueva parte de mi propio país, pero es genial. Es un pueblo pequeño con gente muy amable [...]. Sería estúpido apresurarse aquí y comprometer la seguridad para ganar sólo unas horas. Tenemos decenas de millas por delante, y cada una de ellas es una oportunidad de aprender.” [Leer más]]]> <![CDATA[El líder de la Barcelona World Race, a punto de doblar Hornos]]> http://www.imoca.org/default.asp?mode=articles&id=1131 Wed, 25 Feb 2015 00:00:00 GMT http://www.imoca.org/default.asp?mode=articles&id=1131 • A bordo del Cheminées Poujoulat, los experimentados Bernard Stamm y Jean Le Cam se enfrentan a uno de los pasos marítimos más peligrosos del planeta • Se mantiene la tensión en la lucha por el segundo puesto entre el Neutrogena y el GAES Centros Auditivos, que podrían llegar a Hornos entre el sábado y el domingo • Sustos a bordo del We Are Water: el barco traslucha solo con Willy Garcia colgado en lo alto del mástil y colisiona con un objeto flotante no identificado que daña una pala del timón • El neozelandés Conrad Colman, a unas horas de pisar su tierra natal para la parada técnica del Spirit of Hungary El líder de la Barcelona World Race, el Cheminées Poujoulat, doblará el cabo de Hornos previsiblemente esta noche, pasada la medianoche (hora de Barcelona). Al pasar el tercero de los tres grandes cabos de la vuelta al mundo a dos, el suizo Bernard Stamm y el francés Jean Le Cam abandonarán el inmenso océano Pacífico e iniciarán el retorno hacia Barcelona, con la remontada por el Atlántico que les deberá llevar al estrecho de Gibraltar. La historia cuenta que en 1788 la fragata HMS Bounty de la Armada Británica recorrió sólo 85 millas en 31 días mientras intentaba doblar la punta más austral del continente americano. Exactamente 31 días son los que van a tardar Bernard Stamm y Jean Le Cam en recorrer el Gran Sur, el océano Índico y el Pacífico juntos, desde la longitud de cabo de Buena Esperanza (Sudáfrica) hasta el más peligroso de todos los pasos marítimos del planeta. El Cheminées Poujoulat navega con vientos de 20-25 nudos del SO y se encuentra ya a menos de 150 millas náuticas de la longitud del cabo chileno. Y parece que el tiempo será benévolo con los líderes de la Barcelona World Race. Es un alivio para los dos navegantes, que en anteriores experiencias han tenido problemas en estas aguas, situadas en la latitud 56º S. Jean Le Cam ha pasado cuatro veces por Hornos, y en una de ellas volcó y tuvo que ser rescatado por un rival, Vincent Riou. También es el quinto paso de Hornos para Bernard Stamm, que en su primera experiencia rompió la quilla del barco justo delante. “Vamos a festejar el paso por Hornos un poco como hicimos con Nochevieja. Porque pasemos por Hornos no vamos a dejar de hacer caminar el barco, porque es aquí donde tenemos más trabajo”, ha advertido Stamm, a lo que Le Cam ha añadido: “Hay grandes olas y puede que el viento aumente por efecto de la costa. Todo depende de las condiciones. Antes había muchos barcos a los que el paso les costaba mucho porque no podían subir de ceñida”. Los skippers del Cheminées Poujoulat no se sienten tentados de hacer una parada técnica al pasar tan cerca de tierra: “No merece la pena, y no es necesario. Bernard y yo conseguimos ir arreglando todas las cosas que no funcionan bien. No podemos llamar al electricista, al fontanero… lo hacemos todo nosotros. Y, además, Bernard sube muy bien al mástil”. El Neutrogena, el más rápido A unos cuatro días de alcanzar Hornos, el Neutrogena y el GAES Centros Auditivos siguen navegando a un ritmo muy alto, separados por sólo 50 millas. Los dos barcos han recorrido casi 400 millas en las últimas 24 horas y mantienen un rumbo parejo en dirección Este. Guillermo Altadill y José Muñoz han sido los más rápidos durante la mañana, con una media de 17,4 nudos, frente a los 15,3 nudos de Anna Corbella y Gerard Marín, que cuentan con algo menos de viento. En cuarta posición, el We Are Water sigue su afanoso camino en zig-zag, trasluchando cada seis-siete horas para poder aprovechar los vientos del Oeste que le empujan por detrás. “Llevamos las últimas 1.200 millas trasluchando, y cada trasluchada supone media hora de esfuerzo, tanto de día como de noche, por lo que corta un poco el ritmo de descanso”, ha explicado Willy Garcia esta mañana en videoconferencia. Los barceloneses empiezan a mirar por el espejo retrovisor, ya que el One Planet, One Ocean & Pharmaton se les ha acercado ya a 215 millas, cuando hace una semana la ventaja era de 692. Aleix Gelabert y Didac Costa se benefician de vientos del NO de unos 20 nudos de intensidad que les permiten mantener una ruta más directa hacia el Este, lo que ha sido clave en la recuperación que han protagonizado estos últimos días. Trasluchada desde la platea Además, Bruno y Willy Garcia han tenido que afrontar algún que otro contratiempo en las últimas horas: “Hemos golpeado con un objeto flotante que dañó una de las palas del timón, que hemos tenido que reparar”, ha relatado Willy. Otro susto para el We Are Water se produjo durante una subida al mástil de rutina: “Era una visita de revisión, pero cuando estaba arriba el piloto automático nos hizo una jugada, trasluchó solo y nos fuimos de abatida con todo lo que conlleva, el barco atravesado… Yo lo presencié muy bien desde la platea del barco, desde arriba, mientras el pobre Bruno tuvo que hacer de hombre orquestra. Fue un pequeño susto y una clase de gimnasio gratis para Bruno”. A bordo del One Planet, One Ocean & Pharmaton, Aleix Gelabert y Didac Costa están concentrados en la persecución del We Are Water, aunque ahora también miran por su popa. “Ahora tenemos un nuevo perseguidor, el Renault Captur, que desgraciadamente tuvo que parar en Nueva Zelanda -ha escrito Didac en un correo electrónico-. Supongo que tarde o temprano nos alcanzará y nos pasará, pero a pesar de esto, preferimos navegar y competir con barcos cerca, puesto que la estrategia y el día a día se viven con mayor intensidad. ¡Nos alegramos de su vuelta!”. En su vuelta a la competición -ayer por la mañana-, Jörg Riechers y Sébastien Audigane han navegado durante la mañana a unos 14 nudos de velocidad, mientras se dirigen al Sur para coger vientos portantes, bordeando una depresión. “Es una buena oportunidad para acercarnos al We Are Water, que está muy hacia el sur y se verá ralentizado por este sistema”, ha escrito en un mensaje Audigane, contento con el rendimiento del barco con el nuevo timón. “Nuestro objetivo, ahora, es recuperar la cuarta posición. Todavía queda mucha ruta por delante y lo deberíamos poder hacer”, ha añadido el francés. A u nas horas de Nueva Zelanda Por último, a bordo del Spirit of Hungary Nandor Fa y Conrad Colman continúan su camino hacia Bluff, el puerto de Invercargill, adonde llegarán sobre las 19:00 horas UTC (las 20:00 en Barcelona). “Soplan 44 nudos en el paso de un pequeño frente frío -ha informado el joven neozelandés, a punto de pisar su tierra natal-. La visibilidad es casi nula gracias a la lluvia ¡y se supone que es verano en el hemisferio Sur! A pesar de la fría bienvenida, estamos excitados por llegar a Bluff y empezar nuestra parada técnica”. En tierra, les esperan familiares y amigos de Conrad con todo lo necesario para dejar el barco en perfecto estado: recambios para solucionar el bloqueo de la vela mayor y para las velas, y electrónica y componentes para la quilla. Su objetivo es volver a zarpar en 24 horas, el tiempo mínimo de parada que marca el reglamento. Este tiempo le irá muy bien a Nandor Fa par a recuperarse después del corte en la cabeza que sufrió en una de las subidas al mástil, y que su compañero tuvo que suturarle. [Leer más]]]> <![CDATA[Máxima tensión en toda la flota]]> http://www.imoca.org/default.asp?mode=articles&id=1130 Tue, 24 Feb 2015 00:00:00 GMT http://www.imoca.org/default.asp?mode=articles&id=1130 • Bernard Stamm y Jean Le Cam, a 500 millas del mítico cabo de Hornos • El Neutrogena acelera y empieza a separarse del GAES Centros Auditivos • Extenuante ritmo de trasluchadas del We Are Water, que empieza a sentir la presión del One Planet,One Ocean & Pharmaton • Tras reparar en Wellington, el Renault Captur se reincorpora a la regata para intentar la remontada • El Spirit of Hungary, a todo gas hacia Invercargill No existe ningún equipo de la flota que pueda relajarse hoy en la Barcelona World Race. Desde el primero hasta el séptimo, todos tienen un motivo de tensión. Para Bernard Stamm y Jean Le Cam, líderes a bordo del Cheminées Poujulat, se acerca un momento cumbre, el paso del legendario y siempre desafiante cabo de Hornos. El dúo franco suizo se encuentra a 500 millas de este hito, avanzando a buen ritmo merced a la compañía de una sitema meteorológico con buen viento del sur, lo que les dará buena velocidad para rodear el cabo previsiblemente el 24 por la tarde. En segunda y tercera posición sigue el pulso entre el Neutrogena de Guillermo Altadill y José Muñoz y el GAES Centros Auditivos de Anna Corbella y Gerard Marín. Logrando ser el barco más rápido en las últimas 24 horas, muy por encima del resto (446,2 millas recorridas, a una media de 18,4 nudos), el Neutrogena ha tomado cierta distancia resp ecto a su rival. De las 12 millas de distancia entre ellos de ayer, han pasado a 63 hoy, según el parte de posiciones de las 14:00 UTC (15:00 en Barcelona). El viento del NO que está acompañando a estos barcos está beneficiando especialmente a Altadill y Muñoz, que podrían aumentar su ventaja. Sin embargo, el acercamiento a Hornos no se prevé fácil para el segundo y tercer clasificados, ya que un anticiclón se acerca por el Norte. No obstante, la expectación por este momento crucial aumenta, sobre todo para el chileno José Muñoz conforme se aproxima a su país. “Estamos muy cerca de mi país y estoy muy contento”, ha reconocido un animado Muñoz esta mañana. “Ahora estamos esperando poder pasar por el mítico cabo de Hornos, el cabo más austral e inhóspito que hay”. Siendo chileno, Muñoz sabe bien de la dificultad de cruzar el cabo de Hornos: “Estamos viviendo algo mítico, no es algo que se pueda pasar tantas veces como uno quiera. Obviamente algunas veces lo he intentado cruzar pero no ha sido posible por las circunstancias meteorológicas que tiene este cabo, bastante adverso. La primera vez tuve el placer de pasarlo con un Class 40, con mi compañero Felipe Cubillos que lamentablemente ya no está con nosotros. Fue algo grandioso, muy emocionante. Aparte, la Armada Chilena nos estuvo apoyando, nos estuvo cuidando y, además, parte de nuestros amigos nos vino a recibir en el cabo y vernos pasar. Fue bastante emocionante y para un navegante es algo único”. El centro de las tensiones La tensión va en aumento sobre todo en el centro de la flota, con el We Are Water viendo cómo el One Planet, One Ocean & Pharmaton le ha recortado 84 millas en 24 horas. Los hermanos Bruno y Willy Garcia han trabajado duro para evitar perder aún más ventaja. Han trasluchado siete veces en 48 horas para conseguir buenos ángulos al tener viento de popa. Con un mejor ángulo, Aleix Gelabert y Didac Costa han podido avanzar a buen ritmo en línea recta. Ambos equipos empezarán pronto a sentir la presión de un rival que vuelve dispuesto a recuperar su lugar, el Renault Captur. Jörg Riechers y Sébastien Audigane han abandonado Wellington esta mañana tras reparar su pala del timón de estribor, y emprenden la persecución. La parada les ha servido para revisar el barco a fondo y reparar además el génova J2. ¿Serán capaces de recuperar las 600 millas que les separan de Gelabert y Costa? Más aún, ¿lograrán volver al cuarto puesto? De momento la distancia podría acrecentarse, ya que antes de poner rumbo este, deben ganar sur, pero el dúo germano francés, con el barco a punto y tras unas horas de descanso, una ducha y buena comida, vuelve dispuesto a todo. “Es malo perder puestos, no nos gusta, pero ¿qué le vamos a hacer? Intentamos volver a la regata, hacerlo lo mejor posible para recuperar los sitios que hemos perdido. Hemos perdido 2.000 millas”, ha explicado Riechers en videoconferencia. Nueva Zelanda espera a uno de los suyos Unas 400 millas separan al Spirit of Hungary de Invercargill, donde Nandor Fa y Conrad Colman han decidido parar para reparar la avería que les impide izar y arriar la mayor con normalidad. Parece que Nueva Zelanda abre sus puertas al regreso de Colman a casa, y que le envíe buen viento del NNE para que pueda comenzar su pit-stop cuanto antes y retomar la regata. El dúo húngaro neozelandés podría llegar a puerto mañana por la tarde. [Leer más]]]> <![CDATA[El Spirit of Hungary pone rumbo a Nueva Zelanda mientras el Renault Captur vuelve a la regata]]> http://www.imoca.org/default.asp?mode=articles&id=1129 Mon, 23 Feb 2015 00:00:00 GMT http://www.imoca.org/default.asp?mode=articles&id=1129 Mientras el Renault Captur vuelve a navegar tras su parada técnica en Wellington, el Spirit of Hungary se dirige a Invercargill, en la isla Sur de Nueva Zelanda, para reparar el tope del mástil averiado, que les impide subir y bajar la mayor, o tomar rizos. Durante la jornada de ayer Nandor Fa y Conrad Colman subieron entre los dos al menos cuatro veces a lo alto del palo, pero no pudieron desbloquear la vela mayor y al final se decantaron por la parada técnica en la ciudad más meridional de Nueva Zelanda, donde mañana les esperan amigos y familiares de Conrad. El Spirit of Hungary marcha en séptima posición de la Barcelona World Race, la vuelta al mundo a dos. Con su parada técnica pierden la oportunidad de superar al Renault Captur, que ha dejado el puerto de Wellington esta mañana a las 5:00 horas UTC (las 6:00 en Barcelona). A primera hora de la mañana Nandor Fa y Conrad Colman se encontraban a 550 millas náuticas de Invercargill. Esperan llegar mañana, martes 24 de febrero, a media tarde. El dúo húngaro neozelandés tienen vientos favorables hasta puerto, un SO de unos 25 nudos, aunque para las últimas 50 millas probablemente les rolará a N. Fa y Colman han luchado los últimos dos días contra esta avería, que les ha bloqueado la vela mayor, y que ya les dio problemas hace unas semanas. Han intentado reparar la pieza y sustituirla, para poder subir o bajar la vela normalmente, subiendo al mástil al menos cuatro veces entre los dos, sin bajar el ritmo mientras el barco navegaba co n fuertes vientos y ola formada. Si las previsiones de los dos navegantes se cumplen, no estarían en puerto más de las 24 horas mínimas con que se penaliza la parada técnica. De ser así, se reincorporarían a la regata no muy lejos del Renault Captur, que acaba de dejar Wellington tras una parada de 30 horas para reparar la pala del timón de estribor, dañada probablemente como consecuencia del impacto contra un objeto flotante no identificado. Jörg Riechers y Sébastien Audigane pusieron rumbo a Nueva Zelanda cuando marchaban clasificados en cuarta posición, luchando por la segunda plaza con el GAES Centros Auditivos y el Neutrogena. En videoconferencia esta mañana, Riechers ha señalado que las reparaciones han ido bien: “Todo va bien ahora, estamos listos para regatear de nuevo. Hemos perdido 2.000 millas y dos puestos, pero no podemos hacer nada respecto a eso”. [Leer más]]]> <![CDATA[Lucha abierta por el segundo puesto]]> http://www.imoca.org/default.asp?mode=articles&id=1128 Sun, 15 Feb 2015 00:00:00 GMT http://www.imoca.org/default.asp?mode=articles&id=1128 La emoción al frente de la flota de la Barcelona World Race, tras el regreso a la competición del Neutrogena, está servida. Escapado en primera posición, el Cheminées Poujulat, esta navegando justo al sur de una baja presión subtropical, que se está desplazando hacia el SE, así que el viento va a aumentar para Bernard Stamm y Jean Le Cam, con un SE de unos 35 a 40 nudos. El estado de la mar va a ser cada vez más duro para ellos, con olas de más de cinco metros. La noche, por lo tanto, se presenta complicada para el líder de la Barcelona World Race. En la lucha por la segunda plaza, una alta presión al sur de Nueva Zelanda afecta al Neutrogena, al GAES Centros Auditivos, y al Renault Captur de maneras diferentes. Intentando escapar de su centro para acelerar y defender su segunda posición, Guillermo Altadill y José Muñoz llevan el Neutrogena con rumbo SSE, y hacen medias menores de cinco nudos. Sin embargo, el exterior de la alta presión está llevando viento del NO de entre 20 y 25 nudos al GAES Centros Auditivos y al Renault Captur, que les permiten navegar hacia el Este en buenas condiciones. La lucha, por lo tanto, sigue abierta. La esperanza del Neutrogena es el role del viento al Oeste que le permite ir al Sur en busca de más viento. ¿Encontrará ben viento antes de ser adelantado? ¿Cuál será la distancia frente a sus rivales? Estar en la batalla pone de buen humor a Jörg Riechers y Sébastien Audigane, cuartos a bordo del Renault Captur: "Creo que se ha puesto interesante porque la lucha por el segundo puesto es cosa de tres ahora, desafortunadamente para el Neutrogena. Añade un momento interesante a esta regata. Así que tenemos ganas de una buena batalla por el segundo puesto hasta el final en Barcelona. Pero creo que Guillermo (Altadill) tiene un barco rápido", ha comentado Riechers esta mañana.  El alemán se ha mostrado feliz por estar en el Pacífico: "Da la sensación de que estamos en la recta final del Gran Sur , así que estamos contentos de estar en el Pacífico y de haber dejado atrás el Índico atrás. [...] No nos sentimos solos. ¿Cómo vas a sentirte solo con internet y teléfono? Y es divertido lo que pasa con la zona de exclusión, que siempre tienes la sensación de no estar realmente navegando en mar abierto y parece coomo si estuvieras cerca de costa. Parece algo real." Una oportunidad Su compañero Sébastien Audigane ha coincidido en que es una pena para el Neutrogena haber tenido que parar: "Estaban haciendo una buena regata hasta ahora. Pero esto prueba que cualquiera puede tener problemas técnicos en un momento u otro. En cuanto a la regata, esto nos viene bien, evidentemente, al tener un competidor más cerca del GAES Centros Auditivos, que no está tampoco demasiado lejos. Es una oportunidad para acercarnos aún más al podium". Audigane y Riechers coinciden que la velocidad se impone a la estrategia en estos momentos. Para el francés, lo importante ahora es cuidar del barco: "La preocupación principal es prestar atención al barco. Llevamos 46 días de regata y no queda mucho para llegar a la mitad. Nadie está libre de tener un problema técnico, con pequeñaas averías a diestro y siniestro. Por lo tanto, hay que prestar atención". Borrascas propicias En quinta posición, el We Are Water está lidiando con una borrasca justo al SE de Tasmania, que está poniendo en condiciones un poco difíciles a los hermanos Bruno y Willy Garcia. Pero este sistema se está moviendo al SE más rápido que ellos y les deja buen viento de 25 nudos de popa para navegar a lo largo de la zona de exclusión antártica al sur de Australia. El One Planet, One Ocean & Pharmaton y el Spirit of Hungary están bajo la inflencia de una borrasca que les trae vientos de componente oeste de entre 20 y 25 nudos, y un estado de la mar muy favorable. Aleix Gelabert y Didac Costa están a punto de pasar la longitud del cabo Leeuwin con el One Planet, One Ocean & Pharmaton. El dúo catalán cruzará así el segundo de los tres grandes cabos (Buena Esperanza, Leeuwin y Hornos) de la vuelta al mundo. Por eso, el ánimo a bordo es muy positivo. "Todo va muy bien" ha afirmado Gelabert esta mañana. "Ahora tenemos de 18 a 20 nudos del Oeste. Hace solecito, así que es la primera vez que vemos una puesta de sol en las últimas semanas. Estamos muy contentos y confiamos mucho en el barco". Para su compañero Didac Costa, lo importante a estas alturas de regata es haber logrado conservar el barco en buen estado: "No hemos tenido ningún problema importante y creo que estamos llevando bastante bien y más o menos como lo teníamos planeado". Ambos están viviendo su primera experiencia en el Gran Sur y han pasado condiciones realmente duras con viento espectacular, casi volando literalmente sobre las olas: "Es una sensación bastante intensa… El barco acelera mucho y ves que corre, corre, corre… e intentas que no se rompa nada y que vaya rápido, así que es una sensación bastante intensa. Tanto si estás durmiendo, estas comiendo o si lo estás llevando siempre va rápido y es bastante emocionante", ha explicado Costa. "Llevar un IMOCA a 20 nudos en estas condiciones es un placer, una gran sensación surfeando las olas en el Gran Sur", ha dicho por su parte Gelabert.[Leer más]]]> <![CDATA[ Atentos a la recuperación del Neutrogena]]> http://www.imoca.org/default.asp?mode=articles&id=1127 Sat, 14 Feb 2015 00:00:00 GMT http://www.imoca.org/default.asp?mode=articles&id=1127 Tras haber zarpado de Nueva Zelanda y con el el barco al 100%, Guillermo Altadill y José Muñoz descienden hacia el sur ansiosos por alcanzar el primer frente El Cheminées Poujoulat se ve frenado en su cabalgada por el Pacífico El GAES Centros Auditivos y el Renault Captur prosiguen su duelo, al límite de la zona de exclusión, atentos a la evolución del Neutrogena Hoy, a las 6:30 hora española, el Neutrogena ha vuelto a la regata saliendo de la rada del puerto de Bluff, en el extremo sur de Nueva Zelanda. Guillermo Atadill y José Muñoz han puesto inmediatamente rumbo al sur con la intención de atrapar lo mas rápidamente posible el primer frente que pueda impulsarlos hacia el este. Esto ocurrirá probablemente dentro de unas horas. Guillermo lo explicada así esta mañana: “Nuestro objetivo es ir lo más rápido posible, ganar sur, luego coger el frente que vendrá dentro de 14 – 16 horas para ir rápidos hacia el este”.  Psicológicamente éste es un momento importante para la tripulación del Neutrogena; su posición relativa respecto al Cheminées Poujoulat, el líder que tiene por delante, y el GAES Centros Auditivos, que le persigue por detrás, será determinante cuando consigan poner rumbo al este. La posición de Guillermo al respecto es tajante: “Nuestra est rategia es seguir la meteorología día a día, no preocuparse de los de delante ni de los de atrás… no miro las clasificaciones, tiro los correos con las posiciones y hasta dentro de una semana, cuando ya estemos más en regata y más a lo nuestro, entonces las miraré… no me voy a condicionar en atrapar a los de adelante, es absurdo, aún quedan muchas millas y mucha regata” En el parte de posiciones de las 15:00 hora española - que habrá acabado en la papelera del ordenador del Neutrogena - el Cheminées Poujoulat se encontraba a 936.2 millas teóricas por delante, y el GAES Centros Auditivos a 331 por detrás. Todo va a depender del mencionado frente y de cómo van a evolucionar sus competidores. Al Cheminées Poujoulat de Bernard Stamm y Jean Le Cam le esperan dos o tres días de vientos inestables y de proa; mientras que el GAES Centros Auditivos seguirá con los vientos favorables del oeste, si logra no ser a trapado por el anticiclón que tiene al norte. Es probable que el Neutrogena y el  GAES Centros Auditivos estén en la misma longitud el lunes por la mañana (es muy interesante seguirlo en el tracking). Entonces se verá realmente, también en función de lo que haya avanzado el Chemoinées Poujoulat, cuál es la situación del equipo hispano chileno en referencia a sus expectativas en la clasificación.  A favor de Guillermo y José está la puesta a punto de su barco y el indudable beneficio de haber podido descansar unas horas. “Nos ha ido bien en este sentido – ha afirmado Guillermo - Ayer cenamos bien, hemos desayunado, ayer dormimos, nos hemos duchado.. hacía 40 días que no tomábamos una ducha de agua caliente, y hemos dormido bastantes horas seguidas, bueno bastantes… quizá en un día hemos dormido más que en 10 días .. Nos ha ido bien para cargar las pilas y volver a tener energía para apretar el acelerador”. Pegados, muy pegados a la línea de exclusión Su perseguidor, el GAES Centros Auditivos tiene también que pensar en que es perseguido feroz e implacablemente por el Renault Captur. El mismo anticiclón que ahora afecta al Neutrogena está sobre las cabezas de Anna Corbella y Gerard Marín quienes navegan pegados a la zona de exclusión en su intento de evitar que las altas presiones les corten el buen flujo de vientos del oeste en el que llevan navegando más de cuatro días. Este mismo viento les ha permitido ser, durante la noche y buena parte de la mañana, los más rápidos de la flota con más de 15 nudos de promedio. Pero a mediodía, el Reanult Captur parecía beneficiarse de su mejor posición más al oeste del centro del anticiclón, y Jörg Riechers y Séb Audigane han alcanzado unos más que prometedores 17,6 nudos desde las 13:30 a las 14:00 UTC, y se han mantenido a unas 312 millas del barco español. También tendrán que gestionar las altas presiones en enterno conflicto con la línea prohibida de la zona que les protege de los hielos. 921 millas por la popa del Renault Captur, la situación es muy distinta en el sistema meteorológico en el que se encuentra el We Are Water. Bruno y Willy García negociarán la potente borrasca  que tienen al norte, trasluchando pegados a lo largo de la línea de exclusión; pues los hermanos han llegado esta mañana al “tobogán australiano” que les permite ganar sudeste y huir así del peor sector de la perturbación. “Estamos en una situación muy peculiar – ha afirmado esta mañana Bruno García -, negociando una depresión que se está formando encima nuestro y hemos escogido la opción sur, la opción no más rápida pero sí la más segura”. Eso sí, la mar cruzada castigará durante varias horas al We Are Water antes de que llegue mañana a aguas más tranquilas. Los vientos portantes del oeste han seguido beneficiando al One Planet, One Ocean & Pharmaton y al Spirit of Hungary. Aunque separados por unas 700 millas, ambos comparten prácticamente el mismo sistema meteorológico y han promediado más de 13 nudos esta mañana. Aleix Gelabert y Didac Costa se encontraban a las 15:00  hora española a menos de 400 millas de doblar el cabo Leeuwin, otro hito para la carrera de los catalanes que están haciendo la regata que tenían planeada. Nandor Fa y Conrad Colman tienen también motivos de satisfacción por estar poniendo cada día un poco más a punto su barco, como lo prueba el hecho que sus promedios de velocidad son cada vez más parejos a los de sus competidores a iguales condiciones de viento.[Leer más]]]> <![CDATA[Anna Corbella: "En el Gran Sur el cambio climático es un hecho"]]> http://www.imoca.org/default.asp?mode=articles&id=1126 Fri, 13 Feb 2015 00:00:00 GMT http://www.imoca.org/default.asp?mode=articles&id=1126 Franck Marcier, especialista en detección de hielos de la empresa CLS: “Solo las regatas de vuelta al mundo realizan estudios de detección de hielo” Marcel Van Triest: “La zona de exclusión funciona” El relativo calor en el Gran Sur, preocupación de los navegantes El Neutrogena ha iniciado esta mañana, a las 05:22 UTC, su parón de 24 horas en puerto para reparar el generador eléctrico Toda la flota de la Barcelona World Race navega entre el océano Índico y el Pacífico, entre las latitudes 43 y 51ºS, pero el frío parece no ser el mismo que antaño. Por eso, una de las principales preocupaciones de los navegantes es el cambio climático. Debido a este fenómeno en el Gran Sur hay más hielo flotante, que se desprende de la banquisa antártica. De ahí que las regatas de vuelta al mundo hayan iniciado los estudios sobre la detección de los icebergs y sus patrones de circulación, lo que ayuda a entender la evolución del cambio climático. En rueda de prensa esta mañana, el experimentado regatista y meteorólogo Marcel Van Triest ha declarado: “Como causa del cambio climático hay, ahora mismo, piezas de hielo más largas flotando en el océano porque hace más calor y los hielos de la Antártida se están derritiendo y rompiendo”. Un buen ejemplo de las palabras de Van Triest lo encontramos en la placa de hielo que fue localizada po r la empresa CLS al norte de la isla Crozet, muy cerca de la zona de exclusión antártica de la regata. Además, hace unos días el One Planet, One Ocean & Pharmaton navegaba a 70 millas náuticas de 3-4 icebergs. Tras recibir la alerta por parte de Dirección de Regata acerca del peligro por growlers, Aleix Gelabert y Didac Costa decidieron modificar su rumbo e ir más al norte para evitar problemas. Con cinco vueltas al mundo a sus espaldas, Marcel Van Triest ha sido uno de los impulsores de la zona de exclusión antártica que por primera vez en la historia marca, a los regatistas oceánicos, la zona peligrosa por la que no navegar substituyendo a las puertas de hielo. “En mi primera vuelta al mundo no había límites de hielo; fuimos hasta las latitudes 60 y 61ºS –ha explicado en navegante holandés-. Hoy en día, la tecnología para detectar el hielo existe, así que podemos controlarlo y lo que no podemos hacer e s enviar a gente tan al sur. Por eso estoy feliz con la zona de exclusión. Ahora pueden navegar más cerca de donde sabemos que hay hielo, como sucedió con los icebergs que detectamos al norte de la islas Crozet. El límite, además, está más al sur que con las puertas de hielo; allí abajo hay más viento y la ruta es más corta”. Esta mañana, en videoconferencia, Anna Corbella (GAES Centros Auditivos) y Jean Le Cam (Cheminées Poujoulat) han aprovechado para hablar sobre la zona de exclusión: “De momento no hemos visto ningún iceber, la sensación es de seguridad. La gente que se encarga de esto sabe lo que hace y a mi me dan mucha confianza”, ha dicho Corbella. Por su parte, Le Cam también se ha mostrado satisfecho con esta novedad: “Me gusta la solución que ha escogido la Barcelona World Race de poner una barrera. Así, sabemos exactamente dónde estamos y con qué jugamos. Es mucho más concreto. Creo también que, para los seguidores de la regata, es mucho más realista. No es una línea con dos puntos de los que tienes que tocar uno. Es una zona donde no puedes ir. Lo que es simple funciona”. El especialista en detección de hielos, Franck Mercier, de la empresa francesa CLS, ha querido hoy resaltar la importancia de las regatas de vuelta al mundo en el estudio del cambio climático. “Regatas como la Barcelona World Race ayudan a entender cómo funciona el cambio climático. Los estudios de detección de hielo son muy caros, nadie los realiza, a excepción de las regatas de vuelta al mundo, por sus elevados costes aunque es muy interesante desde el punto de vista de entender el cambio climático”, ha explicado Mercier a lo que Van Triest ha añadido: “Las regatas oceánicas son las que detectan el 90% de los hielos, un trabajo que se hace desde hace 15 años”. La temperatura en el Gran Sur En el marco del proyecto científico de la Comis ión Oceanográfica Intergubernamental de la UNESCO, los barcos de la flota de la Barcelona World Race lanzaron al mar ocho boyas Argo que están dando recogiendo información sobre la temperatura del mar. La boya lanzada por el Neutrogena está ahora en los 44ºS y marca una temperatura de 12º en superficie del mar; la del Cheminées Poujoulat, en 43ºS, marca 17º centígrados. Los skippers, además, están sufriendo condiciones de calor inusuales en el Gran Sur. El Renault Captur navegaba hace unos días en pantalón corto y camiseta bajo el sol. Situación parecida a la que ha descrito hoy Anna Corbella, a bordo del GAES Centros Auditivos: “Estamos en el 50ºS y ha amanecido el día con un sol espatarrante, no hemos visto una sola nube en todo el día y estamos bajo el sol que la verdad calienta muchísimo. Podemos constatar que el cambio climático sí que existe” Pero por la noche sigue haciendo mucho frío, las temper aturas son de 6 grados y el viento de 25 nudos con lo que la sensación térmica baja hasta los cero grados. Y si vas todo el tiempo mojado, hace mucho frío. Por eso Aleix Gelabert nos muestra (en la foto de portada) todas las capas de ropa que necesita para combatir el frío. Cuarenta y cuatro días de regata En cuanto a la situación de la flota de la Barcelona World Race, el Cheminées Poujoulat navega en primera posición a escasos 12 nudos de media luchando contra una alta presión que le reporta poco viento. Aún así, Benard Stamm y Jean Le Cam mantiene una ventaja de 1453 millas sobre el GAES Centros Auditivos que podría alcanzar la segunda plaza después de la parada técnica del Neutrogena. “Mañana, aprovecharemos el buen tiempo para hacer un chequeo general. El Neutrogena volverá a partir, es verdad que tenemos un pequeño colchón de ventaja, es bastante cómodo”, ha dicho esta mañana J ean Le Cam. Por su parte, Anna Corbella se ha mostrado conservadora ante la posibilidad de quedar por delante del Neutrogena en los próximos días: “Apretar más no se si vamos a poder porque ya llega un punto que haces todo lo que puedes y es lo que da el barco y nosotros de si. El hecho de que el Neutrogena pare va a hacer que nos acerquemos mucho más y tengamos opción a esta segunda posición que tampoco va a ser fácil. Ya veremos cuando salga de Nueza Zelanda qué pasa y suponemos que va a salir delante nuestro igualmente, y coger a Guillermo, que saldrá al 100% va a ser difícil, pero bueno vamos a intentarlo. En cuarta posición, el Renault Captur ha navegado ligeramente más rápido que el GAES Centros Auditivos (15,9 y 15,6 nudos respectivamente) en las últimas 24 horas aunque aún queda a 276 millas de su popa. Buen viento y buenas condiciones son las que han acompañado durante el día de hoy al We Are Water , el One Planet One Ocean & Pharmaton y el Spirit of Hungary. Este último, el barco de Nandor Fa y Conrad Colman ha sido el más rápido de la flota entre el parte de ayer y el de hoy de las 14:00 UTC promediando 16,3 nudos con 391,3 millas recorridas.[Leer más]]]> <![CDATA[Miércoles, jueves, viernes... ¿jueves?]]> http://www.imoca.org/default.asp?mode=articles&id=1125 Thu, 12 Feb 2015 00:00:00 GMT http://www.imoca.org/default.asp?mode=articles&id=1125 El Cheminées Poujoulat llega al meridiano 180ºE, la línea internacional de cambio de fecha El Neutrogena se aproxima a buen ritmo a Invercargill donde le espera un equipo técnico para realizar sus reparaciones El We Are Water, a punto de pasar la longitud del Cabo Leeuwin Aleix Gelabert y Didac Costa viven su primera gran tormenta a bordo del One Planet, One ocean & Pharmaton Bernard Stamm y Jean Le Cam, líderes de la Barcelona World Race a bordo del Cheminées Poujoulat ya han pasado otro hito importante de la regata, el meridiano 180º E, es decir, la línea internacional de cambio de fecha. Cruzaron a las 14:15 UTC (15:15 hora de Barcelona). Así, en ese momento pasaron del horario UTC/GMT+12, donde ya eran las 02:15 del viernes 13 de febrero, a UTC/GMT-12, donde era la misma hora, pero del jueves 12.  El liderazgo del dúo suizo francés se afianza no sólo por la anunciada parada técnica del Neutrogena, sino por el ritmo vertiginoso que está marcando. Impulsados por unas borrasca con condiciones ideales de viento y mar, en los últimos días apenas han bajado de las 470 millas en 24 horas, y ayer superaron los 20 nudos de media, recorriendo 482,48 millas en un día.  Ningún otro barco está siendo capaz de seguirles el ritmo de momento. El único que lo hacía hasta ahora era el Neutrogena, que va a hacer una parada técnica para reparar su generador en Invercargill, al sur de Nueva Zelanda. Guillermo Altadill y José Muñoz navegan en el mismo sistema meteorológico que los líderes, y han tenido rachas de hasta 50 nudos. Ya están a unas doscientas millas de puerto. Allí les espera ya parte de su equipo técnico. Las reparaciones durante la parada obligatoria de 24 horas (mínimo marcado por el reglamento si se decide parar) se prevén rápidas, con todas las piezas necesarias ya listas, y sin una larga lista de trabajos extra. Aparte del problema de carga de baterías para la electrónica, el equipo asegura que el barco está en buen estado. A la caza del segundo puesto Este desvío necesario del segundo clasificado está siendo bien aprovechado por sus perseguidores para intentar darle caza antes de que reinicie la competición. El GAES Centros Auditivos y el Renault Captur navegan en el mismo sistema meteorológi co, con buen viento del NO de entre 20 y 25 nudos, promediando casi 17 nudos en las últimas 24 horas.  Sin embargo, la vida no ha sido fácil estos días para Jörg Riechers y Sébastien Audigane. El francés ha explicado esta mañana las difíciles condiciones de los últimos días a bordo del Renault Captur, incluyendo reparaciones: “Ayer tuvimos un problema con una vela y nos hemos visto obligados a bajarla, enrollarla y repararla. Tenemos buenos materiales a bordo, parches de kevlar autoadhesivos, que hemos pegado directamente sobre la vela con Sikaflex. Lo hemos secado encendiendo el motor durante una hora. Y después hemos vuelto a subir la vela. Hoy tenemos viento del NO bastante fuerte, entre 25 y 35 nudos y mar muy, muy formada. El barco Renault Captur va súper rápido, entre 16 y 23 nudos. Nuestro mayor problema es la dificultad que encontramos con el mar cruzado”.  Por detrás de ellos, en quinta posición Br uno y Willly García están a punto de cruzar el segundo de los tres grandes cabos de la vuelta al mundo, Leeuwin, y comenzar a navegar al sur de Australia. Es un nuevo hito para los hermanos en su primera circunnavegación, que están saboreando con mucho oficio y sentido del humor. En un email de a bordo, Willy ha explicado cómo ha perdido una luz frontal cuando el barco ha escorado repentinamente mientras estaba poniendo un rizo en la mayor: “...la vela flamea y uno de los pliegues me arranca el frontal de la cabeza y se cae al agua. Jolines, ver como la luz se alejaba a aquella velocidad en medio del agua oscura, me produjo una sensación como de vértigo. Te quedas pensando...'gluuuups, no querría ser yo'. En fin, sólo fue un frontal... ¡¡pero le acababa de cambiar las pilas!!” El barco volador  Aleix Gelabert y Didac Costa han vivido su primera gran tormenta a bordo del One Planet, One Ocean & Pharmaton. El dúo catalán ha explicado su experiencia vía email cuando ha pasado lo peor dentro de la impresionante borrasca con vientos del SO: “Aunque navegamos aún cerca del centro de la borrasca, el viento ya va a la baja. Ahora tenemos unos 35 nudos constantes con rachas de 40-42. Hemos tenido rachas de hasta 50 nudos y viento constante de más de 40 durante algún tiempo. Puntualmente hemos hecho una punta de velocidad de 30 nudos: el barco volaba literalmente sobre una ola”.  Cerrando la flota de la Barcelona World Race, el Spirit of Hungary de Nandor Fa y Conrad Colman registra las medias de velocidad y millas recorridas más bajas de la flota con 10,3 nudos de media y 246,3 millas recorridas en las últimas 24 horas. Aún así, el ánimo no decae a bordo del único barco de nueva generación de la regata. “Estamos disfrutando nuestras vacaciones de verano en el Gran Sur. Claramente no estamos aquí para ganar la regata. Empezamos con un barco que no estaba completamente preparado y sin haber entrenado juntos así que necesitamos encontrar otras motivaciones y otras maneras de estar satisfechos de estar aquí, que no sean pelear por el liderato”, ha remarcado Colman esta mañana. Por su parte, el patrón húngaro Nandor Fa he querido hacer hincapié en la suciedad del océano: “Hay muchos objetos flotando en los mares. Nos encontramos una enorme red de pesca, también lo que quiera que fuese lo que casi rompe el timón. Hay demasiadas cosas flotando en el océano. Sería mucho mejor tener un océano limpio”.[Leer más]]]> <![CDATA[El Cheminées Poujoulat empieza el retorno hacia Barcelona]]> http://www.imoca.org/default.asp?mode=articles&id=1122 Thu, 12 Feb 2015 00:00:00 GMT http://www.imoca.org/default.asp?mode=articles&id=1122 Bernard Stamm y Jean Le Cam, que ya han completado más de la mitad de la circunnavegación, se escapan en solitario tras la anunciada parada técnica del Neutrogena Miembros del equipo técnico del Neutrogena viajan a Nueva Zelanda con piezas de repuesto para ayudar a Altadill y Muñoz en las reparaciones El GAES Centros Auditivos tiene la oportunidad de asaltar el segundo puesto Alerta de growlers para el One Planet, One Ocean & Pharmaton El Spirit of Hungary colisiona con un OFNI A bordo del Cheminées Poujoulat, los navegantes Bernard Stamm y Jean Le Cam avanzan por el océano Pacífico como líderes en solitario de la Barcelona World Race tras la decisión de su principal contrincante, el Neutrogena de Guillermo Altadill y José Muñoz, de dirigirse a Nueva Zelanda para reparar la avería en el motor que les impide cargar las baterías de su IMOCA 60. Con la parada técnica del barco negro en Invercargill, en la isla Sur del archipiélago neozelandés, el dúo hispano chileno perderá unos cinco días, con lo que el equipo franco suizo tiene, de momento, vía libre hacia Barcelona. De hecho, Stamm y Le Cam han navegado ya la mitad del recorrido de la vuelta al mundo a dos, 11.720 millas náuticas (18.862 kilómetros) de las 23.440 que suma la circunnavegación, por lo que empiezan el retorno a la capital catalana. Según ha explicado Guillermo Altadill en videoconferencia esta mañana, el proble ma es que el motor no arranca y las baterías no pueden cargarse. El hidrogenerador de a bordo funciona pero “es delicado porque a grandes velocidades y con olas no se puede llevar”, por lo que no es una opción para el gran océano que tiene que llevarles al cabo de Hornos. “La alternativa era seguir navegando en el Pacífico sin ningún tipo de electrónica y conduciendo a mano”, ha añadido el experimentado navegante barcelonés, que prevé que perderá cinco días con esta parada técnica en una de las ciudades más meridionales del mundo: “Tardaremos 40-45 horas en llegar a tierra, más las 24 horas de penalización, que utilizaremos para hacer la reparación, y luego la meteorología no es buena para salir de Nueva Zelanda, nos encontraremos un anticiclón”. Miembros de su equipo técnico tomarán esta noche un avión desde Gran Bretaña, con piezas de recambio, para ayudarles en los trabajos de reparación en la isla sur de Nueva Zelanda y dej ar el Neutrogena al cien por cien para la segunda parte de la vuelta al mundo a dos. “Es una decisión sabia” Desde el Cheminées Poujoulat, Bernard Stamm y Jean Le Cam han reaccionado a la noticia con tristeza y comprensión: “Las condiciones que tenemos son muy duras y es difícil continuar la ruta con problemas graves como los que tienen Guillermo y José. El océano Pacífico es inmenso. Hay que tener un mínimo vital para navegar con seguridad. Sin energía no se puede. Han tenido que tomar una decisión pesada, pero es una decisión sabia. Lo sentimos mucho por ellos, pero la ruta es larga y, teniendo en cuenta su combatividad, no tenemos ninguna duda de que volverán a la regata al cien por cien. Les deseamos mucho ánimo para las horas que les separan de Nueva Zelanda”. La parada técnica del Neutrogena da alas al GAES Centros Auditivos, que podría empezar a pensar en luchar por la segunda pla za de la Barcelona World Race; según los cálculos, Altadill y Muñoz se reincorporarán a la regata cerca del barco de Anna Corbella y Gerard Marín. El dúo catalán prosigue su bajada hacia el Sur por debajo del continente australiano y a lo largo del límite de la zona de exclusión antártica. Las condiciones de navegación en el sistema situado entre las latitudes 48ºS y 50ºS son buenas para la progresión del GAES Centros Auditivos, que navega a unos 16 nudos de velocidad con vientos portantes del NO de unos 20 nudos de intensidad. Unas 270 millas náuticas más atrás, el Renault Captur empieza también a descender. Durante la mañana Jörg Riechers y Sébastien Audigane han progresado ligeramente más rápidos que Corbella y Marín. Ayer por la tarde hicieron la última trasluchada y desde entonces el viento les favorece en ruta directa al ESE. Los vientos también soplan favorables para el We Are Water. Los he rmanos Bruno y Willy Garcia navegan tranquilos, con unos 15 nudos de velocidad media durante la mañana, y mañana por la tarde podrían superar la longitud del cabo Leeuwin, de la que ahora distan unas 430 millas náuticas. A bordo la principal preocupación es el frío, según un correo de Willy: “Tienes que ponerte mil capas de ropa para no helarte… tardo más que una mujer en vestirme, jajaja. Tres pantalones, dos pares de calcetines, la indispensable “balaclava” (capucha de neopreno), dos chaquetas… Intentamos pasar buena parte de las guardias en el interior de la cabina, pues afuera las olas barren la cubierta cada dos por tres”. Alerta de growlers Navegando en el límite de una borrasca, Aleix Gelabert y Didac Costa se preparan para condiciones duras a bordo del One Planet, One Ocean & Pharmaton. Un frente les encontrará con entre 30 y 40 nudos constantes y ráfagas de 50 a 55. No sólo el viento les mantiene despiertos. Navegando cerca de la zona de exclusión antártica, están igualmente atentos a posibles hielos flotantes. “Lo que hacemos es fijarnos en la información que nos da la dirección de regata sobre las posiciones de los icebergs y un mapa con la temperatura del agua del mar para conocer las zonas de más riesgo“, ha comentado Costa. Gelabert ha abundado en este tema: “Nos sentimos seguros al norte de la zona de exclusión, ya que sabemos que Marcel (Van Triest) y Dirección de Regata han trabajado mucho en el límite para estar seguros. A veces es posible que algún “growler” (hielos flotantes) salga de la zona de exclusión. Anoche recibimos una alerta de Dirección de Regata sobre esta situación, que podía haber growlers en nuestra ruta, así que cambiamos un poco el rumbo por si acaso. Estamos en contacto con Dirección de Regata y tenemos mucha confianza”. Colisión con un OFNI Cerrando la flota, el Spirit of Hungary tuvo un día ocupado de reparaciones ayer, a causa de un OFNI (Objeto Flotante No Identificado) que impactó en una de las palas del timón. “No sabemos de qué se trataba. Era grande y negro, algo duro, no una ballena. Podría haber sido un gran árbol, un pedazo de madera o algo así. Los tornillos del fusible de la pala de timón de babor saltaron y, desafortunadamente, la barra de unión se rompió y tuvimos que repararla y laminarla para que el timón volviera a funcionar”, ha explicado Nandor Fa. Afortunadamente la reparación surtió efecto y, tras realizar también unos arreglos en los sables de la mayor y la electrónica, Nandor Fa y Conrad Colman sólo esperan volver a tener más viento.?[Leer más]]]> <![CDATA[Duelo pacífico]]> http://www.imoca.org/default.asp?mode=articles&id=1121 Tue, 10 Feb 2015 00:00:00 GMT http://www.imoca.org/default.asp?mode=articles&id=1121 El Cheminées Poujoulat y el Neutrogena entran en el tercer océano de la regata: el Pacífico El GAES Centros Auditivos supera una chubasco ‘monstruoso’ y dobla el cabo Leeuwin Mañana dolorosa” a bordo del Renault Captur Los líderes de la Barcelona World Race, el Cheminées Poujoulat y el Neutrogena, navegan ya en el océano Pacífico y lo hacen en los Cincuenta Aullantes. Cheminées Poujoulat superó la longitud 146ºE ayer a las 21:30 UTC y navega ahora en la latitud  51º06’S. Por su parte, Neutrogena ha entrado en el Pacífico esta mañana a las 10:20 UTC y navega en los 50º25’S.  Ambos barcos, además, han navegado con medias casi idénticas siendo el Neutrogena el barco más rápido (18,5 nudos) y con más millas recorridas (447,3). Para Jean Le Cam, patrón francés del Cheminées Poujoulat, es bueno navegar como presa: “Es mejor que al revés, ¿no? Los de detrás son rápidos también. Hay que estar atentos. No nos podemos relajar”. Con 219 millas de ventaja sobre Guillermo Altadill y José Muñoz, Le Cam asegura que él y Bernard Stamm están preparados para el reto del océano P acífico. “Hemos dado un buen repaso al barco y al inventario. Todo está bien. El nivel de gasoil es bueno. Hemos revisado lo principal. Pasaremos el antimeridiano en 60 horas. Estamos a 151º Este, ¡así que en 60 horas pasaremos del Este al Oeste!”, ha relatado Le Cam esta mañana. Rachas de 47 nudos de viento Desde el GAES Centros AuditivosAnna Corbella nos ha relatado, vía email, la lucha que ha mantenido junto a Gerard Marín contra un fuerte chubasco al que han calificado de ‘monstruoso’. Según relata Corbella, Marín la despertó a gritos, al salir esto es lo que vio la catalana: “Miro el display del viento y... ¡mierda, 47 nudos!”. Con su compañero a la caña, ella se decidió por enrollar la vela, una tarea difícil para una persona en estas condiciones. Pero la maniobra no dio fruto alguno. “El cabo del enrollador estaba roto. ¡Una rotura más para añadir en la lista!”, ha explicado Corbel la. Aún así, el GAES Centros Auditivos mantiene una ventaja de 297 millas frente a su perseguidor, el Renault Captur, y navega, desde esta madrugada a las 00:45 UTC, al este del cabo Leeuwin. Según el parte de las 14:00 UTC, Corbella y Marín navegan a una media de 16,1 nudos de velocidad frente a los 13,1 nudos que han registrado Jörg Riechers y Sébastien Audigane desde el último parte de posiciones. Más miedo que daño “Mañana dolorosa para el Renault Captur”. Así empieza el email que han enviado este mediodía Sébastien Audigane y Jörg Riechers. “En efecto, mientras navegábamos con 35 nudos de viento y mar formada, íbamos a tomar el segundo rizo, y cuando fui a cubierta, después de mi turno de descanso, el piloto automático no pudo controlar una ola muy potente que nos entró de costado y que levantó el barco por la popa”, han relatado Audigane y Riechers. La situación ha obl igado al Renault Captur a trasluchar con el palo en horizontal y la quilla y el lastre en el lado contrario. “Más miedo que daño; una hora para restaurar el orden en el barco y desatar los nudos, repasar el motor (que estaba en marcha en ese momento pero que afortunadamente se detuvo automáticamente) y estibar algunas cosas esparcidas aquí y allá”. La aventura de descubrir Los hermanos Bruno y Willy Garcia continúan descubriendo nuevos horizontes. A bordo del We Are Water navegan en quinta posición con una ventaja de más de 900 millas sobre el One Planet, One Ocean & Pharmaton y con el Renault Captur a 634 millas de su proa. “Aunque no lo parezca nosotros miramos los partes de posiciones para saber si los de delante nos sacan millas o los de detrás nos recortan”, ha confesado Willy Garcia esta mañana en videoconferencia desde el Índico. Éste, el Índico, es un océano que ha sorprendid o al menor de los hermanos: “La verdad es que la reputación la tiene merecida. Los primeros días impresiona el cielo gris, que el mar sea tan movido, las olas tan grandes y el viento siempre fuerte, más que lo que dicen los partes meteorológicos. Luego te acostumbras. Aunque para los que hemos nacido en el Mediterráneo y estamos acostumbrados a navegar en él, la verdad es que el frio nos atenaza un poquito”. En sexta posición, el One Planet, Once Ocean & Pharmaton mantiene una diferencia de 656,9 millas con el Spirit of Hungary. “Ahora la navegación es mucho más cómoda, el barco ya no da saltos ni va escorado”, ha comentado Didac Costa vía email. Aún así, reconocía que tanto él como su compañero Aleix Gelabert necesitan estar concentrados al máximo: “Tenemos que estar muy atentos cuando sube el viento, y con las rachas, o cuando llega una ola una tanto atravesada porque se nos podría descontrol ar el barco y romper algo”. Por su parte, Nandor Fa se ha mostrado, en un email, optimista pese a las averías de buena parte de sus aparatos electrónicos debido al vapor salino. El navegante húngaro ha explicado como en las últimas horas la breve aparición de los rayos de sol entre la niebla ha coincidido con una mejora en el estado anímico a bordo del Spirit of Hungary. "Hemos estado avanzando a contraviento durante menos de un día, pero nuestros ánimos ya han cambiado. ¡He visto sonreír a Conrad!". Su compañero, el neozelandés Conrad Colman, también hacía referencia vía email a la leve mejora de las condiciones: "Hemos realizado una navegación agradable con una previsión de entre 10 y 15 nudos para las próximas horas".[Leer más]]]> <![CDATA[Aullando hacia el Pacífico]]> http://www.imoca.org/default.asp?mode=articles&id=1120 Mon, 09 Feb 2015 00:00:00 GMT http://www.imoca.org/default.asp?mode=articles&id=1120 El líder supera la latitud 50ºS, conocida como los Cincuenta Aulladores, y marca su mejor registro en 24 horas hasta la fecha Cheminées Poujoulat y Neutrogena rozan los 20 nudos de velocidad media, y el primero podría entrar en el Pacífico esta noche Anna Corbella (GAES Centros Auditivos), en condiciones duras: “Hemos pasado del verano al invierno riguroso, con un mar bastante bestia” Sébastien Audigane (Renault Captur): “Las condiciones no permiten hacer el loco” Nandor Fa (Spirit of Hungary), tras seis días de ceñida: “Hoy es el primer día que estamos navegando como regatistas normales y ya me siento mejor como navegante” Continúa el sprint de los dos líderes de la Barcelona World Race hacia el océano Pacífico. El Cheminées Poujoulat de Bernard Stamm y Jean Le Cam y el Neutrogena de Guillermo Altadill y José Muñoz están promediando velocidades de vértigo, rozando los 20 nudos en las últimas 24 horas. Stamm y Le Cam, que se han adentrado en los Cincuenta Aulladores (la latitud 50ºS), han recorrido 477,9 millas en las últimas 24 horas, la mejor cifra hasta ahora en esta edición de la regata, que podría mejorar en próximos informes de posiciones. El descenso de la zona de exclusión por hielos al sur de Australia otorga a los barcos más margen de maniobra para buscar más intensidad de viento y realizar a la vez un recorrido más corto hacia el Este. Este trepidante avance debería llevar al barco franco-suizo a adentrarse en el océano Pacífico esta noche, al cruzar al sur de la isla de Tasmania. Probablemente mejorarán el tiempo del Virbac Paprec 3 de la edición anterior de la Barcelona World Race en mas de dos días.  El Índico enseña sus garras En tercera y cuarta posición, el GAES Centros Auditivos de Anna Corbella y Gerard Marín y el Renault Capturde Jörg Riechers y Sébastien Audigane mantienen una disputa entre ellos y, sobre todo, contra los elementos. El Índico les ha enseñado las garras esta noche mientras ambos cabalgaban a lomos de una imponente borrasca con fuerte viento de popa rumbo a Cabo Leeuwin. “Hemos pasado del verano tropical al invierno más riguroso”, ha explicado esta mañana Corbella. “Ahora mismo tenemos entre 30 y 35 nudos, pero hemos tenido unos 45 nudos hace un rato, con chubascos, y nos ha caído piedra también, y un mar bastante bestia, con olas muy grandes. No ha sido fácil para el barco, pero ahora ya está pasando y la previsión es que vaya bajando poco a poco”, ha comentado. Estas duras condiciones hacen que Corbella se plantee no tanto distanciarse de su perseguidor como protegerse de las inclemencias del tiempo: “Ahora mismo estamos más bien en modo de supervivencia y nos importa poco lo que pase atrás. Creo que el Renault Captur también está como nosotros, pensando en no romper el barco”. Efectivamente, Audigane ha ratificado la opinión de la catalana. “Las condiciones no permiten hacer el loco”, ha asegurado el francés. “Son condiciones bastante difíciles, con ola de 7-8 metros y chubascos. Hemos tenido hasta 57 nudos esta noche”, ha concretado. Audigane, sin embargo, ha reconocido su decepción al haber perdido millas respecto al GAES Centros Auditivos: “Esta noche hemos trasluchado cerca de la zona de exclusión, teníamos un buen rumbo al NO y durante la noche, no sabemos por qué, ha rolado al Oeste, lo que explica que hayamos perdido muchas millas sobre el GAES Centros A uditivos, que se ha mantenido con el flujo del NO más tiempo que nosotros”. Parece que refresca Las altas latitudes y los vientos fuertes hacen que protegerse del frío y la humedad pase a ser una prioridad para los regatistas. Además de las diferentes capas de ropa, algunos barcos tienen un sistema de calefacción, como por ejemplo el GAES Centros Auditivos: “La encendemos durante un par de horas cada noche, y eso aparte de darnos un poco de calor lo que hace es secar bien el barco por dentro y luego toda la electrónica funciona mejor. Eso hace que el frío de momento no sea un problema”, ha explicado Anna Corbella. También las temperaturas son bajas en el We Are Water de los hermanos Bruno y Willy Garcia, quinto clasificado, que navega con vientos del SO a unas 600 millas del Renault Captur. Bruno ha escrito en un email de a bordo: “Cuando empieza el frío, es cuando verdaderamente te das cuenta de que estos bólidos están diseñados para correr por el mar, pero no para que la personita o personitas que los habitan estén confortables. Me explico, ¿sabéis aquellos agujeros que comunican la cámara de proa (velas) con la cabina central, y ésta con los pasillos de popa, ahora llenos de velas y el lastre móvil? Vale, pues estas aberturas con el movimiento, léase pantocazos, clavadas de proa y golpetazos que nos da el océano sin previo aviso del orden de 90-100 veces por minuto, se convierten en enormes laringes que expelen e inhalan el aire de un lado a otro. Es decir, aunque parezca mentira dentro del barco con todo cerrado ¡hay corriente de aire!, o sea, viento. Y esta maravilla de la dinámica de fluidos coincide que se percibe mucho más si el aire es frío”. Por eso Willy y él se han dedicado a cerrar los más posible estos compartimentos. Por detrás del We Are Water, el One Planet, One Ocean & Pharmaton de Aleix Gelabert y Didac Costa parece haber dejado atrás la desagradable navegación con el viento de proa, al igual que el Spirit of Hungary de Nandor Fa y Conrad Colman. La situación para ambos se hace ahora más llevadera con vientos del NO que permiten un mejor avance hacia el Este, y esto influye positivamente en su estado de ánimo. “Hoy es el primer día que estamos navegando como regatistas normales y ya me siento mejor como navegante”, ha escrito un satisfecho Fa.[Leer más]]]> <![CDATA[Al Este se va por el Sur]]> http://www.imoca.org/default.asp?mode=articles&id=1119 Sun, 08 Feb 2015 00:00:00 GMT http://www.imoca.org/default.asp?mode=articles&id=1119 El Cheminées Poujoulat roza los 20 nudos acercándose a los Cincuenta Aullantes En la batalla por la tercera plaza, el Renault Captur no da su brazo a torcer y recorta 14 millas al GAES Centros Auditivos Conrad Colman (Spirit of Hungary): “Esto empieza a parecerse a las condiciones por las que nos apuntamos” La meteorología en el Gran Sur vuelve a la normalidad después de días de depresiones y borrascas que han afectado a la flota de la Barcelona World Race que navega ya con buen viento para avanzar hacia el Este. En primera posición, el Cheminées Poujoulat se aventura adescender hasta los 48º40’S, cerca de entrar en los Cincuenta Aullantes, alcanzando puntas de 20 nudos de velocidad. A 208 millas de su popa, el Neutrogena, más al NO, registra una media de 16,5 nudos de velocidad. Cerrando la flota, el One Planet, One Ocean & Pharmaton y el Spirit of Hungary abandonan el régimen de vientos del este que les ha acompañado en los últimos días. Desde el abandono del Hugo Boss, el Neutrogena de Guillermo Altadill y José Muñoz acecha sin descanso a Bernard Stamm y Jean Le Cam en busca del liderato de la flota. Aún así, y según ha explicado esta mañana el navegante chileno José Muñoz, el Neutrogena no condiciona su navegación a los movimientos del Cheminées Poujoulat. “Siempre hemos estado haciendo nuestra regata, obviamente viendo lo que está a nuestro alrededor: el que está delante, los que van atrás, las distintas condiciones, y siempre proyectando cuatro o cinco días más para no quedarse con poco o demasiado viento”, ha comentado Muñoz.  Tras superar, en la madrugada de ayer, la longitud de Leeuwin, Muñoz se muestra tranquilo ante el próximo gran cabo: Hornos. “Sí, es verdad que Cabo de Hornos es mi casa, pero aquí hay que ir día a día, minuto a minuto haciendo que el barco vaya bien”, ha relatado el chileno. Muñoz asegura estar descansado y preparado para bajar más al sur: “Las condiciones están bastante cambiantes, mucho viento que sube y baja. Pero sí que esperamos que estos próximos días se de bien la meteorología y ya esté un poco más estable, por lo menos de dirección, y tratar de apr ovechar lo mejor posible”. Carrera hacia Leeuwin El tercer puesto de la clasificación sigue en disputa. Aunque Anna Corbella y Gerard Marín defienden con firmeza su posición a bordo del GAES Centros Auditivos, el Renault Capturha conseguido en los últimos días recortar millas y añadir presión al dúo catalán. Con una media de 15,2 nudos de velocidad en las últimas 24 horas, el Renault Captur ha sido, junto a Cheminées Poujoulat y Neutrogena el barco más rápido en este lapso de tiempo según el último parte de posiciones, recortando catorce millas. Aún así, Corbella y Marín mantienen una ventaja de 240 frente a Jörg Riechers y Sébastien Audigane Por su parte, y a 657 millas de la popa del Renautl Captur, el We Are Waterde los hermanos Garcia continúa realizando una regata seria, alejado de la presión de los rivales dada su ventaja sobre el sexto clasifica do y las millas que le separan de la cuarta plaza. En estos momentos, Bruno y Willy Garcia navegan a 14’5 nudos de media. Volver a correr El One Planet, One Ocean & Pharmaton y el Spirit of Hungary vuelven a navegar con viento favorable tras los últimos días en que se han visto obligados a ceñir contra un viento del este. Según el parte de posiciones de las 14:00 UTC, Aleix Gelabert y Didac Costa navegan a una media de 9,9 nudos mientras Nandor Fa y Conrad Colman han pasado, en la última media hora, de promediar 11 a 14 nudos. “Nuestros espíritus se han levantado ahora que estamos señalando el camino correcto y hemos dejado el horrible estruendo de nuestra semana de navegación en ceñida. Ahora las cosas están empezando a parecerse a las condiciones por las que nos habíamos apuntado”, ha escrito en su libro de a bordo Conrad Colman. El dato anecdótico de la jornada, además, lo trae el navegante neozelandés: “Medimos nuestro progreso en puntos en una pantalla y no volveremos a ver tierra hasta cabo de Hornos, dentro de varias semanas. Digo esto solo porque el cargador del iPad se ha roto, dejándonos sin libros con la única opción de dar vueltas en círculos con nuestros propios pensamientos. Esto dará para un interesante experimento social…” Aun así, Colman sigue sin perder el optimismo. “Aparte de la adormecedora y húmeda niebla y los pensamientos rocambolescos que inspira, la vida es genial”, ha rematado Colman su libro de a bordo.[Leer más]]]> <![CDATA[Tobogán australiano]]> http://www.imoca.org/default.asp?mode=articles&id=1118 Sat, 07 Feb 2015 00:00:00 GMT http://www.imoca.org/default.asp?mode=articles&id=1118</